Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La contradicción del hombre religioso

Enviado por cristian barrera



Partes: 1, 2, 3

  1. Introducción
  2. El hombre, ser religioso por naturaleza
  3. Ocaso del hombre religioso
  4. Redescubrimiento del ser religioso
  5. Conclusiones
  6. Bibliografía

Introducción

El ser humano El hombre admite una cierta religación con la divinidad, no en virtud de su animalidad, sino de su racionalidad, además tiende natural y espontáneamente a ser religioso, hay en su mente y en sus conocimientos una cierta conciencia de su origen y de su destino último. Es por eso que el hombre ha expresado y expresa su ser religioso de diferentes maneras, desde los inicios de la historia hasta nuestros días; estas expresiones se ofrecen mediante creencias y comportamientos religiosos, ya sea interna o externamente llevan al hombre a descubrirse como un ser llamado a trascender con la ayuda de otro superior a él.

Pero como es constante en la naturaleza, existe una la lucha de los contrarios, que ente caso consiste en todo aquello que pretende confundir y destruir la naturaleza del hombre como ser religioso, llevando al hombre a encontrar su plenitud y realización no en Dios, sino en la materia, la mundano, el mal, las drogas, el poder y muchas otras cosas que van pervirtiendo el corazón del hombre. Toda esta realidad se encuentra alimentada por diversos espacios en los que el hombre se mueve diariamente, como son los medios de comunicación, la política, la filosofía, la moda y muchas otras cosas que se ven con mucha más fuerza buscando interés personales y destruyendo los valores de la humanidad.

Ante este panorama desolador, se debe presentar y redescubrir el ser religioso del hombre como elemento intrínseco que motiva al hombre y lo direcciona nuevamente hacia un fin, invitándolo a redescubrir en Dios el sentido pleno que las cosa mundanas no pudieron brindar.

Las situaciones límites y difíciles que se presentan en la vida del hombre, lo deben hacer pensar que Dios es la opción Radical, en el cual el hombre se halla y encuentra refugio en todas situaciones.

Los jóvenes son la esperanza del mañana, a ellos hay que llegar a para ahuyentar, las penumbras del sinsentido, de drogas e incluso de la muerte y mostrar así un rostro vivo y cercano de Dios que permita descubrirse conocerse para luego encontrarse.. "Donde hay Dios, hay Futuro" Benedicto XVI

CAPITULO I:

El hombre, ser religioso por naturaleza

INTRODUCION

Las actividades religiosas han estado presentes en la vida del hombre desde el mismo momento en que este se halló enfrentado al mundo y con conciencia.

"De entonces a hoy los hombres han tenido por manifestación de lo sagrado y de la divinidad, todos aquellos fenómenos y fuerzas que superan en mucho sus propias capacidades físicas y de comprensión. De la contemplación y la reflexión sobre tales fenómenos y fuerzas ha podido el ser humano llegar a la idea de que existe una entidad muy superior que da explicación y sentido al cosmos"[1].

En el transcurso de la historia, siempre se ha aceptado la existencia de un o unos seres superiores. Las características dadas a estos, como también las formas en que se ha determinado para que ellos se manifiesten en el mundo, han variado notablemente. O dicho en otras palabras, siempre se ha aceptado lo sagrado, y a la vez lo sagrado mismo ha variado en sus características y sus manifestaciones.

Para conocer el sentido de lo religioso en el hombre, debemos acudir a la historia, en ella encontramos con claridad el deseo de trascendencia por medio de un ser superior, lo cual lo inserta en un sistema llamado religión que le imprime a la persona una forma de pensar, actuar y de ser propios que lo identifican como tal.

RELIGION

Para realizar una reflexión de la situación del hombre como ser religioso, es necesario girar la reflexión sobre este término de religión, en el cual se encuentran de modo más amplio cada uno de los elementos que atañen este fenómeno como lo son el hombre y lo Divino. Veamos a continuación una definición general de este término amplio, y más adelante lo trataremos de forma detallada:

"La religión es un sistema de la actividad humana compuesto por creencias y prácticas acerca de lo considerado como divino o sagrado, de tipo existencial, moral y espiritual. Se habla de «religiones» para hacer referencia a formas específicas de manifestación del fenómeno religioso, compartidas por los diferentes grupos humanos"[2]. Hay religiones que están organizadas de formas más o menos rígidas, mientras que otras carecen de estructura formal y están integradas en las tradiciones culturales de la sociedad o etnia en la que se practican. El término hace referencia tanto a las creencias y prácticas personales como a ritos y enseñanzas colectivas.

  • Significado etimológico según algunos filósofos.

"En todas las definiciones aparece claro que religión, para bien o para mal, tiene que ver con el hombre; es un hecho humano individual y colectivo, Con absoluta lealtad a la verdad escribe Feuerbach al inicio de su famosa obra La esencia del cristianismo "La religión se funda en la diferencia esencial entre la diferencia que existe entre el hombre y el animal; los animales no tienen religión"[3].

La religión que tiene como sujeto al hombre, mira hacia algo que considera santo o sagrado. Para las religiones superiores lo sagrado es primaria y formalmente Dios.

Cuatro etimologías:

"El termino religión (religio) es típicamente latino hasta el punto de no tener correspondencia exacta con las palabras griegas y hebreas. Por esta razón la palabra religión es empleada en la tradición bíblica[4]No es extraño, entonces, que pensadores como Dietrich Bonhoeffer, uno de los inspiradores de la llamada teología radical americana, llegara a oponer cristianismo y religión, abogando por una interpretación no religiosa del cristianismo. Pero, ¿cómo remplazar un término tan universal y consagrado por una tradición de más de dos mil años por otro capaz de abarcar al fenómeno religioso en su totalidad? Y por muy singular que sea el hecho cristiano, ¿es posible desligarlo del hecho religioso? Ante tales instancias, creemos que es imposible abandonar el uso de la palabra religión, aunque en su origen e historia haya sufrido ambigüedades y connotaciones negativas, superadas por la revelación cristiana.

Veamos cómo algunos filósofos han tratado de dar un significado particular a este término:

  • 1. CICERÓN: Latino por sus cuatro constados, lanzó su primera interpretación, "Para Él "religio" derivaba de "relegere", es decir releer todo lo referente al culto de los dioses. En el plano netamente religioso, sería el culto y honor que el hombre da a Dios como su dueño y principio"[5].

  • 2. AMBROSIO TEODOCIO MACROBIO: "Cuatro siglos después de Cicerón prefería hacer nacer "religio" de "relinquere" que significa apartarse de aquellas cosas que son temibles por su carácter sagrado, ya que provocaban cierto temor"[6].

  • 3. AGUSTIN DE HIPONA: "Desde su experiencia de converso, terciará en la disputa, introduciendo la tercera etimología según la cual según la cual "religio" provendría de "reeligere" o reelegir lo que, una vez elegido, habíamos perdido por el pecado, es decir encontrarse de nuevo con el verdadero sentido"[7].

  • 4. LUCIO CECILIO LACTANCIO: Añade una nueva definición "religio" toma su origen de "religare" que significa atar o estar atados fuertemente a Dios con vínculos de piedad.

Por tanto en sentido estricto, "religion" seria el conjunto de practicas en que se reconoce la existencia de un ser superior.

Durante siglos posteriores siguió interesando el origen o raíz de la palabra religión, no tanto por el termino mismo, sino porque detrás de cada interpretación subyace un enfoque distinto de lo que debe ser la religión. No tendría sentido proseguir hoy en dicha discusión etimológica, si no es en orden a desvelar y discutir dichos enfoques históricos que revelan la misma esencia de la religión. Antes de pasar a exponerlos y discutirlos, podríamos tentativamente dar nombre a cada uno de ellos:

  • enfoque cultual: relegere.

  • enfoque numinoso: relinquere.

  • enfoque ascetico: reeligere.

  • enfoque etico: religare.

1.1 .2 El mito

Para abordar el tema del hombre como ser religioso, debemos partir de una pregunta fundamental: ¿Desde cuándo el hombre es ser religioso?

"Encontramos aquí que nos referimos al origen de la religión, pero la palabra origen puede significar dos cosas distintas: primera, principio o comienzo histórico de la religión; segunda, causas que originan el fenómeno religioso. En primer sentido nos referimos a desde cuando, en el segundo al por que a la cual damos mayor importancia.

Si la religión ha tenido su comienzo, cabe preguntar si este coincide con la aparición del hombre o si el hombre se hizo religioso en etapas posteriores de la evolución, en todo caso estamos interrogando de la forma más primitiva de religión y, suponiendo que esta fue de menor a mayor perfección.

Comenzaremos por las manifestaciones religiosas primitivas y debemos considerar estas como las poseedoras de las características originales de lo sagrado, por cuanto en ellas se inaugura por así decirlo la actitud religiosa del hombre.

Estas concepciones arcaicas de lo sagrado, o religiones primitivas, las conocemos principalmente por mitos. Entraremos entonces a estudiar los aspectos fundamentales del mito"[8].

1.1.3. Historia del mito:

  • El mito historia de los primitivos.

"Ante la necesidad de explicar el mundo circundante, y los fenómenos que pudieran tener significación para los primitivos, se crearon con el tiempo, y sostenidas por la tradición oral, narraciones fantásticas que pretendían dar razón de aquellos hechos. Tales narraciones conformaron y conforman la historia de los primitivos y reciben hoy el nombre de mitos"[9].

Por tanto debemos dar como primera característica del mito el hecho de presentar una historia verdadera. Para nosotros hoy día mitos tales como el de la creación, el paraíso terrenal, Bochica o los mitos griegos, no presentan más que formas imaginativas de describir acontecimientos que en realidad sucedieron de forma muy diferente a la descrita, o que ni siquiera sucedieron.

Pero muy contrario al primitivo lo descrito ´por el mito es, palabra por palabra, verdadero. Fue para ellos así como real y exactamente sucedió. Aceptamos entonces que el mito relata también una historia verdadera.

"Además se trata de una historia sagrada, ya que en ellas intervienen seres sobrenaturales presentándose además esta intervención en el tiempo primero del cosmos. Por medio de aquella intervención aquellos seres sobrenaturales determinaron los modelos ejemplares de todos los ritos y actos humanos importantes.

Así entonces, el hombre regido por mitos, cazará y preparará sus alimentos de la manera que se supone lo hizo el Dios, realizara sus matrimonios de la manera como fue enseñado por él a través del mito y hará todas sus actividades siguiendo una conducta determinada"[10].

De esta manera el mito expresa y codifica creencias. Las expresa como medio de difusión de estas, y las codifica en la medida en que determina minuciosamente el modo como tales creencias deben ser llevadas a la práctica.

"De otra parte, el mito es la base sobre la cual los rituales religiosos se pueden levantar. Por medio de estos rituales se pretende con efectividad intervenir en la voluntad de los dioses respecto de los fenómenos que preocupan al primitivo: las lluvias, las cosechas, los animales, la guerra, enfermedad, etc.

Cumple también funciones éticas al determinar e impone r los principios morales de la convivencia entre los primitivos. En el mito encuentra el indígena lo que le es permitido hacer, lo que es obligado, y lo que le es prohibido"[11].

1.1 .4.Importancia de conocer el mito.

"Para el aborigen conocer el mito no significa tan solo conocer la historia. El recuerdo o la trasmisión del mito, más que esto, es regresar de nuevo al tiempo primitivo y original en que la historia sucedió por primera vez. Esto se deduce del hecho que para entrar en el conocimiento del mito se debe ante todo cumplir con un sinnúmero de requisitos, que varían según la comunidad, indígena de que se trate"[12].

En términos generales, la iniciación en el mito, para todas las comunidades, está rodeada de un ambiente de gran acontecimiento.

Resumamos entonces las características del mito: "Es una historia verdadera y sagrada. Verdadera por cuanto ella sucedió y tal como se describe. Y sagrada debido a la intervención de seres sobrenaturales en ella. La enseñanza del mito, y su práctica a través del rito, es un retorno original en el que todo fue hecho por primera vez. Por medio del mito, se explican los fenómenos naturales y las condiciones sociales de la vida del primitivo"[13].

También tenemos que gracias al mito y sus rituales el primitivo puede regresar místicamente al inicio de los tiempos, cuando todo fue hecho, para así renovar aquellas fuerzas naturales o institucionales que se han debilitado con el tiempo.

Podría pensarse que los mitos o el comportamiento mítico por parte del hombre es algo que pertenece por entero al pasado.

1.2 LA RELIGION UN HECHO UNIVERSAL

"La religión es primordialmente experiencia vivida en un sistema de relaciones entre el hombre Y un poder supremo que se manifiesta y que exige nuestra obediencia como fundamento radical de la existencia humana. Por eso el hombre religioso "vive" la relación al fundamento último de la realidad total que busca la filosofía, de un modo reflexivo y temático, que es una realidad trascendente a su experiencia inmediata intramundana"[14].

1.2.1 El fenómeno religioso[15]

La universalidad del hecho religioso es una confirmación de la aptitud religiosa connatural al hombre en virtud de su apertura espiritual, intelectiva y volitiva al orden trascendental suprasensible; fundada esta a su vez, en la relación constitutiva a Dios creador- el respecto creatural- que le llama por su propio nombre, constiyendole en persona capaz de dialogar con él. Por eso estamos insertos dentro de esa realidad.

La religión es un hecho evidente. Se trate de pueblos primitivos o de pueblos modernos, de culturas rudimentarias, o de culturas tecnificadas, la religión aparece siempre como un elemento nuclear. Incluso en naciones aconfesionales o agnósticas, la religión persiste como sistema de creencias, como fuente de moralidad y como un elemento ritualizador. El hecho religioso se ofrece al filósofo como un problema que se puede plantear de diferentes maneras. Por ejemplo:

  • ¿Por qué existe universalmente la religión?

  • ¿Es algo necesario para el sentido de la existencia?

  • ¿Es un mecanismo sustitutorio de explicaciones más científicas?

  • ¿Pueden coexistir la religión y la ciencia?.

1.2.2. Razones fundamentales por las cuales se afirma que el hombre es un ser religioso por naturaleza:

"Los seres humanos somos naturalmente religiosos por el simple hecho de que siempre estamos en búsqueda racional de las explicaciones respecto a la naturaleza, universo y creación de los seres vivos, existe en nuestras mentes y conocimientos una cierta conciencia de origen, así como la de nuestro destino final. Esto no es nuevo ya que desde civilizaciones antiguas las personas sienten la inquietud de tener a un dios o alguna divinidad o ser supremo, a quien puedan rendir culto y a quien puedan tomar sentido a sus vidas"[16].

El hombre por lo tanto, es religioso en virtud de su racionalidad, dotado de inteligencia percibe la existencia del ser distinto del hombre y superiora él, trascendente y, al mismo tiempo, inmanente. En cuanto religioso, el hombre pone de manifiesto su capacidad de trascender lo material de si mismo mas que en ninguna otra de sus actividades. En la búsqueda de Dios en el momento y en el encuentro con él el hombre trasciende su ser natural y toda la esfera de lo material que lo circunda. "La religiosidad es el acto más sublimador del hombre, en cuanto que por medio de la razón y mediante el cumplimiento de la ley natural es capaza de conocer a Dios y llegar a él. En el ámbito de la religiosidad, el hombre llega a la cima más excelsa mediante la revelación sobrenatural. La revelación es necesaria incluso para que "los hombres puedan conocer sin dificultad, con certeza segura y sin mezcla de error", lo que Dios es cognoscible por medio de la razón humana.

Pero el hombre es un ser dotado de libertad y ante Dios puede responder si o no, aceptarlo o rechazarlo, amarlo, odiarlo o permanecer indiferente, en el mas acá y en el mas allá de la muerte, donde la división de los con Dios y de los sin Dios será definitiva, eterna, con la consiguiente plenitud o frustración de su ser y de sus ansias de verdad (inteligencia) o bondad (voluntad) y de perfeccionamiento o superación propia (autotrascendencia[17]

El hecho religioso es un hecho innegable, ya que se hace presente en miles de culturas y ha existido desde años remotos y aun hoy en día se conservan, de ahí el afán de saber mas de ese ser supremo, a quien busca de forma desesperada, para ello se vale de muchas formas para entrar en comunicación con el mediante el culto. La religión como tal es parte de la cultura de los pueblos, ya que estos mismos elementos se encuentran unidos, algunos ejemplos son: la arquitectura, la música, el arte, etc.

Sobre este tema puedo señalar dos puntos que nos ayudan a reflexionar un poco mas del porque somos seres religiosos por naturaleza:

  • "Posee en su interior un deseo por buscar algo superior: El núcleo originario del sentimiento religioso en el ser humano estriba en el reconocimiento de que, más allá de todas sus capacidades de dominio se extiende siempre un poder absolutamente indomeñable, debe ser tenido por lo absolutamente incondicional frente a lo condicionado.

  • Deseo de sobrepasar las realidades temporales: El hombre al contemplar la inmensidad del universo que le rodea quiere sobrepasar dichas fronteras, pero se ve limitado, por lo tanto concibe la idea de una potencia trascendente al mundo que es capaz de mantener con los seres humanos y con su mundo una relación activa"[18].

1.2.3 El hecho religioso

Consiste en una superposición de actos parciales. Estos actos que se integran en el hecho religioso, pueden dividirse en dos grupos:

Se convierten esos elementos en los cuales el ser humano se representa Dios, o quiere identificarse con ese ser supremo y entre ellos podemos encontrar:

  • La naturaleza: La inmensidad de ciertos paisajes conducen a la idea de Dios como creador y ordenador del universo que con su belleza y orden manifiesta el poder de Dios.

  • El arte: Las obras de arte suelen ser explicadas por una "inspiración" sobrehumana que lleva al hombre al plasmar la belleza atributo de Dios, originando a Dios como su causa.

La inspiración Divina de la experiencia religiosa y la experiencia artística pueden estar muy cerca. En toda creación autentica hay una cierta vibración de aquel soplo Divino

"la belleza es clave del misterio y llamada a lo trascendente. Es una invitación a gustar la vida y soñar el futuro. Por eso la belleza de las cosas creadas no puede saciar del todo y suscita esa arcana nostalgia de Dios que un enamorado de la belleza como san Agustín ha sabido interpretar de manera inigualable.

  • La historia: En el trascurso del proceso histórico, ya sea de una persona, un pueblo, una nación, la humanidad el hombre puede deducir en estos acontecimientos el desarrollo de la voluntad Divina.

  • El hombre: Como sujeto de profecías, puede llevar a los demás hacia Dios, siendo portador de sus inconmensurables obras.

B: ACTOS DE TOMA DE POSICION:

"Suelen ser esas situaciones en las cuales el hombre reacciona ante ese ser superior que se presenta ante el conocimiento. Pueden ser emocionales, como la fe, la seguridad, la esperanza, el temor, la reverencia, la humildad, la devoción y el amor, y prácticos, como dar gracias, rogar, hacer votos, bendecir, maldecir, alabar, obedecer, sacrificar y adorar"[20].

1.3. ORIGEN DE LO RELIGIOSO EN EL HOMBRE

1.3. 1 El hombre primitivo:

"El hombre primitivo de enfrentó a un mundo hostil en el que debía disputarse su supervivencia con los demás animales. Este hecho dio lugar en el hombre a interrogantes sobre la vida y la muerte y acerca de los enigmas de la naturaleza. En este contexto, muy poco a poco se fue creando la conciencia de una realidad diferente, inexplicable, superior"[21].

A fin de comprender los fenómenos a que se veía expuesto y poder evitarlos o beneficiarse de ellos, podemos pensar que el hombre procuró acogerse a esa realidad superior de distintas maneras como las veremos a continuación.

"La presencia del hombre sobre el planeta tierra, es de apenas dos millones de años, como mucho. Nuestra edad como especie, representa tan solo una hora y cuatrocientos minutos si reducimos los 12.000 millones de edad del universo a la escala de un año de trescientos sesenta y cinco días. Temporalmente somos de hoy apenas acabamos de llegar, como el último de los huéspedes. Pero nuestra importancia consiste en que somos infinitamente complejos y conscientes. Constituimos la conciencia del universo, pero la mayor parte del tiempo humano lo ocupa la larga noche de la prehistoria, durante la cual el hombre, venido a la vida, fue despegando lenta y penosamente de la simple animalidad hasta constituirse en animal racional y como lo dice un autor de esta disciplina "entro en la tierra sin hacer ruido""[22].

Restos arqueológicos del Paleolítico demuestran que al hombre primitivo le afectaba profundamente el misterio de la muerte y de la procreación. Creía depender de las fuerzas de la naturaleza y tenía la seguridad de que había algo superior que era la fuente de la vida. Para relacionarse con ese algo superior y obtener su beneficio, se sirvió de ritos. El hombre primitivo también creía que había vida en el más allá, por lo que enterraba a sus muertos con alimentos y utensilios.

Por estos caminos comenzó la religión, quizá en la época lejana en que el hombre pasó de la sola recolección de alimentos a la producción de los mismos.A lo largo de la historia de la humanidad ha habido muchos tipos de manifestaciones religiosas. Entre ellas se encuentran: Las religiones tradicionales, algunas de las cuales perviven en nuestros días.

Podemos ver a continuación algunas de las representaciones más importantes de las manifestaciones religiosas del hombre primitivo:

  • El FETICHISMO: "En primer lugar la palabra "fetiche" significa un objeto hecho artificialmente, lo emplearon navegantes portugueses para designar ciertos objetos que los negros de la costa occidental de áfrica veneraban. Un fetiche puede ser cualquier cosa u objeto, natural u artificial, al que se atribuyen poderes superiores, que además ofrece una cierta protección a aquella persona que lo porta. Según Augusto Comte el Fetichismo seria el primer estadio de conocimiento, del cual se desprenden otra serie de formas"[23].

  • HENOTEISMO: "Esta teoría es propuesta por Max Mulller quien afirmaba que era: "un concepto vago de la divinidad que no implicaba todavía ni unidad, ni pluralidad", ya que es evidente que el hombre primitivo extrajo ciertas ideas religiosas de la experiencia sensible, cuando se fue dando cuenta de la inmensidad de fenómenos que lo circundaban, a las cuales le fue dando una cierta explicación mediante las palabras. Las ideas que surgían de dicha operación pueden ponerme en dirección a otras que, aunque no las pueda representar, no dejan por ello de ser reales, como más adelante lo veremos"[24].

  • EL MANISMO: "culto a los muertos, es una manifestación religiosa muy extendida. No hay pueblo que no tenga alguna creencia acerca de la supervivencia de las almas. En muchos de ellos las oraciones a Dios por los muertos tienen una gran tradición"[25].

  • TOTEMISMO. El tótem es un ser animado o inanimado (en la mayoría de los casos un animal o un vegetal) del que el grupo pretende descender y que le sirve de emblema y de nombre colectivo. Si el tótem es un lobo, todos los miembros del clan creen que tienen un lobo por antepasado y, por consiguiente, que hay algo de lobo dentro de ellos.

  • EL ANIMISMO: Conocida como la creencia en espíritus. "Esta experiencia es la característica del hombre primitivo que se ve influenciado ampliamente por los fenómenos tales como el sueño, visiones, éxtasis, trances hipnóticos y la misma muerte. En tales casos el elemento vital se aleja momentáneamente o abandona definitivamente al cuerpo. El elemento vital o alma sobrevive a la muerte. De aquí la creencia en espíritus separados, de donde va resultar el culto a los muertos y la idea de la otra vida. Por analogía con el hombre, el primitivo el primitivo extiende esta concepción animista a otros objetos de la naturaleza resultando asi la creencia de que todo está lleno de espíritus, los poseían una cierta jerarquía, que fue dando un cierto culto"[26].

En conclusión podríamos decir que:

  • a) El hombre fue potencialmente religioso desde el mismo momento en que fue hombre, es decir, desde que empezó a ser inteligente y, por lo mismo, a aprender las cosas como como realidades, más allá del simple estimulo

  • b) Esta potencialidad de manifiesta en estadios muy avanzados de la prehistoria, quizás cuando el hombre llega a un nivel de pre-sapiens, no difiriendo mucho en este punto en desarrollo de la humanidad de un niño.

  • c) Podemos afirmar que humanidad fue arreligiosa, como también fue amoral, en un largo periodo de la prehistoria antes de que, ya madura somática y psicológicamente, empezará a dar muestras de preocupaciones metafísicas y religiosas, exactamente como lo es el niño.

1.3.2 El tabú

"El tabú hace referencia a lo prohibido, a aquello que es inconveniente para el hombre. Era un rito de purificación que consistía en mantener apartado todo aquello que era considerado anormal o impuro respecto de la realidad superior. De ahí que hoy se entiende como Tabú lo impuro o poco digno.

Debido que ante lo impuro lo mejor es alejarse, huir, evitarlo, era preciso entonces establecer que cosas no se podían tocar y qué acciones no se podían realizar. A todas estas normas prohibitivas se las denomina con el nombre de tabúes de prohibición.

Sucedía también que las normas de los tabúes podían ser violadas y que quien lo hacia, quedaba contaminado. Para liberarse de esa impureza, era preciso que la persona se sometiera a ciertos rituales. Estos eran los tabúes de purificación[27]

En el trascurso de la configuración del hombre como ser religioso se encuentra que debe limitar su campo de aprendizaje de ese ser superior, al cual se le puede dar explicación y se puede acceder hasta cierto punto. Pero desde ahí en adelante hay que colocar una cierta barrera entre la persona y el "Dios" evitando conocimientos equívocos, o que se supere lo que es legítimamente permitido.

"Vemos también que el Tabú fue introducido primero en la cultura, luego paso al ámbito religioso, quedando unido tanto en el sentido cultural como en el religioso. Ya que las mismas imágenes se convertían en tabú para un pueblo"[28].

A modo de conclusión podemos decir que el hombre primitivo desarrolló su naturaleza de ser religioso, pero llego a un punto donde no podía acercarse mas a ese misterio, ni darle un sentido amplio, por tal motivo surgen los tabúes, para dar un sentido a aquello que no se podía conocer.

1.3.3. La magia.

En este proceso, el hombre primitivo tuvo que enfrentarse con lo desconocido, con lo oculto que actuaba sobre el mundo; quiso dominar las fuerzas naturales para beneficio propio. Entonces produjo una serie de creencias y prácticas según las cuales los individuos privilegiados o magos, podían influir sobre las cosas y manipularlas. Así apareció la magia.

"La magia procede del latín magia, que a su vez se remonta de un vocablo griego. Se trata del arte con que se pretenden producir resultados que son contrarios a las leyes naturales. Dicho arte se vale de palabras, objetos y conjuros y diversos actos y objetos.

El concepto de magia se utiliza tanto para nombrar a la ciencia oculta con pretensión de realidad como al espectáculo que valiéndose de trucos, intenta engañar al otro con una serie de trucos, creando un hecho falso"[29].

La magia puede entenderse de distintas formas. La religión y numerosos cultos rituales o diferentes cultos paganos tienen un componente mágico o sobrenatural. Creer que alguien puede volver de la muerte es un acto de fe que, para un no creyente supone algo mágico y podría catalogarse como imposible.

"Las personas denominadas como magos, dicen tener algún contacto con un ser supremo ante el cual se pedía ese favor.

De esta manera podemos señalar dos características fundamentales de la magia:

  • Es un acercamiento a la realidad de ese, ser superior tratando de revelar su misma esencia, contrariamente al tabú que buscaba evitarla y prohibirla.

  • Para comunicarse con la realidad superior, el mago se constituyó en agente único, poseedor del conocimiento que lo hizo poderoso e influyente en su comunidad.

La creencia del hombre en la magia como fuente de poder, empieza su decaimiento, cuando éste empieza a analizar una serie de fenómenos con mas detenimiento y concluye que es elemento engañoso en su configuración como ser religioso."[30]

1.3.4 El politeísmo

"Si por tanto queremos satisfacer nuestra curiosidad investigando el origen de la religion, tenemos que dirigir nuestros pensamientos hacia el politeísmo, la primitiva religion de la humanidad inculta.

Si los seres humanos fueran llevados a la captación de un poder invisible e inteligente por la contemplación de la sobras de la naturaleza, posiblemente nunca hubieran podido sostener otra idea como no fuese la de un ser único que doto de existencia y orden a esta gran máquina y ajustó todas sus partes de acuerdo con un plan regular o sistema conexionado. Porque aunque a personas que piensen de una cierta forma pueda no parecerles por completo absurdo que varios seres independientes, dotados de una sabiduría superior, pudieran confabularse para inventar y ejecutar un plan regular, no deja de ser una suposición meramente arbitraria que incluso pudiendo admitirse como posible, debemos confesar que no tiene ningún fundamento.

El hombre primitivo quiso dividir esa unidad constituida, ya que partiendo de la realidad en la cual se encontraba le hacía pensar en una cierta composición del universo gracias a la acción de varias fuerzas o divinidades que se manifestaban mediante unos fenómenos, ante los cuales se daba cierta admiración, lo cual provoca el politeísmo como sistema de creencias divididas.[31]"

A continuación veremos una definición más precisa de este término:

"Es la doctrina religiosa cuyos seguidores creen en la existencia de múltiples dioses o divinidades, normalmente organizadas en una jerarquía. No se trata de una diferencia de nomenclatura –los distintos nombres de una deidad–, sino de diversos dioses con características individuales claramente identificables. En el politeísmo cada deidad puede ser honrada e invocada de manera individual dependiendo de los aspectos que se le atribuyan"[32].

Una variante de politeísmo es el henoteísmo, donde una deidad ocupa un lugar de preeminencia y veneración por encima de las demás. Un ejemplo actual de religión politeísta es el hinduismo. Ejemplos históricos son las antiguas religiones egipcia, griega, romana, celta o nórdica.

"En las sociedades politeístas no suele existir una teología propiamente dicha, aunque suele coexistir con sistemas filosóficos y éticos bastante complejos. Cada fuerza sobrenatural o acontecimiento trascendental (como el rayo, la muerte o el embarazo) atiende a unos mecanismos establecidos, que conforman un complejo orden cósmico muy jerarquizado, descrito mediante mitos, leyendas y obras sagradas. En el politeísmo, debido a un entramado muy consolidado de transmisión, oral o escrita, el conocimiento es acumulativo, es decir, es ampliado por la especulación de los individuos dedicados a ello (chamanes, brujos, poetas), o bien por contacto intercultural"[33].

Se suele señalar que el politeísmo corresponde, a menudo, a sociedades igualmente jerarquizadas, con una gran demarcación en clases sociales. Ejemplos habituales se darían en el Antiguo Egipto, en la cultura clásica griega y romana o en el hinduismo. Algunas creencias politeístas sitúan además la preeminencia de un dios sobre el resto del panteón (culto conocido como henoteísmo), lo que hizo creer a los antropólogos evolucionistas que éste sería el paso natural al monoteísmo.

El politeísmo está considerado por los antropólogos evolucionistas como una forma bastante avanzada de religiosidad (propia de un cierto nivel de civilización), en la que las fuerzas de la naturaleza son discriminadas, separadas y seleccionadas, y, finalmente, representadas por una serie de dioses antropomórficos."[34]

1.3.5 El monoteísmo[35]

Siguiendo con la historia del hombre ser religioso, éste ya contempla que la unidad, perfección y la simetría del universo debe ser gracias que hay un único Ser al que llama Dios. A partir de lo cual se empieza a instaurar el monoteísmo como forma de creencias que deben ser institucionalizadas.

Veremos a continuación una visión somera acerca del monoteísmo de su concepción del ser trascendente.

Monoteísmo (del griego monos "solo" y theos "dios") es una palabra acuñada en tiempos comparativamente modernos para designar la creencia en un Dios supremo, el Creador y Señor del mundo, el Espíritu eterno, Todopoderoso, Todo sabiduría y Todo Bondad, Recompensa de los buenos y Castigo de los malos, Fuente de nuestra alegría y perfección. Es lo opuesto al Politeísmo, que es la creencia en más de un dios, y del Ateísmo que es la negación de la existencia de cualquier dios. En contraste con el Deísmo, éste es el reconocimiento de la actividad y presencia de Dios en cualquier parte de la creación. En costraste con el Panteísmo, ésta es la creencia en un Dios por libertad consciente, distinto del mundo físico. Ambos, Deísmo y Panteísmo, son filosofías religiosas mas que religiones.

Por otro lado, Monoteísmo, como el Politeísmo, es un término aplicado primordialmente a un sistema religioso concreto. Los fundamentos de razón de que depende el monoteísmo se han fijado en el término DIOS. Esas bases permiten a las mentes investigadoras reconocer la existencia de Dios como una verdad moralmente manifiesta.

Monoteísmo primitivo[36]

¿Fue el monoteísmo la religión de nuestros primeros padres? Muchos evolucionistas y racionalistas responden que no. Rechazando la real noción de una positiva revelación divina, ellos afirman que la mente humana en sus comienzos estaba apenas por encima de sus ancestros semejantes al mono, y por lo tanto incapaz de entender una concepción tan intelectual como el Monoteísmo.

Ellos sostienen que las primeras nociones religiosas consideradas por el hombre en su recorrido hacia la civilización eran supersticiones del tipo más grosero. En una palabra, el hombre primitivo era, en su opinión, un bárbaro, apenas diferentes de los seres salvajes en su vida intelectual, moral y religiosa. La doctrina católica enseña que la religión de nuestros primeros padres fue monoteísta y sobrenatural, siendo el resultado de una Revelación Divina. No puede ese hombre primitivo sin la ayuda divina llegar a conocer y adorar a Dios. El primer hombre, como sus descendientes actuales, tuvo por naturaleza la capacidad y la aptitud para la religión. Siendo un hombre en el verdadero sentido, con uso de razón, tuvo entonces la tendencia, como tiene hoy el hombre, para reconocer en los fenómenos de la naturaleza el funcionamiento de una inteligencia y una voluntad ampliamente superior a la suya propia. Pero, como carecía de la experiencia y del conocimiento científico, no era fácil para él unificar los diversos fenómenos del mundo visible. Por esto no estaba libre del peligro de desviarse en su interpretación religiosa de la naturaleza. Estaba expuesto a perder la importante verdad de que, tal como la naturaleza es una unidad, así la naturaleza de Dios es una. La Revelación fue moralmente necesaria para nuestros primeros padres, y tal como es para el hombre actual, puede asegurar la posesión de la verdadera creencia y adoración monoteísta.

En conclusión acerca del monoteísmo podemos decir que fue el orden del universo que rodeaba al hombre primitivo que le llevo a pasar la idea de varias mentes a una sola creadora, ordenadora. Desde ese entonces el hombre descubrió la existencia de un único ser trascendente.

1.4 ESENCIA DE LA RELIGION.

"Debido a la amplitud de lo religioso de lo religioso y a su inclusión en casi todas las esferas de la vida humana, resulta difícil distinguir lo que pertenece a la esencia del hecho religioso y lo que es mero atributo"[37].

Sin embargo los estudiosos han desarrollado métodos de análisis que no pueden ayudar a determinar esta diferencia. Entre estos cabe destacar el método hermenéutico.

1.4.1 El método hermenéutico.

"La hermenéutica es una palabra de origen griego que significa interpretación. Originalmente, el termino se aplicó de manera exclusiva a la interpretación de la Biblia pero con el tiempo ha pasado a significar una interpretación de cualquier fenómeno que se llave a cabo de manera científica"[38].

Este método que nos permite mediante los siguientes pasos definir la esencia misma de cada una de las cosas:[39]

  • Seleccionar: ubica los datos históricos que identifican la presencia de lo religioso en el hombre a través de la historia y valiéndose de testimonios pasados, en los cuales ha quedado impreso un hecho religioso.

  • Describir: Mostrar detalladamente las formas y la presentación de los hechos comunes de cada una de las religiones: culto, milagros, signos...etc.

  • Organizar: Los resultados obtenidos deben ser colocados dependiendo de un determinado esquema, para de esta misma manera poder dar una serie de resultados.

  • Entender: Todos estos resultados obtenidos deben comprenderse en la medida de las experiencias vividas por el sujeto como ser religioso.

  • Proponer: teniendo como base los pasos anteriores, ya podemos con certeza lanzar una propuesta acerca del fenómeno religioso.

Vemos como este método inductivo pretende hacer del estudio de un fenómeno religioso, definir en si la esencia de la religión

1.4.2 Lo esencial de la religión.

Los aspectos esenciales de la religión, que se han establecido según el método hermenéutico se pueden resumir en dos principalmente:

A: Presencia de misterio:

"Donde quiera que se produce la presencia de realidades, objetos, comportamientos, instituciones marcadas por los rasgos de lo sagrado, bañadas en su atmosfera un más allá de la vida ordinaria del hombre, del mundo del que él se dispone. Este mas allá puede ser representado y ha sido representado de hecho bajo las formas mas diversas, como Dios, dioses, lo sobrenatural, lo divino, lo absoluto, la potencia, lo invisible"[40]. En alguna forma puede ser representado bajo la forma de ausencia de toda representación como aparece de forma mas notable en algunas religiones en la forma primitiva, pareciera ser una religión atea. Pero ni siquiera falta la referencia del hombre a ese mas alla de si mismo, aunque su presencia solo se deje sentir bajo esa forma que testimonia la realidad clave del nirvana o felicidad.

Dentro del misterio, encontramos varios rasgos fundamentales como lo son:[41]

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda