Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La formación de valores éticos y estéticos a través de las manifestaciones artísticas




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Educación y formación de valores
  4. Papel de las manifestaciones artísticas en la formación de valores
  5. Proyecto de extensión universitaria "La Giraldilla"
  6. Conclusiones
  7. Referencias bibliográficas

Resumen

El trabajo aborda las potencialidades de las manifestaciones artísticas para la formación de valores éticos y estéticos en niños de entre 4 y 12 años de la comunidad Atabey aledaña al Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón", desde el cual se desarrolló un proyecto de extensión universitaria denominado "La Giraldilla", que perseguía tales propósitos. Apunta además a las potencialidades de esta labor para la formación de los profesionales de la medicina con un alto sentido humanista.

Palabras Claves: Formación de valores, valores éticos, valores estéticos, manifestaciones artísticas, extensión universitaria, proyecto.

Introducción

Basado en el pensamiento del Héroe Nacional José Martí, Fidel dijo: "Nada hay más importante que un niño" (1) y bajo esta consigna se encuentra, en el contenido y la obra de la Revolución cubana, la garantía primera para el desarrollo pleno de las nuevas generaciones, herederas de la heroica tradición de lucha del pueblo cubano.

En Cuba, en estos últimos años de Revolución, se han convertido en realidad los más caros anhelos de la humanidad. Así la vida y el desarrollo de los niños y jóvenes han sido y son objetos de atención constante del Partido y del Gobierno, que les brindan la posibilidad de participar activamente en todas las esferas de la vida social.

La educación es una de las más nobles y humanas tareas a las que Cuba ha dedicado y dedica grandes esfuerzos, sin ella no hay ciencia, arte, letras, no hay ni habrá producción, economía, salud, bienestar, calidad de vida, recreación, autoestima, reconocimiento social posible; sin educación y sin cultura no puede haber democracia; hace más de cien años Martí afirmó con certeza:" Ser culto es el único modo de ser libre"(2)

Precisamente para poder ser cultos Cuba mantiene un análisis permanente a los efectos de profundizar en la visión crítica y no autocomplaciente de la obra educacional, que trasciende las fronteras cubanas, que es un ejemplo de optimismo, perseverancia y constancia de un pueblo bloqueado por la potencia imperialista más poderosa del mundo, que busca un mejor desarrollo con el propósito de que todos los niños alcancen una cultura integral, por lo que se le plantean a la educación enormes desafíos: fomentar en los niños sentimientos patrióticos, pues se cuenta con una rica historia de más de un siglo de lucha por su independencia y en defensa de su soberanía.

Ser un activo partícipe de esta tarea significa estar informado y tener conciencia de la necesidad de estarlo, porque defender la Revolución y educar a las nuevas generaciones, continuadoras de la obra, requiere de argumentos y elementos probatorios de lo que se explica e inculca, de ahí la necesidad de lograr la formación integral del educando.

DESARROLLO

Educación y formación de valores

En el proceso formativo hay que tener muy presente la insoslayable relación cultura - ideología - educación, lo que significa comprender que no puede existir divorcio entre el esfuerzo por el logro de una cultura general e integral y la educación de la personalidad.

La escuela ocupa un lugar principal dentro del conjunto de influencias que actúan en la formación de los niños. De hecho los dirigentes educacionales han planteado que el primer deber de todos los educadores es inculcar en los educandos aquellos valores que garanticen la continuidad de la Revolución, de la construcción de una nueva sociedad.

Según Chacón Arteaga (2000) los valores son determinaciones espirituales que designan la significación positiva de las cosas, hechos, fenómenos, relaciones y sujetos, para un individuo, un grupo o clase social o la sociedad en su conjunto, educar en valores es, educar moralmente.

El valor ético es una forma de la praxis que genera la reflexión crítica sobre el contenido valorativo y el significado de la acción social del individuo, tiene como objeto de estudio lo moral, como fenómeno social complejo, que tiene una estructura formada por la conciencia moral, las relaciones morales y la actitud moral. La unidad dialéctica entre lo objetivo y lo subjetivo, basado en principios morales, conceptos morales y valores morales, que expresa la significación social positiva, buena, en contraposición al mal, de un fenómeno hecho (acto de conducta), en forma de principio, norma o representación del bien, lo justo, el deber, con un carácter valorativo y normativo a nivel de la conciencia, que regula y orienta la actividad de los individuos hacia la reafirmación del progreso moral, el crecimiento del humanismo y el perfeccionamiento humano.

Dentro de los valores éticos están el amor al trabajo, la sinceridad, la autoestima, la honradez, la honestidad, la sencillez, el sentido crítico y autocrítico, la autoridad, el colectivismo, la responsabilidad, la laboriosidad, el patriotismo, el honor, la modestia, la cortesía, el respeto, la tolerancia, la exigencia, la justicia, la dignidad, la independencia, la igualdad y la solidaridad.

Por otra parte, para hacer referencia al valor estético es necesario abordarlo en su relación con el gusto estético y el ideal estético. Lo que recibe la influencia directa de la educación es la conciencia estética, porque se actúa sobre los sentimientos, los valores y los ideales que son sus componentes estructurales sobre la base de la comprensión dialéctico-materialista de que la relación, hombre-mundo sólo es posible a través de la actividad y a partir de la práctica como el núcleo a través del cual se estructuran todas las posibles manifestaciones de la vida humana.

Se educa estéticamente para lograr una personalidad activa, transformadora y creativa en todas las facetas de su actividad, se da la educación estética en la medida en que esté presente el objetivo de alcanzar un ideal de belleza o perfección y se realicen a través de una función empática del sujeto con el objeto de la actividad

Los valores estéticos se expresan en la comunicación y objetivización, a través de aspectos tales como la belleza, la gracia, la elegancia, la exquisitez, la distinción, el encanto, el refinamiento, el estilo, el arte y la perspectiva.

Los valores son la expresión de la cultura y componentes de la ideología, lo que en el contexto contemporáneo se revela como una gran necesidad, dado el interés de formar en las nuevas generaciones sentimientos humanos, aquellos que hacen de los niños seres más dignos, humanos, patriotas, solidarios, honestos, honrados, responsables y laboriosos.

Para educar y formar valores es de vital importancia el ejemplo personal de todos los adultos que rodean al niño, en él influye la conducta y la conciencia, así como los hechos de las actividades de mujeres y hombres del pasado y del presente.

En Cuba, a partir del triunfo de la Revolución, se desencadenó un proceso de sustitución de los viejos valores heredados del capitalismo por otros derivados del carácter socialista.

En esta ardua tarea se encuentran enfrascados todos los niveles educacionales del país. En particular la educación primaria tiene entre sus objetivos la educación y formación de valores para lograr el máximo desarrollo integral y de todas las potencialidades del niño, de manera que propicie su desarrollo multilateral y armónico, así como la formación de su personalidad.

La formación de sentimientos y cualidades morales está presente en todas las actividades y procesos en que participa el niño en la edad escolar, por lo que la forma de actuar con ellos, la sensibilidad y el tacto que se tenga para tratarlos determinan en gran medida su buen desarrollo. No basta que el niño sepa por qué debe ser de una manera determinada, es indispensable enseñarle cómo actuar para ser así, por lo que es necesario ofrecerles fuertes vivencias, que le hagan sentir la necesidad y el deseo de actuar como se le ha enseñado.

Los sentimientos se forman y se desarrollan en las condiciones concretas de la vida. En la educación del niño se aprovecha la gran sensibilidad emocional de estas edades, por lo que las actividades deben dejar siempre una vivencia afectiva perdurable para lograr el efecto deseado. A los niños hay que enseñarlos a amar y respetar a otras personas, ellos necesitan saber que hay alguien que se interesa por ellos, que le prevé todo lo que necesitan, los abrazos, las caricias; que sientan el afecto para ellos poder darlo también; que amen la naturaleza, plantas y animales; conozcan con profundidad el sentido de la amistad; el respeto hacia las heroicas hazañas de los combatientes, hacia el recuerdo de los caídos; el amor hacia otros pueblos; la comprensión de la importancia de la ayuda entre los distintos países, los sentimientos internacionalistas hacia los trabajadores.

El cultivo y respeto de los valores culturales nacionales y universales, desde una ética humanista, a través de la cual el individuo como participante de los procesos de su entorno sea capaz de discernir y evaluar críticamente la realidad contemporánea y la diversidad de representaciones simbólicas que le rodean, constituye una necesidad insoslayable.

En el modelo social cubano la cultura es un insustituible instrumento de transmisión de valores éticos que favorecen el crecimiento humano. En un sentido humanista, el valor hace que el hombre sea hombre, es lo que le da la característica de "humano". Es decir, el valor no existe sin alguien que lo valore. Su existencia sólo es posible cuando un ser humano lo observa y lo activa en su vida.

Los valores según Gervilla (2000) "…son parte de la formación de la esencia humana, son creaciones humanas que hacen que las cosas adquieran un nuevo sentido. Esas "creaciones" han sido objeto de preocupación persistente de los filósofos, en el intento de descubrir y comprender mejor la esencia del ser humano y su relación con el medio en el que vive. El hombre es un mediador entre el valor y la realidad, pues por él los valores se realizan en el mundo." (3).

Los valores no son inmutables. Son complejos, cambiantes, expuestos a diversos factores externos e internos, pueden convertirse en superiores o inferiores según la situación, el momento histórico o el individuo que lo realice, lo que puede generar conflictos entre los seres humanos que viven en comunidad. Yubero (2004), entiende por valores las "…creencias básicas a través de las cuales interpretamos el mundo y damos significado a los acontecimientos e incluso, a nuestra propia existencia. Forman parte de nuestra cultura subjetiva y hemos de considerarlos como realidades dinámicas, sometidas a cambios condicionados en su manifestación y realización por el espacio y el tiempo" (4).

Las investigaciones en torno a los valores han sido desde los años 90 objeto de polémicas y controversias, generando reflexiones especializadas dentro y fuera del ámbito educativo. La literatura infantil y el teatro como manifestaciones artísticas, desde siempre han sido campos donde se han sembrado sin duda y formado la mentalidad colectiva.

Los valores, sean tradicionales o nuevos, determinan la temática y las peculiaridades formales que diferencian las literaturas infantiles de ayer y de hoy. Según Bortollucci (1987) "…la obra literaria infantil manifestará, si no explícitamente, por lo menos implícitamente, las prohibiciones, las prescripciones, en fin, el conjunto de símbolos que definen una sociedad o cultura determinada. El aprendizaje de estos opera mediante la asociación repetida entre signo (palabra, concepto abstracto, objeto), y su significado. La literatura infantil refuerza la acción simbólica de determinados signos con determinados significados". (5).

La UNESCO desde su fundación ha priorizado el trabajo con niños, adolescentes y jóvenes por considerarlos una poderosa fuerza en la renovación y transformación social. Asimismo para el Ministerio de Educación en Cuba, constituye una prioridad el proceso de formación de valores en todas las edades y en especial, en la educación primaria, dadas sus amplias potencialidades para la educación y formación de valores en los escolares primarios y lo significativo de este aprendizaje para la educación de la personalidad.

A través del método de observación se detectó la necesidad que tenían los niños en edad escolar de la comunidad de referencia de acceder a diferentes opciones culturales, que cubrieran su tiempo libre y a su vez los educara y formara en valores. Una gran parte de estos niños tenían el mal hábito de jugar en la calle, otros de un uso excesivo a las nuevas tecnologías, maltrataban a las aves, las flores, las plantas, de no ser corteses con las niñas, de desobedecer ordenes, no cumplir en general con los deberes de la escuela y la familia, lo cual se añadía al hecho de manifestar sus deseos de tener en la comunidad un espacios para expresar sus inquietudes artísticas y apro

Con respecto a las opciones culturales en la comunidad sólo se hacían actividades de forma esporádica a través de las coordinaciones del delegado de la circunscripción y la Casa de Cultura Comunal de Jaimanitas. Debido al hecho de que la comunidad queda un tanto alejada del centro de la ciudad y no todos sus pobladores cuentan con medios de transportación propios para trasladarse a las plazas culturales existentes en la ciudad, así como por no existir en la comunidad un espacio propicio para la recreación que favoreciera a niños en edad escolar de 4 a 12 años, por lo que se consideró pertinente abordar la presente investigación para beneficio de los miembros de la comunidad.

El concepto de cultura ha sido estudiado desde los diferentes ángulos del saber humano. Toda acción social es producto de la interacción de los hombres y estos en el contexto de una u otra condición se caracterizan por su capacidad de desarrollo, es por eso que el concepto de cultura está en relación estrecha al desarrollo social y a la actividad del hombre. Desde una concepción filosófica, la cultura es el nivel históricamente determinado de desarrollo de la sociedad, las fuerzas y capacidades creadoras del hombre, que se expresan en modos de organización de la vida y actividad de las personas, así como en valores materiales y espirituales que son producto de su trabajo.

Esto significa que la cultura es la síntesis de los valores materiales y espirituales alcanzados por la sociedad, entendidos éstos últimos como el conjunto de formas espirituales de la vida en una sociedad, la expresión y reflejo espiritual de la práctica social de un determinado nivel de desarrollo histórico.

Al vincular el concepto de cultura con el ser humano, se aprecia que ésta influye además en el proceso industrial, en los avances técnicos, en los medios de comunicación, en la economía y en la vida en general, lo que permite decir que la cultura puede medir el nivel de perfeccionamiento y desarrollo, actuando como un criterio importante del desarrollo social, expresando el nivel de libertad de la sociedad y de la personalidad humana.

El fenómeno cultural es el que diferencia al hombre de los animales. El elemento que permite que haya cultura es la particularidad de cada sociedad, el hecho de que cada pueblo tenga su historia y rasgos propios. Por tanto, la cultura se manifiesta a través de todos los modos de comportamiento de una sociedad y sus productos materiales e intelectuales. Ésta no puede existir sin la presencia del hombre pues es él quien la crea, la recrea y la porta.

Se plantea que toda cultura espiritual ha nacido y se desarrolla sobre la base del trabajo y el desarrollo del hombre. Se entiende como arte una forma de la conciencia social y de la comprensión práctica y espiritual del mundo. Si se analiza la relación de estos elementos y se ve como un todo, entonces se puede plantear que el arte es conocimiento artístico y es ideología.

El arte es siempre un descubrimiento, incluso en fenómenos de la vida ampliamente conocidos. Está vinculado a la vida, a la estética, a la moral, a las relaciones humanas, al trabajo y también a la escuela; abarca todas las esferas de la realidad: la naturaleza, la sociedad y el pensamiento humano.

Papel de las manifestaciones artísticas en la formación de valores

La educación artística es una vía de gran importancia para el logro de una educación estética por la forma agradable en que lleva el mensaje y sus contenidos a través de la música, las artes plásticas, el teatro, la literatura, danza y cinematografía. Forma aptitudes y actitudes, desarrolla capacidades, conocimientos, habilidades y hábitos para comprender el arte en sus variadas manifestaciones y condiciones históricas y sociales.

Sánchez Ortega (2001) plantea que dentro de la educación artística tiene gran importancia el equilibrio entre las influencias de cada una de estas manifestaciones. El conocimiento de éstas contribuye al logro de un carácter interdisciplinario, lo que se revierte en la comprensión de las distintas artes y su verdadero disfrute.

Para el logro de la formación estética y la verdadera comprensión del arte el individuo requiere de una preparación desde su niñez, pero además se necesita de la sociedad, la familia, los medios de difusión masiva; todos deben accionar conjuntamente.

Las diferentes manifestaciones artísticas, son, por tanto, la vía de comunicación del arte, cada una con sus peculiaridades, características y principios. La plástica, por ejemplo, utiliza imágenes, es una comunicación visual y sugerente, a través, principalmente de la pintura, escultura y arquitectura; la música, por su parte, utiliza un lenguaje auditivo, a través de los sonidos y las voces que emiten diferentes mensajes de acuerdo con las características de estas, es una de las manifestaciones de mayor aceptación; el teatro, la danza, la radio, la televisión, y el cine, son comunicadoras por excelencia, con mucha aceptación del público; y la literatura es magia en sí, crea todo un universo para el lector. Todas están dirigidas a cumplir una función comunicativa y a aportar un mayor conocimiento y cultura al educando.

Entre las manifestaciones artísticas, el teatro es una manifestación ritual que plasma la necesidad del ser humano de contemplarse y de reflejarse e, igualmente, su anhelo de metamorfosis, de encarnar otros papeles distintos al propio. Constituye una herramienta exploratoria que proporciona conocimiento sobre la realidad y reflexión sobre el propio ser humano. Mediante su ceremonial la persona se compone una imagen de sí y satisface la necesidad de mirarse. Es un espejo en el que cada cual se ve representado.

Al contemplar en él determinadas conductas se analizan las propias por similitud, contraste o diferencia de manera nueva. Y en muchos casos, motiva un cambio de perspectiva, porque al verse proyectado se observa la realidad desde otros ángulos. Personajes y situaciones describen la propia realidad de forma no conocida o revelan la visión de los otros, sobre cómo se nos ve.

Reflejo de la propia imagen, es también escenario para conocer otras posibilidades. El teatro ofrece la experiencia singular de que la persona se acerque a otros papeles y a otras perspectivas, mediante la vivencia directa como espectadores o actores.

El análisis y comentario de textos y de espectáculos tiene que potenciar las capacidades de autocrítica y de crítica de la realidad. Por su parte, las actividades de expresión dramática, que son independientes del teatro, aunque usen muchos elementos de su lenguaje y código expresivo, constituyen una actividad interdisciplinar por excelencia y deben enfocarse para conseguir:

  • Abrir al máximo la percepción, desarrollar las capacidades sensoriales y sensitivas para adquirir un tipo de presencia curiosa, interesada y crítica en todo lo que acontece alrededor,

  • Instalarse en un espacio creativo donde las personas sean protagonistas y compañeros en una aventura común,

  • Estimular la actividad expresiva como forma concreta de acción y de compromiso personal en la construcción solidaria de un mundo más humano.

El pilar de la pedagogía de la expresión dramática en la edad escolar radica en el juego y su enorme potencial de aprendizaje creador. La expresión dramática implica a las personas en su totalidad y establece relaciones interpersonales activas propicias para el encuentro y la comunicación. Es una ocasión privilegiada para el trabajo cooperativo y el impulso de actitudes morales básicas como el respeto, el diálogo y la participación responsable.

El trabajo en grupo y, sobre todo, en equipo fomenta la sociabilidad y hace que se tome conciencia de su posición entre los compañeros. Los niños entonces tienen la oportunidad de asentarla o de modificarla, iniciando cambios de comportamiento que el juego facilita.

Asimismo, desde muy pequeños, al realizar un proyecto en común, comprenden la importancia de cada tarea y la utilidad de respetar las reglas, han de conquistar un lugar sin invadir otros, aprenden a cooperar, desarrollan una conciencia colectiva. El paso voluntario del mi al nuestro es seguramente uno de sus aspectos más humanos, afectivos, perdurables y consistentemente educativos. La asunción de otros roles desempeña un papel decisivo en el crecimiento del juicio moral. Colocarse en un papel distinto a sí mismo es la postura que permite sopesar las exigencias de los demás contra las propias y ofrece una oportunidad enriquecedora y viva, de confrontación de puntos de vista.

La vertiente moral de las prácticas dramáticas puede identificarse también como la posibilidad de sentir, pensar y ser de maneras infinitamente más variadas que las que se tienen asignadas y comúnmente se utilizan. Sirve para que se conozcan mejor, sean más permeables y, tal vez, más dispuestos a la solidaridad.

En resumen, una obra de teatro escolar puede tener efectos pedagógicos y didácticos e incidir en la educación y formación de valores, si se aprovecha el gran caudal de energía que el estímulo del juego produce en el niño, para después dejarlo fluir a su vida cotidiana.

Es indispensable para la educación y formación de valores, la adquisición de una buena cultura, influyendo de manera muy positiva en el desarrollo de hábitos en los niños de edad escolar de 4 a 12 años y en su aprendizaje, y fomentando habilidades como: observar, escuchar, hablar, comprender, explicar, comentar, valorar; incidiendo además en la correcta educación formal y ampliando el ángulo formativo para que tengan una mayor visión del por qué y el para qué de los hechos y fenómenos del mundo. Esta descubre facetas que permiten hallar algo extraordinario en lo ordinario y viceversa.

Los hombres crecen, físicamente crecen de una manera visible y crecen además cuando aprenden algo, cuando entran a poseer algo, y han hecho algún bien y el único camino abierto a la prosperidad constante y fácil, es el conocimiento cultural.

La formación integral del escolar de 4 a 12 años tiene entre sus aristas la formación ideo-estética, pero como proceso dialéctico las particularidades entre unos y otros tienden a desaparecer durante el trabajo educativo. Este proceso dialéctico está orientado hacia la asimilación consciente de la ideología por parte del hombre, a la influencia sobre las masas a través de instituciones culturales y el arte resulta útil para el conocimiento de la realidad, la educación y la consolidación de las cualidades capaces de asegurar el triunfo del hombre, de tal caso, el arte resulta una alternativa significativa para cumplir este fin si se tiene en cuenta que el arte y la actividad artística no son un complemento sino una necesidad.

Las actividades artísticas fomentan las capacidades de los escolares, tanto intelectuales como espirituales, sentimientos y gustos estéticos, logrando formarlos multilateralmente, desde la cual aprecie la belleza tanto en las relaciones sociales como en la naturaleza y en el arte mismo.

La pedagogía cubana que tiene como base el pensamiento martiano el cual sustenta la idea de un hombre integral, promueve en todo momento la visión dinámica de la unidad que existe entre los conocimientos útiles, el desarrollo del pensamiento creador, la responsabilidad de actuar en el medio natural y social y la formación de valores positivos de todo hombre virtuoso.

La expresión artística en todas sus manifestaciones (plástica, música, expresión corporal, danza, literatura, teatro), con sus características particulares, está destinada a cumplir un importante papel dentro de la educación. Ésta siempre está en constante cambio y perfeccionamiento y es una gran herramienta en la formación de un individuo con una cultura general integral por su importancia en el desarrollo de los campos afectivos, además de los terrenos cognitivos.

En general se recomienda realizar actividades artísticas que supongan papeles diferenciados y complementarios en el desarrollo del proceso de formación y educación de valores, en función de:

  • Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos, así como sus técnicas específicas.

  • Conocer los medios de comunicación en los que operan la imagen y el sonido y los contextos en los que se desarrollan, siendo capaz de apreciar críticamente los elementos de interés expresivo y estético.

Proyecto de extensión universitaria "La Giraldilla"

DESARROLLO:

Aunque muchos consideran a la extensión universitaria como vía para encauzar la formación cultural integral, afirmar lo anterior no es desestimar el rol correspondiente al proceso docente y al investigativo, es solamente, la ratificación del carácter totalizador de la extensión como proceso cuya metodología consiste en la promoción cultural dentro y fuera de la universidad y donde el ámbito de lo comunitario y el accionar extramuros cobran cada día mayor importancia.

En general en la sociedad cubana se desarrollan numerosas experiencias de trabajo comunitario, estrategias diversas para la atención integral a sectores de la población con condiciones socioeconómicas desfavorables; proyectos de animación y desarrollo sociocultural con niños, programas de intervención social en esferas específicas, experiencias de desarrollo comunitario integrado.

En Cuba se presta gran atención a la creación de proyectos culturales en la comunidad, que contribuyan a la educación y formación de valores. Por tal razón el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón" de la educación médica superior propone en la comunidad "Atabey" (ubicada en su radio de acción) un proyecto de extensión universitaria con niños en edad escolar de 4 a 12 años con una programación diversa, donde su accionar a través de peñas culturales, montaje de obras teatrales, espectáculos variados, formación de talleres en las manifestaciones de teatro, música , danza, literatura y artes plásticas contribuya a la integración y participación, haciendo prevalecer los valores de: amistad, identidad, humanismo, solidaridad, patriotismo, fidelidad, amor y respeto al trabajo (para su desarrollo humano y social),a la patria, a los héroes, a la naturaleza, la honradez, la honestidad, el colectivismo, la responsabilidad y la laboriosidad, desarrollando el gusto estético, y así lograr una mejor formación integral del hombre nuevo, tomando como referencia las orientaciones metodológicas del Ministerio de Educación sobre educación y formación de valores en niños de estas edades.

OBJETIVO GENERAL: Contribuir a la educación y formación de valores éticos y estéticos de niños en edad escolar de 4 a 12 años, de la comunidad "Atabey" del municipio Playa a través de un proyecto de extensión universitaria que vincule diferentes manifestaciones artísticas.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

  • Llevar a cabo un plan de acción que contribuya a la educación y formación de valores éticos y estéticos de niños de edad escolar de 4 a 12 años que conforman el proyecto de extensión universitaria "La Giraldilla" de la comunidad Atabey del municipio Playa, a través de las manifestaciones artísticas.

  • Vincular al proyecto "La Giraldilla" estudiantes de las carreras de Medicina, del escenario Docente CIMEQ y Estomatología del ICBP "Victoria de Girón", poniendo en práctica sus habilidades artísticas y humanistas, que contribuya favorablemente a la educación y formación de valores como futuros profesionales de la salud.

  • Propiciar acciones culturales dentro de la comunidad, en hospitales pediátricos, escuelas y centros laborales del territorio, que fomente en los miembros del proyecto y estudiantes valores éticos y estéticos.

Partiendo de estos referentes la universidad y su proceso de extensión universitaria se ha volcado hacia estos aspectos sociales, demostrando el gran papel que juega en la comunidad donde ella se asienta y que le rodea, tomando sus valores positivos, su medio ambiente e integrando los distintos factores y obras socioculturales como un todo y un fin común: contribuir al desarrollo integral de toda su población en especial los niños en edad escolares de 4 a 12 años, llevando a cabo un plan de acción que de lugar a la formación de valores y al vinculo de estudiantes motivados por el trabajo para niños, con aptitudes artísticas en las distintas manifestaciones para apoyar el trabajo de los talleres, las actuaciones teatrales y los juegos de participación realizado en las actividades que han servido para superar dificultades que existian en el comportamiento de los niños de la comunidad.

Ha sido notable la trasformación de actitudes negativas en positivas, cubriendo las carencias de opciones culturales, propiciando la utilización sana del tiempo libre y fundamentalmente las visitas y actividades para las presentaciones de los niños y estudiantes de Ciencias Médicas que conforman el proyecto a la sala de Onco-hematología del Hospital Pediátrico "Juan Manuel Márquez" por la sensibilidad que despierta al ser humano compartir con personas que se encuentran en período de hospitalización transitando por distintas etapas de una enfermedad neoplásica, contribuyendo esto a su formación humanista y en especial a los estudiantes como futuros profesionalonas de la salud cubana, teniendo un reconocimiento social por la presentaciones en la comunidad; como artístas aficionados; la aplicación de Instrumentos como, encuestas, estudios de público y así conocer el grado satisfacción de los pobladores en las diferentes actividades realizadas.

Conclusiones

  • La labor de extensión universitaria y en particular las acciones dirigidas a la promoción del desarrollo sociocultural comunitario desarrollada por este equipo del ICBP "Victoria de Girón" abrió paso a la transformación de la realidad comunitaria, ya que permitió conocer sus características, evaluar los potenciales de sus integrantes en las diferentes manifestaciones del arte y trazar una estrategia en la comunidad, en consonancia con los valores éticos y estéticos que se requería formar en los niños en edad escolar de 4 a 12 años de la comunidad "Atabey"

  • El proyecto de extensión universitaria "La Giraldilla" permitió identificar y dio solución a las necesidades asociadas a la educación y formación de valores éticos y estéticos de los niños en edad escolar de 4 a 12 años, y suplió las carencias de opciones culturales dirigidas a este fin en la comunidad para el disfrute de los niños y su familia, lo que demuestra la importancia de este proyecto de extensión universitaria y sus acciones. Los factores de la comunidad, las escuelas y las familias agradecieron el trabajo realizado y su contribución a la educación y formación de valores en los niños, quienes han evidenciado cambios en su comportamiento en la escuela y en el barrio.

  • Los proyectos de extensión universitaria en las comunidades pueden nutrir, a niños en edad escolar de sabiduría, riquezas culturales, valores identitarios, artísticos, éticos y estéticos y sentido de pertenencia por su localidad, contribuyendo de la misma formar en los estudiantes universitarios como futuros hombres y mujeres con una cultura general integral acorde a los principios de la Revolución.

  • La creación de los grupos de aficionados y las actividades propuestas han sido un factor importante por contar en la comunidad con un proyecto que diera solución a las necesidades de los niños en edad escolar de 4 a 12 años, a la par que ha constituido una importante contribución a la formación humanista de los estudiantes de medicina y estomatología del Instituto que se vincularon a su desarrollo.

Referencias bibliográficas

(1) Primer Congreso del PCC. Tesis y Resoluciones. Editorial DOR. Ciudad de la Habana.1976. Pág. 529

(2) Marti Pérez, José. Obras Completas tomo 8. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. 1975. Pág. 430

(3) Gervilla, E. C. Un modelo axiológico de educación integral. Revista española de pedagogía. 2000. Pág. 215

(4) Yubero, et al. Valores y lectura. Estudios multidisciplinares. Ediciones de la Universidad de Castilla La mancha: Cuenca. 2004. Pág. 45

(5) Bortollucci, M. Análisis teórico del cuento infantil. Alhambra. Madrid. 1987. Material impreso Pág.4

BIBLIOGRAFÍA

  • 1. Álvarez de Zayas, Carlos. Didáctica de los valores. II Taller Nacional sobre trabajo político – ideológico. MES. La Habana. 1998.

  • 2. Arés Muzio, Patricia. Profesor Universidad Habana/ Familia, Ética y Valores en la realidad cubana actual. / Revista TEMAS.1998.

  • 3. Baxter Pérez, Esther ¿Cuándo y cómo educar en valores? Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2003.

  • 4. Baxter Pérez, Esther y otros. La escuela y los problemas de la formación del hombre, en Compendio de Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2003

  • 5. Baxter Pérez, Esther. Caracterización y diagnóstico del trabajo desarrollado en los diferentes niveles para fortalecer la educación en valores. Informe de investigación. ICCP. La Habana. 2005.

  • 6. Baxter Pérez, Esther. Diversidad de métodos para educar y evaluar lo logrado en la educación en valores. Tabloide VII Seminario Nacional para Educadores. MINED. 2006.

  • 7. Baxter Pérez, Esther. Educación en valores. Papel de la escuela. Compendio de Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. 2003.

  • 8. Baxter Pérez, Esther. Educar en valores. Tarea y reto de la sociedad. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2007.

  • 9. Baxter Pérez, Esther. La formación de valores. Una tarea pedagógica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 1989.

  • 10. Bernal, Arquelio y Gelabert, Gisela La Extensión Universitaria en Cuba. Documento. Ministerio de Educación Superior. La Habana. Cuba. 1988.

  • 11. Bortollucci, M. Análisis teórico del cuento infantil. Alhambra. Madrid. Material impreso. 1987.

  • 12. Chacón Arteaga, Nancy y otros. Dimensión ética de la educación cubana. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 2002.

  • 13. Chacón Arteaga, Nancy. Formación de valores morales. PROMET. Editorial Academia. 2000.

  • 14. Chacón Arteaga, Nancy. Los valores y sus desafíos actuales. Universidad autónoma de Puebla. México. 2001.

  • 15. Chacón Arteaga, Nancy. Moralidad histórica. Premisa para un proyecto de imagen moral del joven cubano. Tesis doctoral. Ciudad de La Habana. ISP Enrique José Varona. 1995.

  • 16. Colectivo de autores. La educación en valores y la tutoría en la nueva universidad cubana. Material en soporte digital. 2007.

  • 17. Colectivo de autores. La formación de valores en las nuevas generaciones. Una campaña de espiritualidad y de conciencia. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. 1996.

  • 18. Colectivo de Autores: El Proyecto Social Cubano: desafíos actuales. (Material impreso). Universidad Central de Las Villas. 1995.

  • 19. Comisión designada. Programa para el reforzamiento de valores fundamentales en la sociedad cubana actual. Tabloide. 2007.

  • 20. Comisión Ministerial de Trabajo Comunitario Integrado. Proyecto de Programa. Documento. La Habana, Cuba. 1996.

  • 21. D¨Angelo Hernández, Ovidio. Sociedad y Educación para el desarrollo humano. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 2004.

  • 22. Domínguez, Maria Isabel. La formación de valores en Cuba en los años 90. Un enfoque social. Informe de investigación. CIPS. La Habana. 1995.

  • 23. Fabelo, José R. Los valores y sus desafíos actuales. Editorial José Martí. La Habana. 2003.

  • 24. Gervilla, E. C. Un modelo axiológico de educación integral. Revista española de pedagogía. Soporte digital. 2000.

  • 25. González Fernández- Larrea, Mercedes: El modelo de gestión de la Extensión Universitaria para la UPR. Tesis en opción al grado científico de Dra. en Ciencias de la Educación. 2002.

  • 26. González González, Gil Ramón Un modelo de extensión universitaria para la educación superior cubana. Tesis en opción al grado científico de Dr. en Ciencias Pedagógicas. Ciudad de la Habana. 1996.

  • 27. Herrera Contreras, Rosa Inés. Folleto de cuentos para el desarrollo de la cualidad moral amor y respeto a todo lo que nos rodea en las niñas y los niños del grado preescolar. Tesis en opción académico de Máster en Ciencias de la Educación. Mención en Educación Preescolar. 2009.

  • 28. Marti Pérez, José. Obras Completas tomo8. Editorial de Ciencias Sociales. 1998.

  • 29. Primer Congreso del PCC. Tesis y Resoluciones. Editorial DOR. Ciudad de la Habana 1976.

  • 30. Yubero, et al. Valores y lectura. Estudios multidisciplinares. Ediciones de la Universidad de Castilla La mancha: Cuenca. 2004. Pág. 45

 

 

Autor:

Lic. Carmen Herrera Contreras.

Departamento de Extensión Universitaria. ICBP "Victoria de Girón". Cuba.

Profesora de Comunicación del Departamento de Extensión Universitaria del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas "Victoria de Girón",. Cuba. Instructora de Teatro de fructífera trayectoria en la educación artística, la formación de grupos, la dirección de proyectos comunitarios y el montaje de obras teatrales con jóvenes y niños. Dirige el Proyecto de Extensión Universitaria "La Giraldilla" desde hace más de cinco años.

Lic, María del Carmen Pérez Pérez

Profesora Auxiliar en Comunicación y Salud del ICBP Victoria de Girón

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda