Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Hogwarts, la escuela de magia británica, ¿ficción o realidad?




PROLOGO

Vivimos en una época curiosa, donde reina el escepticismo y el agnosticismo en la prensa, en el mundo académico y en las conversaciones de la gente culta. No obstante las personas llenan los cines de exhibición de películas acerca de temas fantásticos, como Avatar, Linterna Verde, La Guerra de las Galaxias, El Señor de los Anillos, Mátrix o Harry Potter. Y compra libros de ciencia ficción, o novela ficción, que lee ávidamente.

Existe una necesidad de creer en la magia, en lo sobrenatural y en lo misterioso, tal vez como el fruto de una implacable eliminación de la religión y de la espiritualidad en la vida diaria, producida por las corrientes filosóficas reinantes, el positivismo, el agnosticismo, el relativismo, y el materialismo, junto al nihilismo.

Al razonar pienso como agnóstico y negador de los misterios espirituales de la vida, y al imaginar suelto la razón y creo que puedo volar y sentir cosas de otros mundos y elevadas dimensiones. Lo mismo sucede con las drogas alucinógenas. Y con una larga cadena de adicciones que suplen el vacío existencial interno y la aplastante carga de una vida sin sentido superior.

Somos un mundo dividido. Espiritualmente somos contradictorios, desubicados vitales, creídos de que vivimos en un mundo del cual ya lo sabemos todo. Creo en mi verdad, pero rechaz o a quienes me tratan de orientar hacia la verdad universal, coherente y supra-individual.

Las personas son reinos divididos, partidos por dentro, sin unidad interior. Creen en la luz de la razón, pero no saben reconocer aquella luz que viene de arriba de la razón, que es la LUZ DEL ESPIRITU. Al carecer de unidad interior la persona NO TIENE PODER INTERIOR. NO PUEDE SER UN MAGO, PUES EL MAGO ES TAL POR ESTAR UNIFICADO CONSIGO MISMO, CON LA DIVINA RAIZ DE SU SER.

Las tradiciones esotéricas de todo el mundo dicen que existen o existieron escuelas destinadas a la unificación del ser, es decir, escuelas de magia.

Alta magia es la que practicó Moisés con mandato divino. Y los magos egipcios practicaban baja magia, que resultó inferior a la de Moisés. Así lo afirma Mahoma en el Koran. Según el islamismo la magia no es una práctica reprobable o sospechosa. Y en las escuelas sufíes se afirma que es propio de los profetas de Dios la ejecución de prodigios y milagros homólogos a los que realizan los magos.

En el Antiguo Testamento se reprueba y se castiga con la muerte a los magos, a los espiritistas, y a los astrólogos. Pero lo que las personas del mundo actual no saben es que la reprobación no era contra el arte mágico en si, sino contra la invocación de espíritus o de dioses ajenos al Dios de Israel, que era la práctica normal de los magos antiguos.

Por eso es que los rabinos expertos en Kabalah eran capaces de hacer magia legítima, y no eran reprobados.

Pues ellos utilizaban invocaciones con los mismos nombres del Dios de Israel, Yahvé, o Eloha, Eleion, El Sadai, etc. Al hacerlo así no caían en el pecado de idolatría, como lo hacían los magos que invocaban a Baal, o a Ea, o a Isthar, a Dagón o a Amon-Ra, o a Zeus. Los magos idólatras eran rechazados por introducir a otras potencias espirituales en el alma de Israel.

Es el cristianismo el que por ignorancia y mala comprensión de la tradición judía y musulmana, se dedicó a perseguir a brujos, brujas y magos, fueran buenos o malos. Y sin embargo los santos católicos ejecutaron prodigios idénticos a los de los magos todo el tiempo.

Es más. Los magos persas son los primeros que reconocen a Iesús como el Enviado de Dios, en Belén de Judá. Así lo dice el Evangelio de Mateo. Es la famosa historia de los Reyes Magos guiados por la Estrella.

Así los magos le llevan la delantera a todos los cristianos del mundo en el camino hacia el reino de Dios, porque son los primeros en reconocerle. Así decía Francis Barret, un famoso mago británico, nacido en 1765 y fallecido en 1825. Ese fue el maestro del gran escritor rosacruz Edward Bulwer Liton, autor inglés de un clásico en estas materias llamado ZANONI.

Pero como el racionalismo moderno y los prejuicios religiosos niegan la existencia de la magia, o la relegan al reino de lo demoniaco, o reconocen su vigencia solo en tiempos antiguos, se hace necesario iluminar con poderosa luz estas realidades, que para los no iniciados es pura ilusión, pura novela y ficción.

Para objetivar nuestro trabajo de un modo compatible con los intereses actuales del público de la primera parte del siglo XXI utilizaremos como referente el grande y detallado cuadro de una escuela de magia contemporánea, que nos pinta la escritora británica Joan Katlin Rowling, en su colección de libros de Harry Potter, y en otras obras de la misma autora.

Aprovecharemos también el gran interés despertado en el gran público por la saga de 8 películas que se inspiró en la obra literaria de Rowling.

Nuestro objetivo será descubrir a los lectores cuánto hay de verdad y de falsedad, de realidad o de ficción detrás de esas novelas y de esos films. Y de paso mostraremos a Gran Bretaña como la cuna, el centro luminoso, y el vaticano normativo e inspirador de casi todo el movimiento esotérico occidental. Para los que saben, el Reino Unido es la madre de una inmensa corriente de escuelas y movimientos espirituales de todos los signos, formas y tamaños que existen en el mundo actual.

Por lo tanto mostraremos un cuadro casi desconocido acerca de Inglaterra, el cual permitirá comprender muchos fenómenos que para el sociólogo no tienen mucha explicación. Los ojos de muchos se han fijado demasiado en Roma y los Estados Unidos como responsables de lo que le sucede al alma de occidente. Pero no han mirado lo suficiente hacia Londres, Stonhenge, Escocia, York. Gales, e Irlanda.

Trataremos de subsanar el error de generaciones que han ignorado la fuerza espiritual y mágica de Gran Bretaña. Y así sabremos si J. K. Rowling nos dijo la verdad o nos mintió. Y también veremos si la intuición que nos guió a disfrutar de las películas y de los libros de Harry Potter era correcta o no.

Al hacer este estudio descubriremos la influencia de la masonería y del rosacrucismo en los libros de Harry Potter, como también las influencias Celtas, Egipcias, Griegas y Herméticas de esos mismos libros y películas. Como también el poderoso fondo cristiano del alma británica. Y desde luego daremos a conocer el verdadero nombre de la Escuela de Sabiduría que inspiró las obras de Joan K. Rowling.

Nombre que desde luego es tan actual y vigente como para aparecer en internet. Pues no se trata de hacer una arqueología esotérica, sino mostrar una realidad y una escuela de magia viva y radiante. Claro es que también el lector tendrá que modificar algo su concepto de realidad y de ficción. Pues para un esotérico entrenado y con el ojo espiritual abierto lo que llamamos realidad es algo mucho más amplio de lo que supone el profano o el muggle, como los llama Rowling.

Y por añadidura el concepto de ficción debe ser reducido. Tal vez la Realidad sea muchísimo más fantástica de lo que el común de las personas imaginan. Existen muchos mundos que coexisten en este mismo mundo. Hay muchos cosmos paralelos y dimensiones invisibles en este mismo universo.

Es posible que el lector, después de leer este libro, necesite urgentemente volver a leer esos libros que pensó que eran para niños y que abandonó su lectura a medio camino. Tal vez sea bueno recordar que Ud, querido lector o lectora, tiene un niño en su corazón. Y con la lectura de esta obra puede ser que descubra el nombre oculto de ese niño.

Y así, descubriendo ese nombre podrá hacer magia en su vida, y una nueva luz ilumine y vigorice su existencia.

Ahora demos comienzo al viaje en el tren rojo que nos llevará a descubrir las Misteriosas Fuentes o el Origen de las ideas y de los conocimientos de Joan Katlin Rowling. Es posible que ese viaje incluya las dimensiones invisibles del alma del propio lector(a), y que sea un medio eficiente de encontrarse a si mismo, y entonces podrá hacer magia en su mente y en su mundo.

Es el anhelo fraterno del Autor para el alma de sus lectores. Y sea también este libro un homenaje de agradecimiento a una querida alma femenina, L. M. Guzmán G. cuyo constante estímulo y profundo interés demostrado al revisar paso a paso estas largas argumentaciones de exégesis esotérica, me ayudó a descubrir vacíos y posibles puntos débiles u oscuros en la exposición y a mantener la lámpara en alto durante la redacción de esta obra hasta el final, en media de Ia noche larga y tenebrosa del mundo occidental, esperando el dorado amanecer.

F. L. C. Primavera del 2011, Vifia del Mar, Chile.

Capítulo Uno. ¿Dónde está Hogwarts?

El tren que lleva a los alumnos del colegio Hogwarts de magia sale del andén 9¾ de la Estación King´s-Cross de Londres y se va hacia el Norte de Inglaterra, y demora unas 7 a 8 horas en llegar a su destino, el pueblo de Hogsmeade. Es la dirección y el tiempo real que toma a cualquier pasajero inglés en llegar desde Londres a las tierras altas de Escocia, en la parte más septentrional del territorio de Gran Bretaña.

Escocia es tierra sembrada de grandes y pequeños lagos, de numerosas montañas y mesetas. Justamente el castillo que hace de sede de la Escuela está sobre un monte y a orillas de un lago. Y como todo castillo escocés de respeto tiene o debe tener uno o varios fantasmas. Y Hogwarts tiene numerosos fantasmas, como corresponde.

Digamos de paso que en este mundo concreto las oficinas de turismo del Reino Unido tienen a todos sus fantasmas numerados y clasificados. Las autoridades inglesas han hecho un censo nacional de entidades ectoplasmáticas, catastro muy exacto, que casi todo el mundo conoce y respeta. Y que los turistas pueden disfrutar o sufrir, según sea el caso.

La mayoría de estos fantasmas están, desde luego, en Escocia. Así la ciencia estadística puede ayudar a la parapsicología y a la magia.

Al final los turistas se acostumbran a ellos, igual que los alumnos de Hogwarts, al Barón Sanguinario, a Helena Ravenclaw, a Sir Nicolas Casi decapitado. y otros.

La bandera regional-nacional de Gales tiene la imagen de un dragón rojo, y el escudo de Gran Bretaña tiene un unicornio. Ambos animales míticos están presentes en los alrededores de Hogwarts. Y participan en la trama del 1° , del 4° y del 7° libro de las aventuras de Harry Potter. Es decir, al comienzo, al medio y al final de la historia. Complejo es el simbolismo de los dragones. Por lo que será tratado más adelante.

Escocia es cuna de leyendas esotéricas relativas al Fénix y a la sobrevivencia de la Orden de los Templarios, como también punto de origen de una orden rosacruz denominada Hermandad Rosacruz de Kilvining. Escocia es la patria del Ilustre Hermano masón Miguel Ramsay, el creador del rito Escocés Antiguo y Aceptado de 33 grados. Rito que incluye un grado de caballero rosacruz y varios grados neo-templarios, que incluyen los misterios de la Nueva Jerusalén del Apocalipsis.

E incluso el Rito Masónico de York, el más bíblico y tradicionalista de los sistemas masónicos, tiene un séptimo grado que culmina con el de Maestro rosacruz de Heredom. Curiosamente Heredom es un castillo misterioso construido en la cumbre de una montaña de Escocia que nunca ha podido ser identificada, pero que tiene el mismo nombre del castillo.

Una montaña sagrada y una morada santa. Habitación y refugio de maestros rosacruces y masones trascendidos. Heredom comienza con "H", igual que Hogwarts.

Y, además, este castillo-escuela de Hogwarts, está dirigido por un Maestro-Fenix. Un hombre perfecto en conocimiento, prudencia, amor y poder. Un ser crístico. Albus Dumbledore. El cual además, ha fundado la Orden del Fénix para luchar contra los poderes del maligno mago Voldemort. Quien, habiéndose educado en Hogwarts torció las enseñanzas que recibió, hacia el lado tenebroso de la magia.

Heredom es palabra que deriva del griego y del hebreo. En el primero significa Hiero-domos, es decir, santa-casa o sagrada morada. Y en el idioma del Antiguo Testamento Heredom viene de la palabra Harodim, que designa a una jerarquía de vigilantes de los trabajos de construcción del templo de Jerusalen.

Pero no analicemos muy profundamente el nombre de Hogwarts aún, y volvamos a la cuestión geográfica. Se habla mucho de las Tierras Altas de Escocia, como cuna de magos, de inmortales, de duendes, de dragones como el monstruo de Loch-ness, que precisamente está al noreste de Escocia. Y del territorio con el mayor número de fantasmas y de duendes de toda la Gran Bretaña. Escocia es la tierra mágica más competitiva respecto de Irlanda, que tiene una fama semejante.

No en vano a orillas del Loch-ness está la casa que compró en 1904 el más grande mago negro del mundo, Aliester Crowley, la mansión Boleskin. Y que es el referente obligado de las peregrinaciones de todos los satanistas y de los curiosos que hacen turismo en busca de lugares de poder.

Escocia es por lo tanto un área de alta densidad mágica, una tierra de misterio, con una población receptiva o sensible a las realidades ultra-físicas. Y que además, cuida mucho el proceso de trasmisión de su herencia cultural, sus cuentos populares antiguos, sus costumbres, sin dejarse infiltrar culturalmente de modo tan fácil como ocurre en América Central y Sur, o en África.

Pero hay mucho más en esto del largo viaje del tren de Hogwarts hacia el Norte de Inglaterra.

Este punto cardinal de la tierra y del cosmos hace referencia a la ubicación de la Estrella Polar, y al polo norte de nuestro planeta. Las Escuelas esotéricas de la India, de China, del Tibet, de Europa y de Norteamérica, han insistido en que existe un Eje invisible universal, una línea de energía misteriosa entre la Estrella Polar y el polo norte terrestre.

Los masones hablan de una especie de Plomada cósmica que atraviesa el universo entre la Estrella Polar, el Polo Norte de la tierra, el Polo Sur y el nadir, es decir, el otro extremo del cosmos. Así el cenit de la bóveda celeste es la Estrella Polar, y el Nadir es la prolongación del Polo Sur en el Espacio, hacia un punto muy cercano a donde apunta la Estrella Alfa-Cruz de la Constelación de la Cruz del Sur.

Es como si el mundo tuviese su chakra coronario en el polo norte, y allí estuviese el Brahmarandra, o la Puerta de Brahma, y por esa puerta sutil entrasen y saliesen fuerzas espirituales hacia reinos celestiales de alta jerarquía y poder. Y la Estrella Polar es la simbólica morada de elevados entes inmortales, que hace mucho han trascendido la rueda de las reencarnaciones y de las necesidades que mantienen a los seres atados a este planeta.

Druva Maharaja, o el gran rey Druva, señor de la justicia cósmica según los Hindúes, mora en la Estrella Polar, y así muchos dioses mayas, escandinavos, celtas, chinos, pero siempre apuntando a que es la Morada del Supremo entre los Dioses, el Señor del Universo. Y lo es pues es la única estrella de la bóveda celeste que no se mueve, que esta fija en medio de un cosmos celeste que gira contantemente.

La Estrella polar es, por lo tanto el símbolo físico del Ser Inmutable, del Creador, del Uno Absoluto, o de Hunab-ku, como dicen los mayas. Los chinos llaman al Dios que mora en la estrella polar como "El Grande y Honorable Señor del Cielo".

Y así lo enseñan los masones del royal arch, séptimo grado del rito de York.(El rito de York, nacido en la ciudad de York de Inglaterra) Es el más bíblico y el más apegado a las tradiciones antiguas de toda la masonería). Para ellos la Estrella Polar es la Morada del Gran Arquitecto del Universo. Y se le representa con la svástica o la cruz gamada, también denominada la cruz hermética por los adeptos de la Orden de la Aurora Dorada, o Golden Dawn, orden fraternal rosacruz esotérica, británica, por supuesto.

Incluso el Corpus Herméticum o el Antiguo Libro de Hermes dice que la Estrella Polar es el eje del universo y que es la morada de 36 dioses o genios que irradian sus luces e influencias espirituales sobre el mundo entero. Y justamente la H de Hermes es la que preside en Hogwarts. Si el Corpus Hermético lo dice, Hogwarts lo sigue, lo enseña y lo respeta. Incluso la kabalah judaica dice que existen 36 hombres sabios y justos que con su sola presencia mantienen protegido al mundo con su intercesión delante de Dios. Y 3 + 6 = 9. Otra vez nos aparece una relación con el Andén 9 ¾.

Por lo tanto, ante tan abrumadores testimonios, que no menciono en su totalidad para no aburrir al lector, se entiende que Hogwarts está al norte de Inglaterra para indicar un acercamiento o referencia espiritual al Eje del Cosmos, a la morada celeste del Padre-Madre Supremo. De allí vienen los impulsos y energías de la salvación y de la re-generación de la humanidad, los avatares, y los maestros de sabiduría y de compasión.

Escocia y Hogwarts, son, pues la antena del alma del mundo apuntando hacia el infinito Ser que derrama sus bendiciones sobre todo lo creado, y que mantiene el orden cósmico en funcionamiento.

Bien por Hogwarts y por el mundo. De esta manera puede asegurarse que Rowling y su obra son un excelente instrumento en el proceso actual de iluminación y redención del mundo. Por esa intuición básica y profunda, los libros y las películas de Harry Potter engancharon al gran público en todas las naciones.

En el cuarto libro de Rowling, Harry Potter y el Caliz de Fuego, se menciona que Hogwarts es invisible a los ojos de los muggles, es decir de los no magos, o mejor dicho de los profanos o no iniciados.

Se dice allí que un hechizo o conjuro lanzado por los adeptos fundadores sobre la región, hace invisible el castillo con todas sus instalaciones. Sólo pueden verse algunas ruinas arqueológicas y un cartel que dice: "prohibido el paso". Se necesita el tercer ojo abierto para descubrir la majestuosa e imponente morada de los Maestros y de sus discípulos. Es así porque para ciertos efectos Hogwarts está en otra dimensión.

Pero también puede ser una institución humana que tiene existencia física desde hace unos 120 años y un poco más, en el mismo territorio británico, como veremos más adelante.

Los hindúes dicen que la montaña de los Dioses o el Monte Merú, la montaña polar del universo está en dos puntos de la tierra, en los Himalaya y en el Polo Norte. El monte Merú de los Himalaya es como la presencia de Dios en el corazón del yogui, y el monte Merú invisible del Polo Norte es como la Presencia de Dios sobre el Chakra coronario o Brahmarandra del yogui. Es decir, su personal Stargate, su puerta a las estrellas, en la coronilla de la cabeza.

Lo mismo es la creencia occidental de San Nicolás de Mira, como santa Claus, que vive en el Polo Norte, y que en Navidad entra a las casas, no por las puertas ni por las ventanas, sino por la chimenea de ellas. La Chimenea representa la abertura de Brahma en la cabeza del yogui o del adepto. Por allí le llegan las bendiciones divinas y las iluminaciones de la conciencia cósmica.

No en vano Albus Dumbledore se parece muchísimo a un San Nicolás sin barriga, y cuya oficina está en la torre Noroeste del castillo Hogwarts. (Dato del Mapa del Merodeador, del Libro El Prisionero de Azkaban). Para los que saben geografía como ciencia exacta ese dato es muy importante, pues respecto a Inglaterra el Polo Norte magnético está realmente al Noroeste del Mapa, cerca de la isla Rey Jorge, en el ártico, cerca de Canadá. El Norte magnético del planeta está 15 grados desplazado del polo norte matemático de los mapas del hemisferio occidental. O respecto de Greenwich.

Es decir, Dumbledore es el Polo Magnético del Cosmos de Hogwarts. Su Es trella y su Luz, su Centro Inmutable y eterno. Pues como todos saben el Fénix no puede morir. Es la manifestación del Eterno para la Escuela y para Gran Bretaña.

Y como solo existe un solo Fénix en todo el mundo, que renace época tras época, según los egipcios, se puede decir que solo existe un solo Albus Dumbledore, un solo Divino Maestro para la tierra entera. Pues en rigor místico ese Maestro y su Fénix son Uno. Igual como Iesus y el Padre Celestial son Uno, según dice el Evangelio de San Juan cap. 10,30.

Y si muere, lo hace en apariencia, pues sigue viviendo en Harry Potter, ya que la Pluma de la cola del Fénix de Dumbledore sigue viva y actuando en la varita mágica del joven mago que destruyó a Voldemort. Allí, en esa pluma, está su espíritu inmortal, luminoso y triunfante.

EL PRESENTE TEXTO ES SOLO UNA SELECCION DEL TRABAJO ORIGINAL.
PARA CONSULTAR LA MONOGRAFIA COMPLETA SELECCIONAR LA OPCION DESCARGAR DEL MENU SUPERIOR.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda