Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Indigenismo y Educación




  1. Genocidios
  2. Viaje de muerte hacia La Rubiera
  3. Actos celebrados en el Distrito Rómulo Gallegos, con motivo del 12 de Octubre Día de La Resistencia Indígena. Otros relatos
  4. Consideraciones generales en relación a lo socio cultural y aspectos intertribales a interétnicos
  5. Perspectivas para el futuro
  6. ¿Qué son las nuevas tribus?

La Matanza en El Hato de la Rubiera. A orillas del Rio Arauca. Diciembre de 1.967

Deuda Histórica con los Pueblo Indígenas. Barranco Yopal. 12 de Octubre de 2005

Etnia kiwi (Guahibo)

Subdivisiones: Guahibos, Chiricoas, Cuiva,

Monografias.com

Lila un joven y hermosa indígena, del territorio Colombo-Venezolano.

BUENO ES RECORDAR PARA NO OLVIDAR

La etnia HIWI (Guahibo) — Historia y Crónicas

Pero también es bueno, indagar, estudiar e investigar, para saber y aprender, más y más...

Así mismo decir de los HIWI (Guajibo).Que hay crónicas, que se escriben para el olvido y otras que merecen ser rescatadas.

Habitan los llanos del oeste venezolano y este colombiano, por toda Comisaría del Vichada, norte de los grandes Ríos Meta y Orinoco, Departamento de Boyacá y las Intendencias de Casanare y Arauca; estados venezolanos de Apure, Guárico (Cabruta), Bolívar (La Urbana) y Manapiare en Amazonas.

Pero a pesar de esa gran dispersión territorial, la mayoría de esta etnia, habita en el hermano país de Colombia.

Según Kírchhoff 1948:447; Wilbert: 963:74.Los indígenas HIWI tradicionalmente han sido clasificados en cuatro subdivisiones; en base a criterios lingüísticos y de subsistencia: Los Guahibos, Los Chiricoas (Chiricua), Los Cuiva (Cuiba) y Los Sikuani (Sicuani).

Bueno, resumiendo este aspecto de la ubicación geografica, subdivisiones y población total, digamos que en este último aspecto poblacional, los Hiwi son entre 15.000 a 20.000 individuos, que habitan los llanos como hemos dicho, siendo los grupos más numerosos de esta región; y que la mayoría viven en Colombia y el resto disperso en territorio venezolano.

Pero, apartémonos de los estudiosos investigadores del indigenismo venezolano: Doral J. Metzgar y Robert V. Morey.

Para que después de estas importantes citas de los mencionados investigadores; caigamos en recientes hechos, sucedidos en territorio de los Cuivas, muy plausibles por cierto, como fueron los actos del 12 de octubre, en Barranco Yopal, y que ojalá, comiencen a dar buenos frutos. Y Continuar en narración, con otros hechos, no del presente, sino del pasado, por cierto no plausibles, sino censurables, por lo espeluznante y despreciables, no solo de nuestra Venezuela, sino del más allá de nuestra frontera; como lo vamos a demostrar con citas muy serias y documentales; como los hechos sucedidos desde mediados del siglo pasado incluyendo el horrendo crimen de la matanza del Hato de la Rubiera, a orillas del Río Arauca.

Recuerdo muy vivamente lo sucedido, en las riberas del Río Capanaparo, donde un señor cuyo nombre y apellido me reservo; salió con una peonada a las llamadas cuiveadas o guahibadas, es decir a cazar cuiva o guahibo, que es como decir la visión, que tienen muchos níveas (criollos),de los llanos acerca de nuestros indígenas; bueno lo cierto fue que al encontrar a los indefensos indígenas y ellos portando armas de fuego y machetes en mano; aquellos se fueron corriendo encaramándose en unos árboles, y el señor jefe del grupo de criollos comenzó a echarles plomo, uno a uno, y el que iba cayendo, la peonada los remataba a machete limpio ;y así lo hicieron, hasta acabar totalmente con ese grupo; el señor estuvo preso por un tiempo y luego salió en libertad y hasta a mí me echó el cuento ya referido. Y el cadáver de los aborígenes, allá en los barrancones del Río Capanaparo, allí yace mutilado como otros...

Otro caso similar fue el de Planas, Vichada oriental ( 1970),donde bajo el liderazgo de un colombiano, los agricultores HIWI de la región, reaccionaron frente a las matanzas indiscriminadas y las torturas realizadas, por colonos ávidos de tierra; así trataron de defenderse, con varios ataques a los colonos del sector y efectivos del ejército colombiano.

Pero según fuentes de información, miembros del ejército y policía de Colombia, ayudaron secretamente a los colonos, en estos hechos, donde hubo muertos y muchos heridos.(Reyes Posada y Chiappe de Reyes, 1973; Pérez Ramírez 1973 a 1971 b,Times of the Americas 1970).

(Titular del EL NACIONAL)

Genocidios

Invitación a desaparecer EL NACIONAL/ Caracas, 7 agosto 1988

OSCAR COLLAZOS

Monografias.com

Monografias.com

Lila, una joven y hermosa indígena, del territorio Colombo-Venezolano, perteneciente a la tribu nómada de los Cuiva y de la comunidad de él Manguito, región del Capanaparo; fue vellocino de oro, que vislumbro la mente de su pretendiente Marcelino Jiménez, autor de las 17 muerte violentas, en el banquete de la muerte en la matanza de La Rubiera.

Diciembre de 1.967

Viaje de muerte hacia La RubieraTomas Eloy Martínez

Eran pocos más de las once de la mañana cuando María Elena Jiménez divisó, desde las ventanas de la cocina, la fila de cuiva que se acercaba al hato. Delante venían Ceballos Chaín y Luisito Romero; junto a ellos, tres niños mayores, sin guayucos; detrás, Carmelina y Cirila Tintero cuidaban a los más pequeños. Sosteniéndose sobre la vieja Luisa, Guafaro cerraba la marcha.

Marcelino y Luis Enrique Marín, otro de los caporales de La Rubiera, avanzaron hacia la alambrada que cerraba el hato para franquearles la entrada. María Elena vio a Guafaro acortar el paso y con una sonrisa de malignidad apagó con ceniza el fuego donde el pisillo y el arroz se estaban cocinando desde la madrugada.

En la despensa, al lado de la cocina, Fudoro González impuso silencio a los peones. María Gregoria Nieves, que ayudaba a María Elena en la preparación de la comida, quedó un instante cegada por el relumbrón de los machetes que esgrimían los dos peones más viejos: Anselmo Nieves Aguirre, un agricultor de Apure que llevaba ya 16 indios en su cuenta de muertes, y Luis Ramón Garrido, que no había abatido sino a nueve, pero soñaba con batir el récord de Aguirre. Como el sol entraba de lleno en la despensa, cerraron las puertas. Afuera, en el patio, las mesas estaban tendidas con hojas de topocho. Miye y la pequeña Carmen olieron desde lejos el aroma del guiso y, desprendiéndose de Carmelina, corrieron hacia la casa.

Dos de los invitados, Antuko y Ceballos, quedaron rezagados en la ribera, empujando las curiaras hacia la tierra firme y asegurándolas con lazos de macanilla. Creyeron que darían alcance a sus compañeros antes de que llegaran al patio del hato, pero una de las curiaras se les escabulló por la corriente y tardaron un largo rato en recuperarla.

Por fin, la fila de cuivas llegó a la casa. Con cierta brusquedad, Marcelino invitó a los indios a que se acomodaran donde quisieran y entró a la cocina. Luis Enrique Marín lo siguió.

Los niños se apoderaron antes que nadie de los asientos. Todo sucedió de pronto. Marcelino gritó con voz ronca "!Ahora!", y ocho hombres salieron detrás de él, desde la despensa, con los revólveres y los machetes en alto, desbaratando el aire con los rugidos de la muerte, apurando a la muerte con sus espuelas y sus látigos, mientras la mirada de Ramoncito se disolvía en una nube de pólvora furiosa, y Alberto (que aun no sabía sentarse) caía con la frente segada por un machetazo, y Bengua inquiría entre remolinos de sangre: ¿por qué nos hacen esto?, ¿alguien podrá decirme por qué?

Jamás habría repuestas, María Gregoria Nieves iba a contar, más tarde, que "primero oímos balas, y luego lamentos. Los indios caían heridos y eran rematados enseguida a golpes de machete. Yo vi a uno de ellos, Ceballos Chaín, que se revolcaba en el pasto. Entonces le dieron dos cuchilladas y se quedó quieto".

Cirila Tintero tomó a Carmen en brazos y trató de correr con ella hacia las curiaras. Marcelino la descubrió y deshizo la fuga con un balazo certero. Guafaro sucumbió sin quejas al primer golpe de machete. Carmelina, herida, intentó arrastrarse hacia el cuerpecito tembloroso de Arosi, otro de los niños.

Antuko y ceballos lo vieron todo, entre los arboles "cuatro de la seis mujeres cayeron muertas a tiros junto a la mesa -narrarían luego-, también los sietes niños se apagaron allí. Solo algunos hombres pudieron correr por el patio, antes de caer cerca de los arboles".

¿Cómo contar la torpe, inicua escena que siguió sin incurrir en demasiadas folletinescas? Porque a las doce de la mañana, entre los ayes de los moribundos, María Gregoria y María Elena sirvieron el pisillo con arroz y topocho, y los peones de la Rubiera, con las manos aun alborotadas por la matanza, se sentaron a la mesa y devoraron el banquete de las víctimas, bebieron ron y cerveza, y entre los vapores de la borrachera arrastraron los cuerpos de los cuivas hasta la alambrada y se echaron a dormir.

"Toda aquella noche oímos quejas y llantos de criaturas" diría después Eudoro Gonzales, sin sombra de arrepentimiento. "al amanecer, seis de nosotros abrimos cerca del rio un hueco grande y amontonamos allí los cadáveres. Luego, los rociamos con gasolina y les prendimos candela. La hoguera duro dos horas y cuando se apago, tapamos aquella muerte con tierra y volvimos a nuestros trabajo".

La historia de los días siguientes ha sido varias veces deformada por la imaginación mítica, y es preciso volver a las crónicas de hace diez años para recompensar la verdad. Antuko y Ceballos desanduvieron durante un día y medio la travesía del Capanaparo y al encontrar a la policía colombiana cerca de la frontera, denunciaron anonadados los pormenores de la masacre.

Tardaron días en creerles y más de una semana en organizar la caza de los criminales. Advertidos por algunos campesinos, Jiménez y dos de los peones se internaron en el hato Arauca y consiguieron Burlar, más de seis meses los cercos que le tendían.

Elio Torrealba y el viejo Anselmo Nieves Aguirre habían sido atrapados poco antes por la Guardia Nacional en un refugio pantanoso, a diez kilómetros de Guasdualito. Los sentenciaron a 24 años de cárcel. Aun hoy, todo ellos se ven así mismos como chivos emisarios de una justicia que jamás podrá entender las leyes del Capanaparo. "¿Qué hay de raro en estas muertes? Dirá, meses después María Gregoria Nieves. Liquidar a los indios es aquí moneda corriente, y sin en cambio poco los castigados. Con ellos no otro argumento que la bala y el machete. No son gente los cuiva. Son micos, son plaga"

En el rumuroso caserio de San Esteban, los niños empiezan a amontonarse desde el amanecer. Ya ninguno de ellos sabe que, hace diez años, aquel asentamiento de cuiva se llamaba El Manguito, y que fue a fines de 1968 cuando el padre Gonzalo Gonzales, párroco de Elorza, le cambio el nombre para aventar de la memoria comunitaria del recuerdo de la hecatombe. La tierra es aun infértil, y las arenas, arremolinadas en diciembre por los vientos, siguen ganando terreno entre los conucos.

A mediados de Junio, dos viajeros que se aventuraron por la región fueron guiados hacia San Esteban por una niñita que, abrazaba a su muñeca de trapo, caminaba cantando: "Yo soy persona, yo soy persona, y la muerte vendrá un día a quitarme la maldad". Tenía el pelo abierto en dos grandes hojas sobre la frente, y a una voz tan honda que parecía brotar de dos gargantas.

Cuando se acercaron a las casas, alguien llamó a la niña desde los arboles que se aglomeran, espesos, en el oeste del pueblo: "!Ven, Carmelina!". Ella corrió hacia la espesura y quedo borrada. Sobre los pobres techos de macanilla empezó a caer llovizna.

_______________________________________

(Tomado de Lugar común de la muerte/ Tomás Eloy Martínez. Caracas: Monte Avila Editores, 1979.)

Estos lamentables hechos sucedidos en El Hato de la Rubiera; no solo ocuparon la atención de Venezuela y Colombia; sino del mundo entero; "Arcand 1972, Morey 1972: New York Times 1973; Time 1972; Times of the Americas 1969, 1970"

Actos celebrados en el Distrito Rómulo Gallegos, con motivo del 12 de Octubre Día de La Resistencia Indígena. Otros relatos

Manuel Rodríguez Cortes

Como es sabido de todos, el 12 de Octubre del 2005, se llevaron a efecto, varios actos en las Comunidades Indígenas del Distrito Rómulo Gallegos, tanto en Elorza como Barranco Yopal y El Carabalí.

En los mismos, hizo acto de presencia el ciudadano Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, la Ministra Jacqueline Farías y otros altos representantes del gobierno nacional y regional.

Para mí estas celebraciones, me llenaron de contento, toda vez que en las mismas estuvieron presentes mis hijos, como funcionarios ligados al acontecer político actual: Dra. Naney Rodríguez, Notario Público de la Ciudad de San Fernando; Anny Naribelly Rodríguez (Arquitecto) Directora Regional del Ministerio del Ambiente y Manuel Rodríguez (Ingeniero) Secretario de Obras Públicas del Estado Apure.

Y mire usted como son las cosas, estos recorridos geográficos, que ellos actualmente están haciendo; fueron los espacios frecuentados por mí, cuando funcionario activo, en los Programas de Educación Rural, Frontera e Indigenismo; ya como Supervisor propiamente de Educación Rural o como Comisionado Regional de Frontera e Indigenismo, en la región Sur del país, en mi condición de Supervisor V, cargo en el cual fui jubilado.

También en esos días, antes y después del 12 de Octubre, estuve muy nervioso, por el temporal lluvioso que hubo en esa semana, y por el hecho de estar transitando por esos ríos del Arauca y el Capanaparo, por los cuales navegué por más de un cuarto de siglo y a esto se agregaba la navegación aérea, en aviones y helicópteros, en esos días como dije tan lluviosos.

Afortunadamente, todo gracias al Señor, salió bien, sin hechos que lamentar. Ojalá el programa de devolver el hábitat y titularidad de esas tierras a los indígenas; se le dé la debida orientación y se le haga el seguimiento adecuado, a objeto de obtener los logros deseados; pues hay que cuidar mucho de lo que ya he llamado "Indieros de Oficio", que son los nivé o rolos de vivos, que han sido los que siempre se han aprovechado de las reivindicaciones de los indígenas.

A mis hijos ahora les ha tocado en hora buena, cumplir actividades en un escenario geográfico, en el cual su padre, otrora transitó desde Elorza, donde fundé un Núcleo Escolar rural en Los Barrancones y una Escuela Nacional Unitaria en El Carabalí, cuyo maestro fue el joven Hernán García.

Aun conservo el Proyecto del NER con sede en Los Barrancones; de este lado del Arauca, o sea margen izquierda: Escuelas de las Comunidades de La Rompía, Lorenzo, Corozal, Los Limones y Bejuquero

Y del otro lado del Río Arauca o sea margen derecha: Los Barrancones (Escuela sede), Medanito, Santa Isabel, Puerto Infante, Las Piedras, Flores Verdes, Leche de Miel, Yopito y Las Margaritas; pero se seleccionaron para el Núcleo las más accesibles.

Y de este sector apureño (Elorza), de oeste a este, me movilizaba hasta el Municipio Cedeño (Caicara del Orinoco), creando el Núcleo Escolar Rural (NER) en la Comunidad de La Culebra, Municipio Santa Rosalía; y de norte a sur de Cazorla hasta San Carlos de Río Negro, creando la Escuela Granja de San Fernando de Atabapo, cuyo Director fundador fue el Profesor José Solórzano Pérez, excelente educador, guariqueño de Guayabal y así mismo fundé el llamado Núcleo "Móvil" de San Fernando de Atabapo. Tiempos aquellos de trabajo y más trabajo, constancia y mas constancia..

Cuando esto, estoy escribiendo, recibí de la Oficina del Registro de Achaguas, enviado gentilmente por la honorable Sra. Belén de Magallanes; un documento que previamente había solicitado: "El Acta Constitutiva de la Empresa Indígena Comunitaria Kumañí". Hato de Santa Cecilia,

Y quiero aprovechar esta oportunidad, para referirme primero a la mencionada Señora Belén y luego dicha Empresa Indígena.

La Señora Belén de Magallanes, fue la Directora fundadora de la Escuela Nacional "Raimundo Fonseca" de El Yagual, y la no menos honorable Señora Juana Fernández Sturup de Garbi, Barbarita Mirabal y Manuel Rodríguez Cortés, cofundadores de dicho plantel (16/09/1.946).

Por cierto, que yo sepa a la Señora Belén de Magallanes, jamás se le ha hecho un reconocimiento, de su labor cumplida en esta Institución; que para aquel entonces, El Yagual, aun permanecía casi aislado; una lancha de !os hermanos Cadena, que llegaba de San Fernando, cada mes y pasaba hasta Elorza; y un camión viejo del Señor Fermín Castillo, que cuando arrancaba se le caía la platabanda; así que lo más corriente en transporte, era una recua de burro.

En cuanto al aspecto indígena, al cual me vengo refiriendo-, según el Acta Constitutiva del Hato de Santa Cecilia, el día 19 de marzo de 1978, quedó creada la Empresa Indígena Comunitaria "Kumañí", donde firmaron unos 35 indígenas, con sus respectivas cédulas de identidad, todos de etnia Pumé (Yaruros), de las Comunidades de Palmarito, Las Matas (Guamote), y Fruta de Burro, Guachara del Distrito Achaguas.

En donde estuvimos presente durante una semana funcionarios del IAN, Ministerio de Educación y otros organismos Nacionales y Regionales; tiempo durante el cual, mientras los criollos e indígenas recogían el ganado del hato, los funcionarios asistentes, nos encargábamos de dictar charlas a los representantes de las comunidades, como para aquel entonces se les llamó: "Cabeza de Familia"

En la monumental obra, que así la llamo: "Los Aborígenes de Venezuela" de Walter Oppems. 1-111-p-209, figura una fotografía tomada por un amigo mío, A. Almeida, a un grupo de llaneros indígenas, y él le puso a esa foto lo siguiente: "Un nuevo camino, llaneros del Hato Kumañí" y sigue, esta dotación fue otorgada en 1978 por el I.A. N.

Lo que me extraña de este documento en cuestión, es que en el mismo, no se dice que cantidad de ganado entregaron a los indígenas, y según se comentó en aquel entonces el trabajo de campo dio un inventario de 3.000 semovíentes (reses).

Así mismo no se menciona la cantidad de terreno de esta dotación,- Bueno yo alerto a los organismos rectores de este programa indígena y muy especialmente a la "Misión Guaicaipuro", que se encarga de coordinar, promover y asesorar, fomentar todo lo relativo a la restitución de los derechos originarios y específicos de los pueblos , indígenas y sus comunidades. Que tengan mucho cuidado, con lo que yo he convenido en llamar: "Indieros de Oficio". Y cabe aquí preguntar en manos de quien

Monografias.com

Un nuevo camino: llaneros Pumé del Hato Kurnafli; esta dotación fue otorgada en 1978 por el Instituto Agrario Nacional (foto: A. Almeida)

CUANDO SE TOMO ESTA FOTO EN SANTA CECILIA; ESTABAN EL SEÑOR NELSON LUQUE Y EL PROF.MANUEL RODRIGUEZ CORTES, PRESENTES EN REPRESENTACION N DEL MINISTERIO

DE EDUCACION: PRESENCIANDO LA DOTACION DE TIERRA.

SEGÚN EL SEÑOR LUIS GUERRA, QUIEN FUE CAPORAL GENERAL DEL HATO DE LA KUMAÑI; Y ES MI VECINO, EN UNA ENTREVISTA DEL DIA 14/12/2005, ME INFORMO QUE EN EL INVENTARIO DE SEMOVIENTES 0 SEA EL GANADO, FUE EL SIGUIENTE: GANADO VACUNO: 1996 RESES, CABALLOS MANSOS 40 Y 120 NO MANSOS DE AMBOS SEXOS, EL HATO TENIA DIEZ MIL HECTÁREAS, DE LAS CUALES MIL LE DEJARON AL HATO VIEJO DE SANTA CECILIA, Y LAS NUEVE MIL RESTANTES , A LOS INDÍGENAS EN DOTACIÓN, HECHAS POR EL IAN.

Vinieron a parar las tierras de la Empresa Comunitaria de La Kumañí Esas tierras, se las auto-aparcelaron los vivos, como de costumbre lo han hecho.

Y por otra parte, cuándo la "Misión Guaicaipuro", se va a ocupar de estas comunidades de Guáchara- Las Matas, Palmaríto, Fruta de Burro, Los Mangos, Mata de Mango, Coco de Mono y La Julianera.

Así mismo, me parece algo raro, que entre el "Hábitat Indígena" devuelto a las comunidades del Capanaparo, no figuraron la de -Roca Tronador y Riecito, donde otrohora había una considerable población indígena; además recordemos que Riecito, o mejor dicho, el Centro Indigenista de Riecito, donde se desarrolló un programa ensayista de mucho éxito, fundado y dirigido por el Lic.Francisco Prada en 1959; distinguiéndose por su buena organización, trabajo comunal, educación, salud y fomento exitoso de la ganadería entre otros proyectos.

IGUALMENTE CERCA DEL CENTRO INDIGENISTA DE RIECITO,

SE ENCUENTRA LA COMUNIDAD CAPURUCHANA DE "TIERRA FRIA": QUE TAMPOCO FIGURA EN EL "HÁBITAT INDIGEW"DECRETADO, A LAS COMUNIDADES DE ESE SECTOR DEL ALTO CAPANAPARO.

Monografias.com

Comunidad Capuruchano de Tierra Fría: núcleo de viviendas permanentes, 1983 (foto: R. Lizarralde)

Monografias.com

Campamento de verano en una playa del Rio Riecito, enero de 1983 (foto: R. Lizarralde)

Se inicia la cancelación de deuda histórica contraída, con los pueblos indígenas,

Por el estado venezolano, por más de medio milenio.

El cumplimiento de los artículos 119 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 12 de la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, y de conformidad con la instrucción impartida por el Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales, según consta en oficio N° 0001003 de fecha 7,de octubre de 2005, cuya copia se anexa para ser agregada al Cuaderno de Comprobantes de las Oficinas de Registro correspondientes, en ejecución del compromiso establecido en la Carta Magna de saldar la deuda histórica que durante siglos ha mantenido el Estado venezolano con los pueblos indígenas, cuya existencia antecede a la llegada de los primeros europeos, quienes durante más de quinientos años han perseverado en su resistencia y lucha por el reconocimiento pleno de su existencia, de su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores espirituales y religiosos, así como del derecho sobre sus tierras, lo cual hoy se materializa con la refundación de la República, por el presente documento declaro: En nombre de la República Bolivariana de Venezuela se reconoce el hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente"

Ocupaban Las Comunidades Indígenas de los Pueblos Hiwi (Guajibo) y Pume (Yaruro); de la región del gran Río Capanaparo desde Barranco Yopal hasta El Algarrob a l.

CUADRO RESUMEN DEL OTORGAMIENTO Y RECONOCIMIENTO DEL HABITAT Y TIERRAS, BAJODOCUMENTO NOTARIADO, A LAS COMUNIDADES DE LOS PUEBLOS Y COMUNIDADES INDÍGENAS:CUIVAS Y PUME (YARUROS).

Monografias.com

Monografias.com

Mi Apreciado Hijo.

Monografias.com

Ingeniero Manuel José Rodríguez Loggiodice Coordinador Regional "Misión Barrio Adentro"

El gabinete en compañía del primer mandatario regional, Capitán Jesús Aguilarte Gámez, visitó las Comunidades Indígenas de Barranco Yopal y El Carabalí, donde fueron evaluadas las necesidades en áreas de Educación, Salud, Deportes, Vivienda y promoción del Desarrollo Endógeno.

Monografias.com

«Buscamos puntos de coincidencia para unificar esfuerzos y atacar los problemas»

Ingeniero Manuel RodríguezSecretario de Obras Públicas del Estado Apure

Cada una de las áreas mencionadas, demandan instalaciones o infraestructura física, para llevar a cabo dichos programas.

La Secretaría de Obras Públicas, evaluó los requerimientos, de infraestructura física necesaria para incorporar, a las Comunidades Indígenas al proceso de cambio, que vive el País.

Un Brillante Futuro te Espera

Monografias.com

Arquitecto Anny Rodriguez Directora Regional Del Ministerio del Ambiente.

Estado Apure.

Consideraciones generales en relación a lo socio cultural y aspectos intertribales a interétnicos

Se dice que los Hiwi, siempre se habían caracterizado, en el pasado en lo comercial y en sus incursiones por las llanuras.

Aún cuando las guerras han cesado entre ellos, no así la fama que les ha quedado de asaltantes, de practicar el pillaje; pero la mayoría de los hechos se suceden en el contexto intertribal más que todo en búsqueda de productos en los conucos, bienes materiales y mujeres, sus ataques son de sorpresa y cuerpo a cuerpo.

Antaño mataban a cuantos hombres encontraban y a las mujeres ya de edad, y tomaban a las pollonas para mujer.

Se atacan entre sí, cazadores y recolectores; muchas veces la confrontación es por tierras, botín y mujeres.

Algunas veces las reuniones para tomar bebidas alcohólicas, evitan conflictos belicosos; más aún cuando se presentan bailes, danzas, cantos y hasta se hacen regalos. A veces para resolver un conflicto, una comunidad invita a la otra, bien para beber o para pelear.

Lo lamentable de todo esto es que los Hiwi, están siendo acorralados, cada vez más por la expansión de los criollos y solamente las comunidades más apartadas mantienen su convivencia semi-independiente; lo cierto es que ellos están en desventaja con las actividades de los criollos. Por ejemplo, desconocen el castellano, lo del mercadeo y sufren una terrible discriminación, dando origen a conflictos y desconfianza entre los criollos.

Bueno es hacer resaltar, que los conflictos entre Hiwi, datan de más de cuatro siglos; basta decir que tanto los criollos venezolanos como los colombianos, tienen la creencia que desde el punto de vista racial y cultural, son superiores a los indígenas del Ilano. Pero hay otro aspecto más delicado aún el ETNOCIDIO y a este respecto la política mundial, lucha por la necesidad de integrar a los indígenas a la cultura dominante.

Es bueno saber también, que la política de nuestro hermano país Colombia, con respecto a los Hiwi, no es muy distinta a la nuestra. En el cambio cultural de esta etnia, uno de los aspectos más graves que confronta es la pérdida de sus tierras; la tradicional movilidad que se ha visto obstaculizada por la colonización y programas regionales. Las presiones en torno a sus tierras y a la escasez de la caza, influyeron grandemente en los lamentables hechos de Planas y el Hato La Rubiera. Así que las tierras indígenas o de los Hiwi, donde ellos podían pescar, cazar y recolectar, al ser expropiados de ellas por los criollos, para las labores agropecuarios, quedaron expuestos a la hambruna, no teniendo otra alternativa que la de robar por asalto productos agrícolas o matar una res para comer su familia.

Así, que ese desespero de los indígenas por subsistir en sus propias tierras, es interpretado por los criollos, como un atentado contra sus bienes y según los criollos es lo que "justifica" su deseo de eliminar a los indefensos indígenas.

Las Misiones Católicas (Salesianos) y Protestantes(Misión Nueva Tribu),han sido fuente de cambio cultural.

Pero estos cambios que enfatizan en lo religioso, moral y social, han tenido efectos muy elementales, por no decir débiles, sobre una ideología y cosmovisión muy distinta a la que tiene el Hiwi, pues entienden muy poco esas prácticas o doctrina de esa religión.

Pero podemos decir, que han servido de enlace entre ellos y los criollos, por ejemplo como mediadores en conflictos con los colonos, practicas higiénicas, suministro de medicinas, cultivos de plantas y cría de animales; pero no así adecuada su política para convertirlos y civilízalos a su manera ideológica, pues la manera de ellos de ver las cosas es muy distinta.

Perspectivas para el futuro

Los Hiwi representan una cultura indígena viable que ha logrado sobrevivir, con relativo éxito, durante más de 400 años de contacto. Su supervivencia ha sido el resultado tanto de la ocupación de un medio ambiente que hasta hace poco no había atraído a los criollos, como de su adaptabilidad cultural, incluyendo una organización social extremadamente flexible y un sistema de valores altamente individualizado.

El futuro no parece tan prometedor. Mientras que los Hiwi como un todo no parecen estar en peligro inminente, los cazadores y recolectores Cuiva nómadas están al borde de la desaparición física. Aun cuando estos grupos pueden ser salvados, no es probable que sobrevivan en base a su modo tradicional de subsistencia. La introducción de bienes materiales de fabricación industrial, el ansia de poseerlos y los consiguientes cambios y necesidades que originan, han exigido reajustes: para obtener los bienes, los cazadores y recolectores deben convertirse en agricultores y acudir al mercado con sus cultivos comerciales, su producción artesanal y el trabajo asalariado. La adaptabilidad requiere la capacidad de desenvolverse en contextos socio-culturales nuevos; la interrogante mayor es cuánto tiempo los Hiwi pueden continuar este proceso de adaptación y mantener su identidad cultural.

La forma característica del actual contacto e intercambio cultural y económico entre criollos y Hiwi, no se puede comparar en intensidad y magnitud con los contactos que en el pasado ocurrieron entre grupos indígenas diferentes. Al comparar los procesos de cambio del pasado con los del presente, Conaway (1976: 23) argumenta en favor de la asimilación cuando declara que "...el no llevar vestidos hechos a la medida, el comer maíz en plato de peltre, el hablar tres idiomas y el ir al cine condenan al Guahibo a la no identidad". Estas actividades tal vez no los hagan de ninguna manera "menos Hiwi" o "menos indígena", pero seguramente significan un nuevo tipo de Hiwi, una especie de Hiwi que pronostica la suerte probable de un creciente número de ellos. Pueden ser Hiwi hoy, manteniendo todavía su cosmovisión y sus valores básicos, pero cuando el cristianismo y la economía de mercado hayan erosionado aún más estos valores, entonces ¿qué? No se les presta ningún servicio a los Hiwi al declarar solemnemente que los cambios contemporáneos no están invadiendo su estilo de vida y sus valores. ¿Deben ellos volverse como criollos para ser venezolanos y colombianos? ¿No pueden ser venezolanos, colombianos y Hiwi? ¿No tendríamos que abogar por el pluralismo cultural más bien que por la asimilación? El futuro será prometedor sólo cuando la cultura Hiwi

haya sido aceptada como una alternativa legítima y viable, que merece nuestro respeto y que puede compararse al modelo de la sociedad criolla.

Los Aborigenes de Venezuela. Vol. 2. Pag. 125. Los hiwi. (Guahibo). Dorald J. Metger y Rober V. Morey.

¿Qué son las nuevas tribus?

Manuel Rodríguez Cortés

Es la pregunta que me hace mucha gente, después de saber de su expulsión del país.

Gente que me visita en mi casa, o me encuentra en la calle. Usted que sabe un poquito de indigenísmo; qué son las Nuevas Tribus? Donde están esos indígenas, que no los hemos oído mencionar, explíquenos eso, por favor.

Bueno desde que tuve activo y trabajando en indigenísmo por más de un cuarto de siglo, y aun sigo investigando desde mi biblioteca; he oído nombrar esa organización. Es mas en Amazonas viajé muchas veces de Puerto Ayacucho a San Carlos de Río Negro en sus avionetas, manejada por ellos mismos; porque esas tribus no solo tienen avionetas; y algunas personas me han respondido, entonces los indios de esas tribus tienen avionetas, sí señor, una gua...ra.

Hace pocos años atrás, una Comisión Especial, de la Fiscalía General, del Congreso y un Tribunal Militar, se avocó a investigar, a esta organización norteamericana llamada "Nuevas Tribus". Y un entendido en esta materia textualmente: "No se explica bajo que principios, de la geopolítica nacional, en una zona fronteriza de alto valor estratégico, como lo constituyen el Territorio Federal Amazonas y el Estado Apure.

Y ello es más lamentable por cuanto ha quedado comprobado su actuación contra los intereses de Venezuela y de nuestros indígenas".

Y la otra pregunta es, y no resulta peligroso, el hecho de que esa organización, también actúa en Colombia y Brasil, disponiendo de una infraestructura de pista de aterrizaje, avionetas y red de comunicaciones sin ningún control. ¿Qué pasaría si en Venezuela alguna vez se agudiza un problema fronterizo?

Y son tan astutos, que en 1979, mintieron ante el Congreso, cuando dijeron, que solo actuaban en Colombia, Brasil y Venezuela. Y no es así, ellos son una organización internacional, con más de 600 funcionarios en todo el mundo, bueno ahora deben ser mucho más. Y hay prueba de ello, en un informe secreto de esta organización. Dirigido al Ministro de Justicia, para aquel entonces, Luis Felipe Urbaneja y firmado por el señor Robert G. Shaylor, dice textualmente: "Todos nuestros misioneros y trabajadores, son sometidos a un curso especial de capacitación, en el Instituto Indigenista que mantenemos en Chico, California, Estado Unidos. Sin mencionar nuestro trabajo en La Nueva Guinea, las Islas Filipinas, Borneo, El Japón y los ramales que nos conducen, a las regiones montañosas del sur de la India, podemos decir que en la actualidad, en cuanto a países de América del Sur, desarrollamos buena actividad en Bolivia, Brasil, Paraguay, y desde 1946 año en que el señor Buck Northrup estableció su primer contacto con las tribus Guaicas y Guajaribo, en zonas del Alto Orinoco".

Enfatizamos que la entrada de las llamadas "Nuevas Tribus", por Colombia y Brasil fue ilegal; así lo afirmaron, el Ministerio de Justicia de entonces y el Vicariato de Puerto Ayacucho. Y es mas en aquella ocasión, el gobernador de Amazonas Dr. Antonio Justo Silva, dice en un informe enviado al Ministerio de Justicia del 30 de noviembre de 1951: "Los extranjeros que componen propiamente la llamada "MISIÓN", no han tenido ni tienen, ni tendrán, legalmente hablando ninguna misión encomendada a ellos por el gobierno de Venezuela, ni de manera expresa, ni siquiera directa.

Se introdujeron al País en forma clandestina, en cuanto a su objeto, desde la vecina República de Colombia, se vieron pasar por nuestra descuidada frontera del Amazonas en 1946, como turistas o curiosos exploradores. Permanecieron ignorados, gracias al desorden en el cumplimiento de la leyes que imperaban en el País para entonces".

PROF. MANUEL RODRIGUEZ CORTES

Monografias.com

*MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE APURE. (AFILIADO A LA ASOCIACION DE ESCRITORES DE VENEZUELA

*INSCRITO EN EL REGISTRO NACIONAL:"V0Z DE

CREAD0RES".VIDA, OBRA LITERARIA Y EDUCACION

(MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA CULTURA

***HOMENAJEADO EN PRIMER LUGAR A NIVEL REGIONAL FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE VENEZUELA 2007 "POR SU PROLIFICA TRAYECTORIA EN EL CAMPO DE LAS LETRAS".

El Profesor MANUEL RODRIGUEZ CORTES, es un docente actualmente jubilado, luego de consagrar gran parte de su vida a la docencia venezolana; ocupó importantes posiciones y cargos directivos en planteles de primera categoría; igualmente en la rama de supervisión; llegando para 1976, ser nombrado por el Ministerio Educación: Comisionado Regional de Educación Fronteriza e indígena, en la categoría de Supervisor V, de la Zona Educativa del Estado Apure, cargo en el cual fue jubilado.

Su preparación académica, pedagógica y ruralista e igual que la forma dinámica y eficiente como se desempeñó y escaló sus cargos legal e idóneamente; le brindaron la suficiente confianza y garantía al Despacho de Educación, para ponerlo al frente de programas tan importantes y delicados, tales como: en Educación Rural: Núcleos Escolares Rurales y Escuelas Granjas; Educación de Frontera e Indígena; con especial mención del Régimen de Educación Intercultural Bilingüe llegando a ser con justicia: Pionero de estos ensayos en la región sur del País.

Toda esta serie de experiencias, su perseverancia, orden y disciplina en el trabajo; le han llevado a organizar todos sus ensayos y escritos inéditos, en volúmenes referentes a las, diferentes actividades educativas y ha publicado hasta ahora, unos 18 trabajos entre libros y folletos; y listos para publicar unos 23 en igual forma.

El profesor Rodríguez Cortes dice haber terminado su carrera profesional contento y siempre añorando, no sólo sus buenos tiempos si no también, aquellas épocas en que tuvo sobre sus hombros mucha responsabilidad y abrumador trabajo; así mismo manifiesta, no estar contento del todo con lo que hizo, púes en mejores condiciones del medio geográfico y adecuados recursos logísticos, hubiera rendido mejor labor; pero de lo que si se siente complacido, es de los reconocimientos recibidos de las autoridades del nivel central y regional; más aun de las manifestaciones de aprecio y consideración, de que fue objeto por parte de las comunidades, alumnos y maestros, de diferentes entidades federales donde le tocó actuar: Estados Apure, Aragua , Barinas, Bolívar, Guárico y Territorio Federal Amazonas.

Hoy obstenta como reconocimiento: 41 Diplomas, 7 Placas, 5 Medallas: 2 de bronce y 3 de oro. Homenajeado a nivel regional en V lugar de la feria Internacional del libro de Venezuela 2007; por su "Prolífica" trayectoria en el campo de las letras.

 

 

Autor:

Manuel Felipe Rodríguez Cortes

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda