Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Enfermedades de la sangre: Leucemia

Enviado por Ricarte Tapia Viton



  1. Presentación
  2. Fundamentación e importancia
  3. Marco teórico
  4. Conclusiones
  5. Sugerencias
  6. Referencias bibliográficas
  7. Anexos

Presentación

La leucemia es un cáncer de la sangre y de los tejidos productores de las células sanguíneas. Se presenta cuando el proceso de maduración de la célula madre a glóbulo blanco se distorsiona y produce un cambio canceroso.

Sangre negra, sangre roja, sangre azul, sangre blanca. La leucemia no necesita, para ser entendida como nombre de enfermedad, ninguna de las desinencias al uso: -algia, -noso, -itis, etc.

Existen varios tipos principales de leucemia, clasificados en función de la velocidad en que se desarrollan y del tipo de glóbulo blanco al que afectan.

Las leucemias agudas avanzan rápidamente y son más frecuentes en niños y adultos jóvenes.

Las leucemias crónicas se desarrollan de forma lenta y afectan generalmente a personas de edad media.

Las leucemias linfáticas afectan a los linfocitos mientras que las leucemias mieloides afectan a los mielocitos.

Se desconoce la causa de la mayoría de los tipos de leucemia. La exposición a radiaciones ionizantes a ciertos productos químicos como el benceno y el uso de algunos fármacos anticancerosos pueden incrementar el riesgo de padecer la enfermedad.

Monografias.com

Fundamentación e importancia

Como ya se mencionó anteriormente, la leucemia es una enfermedad caracterizada por una detención en la maduración de las células encargadas de la formación de los constituyentes de la sangre, con una proliferación y crecimiento descontrolado de células sanguíneas inmaduras.

Esta proliferación se origina a nivel de la médula ósea, a partir de la cual se disemina a la sangre y los distintos tejidos.

Representa el cáncer más frecuente en la infancia, alcanzando el 35 a 40% de los cánceres pediátricos, con una incidencia de 3 a 4 casos por cada 100.000 niños menores de 15 años, por año.

En la década del '60, representaba una enfermedad mortal con un 80% de fallecimientos a los 6 meses de diagnosticada la enfermedad. Posteriormente, gracias a un mayor conocimiento del desarrollo tumoral, se desarrollaron efectivos esquemas de tratamiento con un índice de curación entre un 50 y 70% de los casos.

  • OBJETIVOS:

2.1. Identificar las principales causas y los tipos de leucemia que existen.

2.2. Dar a conocer los diversos tratamientos para la leucemia.

2.3. Brindar la información necesaria acerca de esta enfermedad, para una mejor comprensión del mismo.

METAS:

3.1. Mediante los conocimientos adquiridos sobre leucemia; no pasar por alto las primeras manifestaciones clínicas, acudir al médico lo antes posible para obtener un diagnóstico temprano de la enfermedad.

3.2. Comprender que la leucemia, actualmente no tiene cura pero esta comprobado que en las primeras fases de la enfermedad se puede retardar el proceso de evolución de las células cancerosas.

Marco teórico

LEUCEMIA

1. DEFINICIÓN

La leucemia es un cáncer de la sangre y de los tejidos productores de las células sanguíneas. Se presenta cuando el proceso de maduración de la célula madre a glóbulo blanco se distorsiona y produce un cambio canceroso.

La Leucemia es una enfermedad caracterizada por una detención en la maduración de las células encargadas de la formación de los constituyentes de la sangre, con una proliferación y crecimiento descontrolado de células sanguíneas inmaduras. Esta proliferación se origina a nivel de la médula ósea, a partir de la cual se disemina a la sangre y los distintos tejidos.

Representa el cáncer más frecuente en la infancia, alcanzando el 35 a 40% de los cánceres pediátricos, con una incidencia de 3 a 4 casos por cada 100.000 niños menores de 15 años, por año.

Si bien las causas desencadenantes del cuadro se desconocen, se han asociado algunos factores como la exposición a radiaciones ionizantes, agentes químicos (pesticida, benceno, etc.) o alquilantes; pero raramente, se observan estos antecedentes en los niños.

En la década del '60, representaba una enfermedad mortal con un 80% de fallecimientos a los 6 meses de diagnosticada la enfermedad. Posteriormente, gracias a un mayor conocimiento del desarrollo tumoral, se desarrollaron efectivos esquemas de tratamiento con un índice de curación entre un 50 y 70% de los casos.

2. TIPOS DE LEUCEMIA

Existen varios tipos principales de leucemia, clasificados en función de la velocidad en que se desarrollan y del tipo de glóbulo blanco al que afectan.

Las leucemias agudas avanzan rápidamente y son más frecuentes en niños y adultos jóvenes.

Las leucemias crónicas se desarrollan de forma lenta y afectan generalmente a personas de edad media.

Las leucemias linfáticas afectan a los linfocitos mientras que las leucemias mieloides afectan a los mielocitos.

A) LEUCEMIA MIELOCÍTICA

1. Nombres alternativos: Leucemia granulocítica crónica; LMC; CML; leucemia crónica granulocítica

2. Definición: La leucemia mielocítica crónica es un cáncer maligno de la médula ósea que causa crecimiento rápido de las células productoras de sangre (conocidas como precursoras mieloides), en la médula ósea, la sangre periférica y los tejidos del cuerpo.

3. Causas, incidencia y factores de riesgo   

La enfermedad puede ocurrir en los adultos, usualmente de mediana edad, y en niños. Afecta de 1 a 2 personas por cada 100.000 y es responsable del 7-20% de los casos de leucemia. Usualmente está asociada con una anomalía cromosómica llamada el cromosoma Philadelphia.

La exposición a radiación ionizante, que podría ocurrir a partir de un desastre nuclear o el tratamiento de un cáncer previo como el de la tiroides o el del linfoma de Hodgkin, es un posible desencadenante de esta anomalía cromosómica.

Sin embargo, la gran mayoría de las personas a quienes se les trata un cáncer con radiación NO pasan a desarrollar leucemia y toma muchos años desarrollarla por esta causa.

4. Síntomas   

La leucemia mielocítica crónica se caracteriza por una fase crónica que puede durar meses o años.

Durante esta fase crónica, la enfermedad se puede presentar con pocos síntomas o ser asintomática. Finalmente, la fase crónica progresa a una "fase acelerada" más peligrosa durante la cual las células de la leucemia crecen con mayor rapidez.

La aceleración de la enfermedad puede estar asociada con fiebre (sin infección), dolor óseo y un agrandamiento del bazo. En un período de 5 años, en la mayoría de las personas, la enfermedad progresa a una "crisis blástica" cuando existe un conteo muy bajo de glóbulos blancos inmaduros (células de la leucemia).

La fase blástica de la leucemia es muy difícil de tratar. Se puede presentar sangrado e infección debido a la insuficiencia de la médula ósea. Entre otros posibles síntomas están:

- Fatiga, debilidad

- Sudoración excesiva (sudores nocturnos)

- Fiebre baja y presión bajo las costillas izquierdas a causa de un agrandamiento del bazo

- Sangrado y hematomas

- Súbita aparición de pequeñas marcas rojas en la piel (petequias )

5. Signos y exámenes:    Un examen físico a menudo revela un agrandamiento del bazo.

- CSC: muestra aumento en el conteo de glóbulos blancos. Un diferencial de CSC es consistente con el aumento del número de glóbulos blancos ya sean maduros o inmaduros (dependiendo de si la enfermedad se encuentra en fase crónica o blástica)

Signos y exámenes adicionales son:

- Aspiración de médula ósea

- Presencia del cromosoma Philadelphia

- Nivel de fosfatasa alcalina leucocítica

Esta enfermedad podría alterar los resultados de los siguientes exámenes:

- Nivel de vitamina B-12

- Ácido úrico

- Conteo de plaquetas

6. Tratamiento   

El tratamiento está dirigido a reducir el crecimiento de las células leucémicas en la médula ósea y poder inducir una remisión (cuando no se puede encontrar leucemia) con buen control de los signos y síntomas de la enfermedad.

La fase crónica puede controlarse con quimioterapia, que puede administrarse en condiciones ambulatorias. La terapia con interferón se ha utilizado para lograr la remisión temporal.

En el 2001, la FDA aprobó un nuevo medicamento para la leucemia mielocítica crónica llamado imatinib (Gleevec), que es particularmente efectivo cuando la enfermedad no ha respondido al tratamiento estándar (trasplante de médula ósea). Este medicamento trabaja directamente en las células leucémicas para inhibir su crecimiento.

Sin embargo, un trasplante de médula ósea precedido por dosis altas de quimioterapia y de radioterapia continúa siendo el tratamiento estándar; aunque no todas las personas con este tipo de leucemia son candidatas apropiadas para un trasplante o cuentan con un donante apto.

No se sabe hasta el momento qué pacientes deben recibir un trasplante de médula ósea como primer tratamiento y quiénes deben recibir Gleevec, por lo que puede ser apropiado participar en un estudio médico ("ensayo clínico") que compare estos dos tratamientos.

Dado que las recomendaciones de tratamiento para este tipo de leucemia están cambiando rápidamente con los nuevos hallazgos de las investigaciones, se deben discutir con el oncólogo las ventajas y desventajas de cada opción.

7. Grupos de apoyo: Para buscar información adicional y recursos, ver grupo de apoyo para el cáncer y grupo de apoyo para la leucemia.

8. Expectativas (pronóstico): La enfermedad es siempre mortal si no se realiza un tratamiento curativo. La supervivencia promedio es de 3 a 4 años. Más de la mitad de los pacientes que reciben un trasplante de médula ósea sobreviven a la enfermedad por largo tiempo. La superviviencia a largo plazo después de tomar sólo imatinib aún no se conoce.

9. Complicaciones   

La crisis blástica puede llevar a que se presenten complicaciones de la leucemia mielocítica crónica, incluyendo infección, sangrado, fatiga, fiebre inexplicable y problemas renales.

Por otro lado, la quimioterapia puede tener efectos secundarios serios, dependiendo de los medicamentos utilizados.

Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas que sugieran la presencia de una leucemia mielocítica crónica o si a la persona ya se le ha diagnosticado esta condición y presenta fiebre por encima de 37.8º C (100º F), escalofríos, dolor de garganta o tos.

10. Prevención: Se debe evitar la exposición a la radiación en la medida de lo posible.

B) LEUCEMIA DE CÉLULAS PILOSAS

1. Nombres alternativos: Reticuloendoteliosis leucémica; HCL; Leucemia (células pilosas)

2. Definición: La leucemia de células pilosas es un cáncer de linfocitos (células B) que lleva a conteos sanguíneos bajos.

3. Causas, incidencia y factores de riesgo: La leucemia de células pilosas es un tipo de cáncer de la sangre poco común y puede ser una de las causas del bajo número de glóbulos normales. La enfermedad es causada por el crecimiento anormal de células B que presentan una apariencia "vellosa" bajo el microscopio, ya que tienen proyecciones finas que salen de su superficie.

La causa de esta enfermedad es desconocida, afecta 5 veces más a los hombres que a las mujeres y la edad promedio de inicio es a los 55 años. Este tipo de leucemia es rara y sólo representa aproximadamente el 2% de las leucemias que se diagnostican cada año.

4. Síntomas   

- Debilidad, fatiga y pérdida de peso

- Tendencia a la formación de hematomas y sangrado

- Infecciones y fiebres recurrentes

- Sudoración excesiva especialmente en la noche

- Ganglios linfáticos inflamados

- Saciedad fácil (sensación de llenura después de comer sólo una pequeña cantidad)

5. Signos y exámenes   

- Un examen físico puede revelar agrandamiento del bazo o del hígado

- Biopsia de médula ósea: revela células pilosas

- Un frotis de sangre periférica  puede mostrar células pilosas

- Un examen especial que se hace en la sangre o la médula ósea (con fosfatasa ácida tartrato-resistente) puede confirmar el diagnóstico

- TC abdominal: muestra el agrandamiento del bazo y del hígado

- CSC: muestra conteo de glóbulos blancos, conteo de glóbulos rojos y plaquetas bajos

6. Tratamiento: Al comienzo de la enfermedad, es posible que el tratamiento no sea necesario, pero algunos pacientes pueden requerir una transfusión sanguínea ocasional.

En caso de necesitarse el tratamiento debido a los conteos sanguíneos muy bajos, se pueden utilizar varias drogas quimioterapéuticas como cladribina y pentostatina. Así mismo, se puede utilizar el interferón. En la mayoría de los casos, estas drogas pueden producir una remisión (alivio completo de la enfermedad) que perdura durante muchos años; sin embargo, aún no es claro si la quimioterapia cura la enfermedad, dado que la mayoría de los pacientes presentan recurrencia con el tiempo.

La extirpación del bazo puede ayudar a mejorar los conteos sanguíneos, pero no es probable que cure la enfermedad. Es posible que se requiera el tratamiento sintomático de infecciones con antibióticos o los bajos conteos sanguíneos con factores de crecimiento y transfusiones.

7. Expectativas (pronóstico): El pronóstico de los pacientes que sufren la leucemia de células pilosas ha mejorado enormemente con la aplicación de los nuevos tratamientos, utilizando quimioterapia y la mayoría de los pacientes pueden esperar una expectativa de vida de 10 años o más.

8. Complicaciones   

Los bajos conteos sanguíneos ocasionados por la leucemia de células pilosas puede llevar a que se presenten episodios frecuentes de infección, fatiga y sangrado excesivo.

Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe buscar asistencia médica si se presenta sangrado significativo o también si se dan signos de infección, incluyendo sensación de malestar general, fiebre o tos persistentes.

9. Prevención: Se desconoce.

C) LEUCEMIA CRÓNICA LINFOCÍTICA (LLC)

1. Definición: (cáncer) de los glóbulos blancos conocidos como linfocitos, caracterizada por un aumento lento y progresivo de estas células malignas en la sangre y en la médula ósea.

2. Causas, incidencia y factores de riesgo: La leucemia linfocítica crónica (LLC) afecta a los linfocitos B y causa inmunosupresión, insuficiencia de la médula ósea e invasión de células malignas (cancerosas) en otros órganos.

Generalmente los síntomas se desarrollan de manera gradual. La incidencia es de alrededor de 2 casos por cada 100.000 y se incrementa con la edad (90% de los casos se encuentra en personas de más de 50 años). Muchos de los casos se detectan con pruebas sanguíneas rutinarias en personas asintomáticas.

La causa de esta enfermedad se desconoce y aún no se ha determinado ninguna relación con irradiación, químicos carcinogénicos o virus. La enfermedad es más común en los judíos de ascendencia rusa o de Europa del este y es poco frecuente en Asia.

3. Síntomas:  

- Hígado, bazo o ganglios linfáticos agrandados

- Fatiga

- Amoratamiento anormal (ocurre en las últimas etapas de la enfermedad)

- Sudoración excesiva, sudores nocturnos

- Pérdida del apetito

- Pérdida involuntaria de peso

4. Signos y exámenes   

- Conteo de glóbulos blancos elevado en un CSC

- Citometría de flujo que revela una población anormal de glóbulos blancos

- Aspiración de médula ósea

Esta enfermedad también podría alterar los resultados de una electroforesis de proteína sérica.

5. Tratamiento   

La enfermedad en su etapa temprana a menudo no requiere tratamiento específico, ya que el tratamiento oportuno no mejora la supervivencia, pero es importante hacer una observación minuciosa. Se puede indicar quimioterapia si el paciente presenta fatiga, anemia, trombocitopenia o ganglios linfáticos agrandados que ofrezcan problemas.

El medicamento anticancerígeno (quimioterapia) que se usa primero generalmente es la fludarabina. Otros medicamentos que se pueden emplear con esta patología son clorambucil (Leukeran) ciclofosfamida (Citoxan).

El tratamiento para LLC está cambiando rápidamente. Recientemente, varios medicamentos nuevos entre los cuales están el alentuzumab (Campath), el cual es un anticuerpo contra la superficie de las células LLC, ha sido aprobado para el tratamiento en pacientes con LLC que no han tenido éxito con la fludarabina.

Otro medicamento con anticuerpos que también se puede utilizar solo o en combinación con la quimioterapia tradicional es el rituximab (Rituxan). En raras ocasiones, se puede utilizar la radiación en los ganglios linfáticos agrandados. Es posible que sea necesario hacer transfusiones sanguíneas o plaquetarias.

6. Grupos de apoyo: El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar con la vinculación del paciente a un grupo de apoyo, en el que los miembros comparten experiencias y problemas comunes.

7. Expectativas (pronóstico)   

El pronóstico depende de la etapa de la enfermedad. La mitad de los pacientes diagnosticados en las primeras etapas de la enfermedad viven más de 12 años, mientras que en los estados más avanzados de la enfermedad, alrededor de la mitad de los pacientes mueren en los 2 primeros años.

8. Complicaciones:

- Aumento del riesgo de enfermedades malignas secundarias

- Efectos secundarios de la quimioterapia

- Sangrado por bajo número de plaquetas

- Fatiga por anemia

- Anemia hemolítica auto inmune

- Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI)

- Hipogamaglobulinemia (niveles reducidos de anticuerpos) con aumento de la susceptibilidad a la infección

Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe buscar asistencia médica si se presenta agrandamiento de los ganglios linfáticos o fatiga, amoratamiento, sudoración excesiva o pérdida de peso inexplicable.

D) LEUCEMIA AGUDA DE LA INFANCIA

1. Nombres alternativos: LLA; Leucemia infantil aguda; Cáncer: leucemia infantil aguda (LLA)

2. Definición: Es una enfermedad maligna y progresiva, caracterizada por grandes cantidades de glóbulos blancos inmaduros semejantes a los linfoblastos que se pueden encontrar en la sangre, la médula ósea, los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos.

3. Causas, incidencia y factores de riesgo: La leucemia linfocítica aguda (LLA) es responsable del 80% de las leucemias agudas  de la niñez, con una incidencia máxima que ocurre entre los 3 y los 7 años de edad. Este tipo de leucemia también ocurre en adultos; representa el 20% de todas las leucemias en esta población.

En la leucemia aguda, la célula maligna pierde su capacidad para madurar y especializarse (diferenciarse) en su función. Estas células se multiplican rápidamente y reemplazan las células normales.

La insuficiencia de la médula ósea ocurre a medida que las células malignas reemplazan los elementos normales de dicha médula ósea. La persona se vuelve susceptible al sangrado e infección dado que las células sanguíneas normales se reducen en número.

La mayoría de los casos parecen no tener una causa aparente; sin embargo, se cree que la radiación, algunas toxinas como el benceno, y algunos agentes quimioterapéuticos, contribuyen a la inducción de la leucemia. Las anomalías cromosómicas también pueden jugar un papel en el desarrollo de la leucemia aguda.

Los factores de riesgo para la leucemia aguda abarcan síndrome de Down, tener un hermano con leucemia y la exposición a la radiación, químicos y drogas. Esta enfermedad afecta a 6 de cada 100.000 personas.

4. Síntomas

- Sangrado profuso y prolongado, tendencia a la formación de hematomas

- Encías sangrantes, sangrado nasal y de la piel

- Irregularidades menstruales

- Erupción o lesión en la piel

- Manchas rojas puntiformes de la piel (Petequias)

- Equimosis (hematomas), palidez, fatiga

- Infección

- Sensibilidad del esternón

- Dolor o sensibilidad en los huesos del esternón

- Dolor articular, dolor en la cadera, tobillo, pie   por encima de las pequeñas articulaciones del mismo.

- Dolor en el hombro, codo, muñeca, en la mano, especialmente en las articulaciones pequeñas

- Linfoadenopatía (agrandamiento de los ganglios)

- Pérdida de peso involuntaria, fiebre, inflamación de las encías

- Dificultad para respirar, agravada por el ejercicio

- Sensación táctil de los latidos cardíacos ( palpitaciones ) con un patrón irregular

5. Signos y exámenes: Un examen físico y las pruebas de laboratorio pueden revelar lo siguiente: 

- Agrandamiento del hígado y del bazo

- Equimosis (hematomas)

- Evidencia de sangrado (petequias, púrpura  )

- Conteo de glóbulos blancos sanguíneos  anormal.

- El CSC  muestra anemia

- Conteo de plaquetas bajo

- Una aspiración de médula ósea  muestra un aumento en el número de células (hipercelularidad) y un aumento de linfoblastos.

La enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

- Conteo de linfocitos T (derivados del timo)

- Estudio de antígenos de superficie celular (células B, cuadro de leucemia/linfoma)

- Diferencial de glóbulos blancos

Los resultados combinados de estas pruebas permiten elaborar un diagnóstico molecular preciso que ayuda a orientar las decisiones acerca del tratamiento y aclara el pronóstico probable.

Por ejemplo, las células de algunas leucemias contienen anomalías cromosómicas. Aquellas con el cromosoma Philadelphia o con la translocación t (4; 11) tenderían a tener un mal pronóstico, por lo que se podría recomendar preventivamente un tratamiento intensivo y un trasplante temprano de médula ósea. Otros genes (como el rearreglo del TEL/AML1) pueden indicar un pronóstico favorable.

6. Tratamiento: El objetivo del tratamiento es la remisión del cáncer, la cual se logra cuando el conteo de células sanguíneas periféricas y de la médula ósea es normal.

La quimioterapia consiste típicamente en la combinación de 3 a 8 medicamentos entre los cuales se pueden mencionar: prednisona, vincristina, metrotexato, 6-mercaptopurina y ciclofosfamida.

De la misma manera, se pueden requerir productos sanguíneos (por ejemplo: concentrado de glóbulos rojos, plaquetas ) para corregir la anemia  y el bajo conteo de plaquetas. Es posible que se requiera  la terapia antibiótica para tratar cualquier tipo de  infecciones secundarias que se desarrollen.

Después de lograr la remisión, se puede adminstrar la quimioterapia o radioterapia en la columna vertebral para tratar algunas células leucémicas que puedan haber invadido el líquido cefalorraquídeo.

La terapia subsecuente está orientada a prevenir la recaída y consiste en mantener la quimioterapia adicional administrada en forma intermitente, ya sea en el hospital o como paciente ambulatorio. Este tratamiento puede durar hasta un año. El transplante de médula ósea después de dosis altas de quimioterapia puede ser una opción de tratamiento para casos que recurren o no responden a otros tratamientos.

7. Grupos de apoyo: El estrés causado por la enfermedad a menudo se puede aliviar al participar en un grupo de apoyo, donde los integrantes comparten experiencias y problemas en común. Ver grupo de apoyo para el cáncer y grupo de apoyo para la leucemia.

8. Expectativas (pronóstico): El resultado probable es mejor para niños que para los adultos, con una tasa de curación del 80%. El 80% de los adultos alcanza una remisión completa, con un 30 al 50% que se curan. Sin tratamiento, la expectativa de vida es de 3 meses aproximadamente.

9. Complicaciones   

- Coagulación intravascular diseminada (CID)

- Recurrencia de leucemia linfocítica aguda (LLA)

- Infección grave

Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe buscar asistencia médica si los síntomas sugieren el desarrollo de leucemia linfocítica aguda; al igual que si la fiebre persiste o se presentan otros signos de infección.   Debido a que se desconoce la causa de la mayoría de los casos, la prevención de éstos no es posible, pero la reducción al mínimo de la exposición a toxinas, irradiación, químicos, etc. puede disminuir el riesgo.

E) LEUCEMIA MIELÓGENA

1. Nombres alternativos: Leucemia granulocítica aguda; leucemia mieloide aguda; leucemia no linfocítica aguda; AML; leucemia aguda mieloide; leucemia aguda granulocítica; leucemia no linfocítica (ANLL)

2. Definición: La leucemia mielógena aguda es un cáncer de los tejidos de la médula ósea que forman la sangre, caracterizado por el crecimiento de glóbulos blancos inmaduros. Existen 8 categorías de esta condición que van desde la M0 hasta M7, basadas en cuáles células sanguíneas son anormales.

3. Causas, incidencia y factores de riesgo: La leucemia mielógena aguda se puede presentar a cualquier edad, pero afecta principalmente a adultos y a niños menores de un año. Este artículo estará enfocado hacia la leucemia mielógena en adultos.

En esta condición, ciertas células sanguíneas del sistema inmunológico, que crecen en la médula ósea, pierden su capacidad para madurar y especializarse (diferenciarse). Dichas células se multiplican rápidamente y reemplazan a las células sanguíneas normales.

La insuficiencia de la médula ósea se presenta cuando las células malignas reemplazan la médula ósea normal. Los pacientes con esta enfermedad son susceptibles al sangrado y a la infección, ya que las células sanguíneas normales pierden su capacidad para combatir los microorganismos y disminuyen en número.

La mayoría de los casos no tienen una causa evidente; sin embargo, se cree que la radiación, algunas toxinas como el benceno, y algunos agentes quimioterapéuticos (incluyendo etopósido y drogas conocidas como agentes alquilantes) ocasionan algunos tipos de leucemia, incluyendo la forma mielógena aguda. Entre los factores de riesgo se pueden mencionar los siguientes:

- Exposición a la radiación y químicos

- Inmunosupresión después de un trasplante de órganos

Trastornos sanguíneos como los siguientes:

- Enfermedad mieloproliferativa como la policitemia vera o la trombocitemia esencial

- Mielodisplasia (anemia resistente al tratamiento)

4. Síntomas: Sangrado prolongado y tendencia a la formación de hematomas con gran facilidad

- Encías sangrantes, hemorragia nasal, períodos menstruales anormales

- Erupción o lesión de la piel

- Fatiga, fiebre, palidez

- Dolor y sensibilidad ósea, pérdida de peso

- Inflamación de las encías (poco común)

- Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio

5. Signos y exámenes: Un examen físico puede mostrar evidencia de anemia, palidez y sangrado.

- Es menos común encontrar agrandamiento del bazo, del hígado o de los ganglios linfáticos.

- El conteo de los glóbulos blancos sanguíneos puede ser alto, bajo o normal.

- Un CSC muestra anemia y un conteo de plaquetas bajo.

- Una aspiración de médula ósea muestra evidencia de células leucémicas.

6. Tratamiento: El objetivo del tratamiento es eliminar las células malignas con quimioterapia, pero infortunadamente este procedimiento también elimina células normales que pueden estar presentes en la médula ósea, por lo que durante el tratamiento el paciente presenta riesgo de sangrado excesivo debido al bajo número de plaquetas e infección por un bajo conteo de glóbulos blancos. La médula ósea requiere varias semanas para recuperarse e iniciar la producción de células normales.

Durante este tiempo, el cuidado de soporte es intensivo y consiste en: aislamiento del paciente para prevenir la infección, suministro de antibióticos para tratarla si se presenta, transfusión de plaquetas para el control del sangrado y transfusiones de glóbulos rojos sanguíneos para combatir la anemia.

Después de lograr la remisión, el tratamiento intensivo se conoce como consolidación y es necesario con el fin de lograr una curación permanente. La consolidación puede consistir o en una quimioterapia adicional o un trasplante de médula ósea o un trasplante de células madre. Estos trasplantes también se pueden llevar a cabo en pacientes con recaída de la enfermedad.

La mayoría de los diferentes subtipos de leucemia son tratados en forma similar. Sin embargo, existen algunas diferencias en el tratamiento de un tipo de leucemia conocido como leucemia promielocítica aguda (APL). El ácido todo-trans retinoico (ATRA) juega un papel importante en el tratamiento de esta leucemia (y es únicamente en este tipo de leucemia), ya que induce la maduración de las células de leucemia en glóbulos blancos normales.

El ATRA se emplea durante los tratamientos de remisión y consolidación y ha incrementado el porcentaje de curación de este tipo de leucemia. Adicionalmente, el medicamento trióxido de arsénico se aprobó para ser utilizado en pacientes con APL, quienes no han respondido al tratamiento con ATRA o con la quimioterapia usual. Se puede emplear para lograr la primera remisión o en una recaída posterior.

Los nuevos tratamientos para este tipo de anemia incluyen anticuerpos monoclonales y drogas experimentales administradas en estudios clínicos.

7. Grupos de apoyo: Para buscar información y recursos adicionales, ver el artículo sobre grupos de apoyo para el cáncer y grupos de apoyo para la leucemia.

8. Expectativas (pronóstico): La remisión completa ocurre en el 70 u 80% de los pacientes. En general, alrededor del 20 al 30% de los pacientes sobreviven libres de la enfermedad durante 5 años después del diagnóstico.

Los pacientes se consideran curados totalmente cuando no experimentan ninguna recaída durante ese tiempo, ya que la mayoría de las recurrencias se presentan dentro de los 2 años siguientes al diagnóstico.

Los pacientes menores de 60 años tienen una mejor probabilidad de supervivencia que sus homólogos de más edad. Este aspecto tiene relación con muchos factores, incluyendo la capacidad de tolerar medicamentos quimioterapéuticos fuertes. La expectativa de vida es de 3 a 4 meses cuando no hay tratamiento.

9. Complicaciones   

- Recurrencia de la enfermedad, infección severa

- Sangrado potencialmente mortal

Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe buscar asistencia médica si se desarrollan síntomas de leucemia mielógena aguda o si se presenta fiebre persistente u otros signos de infección en personas con dicha enfermedad.

10. Prevención: Se recomienda protegerse de la exposición ocupacional a cualquier agente asociado con el desarrollo de la leucemia aguda y minimizar la exposición a la radiación.

3. SINTOMAS GENERALES:

Los síntomas de la leucemia suelen ser similares a los de otras enfermedades comunes y benignas.

La aparición de alguno de ellos no debe alarmarnos, pero si los síntomas persisten y tienden a agravarse, no dude en consultar a su médico.

- Palidez, pérdida del apetito, cansancio, dolor de cabeza

- Infecciones frecuentes, hemorragias

- Hematomas (moretones) sin motivo aparente

- Pérdida de peso, sensación de ahogo, fiebre

- Dolor de huesos y articulaciones

En muchos casos, las formas crónicas de leucemia no provocan síntomas de inmediato puesto que la enfermedad avanza lentamente lo cual dificulta su detección.

Conclusiones

- La Leucemia es una enfermedad que detiene la maduración de células encargadas de la formación de elementos sanguíneos. Esto se origina a nivel de la médula ósea, donde se disemina a la sangre y a los distintos tejidos.

- Existen varios tipos de leucemia. Las leucemias agudas avanzan rápidamente y son frecuentes en niños y adultos jóvenes. Las leucemias crónicas se desarrollan de forma lenta y afectan generalmente a personas de edad media. Las leucemias linfáticas afectan a los linfocitos, mientras que las leucemias mieloides afectan a los mielocitos.

Los tratamientos más comunes contra la leucemia son:

- Quimioterapia: Los pacientes deben tomar uno o varios medicamentos contra el cáncer ya sea vía oral o intravenosa.

- Radiaciones: dañan a las células cancerígenas e impiden su evolución y crecimiento.

- Trasplantes de médula ósea: se trasplanta la médula ósea de un donador que sea compatible.

- Terapia Biológica: utiliza sustancias producidas por el cuerpo para mejorar la habilidad de combatir la leucemia.

Sugerencias

- Si bien es cierto la Leucemia es una enfermedad generalmente silenciosa, pueden pasar muchos años de tener la enfermedad y no hay síntomas por eso lo mas recomendable es una continua visita al médico.

- Concientizar a los padres de familia que los más pequeños de la casa pueden adquirir la enfermedad por esa razón se sugiere estar alertas ante los primeros signos y síntomas que puedan presentarse.

- Si una persona se encuentra en tratamiento requiere del apoyo de la familia, es en esos momentos en el que la persona se siente más sola que nunca, además si se espera que el tratamiento sea efectivo en su totalidad influye mucho el aspecto emocional y psicológico independientemente de la terapia física.

Referencias bibliográficas

1. ROSEMARY, Bayli. Manual de Patología 1. Editorial Libertad S.A. 2005. Santafé de Bogotá. Pág. 152-175.

2. GRAYSHON, Jaime. Diccionario de Washington. Editorial Voluntad S.A. 2004. Barcelona - España.

3. MARTINEZ, Keysi. Guía Patológica Médica. Editorial Continental S.A. de CV México. 2006. Pág. 308 - 320

LINCOGRAFÍA

  • http://www.nci.nih.gov/español/pdq/tratamiento/cancer/html

  • http://www.leucemia.com/sego.html

  • http://www.mundosalud.com/2tiposdeleucemia/libv/español/c01s.shtml

Anexos

GRAFICO 01

Aspiración de médula ósea

Monografias.com

En una aspiración de médula ósea se extrae una pequeña porción de la misma. El procedimiento es molesto, pero tanto los niños como los adultos lo pueden tolerar bastante bien.

GRAFICO 02

Vista microscópica: leucemia mielocítica crónica

Monografias.com

Esta imagen obtenida con un microscopio de alto poder de un frotis de sangre perteneciente a una persona que padece LMC, muestra predominantemente células de apariencia normal con madurez intermedia.

GRAFICO 03

Anticuerpos

Monografias.com

Los antígenos son generalmente proteínas, virus, hongos, bacterias, toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

GRAFICO 04

Leucemia de células pilosas - vista microscópica

Monografias.com

Todas las células que aquí aparecen son células pilosas, sus membranas celulares se ven irregulares y aserradas, sus citoplasmas se tiñen de azul claro (flechas negras) y sus núcleos tienden a ser irregulares (flechas rojas).

GRAFICO 05

Elementos de la sangre formados

Monografias.com

La sangre transporta oxígeno y nutrientes a los tejidos del cuerpo, y retorna desechos y dióxido de carbono. Entre las funciones protectores de la sangre están la formación de coágulos y la prevención de infecciones.

GRAFICO 06

Leucemia linfocítica crónica; vista microscópica

Monografias.com

Esta es la apariencia microscópica de la médula ósea de una persona que padece leucemia linfocítica crónica. Se pueden apreciar predominantemente los linfocitos inmaduros y pequeños.

GRAFICO 07

Microfotografía de leucemia linfocítica aguda

Monografias.com

Esta fotografía muestra las células linfáticas (linfoblastos) teñidas de oscuro que se observan en la leucemia linfocítica aguda, el tipo más común de leucemia infantil.

GRAFICO 08

Médula ósea de la cadera

Monografias.com

Se puede tomar médula ósea de la cadera o hueso ilíaco para utilizarla como injerto en otras partes del cuerpo.

GRAFICO 09

Leucemia monocítica aguda en la piel

Monografias.com

Leucemia monocítica aguda. Su apariencia es de infiltraciones eritematosas en la piel que forman pápulas, máculas y placas. Es frecuente que haya prurito.

GRAFICO 10

Células sanguíneas

Monografias.com

La sangre consta de glóbulos rojos, plaquetas y diversos tipos de glóbulos blancos.

DEDICATORIA

A mis padres, quienes con su amor y apoyo incondicional han hecho posible la culminación de mi carrera y la realización del presente trabajo.

AGRADECIMIENTO

A la señora Flor Jiménez y a las enfermeras Blanca Cervantes y Claudia Suárez, por su invalorable apoyo en la presente investigación.

 

 

Autor:

Ricarte Tapia Viton

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda