Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El proceso de poblamiento del territorio argentino

Enviado por nicolas pellegrino



  1. El proceso de poblamiento
  2. La dinámica demográfica de la sociedad argentina
  3. El crecimiento de la composición de la población
  4. La organización del mercado de trabajo
  5. Las condiciones de vida de la población
  6. Bibliografía

Monografias.com

El proceso de poblamiento

En el territorio argentino, la mayor parte se concentra en ciudades de distintos tamaños. Otra parte de la población vive agrupada en pequeños pueblos y caseríos o dispersas en el campo. Estas distintas formas de asentamiento se distribuyen de manera desigual en el territorio.Esto se debe por ejemplo, el tipo de recursos naturales valorizados en diferentes áreas y el modo en que se transformaron y se ocuparon esos espacios.El proceso de poblamiento nos permite comprender que la sociedad argentina surgió de un día para el otro, sino que se fueron formando a medida que distintas poblaciones, que diferentes momentos ocuparon y poblaron diferentes lugares. Hace más de 15 años atrás, esta parte de América del Sur, entre las Cordillera de los Andes y el océano Atlántico, era bastante diferente de lo que es hoy. No habían divisiones políticas ni territorios pertenecientes a países. El espacio estaba ocupado por aborígenes con culturas muy distintas. A partir de la llegada de los conquistadores españoles impusieron sus nuevas formas.Se pueden distinguir varias etapas en el proceso de poblamiento. Cada etapa tuvo protagonistas y formas de asentamiento que dejaron su herencia por la etapa siguiente.   

La dinámica demográfica de la sociedad argentina

Monografias.com

Proyección y estimación de la población argentina 1950-2015.

De acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Salud de la Nación, en 2009 se registraron 745.336 nacimientos observándose una tasa bruta de natalidad del 18,6‰. A su vez, las defunciones alcanzaron a 304.525, con una tasa bruta de mortalidad del 7,6‰. El crecimiento natural fue del 11,0‰ (1,1%).

La tasa de mortalidad infantil viene registrando una progresiva mejoría: 63,1‰ en 1970;[12] 33,2‰ en 1980;[13] 25,6‰ en 1990; 16,6‰ en 2000 y 12,1‰ en 2009.[9]

Las variables demográficas no son homogéneas entre las distintas jurisdicciones del país. Es así como la ciudad de Buenos Aires, urbe principal del aglomerado urbano más envejecido del país, presenta una conformación demográfica similar a la de los países europeos distinguiéndose del resto del país: la tasa de variación intercensal del 4,1% entre 2001 y 2010 fue la más baja del país; en 2009, la tasa de natalidad apenas alcanzó el 14,6‰ y la alta tasa de mortalidad del 10,3‰ explica el bajo crecimiento vegetativo de apenas el 4,3‰. La tasa global de fecundidad de Buenos Aires ronda los 1,9 hijos por mujer, (por debajo del nivel de reemplazo), siendo la única jurisdicción del país que ostenta este fenómeno.

Monografias.com

En otro orden, se encuentran la mayoría de las provincias del noroeste y noreste (Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán) que a nivel general el censo 2010 demostró que mantienen tasas de natalidad por sobre el promedio nacional pero han experimentado sus poblaciones una fuerte emigración hacia centros urbanos como el Gran Buenos Aires, vislumbrándose así un crecimiento total menor a la media nacional.[14]

Las provincias de la Patagonia han mostrado un fuerte crecimiento entre 2001 y 2010, entre ellas la Provincia de Santa Cruz donde la población aumentó un 38,4%, el más elevado del país. Según autoridades del INDEC, el gran crecimiento poblacional de esta región no se debe a un aumento de la fecundidad, sino a un fuerte proceso inmigratorio en busca de mejores condiciones laborales.

El crecimiento de la composición de la población

  • FECUNDIDAD

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Salud (745.336 nacimientos) junto a las proyecciones de población de mujeres por edades del INDEC, la tasa global de fecundidad en 2009 se ubica en los 2,36 hijos por mujer, valor por encima del límite del reemplazo generacional (2,1 hijos por mujer).[10] Aunque con oscilaciones, el índice se mantenido estable desde 2001 donde se registró una tasa de 2,4 hijos por mujer.[16] Las estimaciones del INDEC de la T.G.F. era de 3,15 hijos por mujer en el quinquenio 1980-1985, de 2,9 entre 1990-1995, de 2,6 entre 1995-2000, de 2,35 entre 2000-2005 y 2,25 entre 2005-2010. Históricamente la Argentina tuvo tasas menores de fecundidad comparada con otros países de América Latina.

Monografias.com

  • Tabla: Evolución histórica de la población total. [16] [19] [20] [21] [22]

Año

Población

Tasa anual media de crecimiento

(por mil)

Población extranjera / Población total

( % )

Población urbana

( % )

Tasa global de fecundidad

(hijos por mujer)

Expectativa de vida al nacer

(años)

1869

1.877.490

12,1

6.8

32,9

1895

4.044.911

25,4

37,4

7.0

40,0

1914

7.903.662

36,0 (1895-1914)

29,9

52,7

5.3

48,5

1947

15.893.827

21,0 (1914-1947)

15,3

62,2

3.2

61,1

1960

20.013.793

18,0 (1947-1960)

13,0

72,0

3.1

66,4

1970

23.364.431

16,0 (1960-1970)

9,5

79,0

3.1

65,6

1980

27.949.480

18,0 (1970-1980)

6,8

83,0

3.3

68,9

1991

32.615.528

15,0 (1980-1991)

5,0

88,4

2.9

72,9

2001

36.260.130

10,1 (1991-2001)

4,2

89,3

2.4

73.8

2010

40.091.359*

11,7*(2001-2010)

*Datos provisionales.

Estructura de la población

Monografias.com

  • Distribución por sexos

Según datos del Censo 2001 hay un 48,7% de varones, y un 51,3% de mujeres, siendo el índice de masculinidad (cantidad de varones por cada 100 mujeres) de 94,9. Históricamente este índice alcanzó un máximo en 1914 con un valor de 115,5 (53,5% de varones); en 1960 ambas poblaciones ya estaban equilibradas, habiendo sido el descenso desde el Censo de 1991 de 7 décimas (95,6).

  • Distribución por edades

Según estimaciones del INDEC para 2008, la población de 65 años o más correspondería al 10,2% del total y la de 60 años o más, al 14,1%, haciendo que la Argentina sea el tercer país más envejecido de América Latina después de Uruguay y Cuba. A su vez, con el correr de las décadas, se nota un paulatino descenso de la población entre 0 a 14 años, representando el 25,6%.

En la región, la Argentina integra junto a Chile, Cuba y Uruguay, el grupo de países con una transición demográfica avanzada, caracterizada por poblaciones con natalidad y mortalidad moderada o baja, lo que se traduce en un crecimiento natural bajo, del orden del 1%

La pirámide de población (2008), confirma la tendencia al aumento del peso relativo de la población adulta mayor y, a la vez, da cuenta de menores niveles de natalidad. Esto último se refleja en el achicamiento de la base de la pirámide.

  • Distribución urbana/rural

De acuerdo a datos del Censo 2001, la Argentina es un país eminentemente urbano:

Población urbana (localidades de más de 2.000 habitantes): 89,31% (48,27% de varones)

Población rural agrupada (localidades de menos de 2.000 habitantes): 3,40% (50,81% de varones)

Población rural dispersa (vivienda en campo abierto): 7,28% (54,02% de varones)

Población con discapacidades

El 7,1% de la población registra alguna discapacidad. El porcentaje de personas con discapacidades va creciendo con la edad.

La organización del mercado de trabajo

A partir de la década de 1850 comienza a desarrollarse un mercado de trabajo (contratación de trabajadores asalariados), principalmente en la Provincia de Buenos Aires.[21] El proceso coincidió y fue potenciado por la gran ola de inmigración que comenzó en ese momento y que se extendería hasta 1930. La población en 1869 alcanzaba a poco más de 1,8 millones de personas.[22] Para el año 1930, la población llegaba a los 11 millones.[23] La aparición y desarrollo de un mercado de trabajo, permitió la subsecuente aparición y desarrollo de una considerable organización sindical del trabajo, que impulsó el alza de salarios y la mejora en las condiciones de vida de los trabajadores.

La escasez de trabajo llegó a ser un punto crítico, pero estos resultados que comenzaba a experimentar el país permitió altos salarios y, por lo tanto, un abismo entre los índices de salario de la Argentina y de una Europa empobrecida, particularmente Italia y España. Esto facilitó la inmigración masiva que fue sostenida cada año hasta la Primera Guerra Mundial (excepto en 1890 donde hubo un retraimiento económico). Mientras que la mitad de los inmigrantes europeos eligió permanecer en la ciudad de Buenos Aires, su adición al mercado de trabajo que le ofrecía el país ayudó a aliviar la escasez de trabajo en el campo. Las migraciones subsecuentes de nativos y extranjeros ayudaron a asegurar un mercado de trabajo para la economía de la región litoral.

La solución a la falta de mano de obra facilitó el desarrollo económico. Mientras que los salarios pudieron haber caído por un período, los inmigrantes, como factor importante de la producción, ayudaron a diversificar los mercados comerciales de la Argentina. Anteriormente, el sector ganadero -costoso- había dominado la producción. Pero con la gran mano de obra disponible, el sector arable permitió el desarrollo. Por consiguiente, el comercio de la Argentina dejó de especializarse en cualquier producto. Esto ayudó a fortificar al país contra los vaivenes de la economía mundial (estabilidad social y política), contribuyendo al desarrollo argentino experimentado entre 1870 y 1920.

Aproximadamente a partir de la década de 1930 se produjeron algunos cambios en las actividades económicas del país. La expansión agropecuaria se detuvo durante algunas décadas, en gran parte por que disminuyó la demanda de productos del mercado externo. Por otro lado la actividad industrial destinada a cubrir las necesidades del mercado interno (es decir la población del país), comenzó a adquirir mayor importancia. La industrias se localizaron sobre todo, en las ciudades de Buenos Aires, en la ciudades con puertos entre Rosario y La Plata y en la ciudad de Córdoba, estas ciudades habían crecido mucho en la etapa anterior, concentraban un gran numero de consumidores y contaban con la infraestructura necesaria para la instalación de fabricas. Además de la industria, crecieron diversas actividades comerciales y de servicios. En los centro urbanos aumentaron las oportunidades de empleo, y esto atrajo a la población de otras ciudades y áreas productivas del país e inclusive de los países limítrofes, donde la actividades económicas no ofrecían las mismas oportunidades.En algunas provincias, crecieron las actividades primarias, con la agricultura, la extracción de petróleo, etc., cuyo productos destinaban al mercado interno o a proveer de materia primas a las industrias.Además de ser una etapa de industrialización, también continuo el proceso de urbanización, es decir, cada vez fue mayor la producción de personas de asentamiento urbano.

Entre los años 1940 y 1970, se produjo una gran migración hacia las ciudades de personas que vivían trabajaban en el campo. Este despoblamiento rural tuvo diversas causas, entre las que se destaca el abandono de la actividad agraria por falta de tierra o de recursos económicos suficiente; en la llanura pampeana, en especial, la introducción de maquinarias hizo que disminuyera el número de trabajadores necesarios para realizar las tareas agrícolas.Los procesos mencionados hasta aquí explican en gran medida, como se distribuye actualmente la población en las distintas áreas del territorio. No obstante, en las últimas décadas, se han producido nuevos cambios en lo que respecta a las actividades económicas del país y a los procesos de distribución de la población.  

Como la inmigración, la inversión extranjera jugó un papel central en el desarrollo económico de la Argentina. Antes de la Primera Guerra Mundial, se podría decir que la inversión de capital era la inversión de capital extranjero. En todas las consideraciones, Argentina era un caso atípico para la inversión extranjera, y de ahí que esto la diferenció del resto de los países latinoamericanos. Sin embargo, Argentina no tuvo un desarrollo al estilo de los países hoy considerados del primer mundo.

Con mucho, Gran Bretaña contribuyó con la mayor parte de fondos que cualquier otro estado extranjero, como lo hizo con muchos otros estados latinoamericanos. Las sociedades anónimas de responsabilidad limitada, recogieron la mayor parte de su capital por la inversión directa extranjera. La mayor parte de las inversiones de Gran Bretaña recayeron en los ferrocarriles y en las industrias que exportaban carne. Sin embargo el sector agrícola prácticamente no ha recibido ninguna inversión extranjera, y relativamente poco crédito doméstico también. Por eso mismo se dio la expansión agrícola.

Principalmente, el crecimiento económico argentino antes de 1914 fue alcanzado por las exportaciones a Europa. Primero la carne vacuna y luego los cereales fueron enviados a Europa, con una población en auge. El viejo continente se encontró cada vez más en la necesidad de importar productos alimenticios de Argentina. A cambio, Gran Bretaña, Francia y Alemania invirtieron dinero en el desarrollo de Argentina. Especialmente, fondos extranjeros fueron colocados en los sectores que fueron orientados hacia las exportaciones; los ferrocarriles en particular fueron construidos con el capital extranjero. Mientras muchos argentinos vieron al sector de exportación como central para el desarrollo de un mercado nacional, la economía permaneció profundamente dependiente del contexto internacional.

La inversión extranjera y el mercado comercial pueden ser sumamente volátiles. Como la economía de Argentina confió tan pesadamente en el crédito extranjero y en una demanda de sus productos agrícolas, los períodos de volatilidad, causaron repercusiones severas para el crecimiento económico del país.

La inversión extranjera, entonces, era una arma de doble filo. Mientras esto contribuyó al largo período de crecimiento entre finales del siglo XIX y principios del XX, la inversión extranjera mermó durante la Primera Guerra Mundial. Mercados como el argentino aún no habían madurado y la economía doméstica no estaba preparada aún para compensar las pérdidas incurridas por los shocks externos. La economía en total vio una caída en su funcionamiento.

Las condiciones de vida de la población

La Argentina se encuentra en el puesto 49 de 191 países, por su desempeño general del sistema de salud según un informe de la Organización Mundial de la Salud.La salud se conforma del sistema de salud público, el sistema de obras sociales y el de la salud privada. Alrededor de un 37,6% de la población se atiende por el sistema público y un 51,52% por obras sociales.El Ministerio de Salud de la Nación es el encargado de la regulación de programas abocados a la tarea. En la actualidad, cuenta con doce proyectos activos, entre ellos, propuestas antitabaco, lucha contra el SIDA y programas contra el dengue.El porcentaje del gasto en salud correspondiente al PBI fue de un 8,9% en 2003. Además, el país cuenta con una proporción favorable de 3,01 médicos por cada mil habitantes.De las enfermedades que pueden ser prevenidas por vacunación, se presentan casos de Parotiditis, Tos ferina y Tétano, con ningún caso de fiebre amarilla.Las enfermedades que más afectan a la población incluyen el Mal de Chagas, el SIDA y la tuberculosis. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) incluyó en los Objetivos de Desarrollo del Milenio para la Argentina dos metas con referencia a estas enfermedades: Haber detenido e iniciado la reversión de la propagación del VIH/SIDA en el 2015Reducir la incidencia de la tuberculosis un 8% anual y la tasa de mortalidad por tuberculosis un 10% anual, y haber certificado la interrupción de la transmisión vectorial de Chagas en todo el país en el año 2015El Mal de Chagas tiene incidencia entre 2,5 y 3 millones de argentinos aproximadamente que la padecen, y afecta en general a la población con bajo poder adquisitivo. Sin embargo, los logros han sido importantes en la década anterior: se ha producido una disminución de 6,3% a 1,9% en el periodo 1992-2000.Respecto a la tuberculosis, ha ido en descenso desde 1980. La tasa de incidencia en 2000 fue casi la mitad de la de aquél año y el número de casos se redujo un 28% en ese período. Entre 1990 y 2000, la tasa de mortalidad por tuberculosis bajó de 4,2 a 2,1 por cada 100 mil habitantes.El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), con alrededor de 130.000 infectados, es otra enfermedad propagada en el país. El SIDA se diagnosticó por primera vez en la Argentina en 1982, y la enfermedad ha ido en avance desde entonces.

La magnitud de la epidemia afecta de manera desigual a las distintas regiones del país; el 80% de los casos notificados al Programa Nacional corresponden a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. El Ministerio de Salud ha iniciado una campaña para la lucha contra el SIDA, con los objetivos de informar acerca de la enfermedad y proveer condones y análisis gratuitamente. Una de las motivaciones podría ser que según ONUSIDA, un 65% de los infectados desconocería su situación serológica.El descenso lento pero sostenido de la tasa bruta de natalidad llegó a un valor de 18,2‰ en 2001. La tasa bruta de mortalidad ha presentado desde mediados del siglo XX, una tendencia descendente y ha llegado a estancarse en los últimas décadas. El valor de 2001 fue del 7,6‰, siendo las tres principales causas de mortalidad por importancia: enfermedades del sistema circulatorio, tumores malignos y enfermedades del sistema respiratorio. Para el quinquenio 2005-2010, se estima un tasa de natalidad del 17,5‰, una tasa de mortalidad del 7,8‰ y un crecimiento poblacional total del 9,7‰, debido a un saldo migratorio nulo.

La esperanza de vida alcanzó en 2001 los 73,8 años (Varones: 70 años y Mujeres 77,5 años). En el quinquenio 2005-2010 se estima un valor de 75,24 años (Varones: 71,56 años y Mujeres: 79,06 años). El constante crecimiento de la esperanza de vida se debe en parte a la notable disminución de la tasa de mortalidad infantil que alcanzó valores de 63,1‰ en 1970 hasta un 12,5‰ en 2006.La tasa global de fecundidad, número medio de hijos por mujer, era de 3,2 en el quinquenio 1980-1985, de 2,8 en el 1990-1995, de 2,4 en el 2000-2005 y un estimado de 2,3 entre 2005-2010.Las variables demográficas y de salud, no son homogéneas entre las distintas jurisdicciones del país. Es así como la ciudad de Buenos Aires - aglomerado urbano más envejecido del país - presenta una conformación demográfica similar a la de los países europeos distinguiéndose del resto del país: la tasa anual media de crecimiento poblacional entre 1991 y 2001 fue prácticamente nula; en 2001, la tasa de natalidad apenas alcanzó el 13,9‰ y la tasa de mortalidad el 11,1‰ con un crecimiento vegetativo de apenas el 2,8‰.

La población de 14 años o menos representó el 17,5%, valor similar al de la población de 65 años o más de 17,3%. La tasa global de fecundidad fue de 1,8 hijos por mujer, (por debajo del nivel de reemplazo), siendo la única jurisdicción del país que ostenta este fenómeno. Luego están las provincias más pobladas como las de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza y Santa Fe, que en general presentan variables demográficas concordantes con la de la media nacional.

En otro orden, se encuentran las provincias de Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tucumán que a nivel general y con variaciones entre las mismas, presentan valores por sobre la media nacional: tasas de natalidad que bordean o sobrepasan el 20‰ y bajas de tasas de mortalidad. En 2001, en ellas, la población de 14 años o menos superó el 30% y la de 65 años o más, osciló entre el 5,2% y el 7,9%. En varias de estas provincias la cantidad de hijos por mujer supera el valor de 3, como en la provincia de Misiones (3,7), la más alta del país. La tasa anual media de crecimiento entre 1991 y 2001 de las provincias de Catamarca, La Rioja, Salta, San Luís y Santa Cruz superó ampliamente el 20‰, el doble de la media nacional (10,1‰).

La mortalidad infantil también muestra heterogeneidad. Así, en 2001 la tasa de la ciudad de Buenos Aires de 9,6‰ contrastó fuertemente con el 28,9‰ de la provincia de Formosa o el 24,5‰ de Tucumán. La esperanza de vida de todas las jurisdicciones superó los 70 años, pero también existen diferencias entre el valor de la ciudad de Buenos Aires (75,9 años) que tuvo casi 6 años más de esperanza de vida que la provincia de Chaco (70 años). Otro caso particular, como el de la ciudad de Buenos Aires, es el de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, donde la tasa anual media de crecimiento entre 1991 y 2001 fue de 36,5‰ (la más alta del país) que se explica por el aporte migratorio que ha recibido esta provincia, ya que la tasa de natalidad es del 17,9‰; la población de 65 años o más de 3% es la más baja del país y presenta un nivel de esperanza de vida de 74,8 años y la segunda menor tasa de mortalidad infantil del país de apenas 10,1‰.

El aborto en la Argentina es ilegal, salvo cuando se practica para "evitar un peligro para la vida o la salud" de la mujer o si el embarazo proviene de una violación de "una mujer idiota o demente". El Código Penal Argentino, castiga con 1 y 4 años de prisión tanto a la mujer que se lo practica como a la persona que realizó el procedimiento. El Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que fue aprobado por ley en 2002 garantiza el suministro gratuito de preservativos, anticonceptivos hormonales orales e inyectables y el dispositivo intrauterino (DIU), así como también la píldora del día despúes en hospitales y centros de atención primaria.

El Ministerio de Salud estima que se realizan entre 400.000 y 500.000 abortos anuales a nivel nacional. El aborto es la principal causa de muerte materna en el país, así la tasa de mortalidad materna en 2004, según el INDEC fue de 4 por cada 10.000 nacidos vivos. 

Bibliografía

  • www.oni.escuelas.edu.ar

  • www.voyagesphotosmanu.com/poblacion_argentina.html

  • es.wikipedia.org/wiki/Demografía_de_Argentina

  • www.buenosaires54.com/.../argentina/argentina-poblacion.

  • enciclopedia.us.es/index.php/Demografía_de_Argentina

  • campusvirtual.unex.es/.../index.php?...Demografía...Argentina.

  • html.rincondelvago.com/argentina_9.html

  • www.indexmundi.com/es/argentina/tasa_de_natalidad.html

 

 

Autor:

Nicolas Pellegrino

AÑO: 3º "D"

TURNO: TARDE

TRABAJO PRÁCTICO DE

GEOGRAFIA


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda