Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Osteología infantil




Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Biología del esqueleto humano
  3. Remodelación ósea
  4. Determinación de la edad
  5. Determinación del sexo
  6. Caracteres métricos y no métricos
  7. Características culturales
  8. Sistema de enterramientos
  9. Indicadores del stress
  10. Conclusiones
  11. Bibliografía

Introducción

Como el mismo título lo indica, este trabajo es una recopilación bibliográfica de las diversas técnicas que han utilizado diversos especialistas, tanto en antropología física como en otras áreas del conocimiento[1]para estudiar los restos óseos de los infantiles para a partir de estos avances poder construir un modelo teórico de estudio.

Creo que es importante antes de empezar a discutir los métodos y técnicas de estudio, especificar el rango de edad que considero para aplicar mi modelo.

Este abarca desde el cuarto mes de vida intrauterina, momento en que aparecen los centros primarios de osificación[2]y se empiezan a manifestar las características sexuales, hasta los 20 años que es cuando el esqueleto se vuelve típicamente adulto y dejan de servirnos algunos de los criterios de estudio, como es la erupción dental.

¿Por qué es importante tener la misma información para los restos óseos infantiles que para los adultos?

En los esquemas de osteología antropológica, casi no se contempla la presencia de restos óseos infantiles y de adultos avanzados, utilizando generalmente los individuos adultos de las muestras, sin embargo, para entender la dinámica de una población necesitamos conocer a todos y a cada uno de los miembros que la compusieron, puesto que cada individuo tiene una expresión específica dentro la dinámica diaria de los individuos representado por sus esqueletos.

De esta manera, es muy importante entender los procesos que sufrió la población en su conjunto, puesto que nos permitirá hablar de nuestra población como una totalidad y no como un sector aislado representado por un grupo de edad.

La utilidad de contar con un método de estudio de los restos óseos infantiles, es el poder incorporar a nuestro estudio datos importantes como: aspectos demográficos, culturales, laborales y condiciones de vida.

Dentro de los aspectos demográficos podemos conocer la frecuencia de mortalidad infantil por sexos, los periodos críticos, que se pueden definir como cambios fisiológicos sumamente graves como serían el destete, la erupción dentaria etc...

Uno de los tópicos que más atención ha llamado, son los aspectos culturales, manifestados en los restos óseos infantiles. En muchas ocasiones el saber de que edad y sexo fueron los individuos utilizados en un ritual, nos ayudará a entender más claramente como se realizaba este ritual y el tipo de religión de los pobladores de una región que solo podemos conocer por dichos restos.

Las condiciones de vida las podemos inferir con bastante seguridad a través de la lectura de características especiales, como son: algunas patologías producidas de forma específica[3]

y los indicadores del stress episódico.

Como se podrá ver el incluir a los niños y a los ancianos dentro de nuestro grupo de estudio, nos posibilita a hablar no solo de la población en su conjunto; sino que nos da a entender los materiales procedentes de excavaciones, donde solo se enterraron niños por alguna razón.

Creo que la osteología antropológica es muy útil en cuanto nos permite entender las características de las poblaciones pretéritas que solo conocemos a través de los restos esqueléticos que dejaron y al mismo tiempo nos permite entender la población actual.

Pero la osteología no solo trabaja con poblaciones, sino que nos permite individualizar al sujeto en lo que se conoce como antropología forense. De esta manera se vuelve primordial para el antropólogo físico que trabaja en esta área emitir la misma información que para los restos óseos adultos. De esta forma el antropólogo obtendría del análisis de los restos óseos infantiles criterios que le permitan determinar la filiación étnica del individuo, su biografía y la causa de muerte.

El conocer la filiación étnica le permite al antropólogo reducir notablemente los individuos a los que pudo pertenecer el esqueleto en vida.

El conocer la biografía ayudará mucho a identificar a un sujeto, puesto que es muy difícil que varios sujetos tengan los mismos sucesos a edades similares (Correa 1990:69).

Por ultimo podemos determinar con bastante seguridad la causa de muerte del individuo siempre y cuando se haya visto afectado el esqueleto, lo cual es relativamente frecuente puesto que este recubre a varias partes vitales.

Antes de entrar en sí al análisis de los restos óseos infantiles quiero recordar que, si en ocasiones es difícil trabajar con los restos óseos adultos, en muchas ocasiones es mucho más difícil trabajar con los infantiles por lo que debemos de tomar nuestro análisis con mucho cuidado.

Por último creo que existen muy pocos estudios que se refieren a los restos óseos infantiles por lo que es importante ampliarlos y realizar nuevos que nos permitan tener más seguridad en los resultados de nuestra investigación.

Al mismo tiempo es necesario contar con más colecciones óseas correctamente identificadas y sexadas para permitirnos seguir realizando nuevos estudios.

Biología del esqueleto humano

INTRODUCCIÓN

Creo que es conveniente hacer un breve resumen de lo que entenderemos por biología del esqueleto humano puesto que nuestra correcta comprensión del concepto nos permitirá manejar el resto de los planteamientos que se desarrollarán en los siguientes capítulos.

ANATOMÍA

El esqueleto humano esta compuesto por la cabeza, la columna vértebral, la caja torácica, las cinturas y las extremidades.

La cabeza se puede dividir en tres partes: el neurocráneo, formado por los huesos que recubren el cerebro; el vicerocráneo, formado por los huesos faciales; y la mandíbula.

El neurócraneo se constituye por: los frontales, que son los huesos de la frente (fusionados generalmente los adultos, sin fusionar en los individuos infantiles); los parietales, que forman el techo de la bóveda craneana, posteriores al frontal con el que se articulan en la sutura coronal; y el occipital, que ocupa la cara posterior e inferior del cráneo y se articula con los parietales en la sutura lamboidea.

El cráneo facial o vicerocráneo está formado principalmente por los maxilares --que se unen al frontal en las apófisis del mismo nombre y contribuyen a formar tanto las órbitas como la nariz y la boca-- y los zigomáticos que forman el pómulo y contribuyen a formar la pared externa de la órbita.

Monografias.com

La mandíbula es un hueso independiente de la cabeza que se articula con el cráneo.

Tanto los maxilares como la mandíbula portan dientes. Existen dos tipos de dentadura, la decídua o "de leche" y la permanente. Comúnmente se nombran las piezas dentales para solo uno de los lados (hemimandíbula) derecho o izquierdo de cada una de las arcadas (inferior y superior).

La dentadura decidua se nombra así porque los dientes son remplazados por dientes permanentes. Esta compuesta de 5 piezas en cada hemimandíbula (20 en total) que son: incisivos central y lateral, canino y primero y segundo molares.

La dentadura permanente tiene dos tipos de piezas, las sucecionales, que son las que substituyen a sus homólogos de la dentadura de leche y las accesionales, que son piezas dentarias que se agregan y no sustituyen a otras. Esta compuesta por ocho dientes en cada hemimandíbula: dos incisivos (central y lateral), un canino, dos premolares (primero y segundo) y tres molares (primero, segundo y tercero).

La columna vertebral está compuesta por 24 vértebras que se componen de un cuerpo, un arco y siete apófisis.

En la edad infantil y juvenil los cuerpos y los arcos permanecen separados, no adquiriendo la configuración final hasta la edad adulta.

Existen cuatro tipos de vértebras: cervicales, torácicas o dorsales, lumbares, sacras y coxales. Las siete vértebras cervicales se caracterizan por tener arcos grandes y cuerpo pequeño, las doce dorsales presentan arcos más pequeños y cuerpos más grandes, las cinco lumbares tienen los arcos y cuerpos más voluminosos, tenemos por último, las cuatro o cinco vértebras sacras que disminuyen gradualmente el tamaño tanto del cuerpo como de los arcos, siendo la primera la más grande y la última la más pequeña.

Las curvaturas cervical y lumbar no se empiezan ha desarrollar hasta que el niño empieza a caminar, por lo cual no pueden observarse sino hasta el tercer o cuarto año de vida.

El esqueleto del tórax o jaula torácica lo constituyen doce pares de costillas y el esternón.

Contamos con dos cinturas, la escapular y la pélvica, ambas constituyen la conexión entre el esqueleto axial (cráneo y columna vertebral) con el apendicular o de los miembros.

La cintura escapular está compuesta por la clavícula (un hueso pequeño en forma de "S itálica") y el omóplato (de forma romboidal).

La cintura pélvica se compone de dos coxales, que en los individuos infantiles y juveniles son tres huesos independientes (iléon, isquión y pubis), el sacro y el coxis, estos últimos están formados por vértebras que se fusionarán en la edad adulta en un solo hueso.

Monografias.com

El miembro superior se divide en tres segmentos: brazo (proximal) , antebrazo (medial) y mano (distal). El brazo está compuesto por el húmero, el antebrazo por el radio y el cúbito y la mano esta compuesta por carpo, metacarpo y dedos. El carpo son ocho pequeños huesesillos, el metacarpo son 5 huesos y los dedos estan compuestos por tres falanges (proximal, medial y distal) a excepción del pulgar que solo tiene falange medial y distal.

El miembro inferior esta formado por el muslo, la pierna y el pie. El muslo esta formado por el fémur, la pierna por la tibia y el peroné y el pie esta compuesto por el tarso, metatarso y los dedos, que tienen igual organización que en la mano es decir, hay cuatro dedos de tres falanges y el "dedo gordo" solo tiene falanges medial y distal. La figura 1 (modificada de Brothwell 1987) muestra un esqueleto típico de la primera infancia.

EMBRIOLOGÍA

El esqueleto humano se empieza a formar en la cuarta semana de desarrollo a partir del mesodermo.

El mesodermo es una de las tres hojas germinativas de las cuales se desarrollarán todos los tejidos del cuerpo humano.

El cráneo y la mandíbula derivan del mesodermo cefálico, mientras que el resto proviene del mesodermo paraxil.

Conforme avanza el proceso de desarrollo, van apareciendo en el embrión múltiples derivados que reciben nombres particulares, algunos que podemos citar, a modo de ejemplo son: somitas occipitales (que originarán, entre la cuarta y sexta semana, el neurocráneo), o las cinco prominencias faciales que, formadas al rededor del estomodeo (o boca primitiva) entre la cuarta y quinta semana, darán origen al resto de la cabeza. Las estructuras a las que da origen cada prominencia se resumen en el cuadro 1 y en la figura 2 se observa el desarrollo de las prominencias en un embrión.

Monografias.com

C U A D R O 1

D E R I V A D O S D E L AS P R O M I N E N C I A S

F A C I A L E S

P R O M I N E N C I A

D E R I V A D O S

Frontonasal

Frontal, puente y bordes laterales de la nariz y paladar primario.

Maxilar

Escama del temporal zigomatico, y paladar secundario

Mandibular

Maxilar inferior o mandíbula.

Siguiendo con ejemplos y para mostrar apenas un atisbo de las complejidades de la ontogenia, se puede señalar que las dos últimas prominencias se desarrollan a partir de los dos primeros arcos branquiales[4]el mandibular[5]y el hioideo.

En la figura siguiente se puede observar la estructura de los arcos branquiales y su distribución.

Monografias.com

El esqueleto axil o postcraneano se empieza a formar en la quinta semana a partir de derivados de las hojas paraxil y lateral del mesodermo. En la sexta semana tenemos el desarrollo de yemas que serán las futuras manos y dos semanas después inicia el desarrollo de lo que serán las piernas. Por último, la columna vertebral se forma a partir del tubo neural. En el cuadro 2 presento un resumen de los orígenes embriológicos del esqueleto.

CUADRO 2

DERIVADOS DE LOS ARCOS BRANQUIELES

ARCO

NERVIO

MUSCULO

HUESOS

1

V Trigémino

De la masticación

Pterigoideos

Milohioideos

Digastrico

Tensor del tímpano

Maxilar

Zigomatico

Temporal

Mandíbula

Martillo y yunque

2

VII Facial

De la expresión facial

Estilohiodeo

Musculo del estribo.

Estribo

Hasta menor y porción superior del hioides.

3

IX Glosofaringeo

Estilofaríngeo

Asta mayor y porción inferior del cuerpo del hioides

4

X Vago

Cricotiroideo

Elevador del paladar.

Constrictor de la faringe.

Cartilagos larigeos tiroides

Cricoides ariteniodes.

5

X Vago(rama larngea)

Intrinsecos de la laringe

Ahora pasemos a estudiar el desarrollo de la dentadura, que en realidad no forma parte del tejido óseo puesto que tiene un origen embrionario diferente. Los dientes derivan de las tres capas germinales, del ectodermo deriva el esmalte, del mesodermo la papila y del endodermo la pulpa. Los dientes se forman a partir de la séptima semana de vida intrauterina. El ectodermo forma los brotes dentales en el interior de la cavidad oral, los cuales se introducen en los maxilares forzando la aparición de "huecos" o alveolos, posteriormente los brotes dentales son invadidos por el mesodermo que formará la papila, en una siguiente etapa, esta estructura adquiere su constitución definitiva al penetrar el endodermo en la cavidad para formar la pulpa.

Monografias.com

HISTOLOGÍA

El tejido óseo lo constituyen tres tipos diferentes de células, los osteocitos, los osteoblastos y los osteoclastos.

Los osteoblastos son las células productoras de las sustancias componentes del hueso, son grandes y mononucleadas (con frecuencia se localiza en la base y es acentuadamente basófilo) y son esféricas o poliédricas.

Los osteoclastos son células especializada en la reabsorción de sustancia ósea, se caracterizan por ser sumamente grandes y multinucleadas, tener forma de cepillo y una fuerte eosinofilia.

Los osteocitos son las células formadoras del hueso y derivan de los osteoblastos, son más pequeñas y mononucleadas.

Encontramos dos tipos de arreglo en el tejido óseo, la médula en el centro y el compacto o "corteza" en la periferia.

La médula tiene dos variedades: la roja, que tiene una importante función dentro de la hematopoyesis[6]y la amarilla, que perdió la función hematopoyética y sólo contiene grasa.

El tejido óseo tiene dos formas diferentes: el hueso maduro y el inmaduro. El hueso inmaduro se caracteriza por presentar unas estructuras de forma ahusada rellenas de colágeno que darán posteriormente origen a los canales de Havers[7]Conforme madura el hueso, los canales de Havers se van obliterando y dan origen a las laminillas intersticiales, típicas de los huesos adultos.

Podemos observar una cubierta externa de tejido conectivo que es el periostio, formado por dos capas, una fibrosa más externa y una osteógena interna que si bien no forma parte del tejido óseo, si forma parte de los huesos. Del mismo modo, el interior del canal medular esta recubierto por un endostio de una sola capa de células osteógenas.

En la figura 4 se muestra la estructura macrocelular de un hueso.

Monografias.com

Los dientes histológicamente están compuestos por tres capas, el esmalte es la substancia dura y blanca que conforma la más externa, inmediatamente por abajo del esmalte tenemos una capa de dentina que recubre toda la superficie interna del diente, por último encontramos el cemento que une a la raíz de cada diente con el maxilar correspondiente.

La sustancia blanda del diente esta compuesta por la pulpa que esta rodeada por la dentina; contiene un nervio, una arteria y una vena[8]

En la figura 5 se muestra el corte de un molar adulto, recuerde el lector que solo realizando un corte a la mitad se pueden ver todos estos tejidos; en una observación directa podemos observar el esmalte y en los dientes sueltos la dentina a simple vista.

Monografias.com

FUNCIONES DEL ESQUELETO

El esqueleto humano realiza cinco funciones: protección de los órganos vitales, esta función es muy clara si observamos que, al igual que el corazón y los pulmones están rodeados por la jaula torácica, el cerebro y los órganos de los sentidos están rodeados por el cráneo; almacenamiento de sustancias químicas, principalmente de calcio y fosfatos, las cuales pueden ser liberadas al medio cuando la exigencia de este lo requiera; producción de células sanguíneas e inmunológicas, a través de la médula; anclaje para músculos, el cual permite la postura erecta y el movimiento a base de palancas; y transmisión del sonido por medio de los huesecillos del oído medio.

TIPOS DE CRECIMIENTO

Existen dos tipos de osificación en el esqueleto, la intermembranosa y la endocondral. En la intermembranosa se osifica directamente la membrana convirtiéndose en hueso, sin pasar por una etapa intermedia cartilaginosa, esta osificación es producida por la proliferación de la matriz ósea (centros primarios de osificación) y su calcificación posterior, proceso que involucra también la reabsorción del tejido "sobrante". El ejemplo clásico

de osificación intermbranosa es la bóveda craneal. En la figura 6 se puede observar en la parte superior los centros primarios de osificación, mientras que en la parte inferior se observan las partes donde se deposita el hueso y donde se reabsorbe.

Monografias.com

La osificación endocondral consiste en la formación de un molde cartilagínoso que será sustituido por hueso posteriormente, el primer signo de la osificación endocondral es la aparición de un centro primario de osificación localizado a la mitad de la futura diafísis (se puede observar a partir de la séptima semana de desarrollo), en una segunda etapa se aprecia, en cada epífisis, un centro de osificación secundario.

Podemos observar entre cada díafisis y epífisis lo que se conoce como metáfisis formada por cinco zonas que son las siguientes: 1)de cartílago de reserva, 2)de proliferación de células cartilaginosas, 3)de hipertrofia de células cartilaginosas, 4)de calcificación del cartílago y 5)la de reabsorción. La zona de cartílago de reserva presenta un crecimiento muy lento, en la de proliferación podemos observar la mitosis del cartílago, en la zona de hipertrofia encontramos que las células del cartílago o condrocitos están sumamente crecidos, en la zona de calcificación observamos el transito de condrocitos a osteocitos y en la de reabsorción los condrocitos que van muriendo al ser sepultados por los depósitos de calcio van dejando espacios que son invadidos por pequeños vasos sanguíneos.

Monografias.com

Remodelación ósea

La remodelación ósea se da como resultado de un equilibrio entre dos procesos complementarios, el depósito y la reabsorción ósea. El depósito es producido por los osteoblastos y los osteocitos mientras que la reabsorción esta dada por los osteoclastos.

El proceso de remodelación permite al hueso en crecimiento adquirir la forma definitiva, ya que por medio de deposiciones y reabsorciones coordinadas puede irse "modelando" mientras que en el hueso maduro se da una continua renovación de osteocitos, al reabsorberse los viejos y redepositase nuevos elementos.

En los primeros años de vida los osteoblastos son más numerosos que los osteoclastos por lo cual se calcula que cada ocho años tenemos un esqueleto nuevo, sin embargo, en la edad adulta tenemos mucho más osteoclastos que osteoblastos lo que ocasiona que las fracturas sean mucho más frecuentes en los individuos de edad avanzada.

IRRIGACIÓN E INERVACIÓN

La irrigación de cada hueso esta dada por al menos una arteria diafisiaria y dos epifisiarias, cada una de las cuales aparecen en el momento en el que se forman los centros de osificación primario y secundarios. Todas ellas progresan de la parte media hacia los extremos, dividiendose y haciéndose más estrechas hacia la periferia. Este conjunto de arterias son independientes en los huesos inmaduros, anastosomandose y convirtiéndose en un único sistema en los huesos maduros. Los vasos que irrigan al periostio derivan de las arterias musculares en forma de plexos capilares. La vena longitudinal central recibe la sangre de los senos venosos que llenan las cavidades medulares y la cede a venas acompañantes de la arteria nutricia.

La inervación del hueso esta dada por redes nerviosas que a partir del periostio acompañan a las arterias nutricias, apenas penetrando en los canales de Havers, por lo que la sensibilidad acentuada se concentra en la periferia.

REPARACIÓN DE FRACTURAS

Uno de los procesos más complejos que se dan en el esqueleto humano es el de la reparación de las fracturas.

Al momento de producirse la fractura aparece un hematoma causado por la ruptura de vasos, médula y periostio, cuando se coagula, células especializadas se encargan de destruir los restos del hueso necrótico mientras el tejido conectivo del periostio forma una capa cicatrizal transitoria conocida como granular, posteriormente se forma un callo de fibrocartílago de forma ahusada alrededor del área de fractura. El callo de cartílago es invadido por osteocitos procedentes del periostio y el endostio en un proceso similar a la osificación endocondral y por último el callo se vuelve laminar por remodelación quedando la fractura bien consolidada.

Determinación de la edad

INTRODUCCIÓN

La determinación de la edad se basa principalmente en la aplicación de los diversos criterios de maduración ósea a un sólo individuo (Peña y Jáen 1989:65). Al hacer esto enfrentaremos varios problemas, uno de los principales es el hecho de que los criterios se basan en poblaciones y por lo tanto dan medias estadísticas, mientras que nosotros trabajaremos con unidades individuales que responden a una ontogenia particular e irrepetible, a esto se suma que ni siquiera dentro de un mismo individuo se da un desarrollo totalmente sincrónico, por lo que es posible que cada uno de los criterios utilizados de una edad ligeramente diferente (Tanner 1986:101); puede haber además una discrepancia entre la edad biológica y la cronológica[9]

ERUPCCIÓN DENTAL

El método de la erupción dental es uno de los criterios más confiables para determinar la edad del individuo, pues presenta poca variabilidad individual. Se basa en la comparación de las piezas dentarias presentes, tanto en el maxilar como en la mandíbula, con las que las tablas promedio asignan a cada edad.

Existen dos técnicas para usar este criterio, la morfoscópica y la radiológica. La técnica morfoscópica simplemente evalúa la presencia o ausencia de dientes que han logrado perforar el maxilar o bien la presencia de alveolos vacios; tiene la ventaja de que no se necesitan ni instalaciones ni equipo especial para realizarlo, sin embrago presenta la desventaja de que es menos preciso que la radiológica.

La técnica radiológica consiste en tomar placas de los maxilares y mandíbulas y contar no sólo los dientes brotados sino que también se toma en cuenta el grado de desarrollo de los dientes que están todavía creciendo dentro de su máxilar. Esta técnica también se ha utilizado en los individuos juveniles para determinar si el tercer molar esta ausente por factores genéticos que impidan su desarrollo o porque se esta desarrollando y el individuo no tiene la edad necesaria para que surjan las piezas dentales.

En el cuadro 3 presento la secuencia de erupción dental propuesta por Sapeey citado por Achaval (1988:401) y en la figura 8 diversos estadios de la dentición humana.

CUADRO 3

SECUENCIA DE ERUPCIÓN DENTAL

PIEZA

INICIO

FIN

DECIDUAL (en meses)

Incisivo central

6

8

Incisivo lateral

7

12

Canino

16

24

Primer molar

12

18

Segundo molar

24

36

PERMANENTE (en años)

Incisivo central

5

6

Incisivo lateral

6

8

Canino

9

10

Primer premolar

10

13

Segundo premolar

10

13

Primer molar

10

11

Segundo molar

12

14

Tercer molar

18

30

Monografias.com

FUSIÓN DE LOS CENTROS DE OSIFICACIÓN

Este indicador presenta una variación un poco mayor entre las edades biológica y cronológica que la erupción dental pero es una medida bastante certera de la edad. Conociendo la edad precisa en que se fusiona cada epífisis con su diáfisis y observando el grado en que lo hallan hecho podemos determinar la edad del individuo.

Monografias.com

CUADRO 4

PRRINCIPALES CENTROS DE OSIFICACIÓN Y EDAD A LA QUE SE FUCIONAN

Monografias.com

LONGITUD DE LOS HUESOS LARGOS

La longitud de los huesos largos es un método que se puede usar para determinar la edad de los individuos encontrados en osarios y otros contextos en donde se carece de individuos completos para determinar la edad (Marquez 1987:55) y (Roman 1986) citando a Ubleiker.

Los autores anteriores recomiendan sin embargo usar otro tipo de criterios para determinar la edad como los dos mencionados anteriormente y solo en los casos en los que no podemos utilizar otro método intentar con este. Sí tomamos en cuenta que los individuos crecen más o menos al parejo será obvio que al tomar una medida podemos determinar la edad del individuo al morir.

Sin embargo esto no es totalmente cierto puesto que la proporción de los diversos segmentos esta determinada de manera genética más los efectos aditivos del medio ambiente por lo que los individuos de una misma edad pueden variar mucho. El lector podrá observar en un grupo de estudiantes de primaria que aunque todos tienen aproximadamente la misma edad tienen diferentes estaturas.

Para establecer las correlaciones se determina la edad dental[10]y se toman las longitudes de cada uno de los huesos largos.

Posteriormente se hace la correlación y se obtiene el promedio para cada edad y cada hueso largo.

En el cuadro 5 presento las correlaciones encontradas por (Márquez 1987) utilizando entierros infantiles procedentes de la catedral metropolitana de México.

Es importante mencionar que estos datos fueron calculados para población colonial de la ciudad de México y no necesariamente corresponden a poblaciones de distinta procedencia ni de distinta época puesto que estamos hablando de circunstancias biológicas y sociales muy especificas para ese momento.

Recomiendo por lo cual hacer estudios similares para grupos de un mismo horizonte cultural y de localidades bien delimitadas. En la medida que tengamos esta información podremos producir datos más confiables.

CUADRO 5

CORRELACION ENTRE LA EDAD DENTAL Y LA LONGITUD DE LOS HUESOS LARGOS

RANGO

FEMUR

TIBIA

PERONE

HUMERO

RADIO

CUBITO

0.0 0.5

61.25

61.25

59.71

58.85

49.16

57.80

0.5 1.5

109,30

93.60

98.60

91.00

67.25

75.30

1.5 2.5

134.80

122.00

103.00

113.00

88.00

89.91

2.5 3.5

136.50

*

*

109.00

87.33

100.00

3.5 4.5

163.00

*

*

125.00

*

*

5.5 6.5

179.00

128.00

145.00

132.00

104.00

108.90

6.5 7.5

*

*

*

*

152.50

128.90

7.5 8.5

285.00

*

*

211.00

152.50

188.00

Determinación del sexo

INTRODUCCION

La determinación del sexo en los individuos infantiles es uno de los apartados más polémicas para los antropólogos físicos y en si pudiera ser tema de un trabajo aparte por la cantidad de trabajos que se han realizado tanto en favor de esta como en contra.

Con respecto a la determinación del sexo en los individuos infantiles existen tres puntos de vista diferentes que resume (Román:1986) que son: a)El de los investigadores que piensan que es imposible determinar el sexo puesto que no se manifiestan las características sexuales secundarias hasta después de la pubertad dentro de los que encontramos a Steward.

b)El de los investigadores que piensan que se puede determinar el sexo pero se deben de tomar estos resultados con mucha desconfianza puesto que no existen criterios igual de concluyentes que para los adultos. c)El grupo de los investigadores que afirman que se puede determinar el sexo con bastante seguridad en los individuos infantiles.

Estos autores piensan que el sexo en las edades tempranas se manifiesta en el hueso cóxal, Dentro de estos autores tenemos a: Boucher 1957 y 1959, Génoves 1959, López 1971 Pompa 1975.

Este capítulo se basa en sus trabajos puesto que han sido los que más han estudiado la determinación sexual de los individuos infantiles.

DIFERENCIAS EN EL DESARROLLO

Para (Tanner 1986:101) los diversos criterios para valorar el desarrollo biológico no tienen el mismo ritmo.[11] Dentro de los factores que intervienen en estas diferencias de los ritmos tenemos el sexo que permite que las niñas se desarrollen antes que los niños.

Sobre esta base Hunt y Glesler citados por (Román 1986:76) proponen un método para sexar a los individuos en el que hacen primero la determinación de la edad dental y la edad ósea de manera independiente.

Posteriormente observaron la relación que tienen ambas edades lo que les permitió separar los sexos por las diferencias en el desarrollo que explica Tanner.

(Róman obcit) menciona que los autores antes citados logran sexar correctamente al 76% de los individuos estudiados[12]

Este método es muy sencillo de aplicar y no necesita tener una formación demasiado especializada para desarrollarlo sin embargo presenta algunos problemas. El primer problema que presenta este método es que depende mucho del medio ambiente por lo que no se cumple en todos los casos, el otro problema es que para aplicarlo se necesita contar con esqueletos completos que en muchas ocasiones es difícil de conseguir puesto que los huesos infantiles son muy frágiles y difícilmente se reúnen esqueletos completos.

Obviamente los materiales que proceden de un osario son totalmente inservibles para este estudio puesto que no podemos relacionar los huesos entre si y por lo cual no podemos comparar la edad dental y la edad ósea.

Si bien este método presenta algunos problemas lo incluyo porque pueden darse con cierta facilidad circunstancias que lo buelban aplicable.

FORMA DEL COXAL

El coxal ha sido usado desde hace mucho tiempo como marcador del sexo en los individuos adultos por las características tan marcadas que presenta.

La mayoría de los autores que creemos que se puede determinar el sexo en los individuos infantiles nos basamos en dicho hueso puesto que en el se manifiestan características sexuales mucho antes de que se manifiesten los caracteres sexuales secundarios en otros huesos.

El primer estudio que se conoce acerca de la determinación sexual fue hecho por Fheling en 1876 quien estudia 130 huesos coxales para afirmar que se puede determinar el sexo a partir del cuarto mes de vida inrauterina (Genovés 1959:39).

Posteriormente se encuentran los trabajos de Barbara Boucher de 1957 y 1959 en donde a partir de estudios de radiografías de la cintura pélvica puede determinar el sexo en la totalidad de su muestra (49 individuos).

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Arqueología

    Identidad. La construcción del pasado. Interfase. Si nos atenemos estrictamente a la etimología, la arqueología (gr. ar...

  • Antropología

    El debate posmoderno, como modo de pensar. La mundialización-globalización, como contexto. Latinoamérica, como lugar de ...

  • El hotel de inmigrantes

    Monumento Histórico. Un proyecto valioso. Testimonios literarios. Periodismo y otras fuentes. En este trabajo me refier...

Ver mas trabajos de Antropologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda