Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Paralisis de Bell. Parálisis facial idiopática (página 2)




Partes: 1, 2

 

LA PARALISIS FACIAL TRANSITORIA

Se origina por una mala técnica anestésica y se produce cuando se coloca el fármaco dentro de la glándula parótida, provocando déficit motor ipsilateral. 17 (Figura 2)

FIGURA 2: Parálisis facial transitoria

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS

TRASTORNOS MUSCULARES:

1. Parálisis hemifacial de los músculos de la expresión facial: Músculo Frontal (Elevación de las cejas), orbicular de los párpados, superciliar piramidal, Mirtiforme, transverso de la nariz, Dilatador propio del ala de la nariz, Orbicular de los labios, Buccinador, elevador común del ala de la nariz y labio superior, elevador propia del labio superior, Zigomático Mayor y menor, Risorio de Santorini, triangular de los labios, cuadrado de la barba y borla del mentón.

2. Descenso de la Comisura Labial.

3. Se borran los pliegues de la piel (surco nasogeniano, Nasopalpebral, labiogeniano). 10, 12, 15, 17. (Figura 3)

FIGURA 3: Trastornos musculares

TRASTORNOS VISUALES:

1. Se presenta el signo de Lagoftalmo, en el cual el ojo no se cierra, o permanece con cierre incompleto, dirigiéndose el párpado hacia arriba y afuera (Signo de Bell).(Figura 1)

2. El reflejo corneal y palpebral está abolido.

3. Disminución de la secreción lagrimal, la cual puede ser diagnosticada mediante la prueba de "Schirmer", que consiste en comparar la cantidad de secreción lagrimal del lado afectado con respecto al lado sano.1, 3, 5, 7, 9 (Figura 4)

FIGURA 4: Trastornos visuales

TRASTORNOS GLANDULARES: (Figura 5)

1. Supresión de la secreción salival a nivel de:

2. Glándula Submaxilar.

3. Glándula Sublingual.

4. Glándulas Accesorias Palatinas.

 Dicho trastorno puede ser medido mediante un estudio denominado "Pruebas de Blatt", el cual compara el flujo salival de las glándulas submaxilares y sublinguales de ambos lados.7, 8, 9, 16, 17.

FIGURA 5: Trastornos glandulares

TRASTORNOS GUSTATIVOS:

- Se presenta hipogeusia en los dos tercios anteriores de la lengua, que no es mas que la pérdida del gusto en esa zona. Estos trastornos se diagnostican mediante las "Pruebas Gustativas" en los dos tercios anteriores de la lengua en forma comparativa, previa limpieza de la zona. 9, 12, 14.

TRASTORNOS ACUSTICOS Y NASALES (Figura 6)

Se puede presentar dolor retroauricular uno o dos días antes de la parálisis periférica.

1. Se presenta hipoacusia moderada, dicho síntoma puede ser diagnosticado Por un estudio denominado "Reflejo Estapedial", en donde se observa la reacción del paciente frente a tres estímulos sonoros estándar en ambos lados.

2. Desviación de la punta de la nariz hacia el lado sano.

3. Inhibición de la secreción de las glándulas de la mucosa nasal. 3, 18, 19, 20, 21, 22, 23.

FIGURA 6: Trastornos acústicos

TRATAMIENTO:

Existen variados tratamientos para los pacientes con este tipo de patología, sin embargo el de mayor importancia es:

La protección del ojo:

El cuidado y protección del ojo, tanto en el día como en la noche (oclusión forzada) es la medida fundamental al tratar estos pacientes; indicándole en el día la colocación de lagrimas artificiales para mantenerlo húmedo.

Es de suma importancia no frotarse el ojo, para no causar daños en la córnea, por tanto, debe colocarse una gasa con cinta adhesiva antialérgica. En caso tal que el paciente presente incomodidad o irritación en el ojo, a pesar de los cuidados usuales lo conveniente es consultar al oftalmólogo. Si la parálisis persiste, se podría indicar rehabilitación motora facial mediante:

1. Ejercicios.

2. Masajes.

3. Usos de Férulas.

4. Estimulación eléctrica alrededor del agujero estilomastoideo.

5. Puede ser beneficioso el uso de esteroides (prednisona, dexametasona) los primeros tres días.

6. No hay indicación quirúrgica en estos casos. 25, 26, 27, 28.

PRONOSTICO:

-El 90 % de los pacientes se recuperan totalmente en las primeras semanas.

-La presencia de signos de desnervación después de los diez primeros dias, pronostica un prolongado retraso en la recuperación hasta que aparezca la regeneración, siendo esta a veces incompleta. 25, 2 8.

CONCLUSIONES

1. La Parálisis de Bell es la patología mas frecuente del nervio facial.

2. Esta patología no amenaza la vida del paciente, recuperándose generalmente entre la primera y tercera semana de iniciada la enfermedad.

3. En la Parálisis de Bell hay alteración de la musculatura mímica de la cara, glándulas salivales sub-lingual y sub-maxilar, glándulas mucosas nasales y lagrimales, todo esto en estrecha relación con la profesión odontológica y es por esta razón que el odontólogo debe conocer la anatomía y función del nervio facial, asi como también las patologías que lo afectan y entre ellas la Parálisis de Bell por ser esta la alteración mas frecuente del VII par craneal.

BIBLIOGRAFIA:

1. MAURICE, V.; MARTIN, J. ;(1994): Trastorno de los pares craneales. Harrison. Principios de Medicina Interna. Harrison, D.; Isselbacher, K.; Braunwald, E.; Wilson, J.; Martín, J.; Fauci, A.; Kasper, D. (Eds.) 13ª. Edición. Editorial Interamericana. Mc Graw-Hill. España Pp:2705-2711.

2. NAVARRETE, M.; ROVIRA, A.; SANCHEZ, M.; QUESADA, P.; (1993): Bell’s facial paralysis. Study with magnetic resonance and gadolinium. Acta Otorrinolaringol. Esp. 44 (2) : 95-100.

3. HUGHES, G.; (1990): Practical management of Bell's palsy. Otolaryngol Head Neck Surg. 102 (6): 658-63

4. ROUVIERE, H; DELMAS, A (1991): Anatomía Humana Descriptiva, Topográfica y Funcional. Novena Edición. Tomo 1. Editorial Masson S.A. Barcelona. pp. 257-321.

5. KAHLE, L.; (1986): Text of Human Anatomy. Nervus System and sensory organs. Vol.Edit. Thieme. New York. Pp: 104-111.

6. GOSLING, J; HARRIS, P; HUMPHERSON, J; WHITIMORE, I; WILSOM, P (1990): Anatomía Humana. 2° edición. Mosby Doyma Libros. España. pp 732-756.

7. TESTUT, L; LATARJET, A; (1972): Tratado de Anatomía Humana. Volumen 4. Salvat. Barcelona. pp. 45-187

8. GREEN, J SHELTON, C; BRACKMANN, D. (1994): Iatrogenic facial nerve injury during otologic surgery. Laryngoscope 104 (8 Pt1): 922-926.

9. FINESTONE, A; BYERS, K. (1994): Acute facial paralysis: is it a stroke or something else?. Geriatrics 49 (4): 50-52.

10. MASTROIANI, A; CORONADO, O; MANFREDI, R; CHIODO, F; (1994): Bell's palsy in HIV infection. Minerva Med 85(3): 117-119.

11. SCHERBA, G; JIN, L (1994): Presence of wild type Aujeszky´s disease virus in swine identified as subclinical low - prevalent serological test reactors within qualified virus-negative . Herolsvet Microbiol 40 (3-4): 335-49.

12. GILCHRIST, J. (1993): AAEM case report # 26: Seventh cranial neuropathy. Muscle and Nerve 16 (5): 447-452.

13. BENECKE, J. (1993): Facial nerve dysfunction in osteopetrosis. Laryngoscope 103 (5): 494-497.

14. DURHAM, T; HODGES, E; SWINDELS, S; GREEN, J. (1993): Facial nerve paralysis related to HIV disease. Oral Surg Oral Med Oral Pathol 75 (1): 37-40.

15. AMAYO, E.; KWASA, T.; (1991): Hiv and acute peripheral facial nerve palsy. East-AfrMed - J. 68 (12): 948-51.

16. GALLAGHER, P. (1990): Facial nerve paralysis and Kawasaki disease. Rev Infect Dis 12 (3): 403-5.

17. SNOW, J; MARTIN, J (1994): Trastornos del olfato, el gusto y la audición. Harrinson. Principios de Medicina Interna. Isselbocher, K; Braunwald, E; Wilson, J; Martin, J; Fauci, A; Kasper, D (Eds). 13va Edición. Editorial Interamericana. Mc Graw- Hill. España. pp 128-130.

18. SANDNER, O.; GARCIA, M.; (1996): Trastornos del sistema nervioso que afectan el área bucal y maxilofacial. 13ª. Edición. Editorial Actualidades Medico-Odontológicas latinoamericanas, C.A. Pp: 5-95.

19. KESSLER, A and HANDLER, S (1994): Salivary gland neoplasms in children: a 10 year survey at the children´s hospital of Philadelphia. Int J Pediatr Otorhinolaryngol 29 (3): 195- 202.

20. SMITH, W; PETERS, W; MARKUS, A (1993): Submandibular gland surgery: an audit of clinical findings pathology and postoperative morbility. Ann R Coll Surg Engl 75 (3): 164-167.

21. MAUCIEWICZ, R (1990): Neurologic aspects of chronic facial pain. Anesth Prog 37 (2-3): 129- 32.

22. VÍCTOR, M; ADAMS, R (1988): Enfermedades de los pares craneales. Principios de Neurología. Segunda edición. Editorial Reverte. España. pp. 1028- 1039.

23. BARRAQUER, B. (1976): Exploración de los pares craneales. Neurología Fundamental. Barraquer, B (Eds.). 3ra Edición. Editorial Gráficos Kalimax. España. pp 647.

24. GLOCKER, F.; MAGISTRIS, M.; ROSLER, K.; HESS, C.; (1994): Magnetic transcranial and electrical stylomastoidel stimulation of the facial motor pathways in Bell’s palsy: Time course and relevance of electrophysiological parametres. Electroencephalogr clin Neurophysiol 93 (2): 113-120.

25. CAMPOS, A.; BARONA, R.; MONTALT, j.; (1993): The new technique of studying cranial nerves VII, XI and XII: Electroneurography by transcranial magnetic stimulation. Acta Otorrinilaringol Esp. 44 (5): 333-6.

26. ADOUR, K. (1994): Medical Management of Idiopathic Bell’s Palsy. Otoryngologic Clinic of North America (24). Pp. 663-673.

27. DEVRIESE, P.; SCHUMACHER, T.; SHEIDE, A.; HOULKOOPER, J.; (1990): Incidence prognosis and recovery of Bell’s palsy. A survey of about 1000 patients(1974-1983). Clin. Otolaryngol 15 (1): 15-27.

José María González H, Profesor Agregado de la Cátedra de Anatomía Humana de la Universidad Central de Venezuela. Cirujano Bucal. Director de Extensión y Docencia Servicio U.C.V.
María Molina, Odontólogo.
Marisabel Cedillo, Odontólogo.
Antonieta Sakkal, Odontólogo.
Dayana Hernandez, Odontólogo. *
Josune Ruggeri, Bachiller.
Thamara Vegas, Bachiller.
Roberto Sakkal, Bachiller


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.