Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estudio anatomohistológico de la irrigación perifoveolar de la cabeza del fémur de un cerdo (Sus scrofa) (página 2)




Partes: 1, 2


Material y métodos

Se utilizó un cerdo (Sus scrofa ), macho, de 3 meses de edad y 30 kg de peso. Se procedió a la premedicación por vía intramuscular con acepromacina y se atropinizó con la finalidad de evitar afectos adversos. Una vez sedado el paciente se le aplicó, vía endovenosa, tiopental sódico en dosis de 25-30 mg/kg hasta lograr una anestesia profunda. Posteriormente, se depiló y desinfectó la región glútea izquierda. A continuación se practicó una incisión de, aproximadamente, 20 cm de longitud a través de la piel y fascia superficial. Luego se desbridaron los músculos de la región hasta alcanzar la articulación coxofemoral. Se efectuó una incisión a la cápsula articular y se localizó el ligamento de la cabeza del fémur, el cual junto a sus vasos fueron ligados con catgut cromado 2-0 en sus extremos proximal y distal y, posteriormente, seccionados entre ambos cabos. Finalmente, se suturaron separadamente la cápsula articular, los músculos desbridados con catgut simple y la fascia superficial y piel con Vicryl 1.

Transcurridos 92 días del posoperatorio, y con un peso de 83 kg, el cerdo fue sacrificado e inmediatamente fueron separadas las articulaciones coxofemorales. Luego se seccionó el cuello del fémur de ambos miembros, sirviendo la articulación coxofemoral derecha como control. Se tomaron muestras de ambos extremos del ligamento de la cabeza del fémur y de las cabezas femorales, operada y control, las cuales fueron utilizadas para microscopia óptica. Se realizaron tinciones con HE y van Gieson para visualizar los vasos sanguíneos, como también el cartílago articular y el tejido óseo.

Resultados y discusión

El ligamento de la cabeza del fémur es una cinta más o menos aplanada, insertada en la fóvea de la cabeza del fémur, localizada superior, medial y posteriormente en la fosa acetabular. Durante su trayecto cruza superiormente al ligamento transverso del acetábulo, el cual cubre la incisura acetabular (entre el isquion y pubis). Se encuentra acompañado por las ramas acetabulares provenientes de las arterias circunfleja femoral medial y obturatriz (figs. 1a y 1b).

Al extraer la muestra se observó que la irrigación de la región perifoveolar de la cabeza del fémur, se realiza a través de las ramas arteriales que acompañan al ligamento de la cabeza del fémur y, además, por las ramas del anillo arterial pericapitular procedente de las arterias circunflejas femorales.

Autores como Walmsley (1915) y Lang (1916) no le dieron importancia a las arterias que acompañan al ligamento de la cabeza del fémur, negando la eventual participación en la irrigación de la misma. Por otra parte, Cella (1937), Wolcott (1943) y Schink y Parhofer (1962) indicaron que dichos vasos tienen alguna participación, pero que ésta es insignificante, en comparación al aporte de las ramas de las arterias circunflejas originadas del anillo arterial pericapital, situación observada en el cerdo estudiado, donde la sección del ligamento de la cabeza junto a sus arterias acompañantes no provocó alteración en la irrigación de la región adyacente a la fóvea manteniéndose, por el contrario, un aspecto histológico muy similar al presentado por el lado control. Por otra parte, autores como Chandler y Kreuscher (1932) y Catto (1965) han atribuido importancia a las arterias que acompañan al ligamento de la cabeza del fémur, incluso recientemente Moore (1996) ha descrito que en algunos casos la sangre que llega a través de este vaso puede ser el único aporte sanguíneo que recibe el fragmento proximal de la cabeza. Si el ligamento se rompe o está ausente, puede no llegar sangre a esta parte del hueso y, como resultado, se observa una necrosis aséptica.

Figura 1a. Vista anterolateral de la articulación coxofemoral del cerdo. 1. Cabeza femoral; 2. Ligamento de la cabeza del fémur; 3. Acetábulo; 4. Cápsula articular (reclinada); 5. Trocánter mayor.
Anterolateral part of the hip joint of pig. 1. Femoral head; 2. Ligament of femur head; 3. Acetabulum; 4. Articular capsule (has been reclined); 5. Greater trochanter.

Figura 1b. Vista posteromedial de la articulación coxofemoral del cerdo. 1. Cabeza femoral; 2. Ligamento de la cabeza del fémur; 3. Músculo obturador interno; 4. Cápsula articular (reclinada); 5. Trocánter mayor; 6. Trocánter menor.
Posteromedial part of the hip joint of pig. 1. Femoral head; 2. Ligament of femur head; 3. Obturator internus muscle; 4. Articular capsule (has been reclined); 5. Greater trochanter; 6. Lesser trochanter.

Aunque el estudio fue realizado en un animal, se ha podido comprobar la poca o nula participación de las arterias acompañantes del ligamento de la cabeza del fémur en la irrigación de la región perifoveolar. Sin embargo, no se puede descartar completamente que la cabeza del fémur reciba parte de su irrigación a través de esta vía, como ha sido señalado por los autores previos y Trueta y Harrison (1953) y Merkle (1964).

Son interesantes las acotaciones de Logròscino (1937) y Nordenson (1938), quienes señalaron que los vasos acompañantes del ligamento de la cabeza del fémur son importantes sólo durante los primeros años de vida o de la infancia en el hombre. Esta situación podría ser homologada a esta experiencia, pero no es compartida, ya que se pudo observar en el cerdo que a pesar de encontrarse en pleno crecimiento óseo la cabeza femoral no se vio afectada por la sección del ligamento y sus vasos que lo acompañaban hasta su inserción en la fóvea de la cabeza femoral. En oposición a lo anterior, Granel (1949) y Etienne y Granel (1949) señalan que los vasos acompañantes son importantes sólo después de la pubertad en el hombre, es decir, una vez comenzada la sinostosis diafisoepifisaria.

En el análisis de los cortes 1 y 2 que comprendían la inserción del ligamento de la cabeza del fémur en la fóvea de la cabeza femoral, se observó que los haces ligamentosos se encontraban orientados, no visualizándose alteración histológica, en el ligamento ni en la zona periférica de inserción perifoveolar y cartílago hialino vecino, aunque se observó moderada fibrosis difusa del extremo distal del ligamento de la cabeza del fémur. El cartílago hialino vecino presentaba signos de madurez con grupos isógenos coronarios aislados y buen desarrollo de la matriz (fig. 2).

Figura 2. Región perifoveolar. Cartílago hialino maduro: grupos isógenos y buen desarrollo de la matriz.Perifoveolar region. Nature hyaline cartilage: Isogenic groups and good matrix development.

Los cortes 3 y 4 correspondían a sustancias óseas compacta y esponjosa más periférica, ambas maduras. Los cortes más profundos y secuenciales (5, 6 y 7) comprendían la superficie articular (periferia), cartílago articular más delgado, sustancia ósea compacta y sustancia esponjosa más central, en cuyo espesor se observaba un pequeño foco de osificación. En este último se observaban trabéculas de tamaño irregular, con abundantes osteocitos y osteoblastos en su mayor parte muy activos. La matriz ósea mostraba signos de mineralización activa (fig. 3).

Figura 3. Centro de osificación endocondral del hueso vecino: 1. Restos de cartílago calcificado. 2. Trabéculas óseas con osteoblastos activos. 3. Osteocitos con matriz con signos de mineralización.Center of endocondral bone formation: 1. Rest of mineralise cartilage. 2. Trabeculaes bone with actives osteoblast. 3. Osteocytes in bone matrix with mineralization signs.

En los cortes obtenidos de la muestra control no se observaron alteraciones histológicas tanto en el ligamento de la cabeza del fémur como en las sustancias óseas esponjosa y compacta. La diferencia entre los lados control y operado está dada por una fibrosis moderada del ligamento de la cabeza del fémur y su centro de osificación mayor que en el lado control.

Las observaciones histológicas realizadas en este estudio experimental, permiten hacer una correlación con trabajos anatómicos efectuados en el hombre, en los cuales se señala que la nutrición de la cabeza femoral proviene principalmente de las ramas epifisarias de las arterias circunflejas (Claffey, 1960; Crock, 1965; Sevitt y Thompson, 1965; Wertheimer y Fernandes Lopes, 1971), aunque sería de importancia realizar estudios específicos de los patrones vasculares de la región, para poder afirmar más exactamente tal situación en el cerdo.

Como se puede apreciar en este estudio anatomohistológico, no se evidenciaron muestras de necrosis de la cabeza femoral adyacente a la fóvea possección del ligamento de la cabeza femoral y de sus vasos acompañantes, lo que indica que su irrigación no depende sólo de las arterias que acompañan al ligamento de la cabeza femoral, a diferencia de lo que se ha observado en el hombre cuando hay fracturas del cuello de fémur próximo a la cabeza en que a menudo se altera la irrigación de ella (Moore, 1996).

Derivado de este estudio, se puede decir que la irrigación aportada por las ramas arteriales procedentes del anillo arterial pericapital, el cual es formado por las arterias circunflejas, es suficiente para la nutrición de la cabeza femoral y que la sección de las ramas acetabulares de las arterias circunfleja medial y obturatriz, acompañantes del ligamento de la cabeza del fémur, no provoca alteraciones de la región perifoveolar de la cabeza femoral, aunque debería ser confirmado en un mayor número de casos.

Bibliografía

ASNIS, S.E., E.S.S. GOLUD, M. BANSAL, P.F. RIZZO, P.G. BULLOUGH. 1994. Magnetic resonance imaging of the hip after displaced femoral neck fractures, Clin. Orthop. 298:191-198.

BEARCROFT, P.W., L.H. BERMAN, A.H. ROBINSON, G.J. BUTLER. 1996. Vascularity of the neonatal femoral head: in vivo demonstration with power doppler US, Radiology. 200(1): 28-29.

CATTO, M. 1965. Histological study of avascular necrosis of the femoral head after transcervical fracture, J. Bone Joint Surg., 47-B: 749-776.

CELLA , C. 1937. Sulla importanza dei vasi del legamento rotondo nel proceso di accrescimento della testa femorale, Chir. Org. Movimento. 22: 1-12.

CHANDLER, S.B., P.H. KREUSCHER. 1932. A study of the blood supply of the ligamentum teres and its relation to the circulation of the head of the femur, J. Bone Joint Surg. 14:834-46.

CLAFFEY, T.J. 1960. Avascular necrosis of the femoral head. An anatomical study, J. Bone and Joint Surg. 42-B:802-809.

CROCK, H.V. 1965. A revision of the anatomy of the arteries supplying the upper end of the human femur, J. Anat. 99(1):77-88.

ETIENNE, E., F. GRANEL. 1949. A propos de la circulation du ligament rond, Rev. Orthop. 35:538.

GRANEL, F. 1949. Glomérules vasculaires de la tête du fémur. Comp. Rend. l’Assoc. Anat. 36 Réunion: 369-372.

LANG, A. 1916. Beiträge zur Lehre von den Schenkelhalsbrüchen auf Grund anatomischer und klinischer Studien, Deutsche Zeitschr. Chir., 135: 101-120.

LANG, P., M. MANZ, W. SCHRNER, G. SCHWETLIC, H. HENKES, Y. BERTHEZENE, S.RAMPP, H.E. JERGESEN, A. MHLER, R. FELIX. 1993. Acute fracture of the femoral neck: assessment of femoral head perfusion with gado pentetatc demeglumineenhanced MR imaging, Am J Roentgenol. 160(2): 335-341.

LOGROSCINO, D. 1937. Il legamento rotondo e le sue arterie nella patologia dell’epifise femorale, Chir. Org. Movimento. 22: 11-146.

MERKLE, U. 1964. Zur Frage der Blutersorgung des Oberschenkelkopfes durch die Aa. Lig. capitis femoris (rr. acetabulares) beim Erwachsenen, Anat. Anz. 114:497-512.

MOORE, K.L. 1996. Anatomía con orientación clínica. 3. ed., Ed. Panamericana, Madrid.

NORDENSON, N.G. 1938. Sur la vascularisation de la tête du fémur par la voie du ligament rond fémoral, Lyon Chir. 35: 178-187.

SCHINK, W., R. PARHOFER. 1962. Histologische Untersuchungen über die Grösse der Arterien im Ligamentum capitis femoris, Langenbecks Arch. f. Klin. Chir., 30: 306-313.

SEVIT, S., R.G. THOMPSON. 1965. The distribution and anastomoses of arteries supplying the head and neck of the femur, J. Bone and Joint Surg. 47-B: 560-573.

STARKLINT, H., G.S. LAUSTEN, C.C. ARNOLDI. 1995. Microvascular obstruction in avascular necrosis. Immunohistochemistry of 14 femoral heads, Acta Orthop Scand. 66(1): 9-12.

TRUETA, J., M.H.M. HARRISON. 1953. The normal vascular anatomy of the femoral head in adult man, J. Bone Joint Sur. 35-B: 442-461.

WALMSLEY, M.B. 1915. The epiphysis of the head of the femur. J. Anat. Physiol. 49: 434-440.

WERTHEIMER, L. G., S. D. L. FERNANDES LOPES. 1971. Arterial supply of the femoral head, J. Bone and Joint Surg. 53-A(3): 545-556.

WOLCOTT, W.E. 1943. The evolution of the circulation in the developing femoral head and neck. An anatomic study, Surg. Gynec. Obstet. 77: 61-68.

Publicación original: Arch. med. vet., 1998, vol.30, no.2, p.131-136. ISSN 0301-732X.
Reproducción autorizada por: Revista Archivos de Medicina Veterinaria,

M. del Sol T.M. M. Sc. Ph. D.; C. Veuthey, M.V.; A. Vasconcellos, M.D.

 Depto. de Ciencias Básicas, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera. Casilla 54-D Temuco, Chile.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.