Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Arturo Frondizi (Presidencia 1958-1962)

Enviado por carla



Partes: 1, 2, 3

  1. Introducción
  2. Gobierno de Arturo Frondizi (1958-1962)
  3. Aspectos arquitectónicos y obras públicas del período

Introducción

En esta monografía se desarrollarán los hechos que acontecieron durante el período que abarca la presidencia del Dr. Arturo Frondizi, de 1958 a 1962, así como también se explicarán las causas y consecuencias de los mismos.

También se detallarán la forma en que Frondizi ascendió al poder y los continuos planteos y enfrentamientos que tuvo con el sector peronista y con las Fuerzas Armadas, quienes intentaron numerosas veces destituirlo.

Por último se desarrollarán la serie de acontecimientos que llevaron a su destitución.

CAPÍTULO Nº 1

Gobierno de Arturo Frondizi

(1958-1962)

Sumario

  • Situación previa

  • Ascenso al poder

  • El pacto Frondizi-Perón

2.2 Gabinete Ministerial

3. Aspecto político

3.1 Situación con las Fuerzas Armadas

3.2 Crisis de Gabinete

3.3 La división del Ejército en "legalistas" y "gorilas"

3.4 Situación con Toranzo Montero

3.5 Intervenciones federales

4. Aspecto económico

4.1 Plan económico desarrollista

4.2 Batalla del petróleo

4.3 Batalla de la energía eléctrica

4.4 Batalla del acero

4.5 Batalla del transporte

4.6 Batalla de la Patagonia

4.7 Batalla por las inversiones extranjeras

4.8 Medidas concretas de administración de la economía

4.9 Crisis de 1961

5. Aspecto social

5.1 Situación sindical

5.2 Huelgas

5.2.1 Problemas sindicales y huelgas petroleras

5.2.2 Huelgas médicas

5.2.3 Huelgas metalúrgicas

5.2.4 Huelgas ferroviarias

5.2.5 Huelgas frigoríficas

5.2.6 Huelga bancaria

5.3 Plan Conintes

5.4 Educación

6. Aspecto internacional

6.1 Relaciones con la Iglesia Católica

6.2 Relaciones con los Estados Unidos

6.3 El tratado con Brasil

6.4 El caso d e Cuba

6.5 Relaciones con Chile

6.6 Tratado de límites del Río Uruguay

6.7 Viajes al exterior

6.8 La creación de la ALALC

6.9 El Tratado Antártico

6.10 Reestablecimiento de relaciones

7. Fin del mandato

7.1 Elecciones del 18 de marzo de 1962

8. Sucesión presidencial

1. SITUACIÓN PREVIA

El gobierno anterior al período de Frondizi estuvo a cargo del general Pedro Eugenio Aramburu (1903-1970), gobernante de facto de la Argentina desde 1955-1958. Reemplazó a Eduardo Lonardi que fue obligado a renunciar por cuestiones internas dentro de las Fuerzas Armadas, el 13 de noviembre de 1955. Como vicepresidente asumió el almirante Isaac Rojas.

Previo a su designación en el cargo, por voluntad de las Fuerzas Armadas, Aramburu tuvo que firmar un Acta de compromiso con los altos oficiales de las tres fuerzas. A través de esa acta se le daba un espacio, en la toma de decisiones, a las tres fuerzas dentro de su gobierno. Se convertía así en el antecedente inmediato de las siguientes intervenciones militares que distribuyeron el poder nacional entre Ejercito, Marina y Aeronáutica.

El poder de Aramburu quedó limitado por una Junta Militar consultiva, integrada por el vicepresidente y los ministros militares, quienes autorizaban los proyectos de leyes. La intervención de la Confederación General del Trabajo (CGT) y la conducción de la Policía Federal se encomendaron a un capitán de navío. Se investigaron los actos de corrupción del régimen anterior, se disolvió el partido peronista y la Fundación Eva Perón. Además se prohibió mediante el decreto 4.161 toda mención del nombre de Perón y de Evita, de los símbolos partidarios y de la marcha peronista.

En el campo económico, se devaluó el peso, se desnacionalizaron los depósitos bancarios, se suprimieron los controles comerciales y se estimularon las exportaciones.

Pero los resultados conseguidos a mediano plazo no fueron satisfactorios. La inflación por 1957 aumentó; las exportaciones agropecuarias mejoraron, pero en un contexto de precios internacionales deteriorados. Se abrieron las importaciones lo que provocó el ingreso de más artículos de consumo que bienes de capital, con lo que la industria se mantuvo poco competitiva a escala internacional. Se aumentaron los salarios.

El 9 de junio de 1956, un grupo de oficiales y suboficiales encabezados por el militar general Juan José Valle, encabezó una fallida sublevación cívico-militar contra la dictadura autodenominada Revolución Libertadora del General Aramburu. Esta rebelión tuvo por objetivo recuperar el poder que la Revolución Libertadora le había sacado al pueblo al derrocar al presidente constitucional Juan Domingo Perón en septiembre de 1955. El gobierno los reprimió, decretando la ley marcial y aplicando la pena de muerte a los sublevados y al general Valle, excusándose con el peligro de una guerra civil.

En julio de 1956, se produjo la división definitiva del radicalismo en la Convención Nacional realizada en Tucumán. El partido se dividió en la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), liderada por Frondizi y la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP), encabezada por Ricardo Balbín. En esta Asamblea, Frondizi tuvo la mayoría necesaria para ser designado candidato a presidente por la UCRI. Alejandro Gómez seria su compañero de fórmula.

En julio de 1957 se realizaron las elecciones para reunir una asamblea constituyente, con la que se pretendía legalizar la supresión por decreto de la Constitución de 1949 y agregar algunas reformas a la original de 1853. Se incorporó el artículo 14 bis, garantizando derechos sociales básicos, entre ellos, el de huelga.

El presidente Aramburu decidió convocar a elecciones generales para febrero de 1958; pero ningún candidato tenía el caudal de votos para ser mayoría.

Por tales circunstancias el candidato de la UCRI (Frondizi) decidió un acercamiento hacia Perón, para poder contar con el caudal de votos del Partido Justicialista.

2. ASCENSO AL PODER

2.1 El pacto Frondizi-Perón

En Venezuela, desde enero de 1958, habían comenzado las conversaciones entre el emisario de Frondizi, Rogelio Frigerio, y el delegado de Perón, John W.Cooke, dando origen a dicho pacto.

A través de este pacto, Perón se comprometía a asegurarle al candidato ucrista el triunfo electoral, orientando a los peronistas en el sentido de votar por el Dr. Arturo Frondizi para la presidencia de la república. Así el voto en blanco se volcó a favor del candidato de la UCRI. Sin embargo, un importante sector del peronismo rechazó el Acuerdo; el Comando Nacional Peronista se atribuyó los ochocientos mil votos en blanco.

Por su parte, Frondizi se obligaba a reestablecer en los primeros noventa días de su mandato, las conquistas obtenidas por el pueblo en el campo social, económico y político, en particular la normalización de lo sindicatos y de la CGT. Además mejoraría el nivel de vida de los asalariados, reconocería al partido peronista y otorgaría una amnistía general, permitiendo así la libre expresión política y sindical de la masa popular. El objetivo de largo plazo era pacificar el país, sacarlo del subdesarrollo y promover la industria de base con el consenso de los trabajadores.

Luego de esta reunión, el pacto firmado por Perón y Frondizi en febrero de 1958 permitió al candidato del radicalismo intransigente triunfar en las elecciones del 23 del mismo mes; lo acompañaba como vicepresidente Alejandro Gómez.

El general Juan Domingo Perón y Arturo Frondizi acuerdan el cumplimiento del siguiente plan político:

I) Al fijar su posición frente a la elección del 23 de febrero de 1958, el Peronismo

a) Declarará que los partidos neoperonistas que deseen pertenecer al Movimiento deben retirar sus candidatos;

b) Ordenará a los peronistas que hayan aceptado candidaturas que las renuncien, quedando en caso contrario, separados del Movimiento;

c) Frente al hecho concreto de la votación, dejará en libertad de acción a la masa peronista a fin de que sufrague en la forma que mejor exprese su repudio a la dictadura militar y a la política seguida por ella en todos los órdenes;

d) Aclarará que lo expresado en el punto c) no implicará, por parte de los peronistas, compromiso alguno con los partidos que elijan para expresar su protesta;

e) El documento contendrá un párrafo en el que se hará la crítica de la política conservadora, de manera que sea inequívoco que la opción no incluye al Partido Conservador Popular.

Queda aclarado que esta enumeración no limita en forma alguna el derecho del Peronismo a fundamentar su posición frente al acto electoral y reafirmar las líneas estratégicas del Movimiento.

II) De asumir el gobierno el Dr. Arturo Frondizi se compromete a restablecer las conquistas logradas por el Pueblo en los órdenes social, económico y político, adoptando entre otras las siguientes medidas:

1°).-Revisión de todas las medidas de carácter económico adoptadas desde el 16 de setiembre de 1955, lesivas a la soberanía nacional, y de aquellas que determinaron un empeoramiento de las condiciones de vida del Pueblo. Se consideran como de fundamental urgencia el restablecimiento de la reforma bancaria de 1946, la estructuración de una política económica de ocupación plena y amplio estímulo a la producción nacional, la elevación del nivel de vida de las clases populares y el afianzamiento de los regímenes de previsión social;

2°).-Anulación de las medidas de toda índole adoptadas por el gobierno provisional desde el 16 de setiembre de 1955 con propósitos de persecución política;

3°).-Anulación de todo proceso, cualquiera sea su carácter, iniciados con propósitos de persecución política;

4°).-Levantamiento de las interdicciones y restitución de los bienes a sus legítimos dueños;

5°).-Devolución de los bienes de la Fundación Eva Perón;

6°).-Levantamiento de las inhabilitaciones gremiales y normalización de los sindicatos y de la Confederación General del Trabajo. Esto se cumplirá en un plazo máximo de ciento veinte días. Las elecciones en los sindicatos serán presididas por interventores nombrados de común acuerdo;

7°).-Reconocimiento de la personería del Partido Peronista, devolución de sus bienes y levantamiento de las inhabilitaciones políticas. Tanto la personería como los bienes serán acordados a las autoridades que designe el General Juan Domingo Perón;

8°).-Reemplazo de los miembros de la Suprema Corte de Justicia y eliminación de los magistrados que han participado en actos de persecución política;

9°).-En un plazo máximo de dos años se convocará a una Convención Constituyente para la reforma total de la Constitución, que declarará la caducidad de todas las autoridades y llamará a elecciones generales.

Las medidas consignadas en los puntos 2°, 3°, 4°, 5°, 6°, 7° y 8° se adoptarán dentro de un plazo máximo de noventa días a contar desde la asunción del mando.

Queda a cargo del Dr. Arturo Frondizi arbitrar los medios para el cumplimiento de las cláusulas precedentes. Por su parte, el General Juan Domingo Perón se compromete a interponer sus buenos oficios y su influencia política, para crear el clima pacífico y de colaboración popular indispensables para poder llevar a cabo los objetivos establecidos en el presente Plan.

Suscriben este Plan Político, además de los titulares, John William Cooke y Rogelio Frigerio, en virtud de haber participado en su discusión y colaboración. Los firmantes empeñan su palabra de honor en el sentido de que hasta el primero de agosto de mil novecientos cincuenta y ocho, este Plan permanecerá en reserva y sólo podrá ser divulgado posteriormente de común acuerdo, salvo el caso de incumplimiento por las partes. [1]

La elección presidencial, convocada para el 23 de febrero de 1958, quedó reducida a una confrontación entre los dos sectores del radicalismo. La UCRI, encabezada por Frondizi, derrotó a la UCRP, dirigida por Balbín y apoyada por el oficialismo.

Frondizi se impuso con el 45 % de los votos.

Partidos políticos

Votos

%

UCR del Pueblo

UCR Intransigente

Socialista

Demócrata Cristiano

Demócrata

Demócrata Progresista

Comunista

Votos en blanco

2.618.058

4.070.875

147.498

285.688

128.283

22.338

264,746

838.243

28,9

44,9

1,6

3,2

1,4

0,2

2,9

9,2

El 1 de mayo de 1958 asumió como presidente Frondizi, logrando la totalidad de las gobernaciones, todas las bancas del Senado y los dos tercios de la Cámara de Diputados. Gómez asumió como vicepresidente.

2.2 Gabinete Ministerial:

  • Ministro del Interior: Alfredo R. Vítolo

  • Ministro de Relaciones Exteriores y Culto: Carlos A. Florit

  • Ministro de Educación y Justicia: Luis R. Mac Kay

  • Ministro de Asistencia Social y Salud Pública: Héctor V. Noelia

  • Ministro de Hacienda: Emilio del Carril

  • Ministro de Guerra: Héctor Solanas Pacheco

  • Ministro de Marina: Adolfo Estévez

  • Ministro de Aeronáutica: Roberto Huerta

Se le encargó las carteras de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones al ministro-secretario de Estado en el Departamento del Interior. Los ministerios de Agricultura, Ganadería y de Comercio e Industria al ministro de Hacienda y el Ministerio de Trabajo y Previsión al ministro de Asistencia Social y Salud Pública.

A su vez, se crearon cuatro secretarías que dependían de la Presidencia de la Nación: Enlace y Coordinación; Ejecutiva, Relaciones Económico-Sociales, a cargo de Rogelio Frigerio, y Técnica.

3. ASPECTO POLÍTICO

Al poco tiempo de asumir, Frondizi envió al Congreso dos proyectos importantes y los obtuvo:

1- Amnistía General.

2- Ley de Asociaciones Profesionales (que reestablece la unidad de la representación sindical).

3.1 Situación con las Fuerzas Armadas

Frondizi, durante su gobierno debió actuar por un lado, con el poder militar y, por el otro, con el poder peronista que lo demandaba por su participación electoral y el compromiso que había contraído para obtener sus votos.

Existió una permanente oposición de la Fuerzas Armadas hacia el presidente Frondizi.

Quienes querían mantener en el poder a las Fuerzas Armadas gobernando, eran encabezados por el jefe de la Marina, el almirante Isaac Rojas. Se impuso el criterio del general Aramburu de entregar el mando a los ganadores de las elecciones, aunque las Fuerzas Armadas fueran las que tendrían el poder.

Dentro de las Fuerzas Armadas existía rivalidad entre Ejército, Marina y Aeronáutica. Entre las tres armas competían por acceder a mayores niveles de mando, lo que causaba serios enfrentamientos directos. Ninguna de las tres fuerzas permitía la preeminencia de una sobre las otras, lo que provocaba desacuerdos y pujas.

Frondizi asumiría el gobierno pero las Fuerzas Armadas conservarían el poder.

El 17 de junio de 1958 se modificó la ley de ministerios. Esta nueva ley de ministerios 14.439, redujo a ocho las carteras y creó doce secretarías de Estado. Se creó la cartera de defensa nacional, siendo el titular de la misma Gabriel del Mazo. Solanas Pacheco, Estévez y Huerta fueron confirmados en sus cargos de secretarios.

A partir de aquí comenzaron varios planteos y alzamientos cuyo objetivo era intimidar al gobierno para lograr que este accediera a sus presiones. Así las Fuerzas Armadas no dejaron nunca de manejar los mecanismos del poder; agotando las diversas formas de presión militar. Estas contaron con el apoyo de las fuerzas políticas opositoras y en particular con las de la Unión Cívica Radical del Pueblo.

Frondizi trató en cada planteo militar de negociar con los sublevados con el fin de poder continuar con su principal objetivo: el plan económico desarrollista.[2]

Pero además de las Fuerzas Armadas, el presidente se vio amenazado por otros factores de poder y grupos de presión. Dentro de los factores de presión se encontraban los representantes de los acreedores externos, como los de los Bancos y el FMI, los cuales influían o pretendían influir en las decisiones y ejecuciones del poder político; y dentro de los grupos de presión, estaban los partidos políticos, estudiantes universitarios, sindicatos y grupos obreros, y los medios de comunicación. [3]

El 22 de mayo de 1958, se sancionó la ley de amnistía 14.436, que concedía amnistía amplia y general para todos los delitos políticos o militares, cometidos hasta su promulgación. Los beneficios de la ley comprendían los actos realizados con propósitos políticos o gremiales. Nadie podía ser interrogado, citado o investigado por sospechas o por haber cometido delitos ya perdonados. La ley no preveía ni el levantamiento de la proscripción al Partido Peronista, ni el regreso de Perón, ni la restitución de su grado[4]

3.2 Crisis de Gabinete

La designación de Rogelio Frigerio como secretario de Relaciones Económico-Sociales de la Presidencia provocó desconfianza en los distintos sectores, debido a la gran influencia que este ejercía sobre el presidente Frondizi.

El 10 de noviembre de 1958, Frigerio renunció a su cargo, aunque continuó como asesor personal en Olivos. Finalmente, a causa de las presiones, se vio obligado a retirarse definitivamente en mayo de 1959.

La ausencia de Frigerio, junto con la oposición militar y política que recibía el gobierno, provocó otras renuncias dentro del gabinete, tanto de colaboradores inmediatos del presidente como de ministros.

El 24 de junio quedó integrado el nuevo ministerio nacional, con Álvaro Alzogaray como ministro de Economía, quien luego tuvo que renunciar a pedido de Frondizi, por haber aplicado la política de estabilidad monetaria y no haber continuado con el programa económico desarrollista como había asegurado. Fue reemplazado por Roberto Alemann.

El 15 de noviembre de 1958 renunció el vicepresidente Alejandro Gómez, quien fue acusado de encubrir a los supuestos implicados en un inminente golpe de estado. Fue expulsado del partido y forzado a presentar su renuncia. Según lo establecido por la Constitución, el vicepresidente no fue reemplazado.

El 11 de junio de 1959, en Ciudad Trujillo, Perón dio a conocer públicamente el contenido del pacto preelectoral firmado con Frondizi. Esto, coincidió con el caos político y social en que se encontraba el país, por lo que hizo peligrar seriamente la estabilidad del gobierno. [5]

3.3 La división del Ejército en "legalistas" y "gorilas"

De la Revolución Libertadora surgieron tres líneas bien diferenciadas:

  • a) los quedantistas: buscaban demorar las elecciones y continuar apropiando el poder. De este grupo surgió la idea de una "dictadura democrática".

  • b) Los continuistas: buscaban perpetuarse en el poder a través del apoyo de un partido político, la UCRP.

  • c) Los juegolimpistas: se abstenían de toda influencia o participación, comprometiéndose a respetar los resultados electorales. El general Aramburu fue el principal líder de esta corriente.

Durante el gobierno de Frondizi, las tres tendencias se polarizaron en "legalistas" y "gorilas". Ambos grupos se opusieron a él con la necesidad de derrocarlo. Se diferenciaban en el método y los instrumentos para llevarlo a cabo. Los "gorilas" proponían el derrocamiento del presidente y la toma del poder por las Fuerzas Armadas, mientras que los "legalistas" planteaban destituirlo "constitucionalmente" o forzarlo a una renuncia.[6]

3.4 Situación con Toranzo Montero

El 16 de junio de 1959, se produjo en Córdoba una rebelión armada encabezada por el teniente general Ossorio Arana y el almirante Samuel Toranzo Calderón, jefes golpistas, con el pretexto de detener al comunismo que avanzaba en el país. Los oficiales leales hicieron todo lo posible por detener el inminente estallido, logrando apaciguar el descontento y desbaratar el intento golpista. Pero el movimiento fracasó por la falta de apoyo de sus colegas. [7]

Como consecuencia, el 30 de junio, el secretario de Ejército Solanas Pacheco renunció y fue reemplazado por el general Elbio Anaya por decisión del presidente. El nuevo secretario no asumió su cargo y se pensó en el general Carlos S. Toranzo Montero para tal función. Frondizi, conociendo la forma de actuar y de pensar de éste, trató de persuadir a Anaya de no realizar el nombramiento. Sin embargo éste se llevo a cabo el 25 de julio, con la condición de que Toranzo Montero no hiciera cambios de personal en los puestos claves, pero éste omitió la advertencia. Esto provocó la inmediata reacción del secretario Anaya, terminando con la destitución de Carlos S. Toranzo Montero el 2 de septiembre de 1959, con el consentimiento del presidente Frondizi. Como reemplaznate se nombró al general Pedro Francisco Castiñeiras.

Esta medida tuvo que ser revertida, ya que había provocado repudio en algunos generales que simpatizaban con Toranzo Montero. Se había producido uno de los enfrentamientos más serios del ejército. El general Anaya y las fuerzas leales dispusieron medidas de emergencia y arrestaron a los sublevados. Ante la amenaza de un posible enfrentamiento armado y el deseo de una pronta superación de la crisis militar, Frondizi convocó a Toranzo Montero a la Casa Rosada con el fin de llegar a un acuerdo. En dicha reunión se resolvió:

1º) el reestablecimiento de Toranzo Montero como comandante en jefe y,

2º) el reemplazo de Anaya por el general Rodolfo Larcher.

Con la restitución de Carlos S. Toranzo Montero comenzó la etapa de "vigilancia" directa del Ejército sobre el gobierno. Como subsecretario de ejército fue designado el general Hoshtina. [8]

De esta manera, Toranzo Montero y el sector del Ejército que lo respaldaba se convirtieron en los protagonistas de la labor política, debiendo el presidente acceder a variadas presiones y pretensiones de los militares, como otorgarles más libertad y participación y atribuyéndose ellas mismas el papel de legítimas depositarias de un poder de contralor (examinar las cuentas y la legalidad de los gastos oficiales), veto y protección sobre el gobierno nacional. A pesar de haber cedido antes variadas presiones, Frondizi se mantuvo firme en lo referido al manejo de las relaciones exteriores y las bases de su política de desarrollo e integración económica. [9]

Resultado de la puesta en marcha de la "doctrina de vigilancia", fueron, entre otros hechos, la aplicación del Plan Conintes, el abandono de la línea política integracionista con el peronismo, la reforma del Código Penal, la prohibición del partido comunista.

Esta doctrina de vigilancia, que guió la acción de Toranzo Montero y sus colegas, se basaba en la condición de que el presidente Frondizi podía ser presionado para que adoptara las políticas que ellos consideraban esenciales, y que su destitución no era necesaria.

El ejército bajo la conducción del general Toranzo Montero, se preparaba a luchar activamente contra todos los totalitarismos.

El 12 de junio de 1960 hubo otra insurrección en la provincia de San Luis, conducida por el general Fortunato Giovannoni, y apoyada por sectores de la oposición, principalmente de la UCRP, pero ésta fracasó.

A fines de 1960, se produjo en Rosario otro fallido levantamiento, conducido por el general Miguel A. Iñíguez. [10]

3.5 Intervenciones federales

Frondizi acudió varias veces a las intervenciones federales en distintas provincias como un recurso extremo para proteger la integridad y la subsistencia de las propias provincias.

Las provincias intervenidas entre 1959 y 1961 fueron Misiones, La Pampa, Córdoba y Salta.

En 1962, se acordó implícitamente la intervención a la provincia de Buenos Aires en el caso de que el peronismo triunfara en las elecciones del 18 de marzo.

Ante el triunfo del Partido Peronista, las FF.AA. presionaron al presidente exigiéndole la anulación de los comicios, la intervención de las provincias donde había triunfado el peronismo, la proscripción de este partido, el ataque al comunismo y el arresto de los dirigentes peronistas.

Frondizi accedió a intervenir las provincias firmando el decreto. Esto provocó que otros partidos le solicitaran la renuncia.

Así, el 19 de marzo de 1962, bajo presión militar, se intervinieron las provincias de Buenos Aires, Chaco, Río Negro, Santiago del Estero y Tucumán en sus tres poderes. Como consecuencia, los Poderes Ejecutivo y Legislativo se declararon sin efecto y se autorizó a los interventores federales a fijar la fecha de convocatoria a nuevas elecciones.

Estas intervenciones provocaron gran conmoción en todo el país y ninguna de ellas tuvo fundamento constitucional, sino razones políticas. [11]

4. ASPECTO ECONÓMICO

4.1 Plan económico desarrollista

En el área de la agricultura y ganadería, Frondizi intentó llevar a cabo una reforma agraria que modificara el sistema de propiedad. Como gobernante, sostuvo que el mal principal de la Argentina era su condición de país subdesarrollado y que para solucionarlo lo fundamental era la producción de bienes. Decía que no se podía hablar de distribución de riqueza cuando no se la tiene. El ahorro interno no era suficiente para financiar el crecimiento económico.

Se impuso un programa político-económico desarrollista elaborado por él y por su asesor Rogelio Frigerio. Los pilares de esta concepción son la integración y el desarrollo, siendo la integración causa necesaria para alcanzar el desarrollo nacional. La integración solo podrá materializarse mediante una alianza de clases y sectores, entendida como una participación directa de todos los grupos sociales. Lograda la unidad nacional deberá comenzarse la "revolución del desarrollo", mediante la aplicación de una serie de medidas concretas que reviertan la situación económica. La concretización de estas medidas liberará al país de las imposiciones del mercado externo, fomentando la creación de un mercado interno. Es decir, el desarrollismo pretendía llegar al desarrollo nacional por la vía de la sustitución de importaciones.

Para el desarrollismo, los partidos políticos debían ser excluidos de la acción del gobierno y del programa frondizista, ya que si estos actuaban por sí mismos, nunca se llegaría a lograr la integración nacional, siendo ésta sólo posible a través de la participación de los distintos sectores sociales.

El modelo "integracionista y desarrollista" infundido por Frigerio, guiaba la política y economía de su gobierno. Sostenía que desde la "unidad nacional" debía llegarse a la "Revolución del desarrollo". [12]

El plan frondizista y su accionar diferían del pensamiento de su partido. Es por esto que la UCRI carecía de espacio dentro del Ejecutivo Nacional, lo que provocó divisiones entre el presidente y sus asesores.

Internamente surgieron en la UCRI dos tendencias que lucharían por imponerse y ejercer su influencia sobre el gobierno. La "integracionista", conducida por Rogelio Frigerio, y la "intansigente", dirigida por el vicepresidente Alejando Gómez.

Los temas principales de este plan desarrollista eran:

  • El subdesarrollo es producto de la no industrialización y de la crónica crisis de sus economías.

  • Se lo debe combatir con políticas realistas en un plan de prioridades de inversión.

  • Es necesario el ingreso de capitales extranjeros por insuficiencia del capital nacional o su reticencia en invertir.

  • Es inexorable para las fuerzas productivas en la internacionalización del proceso productivo la preeminencia del papel del Estado en el período de transición del subdesarrollo al desarrollo.

  • Un Estado apoyado en una sólida base nacional podrá enfrentar el poder desestabilizador del capital monopólico internacional.

  • Un Estado nacional sólo será fuerte cuando con objetivos precisos represente a todos los sectores sociales del país[13]

4.2 Batalla del petróleo

En 1954, Frondizi escribió el libro: Petróleo y política, muy importante para su campaña electoral.

Hacia 1957, la importación del petróleo representaba entre un 20 y 25 % de las compras externas locales, lo que superaba el déficit comercial total del país. Es por esto que el gobierno se propuso como objetivo principal lograr el autoabastecimiento petrolero, lo que además impulsaría las economías regionales, como la de la Patagonia y el Noroeste. Pero para alcanzar esto, Frondizi debió recurrir a capitales extranjeros, ya que el país no contaba con los recursos y equipos necesarios como para incrementar la producción a corto plazo.

En 1958, dispuesto a promover la inversión extranjera pero sin medios en YPF para aumentar la producción y sin divisas para importar petróleo, decidió negociar con una subsidiaria del Standard Oil un contrato de explotación, a este se le sumaron en total contratos de dos millones de dólares. En cuatro años la producción de petróleo se triplicó. Esta nueva política petrolera fue llamada como "la batalla del petróleo", la cual fue anunciada por el gobierno el 24 de julio de 1958.

Esta "batalla" empezó con la nacionalización de las reservas de hidrocarburos, intentando liberar al país de la dependencia extranjera en materia de provisión de combustible, a través de una reducción progresiva de su importación. También se renegociaron los contratos de importación firmados durante la Revolución Libertadora.

El plan consistía también en la reestructuración de YPF, la construcción de oleoductos del Norte y de Mendoza, la cooperación del capital privado sin dar lugar a renuncias del dominio del Estado sobre la riqueza petrolífera y la preservación del dominio nacional y proyecto de ley de nacionalización. [14]

Además se firmó un acuerdo con Colombia para el intercambio de petróleo por productos argentinos y se decidió que YPF sería el encargado de manejar la política petrolera, reestructurándola y dándole mayores recursos.

Frigerio comenzó una gira por el exterior con el fin de conseguir capitales extranjeros que quisieran invertir en la extracción de petróleo en la Argentina, con la condición de que el producto sería entregado todo a YPF y que las empresas inversoras cobrarían su trabajo en dinero y no en petróleo. De esta forma, se firmaron varios contratos con empresas que comenzaron rápidamente su tarea, entre ellas, las compañías Pan American, Banca Loeb y Tennessee.

El 28 de octubre de 1958, se firmó un convenio con la Unión Soviética, por el cual ésta le concedía a la Argentina un crédito por 100 millones de dólares, para la compra de equipos petroleros en la URSS, a una tasa de interés del 2,5% anual.

A pesar de que el gobierno comenzó a recibir críticas por parte de grupos opositores, debido a ciertos temas como son el sobreprecio del petróleo y la eximición del pago de impuestos a las empresas contratistas, entre otras, se mantuvo firme con la nueva política petrolera, sosteniendo que era la única forma de autoabastecimiento y era imprescindible para lograr una política de desarrollo. [15]

Los contratos petroleros firmados con las dos empresas norteamericanas, provocaron en octubre de 1958, la reacción de los trabajadores de YPF en Mendoza.

Una huelga denunciando la amenaza de la política gubernamental contra la empresa petrolera estatal y la estabilidad laboral, fue violentamente reprimida. El 9 de noviembre, esta huelga fue considerada, por el Ejecutivo Nacional, como un movimiento subversivo.

Como consecuencia, el 11 de noviembre el gobierno impuso por decreto el estado de sitio en todo el país por treinta días y puso presos a comunistas y peronistas; de hecho se rompía el Pacto firmado con Perón.

La finalidad de esta medida era calmar a los trabajadores, quienes fueron los que más sufrieron las consecuencias del plan de estabilización confeccionado según las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (F.M.I.).

Al término de los treinta días establecidos por el decreto, el 11 de diciembre se sancionó la ley 14.785, por la que se declaraba nuevamente el estado de sitio en toda la Nación.

La huelga de los petroleros, los planteos militares, el descontento sindical y la oposición política, fueron los principales hechos que llevaron a Frondizi a la aplicación de esta medida.

La política de austeridad implementada, en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, provocó una depresión económica en 1959. Esto provocó que los salarios de los trabajadores disminuyeran, sumado a un proceso de inflación creciente, y que las huelgas se multiplicaran. A todo esto, se le agregó la declaración del estado de sitio y la posterior aplicación del Plan Conintes, lo que en conjunto con lo anterior, llevó a un progresivo enfrentamiento entre Frondizi y los peronistas. Estos últimos pusieron fin a la tregua acordada al gobierno. Las bases sociales y políticas del presidente comenzaron a debilitarse.

Sin embargo, Frondizi no retrocedió con su política petrolera y siguieron llegando las inversiones.

4.3 Batalla de la energía eléctrica

Fin del conflicto con la CADE. Una vez en el gobierno, Frondizi se dedicó a resolver el problema con las compañías encargadas del suministro eléctrico en la Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Para esto, arregló con las empresas CADE y CIADE: por una parte para tratar de solucionar el problema del suministro de electricidad, y fundamentalmente para lograr una buena imagen en el exterior, ya que estas empresas eran de capitales multinacionales, y una de las premisas fundamentales del gobierno desarrollista era atraer un flujo de inversores extranjeros, como un paso al "desarrollo argentino".

Con el art. 3º de la ley 14.772 se aprobó un convenio preliminar, entre el Secretario de Energía y las Compañías CADE y Electricidad de la Provincia de Buenos Aires Limited, para la formación de una nueva sociedad (Segba). Por este convenio se dio por terminado el conflicto con la CADE. El punto más discutido del convenio era la revaluación de los bienes de la CADE, importe que luego constituiría el aporte privado para la formación de Segba, que el Estado debía comprar.

4.4 Batalla del acero

La industria siderúrgica argentina se encontraba atrasada, debido a la baja producción del acero.

Para revertir esta situación, el gobierno se propuso explotar la producción del mismo. Dicha producción era de mucha importancia ya que incidiría en el reequipamiento industrial, en la tecnificación del campo, en la reposición del sistema de transporte y fundamentalmente en el desarrollo integral de la Nación.

4.5 Batalla del transporte

En vistas al objetivo del desarrollo del país, debía reestructurarse todo el sistema de comunicaciones, principalmente el ferroviario que era el que arrojaba mayores pérdidas.

Para reducir el déficit que provocaba en el presupuesto nacional, el gobierno implementó una serie de medidas:

a) cambiar y racionalizar la estructura del sistema ferroviario;

b) asegurar una fluida intercomunicación entre todas las regiones del país;

c) eliminar vías inútiles y antieconómicas;

d) proporcionar un sistema coordinado de comunicaciones que promoviera sus riquezas, unificando el mercado nacional;

e) reordenar los transportes en todas sus ramas, poniéndolos al servicio del país y de los usuarios.

4.6 Batalla de la Patagonia

Había que incorporar a la Patagonia como protagonista del desarrollo nacional. Se la consideraba ligada a la batalla del petróleo y en tal sentido, el presidente sostenía que "en estas regiones se unen a la posición estratégica la presencia del petróleo y la convergencia natural de la energía hidroeléctrica, del carbón y el hierro, que es como decir los puntales de la industria que se basta a sí misma".

4.7 Batalla por las inversiones extranjeras

Dentro del proceso del desarrollo económico, la inversión de capitales extranjeros tenía un rol fundamental, ya que el ahorro nacional resultaba insuficiente para llevar adelante el plan. Estas inversiones de capitales debían estar destinadas a promover o expandir una actividad productiva que aportara ahorro u obtención de divisas o se tradujera en una conveniente elevación del nivel de productividad nacional. [16]

4.8 Medidas concretas de administración de la economía

El gobierno, a pesar de encontrarse amenazado, sobre todo por las Fuerzas Armadas que presionaban al presidente con el fin que este no cumpliera con el pacto hecho con Perón, alcanzó a concretar, en parte, el plan económico que se había propuesto a fin de promocionar el desarrollo nacional, a través de una serie de medidas:

  • a) En materia de precios y salarios: Estableció un aumento de emergencia de salarios.

  • b) En materia de promoción: Se estimuló la industria nacional en lugar de las importaciones.

  • c) En materia de inversiones: El desarrollismo partió de la base que el financiamiento de la capacidad productiva debía provenir de la entrada de capitales extranjeros y de un incremento del ahorro interno, y no de las exportaciones, puesto que estas solo trasladaban los ingresos de los productos argentinos a los importadores del exterior.

  • d) En materia de empresas públicas: Fue modificada la ley de empresas del Estado y se creó la Sindicatura General.

  • e) En materia de propiedad de los hidrocarburos: En 1958, el Congreso sancionó la ley de nacionalización de los hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos.

  • f) En materia de contratos petroleros: Se firmaron varios contratos con YPF y varias empresas extranjeras.

  • g) En materia de planificación económica.

  • h) En materia de privatizaciones.

  • i) En materia de política económica internacional.

  • j) En materia de arrendamientos. [17]

4.9 Crisis de 1961

El inicio de 1961 no fue favorable para Frondizi y su gobierno. El panorama social era desesperante y para peor, no hubo logros económicos que pudieran revertir la situación social. La crisis económica se profundizó, generando inflación.

Por otra parte, la oposición partidaria, mantuvo una actitud crítica al no hallar solución para satisfacer sus reclamos y demandas. Los planteos militares, las huelgas, los pedidos de aumento de sueldos y paros obreros, el paro general de las 62 Organizaciones no daban respiro al gobierno, quien reprimió las huelgas e intentó romper relaciones con el peronismo. Debido a que la situación no mejoraba aumentaron los actos terroristas.

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda