Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Autoayuda combatir adiccion a las drogas

Enviado por Anonimo



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Conozca su problema
  3. El cambio es posible
  4. Todo problema tiene solución
  5. Busque apoyo a su alrededor
  6. Refuércese por los avances de su recuperación
  7. Afronte y venza el desánimo cuando aparezca
  8. Descubra conductas alternativas
  9. Si ocurre una caída, puede remontarla
  10. Acuda a un profesional o centro de drogodependencias
  11. Ser feliz es más sencillo de lo que parece
  12. La Asertividad. Técnicas para decir "no" al consumo de drogas
  13. Falsas Creencias sobre las Drogas
  14. Mitos
  15. Conclusiones
  16. Bibliografía

Monografias.com

Introducción

Mediante el presente folleto se pretende dar la información necesaria a la población en general sobre la prevención, causas, realidades, prevenciones de recaídas y soluciones al problema de adicción a las drogas.

Anónimo

Conozca su problema

Una persona para poder ayudarse a sí misma debe conocer adecuadamente su conducta, su conducta adictiva en este caso. Sin embargo, todo el mundo cree que se conoce muy bien a sí mismo y que no hay nadie que puede saber más de nosotros mismos. La realidad no es esa, ya que todos distorsionamos la información sobre nosotros mismos, y lo más evidente a veces se nos escapa.

El mejor modo de conocer la conducta es observándola, pero observándola objetivamente. La utilización de autoregistros resulta de gran utilidad. Éstos consisten en unas hojas de registro para cubrir diariamente en donde la persona indica aspectos relevantes sobre su conducta tales como la hora en que realiza la conducta, en qué situación se encuentra, con quién, qué pensamientos tiene mientras realiza la misma, si le produce ansiedad, etc. Su estructura más sencilla o más compleja va a depender del problema, de la persona que lo va a cubrir y del objetivo que se pretenda con el mismo. En el cuadro se indican los aspectos más importantes que se deben evaluar en un autoregistro.

[Hoja de autorregistro para el consumo de sustancias]

Fecha

Hora

Consumo

Lugar

Personas presentes

Dinero gastado

Pensamientos

Consecuencias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por tanto, conocer la propia conducta es lo primero que una persona con problemas de dependencia debe hacer para luego pasar a los siguientes pasos. Una vez realizado el análisis conductual de su conducta ya conocerá importantes aspectos de la misma hasta ahora desconocidos. Pero no debe olvidarse que la evaluación no finaliza aquí; debe seguir a lo largo de todo el proceso hasta que deje de ser un problema para la persona.

 El cambio es posible

Monografias.com

Para que el cambio se produzca o para que se comience en la vía del cambio hay que saber que puede realmente darse dicho cambio. Estar motivado para el cambio es una cuestión primordial. Hoy se sabe que cada persona pasa por varias fases cuando el objetivo es romper con una adicción. Si cree que puede intentar cambiar, bien vale la pena hacer el esfuerzo. Si la persona no tiene ningún interés en cambiar en los próximos 6 meses, porque considera que no tiene ningún problema, debe analizar cómo le está influyendo el consumo de una o más sustancias en su comportamiento cotidiano, respecto a las personas más cercanas, al trabajo, a sus expectativas, a como se comportaba hace uno o dos años, etc. Aquí es necesario analizar las creencias inadecuadas y los pensamientos distorsionados sobre las conductas adictivas.

Si la persona cree que tiene que hacer un cambio, tiene que marcarse pequeñas metas, más que metas importantes, difíciles de conseguir o de saber si se pueden conseguir. También tienen que ser metas claras, objetivas y alcanzables, que se puedan realizar en plazos concretos (un día, una semana, dos semanas, etc.). Conforme consiga las primeras metas márquese las siguientes. El conseguir las primeras anima a proseguir en las siguientes.

Si tiene dificultades no se desanime ante ellas. Pueden servirle para no bajar la guardia y para, con más ahínco, afrontar todas las situaciones difíciles que le produce su dependencia, ya que el abandono y el mantenimiento, en las primeras fases, es difícil. Conforme transcurra el tiempo, el control se incrementa y mejora la confianza en uno mismo. Por ello debe siempre pensar positivamente en cada nuevo paso que dé. Las dificultades, en esta fase, son el motivo para poner más empeño en superarlas.

Monografias.com

Todo problema tiene solución

Los problemas o situaciones problemáticas son normales en nuestra vida cotidiana y ocurren a diario. Un problema es una situación real o imaginaria a la que tenemos que dar una solución, pero de la cual no disponemos en éste momento. Al no encontrar solución a un problema surge, o se incrementa, el estrés y otros estados emocionales negativos. Y, si se actúa, sin tener una solución adecuada, se hace de un modo que no se desea o de forma poco eficaz, o no se actúa al no encontrar solución.

El entrenamiento en solución de problemas consiste en un procedimiento por el que se entrena a las personas a reconocer sus problemas, buscar soluciones adecuadas a los mismos e implantar la mejor solución en la situación donde ocurre el problema. Este entrenamiento consta de cinco fases: orientación general hacia el problema; definición y formulación del problema; generación de soluciones alternativas; toma de decisiones; y, puesta en práctica y verificación de la solución.

La inteligencia emocional, es indispensable: Comienza por identificar o saber reconocer nuestras emociones, Controlarlas y Canalizarlas por la mejor vía positiva…

La autoestima es la facultad que tenemos de amarnos, respetarnos, valorarnos a nosotros mismos. La mejor forma de mantener nuestra autoestima ante cualquier situación es Aceptarla, Comprenderla, y perdonarla - según sea el caso.

Busque apoyo a su alrededor

El apoyo social es importante para todas las personas. Muchas personas con problemas de dependencia tienen su ambiente social, y especialmente el de las personas que le prestan apoyo, deteriorado. Por ello si tiene apoyo debe mantenerlo e incluso potenciarlo; en caso de que no lo posea debe buscar el modo de crear su propia red de apoyo social.

En ocasiones los distintos conflictos interpersonales pueden constituir la base para la aparición de la adicción. En tales casos puede ser adecuado entrenar a la persona en asertividad o en la adquisición de habilidades sociales.

El apoyo social, especialmente de los miembros de la familia y amigos, constituye un factor importante para el cambio de hábitos. No dude, por ello, en explicar a la gente que le rodea su problema y en que le presten ayuda para superar su problema de adicción.

[Cómo ayudar a los demás a que le ayuden]

Puesto que las demás personas tienen una influencia considerable en una auto observación eficaz, he aquí algunos consejos sobre cómo estimular a los amigos y conocidos a prestar el apoyo adecuado:

  • Pídales que tomen en serio sus esfuerzos; que no bromeen sobre ellos ni los critiquen.

  • Dígales que no le den consejos sobre lo que ha de hacer para cambiar su comportamiento.

  • Pídales que eviten controlar sus progresos o ponerlos a prueba.

  • Pídales que reconozcan y alaben sus esfuerzos por cambiar.

  • Anímeles a que ignoren sus recaídas temporales y a que nunca critiquen momentáneos "deslices" en su control.

  • Explíqueles exactamente lo que deben decir o hacer para ayudarle.

  • Recuérdeles que es usted quien debe tener la responsabilidad sobre su propia vida.

  • Pídales una actitud positiva y de estímulo.

Refuércese por los avances de su recuperación

Un reforzador puede definirse como cualquier suceso, sea interno o externo, que siguiendo a una determinada conducta incrementa la probabilidad de que se vuelva a repetir. Un reforzador positivo también se denomina recompensa o premio.

Los reforzadores pueden ser extrínsecos (premios, actividades, dinero, etc.) o intrínsecos o internos (sentimiento de orgullo, aprobación del propio comportamiento, etc.).

Son múltiples los reforzadores que nos rodean y múltiples los que se pueden aplicar para incrementar la probabilidad de emisión de una conducta, en este caso mejorar de la dependencia haciendo conductas o actividades incompatibles.

Hay tres tipos básicos de reforzadores: materiales, sociales y de actividad, los cuales deben utilizarse al principio. También, hay que utilizar reforzadores internos, ya que al final serán éstos los que van a mantener en grado muy importante la conducta, especialmente con el sentimiento de bienestar y de incremento del autocontrol y autoconfianza.

La persona con una dependencia de drogas debe saber qué refuerzos va a utilizar para premiarse por los avances que vaya consiguiendo en el control de la adicción, aunque para la elección de estos refuerzos debe tener en cuenta que:

  • a) Sean asequibles, fáciles de utilizar y disponibles en su entorno;

  • b)No sean otras conductas adictivas, ya que en tal caso se podría dar la paradoja de abandonar una conducta y potenciar otra conducta adictiva;

[Algunos reforzadores sencillos, de fácil disposición y aplicación]

Materiales

  • Comprar una prenda de ropa

  • Comprar un libro o una revista para leer

  • Oír música o la radio

  • Comer la comida favorita

  • Ver la televisión

  • Llevar ropa limpia

  • Dormir unas horas de más

Sociales

  • Hablar con la familia o amigos

  • Acudir a un acontecimiento deportivo

  • Estar con los amigos

  • Ir a bailar a la discoteca

  • Invitar amigos a casa

  • Viajar con un grupo

  • Volver a ver a viejos amigos

Actividad

  • Ir al campo

  • Ir a la playa

  • Hacer manualidades

  • Respirar aire puro

  • Hacer crucigramas

  • Pasear

Monografias.com

Afronte y venza el desánimo cuando aparezca

Los problemas de dependencia a sustancias psicoactivas son difíciles de vencer. Se adquieren y mantienen durante un largo período de tiempo y, cuando la persona se da cuenta de que los padece, le parece como si hubiese estado en un largo letargo del que no era consciente ya que ahora están bien asentadas en su vida cotidiana. Por ello, aunque su abandono es posible, hay que ir superando varios obstáculos que suelen presentarse a lo largo de este camino.

En el proceso de recuperación no es infrecuente, por tanto, que surja el desánimo, al aparecer obstáculos en el camino, así como problemas de ansiedad y depresión. Emociones como la angustia, el aburrimiento, la soledad, la depresión, la tensión, la ansiedad, juegan un destacado papel como antecedentes de las conductas adictivas. El estrés y la depresión, junto a la angustia, son males de nuestro tiempo. Por ello es tan importante el conocimiento y control de las mismas. Si aparece algún obstáculo, especialmente de tipo emocional, la persona tiene que tener en mente que la meta que tiene que conseguir es: controlar su conducta adictiva, romper con ella y superarla para siempre.

Cuando surgen problemas de ansiedad, bien por el desánimo, bien por el propio proceso de recuperación de la conducta problema, es aconsejable realizar ejercicios de respiración y de relajación o técnicas de distracción. Esto ayudará a encontrarse mejor y, al mismo tiempo, a reducir la ansiedad. Con la práctica, a eliminarla totalmente.

Si tiene pensamientos depresivos debe hacer un programa de actividades que le lleven a estar ocupado y, de este modo, poder afrontar mejor su problema y manejarlo adecuadamente. La lista de actividades reforzantes que se han visto con anterioridad sirve aquí para superar estos sentimientos depresivos.

Igualmente es útil en esta etapa darse a sí mismo autoinstrucciones para superar los temores y los pensamientos negativos y distorsionados que vayan apareciendo. La recuperación es un proceso a lo largo de varias fases. Cada dificultad no debe verse en sentido negativo, sino al contrario; es un modo de apreciar que ciertas áreas las hay que trabajar más, o de que se debe prestar más atención a ciertos aspectos de la recuperación.

Descubra conductas alternativas

En el proceso de recuperación cobra gran importancia descubrir nuevas conductas, sustituir las viejas por otras nuevas, o cambiar unas por otras. Descubrir viejas aficciones o encontrar otras nuevas, así como hobbies, deportes, ejercicio físico, etc., tienen aquí un lugar importante.

Pero, lo más importante, no es buscar lo esotérico o lo desconocido. Hay que centrarse en el aquí y en el ahora; esto es, en lo cotidiano. En lo cotidiano, en el mundo circundante, podemos descubrir muchas cosas. Observe detenidamente su alrededor, las personas que están en él y cada pequeño detalle que crea insignificante. Podrá descubrir, redescubrir más bien, nuevas cosas que hasta ahora no era capaz de apreciar. Diversificando sus actividades, no centrándose en una sola, podrá comprobar lo que se le acaba de decir.

La familia, los amigos y el trabajo pueden ser de gran ayuda en descubrir cosas nuevas. Contando con su apoyo ello será posible. Si el apoyo lo ha perdido como consecuencia de su problema tiene la importante tarea de ganarlo, lentamente, sin prisas pero sin pausas. Esta, como otras tareas alternativas, le harán descubrir cosas nuevas y darse cuenta de que su dependencia le llevaba por mal camino y que había abandonado lo más importante para usted y para sentirse mejor consigo mismo.

Monografias.com

Si ocurre una caída, puede remontarla

En el proceso de recuperación de las conductas adictivas no es infrecuente que se produzcan caídas en el proceso de recuperación e igualmente recaídas.

Actualmente se diferencia la caída de la recaída. La caída es la ocurrencia de la conducta problema una sola vez en el tiempo sin que se vuelva a repetir. Esto es, la persona vuelve a consumir y al darse cuenta de ello pone todos los mecanismos en marcha para no continuar haciéndolo. En caso de que no haga frente a esta situación de forma activa volverá a su consumo anterior. En este caso se habla de recaída. Pero para que se de la recaída tiene que darse antes la caída, que también se puede denominar "desliz". Por ello hay que centrarse en la caída, si ocurre, para no llegar a la recaída. Y, remontar la caída es mucho más fácil que enfrentarse a una recaída.

Las caídas y recaídas suelen darse asociadas a estados emocionales negativos, como la ansiedad y depresión, a situaciones de estrés, ante el dolor, la presión social al consumo o a realizar la conducta y a la pérdida del control personal.

Si le ocurre una caída o recaída lo que debe hacer es:

  • Deténgase, obsérvese y escúchese.

  • Tranquilícese; no dé rienda suelta a sus pensamientos y sentimientos negativos por este incidente.

  • Renueve su compromiso de abandono de su dependencia.

  • Revise la situación que le ha llevado al consumo.

  • Haga un plan para recuperarse inmediatamente.

  • Pida ayuda, si ve que la precisa. Si cree que no puede superar por sí mismo su problema, otros podrán ayudarle eficazmente.

Acuda a un profesional o centro de drogodependencias

Cuando una persona ve que por sí misma no puede superar su problema, entonces debe buscar ayuda en un profesional, en un centro de drogodependencias o en otros servicios que existan en su comunidad. Sin embargo, aun acudiendo a ellos, ya habrá ganado mucho en el proceso de recuperación si con anterioridad ha intentado por sí mismo abandonar el consumo de la sustancia o sustancias.

Hospital Psiquiatrico Lorenzo Ponce: Dirección: Av Pedro Menendez Gilbert Teléfono: (4) 2294862

Ser feliz es más sencillo de lo que parece

Ser feliz, entendido en este sentido, o más feliz que antes, se consigue siendo la persona lo que quiera ser, pero no dependiendo de una sustancia. En tal caso no es libre; es dependiente. Ser uno mismo, poder elegir, implica controlar a la sustancia y no al revés, que la sustancia le tenga controlado.

Cuando una persona tiene control personal, cuando siente que lo que hace lo hace porque quiere hacerlo y lo hace cuando quiere, entonces tiene un sentido de libertad que implica sentirse bien consigo mismo y feliz. Ello se aprecia en estar más contento, dar importancia a las cosas sencillas, redescubrir el mundo de su entorno y, en suma, aceptarse mejor a sí mismo. Este es el camino de ser más feliz. Y, ser feliz, es más sencillo de lo que parece y el conseguirlo está dentro de nosotros mismos, no fuera, ni en los productos químicos ni en las conductas adictivas. Nuestro organismo nos permite gratificarnos y ser nosotros los que guiemos esa gratificación y no que nos venga impuesta de fuera y que no la podamos controlar.

Monografias.com

Las mejores capturas del fotoperiodismo

Destrucción. El sudafricano Brent Stirton muestra la realidad de una prostituta y drogadicta, en Ucrania. Ganó el primer lugar de la categoría Individual de Temas Actuales.

Jóvenes

"Libertad es poder decir "si" o "no", "lo hago" o "no lo hago", digan lo que me digan mis panas, aquello no me conviene y por tanto no lo quiero. Libertad es decidir, pero también, no lo olvides, darte cuenta de que estás decidiendo.

Monografias.com

Una de las peores cosas sobre las drogas es que pueden afectar a los jóvenes, cuyo cerebro, aún en periodo de maduración, es más vulnerable durante esta etapa. Así mismo, los jóvenes, precisamente porque los son, ya tienen bastantes dificultades en esta fase de la vida.

Cuando se pasa de la niñez a la juventud, periodo que se denomina "adolescencia", se tropieza con cambios físicos y emocionales. Es un período de ensayos y de dudas, de búsqueda de independencia, a la vez que se necesita mantener los vínculos de dependencia con los padres que aportan seguridad, por ello se trata de una etapa complicada y llena de ambivalencias. Este es, generalmente, el momento en que la mayoría de las personas comienza a experimentar con drogas.

Unas de las características propias de la juventud es que no se suele valorar la relación entre las acciones de hoy y las consecuencias del mañana, además de tener una tendencia a sentirse indestructible e invulnerable. Estos aspectos son normales en esta etapa, pero pueden dar lugar a decisiones arriesgadas si uno no es consciente de estas peculiaridades propias de la edad.

La Asertividad. Técnicas para decir "no" al consumo de drogas

Presión de grupo y consumo de drogas

La presión ejercida por el grupo de iguales es uno de los factores que más se asocian al inicio del consumo de drogas, así como a las situaciones de abuso.

LOS DERECHOS ASERTIVOS BÁSICOS

Quien desee decir NO a las drogas debe partir del reconocimiento de estos derechos asertivos básicos:

  • Derecho a ser tratado por los demás con respeto y dignidad.

  • Derecho a poder expresar libremente nuestros sentimientos y opiniones.

  • Derecho a tomar nuestras propias decisiones, aún a riesgo de equivocarnos.

  • Derecho a satisfacer nuestras propias necesidades siempre y cuando con ello no perjudiquemos a los demás.

  • El derecho a cambiar.

  • El derecho a cometer errores.

  • El derecho a gozar y a disfrutar.

  • El derecho a ser independiente.

  • Derecho a decir "NO" sin sentirse por ello culpable o egoísta.

  • El derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta que también los demás tienen derecho a decir "NO".

TÉCNICAS ASERTIVAS PARA DECIR "NO"

Cuando una persona ha tomado la decisión de no consumir, es importante que posea la habilidad para comunicar a los demás este hecho e imponer unos límites a las actuaciones de los demás si es necesario. Para ello hay que:

  • Buscar el momento y el lugar apropiados.

  • Utilizar expresiones verbales correctas: expresión directa, sin rodeos; mensajes "yo", breve y claro, utilizar modismos del tipo: "lo siento, pero no voy a tomarlo", "te importaría dejar de meterte conmigo".

  • Utilizar expresión no verbal, lenguaje corporal asertivo (tono de voz firme y tranquilo, contacto ocular, distancia cercana al interlocutor). Se trata de decirlo de forma amable, respetuosa y positiva, sin ser autoritario.

A continuación vamos a conocer algunos procedimientos que nos ayudaran a comunicar a los demás de una forma asertiva nuestra decisión de "No" consumir.

- "Sencillamente di no"

Consiste sencillamente en decir "No" ante cualquier petición que no nos agrade, para que nadie nos manipule. La palabra "sencillamente" se refiere a que no hace falta darle muchas vueltas para decir ciertas cosas, ya que basta con un NO. No hay que poner morros y enfadarse con el grupo.

¿Cómo hacerlo?

  • Decir que NO: un no sencillo y rotundo.

  • Si la otra persona insiste en su petición, continuar diciendo una y otra vez que No empleando nuevas formulas: No, que va, Ni hablar, De eso nada, tápate la nariz, etc.

"Disco rayado": Consiste en la repetición de las palabras que expresan nuestros deseos, pensamientos, etc., sin enojarnos ni levantar la voz y sin hacer caso de las presionen o intentos de desviación por parte de la otra persona. Ejm: No,no me interesa, No, nome interesa, No,no me interesa, No,no me interesa, etc…

Marihuana

Monografias.com

Trastornos inducidos por Cannabis

• Intoxicación. • Intoxicación, con alteraciones perceptivas • Delirium. • Trastorno psicótico: con ideas delirantes, con alucinaciones. • Trastorno de ansiedad. Entre los efectos que los usuarios regulares experimentan debido a la abstinencia se pueden mencionar:

AnsiedadAgitaciónInsomnioHiperactividadFalta de apetitoEl THC y otros químicos de la marihuana son solubles en grasa, permaneciendo en las partes grasas de las células. Por ello, la permanencia en el organismo de estos psicoactivos, dura de 3 a 4 semanas.

Daños que causa la Marihuana en el cerebro, THC.

La marihuana es una droga depresora del Sistema Nervioso Central, tiene decenas de elementos psicoactivos, el más potente el THC, que tiene su propio receptor en el cerebro.

Su eliminación variará de cada persona.

La acumulación de THC en las neuronas entorpece la memoria del cerebro, provoca grandes déficits de memoria a corto plazo, disminuye la capacidad de aprendizaje y de concentración, letargo, paranoias y problemas de locomoción. El THC podría generar problemas psiquiátricos en aquellos usuarios crónicos con una condición esquizofrénica pre-existente, pueden despertar la locura.

Si se mezcla el consumo marihuana con alcohol, puede ocasionar mareos o lipotimias, "amarillo", a causa de de la acción vasodilatadora del alcohol y el aumento de consumo cerebral de oxígeno por fumar cannabis. El cerebro necesita más oxígeno de lo normal y dispone de una cantidad menor.

El cerebro dirige todas las funciones del resto de los órganos del cuerpo, es el substracto de la inteligencia humana, memoria, deseos, sentimientos y emociones. La especie humana nació para usar su cerebro, el cannabis lo destruye poco a poco.

El hecho de que la marihuana sea una planta, no significa que no contenga sustancias  tóxicas, también la heroína y la cocaína se sacan de una planta y no por eso dejan de contener sustancias tóxicas que afectan al cerebro, es decir, que alteran la función normal del cerebro y por lo tanto pueden dañar la salud.

Se llama "principio psicoactivo" de una droga o "principio activo", a los componentes químicos que producen los efectos  que se notan después de haberla tomado, es decir, los compuestos químicos de la planta que tienen la capacidad de modificar el funcionamiento normal y habitual de las neuronas de nuestro cerebro.

Como cualquier tóxico, su uso continuado no es inofensivo. Las investigaciones ya indican algunos efectos psicológicos negativos aunque se fume de vez en cuando y  el  uso prolongado a largo plazo puede causar daños orgánicos permanentes al cerebro. También hay que tener en cuenta la poca cantidad de producto activo (THC) que lleva el hachís que normalmente se vende en la calle y la cantidad de añadidos perjudiciales que le ponen

 Falsas Creencias sobre las Drogas

El problema de dejar las drogas tiene más que ver con la dependencia física que con la psicológica

A veces, se infravalora el poder que tiene la dependencia psicológica, creyendo erróneamente que lo físico u orgánico influye más a la hora de poder mantener la abstinencia.

La nicotina, que es la sustancia que causa la dependencia física, tarda en eliminarse días, mientras que los ex-fumadores siguen sintiendo las ganas de fumar meses e, incluso, años después. Esto se debe a la dependencia psicológica, a que se ha instaurado un hábito durante largo tiempo, que es difícil de modificar.

No poder dejar las drogas responde únicamente a un fallo en la fuerza de voluntad

No hay que olvidar que es frecuente que las adicciones coexistan, es decir, ocurran simultáneamente, con otros trastornos, convirtiendo la solución a este problema en algo bastante más complejo que la fuerza de voluntad. Es lo que se denominan "patologías duales".

Lo que sí es claro, es que tiene que existir un deseo, una motivación para abandonar el consumo, esto es imprescindible para que el tratamiento de la adicción sea exitoso.

Las drogas producen placer

No cabe duda de que, en general, producen placer, si no la gente no las consumiría. No obstante, es preciso matizar una serie de cuestiones.

En primer lugar, no a todo el mundo le sienta de la misma manera una droga determinada, dándose casos en los que algunas personas experimentan sensaciones de malestar al probarla. A una persona nerviosa le pueden sentar mal las drogas estimulantes como la cocaína o las anfetaminas, ya que incrementan el estado de ansiedad base de la persona

En segundo lugar, los consumidores habituales y los adictos atraviesan un proceso en el que, al comienzo, la droga se toma porque produce placer, mientras que con el tiempo, se hace para evitar el malestar que genera el no tenerla. (Es lo que los psicólogos denominan Refuerzo positivo y Refuerzo negativo.)

Las drogas te ayudan a superar estados de ánimo negativos

Muchas personas consumen drogas cuando están aburridos, sin nada qué hacer, desmotivados, tristes, sin ilusión, apáticos... Puede que estos estados sean muy leves como para que los hayan llamado especialmente la atención o como para que seas conscientes de lo que estas sintiendo. Pero puede que esa sensación de aburrimiento o de falta de ilusión sea la punta del iceberg de un fondo de tristeza, que no acaba de emerger a la superficie, pero que está ahí y a la que los han acostumbrado, es decir, piensas que es normal sentirse así.

El aburrimiento y la tristeza forman parte de la vida, incluso de una vida feliz, es imposible estar alegre todo el tiempo, pero si notas que este estado es permanente o muy frecuente, ya estamos hablando de otra cosa. Lo que si decimos es que las drogas no van a solucionar estos estados, es más, a la larga los empeoran, los hacen más intensos. Si la droga cumple para ti una función de automedicación, es preferible que acudas a un profesional, el cual podrá ayudarte realmente.

En esta vida hay que estar alegre todo el tiempo

Nuestra sociedad pretende alcanzar el placer todo el tiempo y no sentir la más mínima frustración, la más mínima incomodidad, la más mínima espera... El riesgo de esta creencia implícita, que todos tenemos, porque formamos parte de esta sociedad, es que cuando aparece una pequeña frustración en nuestra vida, tipo "no me gusta la música que ponen en la disco a las que voy" o "no consigo vacilar" o "me aburre el plan"... no lo aceptamos como algo normal, que tiene que formar parte de nuestra vida y nos exigimos sentir la diversión o la alegría que no obtenemos por nuestros propios medios. No tenemos que ser felices todo el tiempo, es utópico, como tampoco tenemos que pasárnoslo bien todos los fines de semana que salimos, ni aguantar hasta las seis u ocho de la mañana, incluso es perfectamente normal que a alguien no le guste salir de fiesta.

Así que la sugerencia es que seas fiel a lo que realmente sientes y no recurras al consumo para cumplir estos dictados que nos impone nuestra sociedad, sometida a la búsqueda constante del placer.

Los ex-adictos pueden volver fácilmente a consumir ocasionalmente

Es de sentido común pensar que exponerse directamente al estímulo (droga) al que la persona se ha hecho adicta, incrementa notoriamente las posibilidades de recaer. Y esto supone para la persona empezar otra vez desde cero. Actualmente, existen dos diferentes posturas, que tratan de responder a esta pregunta: mientras unos creen que los ex-adictos no pueden volver a consumir nunca, otros creen que, si bien es una tarea difícil, se podría llegar a establecer una relación controlada con la droga después de haber sido adicto, pero que, no obstante, no todo el mundo está capacitado para lograrlo.

Consumir drogas me hace interesante, rebelde, mayor... a los ojos del sexo opuesto

Muchos fumadores/as de tabaco empezaron porque creían que iban a resultar más atractivos, más adultos, con más estilo... Hoy en día, los fumadores son rechazados en algunas sociedades. De hecho, lo habitual es que sólo a los fumadores no les importe que su pareja fume.

Lo mismo sucede con otras drogas, a los que las consumen puede que no les importe demasiado que su pareja también lo haga, pero puede que llegue un momento en que uno de los dos decida dejarlo o reducirlo, mientras que el otro no y, entonces, esto se convierta en una verdadera fuente de problemas y sufrimiento.

También, se ha observado que muchos consumidores/as prefieren establecer una relación con un chico/a, que no consuma nada, como un elemento protector hacia un posible descarrilamiento, futuro abuso o adicción. Otras personas ven, en cambio, más atractivo, el que una persona demuestre su propio criterio sin dejarse llevar por el grupo de consumidores, porque lo perciben como "fuerza de carácter". Así mismo, lo que a una edad más temprana puede percibirse como un acto de rebeldía, puede llegar a verse como un acto de inmadurez a una edad más avanzada, especialmente en la etapa en la que uno se está planteando formar una familia.

Recuperarse consiste en desintoxicarse y lograr la abstinencia

La desintoxicación y la abstinencia son pasos necesarios dentro del proceso de la adicción, pero no garantizan la curación. El adicto tiene que reconocer su problema, admitirlo y actuar en consecuencia. Además de un paso a la acción tiene que existir un cambio en el pensamiento y dejar de negar lo que es evidente para los demás. El adicto también tiene que sentir el deseo de dejar de serlo. La familia, pareja, amigos pueden ayudar, pero la motivación para el cambio la tiene que tener él o ella.

Las recaídas son un fracaso total

No, no lo son, sólo has metido la pata y ahora tienes que sacarla. Las recaídas forman parte del largo proceso que supone romper con una adicción. En lugar de venirte abajo y pensar que nunca lo vas a lograr, utiliza la recaída como un elemento de aprendizaje para analizar qué factores la provocaron. Es decir,... fue por haberte tomado una cerveza, a la que siguió otra (mientras pensabas "total sólo son cervezas" ) y después otra, luego te pediste una copa...y acabaste comprando un gramo. Pues si éste es tu caso ya sabes lo que debes evitar para la próxima (beber alcohol)... O tal vez, sea porque te has reunido con tus panas, han comprado un par de películas, uno se hace un porro, lo pasa y tu no sabes decir que no. Pues en tu caso, has aprendido algo muy importante, te cuesta resistir la presión de grupo y tendrás que trabajar sobre ello. O bien aprendes a resistirla, o quedas con tus colegas cuando sepas que no se va a fumar (por ejemplo, para practicar algún deporte), o si la primera y segunda opción son inviables, tendrás que dejar de ver a tus colegas. Tú decides.

Uno elige ser adicto

Uno elige, más bien, probarlo, experimentar con esta droga o aquella, saciar su curiosidad. Lo que sucede es que mientras uno va justificando su comportamiento con frases tipo "sólo son algunos fines de semana y es muy poca cantidad", "la marihuana es buena, porque se la recetan a pacientes con cáncer", "todo el mundo lo hace", "soy joven y es mi etapa para hacer locuras", etc., etc., etc., el tiempo va pasando, el consumo ha aumentado, las excusas van siendo más difíciles de creer y, sobre todo, de dar, uno ya sólo se relaciona con gente que consume, ahora en vez de gustarle, lo necesita y su pensamiento, ilusión y comportamiento están empezando a girar sobre lo mismo...y te has convertido en un adicto/a, aunque, en su día, sólo elegiste probarlo.

Di no a las drogas

¿Por qué las drogas son malas?

  • Porque dañan tu cerebro y perjudican tu salud.

  • Porque te acabas enganchando a ellas y te conviertes en "su esclavo".

  • Porque dejarlas es muy difícil.

  • Porque las personas fuertes no las necesitan para ser felices.

Mira cuanto daño hace la droga:

Monografias.com

Monografias.com

Se trata de la misma mujer en un período de 10 años. Este cambio tan drástico se debe al uso de drogas durante ese tiempo.

¿Cómo decir no?

Si algún amigo te ofrece una copa, un cigarrillo, un porro o cualquier otra droga…RESPONDE: "No, yo prefiero…

  • Cuidar mi salud

  • Saber divertirme sin ellas

  • Tener amigos sanos e inteligentes

  • Hacer deporte

  • Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda