Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Discriminación social en Argentina

Enviado por maría belén duarte



  1. ¿Por qué es importante reflexionar sobre la discriminación?
  2. Comunidades de inmigrantes
  3. Racismo en la política
  4. Conclusión
  5. Anexo

En la argentina, el tema de la discriminación social (más específicamente la xenofobia y el racismo) es algo serio y muy importante que no puede pasarse por alto ya que ahonda en lo profundo de la raíz social.

La xenofobia y el racismo son dos problemáticas muy importantes ya que gracias a los estereotipos y prejuicios que generan y produce la discriminación la sociedad termina generando exclusión social y rechazo que llevan a que los que la sufren sientan la obligación de negar sus orígenes para contrarrestar dicha discriminación.

La xenofobia está relacionada con un determinado contexto socio político y económico, y también relacionada con ideas etnocentristas y segregacionistas.

  • El racismo se entiende como la exacerbación o defensa del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros, así como designa la doctrina antropológica o la ideología política basada en este sentimiento.

 El racismo también está relacionado con otros conceptos con los que a veces suele ser confundido, como el etnocentrismo, los sistemas de castas, el clasismo, el colonialismo, el machismo e incluso la homofobia.

Racismo en Argentina: En la Argentina han existido y existen conductas de discriminación relacionadas con las características étnicas o el origen nacional de las personas. A su vez, la discriminación de tipo racista suele estar íntimamente relacionada con conductas de discriminación por causas socio-económicas y políticas.

En la Argentina se utilizan una serie de términos con una cierta intencionalidad discriminatoria, que conforma un modo especial de racismo. Si bien estos términos están "inspirados" en una intención racista, la mayoría de ellos se utiliza sin referencia a la raza de una persona; por lo general, estas palabras describen alguna actitud o acción, con un significado que depende del contexto y de los interlocutores.

  • "negro" y "negra"

La utilización de la palabra «negro» y «negra» en forma despectiva está ampliamente difundida en la Argentina, en casi todos los grupos sociales, incluso en aquellos que reciben el mote despectivo de «negro» o «negra» por parte de otros grupos.

Paradójicamente, la misma ideología racista argentina que sostiene que «en Argentina no hay negros» utiliza la palabra «negros» para denominar a una masa mayoritaria de la población integrada por trabajadores, pobres, migrantes internos, inmigrantes latinoamericanos, indígenas, sin demasiada distinción.

Un ejemplo de este tipo  de racismo es la respuesta que un alto funcionario del municipio de Escobar les dio a dos empresarios que querían habilitar una discoteca cerca de la estación ferroviaria:

No quiero ahí negros... Si quiero boliches de negros, los pongo en la colectora, bien lejos.

Clarín, 22 de julio de 2006

  • "Indio"

La palabra «indio», es común en el habla cotidiana argentina. Tiene y tuvo una carga racista mucho menor que la palabra «negro».

Sin embargo en ciertas oportunidades existe una carga levemente racista en el uso del término. Por ejemplo, la frase « ¡niños, parecen unos indios!», aunque ya en cierto desuso, se entiende claramente como «sucios» o «desordenados» o también las frases (algunas auto calificativas) como «Yo de pendejo era re-indio» o «Mi hermanito es un indio» son aún utilizadas para referirse a que la persona de la que se habla tiene actitudes de tipo violentas, irracionales o que actúa de manera impulsiva. 

 Esta costumbre es general y no sólo para los argentinos y se relaciona estrechamente con la conducta de invisibilización de las culturas y etnias no europeas.

  • «Boliguayo»

La palabra boliguayo, resultado de la unión de «boliviano» y «paraguayo», es un término sumamente despectivo aparecido en la década de 1990-2000 y en plena expansión en la primera década del siglo XXI. Su carácter despectivo proviene precisamente de la indiferencia del hablante por la identidad del migrante, como sucede también con el término «indio» o «sudaca».

Paraguayos y bolivianos son las dos principales corrientes inmigratorias hacia la Argentina en los últimos años y han formado grandes comunidades.

Xenofobia en argentina: La xenofobia es el miedo, hostilidad, rechazo u odio al extranjero, con manifestaciones que van desde el rechazo más o menos manifiesto, el desprecio y las amenazas, hasta las agresiones y asesinatos. Una de las formas más comunes de xenofobia es la que se ejerce en función de la raza, esto es, el racismo.

En la argentina, un estudio de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) alerta sobre la escasa cantidad de denuncias efectuadas en este sentido por los inmigrantes que sufren rechazos en el ámbito laboral y educativo. Muchos dejan pasar por alto la discriminación. Dicen que es por miedo a perder el trabajo y no poder insertarse entre los argentinos. 

Cada año, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), dependiente del Ministerio del Interior, procesa unas 900 presentaciones efectuadas en diferentes puntos del país, de las cuales aproximadamente 200 se convierten en denuncias efectivas. De las presentadas en 2004, el 14 por ciento correspondió a causas de etnicidad.La investigación denominada "Multiculturalismo, migraciones y desigualdad en América Latina", ejecutada en el Centro de Estudios Avanzados (CEA) de la UNC apuntó en especial al caso de los inmigrantes de países limítrofes, particularmente de Bolivia, que en esa provincia constituyen uno de los sectores más afectados por conductas discriminatorias. Para eso estudiaron casos de representantes de la comunidad que se desempeñan en la construcción, los que remarcan que esas conductas provienen de sus propios compañeros y las adjudican al rencor que genera su férrea actitud hacia el trabajo

En Argentina, durante la década de los noventa, se desarrolló un discurso xenófobo desde el propio Estado, que tuvo su correlato en los medios de comunicación. Se generó una imagen del inmigrante como amenaza para el empleo, la sanidad, la seguridad y la identidad nacional. En ese contexto, la nacionalidad actuó como un principio legitimador del reclamo de ciertos derechos sociales (como el acceso a la educación, la salud, el trabajo y la vivienda) pero a la vez operó como criterio de exclusión para los inmigrantes. 

1_ Xenofobia: _ situación de los inmigrantes:

_ Comunidades de inmigrantes.

_ Porcentajes de inmigración.

_ historia de dichas comunidades

En el país.

2_ Racismo: _ Racismo en la política.

La discriminación, que hoy en día existe en el país no solo atenta contra la dignidad y la identidad de los discriminados, sino que también remite a las raíces actuales de la población argentina.

La identidad, las tradiciones, las costumbres están fuertemente atravesados por la influencia de los indígenas, africanos, y sobre todo los inmigrantes; por lo tanto, es algo ridículo naturalizar y fomentar la discriminación partiendo de la idea de la argentina pro-europea dado que en diversos aspectos históricos culturales, étnicos y sociales, la argentina tiene mucho en común con sus vecinos latinoamericanos.

En todo caso, esa fue una construcción histórica ligada a un proyecto de país europeísta y liberal, que terminó por generar una cosmovisión prejuiciosa y errada de la verdad en lo relacionado a lo étnico y/o racial de la sociedad local.

Fuentes consultadas: _ http://blogsdelagente.com/ras/2009/07/24/discriminacion-y-xenofobia-la-argentina/

_ http://edant.clarin.com/diario/2005/07/27/conexiones/t-1021627.htm

  _  http://es.wikipedia.org/wiki/Racismo_en_la_Argentina

_http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0373/articulo

_ http://vecinosinvasores.wordpress.com/

Desarrollo

¿Por qué es importante reflexionar sobre la discriminación?

En ocasiones, se ha hablado de la discriminación hacia los inmigrantes y especialmente de países limítrofes, y de la importancia de reflexionar y erradicar dichas prácticas en aumento en la sociedad argentina.

En primer lugar, la discriminación suele negar la inclusión y el desarrollo personal y social a los discriminados. Aunque también hay que tener en cuenta las razones de un individuo encuentra a la hora de decidir emigrar de su lugar de origen y del recibimiento que tienen en el país en que se asentó.

En un estudio de la universidad nacional de córdoba (UNC) se reveló que muchos inmigrantes son discriminados en sus lugares de trabajo, pero que no hacen la denuncia, ya sea debido a su condición de inmigrantes (muchos indocumentados o ilegales), o por miedo a no poder insertarse entre los argentinos.

"Somos discriminados en todos los ámbitos y siempre se da en las obras de construcción, donde nos hablan despectivamente y nos tratan de 'bolitas'. Creo que no comprenden que nosotros trabajamos al máximo para aumentar nuestros ingresos, conozco compatriotas que en ocasiones lo hacen hasta las 23, y eso genera rencor en los argentinos", señala Simón Zelaya (51), electricista y albañil.

Otra de las cuestiones subyace en la incapacidad que en la especie humana se genera al querer y no saber tratar lo diferente, lo que no encaja en la percepción del mundo y las cosas. Además, si nos remontamos a la realidad argentina del s.xix y estudiamos la composición étnica de la sociedad argentina nos vamos a dar cuenta de que si bien el racismo y el etnocentrismo eran algo común, la mayoría de la población era producto del mestizaje entre blancos, indígenas y negros, y muy distinta a la de la época de la "argentina moderna".

Precisamente, es en este periodo en donde se empieza a gestar el país que hoy tenemos y la invisibilización de determinados grupos étnicos, para crear la imagen europeísta nacional de cara al siglo que venía aproximándose.

Una prueba de esto es la campaña del desierto emprendida por Julio A. Roca contra los aborígenes patagónicos entre 1879 y 1884, que termino con la apropiación de sus tierras y el exterminio de casi toda los pobladores de la región, y la posterior oleada inmigratoria que llegaría a finales de ese siglo y principios del siguiente.

Por otra parte, las encuestas revelan que el índice de desempleo absoluto del 12, 2% es el factor que más incide en las opiniones negativas y discriminatorias de la gente respecto de los inmigrantes, ya que consideran que éstos "perjudican al trabajador argentino". Si a esto le sumamos que las primeras expresiones xenófobas contra los inmigrantes latinoamericanos se dieron en la década de los "90 y fueron a futuro alentados por funcionarios de la política podemos decir que el estado sirve como instrumento para fomentar las citadas conductas negativas en la ciudadanía.

Nora Britos afirma al respecto, "Un estudio realizado en la ciudad de Córdoba sobre valores y ciudadanía entre 1999 y 2002, indagó qué medida debía tomarse con los inmigrantes, y una cantidad importante de jóvenes y adultos plantearon su expulsión bajo el pretexto de que 'quitaban' el trabajo a los argentinos". 

En síntesis, reflexionar sobre los motivos y consecuencias de la xenofobia y el racismo es pensar el modelo de nación que tenemos y queremos para el futuro, porque como todos saben "Argentina de blancos, negros, indios e inmigrantes se formo y se seguirá formando".

Comunidades de inmigrantes

Las comunidades de inmigrantes residentes en Argentina son las siguientes:

_ Bolivianos.

_ Chilenos.

_ Paraguayos.

_ Peruanos.

_ uruguayos.

Bolivianos:

El censo 2001 registró 233.464 bolivianos radicados en Argentina, en partes iguales para mujeres y varones. La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia considera que más de dos millones de ciudadanos viven en diferentes países extranjeros. De ellos "la migración hacia la Argentina representa el 73%". "Hoy en día se calcula que hay entre 650 mil y 700 mil bolivianos viviendo en Argentina", el 1,7% de la población total argentina.

La mayoría de los bolivianos viven en el Gran Buenos Aires, principalmente en los partidos de La Matanza, Morón y Tres de febrero. También hay una comunidad muy importante en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Salta, Tucumán Jujuy. En las provincias de Río Negro y Neuquén hay 50.000 bolivianos.

Situación laboral:

A principios del s.xx se dirigían al norte argentino para trabajar en las temporadas del azúcar y el tabaco.

En los "50 se emplearon en las plantaciones de tomate, pimientos y bananos. Durante

las años 60 y años 70 se hicieron presentes en la vendimia y otros cultivos del oeste del país y comenzaron a mantener una presencia permanente en la ciudad de Buenos Aires destacándose en el trabajo hortícola. Desde entonces se encuentran presentes en todo el país.

Chilenos:

La inmigración chilena está relacionada con la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), lapso durante el cual se alcanza el pico de emigrantes hacia la Argentina. Desde entonces se ha registrado un importante retorno, con el efecto de la emigración hacia Chile de una gran cantidad de niños argentinos, hijos de los chilenos que están retornando.

La concentración de inmigrantes chilenos es muy alta en las provincias argentinas fronterizas con Chile, sobre todo en la Patagonia; donde vive el 53%, superando el 5% del total de la población de cada provincia, y en las de Cuyo, donde vive el 12%. El 18% restante vive en Buenos Aires.

Según el censo del 2010, había 211.147 chilenos radicados en Argentina; constituyéndose en la mayor comunidad chilena fuera de su país.

Paraguayos:

La inmigración de paraguayos es la segunda histórica en cantidad, detrás de los bolivianos. El Censo 2001 registró 325.000 paraguayos viviendo en la Argentina; de ellos el 57% son mujeres. Sin embargo, según informaciones del Cónsul de Paraguay, teniendo en cuenta la proporción de paraguayos en situación documentaria irregular, la cantidad total podría encontrarse cerca de 600 mil paraguayos en la Argentina, y entre tres un millón y medio y dos millones de descendientes de paraguayos.

Los motivos principales de la inmigración paraguaya fueron la desigualdad social, empezando por la ausencia de una distribución equitativa de las tierras y de los productos, la falta de trabajo, los profundos trastornos financieros y el temor a las represiones políticas. Existen otras causas menores.

Durante los primeros años, los paraguayos se instalaron en las provincias.

El mayor porcentaje de emigración a la Argentina se produjo entre 1947---en esa fecha estalló la guerra civil que duró 4 meses y que provocó el éxodo de miles de paraguayos--- y 1960. Hasta la década del 50 la emigración de paraguayos no era definitiva o permanente. Es recién a partir de la década del 60 cuando este flujo tiende a fijar residencia en el país de destino, en esa década un 23,7% del total de paraguayos viviendo en ese país decidieron adoptar la nacionalidad argentina.

El 60% se ha radicado en Buenos Aires, entre un 25-30% en la zona de frontera, y un 5-10% en el resto del país. La mayor concentración se encuentra en el Gran Buenos Aires, en el Partido de La Matanza, donde viven unos 100.000 paraguayos. Otros partidos del conurbano bonaerense en el que se encuentran concentraciones importantes son Florencio Varela, Berazategui, La Plata, Tigre, Gral. San Martín y San Fernando.

En la Ciudad de Buenos Aires viven entre 30 y 40 mil paraguayos, pero no están concentrados en ninguna zona particular.

Ocupaciones

Los varones, generalmente se insertan en el sector de los oficios: construcción, sector metalúrgico, plásticos, calzados y cuero. Principalmente en construcción y talabartería. Hay un porcentaje menor en el sector de servicios, y seguramente hay otro porcentaje en la parte gerencial y empresarial. Además, ya nos encontramos con un sector importante de autónomos: comerciantes, pequeños empresarios de la construcción.

Peruanos:

La inmigración peruana a la Argentina como corriente importante recién comenzó a producirse a partir de 1980. El censo 2001 registró 88.260 peruanos que significa el 5,76% de los extranjeros, convirtiéndola en la séptima comunidad (bolivianos, paraguayos, chilenos, italianos, españoles, uruguayos, peruanos). En 2003 la Cancillería del Perú estimaba aproximadamente en 140.000 la cantidad de peruanos viviendo en la Argentina.

Residen principalmente en la ciudad de Buenos Aires, particularmente en los barrios de Balvanera y San Telmo. También suman gran cantidad en la capital bonaerense, La Plata, y en Mendoza.

Aunque hoy en día no se tienen datos certeros, se estima que la cantidad de peruanos radicados en Argentina llegaría a las 350 mil personas.

Uruguayos:

La inmigración uruguaya a la Argentina se remonta a los orígenes mismos como país independiente. Miles de artistas y deportistas uruguayos migrantes se han vuelto famosos en la Argentina, entre ellos figuras de gran reconocimiento popular como Horacio Quiroga, Enzo Francescoli, Horacio Ferrer, Luis Cubilla, Irineo Leguisamo, Julio Sosa, China Zorrilla, Natalia Oreiro, Víctor Hugo Morales, Osvaldo Laport, Ricardo Espalter, Henny Trailes, William Adolfo Torena de León, entre muchos otros.

Entre 1960 y 1980, debido a razones políticas y económicas, inmigraron a Argentina 118.000 uruguayos, casi el 4% de la población total del Uruguay.

Racismo en la política

En los años veinte, apareció en escena una banda armada conocida como Liga Patriótica Argentina, un grupo xenófobo fundado bajo el lema "patria y orden", que atacaba a obreros, judíos, anarquistas y opositores políticos.

Sus barrios preferidos eran Once, y Villa Crespo, y el caso que expresa la brutalidad de esta banda, es el asesinato de una niña de 13 años, Paulina Viviani, apuñalada por un soldado del ejército frente a su madre. Muchos historiadores afirman que fue el antecedente de la triple A.

Mas tarde, el racismo está fuertemente relacionado con el antagonismo entre peronismo y anti peronismo.

Básicamente el racismo antiperonista se basa en la identificación de los simpatizantes peronistas en su mayoría pertenecientes a las clases trabajadoras y bajas con "los negros" con un sentido abiertamente denigratorio.

Más recientemente, el racismo ha sido utilizado para atacar a los denominados piqueteros, en realidad organizaciones de desempleados que emergieron con fuerza en la década de los '90. Una vez más el término "negra" y "negro" es utilizado ampliamente para referirse a sus miembros con un sentido sumamente peyorativo. El discurso "anti piquetero" suele relacionarse con el hecho de vivir en barrios carenciados (villas miseria), la criminalidad y la eventual condición de migrante: "villeros", "delincuentes", boliguayos.

El hecho ha sido reflejado por el periodista argentino Sergio Kiernan en un artículo publicado en Página 12 con el siguiente título: "Cuando el piquetero pasa a ser "ese negro de mierda".

Conclusión

En síntesis, si bien las corrientes migratorias actuales no son tan masivas como las de principios del siglo pasado, están constituyendo una nueva dinámica socio-cultural en la sociedad argentina.

A su vez, es importante pensar en una política estatal que contemple la erradicación de actitudes prejuiciosas y excluyentes hacia ellos, para lograr su inclusión en la sociedad local, porque erradicar la discriminación significa un progreso enorme hacia la igualdad y la justicia social, junto con el simple hecho de reivindicar las propias raíces y orígenes del pueblo argentino, que desciende en su gran mayoría de inmigrantes de distintas razas y culturas.

Anexo

Población paraguaya residente en Argentina

 

 

 

Año

Número

 % sobre población total

 % sobre población extranjera

1869

3.288

0,2

1,6

1895

14.562

0,4

1,5

1914

38.592

0,4

1,2

1947

97.248

0,6

3,8

1960

135.269

0,8

6,0

2001

325.046

0,9

21,2

Esquema de la evolución de la población paraguaya en el país.

Población paraguaya en Argentina según lugar de residencia

 

 

 

Lugar de residencia

1914

1947

1960

Gran Buenos Aires

11,2%

13,3%

29,6%

Formosa y Misiones

46,2%

62,4%

54,8%

Otras provincias

42,7%

24,3%

15,6%

 

 

Autor:

María Belén Duarte

Profesora: Marta Ibáñez

Materia: E.C.I "Dinámicas Culturales"

Establecimiento Educativo: E.E.S N°7

"República de Portugal"

Año: 2011

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda