Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El fenómeno de la delincuencia

Enviado por Carla Santaella



Partes: 1, 2, 3

  1. Introducción
  2. Definición de delincuencia
  3. Parámetros Sociales y Culturales
  4. Formas de Delincuencia
  5. Factores socio-económicos
  6. Papel de la familia
  7. Los medios de comunicación como agentes de socialización
  8. Factores psicológicos
  9. Delito
  10. Estadística delictiva
  11. Formación de la personalidad del delincuente
  12. Personalidad del delincuente
  13. Clínica de los trastornos de la personalidad
  14. Causas frecuentes del extravío en la conducta
  15. Delincuencia en menores
  16. La delincuencia y sus teorías
  17. Qué es lo moral
  18. Definición conductas desadaptativas en la infancia
  19. Los mecanismos legales utilizados para el control de la delincuencia
  20. Menores en situación irregular
  21. La crisis del Estado de Derecho en Venezuela
  22. Conclusión
  23. Bibliografía
  24. Anexos

Monografias.com

Introducción

La investigación que hemos realizado, se ha hecho a través del estudio de campo, informándonos de cada aspecto de este problema que además de ser personal, social y familiar es, también mundial por que la delincuencia y las drogas están en todos los países avanzados y no avanzados.

La investigación básica en este trabajo sobre la delincuencia juvenil, las drogas y entre muchos más problemas que están visibles en nuestro día a día desde las familias más ricas y acomodas y hasta las más humilde y pobre, en lo personal este grupo queremos dar a conocer la problemática fundamental que existe en nuestra sociedad como se encuentra la juventud actualmente, donde se ve que niños entran a la adolescencia se unen a bandas de delincuentes, dejando de lado el estudio, esto se debe muchas veces por que en el hogar de una familia no existe el dialogo que tiene que haber y tratar este tema que es de suma importancia y los padres y representantes deberían dárselo a conocer a sus hijos, para que así tomen conciencia y asistan a charlas para que más adelante tenga un buen futuro en la sociedad.

Sin lugar a dudas, la delincuencia juvenil es uno de los problemas criminológicos que crece cada día mas, no solo en nuestro país como ya fue mencionado, sino en el mundo entero, es una de las acciones socialmente negativas que va a lo contrario fijado por la ley y las buenas costumbres creadas y aceptadas por la sociedad.

Definición de delincuencia

Del latín delinquentia, la delincuencia es la cualidad de delincuente o la acción de delinquir. El delincuente es quien delinque; es decir, quien comete delito (un quebrantamiento de la ley).

La delincuencia, por lo tanto, está vinculada a las personas que violan las leyes y al conjunto de los delitos. Por ejemplo: "En este barrio ya no se puede salir a la calle: la delincuencia domina cada rincón", "El gobierno prometió nuevas medidas para combatir a la delincuencia", "La delincuencia de la clase dirigente es el principal flagelo de este país", "Si no enfrentamos a la delincuencia, no tenemos futuro", "La desigualdad social está vinculada al crecimiento de la delincuencia".

Al implicar conductas antijurídicas (contrarias al derecho), a la delincuencia le corresponde un castigo según lo estipulado por la ley. Esta pena dependerá del tipo de delito cometido.

Utilizado para nombrar al colectivo de delincuentes, el concepto de delincuencia está asociado a un grupo de gente que está afuera del sistema y que debe ser reinsertado en la sociedad. Las penas que se purgan en prisión están orientadas a esa tarea de resocializar a los delincuentes para que puedan volver a formar parte de la sociedad como elementos productivos y no dañinos.

Parámetros Sociales y Culturales

Uno de los aspectos a tener en cuenta, en la aproximación al análisis de las relaciones entre la delincuencia y el miedo es el relativo a la escala de observación. En este sentido, el análisis de la delincuencia era fundamentalmente una cuestión patrimonializada por los Estados, los cuales mantenían el control sobre la información del sistema de justicia penal, y, a menudo, la opacidad de la información impedía los análisis de los impactos y relaciones del delito en las ciudades.

No es hasta épocas recientes cuando la investigación sobre la delincuencia y el miedo y su incidencia en las ciudades ha entrado a formar parte de las políticas de la gestión urbana; baste decir que no es hasta el año 1986 que el Consejo de Europa organiza la primera sesión de trabajo sobre el rol de las colectividades locales en la prevención de la inseguridad, o incluso deberemos esperar hasta el décimo congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en Viena durante el mes de abril de 2000, que por primera vez, se concluye: "la necesidad de estudiar los efectos de la delincuencia en las zonas urbanas".

En la actualidad está aceptado que los impactos del delito y la delincuencia tienen, en el medio urbano, su principal teatro de operaciones, y que es en las ciudades donde emergen los principales problemas de seguridad y donde deben ponerse a disposición los recursos de análisis y de respuesta institucional a las disfunciones sociales que generan los nuevos fenómenos que inciden en la seguridad y en su percepción.

Jordi Borja y Manuel Castells13 proponen que, frente a la presión mediática, tecnológica y económica de la "cultura homogeneizadora" de la globalización, hoy las ciudades son las estructuras organizativas, sociales y políticas que estan en mejor situación para hacer frente a las perversiones de esa globalización; su proximidad a los problemas reales de los ciudadanos les permiten estructurar respuestas a partir de su rol històrico de establecer un sentimiento de pertenencia y de identidad basado no en términos étnicos o culturales, sino en términos de cotidianiedad, de normalidad de las relaciones entre diferentes, en definitiva de aceptación de la diferencia como algo normal y hasta provechoso para la comunidad en su conjunto.

Así pues, es en este marco de proximidad a la vida ciudadana donde los análisis, sobre los impactos de la delincuencia en las ciudades, encuentran relevancia y utilidad social; tanto por ser uno de los problemas principales con los que se encuentran las ciudades y su gestión, como por la tendencia de la mayoría de la población mundial a concentrarse en las ciudades. El estudio y análisis de la seguridad, y de las consecuencias de la delincuencia en la vida de las ciudades, es hoy una necesidad para los gobiernos locales, a la que la comunidad científica ha de dar una respuesta incorporando su estudio a la cotidianiedad investigadora.

Formas de Delincuencia

Las formas de la delincuencia son variadas y han ido cambiando en gran medida según los periodos de la historia y los tipos de sociedad. Actualmente se observa un desarrollo general de formas de delincuencia organizada basadas en el modelo de la mafia siciliana o de la camorra napolitana, dedicadas principalmente al tráfico de drogas y de materias nucleares (especialmente en Rusia) facilitado por la evolución de los medios de comunicación.

Los países occidentales tienen actualmente formas comunes de delincuencia, tanto en su frecuencia como en el tipo de infracciones. El término genérico de delincuencia abarca varios tipos básicos de comportamiento delictivo con criterios combinables: sin pretender ser exhaustivos, puede citarse la delincuencia cotidiana o delincuencia menor, la delincuencia juvenil, la delincuencia por imprudencia, el crimen organizado, la delincuencia económica y financiera, los atentados a personas, que comprenden básicamente los abusos sexuales, los atentados a las normas y al orden público y, finalmente, el terrorismo. Cada una de estas categorías presenta características propias, aunque a largo plazo se observa un crecimiento de la delincuencia económica y financiera y de la delincuencia cotidiana con atentados a bienes y a personas, generalmente de gravedad limitada.

La Delincuencia Juvenil:

El concepto encuentra su razón de ser en el diferente papel que debe jugar el Estado frente a esta clase peculiar de delitos. Así, la comisión de un delito no difiere en la práctica de quien la realice, pero sí hay diferencias en cuanto a la respuesta del Estado. Ante la delincuencia juvenil se entiende que el Estado debe procurar la educación, tutela y protección de la juventud, antes que a la mera sanción penal que se aplica a los adultos. En cada legislación varía el concepto de delincuencia juvenil hasta el punto de que en algunos países existe, o así se entiende, cuando los actores de los delitos tienen entre 17 y 21 años, y en otros cuando se encuentran entre los 7 y los 17 (lo cual es tanto como distinguir entre delitos realizados por jóvenes o por adolescentes). No se han elaborado estadísticas fiables que permitan asegurar en qué clase social tiene más incidencia el problema de la delincuencia juvenil, porque tienen distinta trascendencia social e incluso penal los delitos cometidos por jóvenes de clase baja que los de la clase alta o acomodada. En cambio, sí se ha estudiado la composición por sexos de la delincuencia juvenil, llegándose a la conclusión de que hay tres o cuatro veces más muchachos que muchachas delincuentes. Asimismo el estudio de las pandillas de jóvenes que cometen delitos ha revelado que la mayoría de las bandas se compone sólo por varones, alguna vez se trata de pandillas mixtas y resulta muy extraño el caso de grupos con estas características formado en exclusiva por chicas.

Delincuencia Juvenil a la luz de la Criminología:

La delincuencia juvenil ha aumentado de forma alarmante en los últimos tiempos, pasando a ser un problema que cada vez genera mayor preocupación social, tanto por su incremento cuantitativo, como por su progresiva peligrosidad cualitativa. La delincuencia juvenil es además una característica de sociedades que han alcanzado un cierto nivel de prosperidad y, según análisis autorizados, más habitual en los países anglosajones y nórdicos que en los euromediterráneos y en las naciones en vías de desarrollo. Es decir, en las sociedades menos desarrolladas la incidencia de la delincuencia juvenil en el conjunto del mundo del delito es menor que en las comunidades más avanzadas en el plano económico. En las grandes ciudades latinoamericanas, la delincuencia juvenil está ligada a la obtención delictiva de bienes suntuarios de consumo y por lo general no practican la violencia por la violencia misma sino como medio de obtener su objetivos materiales.

Los estudios criminológicos sobre la delincuencia juvenil señalan el carácter multicausal del fenómeno, pero a pesar de ello, se pueden señalar algunos factores que parecen decisivos en el aumento de la delincuencia juvenil desde la II Guerra Mundial. Así, son factores que se encuentran en la base de la delincuencia juvenil la imposibilidad de grandes capas de la juventud de integrarse en el sistema y en los valores que éste promociona como únicos y verdaderos (en el orden material y social, por ejemplo) y la propia subcultura que genera la delincuencia que se transmite de pandilla en pandilla, de modo que cada nuevo adepto trata de emular, y si es posible superar, las acciones violentas realizadas por los miembros anteriores del grupo.

Factores socio-económicos

Al hablar de "clases", el factor económico es un índice que nos revela bastante, pero el pertenecer a una clase implica no solamente el factor económico, sino una forma de ser, de comportarse, en mucho es un aspecto cultural.

Existe en México tres clases económicas comunes:

  • lase baja.

  • Clase media

  • Clase alta

CLASE BAJA

Principiaremos con las clases mas bajas, y aquí el representante clásico es el "pelado". El pelado no oculta pensamientos ni emociones, su lenguaje es crudo y vulgar, y sus reacciones emotivas y sentimentales no tienen freno.

Los individuos que viven en este ambiente, aprenden a sobrevivir desde pequeño, pues desde pequeña edad tiene que luchar por la vida, y esta vida hostil lo hacen ser una persona resentida. Ese resentimiento lo lleva a cometer actos antisociales.

Una de las características es la irritabilidad constante, lo que lo hace reñir con los demás por los motivos insignificante. En este medio se vale en cuanto se es "macho" (ya que no se puede valer por lo cultural, lo intelectual o lo económico) y así, el niño se convierte, desde pequeño en individuo altamente belicoso y agresivo.

El medio habitacional influye grandemente en su formación, ya que en la mayoría de los casos se trata de la vecindad, verdadero microcosmos, formado por núcleos de viviendas que tienen un patio común, en que la gente carece de vida privada, en que 10 o 15 comparten una habitación y también el pan y la pobreza.

Sin embargo, no todo es negativo en esta clase; en las vecindades se ven ejemplos de amor y cooperación humanas que quisiéramos encontrar en clases elevadas. El "peladito" nunca culpara a sus padres o a la sociedad, sino que aceptara tranquilamente su culpa. Y no es raro escucharles la frase tan conocida de "somos pobres, pero honrados".

CLASE MEDIA

En esta clase , mas común en México, la desconfianza y el individualismo son dos notas muy resaltantes. La desconfianza obliga a vivir en estado de alerta y hacer agredir antes de ser agredido; es un freno, pues impide arriesgarse para realizar muchas cosas.

El individualismo puede llegar a niveles de profundo egoísmo, no pensar en los demás , sino en si mismo, en el propio provecho personal. Gracias al individualismo y a la desconfianza no hemos tenido en México delincuencia organizada.

El individuo que se encuentra en esta clase es educado, nunca expresa sus pensamientos que pueden herir, su tono es mesurado y tranquilo, su finura y cortesía exageradas. Trata de ser exactamente lo contrario al pelado y cuidado no lo logra, o falla su represión, demostrándolo a través de el desaprecio y la indignación. Se les inculca el deseo de superación desde la infancia. Se le dan inmerecido valor a los bienes materiales y se impulsa a una competencia continua y absurda.

Una familia, una sociedad y una escuela pueden provocar en el infante neurosis que en ocasiones desbordan en la violencia, en faltas de disciplina, en actitudes antisociales o delictuosas.

CLASE ALTA

Se caracterizan por la necesidad de demostrar que tiene mucho dinero, gastara en cosas inútiles. Su actitud será despótica hacia las clases económicas inferiores.

En los niños crecen influenciados por la imitación de los padres, su desprecio a los que tienen menos que él, a los que cree que tiene derecho de humillar, su deseo de vivir y gozar. De jóvenes se hacen desobligados y holgazanes y su ansia de vivir los lleva a continuos conflictos con la justicia. Estos individuos llegan con facilidad a actitudes antisociales. Generalmente se mueven en un terreno de predelincuencia, pues difícilmente cometen verdaderos delitos y cuando los cometen, el dinero e influencias familiares los sacaran fácilmente del problema.

Papel de la familia

Muchos son los autores que han definido el término familia entre ellos destacan las siguientes definiciones:

"Hoy se denomina familia a la principal forma de organización. Se trata de una agrupación social que se basa en lazos de parentesco"…

Por su parte el profesor Dr. Fraga manifiesta que la familia es un conjunto de personas formado principalmente por una familia y sus hijos y también por todas las personas que tienen parentesco, consanguíneo o político con ellos…

"La familia es la primera comunidad de personas. Por comunidad se conoce aquel tipo de sociedades cuyos lazos unitivos son de carácter natural o espontaneo, no meramente convencional. Por personas se entienden no tanto los individuos – la familia no es una comunidad de individuos – sino unos determinados sujetos que constituyen una familia en virtud de la relaciones que los unen".(Joan Carreras 2008).

De todas estas definiciones se puede analizar la importancia que tiene la familia en la sociedad es decir no solo cumple con el papel formativo, también debe mantener en equilibrio los factores económicos, sociales y afectivos.

Si la familia no toma conciencia del las funciones que deben cumplir en el aspecto educativo y formativo y dentro de esto la práctica deportiva  entonces es difícil motivar al niño con intereses genuinos que comience a insertase en las actividades de carácter deportivo realizadas en la comunidad.

Es muy frecuente observar equipos interbarrios de futbolito en las barriadas Caraqueñas organizando campeonatos por iniciativa de los niños y adolescentes.

Esto demuestra que a pesar de las políticas implementadas por las instituciones deportivas y todos los esfuerzos hechos aun no se ha logrado cubrir las necesidades de las comunidades esto puede deberse a la aplicación de proyectos sin diagnósticos previos que arrojen cuales son los intereses, motivaciones y necesidades de las comunidades, partiendo de estos aspectos se profundizara en la familia, que vista como un sistema  además de ser una de las instituciones sociales más antiguas, es el eslabón fundamental en la formación de la personalidad del individuo.

Hoy los consejos comunales cuentan con recursos que pueden contribuir al estímulo de la práctica deportiva, también el comité deportivo de cada consejo comunal debe orientar la práctica de actividad física y deporte en la comunidad.

Los miembros de estos consejos comunales son las familias o integrantes de familias que se suman al esfuerzo, es importante recalcar que estas actividades deben dejar de verse como elementos aislados.

Estos comités deportivos de los consejos comunales deberían estar en permanente contacto con los promotores de Barrio Adentro Deportivo, para de esta forma no desunir esfuerzos y lograr la sistematicidad y masividad deportiva.

Hay que empezar por analizar la familia, como está compuesta, su funcionalidad o disfuncionalidad para poder contar con elementos de base que indiquen el porqué de la escasa vinculación de los padres a las actividades deportivas comunitarias en la que participan sus hijos.

Son fallas profundas que hay analizar de forma exhaustiva, no se puede acuñar por completo la responsabilidad a los promotores deportivos  es necesario hacer un llamado a todos la familia es un eslabón de base que debe motivar al niño y apoyarlo en la realización de actividades deportivas.

Los medios de comunicación como agentes de socialización

Teoría De La Socialización

Cuando hablamos de socialización debemos hablar del proceso mediante el cual una persona adquiere las habilidades que el mismo estima necesarias para sobrevivir, asimilando pautas de comportamiento, interiorizando valores, normas, símbolos fundamentales del grupo al que pertenece utilizando sus herramientas e instrumentos.

Este proceso de socialización se desarrolla por medio del aprendizaje, pero no de cualquier aprendizaje sino de aquel que es posible por la interacción social, la inmersión en la cultura y el modo de vida del grupo en el que el individuo se esta socializando.

Este es un proceso activo, el hecho de que sea un aprendizaje que se produce por la interacción, implica que el nuevo miembro del grupo ha de serlo actuando en el contexto social en el que se le esta incluyendo, implica la asunción íntima y la vivencia de normas, valores, procedimientos y emociones y la posibilidad de reinterpretar lo que recibe del grupo.

Los agentes de socialización son elementos de la sociedad que orientan nuestra conducta de forma activa. Existen diversos agentes que juegan un papel mayor o menor según las características particulares de cada tipo de sociedad, de la etapa de la vida de cada sujeto y de suposición en la estructura social.

En la medida en que la sociedad se va haciendo más compleja, el proceso de socialización se va haciendo también más complejo y diferenciado.

Se debe también hacer necesaria una participación activa de estos agentes para cumplir las funciones de homogeneizar a los miembros de la sociedad a fin de que exista cohesión entre todos ellos.

Entre la sociedad y la persona individual existen numerosos agentes que aceleran este proceso, entre ellos, los medios de comunicación, que constituyen una herramienta persuasiva que nos permite mantenernos en permanente comunicación con los distintos sucesos sociales económicos y políticos, tanto a nivel nacional como internacional.

Un medio de comunicación es una institución que produce y reproduce una realidad y como anota Mauro Wolf en su libro Los Efectos Sociales de los Medios: "los medios no sólo transmiten información sobre la realidad sino que también plasma la realidad del contextos social".

Aunque para autores como Dennis Mc Quail sea difícil de demostrar, en la práctica los medios de comunicación son a la par de la familia, la escuela y el trabajo, agentes de socialización pues modelan los sentimientos, las creencias, entrenan los sentidos y ayudan a formar la imaginación social. En síntesis, fomentan y facilitan ciertas construcciones sociales por donde transcurre luego el pensamiento de las personas en la sociedad. La comunicación representa el espacio donde cada quien pone en juego su posibilidad de construirse.

SOCIALIZACIÓN MEDIÁTICA

La hipótesis de la socialización mediática tiene dos vertientes, por un lado puede apoyar otros agentes de socialización y por otros, son considerados una amenaza para los valores establecidos y difundir una cultura superficial, rutinaria y consumista.

El razonamiento a que nos conduce la hipótesis de la socialización mediática es que los medios pueden enseñar y de hecho transmitir normas a través de recompensas y castigos simbólicos para diferentes tipos de conductas representadas por ellos mismos. Tal vez el intento más completo de sistematizar el efecto socializador media en concreto de la televisión, es la Teoría de Cultivo desarrollada por George Gerbner. La tesis principal de este modelo es que los medios desempeñan un papel socializador muy importante pues ofrecen una imagen de realidad que cala en los receptores si se exponen con frecuencia.

Estudios realizados con niños confirman su tendencia a encontrar lecciones sobre la vida y a relacionarlas con su propia experiencia. De Fleur y Tuchman (1964) llaman la atención sobre el estudio de contenidos y centran su atención sobre la presentación de imágenes de la vida social susceptibles de influir en las expectativas y aspiraciones de los niños.

Moragas en su libro Sociología de la Comunicación habla sobre socialización política, Autores como Mc Cron (1976) señala una divergencia muy importante al resaltar el aporte de los medios a la naturaleza consensual de las normas y valores sociales y ve en ellos y demás agentes de construcción social una tendencia a imponer a los grupos subordinados, los valores de las clases dominantes.

Según este planteamiento los medios no son pro sociales ni anti sociales sino que tienden a favorecer un orden establecido.

EFECTOS

Los efectos mediáticos son la consecuencia de lo que hacen o no los medios de comunicación. La expresión "poder mediático" tan sentida en varios autores, se refiere al potencial de los medios para lograr sobretodo efectos intencionados. Cuando hablamos de eficacia mediática estamos refiriéndonos a la eficiencia de los medios en la consecución de los objetivos premeditados. Ello implica que se ha cumplido un objetivo de comunicación planificado.

Se suelen hacer distinciones entre los efectos cognitivos (referidos al saber y a las opiniones), efectos afectivos (referidos al saber y a las emociones) y los efectos sobre la conducta. De hecho los efectos de la comunicación pueden: provocar cambios intencionados, provocar cambios no intencionados, provocar cambios menores (de forma o intensidad), facilitar los cambios (intencionadamente o no) reforzar lo que existe (sin cambios) o simplemente impedir los cambios que pueden presentarse a nivel del individuo de la sociedad de la institución o de la cultura.

Al respecto Holding (1981) hace una distinción que vale la pena anotar entre efectos intencionados , no intencionados , a corto y a largo plazo distribuyéndose en dos dimensiones tiempo e intencionalidad intencionados o deliberados (como es el caso de las campañas electorales) , no intencionados ( la delincuencia y la violencia).

Por esto la forma de concebir el papel de la comunicación de masas aparece estrechamente ligada al clima social que caracteriza un determinado período histórico Lazzarfeld (1940) sostiene que los efectos provocados por los medios de comunicación "dependen de las fuerzas sociales dominantes en un determinado período".

A los cambios de dicho clima corresponden oscilaciones en la actitud sobre la influencia de los medios. Aparecen aquí varios estudios sobre los efectos, por ejemplo los estudios empíricos sobre los efectos limitados hasta llegar a las nuevas tendencias de la investigación y encontrar varias lógicas diferentes para estudiarlos, entendiéndose por lógica un marco de referencia en el que los elementos pueden relacionarse entre sí. Encontramos así, lógica organizacional, tecnológica, cultural o informativa.

De hecho, varios autores afirman que los efectos de los medios no pueden verse o estudiarse como una fuente independiente sino que está ligado a necesidades, intereses y propósitos de otros innumerables agentes sociales.

En cualquier situación mediática natural al margen de toda investigación, los receptores escogerán individualmente qué estímulos aceptar o evitar, interpretarán de distintas maneras su significado y reaccionarán o no en su conducta. Igualmente "se ha tomado conciencia de que las comunicaciones no median directamente el comportamiento explícito, mas bien tienden a influenciar la forma con la que el destinatario organiza su propia imagen del ambiente "tal como lo enuncia Roberts 1972 y lo anota Mauro Wolf en su libro La Investigación de la Comunicación.

Factores psicológicos

El hombre es el ser humano más débil de la creación en la primera parte de su vida, en la que requiere de cuidados y atenciones extraordinarios, no solamente para poder sobrevivir, sino formarse y realizarse.

Los fundamentos del carácter se forman en la familia; es en la familia donde se adquiere la primera base y donde se pasa del estado de anomia a la adquisición de las primeras normas.

Una anormalidad o defecto en las primeras etapas hará que el sujeto llegue el momento crucial en situación viciada, haciéndolo entrar en una crisis de valores e impidiéndole su correcta estructuración.

Inadaptación

El problema de la delincuencia implica el problema de la adaptación. Esto no quiere decir que todo inadaptado llegue a ser delincuente.

La respuesta en delincuencia es una de las manifestaciones de la inadaptación más comunes:

  • inferioridad física y mental del individuo.

  • Incapacidad de un individuo para adaptar su conducta a las condiciones del medio.

La definición de Tocavén, que considera la inadaptación como una forma de conducta inadecuada, que afecta a las buenas relaciones entre el sujeto y su medio físico y social.

Agresividad

Quizá la más preocupante expresión de la inadaptación es la agresividad, producto de la frustración del inadaptado y que puede llevar con gran facilidad a la agresión, entendida esta como una conducta verbal o motriz ejercida con cierto grado de violencia sobre las personas o cosas.

Adaptación

La adaptación como aptitud para vivir en un ambiente determinado acomodándose a un medio humano concreto, con interacciones deseables con otros individuos, se logra tan solo mediante un largo aprendizaje que, mediante la imitación y adquisición de las normas respectivas. Normas escolar, laboral y social en general

La adaptación presupone una concreta evolución biopsicosocial. Sino se cumpliera estos tres elementos, el ser humano representara serios problemas de adaptación.

Delincuencia y drogas

Un estudio de la Fundación Paz Ciudadana divulgado ayer concluyó que 73% de los individuos que ha estado o está detenido por un delito de alta connotación social consumió algún tipo de droga. De este total, 87% registró la ingesta de pasta base o cocaína, mientras que en 55% se detectó el empleo de marihuana. La investigación también expuso que quienes han empleado estas drogas han sido detenidos en promedio 2,3 veces al año.

El análisis resalta el vínculo entre el consumo de drogas y la vida delictual. Pero esta relación tiene que ser examinada con cuidado. No parece del todo ventajoso limitar las explicaciones del proceder criminal sólo a las drogas, menos aún concluir que quienes recurran a éstas actuarán, tarde o temprano, contra los demás. Tal estigmatización pareciera otra parte más del problema.

Es un hecho fuera de discusión que el consumo de drogas puede convertirse en un importante factor para desarrollar conductas antisociales. Sin embargo, la existencia de otros elementos, como la marginalidad, la aceptación de la violencia o la falta de oportunidades, no se pueden ignorar para referirse a los individuos inclinados a infringir la ley. En la lucha contra la delincuencia puede ser infructuoso concentrarse en un solo elemento.

Este es un aspecto del desarrollo social que requiere de evaluaciones amplias para una labor eficaz. El delito es un problema cuya solución no puede ser postergada. Pero esto no puede conducir a que las respuestas caigan en la precipitación y se concentren en pocos factores, los que suelen correr el riesgo de agotarse en lo policíaco-judicial. Un delincuente no siempre va a ser un drogadicto y tampoco de un drogadicto saldrá un delincuente.

Delito

El delito, en sentido dogmático, es definido como una conducta, acción u omisión típica (descrita por la ley), antijurídica (contraria a Derecho) y culpable a la que corresponde una sanción denominada pena. Supone una conducta infraccional del Derecho penal, es decir, una acción u omisión tipificada y penada por la ley. En sentido legal, los códigos penales y la doctrina definen al "delito" como toda aquella conducta (acción u omisión) contraria al ordenamiento jurídico del país donde se produce. La doctrina siempre ha reprochado al legislador debe siempre abstenerse de introducir definiciones en los códigos, pues es trabajo de la dogmática.1 No obstante, algunos códigos como el Código Penal de España (art. 10) definen al delito, pese a lo dicho.

La palabra delito deriva del verbo latino delinquere, que significa abandonar, apartarse del buen camino, alejarse del sendero señalado por la ley. La definición de delito ha diferido y difiere todavía hoy entre escuelas criminológicas. Alguna vez, especialmente en la tradición , se intentó establecer a través del concepto de Derecho natural, creando por tanto el delito natural. Hoy esa acepción se ha dejado de lado, y se acepta más una reducción a ciertos tipos de comportamiento que una sociedad, en un determinado momento, decide punir. Así se pretende liberar de paradojas y diferencias culturales que dificultan una definición universal.

DELITO DE CUELLO BLANCO

El concepto de delito de cuello blanco ha quedado fuertemente enraizado en el léxico de los legos y los estudiosos, donde se utiliza para denotar un tipo de delito que tiene una serie de diferencias fundamentales respecto al delito callejero. Mientras que el último suele cometerse abordando a las víctimas físicamente o entrando en sus casas o negocios ilegalmente, la mayoría de los delitos de cuello blanco se cometen mediante la utilización de la malicia, el engaño o el falseamiento, para crear y explotar la apariencia de una transacción legítima con el fin de obtener un beneficio de carácter ilícito. El delito de cuello blanco presenta una gran variedad de apariencias, desde los vertidos tóxicos al espionaje industrial. También incluye el delito cometido por funcionarios y agencias estatales. El fraude, que suele definirse como la utilización de la decepción para asegurarse una ganancia injusta o ilegítima, todavía representa una amplia proporción de los delitos de cuello blanco.

DELITO DE TERRORISMO

Primero que todo debemos aclarar que el terrorismo, es un delito político, consistente en usar la violencia, a través de armas de alto poder letal (Bombas), con fines de amedrentar o causar pánico para derrocar un gobierno o minimizar sus fuerzas para luego derrocarlo o lograr una concesión de este.

Aunque el terrorismo para quienes no compartimos el uso de la violencia como arma de lucha, es condenable; cuando es en legítima defensa, la doctrina internacional desde la época de la declaración universal de los derechos del hombre se justifica. Un derecho humano natural de los pueblos del mundo es el de rebelión cuando son subyugado, sometidos por la fuerza o invadidos. En estos casos la rebelión popular se asimila a lo que es la legitima defensa en el derecho individual, y dentro de la rebelión, están formas de lucha violentas incluida el terror colectivo (mal llamado terrorismo), en países como Afganistán, Irak y la Palestina ocupada acorde a esta tesis del derecho a la insurrección de los pueblos, el uso del terror es legitimo en contra de los invasores.

Está tan ligado las acciones de terror como formas de lucha a la política que esa palabra fue inventada por teóricos anarquistas como Luis Blanqui y Miguel Bakunin quienes propusieron el uso de terror (Colocar bombas indiscriminadas y el asesinato de lideres oficiales incluidos jefes de estado), como formula de tomar el poder e implantar una anarquía (Autogobierno). Estos teóricos políticos se autodenominaban "terroristas"; luego el capitalismo utilizaría esta forma de lucha errática para penalizarla y mas que todo satanizarla hasta el extremo. Por eso es un expediente muy común de los tiranos procapitalistas de llamar terroristas a sus opositores políticos.

Terrorismo, es un termino errático para denominar a un delito ya que esta palabra implica una teoría o tesis política como formula para tomar el poder político del estado. El termino correcto seria "Delito de Terror" o "Aplicación o uso del terror" para lograr un fin; ya que el mal llamado terrorismo puede tener como único objetivo lo económico o pasional.

DELITOS DE DROGAS- DEFINICIONES

"Los estatutos proporcionados en este sitio Web son para el conocimiento general del lector solamente. El dueño, los agentes, y los anfitriones del sitio no garantizan el contenido del estatuto copiado contenido en este sitio contra las enmiendas o cambios o errores o tachaduras hechos por el estado o el gobierno, ni contra, omisiones, errores en el copiado del estatuto, o una traducción inexacta del inglés hecha por el dueño, el agente, o el anfitrión. Antes de tomar cualquier decisión o de tomar medidas basadas en los estatutos, se le aconseja al lector 1) comprobar los estatutos oficiales del estado y los estatutos federales, 2) cerciorarse de obtener traducciones exactas, 3) y consultar a un abogado."

Estadística delictiva

La estadística oficial sobre la delincuencia es compilada por el Cuerpo Técnico de Policía Judicial (PTJ), el cuerpo de detectives adscrito al Ministerio del Interior y Justicia. La información manejada se basa en las denuncias sobre delitos efectuadas por la ciudadanía en las diferentes oficinas de la PTJ alrededor de país. Sin embargo, también es importante recordar que los delitos pueden ser denunciados ante otros organismos, como la policía estadal y municipal. De hecho, las estimaciones derivadas de encuestas de víctimas realizadas en las ciudades de Caracas y Mérida, indican que entre un 20% y 30% de las denuncias se canalizan a agencias distintas a la PTJ (Birkbeck, 1992). Dado que no existen los mecanismos administrativos necesarios para la centralización de las denuncias en un solo organismo del gobierno, las cifras preparadas por la PTJ representan la mayoría, pero no la totalidad, de los casos conocidos por la policía. También es importante tomar en cuenta que muchos delitos, especialmente los de menor gravedad, no son denunciados a los cuerpos policiales.

Una vez más, los datos arrojados por las encuestas de victimización revelan que la proporción de casos de hurto, robo y lesiones personales reportada a la policía se ubica entre el 17% y el 28%, dependiendo del tipo específico de delito, la ciudad, y la encuesta realizada (Birkbeck, 1992). Los cuadros siguientes muestran el número, y la tasa por cada 100.000 habitantes, de los delitos conocidos por la PTJ entre 1986 (para algunos delitos solamente existe información a partir de 1990) y 2000, tanto a nivel nacional como en el Área Metropolitana de Caracas (la cual representa una zona de menor extensión que el Distrito Capital). Estos datos comprenden tanto los delitos consumados como las tentativas. También se proporcionan las definiciones de los tipos específicos de delito (los Cuadros No. 1-No. 7). Variaciones por Regiones del País

Los delitos contra la propiedad siempre han representado la proporción mayor de los delitos conocidos por la policía (70,2% en 2000) en comparación con los delitos contra las personas (21,8%). Mientras las tasas de los delitos contra la propiedad han sido, durante mucho tiempo, más altas en las zonas urbanas que en las zonas rurales, lo mismo no puede afirmarse en cuanto a los delitos contra las personas.

Hasta la década de 1960, las tasas de homicidio y lesiones eran apreciablemente más altas en las zonas rurales del país, y las mismas perduraron en algunas zonas remotas hasta bien entrada la década de 1970 (Gómez Grillo, 1979). Desde ese momento, las tasas de delitos contra las personas han disminuido en las zonas rurales para aumentarse en las zonas urbanas. De esa manera, las tasas de los delitos más comunes (contra la propiedad, contra las personas) ahora son más altas en las zonas urbanas.

Formación de la personalidad del delincuente

Factores que influyen en la formación de a personalidad.

1.- Los factores que intervienen en la personalidad son los siguientes:

  • a) Factores innatos o hereditarios (sistemas, humores, glándulas, etc.). La personalidad es aquello que resulta de su acción en el organismo al condicionar el modo de ser del individuo y desencadenar un determinado estilo de comportamiento que es distinto en unos individuos respecto a los otros.

  • b) Facultades humanas cognitivas (sentidos, imaginación, memoria e inteligencia) y tendenciales (apetito y voluntad). La personalidad es aquello que resulta de su acción sobre la vida psíquica del individuo generando en él un modo de ser distinto.

  • c) Estímulos medioambientales, sobre todo la educación, contribuyen a la formación de la personalidad impulsando la acción del sujeto y desarrollo de sus facultades.

  • d) Comportamiento del individuo. La personalidad psíquica es un hábito general que determina la forma de ser y la forma de conducirse en la vida.La personalidad es un hábito complejo adquirido por la acción reiterada de las facultades del propio sujeto siendo estimuladas desde el interior y el exterior.El hábito es una cualidad no específica, que afecta al individuo determinando su modo de ser (hábito enactivo), y su comportamiento, de forma que éste resulte bueno o malo (hábito operativo correcto o incorrecto, constructivo o destructivo, conveniente o inconveniente, ...). Tanto el hábito enactivo como el operativo son importantes para la formación de la personalidad, el primero condiciona su manera de ser, y el segundo, su manera de obrar.

Las propiedades del hábito son:

  • La dinamicidad (concentración de energías puestas a punto).

  • El automatismo en mayor o menor grado (dejando libre las facultades para otras operaciones).

  • El encadenamiento o sincronización de los movimientos.

  • La compatibilidad con la conciencia y con la libertad.

  • La ayuda o refuerzo para las facultades y sus órganos.

  • Ahorro de energías al permitir que la facultad se libere de concentrar la atención en su trabajo.

  • Menos los hábitos innatos, todos los demás se producen por virtud de la repetición de actos de la misma especie, pero han de ocurrir ciertas condiciones:

ESTADOS CENESTÉSICOS Y EL TALANTE.

  • CENESTESIA: Conjunto de sensaciones subjetivas indefinibles que tienen su origen en el tono funcional de los órganos, músculos, vísceras, ... Es el exponente fiel del "estado general" de la vida vegetativa. Es el referente o el efecto psíquico producido por la acción o el funcionamiento correcto o incorrecto de los factores biológicos. Hay un estado de cenestesia sano y uno enfermo o "cenesteopatía". Las formas de este estado de cenestesia patológica son muchas, y dependen del nivel de gravedad y de la especie o dirección del estado patológico.

  • Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda