Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Las normas de información financiera para el sistema bancario y financiero nacional

Enviado por Javier Miquel Fdz.



  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Normas Específicas de Información Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional
  4. Conclusiones
  5. Referencias bibliográficas

Monografias.com

Resumen

En todos los países del mundo, las instituciones financieras representan un significativo e influyente sector empresarial. Los usuarios de los estados financieros de una institución financiera, necesitan información fiable, relevante y comparable, que les permita evaluar la posición financiera y la actividad de la entidad, y que a la vez les sea útil al tomar decisiones económicas. Por lo tanto, las revelaciones contenidas en los estados financieros de una institución financiera, deben ser suficientemente completas como para satisfacer las necesidades de los usuarios, en el contexto de lo que es razonable, en este sentido, la auditoría juega un papel primordial, pues con la opinión objetiva de profesionales, se puede determinar la grado de razonabilidad y confiabilidad de estos estados.

El artículo tiene como objetivo proporcionar un conjunto de reflexiones acerca de los aspectos teóricos y prácticos de las Normas Específicas para Bancos y el Sistema Financiero Nacional; por medio de la interpretación y evaluación en el contexto de la auditoría a instituciones financieras, sin embargo, no se pretende que sea una lista exhaustiva de los procedimientos y prácticas que deben usarse en dicha auditoría

Palabras Claves: Norma Específica de Información Financiera, Instituciones Financieras, auditoría y auditor.

Introducción

El constante convencimiento de las gerencias de los bancos y de las autoridades supervisoras acerca de la importancia de proteger y asegurar los recursos que en sus instituciones financieras es salvaguardado, es una influencia dominante en el desarrollo de las prácticas de contabilidad e información en el sistema bancario. Los bancos tradicionalmente han tratado de dar al público una imagen de conservatismo, estabilidad y constante crecimiento. Diversos autores plantean que el interés de los clientes del banco, normalmente se encuentra adecuadamente protegido, si se puede demostrar la solvencia financiera del banco.

Es por ello que el banco necesita conocer su posición financiera y el resultado de sus operaciones, que le permita tomar decisiones oportuna y adecuadamente. La información financiera de conformidad con las Normas Específicas para Bancos e Instituciones Financieras no Bancarias, sirve de interés tanto para su consejo de dirección como para sus clientes.

Normas Específicas de Información Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional[1]

Estas Normas se armonizaron coherentemente con el contenido de los estados financieros emitidos por los bancos e instituciones financieras no bancarias, con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF); y garantiza que los auditores y supervisores comprueben y evalúen que los estados financieros cumplan con los elementos relevantes.

Las Normas Específicas de Información Financiera para el sistema bancario y financiero internacional, recogen características cualitativas que deben poseer los estados financieros, las que son comunes a cualquier sector económico del país, a saber:

  • Comprensibilidad: La información suministrada en los estados financieros debe ser fácilmente comprensible por los usuarios (…)

  • Relevancia: Para que sea útil, la información debe ser relevante, ejercer influencia sobre las decisiones económicas de los que la utilizan, ayudándoles a evaluar sucesos pasados, presentes o futuros, o bien a confirmar o corregir evaluaciones realizadas anteriormente.

  • Fiabilidad: Para que sea útil, la información debe ser también fiable, estar libre de error material y de sesgo o prejuicio, y los usuarios pueden confiar en que es la imagen fiel de lo que pretende representar, o de lo que puede esperarse razonablemente que represente (…)

  • Comparabilidad: Los usuarios deben ser capaces de comparar los estados financieros de un banco o institución financiera no bancaria a lo largo del tiempo, con el fin de identificar las tendencias de la situación financiera y del desempeño. También deben ser capaces de comparar los estados financieros de instituciones financieras diferentes, con el fin de evaluar su situación financiera, desempeño y cambios en la posición financiera en términos relativos.

  • Estado de Situación

La característica más sobresaliente del Estado de Situación de un banco en comparación con el de otras empresas, es la ausencia de separación de los activos y pasivos entre circulante y no circulante. Los activos y pasivos generalmente no se pueden clasificar en circulantes y no circulantes, a no ser por el mobiliario y equipo y los adeudos a largo plazo. La mayoría de las inversiones de un banco se pueden vender y ser convertidas rápidamente en efectivo, sin embargo, una sana y conservadora gerencia bancaria recomienda que una parte de los activos del banco, para efectos de liquidez, deba estar permanentemente invertida en valores. De manera similar, la mayoría de los préstamos bancarios se vencen dentro de un año o a la vista, pudiendo en general, ser renovados o prolongados, siendo razonable asumir que los cobros serán generalmente invertidos en nuevos préstamos.

  • Principales rubros del Estado de Situación

Se denominan principales cuentas o rubros del Estado de Situación, aquellos que registran las operaciones relacionadas con el giro principal de la Institución, como pueden ser las de intermediación financiera. Dentro de los principales rubros o cuentas del estado se encuentran:

Activo: En el Estado de Situación de las instituciones del Sistema Financiero, el activo se ha distribuido en agrupamientos que permitan apreciar en forma rápida las categorías del mismo, según su grado de liquidez, así:

  • Disponibilidades: Representan los valores en efectivo en moneda nacional y extranjera, con que cuenta la institución, mantenidos en Caja y en depósitos en el Banco Central, en Bancos Comerciales y del Exterior y otros valores. La mayor parte de estos valores están afectos a propósitos de encaje.

  • Inversiones: Representa los valores y títulos emitidos y garantizados por el Gobierno y por otras entidades oficiales, asimismo, los valores extranjeros, las acciones y participaciones, en los cuales ha invertido la Institución. Las Inversiones se clasifican en Temporales y Permanentes. Las Permanentes tienen como propósito respaldar las captaciones.

  • Préstamos: Representan los recursos colocados por la Institución mediante un contrato o título de crédito, en el cual se pactan las condiciones del plazo, tasas de interés, garantías, forma de pago y otros aspectos. Esto representa una de las actividades más importantes de una Institución financiera.

Conforme al comportamiento en su recuperación en: Vigentes y Vencidos.

  • Vigente: Cuando el plazo acordado en el contrato o título de crédito no ha vencido y no tiene amortizaciones de capital o intereses pendientes de pago y Vencido: Cuando el plazo estipulado en el contrato o título de crédito ha finalizado o cuando la Institución lo declare vencido por incumplimientos a éste.

Intereses por Cobrar: Réditos devengados sobre préstamos vigentes que no han sido recibidos en efectivo.

Activos Fijos: Comprende el valor de los bienes, adquiridos ya sea en forma directa o mediante arrendamientos, para la realización de las operaciones de la Institución.

Activos Contingentes: Comprende aquellos valores equilibrados contablemente, sujetos al acaecimiento de un evento futuro y que están proclives a constituirse en valores reales en el balance. Entre ellos, a criterio del autor, el que más relevante se hace para una auditoría:

  • Garantías y Avales Otorgados: Obligaciones indirectas asumidas por cuenta de los clientes para garantizar a terceros el pago de una obligación. En el lado del pasivo contingente se registra la responsabilidad que asume la Institución sobre las obligaciones a cargo de sus clientes, que acepten para responder por su pago.

Pasivo: El Pasivo de las instituciones del Sistema Financiero se ha agrupado según el grado de exigibilidad.

Depósitos: Valores que el público le confía a una Institución del Sistema Financiero en calidad de depósitos, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes: Depósitos en cuenta de cheques, depósitos de ahorro, depósitos a término o plazo fijo y certificados de depósitos

Los depósitos constituyen la principal fuente de recursos financieros para la Institución. La captación de estos recursos da origen a lo que se le denomina "Intermediación Financiera".

Obligaciones Bancarias: Recursos que obtienen las Instituciones financieras en calidad de préstamos de entidades oficiales (sectoriales), préstamos del Banco Central y de Bancos Nacionales y Extranjeros, así como por medio de la emisión de títulos valores como pueden ser: Bonos, Aceptaciones Bancarias, Obligaciones Subordinadas a Término y Otros.

Reservas para Créditos e Intereses Dudosos: Son las provisiones creadas para prevenir pérdidas por incobrabilidad de préstamos, descuentos y negociaciones, así como de intereses pendientes de cobro. El requerimiento de reservas dependerá de la calidad de Cartera de crédito que maneje la Institución.

Capital:

Capital Primario: Recursos propios de la Institución que comprende las acciones suscritas y pagadas. También incluye la Reserva Legal y el superávit pagado.

Capital Complementario: Está compuesto por las reservas por revaluaciones, reservas para contingencias, utilidades no distribuidas, otras reservas de capital, pérdidas de ejercicios anteriores y los resultados del ejercicio.

Cuentas de Orden: Son cuentas de control que debido a su naturaleza no se pueden registrar como cuentas de balance o de resultado.

  • Garantía de Créditos Concedidos: Son las garantías documentadas recibidas de los clientes a favor de la Institución, como ser: Títulos valores, bienes inmuebles, fianzas y cartas de crédito u otros.

  • Clasificación de Cartera Crediticia: Refleja la calidad de la cartera de préstamos con que cuenta la Institución. Los créditos, después de efectuarles un análisis del comportamiento de su recuperación, de la calidad de garantías ofrecidas, documentación y otros factores, se clasifican de acuerdo al riesgo de recuperación.

  • Estado de Resultados.

El Estado de Resultado, agrupa los ingresos y los gastos por naturaleza, revelando información sobre los importes de los principales tipos de productos y gastos, a saber:

Refleja la diferencia entre los ingresos y los gastos que ha tenido la institución durante un determinado período, la cuál puede ser una ganancia o una pérdida.

a) Ingresos: Son los beneficios económicos producidos a lo largo del período contable, en forma de entradas o incrementos de valor de los activos, o bien como decrementos de las obligaciones que dan como resultado aumentos del patrimonio neto y no están relacionados con las aportaciones de los propietarios a este patrimonio.

b) Gastos: Son los desembolsos producidos a lo largo del período contable, en forma de salidas o disminuciones del valor de los activos, o bien como surgimiento de obligaciones, que dan como resultado decrementos en el patrimonio neto y no están relacionados con las distribuciones realizadas a los propietarios de este patrimonio.

  • Principales rubros del Estado de Resultado

Dentro de los principales rubros o cuentas de Resultado de las Instituciones del Sistema Financiero se encuentran:

Ingresos:

Intereses Recibidos: Son los réditos devengados y percibidos, provenientes de la Cartera de Préstamos, Inversiones y disponibilidades; representan la principal fuente de ingresos financieros de la Institución.

Productos por Servicios: Son ingresos provenientes de los servicios financieros prestados como ser: Giros y transferencias, cobranzas por cuenta ajena, custodia y traslado de valores, fideicomisos y administraciones, arrendamientos, manejo de cuentas y otros.

Egresos:

Intereses Pagados: Son los réditos pagados sobre los recursos financieros ajenos que obtienen las Instituciones financieras en calidad de depósitos del público, préstamos de entidades oficiales (sectoriales), préstamos del Banco Central y de Bancos Nacionales y Extranjeros, así como por la emisión de títulos valores.

Gastos de Administración: Representan los costos incurridos en las actividades operativas y administrativas de la Institución, entre ellos: Sueldos y salarios a funcionarios y empleados, depreciaciones y amortizaciones, arrendamientos, reparaciones, mantenimiento, seguridad y otros.

Resultados del Ejercicio: Refleja el beneficio o pérdida económica que obtiene la Institución como resultado de sus operaciones en un determinado período contable.

  • Las Políticas Contables, una herramienta de obligatoria consulta para la Auditoría a las Instituciones del Sistema Financiero Nacional

Las Instituciones Financieras usan diferentes métodos contables para el reconocimiento y medición de los elementos incluidos en sus estados financieros, para cumplir con la NCIF 1 Presentación en los Estados Financieros, y también para permitir a los usuarios comprender las bases sobre las que se preparan dichos estados, es necesario que auditor obtenga información de las políticas contables relacionadas con las siguientes partidas:

  • a) El reconocimiento de los principales tipos de ingreso y gastos

Entre los principales tipos de ingresos que aparecen en las operaciones de las Instituciones Financieras, están los intereses, los cobros de servicios, las comisiones y las ganancias de la cartera de valores para la venta. Cada uno de éstos, se presentan de forma separada, lo cual permite al auditor evaluar el desempeño de la institución. Entre los tipos principales de gastos que aparecen en las operaciones bancarias están los intereses, las comisiones, las pérdidas en préstamos, y los gastos administrativos generales. Cada uno de estas partidas se presenta por separado, lo cual permite al auditor verificar el cumplimiento de la consideración general Imagen fiel de las transacciones y otros eventos y condiciones.

El margen financiero neto, es el resultado de considerar tanto las tasas de interés activas y pasivas, como las cantidades prestadas y tomadas en préstamos. Es deseable que los auditores soliciten a la gerencia que se le suministre un comentario acerca de las tasas de interés, el importe medio de activos que han producido intereses y el importe medio de pasivo que han acumulado (o devengado) intereses en el período

  • b) La distinción entre las transacciones y otros sucesos que llevan al reconocimiento de activos y pasivos exigibles en los estados financieros, y aquellas otras transacciones y sucesos que solo dan lugar a contingencias y compromisos.

El auditor debe comprobar especialmente que los activos y pasivos según sus agrupaciones significativas de plazos de vencimientos, hayan sido reflejadas correctamente en los estados financieros, teniendo en cuenta la fecha contractual de vencimiento de los mismos.

Un banco debe revelar información respecto de los siguientes pasivos contingentes y compromisos:

  • a) la naturaleza e importe de los compromisos de concesión de crédito que son irrevocables, porque no pueden ser dejados a la discreción del banco sin el riesgo de incurrir en gastos o multas significativos; y

  • b)  la naturaleza e importe de los pasivos contingentes y compromisos surgidos por operaciones fuera del balance, incluyendo los relativos a:

  • sustitutos directos del crédito, como las garantías generales que cubren deudas, las garantías de aceptación bancaria y las cartas de crédito en reserva que sirven como garantías financieras de préstamos y valores;

  • ciertos pasivos contingentes relacionados con las operaciones, como las garantías de buen fin, las garantías de sumisión y las cartas de crédito en reserva referidas a operaciones particulares;

  • los pasivos contingentes autoliquidables a corto plazo, relacionados con operaciones comerciales ligadas a la circulación de mercancías, tales como los créditos documentarios, para los cuales el embarque subyacente se usa como garantía;

Muchos bancos realizan transacciones que no se reconocen actualmente como activos o pasivos, pero dan lugar a contingencias y compromisos. Tales operaciones fuera de balance representan a menudo una parte importante de las operaciones del banco, y pueden tener un peso significativo en el nivel de riesgo al que la entidad está expuesta. Esas operaciones pueden acrecentar o reducir otros riesgos, por ejemplo en el caso de que cubran activos o pasivos del balance.

Los usuarios de los estados financieros necesitan conocer acerca de las contingencias y los compromisos irrevocables del banco, a causa de las exigencias que pueden suponer sobre su liquidez y solvencia, así como por la posibilidad inherente de pérdidas potenciales. Los usuarios necesitan también información adecuada acerca de la naturaleza e importe de las transacciones fuera de balance emprendidas por el banco.

  • c) Las bases para la determinación de pérdidas en préstamos y su registro contable.

En las políticas contables de las Instituciones Financieras, el auditor debe examinar las bases sobre las cuales se reconocen como pérdidas los préstamos incobrables, así como el criterio empleado para cancelar la provisión contablemente.

Así mismo, el auditor debe realizar un análisis de los movimientos de dichas provisiones durante un período, brindando especial atención a los importes que afectan el resultado económico de la Institución, de igual modo, se debe prestar el debido cuidado y diligencia profesional a las partidas que indiquen recuperación de las provisiones, en aras de evaluar su fiabilidad.

Revisar el saldo acumulado de la provisión por pérdidas en préstamos en la fecha del Balance, es otro procedimiento que no se debe pasar por alto en cualquier acción de control.

  • La aventura de leer y comprender las Normas Específicas para el Sistema Bancario y Financiero Nacional para el desarrollo exitoso de la auditoría a éste sector.

Para el que quiera emprender esa aventura, además de tener conocimientos amplios de Contabilidad y de las normas técnicas de auditoría, tiene que estar al día en las Normas Cubanas de Información Financiera y tendrá además, que conocer sobre supervisión bancaria y las normas de gestión del riesgo bancario, conocidas como "Basilea II"

El lenguaje económico-financiero está influido, lógicamente, por las Normas Internacionales de Contabilidad, a las que se adapta nuestra normativa contable, en la que algunas definiciones, conceptos y normas son de difícil comprensión, salvo que se trate de un especialista en normativa bancaria o tenga un conocimiento avanzado de la profesión en este sector.

Los auditores se cuidan mucho de evitar análisis críticos de la composición de los grupos de cuentas y se limitan, de acuerdo con las normas de auditoría, a confirmar "que las cuentas anuales son una imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera y que están de conformidad con las normas contables y que éstos han sido aplicados de manera consistente. Léase un ejemplo extraído de una auditoría bancaria:

"En nuestra opinión, las cuentas anuales del ejercicio 2007 adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Banco al 31 de diciembre de 2007 y de los resultados de sus operaciones, de los cambios en el patrimonio neto y de sus flujos de efectivo, correspondientes al ejercicio anual terminado en dicha fecha, y contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y compresión adecuada, de conformidad con las normas y principios contables que guardan uniformidad con los aplicados en el ejercicio anterior"

Es decir, el análisis crítico tienen que hacerlo el que se atreva a penetrar en esa selva de datos uniformizados y quitar las conclusiones oportunas, pero con las grandes limitaciones que supone analizar lo analizado, sin contar con la información primigenia de los auditores, tarea difícil y propia de verdaderos especialistas en el sector bancario. Si la respuesta ha de deducirse de la situación actual de las entidades financieras, en su precariedad de liquidez y morosidad en aumento, la respuesta es negativa, pues las auditorías analizadas - a las que me he referido- los informes elaborados no describen situaciones que dejaran entrever los problemas que está padeciendo el sistema financiero. Sólo la Inspección de la Superintendencia del Banco Central está en condiciones de establecer la verdadera situación de una entidad financiera, no podía ser de otra manera, pues en la es ahí donde se "cuecen" las normas bancarias.

La visión sistémica del control interno bajo la perspectiva de la Resolución No. 60/2011 de la Contraloría General de la República de Cuba, los aportes emanados de los acuerdos de Basilea, la gestión Integral del riesgo (ERM), los lineamientos de la política económica y social del país aprobada en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) y una adecuada administración financiera, constituyen la piedra angular para la confección de planes ante todas estas amenazas; pero de igual forma, urge que nuestros auditores y oficiales de cumplimiento adopten prácticas de revisión acordes a escenarios de alta exposición al fraude tanto interno como externo. Debemos asumir un papel protagónico dentro de la organización a través de recomendaciones que permitan dar continuidad al negocio, materializar el plan estratégico de nuestras instituciones y minimizar el potencial impacto de las actividades fraudulentas; para ello, debemos madurar la necesidad de incorporar revisiones internacionalmente integradas para una banca cada vez más globalizada; de no ser así, el fraude y otras amenazas al sistema financiero latinoamericano habrán ganado una batalla que desconoce de fronteras, idiomas y nacionalidades.[2]

Conclusiones

  • La Norma Específica de Información Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional, constituye una importante base legal para los auditores, toda vez que, por primera vez forma parte de las Normas Cubanas de Información Financiera.

  • La Norma Específica de Información Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional, sin lugar a dudas, organiza el trabajo de la Auditoría interna, externa, independiente y de supervisión, al dotar al auditor de una herramienta de trabajo imprescindible para medir el desempeño de las Instituciones del Sistema Financiero Nacional, su situación financiera y dar una opinión acerca de sus Estados Financieros. Pese a lo anterior, el autor considera que existe una débil preparación, divulgación y asimilación, de los conceptos y políticas contables, con relación al sistema de contabilidad de éste sector.

  • No existe una cultura generalizada en el sector bancario sobre la aplicación de Auditoría Financieras, solo en los casos donde las instituciones financieras sean sociedades anónimas.

Referencias bibliográficas

  • Banco Central de Cuba (2010) Norma Específica de Información Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional. Dispone que el registro contable de los hechos económicos se realice sobre la base de las Normas Cubanas de Información Financiera.

Gómez J. (2007) El discreto encanto de las auditorías bancarias. Disponible desde: http://www.iberfinanzas.com/index.php/artículos-de-opinión> [Acceso: 30 de mayo de 2011]

Gómez, N (2007) El fraude y otras amenazas al sistema financiero latinoamericano. Disponible desde:

[Acceso: 30 de mayo de 2011]

  • Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C. (1975:40) Auditorías de Bancos.

  • Ministerio de Finanzas y Precios (2005) Normas Cubanas de Información Financiera. Establece los lineamientos generales para el registro contable de los hechos económicos.

  • Norma Internacional de Contabilidad No. 30 (2004). Revelación en los Estados Financieros de Bancos e Instituciones Financieras Similares. Disponible desde:

[Acceso: 9 de marzo de 2011]

 

 

Autor:

Lic. Javier I. Miquel Fernández

Profesor Instructor. Departamento de Contabilidad y Auditoría. Facultad de Contabilidad y Finanzas. Universidad de La Habana. Filial Universitaria No. I. Cuba.

[1] Resoluci?n No. 235, del 30 de septiembre de 2005. ?Normas Cubanas de Informaci?n Financiera?. Parte II: ?Normas Espec?ficas de Informaci?n Financiera para el Sistema Bancario y Financiero Nacional? Ministerio de Finanzas y Precios. Rep?blica de Cuba.

[2] http://www.iaia.org.ar/revistas/elauditorinterno/24/art?culo2.htm

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Finanzas

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda