Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Trabajo comunitario, dimensiones y actores sociales. Su relación con el trabajo social

Enviado por Vanesa



  1. Introducción
  2. Desarrollo
  3. Conclusiones
  4. Bibliografía

Introducción

El trabajo que a continuación se expone pretende cumplir determinados objetivos que parten de una valoración crítica en cuanto el trabajo comunitario, actores y dimensiones. Para ello resultará necesario realizar un análisis y definición de los elementos como actores sociales, dimensiones, labor comunitaria, educación popular, participación social y la relación de estos con el ejercicio profesional de trabajador social.

En este sentido es válido tener presente la importancia y el rol que juega la comunidad en el propio funcionamiento de la sociedad. De ella parte el movimiento popular, la interrelación entre individuos y de estos individuos con el aparato social y económico establecido por cada país. Dentro de la comunidad se recrea un entramado de relaciones donde cada actor social cumple una función reconocida o no, que depende de las responsabilidades, del sentimiento de pertenencia, la apreciación que tenga cada persona de su propia comunidad.

Otro elemento a tener en cuenta para desarrollar un exitoso trabajo comunitario es la cultura vista desde los valores y tradiciones transmitidas de generación a generación, las costumbres e idiosincrasia de cada espacio comunitario, lo cual muestra una evolución y formas de actuación marcadas por patrones culturales. Pienso que desde este enfoque el trabajador social puede conocer el lugar que investiga, para luego poder accionar. Los problemas desde el orden personal y colectivo van a mostrar los elementos culturales, manera de pensar y actuar, por otra parte la definición de líderes formales e informales son los aspectos que no se pueden obviar para poder interactuar en el espacio comunitario.

Las lecturas en relación a este tema pueden ser varias siempre que no se obvie ningún elemento que pueda tal vez parecer insignificante y que sin embargo para la comunidad sea esencial. Es por esto que el trabajador social en su función de facilitador social, como agente de cambio debe primero investigar y conocer el terreno donde va ejercer como profesional, así como las demandas e intereses de las personas y conocer los problemas acuciantes.

A partir de aquí tendría la función de promover la participación de instituciones y las propias personas en la solución de diferentes problemáticas, teniendo presente la necesidad del cambio que expresen las personas.

Para la elaboración de este trabajo se consulto diferentes bibliografías que abordan este tema y se tuvo en cuenta las disímiles interpretaciones que enfoca el estudio de las comunidades desde la Psicología, la Comunicación Social, la Sociología y el propio Trabajo Social. El mismo tendrá el corte de un ensayo con una estructura de introducción, Desarrollo, Conclusiones y Bibliografía, y será el resultado de una valoración teórica y la interpretación de estos temas a partir de la propia experiencia del trabajo social.

Desarrollo

El origen de las comunidades es tan antiguo como el hombre en si mismo y ha transcurrido a lo largo del desarrollo de la humanidad. Es por este desarrollo de la humanidad y de la propia necesidad que sintió el hombre de vivir en comunidad que se establece este vínculo que llega hasta nuestros días. En este sentido Engels escribió "El desarrollo del trabajo, al multiplicar los casos de ayuda mutua y de actividad conjunta, y al mostrar así las ventajas de esta actividad conjunta para cada individuo, tenia que contribuir forzosamente a agrupar aun mas los miembros de la sociedad "(1).

Ratifica este pensamiento la concepción de las comunidades, entendida como el grupo de personas que interactúan entre si, situadas en un área geográfica. Dentro de la misma se comparten necesidades e intereses comunes, y se reflejan elementos culturales propios. En la comunidad se manifiesta un grupo social que comparten problemas de diversa índole, tanto al nivel individual como colectivo y por otra parte muestran en alguna medida sentido de pertenencia.

Cuba por su parte posee en su división político administrativa, la estructura del Consejo Popular que en un doble sentido cumple a partir del año 1988 la función principal de "tener en cuenta las necesidades o inquietudes de la población y ofrecer un apoyo material para su satisfacción, así como rescatar la participación del pueblo en el control y fiscalización de la actividad de las entidades estatales, tanto económicas como administrativas" (2), y por otro lado cumple una función comunitaria en la medida de que cuenta con un territorio, espacio marcado donde conviven las personas y confluyen las costumbres, tradiciones y problemas cotidianos. Existe una correspondencia entre los 2 conceptos Consejos Populares y Comunidad, por el grado de participación de los factores comunitarios que inciden en el funcionamiento comunitario y por ende en el Consejo Popular.

__________

(1). Engels, f. El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre. Obras escogidas en 3 tomos. Tomo 3 p 69.

(2). Portal Moreno, Rayza y Milena Recio Silva. Comunicación y comunidad. Articulo: Consejos Populares: Estructura comunitaria. p 36. Editorial Félix Varela. La Habana, 2005.

Considero importante señalar estos aspectos como punto de partida para entender el trabajo comunitario, que podrá obtener resultados positivos si se tiene una percepción general de ambos conceptos.

Según la bibliografía consultada existen 3 características de los Consejos Populares que se corresponden con la concepción de comunidad como:

A grandes rasgos la organización territorial se concibe como la distribución de los Consejos Populares en barrios, repartos, demarcaciones de esta índole, teniendo en cuenta la población, sentimientos de pertenencia, así como estilos de vida compartidos y vida común. Se considera que es importante para la consolidación y funcionamiento comunitario. En cuanto a la estructura se puede afirmar que establece un grupo de trabajo a través de delegados, representantes de organizaciones de masas y entidades administrativas, así como el presidente del Consejo Popular. Sin lugar a dudas esta característica garantiza el desarrollo y perfeccionamiento de las comunidades que por su parte requieren necesariamente de una jerarquía formal, como también requieren de líderes informales. Por su parte los objetivos y funciones serán los elementos imprescindibles para ejercer el control y chequeo de las actividades de las comunidades y por tanto de los Consejos Populares. Cumplen objetivos y funciones todos los representantes del mismo que su vez poseen una responsabilidad social y el principal objetivo de garantizar la representación del estado en la comunidad.

Siguiendo entonces esta línea de análisis sería importante abordar el tema de los actores sociales comunitarios muy relacionado con el aspecto anteriormente explicado. Los actores sociales "pueden definirse como individuos, grupos, organizaciones o instituciones que actúan en un escenario concreto o fuera de este, representando sus intereses. Cada uno de ellos desempeñara un rol determinado y ejercerá una influencia específica" (3).

_____________

(3). Despaigne Ferrer, Johana, Aymer Frías Cabrera y Johafna García Ayala. Guía metodológica para el proceso de implementación del trabajo social comunitario.

Los actores sociales van funcionar como agentes de socialización participe de los problemas comunitarios donde pueden considerarse a la familia, la escuela, los líderes informales, las organizaciones políticas y de masas, las instituciones y el propio trabajador social. Esta es una de las vías de comunicación e información con la que cuenta el trabajador social para la recopilación de datos en la comunidad. La colaboración de los distintos actores sociales permitirá tener una información clara de las problemáticas y necesidades sociales de la población, que al unísono con los líderes informales mostraran una realidad determinada.

Puede considerarse el trabajador social como un actor social en la medida que sea participe de la transformación comunitaria y para ello definirá las problemáticas sociales a atender en función de los recursos y potencialidades comunitarias. Será el encargado de gestionar y promover las acciones con un fin y carácter social en aras de elevar el desarrollo social, individual, familiar y colectivo. Lograr la integración de todas las redes sociales y ejercer un seguimiento y evaluación de las acciones para poder medir su impacto en los distintos de niveles de actuación. Su grado de implicación no será por lo tanto un método esquemático sino que por el contrario adaptable a cada situación, a cada conflicto, los recursos y potencialidades comunitarias tanto materiales como humanas.

Las aristas para desempeñar el trabajo comunitario son diversas, es por eso que los términos a utilizar en el orden social o herramientas a emplear deben ser el conjunto de presupuestos teóricos de diferentes autores, y la práctica que refleje cada lugar. Este es un trabajo que depende del aporte de varias disciplinas de ahí su carácter multifacético e interdisciplinario. El trabajador social aunque posee sus herramientas como profesional para ejercer su labor no debe obviar el estudio de otros criterios con el objetivo de enriquecer su trabajo y lo más importante definir las problemáticas sociales sobre las que va accionar con las instituciones y redes de apoyo social. Esta es la base fundamental para no tener una contradicción entre las necesidades y demandas sociales de la población y las posibles soluciones a partir de la autotransformación.

Con respecto a las dimensiones que se pueden identificar en el ámbito comunitario según el doctor Pedro Fernández en su presentación sobre el estudio de las comunidades se encuentran las siguientes: las características físicas, los antecedentes históricos, las características demográficas, la vida económica, la educación y cultura, la recreación y deporte, el estado de salud, la vida política y social, los aspectos religiosos y los elementos subjetivos, a grandes rasgos.

Desde esta perspectiva las dimensiones comunitarias vienen a jugar un papel protagónico en el desempeño de la labor del trabajador social, vital para el entendimiento y funcionamiento lógico de una comunidad. Al tener en cuenta estas dimensiones se puede efectuar una jerarquización de los problemas, término muy empleado para la concepción o gestión de proyectos propuesto por el CIERI. En muchas ocasiones sucede que el mal funcionamiento de una de estas dimensiones, deviene en la manifestación de otros problemas; de aquí la importancia de ver la integralidad de los elementos a la hora de realizar la caracterización y el diagnóstico comunitario.

Cada aspecto requiere de una valoración independiente puesto que cada Consejo Popular y sus circunscripciones no funcionan de la misma manera. Al interior resulta material de análisis su historia, sus personajes, su arquitectura, su cultura, los problemas sociales, como se percibe la comunidad, los pobladores, como se representan a si mismos, su idiosincrasia. El entorno social, las condiciones de vida, el entorno familiar. Considero que todas las dimensiones son importantes, a la hora de analizar como influye cada una de estas características sobre la propia comunidad, es un problema de percepción y precisamente de su influencia y como a lo largo de la historia un indicador se ha desarrollado a partir de las interrelaciones de las personas, de su entorno.

Si en alguna medida uno de estos indicadores no ha funcionado de manera coherente, o en su historia se ha percibido como adecuado puede tener un impacto negativo en las conductas de las personas, en la familia y por ende en la comunidad.

Visto desde este enfoque el trabajo comunitario, dimensiones y actores sociales guardan una relación estrecha con el trabajo social ya que su actuación profesional incluye la identificación sistemática de las problemáticas sociales, así como la medición de causa-efecto, para posteriormente proponer la transformación social que propicie el propio desarrollo social. Dentro de sus funciones se encuentra la orientación como parte de la educación social que ejerce en la comunidad y en la familia cubana. Prevé la prevención e intervención social, al igual de encargarse de la promoción, gestión y el diseño de un grupo de acciones que contribuye a la integración del grupo comunitario; aspecto imprescindible para gestar proyectos sociales de alcance micro social y que su impacto puede ser medible según los beneficios y cambios de actitud. Dependen estos resultados de las instituciones por lo que se requiere de una integración para la efectividad de las políticas y servicios sociales. El trabajador social promueve el autodesarrollo de las personas, grupos y comunidades, dicha concepción brinda respuesta a las propias necesidades, desde la voluntad que exprese el individuo para el cambio. Dichos objetivos serán posibles a través de un sistema de monitoreo que le permita conocer los grupos de atención, problemáticas e influencia en el funcionamiento social. Para establecer dicha estrategia deberá activar las redes de apoyo y por otro lado determinar las potencialidades comunitarias para poder ejecutar disímiles acciones, en función de las fuerzas y el arraigo que posea esa comunidad.

Las técnicas para ejercer dicha labor serán las encuestas, las entrevistas, los talleres, recorridos de campo, las historias de vida, que por su parte conforman el material de trabajo y contribuyen a la validación de diversas situaciones. Otra de las técnicas a emplear, visto de igual manera como instrumentos de trabajo son los talleres de sistematización de experiencias y el diario de campo.

Cada uno de los temas abordados con anterioridad será alcanzado a través de un elemento que no puede ser olvidado, la participación. Este aspecto tendrá un peso significativo para el desarrollo satisfactorio del trabajo comunitario puesto que depende de las personas. La realidad de la información se encuentra sujeta por decirlo de algún modo por la participación, teniendo en cuenta que exista una verdadera participación de la cual se pueda obtener frutos. Aquí influyen los estados de ánimo, emociones, implicación en un determinado problema, sentido común, compromiso, sentido de pertenencia, así como la propia necesidad de ser participes en la solución de los conflictos y problemas sociales tanto a nivel individual, grupal como comunitario.

"Participación: Actividad desplegada por el conjunto de actores sociales en la consecución de un proyecto de acción común de determinados objetivos y metas, el cual tendrá formas y niveles diferentes de expresión." (5).

Cuando hablamos de participación nos encontramos frente a un concepto con múltiples significados que en su esencia tiene el objetivo de cumplir una meta a la vez que participamos en algún proceso que implica la toma de decisiones. Por otro lado incluye formar parte, tener parte y tomar parte que a grandes rasgos significa participar en un proceso, tener criterio de los temas que se aborden y tomar parte en las decisiones que se adopten por el colectivo de manera general. Existen varias ideas entorno a este tema y muchos son los autores como Cecilia Linares, Pedro E. Moras, Paulo Freire que en sus textos han tocado este elemento, casi siempre presente en nuestras vidas ya sea desde el hogar, en el trabajo, con los amigos, en la comunidad, en el barrio, con los vecinos; y es aquí donde aparecen los escenarios de participación como "ámbitos, sectores o áreas de la sociedad caracterizados por una dinámica particular de interrelación donde se suceden los procesos participativos. Tales escenarios pueden tener distinto alcance y posición en la estructura social. " (6).

_______________

(5). Portal Moreno, Rayza y Milena Recio Silva. Comunicación y comunidad. Articulo: La participación: ¿Solución o problema? de Cecilia Linares, P. E. Moras y S. Correa p 59. Editorial Félix Varela. La Habana, 2005.

(6). Ídem al 5.

Conclusiones

De esta manera se arriban a las conclusiones del trabajo, una vez cumplido los objetivos propuestos para el mismo en la valoración crítica en cuanto el trabajo comunitario, los actores sociales y dimensiones, así como la importancia del tema para el desempeño del trabajo social, encargado de reconocer problemáticas sociales que afecten tanto a un ser individual como a un núcleo familiar. Los conflictos a discernir pueden ser variados y si se manejan de manera constructiva con la participación de todos puede contribuir al desarrollo de las personas, a su bienestar personal y comunitario. El diagnóstico de los problemas sociales permitirá tener las bases sobre que actuar y en función de las necesidades sociales estimular el cambio, el status social. Considero que para cumplimentar el trabajo comunitario de forma lógica se requiere de la ayuda de los especialistas y de las instituciones puesto que el trabajador social en muchas ocasiones se enfrenta a fenómenos como el alcoholismo, la violencia (en sus diversas manifestaciones), el maltrato, familias con una conducta social inadecuada que muestran disfuncionalidad, personas que han cometido delitos y que su reinserción a la sociedad desde la familia y el trabajo no ha sido positiva; es por ello la necesidad de establecer dichas relaciones de trabajo y este puente con otros saberes.

Existe una bibliografía a mi juicio muy interesante que puede ampliar este tema y es el libro de la doctora Canadiense Cheryl A. Picard en su libro Mediación en conflictos interpersonales y de pequeños grupos, que muestra una mirada práctica y con un lenguaje accesible de abordar los problemas. Expresa desde un enfoque psicológico los tipos de conflictos, así como las técnicas a emplear o utilizar con los individuos, con las familias y las comunidades. Desde su prisma expone como un determinado problema aparentemente puede estar marcado por condiciones materiales, pero subyacen en el otras causas que provienen de las relaciones sociales, de la conducta social; pero sobre todo es un texto dirigido al mediador para nutrirlo de un conocimiento, de información a la hora de trabajar con un determinado conflicto.

Todas las bibliografías y enfoques serán útiles en la medida que aporten valiosas herramientas y nutran la labor del trabajador social y principalmente en la función social que juega dentro de la sociedad, como agente mediador.

Bibliografía

  • Engels, F. El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre. Obras escogidas en 3 tomos. Tomo 3 p 69.

  • Freire, Paulo. Pedagogía de la autonomía y otros textos. Editorial Caminos. La Habana, 2010.

  • Linares, Cecilia, Bisel Rivero y Pedro E. Moras. Participación y consumo cultural en Cuba. Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, 2010.

  • López Viera, Luís. Comunicación Social. Selección de textos. Editorial Félix Varela. La Habana, 2003.

  • Portal Moreno, Rayza, Hilda Saladrigas Medina y Milena Recio Silva. Selección de lecturas sobre Comunicación Social. Centro gráfico de Villa Clara.

  • Portal Moreno, Rayza y Milena Recio Silva. Comunicación y comunidad. Editorial Félix Varela. La Habana, 2005.

  • Picard, Cheryl A. mediación en conflictos interpersonales. Publicaciones Acuario. Centro Félix Varela. La Habana, 2007.

 

 

Autor:

Vanesa

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda