Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Trastornos de la articulación temporo mandibular (página 4)

Enviado por CARLOS EYZAGUIRRE



Partes: 1, 2, 3, 4

El proceso de selección de muestra para este estudio, definido dentro de la Muestra, llevo a la separación de un porcentaje de sujetos, debido a que los mismos tenían algunos de los criterios de exclusión. El procedimiento de examen clínico, fue realizado por el mismo investigador permitiendo una mayor confiabilidad en el registro de los datos, similar a los estudios de diversos investigadores. Los diferentes criterios de metodología empleados para el estudio han sido definidos en detalle dentro de los Métodos, los cuales fueron obtenidos de la literatura publicada en relación con los TMD. Si bien el dolor es un síntoma, en el presente estudio el dolor al movimiento mandibular y el dolor a la palpación muscular y dolor del ATM fueron considerados como signos, ya que fueron obtenidos a través de métodos de explicación clínica, entre ellos la palpación y observación, criterio considerado también por otros investigadores para evaluar dichas manifestaciones.

La prevalencia y distribución de signos clínicos demostraron que el signo mas prevalente en la muestra de 130 estudiantes, fue dolor muscular a la palpación con un 45.75% al igual que Gamboa (2004) que también presento el dolor muscular como primer síntoma con un 90.8% de prevalencia.

En la investigación de Hernández (2004), el signo de dolor muscular desciende un poco, ubicándose en el segundo signo con mas prevalencia con un 7.1%, mientras que el primer signo fue dolor al movimiento mandibular 9.7%. Hampton (2008), en su investigación, llega a la conclusión que los principales síntomas son: dolor y restricción al movimiento.

Discrepando con mis resultados, De Souza et al.(2008) y Washington (2001) en sus revisiones literarias encontraron que las principales manifestaciones clínicas fueron los ruidos articulares, esto se debió tal vez que al hacer ellos solo revisión de literatura, es poco probable que hayan tenido mayor rango de error que al evaluar a los pacientes clínicamente.

Dentro del signo de dolor a la palpación muscular, los músculos mas afectados fueron el esternocleidomastoideo superior, afectando a un 93.1% de los estudiantes que presentaban este signo, que fueron resultados similares a los arrojados por Gamboa (2004) que fue de un 60.8%, y, aunque con gran diferencia de porcentajes, también Arroyo (1999) obtuvo este músculo con mayor afección pero con solo un 7.8% de prevalencia.

Como segundo músculo prevalerte, se pudo hallar en esta investigación al músculo temporal anterior con un 72.30% del total de alumnos que presentaron este signo clínico, teniendo resultados parecidos a los de Gamboa (2004), que tuvo 50% de prevalencia, seguidos de Arroyo (1999) con 8.8%, y Rivasplata (2004) con un casi idéntico 8.8% de prevalencia de dolor a la palpación del músculo temporal anterior.

Y como tercer lugar en el orden de prevalencias de dolor muscular, mi estudio mostró una prevalencia del 57.7% del masetero profundo y un 1.6% del masetero anterior, y en total en ambos maseteros fue una prevalencia del 59.3%, lo que se aproxima al resultado de Gamboa (2004), con un 62.5% y aunque no tan próximo, también muestra un tercer lugar en los estudios de Arroyo (1999), con 11.7% y Rivasplata (2004) con 15.7%.

Aunque según nuestros resultados y los de las otras investigaciones, el músculo más afectado sea el esternocleidomastoideo, Okeson señala que: la etiología del dolor miofacial es compleja. Por desgracia, carecemos de un conocimiento completo de este trastorno doloroso miógeno. Resulta difícil, pues, ser específico respecto a todos los factores etiológicos.

En la presente investigación se hallo una prevalencia del 96.9% de trastornos temporomandibulares que fueron respuestas muy similares a las halladas por Sánchez (2006), que obtuvo un 92.95% de prevalencia de trastornos temporomandibulares y a los resultados obtenidos por Gamboa (2004) que fue 99.2%. Aunque otros investigadores no hallaron tan alta prevalencia, también encontraron una prevalencia mayor del 50 %, como fue el caso de Salazar (2003) 80%, Helkimo (1974) 88%, García (2005) 60%, Aguirre (2007) 61.86%. Pero, se encontró también algunos investigadores que encontraron una menor prevalencia de trastornos temporomandibulares, como Arroyo (1999) 46.8%, Rosenblatt (2006) 45.1%, y Gonzales (1994) 31.8%, esta baja prevalencia se explicaría tal vez por la edad de los individuos examinados, ya que la mayoría cubre un amplio rango de edades. En el presente la edad se limito para evitar tener estos rangos tan amplios de variación.

Otro de los datos que pude obtener en este trabajo de investigación fue el porcentaje de pacientes sanos, lo que en mi estudio arrojo un 3.10% de estudiantes que obtuvieron el diagnostico de sanos, este resultado obtenido es considerablemente mas bajo que los hallados por otros investigadores como, Arroyo (1999), con 53.20% y Salazar (2003), presentando un 48% de pacientes sanos.

Así como sanos, también se hallo el porcentaje de pacientes disfuncionados que fue del 96.9% de los estudiantes, teniendo como disfunción mas prevalente la disfunción leve con un 73.10%, esta al ser la mas prevalente concuerda con los trabajos de Gonzales (1994), y Hernández (2004) que también aseguran a la disfunción leve como la mas prevalente, Sánchez (2006) en su investigación le asigna un 91.10% a la disfunción leve, Cornejo (1998), un 56.3% y Salazar (2003), presenta un 65% de este grado de disfunción. Bajando en escala, trabajos como los de Montoya (1999), un 25.3%. Estas variaciones se deberán también a los diferentes grupos etáreos que cada vez se va haciendo más y más numerosos, y cada vez con menos restricciones lo que no nos permite un resulto mas exacto y mas individualizado.

En cuanto a disfunción moderada, mi investigación demostró un 17.70% de disfunción moderada, teniendo con ello resultados casi idénticos a los de Cornejo (1998), con un 20% y Montoya (1999), con 16.7%, además, Salazar (2003), obtuvo un resultado mas bajo aun en su investigación, de tan solo 12% de disfunción moderada. Todos los investigadores mencionados en este acápite, aunque no con los mismos porcentajes, muestran siempre esta clasificación de la disfunción en segundo lugar.

Como ultima clasificación en cuanto a los diagnósticos obtenidos mediante el índice de Helkimo, mi investigación demostró un 4.60% en disfunción severa grado I, 1.50% disfunción severa grado II y 0% disfunción severa grado III, en conclusión, 6.1% en lo que respecta a disfunciones severas, mayor al de Salazar (2003), que fue 3% para disfunciones severas, pero claro esta, que existen otras investigaciones con mayor prevalencia como la de Montoya (1999), que manifiesta un 11.3% de disfunciones severas. En este punto también cabe resaltar que aun sea esta última, una variación significativa, igual muestra un tercer lugar, en prevalencia de disfunciones.

Este estudio se preocupó de comparar, además, los resultados entre ambos sexos, es decir, de hacer una comparación de prevalencia de signos clínicos, en este caso en particular se realizó dicha comparación mediante la t de student, la cual arrojo como resultados que la prevalencia de signos clínicos de trastornos temporomandibulares era mayor en el sexo femenino, comprobando así mi hipótesis y a la vez viendo que estos resultados muestran concordancia con diversos resultados como: los de Aguirre (2007); De Souza et al (2008), Hernández (2004), Rosenblatt (2006) .Sánchez (2006), que, también encontraron que el sexo femenino fue el mas prevalente en signos clínicos de los trastornos temporomandibulares.

También para hacer una distinción mas clara, y poder ahondar un poco mas en cuanto a las diferencias de sexo, se mencionara, el porcentaje obtenido correspondiente a los estudiantes diagnosticados como disfuncionados en mi investigación, y se encontró un porcentaje de 91.6% de estudiantes disfuncionados en lo correspondiente al sexo masculino y un porcentaje del 100 % de disfuncionados en el sexo femenino, mostrando superioridad también, aunque no con tan marcada diferencia, encontramos los estudios realizados por Arroyo (1999), el cual mostró que el sexo femenino en su estudio arrojo un 55% de disfuncionados y el sexo masculino solo un 36.6% de disfuncionados. Las diferencias en cuanto a los porcentajes encontrados, continúan siendo marcadas, pero esto se debe como repito a las diferentes edades usadas para cada investigación.

Entre mis hallazgos de investigación considere un punto muy importante que es la presencia de ruidos articulares, y encontré una prevalencia del 78.5%, encontrando solo dos investigaciones que tienen resultados no tan distantes a los míos, como es el caso de Hernández (2004), que encontró un 63.1% y Montoya (1999), que encontró un 53.3% de prevalencia de ruidos articulares. Sin embargo, también encontré diferencias significativas al comparar mis resultados con los de Aguirre (2007), que obtuvo 33.33%, Arroyo (1999), con un 19.5%, Rosenblatt et al (2006) con un poco mas elevado porcentaje de 23.5% y Rivasplata (2004), con un 16.7% de prevalencia en presencia de ruidos articulares. Esta diferencia marcada puede deberse a diversos factores, como que por ejemplo, el presente estudio, solo se uso estetoscopio y no un aparato más especializado como lo seria un kinesiografo, por lo que se vio un poco limitado el presente estudio.

1) El signo clínico más prevalente de los trastornos temporomandibulares en ambos sexos, del total de 130 alumnos examinados del IX ciclo, se demostró que perteneció al signo de dolor muscular a la palpación con un 45.75%.

2) La frecuencia de los signos clínicos de los trastornos temporomandibulares por sexo masculino, fueron la siguiente;

-Signo clínico de movilidad mandibular: 48 alumnos (100%) ausencia de síntomas.

-Signo clínico de función del ATM: 17 alumnos (37.40%) síntomas leves.

-Signo clínico de dolor muscular a la palpación: 35 alumnos (72.90%) síntomas leves.

-Signo clínico de dolor del ATM: 48 alumnos (100%) ausencia de síntomas.

-Signo clínico de dolor al movimiento: 48 alumnos (100%) ausencia de síntomas.

3) La frecuencia de los signos clínicos de los trastornos temporomandibulares por sexo femenino, fueron la siguiente;

-Signo clínico de movilidad mandibular: 76 alumnos (92.70%) síntomas leves.

-Signo clínico de función del ATM: 64 alumnos (78%) síntomas leves.

-Signo clínico de dolor muscular a la palpación: 72 alumnos (87.80%) síntomas leves.

-Signo clínico de dolor del ATM: 27 alumnos (32.90%) síntomas leves.

-Signo clínico de dolor al movimiento: 24 alumnos (29.30%) síntomas leves.

4) Los signos clínicos más prevalentes en ambos sexos, fueron: En el sexo masculino el dolor muscular a la palpación con 38.55% y en el sexo femenino coincidió ser el mismo signo, dolor muscular a la palpación, pero con un 50%.

5) Se concluyó que la  severidad de los trastornos temporomandibulares, según el índice clínico de Helkimo, fueron: 4 alumnos (3.10%) sanos, y 126 alumnos (96.9%) disfuncionados, con las siguientes subdivisiones:

-95 alumnos (73.10%) fueron diagnosticados con disfunción leve,

-23 alumnos (17.70%) con disfunción moderada,

-6 alumnos (4.60%) con disfunción severa grado I,

-2 alumnos (1.50%) con disfunción severa grado II, y finalmente

-0 alumnos (0%) fueron diagnosticados con disfunción severa grado III.

A partir de los resultados de la presente investigación se formula las siguientes recomendaciones:

1.- Basándonos en la alta prevalencia obtenida en este estudio, se recomienda que a nivel de centros hospitalarios públicos y privados se considere a los TTM como trastorno de alta prevalencia tal igual como la caries, enfermedad periodontal y maloclusiones y se brinde servicios masivos de prevención, dándole mayor importancia al diagnostico de TTM para poder dar tratamiento oportuno y con enfoque multidisciplinario (odontológico, psicológico y fisioterapéutico)

2.- Dado que el tipo de TTM leve fue el más frecuente en ambos sexos; se recomienda que a nivel de los servicios de salud publica y privado se implementen programas terapéuticos y preventivos a fin de prevenir y evitar que esta disfunción derive en una TTM severa.

3.- Habiéndose encontrado como primer signo clínico con más prevalencia, el signo clínico de dolor muscular a la palpación, se recomienda dar mayor importancia a este síntoma y evaluar sus características en el examen clínico rutinario.

4.- Se sugiere que los signos de TTM más prevalentes hallados en este estudio sean considerados como referenciales y propios de nuestra naturaleza y realidad local.

4.- Se recomienda que en las Facultades o Escuela de Estomatología y Odontoestomatología implementen o mejoren los sistemas educativos que garanticen una adecuada y eficiente preparación para diagnosticar y prevenir la TTM, así mismo para tratar casos de baja y mediana complejidad.

5.- Realizar estudios radiográficos para tener datos adicionales y compararlos con los datos clínicos, sobretodo se recomienda el uso de imágenes de Resonancia magnética, puesto que este exámen complementario es de mucha utilidad en el diagnóstico de estas patologías en la actualidad.

6.- Se recomienda efectuar estudios que consideren a los diversos factores etiológicos para posteriormente evaluar los grupos de riesgo, con la finalidad de desarrollar una base de conocimientos sobre causas, epidemiología y diagnostico de TTM.

7.- Se recomienda que a partir de la presente investigación se tome en cuenta la ansiedad como variable adicional, pues se considera que esta se presenta en los alumnos al desarrollar sus actividades en la clínica.

8.- Finalmente se recomienda, partiendo del presente trabajo de investigación, realizar otros estudios analíticos y longitudinales referidos a TTM, para ampliar y profundizar el tema respecto a factores predisponentes, condicionantes, desencadenantes y perpetuantes del TTM.

9.- Del mismo modo, se recomienda, investigar las alteraciones, encontradas en el presente trabajo de investigación, pero aplicado a otras poblaciones de diferentes realidades socioculturales.

Adair SM, Hecht C (1993) Pediatr Dent 15: 323-326, : Association of generalizad joint hypermobility with history, signs, and symptoms of temporomandibular joint dysfunction in children.

Aguirre Aguilar, Agusto Alberto(2007), Asociación entre signos y síntomas de DTM y Posición mandibular empleando el indice de Helkimo en escolares entre 15-17 años del distrito de Moche, 2005, UPCH.

Alarcón M y Paredes D.A(2002) ) I Reunion anual de la asociación de investigación odontologica del Peru. ALOP, Octubre 25 y 26, 2002, 1.Edicion.Lima-Peru.Evidencias de asociación entre los factores oclusales y los DTM mediante analisis de regresion logistica.

Albuquerque Caualcanti Renata et al(2005), Revista cirugía Traumatologica Buco-Maxilofacial, Camaragibe vol.5, N 3,p,9-16,julio-setiembre 2005. Indices de Helkimo e Craneomandibular para diagnostico de desordenes temporomandibulares-revisao da literatura.

Annika Isberg (2003)Disfunción de la articulación temporomandibular. Una guía práctica primera edicion editorial Artes Médicas, MadridEspaña, pp204.

Angeles Medina, Fernando y Romero Reyes, Marcela (2006), Dolor Orofacial y desordenes de la articulación temporomandibular, Primera edicion, Editorial Trillas , S.A. de CV, Mexico, pp 200.

Arenas Lovera, Dense(2001), Los traumatismos y prevalencia de anquilosis de la ATM en el instituto de Salud del Niño, USMP.

Arroyo Perez, Carlos Alberto (1999), Relacion entre signos y síntomas de desordenes temporomandibulares y disarmonias oclusales en estudiantes de odontología de la UNMSM, UNMSM.

Bates RE Jr, Stewart CM, Atkinson WB (1984) J Am Dent Assoc 109(3):446-447,: The relationship between internal derangements of the temporomandibular joint and systemic joint laxity.

Bell WE, (1990) : Temporomandibular disorders, ed 3 , Chicago:158-195, Year Book Medical Publishers

Casablanca Ibañez Washington (2001), Gaceta odontologica 2001, volumen III N.2 P 35-38. Publicación para la investigación y desarrollo en odontología. ATM y disfuncion.

Cauvi Leon Doris, Leiva Villagia Noemí(2003) Etiopatogenia y tratamiento de las fisuras labio-maxilo-palatinas. Santiago, Universidad de Chile. Facultad Odontología pp346.

Cornejo Salazar Jose Luis (1998), Sensibilidad y especificidad del test de Krogh Poulsen en el diagnostico de trastornos termporomandibulares, UNMSM

Costen JB (1934) Ann Otol Rhinol Laryngol 3: 1-4.: síndrome of ear and sinus symptoms dependent upon finctions of the temporomandibular joint.

De Palva Bertoli Fernanda Mara et al(2006),Centro de Neurologia Pediatria-CENEP, hospital de Clinicas de Curitiba, Universidade Federal do Parana, Curitiba, Brazil, Decembre 2006,Evaluacion de signos y síntomas de desordenes temporomandibulares en niños con dolores de cabeza.

De Souza Barboza Tais et al, (2008) International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology (2008)72, 299-314. Temporomandibular disorders and bruxism in chilhood and adolescence : Review of the literature.

Dos Santos, Jose (1995) Diagnostico y tratamiento de la sintomatologia craneomandibular, 1era edicion, Actualidades Medico – Odontologicas Latinoamericanas, C.A, ,Caracas, Venezuela, pp10-68, 148pg.

Fricton JR and Schiffman EL(1986), TMJ and Craniofacial Pain Clinic, Department of Oral and Maxillofacial Surgery, University of Minnesota 55455.J.Dent.Res 65(11): 1359-1364 november, 1986.Reliability of a Craneomandibular index.

Gamboa Reyes, Jimmy Richard (2004), Dolor muscular como síntoma principal en pacientres adultos que presentan trastornos temporomandibulares, UNMSM.

Garcia-Fajardo Palacios, Carlos (2003) Dolor Orofacial de origen temporomandibular, estomatologico y miofacial, 2da edicion, Editorial monterreina, Madrid, pp139

Gonzales Vega, Bani Karina (1994), Prevalencia de signos de disfuncion temporomandibular en 308 escolares entre 6 y 14 años de edad de la ciudad de Lima, UPCH.

Grajales G. Tevni (1996), Conceptos Básicos para la Investigación Social, Publicaciones Universidad de Montemorelos, Nuevo León, México.

Hampton Tracy (2008), Jama, March 12,2008-vol.299.N.10.Improvments hended in Management of temporomandibular Joint Disorders.

Helkimo, M. (1974) Studies on function and dysfunction of the masticatory system. I. An epidemiological investigation of symptoms of dysfunction in Lapps in the north of Finland, Proc Finn Dent Soc. Apr;70(2):37-49.

Helkimo, M. (1974) Studies on function and dysfunction of the masticatory system. II. Index for anamnestic and clinical dysfunction and occlusal state, Swedish Dental Journal, 67(2), 101–121.

Helkimo, M. (1974) . Studies on function and dysfunction of the masticatory system. 3. Analyses of anamnestic and clinical recordings of dysfunction with the aid of indices. Sven Tandlak Tidskr. May;67(3):165-81.

Helkimo, M. (1974) .Studies on function and dysfunction of the masticatory system. IV. Age and sex distribution of symptoms of dysfunction of the masticatory system in Lapps in the north of Finland. Acta Odontol Scand. ;32(4):255-67

Helkimo, M. (1979)Temporomandibular joint. Function and dysfunction (eds G. A. Zarb and G. E. Carlsson),Munksgaard, Copenhagen, p. 175.

Helmy E, Bays R, Sharawy M (1988) J Oral Maxillofac Surg 46(11):; 979-990,: Osteoarthrosis of the temporomandibular joint following experimental disc perforation in Macaca fascicularis,

Hernandez Huaripaucar, Edgar (2004), Maloclusiones y su relacion con la disfuncion craneomandibular en pacientes de clinica odontologica de UNSLG de Ica, UNMSM.

Hidalgo Lopez, Ivonne (1994), Relacion entre algunos sgnos de disfuncion temporomandibular y las alteraciones oclusales en 308 escolares de 6-14 años de edad, UPCH.

Holumlund AB, Gynther GW, Reinholt FP (1992) Oral Surg 73:9, : Disk derangement and inflammatory changes in the posterior disk attachment of the temporomandibular joint.

John E. de B. Norman, Paul Bramley (1993), Libro de Textos y atlas en color del ATM, Editorial Mosby Year Book, Barcelona-España, pp 262

Kai S et al (1992) , Oral Surg 74: 143-148,: Clinical symptoms of open lock position of the condyle : relationship to anteior dislocation of the temporomandibular joint.

Kronn E (1993) J Orofac Pain 7(2):209-213,1993,(Published erratum appears in J Orofacial Pain 7(3): 234) : The incidence of TMJ dysfunction in patients who have suffered a cervical whiplash injury following a traffic accident,

Limaylla Cecilio, Ruben Abdias (2007), Transtornos temporomandibular y alteraciones posturales de la columna cervical en personal asistencial de odontología del hospital Militar Central, UNMSM.

Luder HU, Bobst P, Schroeder HE (1993) J Orofac Pain 7: 263-274, : Histometric study of sinovial cavity dimensiono f human temporomandibular joints with normal and anterior disc position.

Maeda Y, Korioth T, Word W (1990) , J Dent Res 69:337, (abstract 1829) : Stress distribution on simulated mandibular condyles of various shapes

McNeill, C, (1992) Temporomandibular Disorders, Guidelines for Classification, Assesment and Management (2da edicion), Quintessence, Chicago, pags11-113

Montoya Herbias, Yuri Orlando (1999), Evaluacion clinica de los desarreglos internos del ATM en individuos de 15 a 65 años de edad, UNMSM.

Moron M,Paredes Da, Balarezo JA et al(2002),Revista estomatologica herediana 2002; 12(1-2):21-25 Relacion entre la magnitud y caracteristicas de los ruidos articulares con los movimientos funcionales mandibulares en sujetos portadores de dentaduras completas.

Ohashi E, Paredes D, Balarezo(2002), Revista estomatologica herediana 2002 diciembre-enero, vol.12, N.1/2:15-20.Analisis de los factores articulares para el diagnostico de DTM en adultos jóvenes.

Okesson, J.P (1992) Management of Temporomandibular Disorders and Occlusion (3ª.ed), Mosby Co, St. Louis.

Okeson Jeffrey P (1999); Tratamiento de oclusion y afecciones temporiomandibulares, 4ta edicion, Editorial Diorki Servicios integrales de edicion, Madrid –españa, pp638.

Ordoñez Caro, Felipe Augusto (2005), Frecuencia de signos mas comunes de DCM en escolares de 6-19 años de edad del Centro Educativo Andres A. Caceres-Los Olivos, UPCH.

Rivasplata Pecho Eduardo Fabian(2004), Signos clinicos en relacion con trastornos temporomandibulares en una población de 4 a 15 años del hospital Essalud IV Guillermo Almenara Irigoyen-Lima, UIGV.

Rodriguez L, Paredes D.A(2002) I Reunion anual de la asociación de investigación odontologica del Peru. ALOP, Octubre 25 y 26, 2002, 1.Edicion.Lima-Peru.Actividad de los musculos masticatorios relacionados con el movimiento de apertura y cierre mandibular en edentulos totales.

Rosenblatt Aronita et al(2006), Revista cirugía traumatologica, Buco-Maxilo-Facial,Camaragibe vol.6,N.3,p63-68, julio/setiembre 2006. Dolor Miofacial y ruidos articulares en adolescentes en Recife/Pe.

Rubiano C, Mauricio (2002), Placa neuro-mio relajante. Elaboración y mantenimiento paso a paso, 3ra reimpresión, Editorial Actualidades Medico-Odontologicas Latinoamericana, CA, Bogota-Colombia pp 207.

Rubio Calle, Javier Andre(2007), El buceo como factor de riesgo en la prevalencia de trastornos temporomandibulares musculares y articulaciones, UNMSM.

Saenz R et al(1999), Resumen de trabajo presentado en III Reunion de la Academia Iberoamericana de Patología y Medicina Bucal, organizada con la participación de la Facultad de Estomatología de la UPCH, Lima, Setiembre 5-8 de 1999.

Salazar Malquichagua, Marco Antonio (2003), Relacion entre ansiedad y trastorno temporomandibular en estudiantes de la Facultad de Odontología de la UNMSM.

Sanchez Vega, Rossy Evelyn (2006), Presencia de signos y síntomas según un indicador de trastornos temporomandibulares comparado con el indice de Helkimo en niños de 6-11 años de edad en el departamento de San Martin, UPCH.

Santos Gutierrez, Luis (1991), Morfología Funcional del sistema craneo-gnatico, Madrid-Complutense.

Sereni Manfredi Ana Paula et al(2006), Braz J.Oral Sci, July-September 2006-vol.5 N. 18.Environmental Stress and temporomandibular disordr (TMD) among members of a public university in Brazil.

Stiesch-Scholz Meike et al (2002) Clinical Oral Investigations (2002)6:119-123.N.2, junio.Early begin of splint therapy improves treatment out come in patients with temporomandibular joint disk displacement without reduction.

Tanaka Eiji et al (2008), Journal Oral Maxillofac. Surg. 66:462-468,2008. Modeling of the Effect of Friction in the temporomandibular Joint on Displacement of Its Disc During Prolonged Clenching.

Tsolka P, Walter JD, Wilson RF, Preiskel HW (1995) J Oral Rehabil 22:849-956, : Occlusal variables, bruxism and temporomandibular disorder: a clinical and kinesiographic assessment.

Tuesta Orlando et al (2000), Revista estomatologica herediana vol.9 n.1-2 diciembre-enero 1999-2000.Disfuncion de ATM: Ortodoncia como alternativa de tratamiento.

Turf Jens C(2002) Clinical Oral Investigations (2002)6:67-68, Orafacial pain-dentistry´s challehge and chance.

Wanmmann, A (1995) , J Orofacial Pain, 9:235, " The relationship between muscle tenderness and craniomandibular disorders: A study of 35 years old from the general population"

Witter Dj et al (2007), Journal of dentistry 35(2007)521-527 Signs and symptoms related to temporomandibular disorders-Follow-up of subjects with shortened and complete dental arches.

http://healthcare.utah.edu/healthinfo/spanish/oralhealth/tmd.htm,

http://www.otorrinoweb.com/_izquie/glosario/e/esternocleidomastoideo.htm

ÍNDICE DE HELKIMO Ficha: ______

DIAGNÓSTICO DE LOS TRANSTORNOS TEMPOROMANDIBULARES

Nombre: ___________________________________________________

Edad: ___________________________________________________

Ocupación: _________________________________________________

Turno de clínica: _____________________________________________

Procedencia: ________________________________________________

Sexo: ______________________________________________________

Fecha: _____________________________________________________

SINTOMATOLOGÍA

1) ¿Tiene la sensación de rigidez y/o cansancio de la mandíbula? Si__ No __

¿En que momento? ____________________________________________

2) ¿Siente que no puede abrir la boca a veces? Si __ No __

  • 3) ¿Ha percibido usted sonidos o crujidos en los ATM? Si __ No __

  • 4) ¿Alguna vez se le ha trabado o luxado la mandíbula? Si __ No __

  • 5) ¿Presenta dolor al movimiento mandibular? Si __ No __

  • 6) Mencione si sufre dolor o molestia en:

NUNCA

A VECES

FRECUENTEMENTE

CABEZA

CARA

CUELLO

NUCA

HOMBROS

EXAMEN CLINICO

  • I) Movilidad mandibular:

-Apertura máxima _____ mm

-Lateralidad derecha _____ mm

-Lateralidad izquierda _____ mm

-Protusion máxima ______mm

  • II) Función del ATM:

  • a) Trayectoria mandibular:

APERTURA

CIERRE

NORMAL

DESVIADA

  • b) Ruidos articulares: SI_____ NO______

SI

NO

DERECHA

IZQUIERDA

  • c) Traba ______ Luxación _____

  • III) Dolor muscular a la palpación:

SI _____ NO _____

DERECHA

IZQUIERDA

TEMPORAL: Anterior

Medio

Profundo

MASETERO: Profundo

Anterior

Inferior

PT. INTERNO

PT. EXTERNO: Superior

Inferior

ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO

Superior

Medio

Inferior

  • IV) Dolor del ATM: SI_____ NO _____

DERECHA

IZQUIERDA

PALPACION AURICULAR LATERAL

PALPACION AURICULAR POSTERIOR

  • V) Dolor al movimiento:

SI

NO

APERTURA

CIERRE

PROTUSIVA

LATERALIDAD

PUNTAJE TOTAL:

DIAGNOSTICO DE DISFUNCION:

SANO

DISFUNCION LEVE

DISFUNCION MODERADA

DISFUNCION SEVERA I

DISFUNCION SEVERA II

DISFUNCION SEVERA III

INTERPRETACIÓN DEL INDICE DE HELKIMO

El diagnostico de disfunción craneomandibular se obtiene luego de evaluar 5 síntomas, cada uno de acuerdo a 3 grados de severidad

0= Ausencia de síntomas

1= Síntomas leves

5= Síntomas severos

I) MOVIMIENTO MANDIBULAR:

-Apertura máxima:

>40mm =0

30-39mm =1

<30mm =5

-Lateralidad derecha máxima:

>7mm =0

4-6mm =1

0-3mm =5

-Lateralidad izquierda máxima:

>7mm =0

4-6mm =1

0-3mm =5

-Protusion máxima:

>7mm =0

4-6mm =1

0-3mm =5

Sumar todos los puntajes:

0 = movilidad normal (anote 0)

1-4 = moderado deterioro (anote 1)

5-20 = severo deterioro (anote 5)

II) FUNCION DE ATM:

-Apertura y cierre con desviación de 2 mm y sin ruidos en ATM = 0

-Ruidos articulares o desviación >de 2 mm en apertura y cierre = 1

-Traba y luxación = 5

III) ESTADO MUSCULAR:

-Sin sensibilidad a la palpación = 0

-Sensibilidad a la palpación hasta en 3 áreas (sombreadas) = 1

-Sensibilidad en mas de 3 áreas = 5

IV) ESTADO DE LA ATM

-Sin sensibilidad a la palpacion = 0

-Sensibilidad a la palpación auricular lateral (uni o bilateral) = 1

-Sensibilidad a la palpación auricular posterior (uni o bilateral) = 5

V) DOLOR AL MOVIMIENTO MANDIBULAR

-Movimiento mandibular sin dolor = 0

-Dolor referido a un solo movimiento = 1

-Dolor en 2 o mas movimientos = 5

VALORACION DIAGNOSTICA

0 = Paciente con disfunción normal

1-4 = Paciente con disfunción leve

5-9 = Paciente con disfunción moderada

10-14 = Paciente con disfunción severa grado I

15-19 = Paciente con disyunción severa grado II

20-25 = Paciente con disyunción severa grado III

HOJA DE AUTORIZACIÓN

Yo ___________________________________con DNI __________________ estudiante de odontología del IX ciclo de la facultad de Estomatología de la UIGV, contando con el buen uso de mis facultades físicas y mentales, y con conocimiento de la metodología y técnicas a emplearse este estudio y comprendiendo que el mismo no afecta mi salud física y/o mental: autorizo a que se me realicen los trabajos necesarios como parte de la presente investigación.

Lima, _______________julio de 2008.

_____________________

FIRMA

CUESTIONARIO DE CRITERIOS DE EXCLUSIÓN

Responda si o no a las siguientes a las siguientes interrogantes: SI NO

-¿Es usted alumno del IX ciclo? ____ ____

-¿Tiene usted alguna enfermedad sistémica aguda o crónica? _____ ___

-¿Alguna vez a sido diagnosticado usted con alguna enfermedad

sistémica: artritis reumatoidea, osteoartritis, lupus eritematoso,

cáncer, fibromialgia, tendinitis temporal, infecciones orofaringeas,

obstrucción de las vías aéreas superiores, síndrome de Ernest, NICO

(Neuralgia induced cavitational osteonecrosis)? ____ ____

-¿Tiene usted: pericoronitis de tercera molar, otitis, sinusitis,

migrañas, neuralgia del trigémino, síndrome de Tagle? ____ ____

-¿Ha sufrido usted perdida de alguna pieza dentaria por cualquier

motivo? ____ ____

-¿Tiene usted problemas de alineación dentaria en los dientes de

adelante? ____ ____

-¿Ha tenido o tiene tratamiento ortodontico, o kinesiologico? ____ ____

-¿Ha tenido usted alguna vez algún tipo de traumatismos

craneocervicales (trauma en músculos de la masticación o del

cuello por accidente o por tratamiento odontológico previo)? ____ ____

-¿Tiene usted algún tipo de alteración físicas o mentales? ____ ____

CUALQUIER RESPUESTA AFIRMATIVA ELIMINA AUTOMATICAMENTE AL ALUMNO DEL ESTUDIO.

TABLA DE COMPARACIÓN DE LA T DE STUDENT

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

 

 

Autor:

Carlos Eyzaguirre

Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.