Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Inca Garcilaso de la Vega, príncipe de los escritores del Nuevo Mundo


Partes: 1, 2

  1. Mestizaje e identidad 
  2. La gesta de Túpac Amaru la embrionó el Inca Garcilaso de la Vega
  3. El Inca Garcilaso de la Vega, iniciador de un campo promisorio
  4. Pedro Serrano
  5. Fuente


Significado del Inca Garcilaso de la Vega
(Se incluye el relato Pedro Serrano al final de este texto)

1. Mestizaje e identidad 

El Inca Garcilaso de la Vega nació el 12 de abril de 1539 en el Cuzco, Perú, y murió el 23 de abril de 1616 en Córdova, España. En vida fue admirado unánimemente y se dijo de él: "Príncipe de los escritores del nuevo mundo". Y después: "El americano más insigne de la colonia". Alternó con Luis de Góngora y con don Miguel de Cervantes.

El significado actual de su vida y su obra es inmenso –no solo porque hace viva la grandeza del Tahuantinsuyo– sino porque es reclamo de una humanidad al borde del colapso y que se debate en una encrucijada hacer que los principios que en él se pusieran en uso vuelvan a tener vigencia, en aspectos como la fraternidad, la solidaridad, el cuidado del medio ambiente, la sana cultura alimentaria, la previsión social, el cuidado y respeto del bien común.

Y es que, con la irrupción española, consecuencia del proceso de conquista, se destruyó un orden admirable que Garcilaso revive, no exento de tristeza al decir: "Trocose el reinar en vasallaje". Con él, además, se da inicio a una nueva etapa en el proceso de la identidad en nuestro continente, considerándose en este proceso al Inca Garcilaso de la Vega como el primer mestizo espiritual de América.

Garcilaso nos plantea el problema vasto y hondo de la identidad; y del mestizaje, tan visible y conturbado. Y otro más, tan palmario hasta el punto del desgarramiento ahora, cual es el del migrante, quien se aleja de su tierra para vivir en otra y la nostalgia que lo oprime.

Su obra es clave para tener presente y obrar sobre aquella realidad con valores que sólo el Perú alcanzó a realizar en el mundo: el de una sociedad solidaria y fraterna. Tan es así que en el testamento subrepticio de uno de los soldados de la conquista del Perú encontramos este apunte que debe ser un ideario de lo que hay que restituir, así como preceptos para una autoridad o un gobernante del presente, cuando aquel soldado al hacer una reflexión sobre la cultura y la sociedad que ellos lamentablemente destruyeron, anota:

"los incas gobernaron a sus pueblos de tal manera que no había ni un ladrón, ni un hombre vicioso, ni una mujer adúltera o de mala vida".

También, jamás los ejércitos del inca hicieron pillaje, incendiaron aldeas, violaron mujeres, remataron heridos, impusieron cupos a las poblaciones vencidas. Jamás hubo el "repaso" con los hombres caídos en batalla y las mujeres que los socorrían, que ni siquiera eran militares sino civiles.

Los ejércitos del inca persuadían, enviaban ofrendas de paz y cuando era inevitable la utilización de la fuerza estaban atentos a cualquier gesto de dar paso al entendimiento. Y en vez de arrasar, quemar, hacer esclavos, enaltecían a los jefes, rendían pleitesía a los dioses del lugar, celebraban fiestas en honor de los pueblos anexados al imperio y trazaban un plan de obras públicas para dotar de agua, caminos, edificios y templos a las poblaciones que encontraban a su paso.

"Es tan afortunado por naturaleza este nuevo mundo que no tiene cosa mala, porque su cielo es benévolo, su aire apacible, su agua saludable y su tierra fértil... La tierra del Perú es la más rica y feliz que conoce el mundo".

En la Capilla de las Ánimas en la Catedral de Córdoba donde descansan los restos del Inca Garcilaso de la Vega, yace grabada esta lápida:

El Inca Garcilaso de la Vega, varón insigne, digno de perpetua memoria. Ilustre en sangre. Perito en letras. Valiente en armas. Hijo de Garcilaso de la Vega. De las Casas de los duques de Feria e Infantado y de Elisabeth Palla, hermana de Huayna Capac, último emperador de las Indias. Comentó La Florida. Tradujo a León Hebreo y compuso los Comentarios reales. Vivió en Córdoba con mucha religión. Murió ejemplar: dotó esta capilla. Enterróse en ella. Vinculó sus bienes al sufragio de las ánimas del purgatorio. Son patronos perpetuos los señores Deán y Cabildo de esta santa iglesia. Falleció a 23 de abril de MDCXVI.

En Capulí, Vallejo y su Tierra buscamos concretar la utopía andina que Garcilaso rememora, cual es que toda nuestra ilusión y esperanza, sueños y anhelos lo instalemos aquí. Que modelemos una escultura aquí, que una obra literaria la insertemos aquí, que un modelo social lo concibamos aquí, no importando sino haciendo que las cosas surjan auténticamente, por lo cual propugnamos los principios incaicos de amar la verdad, amar la honradez y amar el trabajo.

 


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.