Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La impotencia sexual tratada con terapia nutricional


Partes: 1, 2

La mayoría de la gente sabe que la impotencia sexual se refiere a una incapacidad del hombre para alcanzar o sostener una erección. Pero desde el punto de vista médico, hay un término que describe más claramente esta situación anormal, se le conoce como disfunción eréctil. Es muy importante no confundir este problema con otros, tales como eyaculación prematura, pérdida de la líbido, etc.

Se cree que aproximadamente unos 8 millones de varones sufren de esta disfunción. Muchos investigadores consideran que en la actualidad, esta disfunción erectil afecta alrededor del 25 % de todos los hombres mayores de 50 años.

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, el envejecimiento no es una causa de impotencia. A pesar de esto, la disfunción eréctil aumenta su frecuencia con la edad. Muchos hombres son capaces de retener su virilidad sexual bien hasta los 80 años.

Este padecimiento puede deberse a factores psicológicos u orgánicos. Diferentes estudios han demostrado que la mayoría de los casos se deben a causas orgánicas, es decir que hay una razón en la fisiología que está fallando. Por otro lado, se ha visto que en los hombres mayores de 50 años, las causas orgánicas son las responsables de más del 90 % de todos los casos de esta disfunción masculina.

Hablando estrictamente, podemos decir que el 85 % de los casos se deben a causas orgánicas, el 10 % son de origen psicológico y el otro 5 % son de origen desconocido.

De las causas orgánicas, la más frecuente es la ateroesclerosis de la arteria penil en los hombres mayores de 50 años. La ateroesclerosis es el endurecimiento de las paredes de las arterias.

Existe una gran cantidad de medicamentos que pueden interferir con nuestra función sexual. Por lo que es recomendable que si una persona sufre de disfunción eréctil y está tomando alguno o varios medicamentos, le pregunte a su médico si ellos son los responsables de su problema. En caso de que así lo fuera, uno puede colaborar con su médico para tratar de disminuir la dosis y en otros casos, inclusive dejar de tomar el medicamento. En casi todos los padecimientos, los pacientes pueden ayudarse por medio de medidas naturales que son seguras y efectivas.

Hay evidencia de que los medicamentos más comunes que pueden causar disfunción eréctil, son aquellos fármacos diseñados para bajar la presión sanguínea (a estos medicamentos se les conoce como antihipertensivos). Entre estos medicamentos, se encuentran los antagonistas del calcio, los beta bloqueadores, los diuréticos y los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA). Dentro de los ansiolíticos están el oxazepam y otros. Entre los relajantes musculares, está la orfenadrina. Entre los antidepresivos, se encuentran la amitriptilina, la imipramina y otros. Entre los tranquilizantes, están la promazina, el haloperidol y otros.

El uso del tabaco y el consumo de alcohol a largo plazo, no sólo contribuyen a la aparición de la ateroesclerosis, sino también a la generación de la disfunción eréctil. Se sabe que el alcohol puede producir episodios agudos de impotencia. Por otra parte, se ha visto que 2 cigarros son suficientes para inhibir la erección penil producida por la inyección de una dosis baja de papaverina. En una investigación reciente se descubrió que el 93 % de los hombres impotentes valorados, fueron o han sido fumadores empedernidos.

Con relación a los problemas hormonales (endócrinos), podemos decir que existen muchos que pueden ser la causa de una disfunción eréctil. El más común de ellos es la diabetes. Se sabe que los diabéticos tienen un riesgo mayor de daño en los nervios así como de ateroesclerosis, los cuales pueden producir impotencia. Entre otros problemas hormonales, se sabe que los niveles altos de prolactina pueden causar impotencia. El hipotiroidismo puede causar impotencia porque las hormonas de la glándula tiroidea regulan el metabolismo en todo nuestro cuerpo. Por lo cual, una deficiencia afectará virtualmente todas las funciones del organismo.

Por otro lado, tenemos los traumatismos y enfermedades de los órganos sexuales masculinos. Entre las enfermedades más comunes que causan disfunción eréctil, se encuentran las enfermedades del pene, como la enfermedad de Peyronie y las enfermedades de la próstata. En el caso de la enfermedad de Peyronie, hemos visto que es el útil el uso de la Centella asiática y de algunas enzimas, particularmente la bromelina.

Si se produce una interrupción en la conexión nerviosa del área del pene, entonces se causará impotencia sexual. Los nervios se pueden dañar por lesiones o por cirugías. Las cirugías comunes que podrían producir impotencia son: extirpación de la vejiga, cirugía rectal por cáncer y la extirpación de la próstata. Algunas enfermedades del sistema nervioso también pueden producir dificultades con la erección. Tal es el caso de la esclerosis múltiple.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Neonatología

    Examen físico inmediato. Examen físico posterior. El recién nacido normal. Características físicas del recien nacido. Al...

  • Desorden alimenticio

    ¿Qué es un desorden alimenticio?. Índice de masa corporal. Causas de la obesidad. Tratamiento de la obesidad....

  • Probioticos y salud

    Breve reseña histórica de los probióticos. El Sistema Inmune. Efectos beneficiosos de las leches fermentadas....

Ver mas trabajos de Nutricion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda