Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Características y problemas específicos de la sociología como ciencia

Enviado por Juan Martín Ribas

Partes: 1, 2

Los problemas de la sociología como ciencia surgen en su definición como tal. Uno de los problemas fundamentales que ha tenido al sociología es no haber podido lograr "el monopolio de la producción de verdad" (Bourdieu, 2003: 151) para el objeto que estudia. Pareciera que la sociología aun no pudo abandonar esa necesidad de presentarse como una ciencia autónoma y específica, que la acompaña desde los textos de Durkheim en su nacimiento. Durante el desarrollo del parcial me propongo presentar las características particulares que presenta la sociología para los autores estudiados, haciendo hincapié en la segunda parte del programa.

Para comenzar veremos la posición hacia la sociología del Circulo de Viena a través de su sociólogo, Otto Neurath. Como representante del neopositivismo y del pensamiento tradicional en las ciencias, es interesante ver cómo rescata a la sociología de entre la metafísica para colocarla como una ciencia, factible de ser expresada en términos fisicalistas. Desecha completamente la distinción entre ciencias del espíritu y ciencias de la naturaleza por metafísica. El modelo que Neurath propone para eliminar todo rastro de metafísica de la sociología y convertirla en parte de su Ciencia Unificada es el del conductismo social. En tanto tal la sociología hablará a partir de hechos mensurables, interesándose por las "relaciones de estímulo que tienen lugar entre individuos específicos" (Neurath, 1965: 306) y llegando a correlaciones propias. El modelo que propones es el de las tesis marxistas que hablan en términos de estructura-superestructura, oponiéndose por completo al modelo weberiano de comprensión.

Luego Kart Popper vendría a romper con esta avasallante confianza en la lógica de Russell  y en la lectura particular del primer Wittgenstein al acabar con el inductivismo. Desde una postura filosófica similar denuncia la falencia lógica del inductivismo y postula que es posible afirmar una sociología falsacionista: es la encargada de describir el entorno social que se presupone en toda explicación psicológica. Debe establecer relaciones causales y seguir el método de la "lógica de situación": un método "objetivamente comprensivo" (Popper, 1978: 25) independiente de todas las ideas subjetivas que analiza las conductas de los hombres en función de su situación; las conductas serían, así, objetivamente adecuadas a la situación. Estas lógicas de situación son racional y empíricamente criticables y, de esta forma, aseguran su mejoramiento.

Dentro de lo que podríamos llamar una filosofía de la ciencia convencional se ubica también el caso de Kuhn. A partir de su estudio de Las revoluciones científicas complejiza la producción de conocimiento científico al ponerlo en relación a los grupos sociales que lo producen y las condiciones externas e internas que influyen en él. Si bien en su Posdata de 1969 intenta protegerse de ser llamado relativista y muestra ciertas limitaciones en su análisis (propias quizás de su formación en las ciencias naturales: todos sus ejemplos en el libros son tomados de estas ciencias) amplió las posibilidades del desarrollo de una sociología de la ciencia. A partir de él se hace indiscutible la necesidad de un análisis social de la producción del conocimiento. Si bien las ciencias sociales constituirían en el modelo khuniano preciencias, al estar en un período preparadigmático, el análisis sociológico de las comunidades científicas pasaría a ser la clave para entender el desarrollo de la ciencia (como producción particular de ese grupo específico, siguiendo el desarrollo de Wittgenstein y los juegos de lenguaje).

En esta línea analítica se presenta Peter Winch. Para él, como nos dice Schuster en su exposición, no hay diferencia entre la filosofía y la sociología. Tomó de las Investigaciones filosóficas de Wittgenstein la noción de juego de lenguaje: "el todo formado por el lenguaje y las acciones con las que está entretejido" (Wittgenstein, 1988: 25). Las formas del lenguaje son indisociables de las prácticas; el lenguaje es la forma en la que vemos el mundo. De ahí que la sociología de Winch haga foco en comprender las reglas del lenguaje. Para evitar el psicologismo de los análisis comprensivistas, propone a la sociología comprender el lenguaje, las reglas que lo constituyen y que por lo tanto nos constituyen. La ciencia social debe reconstruir esos juegos del lenguaje: el lenguaje es una construcción social que constituye una forma de vida; comprender un juego de lenguaje es comprender una forma de vida. En este sentido la sociología se iguala a la filosofía.

Cercano a estas posturas del último Wittgenstein está el naturalismo sociológico (Martyniuk, s/f: 3) de David Bloor: propone un programa fuerte para la sociología del conocimiento. Este consiste en realizar explicaciones causales para todo tipo de creencias. "Para el sociólogo conocimiento es cualquier cosa que la gente tome como conocimiento" (Bloor, 1998, 33). La sociología del conocimiento debe ser causal (dar cuenta de las causas que dan lugar a las creencias), imparcial con respecto a la verdad y la falsedad, simétrica (debe poder explicar causalmente tanto la verdad como la falsedad) y reflexiva: debe poder ser aplicable a la sociología misma. Rechaza las objeciones planteadas por el modelo teleológico que reduce la sociología del conocimiento a una sociología del error: la postura teleológica implica una toma de posición moral, mientras que le programa fuerte, por su modelo causal, implica cierta neutralidad moral (o al menos cierto sinceramiento) que le permite superar esta objeción. A su vez supera la objeción empirista al mostrar que todo conocimiento es más cultural que experiencial; el componente teórico, que es la base del conocimiento, es un componente social. Pero fundamentalmente logra escapar al relativismo al postular que el conocimiento no depende de un punto de vista exterior, sino que está en el nexo causal de las relaciones sociales. Propone que son las ideologías sociales las que controlan y estructuran nuestras teorías del conocimiento. éstas deben ser estudiadas causalmente por la sociología, la cual es una ciencia idéntica a las demás.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda