Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Leptospirosis




  1. Introducción
  2. Justificación
  3. Desarrollo
  4. Microbiología
  5. Epidemiología
  6. Reservorios
  7. Transmisión y grupos de riesgo
  8. Patogenia
  9. Manifestaciones clínicas
  10. Diagnóstico
  11. Tratamiento
  12. Profilaxis
  13. Conclusiones
  14. Bibliografía

Introducción

La Leptospirosis es una enfermedad febril causada por la bacteria espiroqueta del genero leptospira especies interrogans. En los últimos humanos se presenta como una enfermedad aguda generalizada cuya característica principal es una vasculitis extensa. Los hallazgos Histopatológicos afectan principalmente el hígado los riñones y el sistema nervioso central.

La Leptospirosis es una zoonosis de distribución mundial, producida por una espiroqueta de las cepas patógenas del género Leptospira, que afecta tanto a los animales silvestres y domésticos así como al hombre (Thiermann, 1984), caracterizada por: fiebre, mialgia, procesos hemorrágicos, ictericia, nefritis, hemoglobinuria, anorexia, náuseas, cefalea, etc.

Los países tropicales y subtropicales son los más afectados pues las condiciones climáticas como: precipitación, temperatura, humedad relativa así como el pH, estructura y la composición de suelo) más favorables a su presentación. La OMS. ha estimado una tasa de incidencia en humanos entre 4-100 casos por 100 000 habitantes en estos países, dando a conocer que un brote en China alcanzó una tasa de 1300 casos por 100 000 habitantes (OMS., 1998)

Es una enfermedad zoonótica de distribución mundial ,siendo reemergente en los países del cono sur ; en los países industrializados tiene un comportamiento endémico ; manifestada principalmente por una enfermedad aguda y febril que comprende sobre todo a los animales salvajes y domésticos .El hombre se contamina en forma accidental por el contacto con orina o tejidos de animales infectados y presenta cuadros clínicos variables que van desde infecciones inaparentes ,meningitis aséptica , hasta formas severas como el síndrome de weil. La penicilina sigue siendo el tratamiento de elección.

La Leptospirosis es un germen caracterizado por una extraordinaria movilidad que le asegura un alto poder invasivo es resistente al frio, sensible a la acción de los rayos solares, además de morir en un medio acido .El genero leptospira incluye dos especies: Biflexa , que es de vida libre y no patógena e interrogans , que si es patógena tanto para el hombre como para los animales. Perteneciendo a este ultimo grupo el microorganismo causante de síndrome de weil.

los grupos de mayor riesgo son los hombres jóvenes .Las personas que trabajan con ganado están expuestas a la orina de los animales , al igual que los trabajadores de arroz oles, pues los roedores infectan los campos .los cañeros igualmente constituyen otro grupo de alto riesgo, conjuntamente con los trabajadores del alcantarillado, los mineros , los plomeros , los veterinarios , los empleados de matadores los militares y en condiciones accidentales, los bañistas , los excursionistas expuestas al agua dulce y manipuladores de pescado.

El deterioro de las condiciones higiénico-sanitarias debido a la difícil situación socioeconómica unido a la tendencia y crianza de los animales en zonas urbanas y suburbanas sin cultura para estos cuidados, han constituido condiciones favorables para su desarrollo epidemiológico.

La enfermedad se presenta en brotes epidémicos en países desarrollados o en vías de su desarrollo , principalmente en épocas de lluvias e inundaciones ,remarcando su carácter estacional y cosmopolita .

La adquisición de una enfermedad zoonótica es el resultado de la combinación de factores relacionados con el huésped, el ambiente y el agente implicado.

Para que constituya un foco de Leptospirosis es necesario que además animales portadores, existen condiciones ambientales odineas para la supervivencia del agente causal en el exterior.

Entre estos factores podemos citar un alto grado de humedad ambiental, PH neutro o ligeramente alcalino, un a temperatura elevada, la composición fisicoquímica y biológica del suelo (población microbiana ) precipitaciones abundantes ,así como también terreno bajos ,receptáculos naturales o artificiales de agua dulce ,todo esto contribuye a que las regiones tropicales sean endémicas de Leptospirosis .

Justificación

La Leptospirosis es una enfermedad emergente con poca divulgación de su historia natural entre los sistemas de salud , empresarios y trabajadores .Por ser una enfermedad con una terreno adecuado para su desarrollo en nuestro país puede afectar a cualquier población que conozca su modo d transmisión y por lo tanto no tome las precauciones necesarias para controlarla.

La variedad de síntomas en cuanto a su presentación clínica puede contribuir a que no se realice un diagnostico adecuado de la enfermedad, el territorio nacional, pues, al ser un país tropical, existen las condiciones idóneas para su transmisión. La temperatura, la humedad y el Ph, unido a la infestación por roedores, presencia de animales en las ciudades, deficiente tratamiento de residuales pecuarios, aumento del personal expuesto temporal o permanentemente a actividades agrícolas, y la limitada disponibilidad de medios de protección, han influido negativamente en la prevención y control de esta zoonosis.

Durante las últimas décadas esta enfermedad ha tenido un comportamiento estacional, con picos entre los meses de junio y noviembre, con manifestaciones en forma de casos esporádicos o brotes epidémicos. Una de las actividades más importantes en su control lo constituye el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno de los casos. Sin embargo, aún hoy existen debilidades en el control de la leptospirosis humana a nivel de la comunidad.

Por lo que se propone aumentar el conocimiento para el control de brotes de esta zoonosis a nivel primario, teniendo en cuenta las condiciones climáticas venideras, en las que el régimen lluvioso pudiera influir en un alza en el número de casos de esta enfermedad.

Desarrollo

El género Leptospira (Gr. Lepto = fino y espira = espiral) pertenece a la familia Leptospiraceae y al orden Spirochaetales, las cuales se diversificaron tempranamente en la evolución de las bacterias.

Tradicionalmente han sido clasificadas tomando como base a sus determinantes antigénicos en dos especies, la mayoría de leptospiras patógenas se agruparon dentro del «complejo interrogans» (después L. interrogans sensu lato), las otras se pusieron en el «complejo biflexa» (después L. biflexa sensu lato) que agrupa a las saprofitas principalmente. 

La unidad taxonómica en Leptospira es el serovar, ambos complejos (L. interrogans y L. biflexa) han sido dividido en numerosos serovares por la prueba de aglutinación cruzada (CAAT), muchos serovares dentro de un serogrupo son representados por una sola cepa de referencia5,7. Los serovares homólogos antigénicamente han sido agrupados en serogrupos. Existe mas de 60 serovares de L. biflexa sensu lato y más de 240 serovares agrupados en 24 serogrupos dentro de L. interrogans. 

Actualmente, la clasificación del género Leptospira está basado en la homología del ADN y está dividido en 17 especies; definido en 70% de homología y 5% de divergencia en el ADN el avance en la biología molecular ha permitido también secuenciar su genoma que consiste de dos cromosomas circulares (9,10.

No obstante, esta clasificación coexiste con la clasificación serológica antigua; debido a problema en la clasificación los nuevos aislamientos de Leptospira deben caracterizarse por pruebas moleculares y serológicas (1,2,3)

Microbiología

Esta bacteria fue aislada en 1915 por Inada et al. en el Japón y la identificaron como el agente causal del síndrome de Weil (Inada et al., 1916). La Leptospira es de forma helicoidal, aeróbico obligatorio, presenta en uno o ambos extremos una curvatura en forma de gancho, tiene una gran movilidad que le viene dada por un axostilo, el cual está formado por dos filamentos axiales insertados en un disco o protuberancia al final del cuerpo citoplasmático y cuyo extremo libre está unido a la región media de la bacteria estas características se observan en microscopio electrónico. Tiene un diámetro aproximado de ~0,25&µm y una longitud variable entre 6-25&µm y puede pasar por membranas de filtración de poro 0,22&µm, ésta característica hace que la Leptospira sea observable únicamente en un microscopio de campo oscuro o de contraste de fase, y además que no se pueda colorear con anilinas (5,10)

Epidemiología

La Leptospirosis es una zoonosis de distribución mundial, con mayor incidencia en las zonas tropicales que en las regiones con climas cálidos como la costa; actualmente su transmisión ocurre con mayor frecuencia en zonas donde hay expansión poblacional, especialmente en países en vías de desarrollo. Se desconoce su real incidencia, debido a la falta de conocimiento de la enfermedad, a la gran proporción de infección subclínica que puede pasar desapercibida, y que los métodos diagnósticos no están disponibles en las áreas endémicas12,13. En estudios desarrollados en la selva del Perú (regiones de Loreto y Madre de Dios), se halló una proporción muy alta (20-30%) con evidencia serológica de Leptospirosis aguda en pacientes con síndrome febril indiferenciado .

Reservorios

Los reservorios de las Leptospiras son animales que mantienen una relación de comensales con las bacterias y no sufren o sufren muy levemente la enfermedad; transfieren las Leptospiras a sus crías en útero o el periodo neonatal, favoreciendo la cadena de transmisión. Los portadores son aquellos animales que mantienen las Leptospiras viables y con capacidad de multiplicarse en sus riñones, excretándolas intermitentemente por la orina; Los reservorios más importantes son mamíferos pequeños que pueden transmitir la infección a los animales domésticos y a los humanos. La transmisión depende de muchos factores como el clima, la densidad y el grado de contacto entre el reservorio y los hospederos accidentales. Los roedores pueden ser reservorios de diferentes serovares, pero las ratas generalmente son reservorios de serovares como lcterohaemorrhagiae y Ballum, y los ratones son reservorios para el serogrupo Ballum (4,5,)

Recientes estudios muestran que algunos mamíferos y marsupiales presentan serovares inusuales como el caso de serovar Bim en Mus musculus de Barbados16. Sin embargo, se conoce que una sola especie podría ser reservorio de serovares diferentes en áreas geográficas diferentes, como por ejemplo el pequeño mongoose (Herpestes auropunctatus), el cual mantiene el serovar Sejroe e Icterohaemorrhagiae en Hawaii7, serovar Icterohaemorrhagiae y Djatzi en Puerto Rico17, serovar Icterohaemorrhagiae en Jules en Jamaica18, serovar Icterohaemorrhagiae y Brasiliensis en Granada19, y serovar Canicola en Trinidad 20. 

Los animales domésticos también son reservorios accidentales; los cerdos albergan a los serovares Pomona, Tarassovi y Bratislava; las ovejas, Hardjo y Pomona; los perros, Canicola21; y el ganado vacuno puede albergar serovares como Grippotyphosa, Pomona y Hardjo

El serovar Hardjo causa infección en el ganado vacuno en todo el mundo, y produce brotes de mastitis y aborto; también se puede encontrar en fetos abortados y en terneros prematuros22. Además, se ha aislado en fetos sanos, descarga vaginal y en el tracto genital, urinario. 

Las Leptospiras en el agua, a temperatura ambiente, permanecen viables durante varios meses con un pH de 7,2 a 8,0 bajo las condiciones del laboratorio25; la supervivencia en agua de río es más corta pero es prolongada a bajas temperaturas24. En aguas servidas domésticas disminuye el tiempo de supervivencia a pocas horas; en tierra ácida (pH 6,2) sobreviven por siete semanas, y en lodo de tierra por lo menos tres semanas7. También se piensa que los rezagos de detergentes han reducido la sobrevivencia de la Leptospira en los desagües, pues se inhiben a concentraciones bajas de detergente. Cuando la tierra se contamina con la orina de ratas infectadas la Leptospira sobrevive durante aproximadamente dos semanas.(5-6)

Transmisión y grupos de riesgo

La infección humana es el resultado de la exposición a la orina infectada de mamíferos portadores, ya sea directamente o vía la contaminación de tierra o agua. Las puertas usuales de entrada de la Leptospira son las abrasiones, cortes en la piel y por vía conjuntivar; la infección también puede darse después de la inmersión prolongada en el agua. La transmisión en el agua se ha documentado en muchos brotes de Leptospirosis , Se ha reportado también que por la inhalación de agua o por aerosoles y el ingreso hacia las vías respiratorias se puede producir la infección. Raramente la infección puede darse por mordeduras de animales29. La transmisión directa entre los humanos ocasionalmente se ha demostrado porque el pH bajo de la orina limita la sobrevivencia de la Leptospira después de la excreción. También se ha reportado la transmisión por relaciones sexuales

Las infecciones humanas pueden adquirirse a través actividades profesionales, recreativas, o exposiciones involuntarias. La ocupación es un factor de riesgo importante para los humanos. El contacto directo con las orina de los animales infectados puede causar infecciones en granjeros, veterinarios, matariferos, trabajadores que realizan el control de roedores, y otras ocupaciones en el que se tiene acercamiento con animales. El contacto indirecto es importante para los obreros de desagüe, mineros, militares, los limpiadores de tanque sépticos, criadores de peces, guardabosques, obreros de canales12, agricultores que se dedican al cultivo de arroz, plátanos, caña de azúcar y otros. 

Los pescadores son otro grupo de riesgo para contraer leptospirosis. Los ganaderos son un grupo ocupacional de riesgo importante a lo largo del mundo, principalmente asociado a la enfermedad del ganado(mastitis), la presencia del serovar Hardjo y el ordeñamiento. 

Se han reportado varios brotes de leptospirosis asociadas a fuentes de agua, aumentando el riesgo en casos de inundación. (4)

Los casos de leptospirosis en las regiones tropicales son debido a exposiciones accidentales adquiridas durante actividades de la vida diaria. Muchas infecciones se han atribuido al caminar descalzo en suelos húmedos o cultivando un huerto o jardín con las manos desnudas. 

Los perros son una fuente importante para la infección humana en muchos países tropicales y puede ser una fuente importante .

Para entender mejor la transmisión de la leptospirosis, Faine , propone tres modelos epidemiológicos; el primero ocurre en climas templados donde son pocos los serovares que están involucrados en la infección humana y generalmente es por contacto directo con ganado y cerdos. El control se realiza por inmunización de animales o humanos. 

El segundo ocurre en áreas tropicales donde hay muchos serovares que infectan a humanos y animales, además hay un gran número de reservorios como los roedores, animales de granja y perros. La exposición humana no está limitada a la ocupación sino a la contaminación medioambiental, en especial durante la época de lluvias. El control se realiza en roedores, mejorando el saneamiento en estas áreas y higiene profesional para prevenir los casos de leptospirosis humana. Posiblemente son áreas donde ocurran los grandes brotes después de diluvios, huracanes u otros desastres. El tercer modelo se da cuando la infección en los roedores es llevada al ambiente urbano. Es un caso importante cuando la infraestructura urbana se rompe debido a la guerra o por catástrofes naturales. Este tipo de infección es rara en países desarrollados, pero se observó un brote de leptospirosis urbano en Baltimore47 luego de una inundación; también ocurren en barrios pobres de los países en desarrollo(2,3,4,5)

Monografias.com

Patogenia

El periodo de incubación es de 7 a 26 días, con un promedio de 12 días. El microorganismo penetra a través de la piel reblandecida por el agua, por excoriaciones o por mucosas y alcanza rápidamente el torrente sanguíneo, diseminándose a todos los órganos, incluyendo líquido cefalorraquídeo (LCR) y humor acuoso; su movimiento en tirabuzón y la producción de hialuranidasa, pueden explicar la penetración a estos sitios. 

En la primera semana, la Leptospira se puede encontrar en sangre y LCR, sin ocasionar síntomas neurológicos. Los órganos más frecuentemente afectados incluyen al hígado, riñón, cerebro y músculos. Dentro de las complicaciones está la disfunción hepática que se manifiesta por la disminución de la excreción de la bilirrubina como alteración más frecuente, disminución de los niveles de albúmina sérica, incremento de los niveles de inmunoglobulinas y disminución en la producción de los factores dependientes de la vitamina K.La insuficiencia renal aguda por necrosis tubular aguda, es causada por efecto directo de la Leptospira sobre el tejido renal, la hipoxia o el depósito de complejos antígeno-anticuerpo-complemento en los glomérulos. La afección vascular, se debe a vasculitis grave con daño endotelial, produciendo lesión en los capilares. En los músculos, las alteraciones varían desde inclusiones vacuolares en las miofibrillas e infiltrado discreto de polimorfonucleares en el tejido muscular, acompañado de elevación importante de la enzima creatinfosfoquinasa (CPK)5,51.

Después de la primera semana, aparecen los anticuerpos en sangre y coinciden con el desarrollo de meningitis, no encontrándose Leptospira en el LCR, lo cual sugiere daño inmunológico. La Leptospira puede persistir por semanas en el humor acuoso y ocasionalmente causa uveítis crónica o recurrente. Los elevados niveles de factor de necrosis tumoral alfa (FNTá) encontrados en pacientes con leptospirosis mortal, contrasta con el buen pronóstico de los niveles normales de esta citoquina, sugiriendo el papel del FNTá en el pronóstico de la enfermedad.

Manifestaciones clínicas

La expresión clínica de la infección por Leptospira varía ampliamente en el ser humano, con oscilaciones que van desde procesos totalmente asintomático, que son los más frecuentes, pasando por las formas de evolución generalmente benignas, hasta el desarrollo de cuadros graves ictero-hemorrágicos con colapso vascular y serio compromiso de funcionamiento hepático-renal, que pude ser de evolución fatal (enfermedad de Weil). De las formas clínicas sintomáticas de la enfermedad, el 80-90% evoluciona en una forma anictérica benigna y 10-20% como leptospirosis grave con ictericia e insuficiencia renal .

LEPTOSPIROSIS ASINTOMÁTICA

La existencia de formas subclínicas se hace evidente cuando se realizan encuestas seroepidemiológicas, donde el 16-40% de personas expuestas a la fuente de infección presentan títulos serológicos de anticuerpos específicos detectables; sin embargo, no recuerdan haber tenido manifestaciones clínicas sugestivas de la enfermedad.

LEPTOSPIROSIS SINTOMÁTICA

La leptospirosis es típicamente una enfermedad bifásica, presentándose una fase inicial o de leptospiremia con una duración de cuatro a siete días, caracterizada por la presencia de las Leptospira en sangre y una segunda fase inmune o leptospiruria con una duración de 8 a 30 días donde se puede detectar anticuerpos específicos en circulación. Ambas fases son comunes a las dos formas clínicas de presentación: anictérica e ictérica. 

Leptospirosis anictérica. Comienza de forma abrupta, con cefalea intensa y persistente, mialgias en la región lumbar y gemelar, inyección conjuntival, escalofríos y dolor abdominal que puede llegar a confundirse con abdomen agudo quirúrgico. Se presentan nauseas, vómitos y un acentuado malestar general con postración. La fiebre es de carácter remitente alcanzando 40 ºC o más. Con cierta frecuencia se observa un exantema macular de pocas horas de duración, en el tronco. Se puede presentar confusión mental, tos, dolor torácico o hemoptisis y exantema petequial en el paladar. La evolución de estos casos es usualmente satisfactoria en un periodo de cuatro a diez días. 

Son muy pocos los pacientes que pasan a la segunda fase (fase inmune), donde sólo hay fiebre ligera, la cefalea es intensa, señal de meningitis sin signos neurológicos, y con dolor retro-ocular. Hay mialgias acentuadas en los músculos de las pantorrillas, en los paravertebrales y el cuello, por lo cual existe la posibilidad de confusión con una meningitis viral. Raramente se desarrollan signos neurológicos focales o de encefalitis. A partir de la segunda semana puede desarrollarse uveítis en uno o ambos ojos, que puede seguir un curso crónico o recurrente. Se han descrito compromisos pulmonares graves como hemoptisis franca, hipoxemia e insuficiencia respiratoria aguda.

 Leptospirosis ictérica (Síndrome de Weil). Es la forma más grave de la enfermedad, se caracteriza por las alteraciones de la función hepática y renal, desarrollo de hemorragias, colapso vascular, alteraciones graves de la conciencia y una mortalidad aproximadamente de 5 - 40%. 

El inicio de la enfermedad es similar a la forma anictérica, pero al cabo de tres a seis días de evolución, los síntomas alcanzan su máxima intensidad. La ictericia es una manifestación constante y está asociada con daño hepatocelular, con predominancia de la bilirrubina directa.

 Con la instalación de la insuficiencia renal, puede desarrollarse delirio y convulsiones, junto con la aparición de manifestaciones hemorrágicas diversas y acentuación de la ictericia. Puede aparecer esplenomegalia acompañada de una hepatomegalia dolorosa. Algunos de los pacientes pueden desarrollar frotes pericárdicos sin evidencia de derrames, y en los casos graves, puede desarrollarse insuficiencia cardiaca congestiva y shock cardiogénico. En los niños, se han descrito manifestaciones no encontradas usualmente en los adultos tales como colecistitis acalculosa, pancreatitis, dolor abdominal, hipertensión arterial, exantema maculopapular con descamación periférica asociada a gangrena y paro respiratorio. Las manifestaciones radiológicas pulmonares consisten en exudados alveolares en ambos campos pulmonares. Son comunes las alteraciones electroradiográficas bajo la forma de bloqueos A-V primer grado, así como cambios sugestivos de pericarditis. En algunos pacientes es posible detectar anormalidades electrocardiográficas tales como aleteo auricular, fibrilación auricular, taquicardia ventricular y extrasístoles.(3,4,7,8)

Diagnóstico

Esta basado en la historia, cuadro clínico y resultados de los exámenes complementarios como anemia, leucositosis desviación a la zquierda ,trombocitopenia , elevación de la creatinfosfoquinasam y leucocituria . Con los resultados inespecíficos ,pero que acociados al cuadro clínico , sugieren el diagnostico.

Las técnicas para el diagnostico de laboartorio se dividen en dos grandes grupos : las que evidencian al agente , tales como la observación al microscopio en campo oscuro y contraste de fases , la inmunofluorecencia directa , las tinciones de planta en tejido fijados, la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), las que evidencian los anticuerpos producidos , destacan la prueba de la microaglutinación,ELISA.

La leptospira se puede observar en muestras de orina, sangre, LCR y fluidos dializados ,en microscopia de campo oscuro e inmunofuorecencia directa .con una concentración de 100-200/ml.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Esta debe realizarse de acuerdo con la presentación clínica de la enfermedad. En las formas anictéricas el diagnóstico diferencial debe establecerse con enfermedades febriles tales como: influenza, dengue, hepatitis virales, neumonía, meningitis virales, mononucleosis, Brucelosis, borreliosis, toxoplasmosis. En la forma ictérica (síndrome de Weil), el diagnóstico diferencial debe hacerse con: hepatitis virales, dengue hemorrágico, malaria, fiebre tifoidea, fiebre amarilla, rickettsiosis, fiebre hemorrágica venezolana e infecciones debidas a antivirus, pielonefritis e intoxicaciones(9).

Tratamiento

El tratamiento se basa principalmente en la terapia de soporte, corrección del desequilibrio electrolítico y ácido básico. La antibioticoterapia se debe iniciar lo más temprano posible para evitar las lesiones en los tejidos. El manejo y el tratamiento de leptospirosis de moderado a grave debe ser en forma hospitalaria, todo paciente con diagnóstico presuntivo de leptospirosis debe ser hospitalizado si es que se presenta los siguientes signos de alarma:

Fiebre elevada que no cede a antipiréticos (39 ºC), Vómitos persistentes,dolor abdominal intenso que puede llegar al abdomen agudo,Ictericia,manifestaciones hemorrágicas (gingivorragia, hemoptisis,melena, petequias generalizadas,dificultad respiratoria,Trastornos hemodinámicos (shock),Oliguria. 

Para grupos de personas que ingresen a zonas endémicas en forma temporal (personal militar, practicantes de deportes de aventura, brigadistas y otros) se recomienda aplicar, en adultos, doxiciclina 200 mg VO una vez por semana o amoxicilina 500 mg VO una vez por semana; en niños amoxicilina 250 mg VO una vez por semana. El tratamiento quimioprofiláctico está recomendado mientras dure la estadía. Las medidas terapéuticas de soporte constituyen aspectos importantes y deben ser iniciadas rápidamente, evitando complicaciones como principalmente las renales. La hidratación, de preferencia endovenosa, es la terapia más importante en las formas graves de la enfermedad, ya que los pacientes presentan deshidratación debido a la fiebre, vómitos, diarrea, anorexia y lesiones vasculares. 

En casos graves con oliguria, se debe tener cuidado con la reposición hídrica excesiva, que puede empeorar la insuficiencia respiratoria, pudiendo llegar hasta insuficiencia cardiaca. Si a pesar de las medidas adoptadas, no mejora la insuficiencia renal se debe indicar precozmente la diálisis peritoneal o derivación a un establecimiento de salud que cuente con unidad de cuidados intensivos (UCI).

Profilaxis

Desde el punto de vista epidemiológico, la Leptospirosis es una enfermedad difícil de controlar ya que el microorganismo se puede albergar en el riñon y ser eliminado en la orina de muchos animales, perpetuándose entre ellos el estado de portador. Sin embargo, se deben realizar esfuerzos para conocer la prevalencia de serotipos específicos en una determinada población y describir los focos de contagio a fin de evitar aparición de nuevos casos .(9,10)

Conclusiones

Leptospirosis es una enfermedad infecciosa, aguda, esporádica, bifásica, de inicio brusco, clínicamente polimorfa, que oscila de leve a grave, que con frecuencia evoluciona a la cronicidad. Simula un gran número de enfermedades conocidas y aunque está ampliamente distribuida en el mundo, pocos médicos la identifican, por lo que es escasamente diagnosticada. Mientras la fase crónica está muy bien demostrada y por lo tanto aceptada en veterinaria, es rechazada por la medicina humana.Este rechazo, cuesta muchas vidas, ya que cuadros típicos de leptospirosis con abundantes leptospiras en orina y sangre observadas por microscopía en campo oscuro, pero que cursan con títulos bajos de anticuerpos, son descartados y no tratados, debido a que al médico le han enseñado a confiar sólo en la serología a títulos altos, aunque estos sean frecuentemente negativos en la enfermedad mortal.En México se desconoce la magnitud del problema ya que, además de ser prácticamente ignorada, su cuadro clínico, se asemeja a otros padecimientos mejor conocidos como el dengue, la fiebre tifoidea, toxoplasmosis, paludismo y brucelosis entre muchos otros, por lo que es diagnosticada y tratada como tales, con las consecuencias esperables que impactan a la Salud Pública. El objetivo de este trabajo es difundir el padecimiento para que sea considerado por los médicos y por lo tanto sea diagnosticado y tratado oportunamente.

Bibliografía

  • 1. Acha, N. P. y Szyfres, B. 2001. Zoonosis y Enfermedades Transmisibles comunes al hombre y a los animales 3rd Ed., OPS/OMS .

  • 2. Acosta, H., Hugo. M. C. y Viáfara, D. 1994. Leptospirosis. Revisión de tema. Rev Médica, 25:36-42.

  • 3. Rodriguez .A.B,omez .A , Perez .M. , Cruz .Paz Diagnóstico y Tratamiento de la Leptospirosis Humana. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(1):68-73.

  • 4. Leptospirosis Humana .Guia de Diagnostico y tratamiento www.med.monash.edu.au/microbiology/staff/adler/guia-esp.pd
  • 5. Adler, B., Chappel, R. J. and Faine, S. 1982. The sensitivities of different immunoassays for detecting leptospiral antigen. Zentbl. Bakteriol. 252:405-413.

  • 6. Adler, B. 1986. Development of an improve selective medium for isolation of leptopires from clinical material. Vet. Microbiol. 121:377-381.

  • 7. Alexander, A. D., Benenson, A. S., Byrne, R. J., Díaz-Rivera, R. S. y Evans, L. B. et al. 1963. Leptospirosis in Puerto Rico. Zoonoses Res. 2:152-227.

  • 8.  Alexander, A.D. and Rule, P. L. 1986. Penicilins, cephalosporins, and tetracyclines, in treatment of hamsters with fatal leptospirosis. Antimicrob Agents Chemother. 30:835-839.

  • 9. Alonso- Andicoberry, C., García-Peña, F.J., Pereira Bueno, J., Costas, E. and Ortega-Moral, M. 2001. Herd-level risk factors associated with Leptospira spp. seroprevalence in dairy and beef cattle in Spain. Prev. Vet. Med. 52:109-117.

  • 10. Alonso- Andicoberry, C., García-Peña, F. J., Pereira Bueno, J., Costas, E.y Ortega-Moral, M. 2001. Epidemiología, diagnóstico y control de la Leptospirosis bovina (Revisión). Invest. Agr.: Prod. Sanid. Anim. 16(2): 1-34.

 

 

Autor:

Lisbet Guadalupe Huerta

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda