Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Ley de Hidrocarburos de 1943: Camino hacia la modernización del Estado Venezolano

Enviado por Joel Mendoza Blanco



  1. Antecedentes
  2. Contexto Político nacional e internacional, en relación a la aprobación de la ley de Hidrocarburos de 1943
  3. En relación al Contexto Histórico, inmediatamente después del gobierno de Medina
  4. Conclusiones
  5. Fuentes Consultadas

"Este trabajo es una contribución al estudio de nuestra historia tan saturada todavía de romanticismos, ramplonería y trivialidades. Es un tributo al esfuerzo de la gente nueva en su afán de analizar e interpretarla científicamente.

Sólo así son valederas sus enseñas. Y, sobre todo, útiles para no incurrir en errores pasados que tantas desventuras han costado a la Patria. Ultrajada, pillada, torturada al socaire de un torrente verbal, hipócrita y patriotero, entonado por una manada de intelectualoides sin probidad, a sueldo del sátrapa de turno y de los estamentos sociales que le brindaban su respaldo clasista." IRAZABAL, Carlos. Venezuela Esclava y Feudal. Caracas, Editorial Ateneo de Caracas, 1980, prologo.

Antecedentes

Podríamos afirmar, con gran seguridad, que antes de la Primera Guerra Mundial, la producción industrial, como tal, en Venezuela, no se había desarrollado. La Industria Manufacturera empieza de manera muy tardía en este país. Desde 1917 hasta 1936 sigue sin haber gran progreso en esa industria. Sólo, muestra algún progreso la pequeña y mediana industrial, pero, estas, son incapaces de expandir un avance significativo[1]Es a partir de las décadas del cuarenta y cincuenta (1940-1950) que la industria va a tener un crecimiento importante. Esto es gracias a la explotación petrolera. Ya que la misma va a dar el impulso substancial a la economía nacional. Las bases de este proceso van a hacer las medidas económicas tomadas en la presidencia del General Isaías Medina Angarita.

Debido a esto, es pertinente y necesario la investigación, y estudio, del período del Presidente Isaías Medina Angarita, como, también, de los periodos posteriores a él, que hayan tenido relevancia sobre la modernización del país. Ya que, es muy importante abordar el tema de la industria petrolera en nuestro país, porque la misma es la clave para entender el desarrollo económico y social de la Venezuela del siglo XX, y de lo que va del siglo XXI.

Contexto Político nacional e internacional, en relación a la aprobación de la ley de Hidrocarburos de 1943

El inicio de la Segunda Guerra Mundial y el incremento de la demanda petrolera (a nivel internacional) ubicaron a Venezuela en el tercer productor, de crudo, en el mundo, y en el primer exportador, de aquellos años (1939-1945). Esto le dio un poder de negociación, al Estado Venezolano, que jamás había tenido. Situación aprovechada por el gobierno de Isaías Medina Angarita para negociar, con todas las partes involucradas, en la elaboración y aprobación de una reforma petrolera. Lo cual desencadenó, cierta, confrontación por partes de las compañías petroleras y otros grupos, principalmente la Creole.

Estas discusiones generaron una serie de controversias, dentro una trama plagada de sucesos. Ya que convivían varios intereses, económicos y políticos, bajo un solo techo. Por un lado tenemos la situación internacional, y por el otro, todos los conflictos políticos venezolanos, acarreados desde la muerte del Benemérito.

Contexto Internacional

En el caso internacional, vemos como el Gobierno de los Estado Unidos, dado la situación de la guerra y la creciente demanda, aceptará las condiciones del gobierno Venezolano, o, por lo menos las tolerará. Igualmente, el gobierno venezolano, comenzó a crear todo un ambiente de aspecto nacional, frente a sus medidas petroleras, lo que, dio una imagen, que se semejaba a la expropiación y nacionalización hecha por el gobierno mejicano, en respuesta a la terca resistencia de las compañías petroleras, en 1938. Todo esto ayudó al gobierno venezolano en mantener el apoyo del Departamento de Estado de los E.E.U.U. Lo cual fue un gran soporte, sobre todo en contra de la oposición de las compañías petrolíferas, "…Es de notar, que este caso el Departamento de estado intervino directamente para presionar a las petroleras a un arreglo. Esto en razón de que el diagnóstico que hacía el gobierno de los EE.UU. por aquella época se inclinaba a darles la razón del gobierno venezolano en su disputa con las petroleras, toda vez que reconocía cada vez más las irregularidades que se dieron en las relaciones entre las compañías y el gobierno de Gómez." [2]Estas compañías habían estado, en el país, desde los días del General Gómez, donde alcanzaron, ciertos poderes económicos, y hasta políticos.

Contexto Nacional

En el caso nacional la situación era realmente crítica, ya que el Estado Venezolano no ganaba lo suficiente por la explotación petrolera, pues las empresas tenían concesiones adquiridas desde el Gobierno de Gómez. Se puede decir que las compañías no reconocían la soberanía del Estado Venezolano, pero si la de sus países de origen. Porque las compañías ingresaban una series de impuesto a sus países de origen, sobre las ganancias obtenidas. De esta manera, el estado estaba en la necesidad de buscar medidas políticas para echar mano de la principal fuente de ingresos del país.

En este sentido, en el año de 1942, el Congreso Nacional sancionó la primera ley de Impuestos Sobre la Renta, establecida para imponer un impuesto, con una tasa 9,5%, a las empresas, cuyos beneficios anuales superaban los 2 millones de Bolívares. Para ampliar esta idea vamos a citar al investigador Margarita López Maya:

"…Es indudable que la fuerte disminución del ingreso fiscal provocada, principalmente, por las restricciones de las exportaciones petroleras de 1942, inciden en la aprobación y puesta en práctica de estas significativas y fundamentales medidas, pero en ningún caso se puede afirmar que son determinadas por esa coyuntura fiscal desfavorable. Lo cierto es que constituyen dos decisiones legales de naturaleza económica dirigidas a darle cumplimiento, no sólo a uno de los objetivos básicos de la estrategia económica del medinismo como era el de sacar la mayor renta de las minas para invertirla con un propósito reproductivos sino también al interés de comenzar a orden la actividad económica general del país…"[3].

Era evidente que ese impuesto fue creado sólo para las empresas petroleras. Nos podríamos preguntar el ¿Para qué de estas medidas?, la respuesta puede ser muy sencilla. El presidente Medina buscaba modernizar al país, a través del dinero de la renta petrolera, para invertirlo en obras públicas, infraestructura y en industria. De esta manera, se puede entender la creación de la Junta para el Fomento de la Producción Nacional, establecida para otorgar créditos a las tres industrias básicas, no relacionas con el petróleo, agricultura, ganadería e industria manufacturera[4]Además, hay que añadir, que con esa misma tasa (9,5%) se fijó un impuesto específico para las actividades mineras, para aumentar los ingresos nacionales. De esta manera las negociaciones entre el Estado y las compañías se desarrollaron en un ambiente de gran tensión. Ejemplo de ello, fue la expulsión del presidente de la Creole, justo, antes de empezar las entrevistas entre las dos partes.

Lo que buscaba la ley, de manera práctica o elemental, era una ganancia fija y más justa para el estado, al mismo tiempo, buscaba alinear todas las concesiones, y las leyes anteriores sobre hidrocarburos en una sola, y de esa forma el Estado tendría mucho más control de la industria. Para lograr eso, el Estado tuvo que cancelar todas las concesiones y las concedió formalizadas bajo los lineamientos de la nueva ley por un lazo de cuarenta (40) años. Con esta ley el Estado garantizaban una repartición de 60% para el país y 40% para las compañías[5]La ley llevó al Estado Venezolano a tener, cierta, paridad, con respectos a los impuestos que cobraban los países de origen de las petroleras.

En relación al Contexto Histórico, inmediatamente después del gobierno de Medina

Oposición a Mediana y a su Ley

La ley tuvo contrarios, estos, no fueron otros que la oposición política de Medina. Estos opositores no votaron, en el congreso, por la ley, todo lo contrario, son críticos de la ley. Estos actores políticos llegaría al poder en 1945, bajo un golpe Cívico-Militar el 18 de octubre, "(…) Los conjurados contaban con un significativo apoyo dentro de las Fuerzas Armadas, pero si Medina Angarita hubiera querido resistir tenía con que hacerlo. Incluso la Policía de Caracas le era fiel, pero optó por entregarse, para evitar un derramamiento de sangre (…)"[6]. Estos nuevos personajes, eran un nuevo orden político que le hacia la contra al viejo orden. El cual, gobierno de Medina, a pesar de tener fuertes rasgos democráticos y populares, también, tenía la tradición gomecista en su seno.

Al terminar La Segunda Guerra Mundial un grupo de militares de carrera, aliados con AD, un partido moderno con bases populares, formulan llegar al poder a través de las armas. Al llegar, ya al poder, este nuevo grupo político, de cierta forma justifica la Ley de Hidrocarburos de 1943, ya que el nuevo gobierno, al reformular las políticas petroleras y del Estado, en sí, mantienen la misma estructura del gobierno de Medina. Buscando obtener una equidad con las petroleras e invertir el dinero en el desarrollo del país. De esta manera el Estado Venezolano comienza sus primeros pasos hacia la modernización del país y, irónicamente, al mismo tiempo, hacia la dependencia de la renta petrolera y de los capitales extranjeros.

La Política del Pentágono Petrolero

La política del Pentágono Petrolero fue una estrategia de Pérez Alfonzo, ministro (de Fomento) estrella de Betancourt, entre los años 1945-1948, para optimizar los ingresos fiscales por concento del impuesto relacionado con la industria petrolera. "Juan Pablo Pérez Alfonzo es el que diseña ese conjunto de políticas. Las ordenas y jerarquiza bajo el principio de participación razonable y las expone a través de su figura del Pentágono Petrolero, cuyas cinco puntas son, pues, ésas: Participación razonable, la política de no más concesiones, la CVP, la CCCCH y la OPEP. [7]Descartada la nacionalización, en los tiempos del trienio adeco, lo que quedaba era continuar con las políticas no relacionadas con el manejo estatal de la industria. Fomentar el desarrollo del país con el dinero del petróleo (CVP). Iniciar los primeros intentos por crear una compañía, o un ente rector, que regules los asuntos del Estado en relación al petróleo (CCCCH). También un organismo internacional que buscara regular los precios del crudo (OPEP). Y además, la política de no dar más concesiones, con la medida de la participación razonable (50/50).

Ahora bien, podemos afirmar, con mucha seguridad, que las medidas del Pentágono Petrolero están íntimamente relacionadas con la ley de hidrocarburos, de 1943. Porque, estas medidas, a pesar que algunas puedan ser consideradas impositivas, ciertamente buscaba fomentar la industrialización en el país con el capital procedente de la explotación del crudo venezolano. Es esa la principal idea, o por lo menos fue la que vendieron: buscar ingresos para financiar el desarrollo del país.

En relación a la Nacionalización de la Industria Petrolera, y la influencia e importancia de la Ley de 1943, en la misma

En relación a la nacionalización de la industria petrolera en Venezuela es pertinente analizar tres fechas, 1971,1976 y 1983, ya que las mismas conforman el rompecabezas de la misma nacionalización. Claro, cada fecha es analizada en los términos que se desarrollaron. En este sentido es pertinente empezar con 1983. Ya que esta fecha nos remonta a 1943 y a la Ley de Hidrocarburos, principal pieza en este rompecabezas.

1983, es la fecha, donde, según la ley de hidrocarburos de 1943, la industria petrolera podría pasar a manos del estado venezolano. Ya que el contrato con las multinacionales extrajeras, que explotaban el crudo en Venezuela, caducaba en esa fecha. "….El Estado otorgó desde ese momento las concesiones directamente a aquellas compañías petroleras que a su juicio garantizaban las mayores ventajas. Por cierto, como siempre, se respetaron los derechos adquiridos. Estos significa que todos aquellos intermediarios, y sus herederos, que habían obtenido una regalía en el pasado o cualquier otra participación en el tráfico de concesiones, con esta reforma vieron prorrogados sus derechos por cuarenta años…."[8] Con esta reforma petrolera, la de 1943, la propiedad de los yacimientos se estableció, concluyentemente, como nacional, recreando así las condiciones necesarias para el desarrollo capitalista. Pero, la industria quedaría en mano de particulares, las compañías, por cuarenta años. Además, no se contemplaba la eliminación de las políticas de adquisición de nuevas concesiones, en esa ley.

La fecha de 1971 es muy importante para la historia económica de Venezuela, ya que edificó el piso político para la nacionalización de la industria de hidrocarburos, en ese país. Esta afirmación es válida siempre y cuando se argumente las razones, o se explique sus matices. El primer gobierno del Dr. Rafael Caldera, de los años 1969-1974, planteó tres proyectos importantes para la economía venezolana. El primero fue la Ley de Reversión, el segundo es La ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria del Gas, y, por último, La Ley que Reserva al Estado la Explotación del Mercado Interno de los productos Derivados de los Hidrocarburos. La primera establece: eliminar el pago, por concepto de indemnización, al ser vencido los títulos de propiedad de las empresas petroleras, y, a su vez, decreta que el Estado se hará responsable de las parcelas concedidas a las compañías y de todo lo construido ahí. La segunda y la tercera Ley establecieron la nacionalización del Gas Natural y otros productos derivados del petróleo[9]De esta manera los proyectos económicos del Presidente Caldera establecen las bases para la apropiación de la industria del crudo por parte del estado nacional. Sin embargo, este gobierno no tiene ni la influencia política ni el poder económico, que va tener el próximo gobierno presidencial de 1974-1979, para concluir ese proceso de nacionalización.

En 1976 la nacionalización de la industria petrolera venezolana se materializa en las manos del Presidente Carlos Andrés Pérez. En 1975 las discusiones sobre el proyecto de Ley de la Nacionalización Petrolera acapararon la agenda del ejecutivo y la atención de los medios. Para controlar dicha industria el estado creó su propia empresa petrolera, Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima, PDVSA. Desde este momento el estado se unge como empresario y pasa a tomar en sus responsabilidades la principal fuente de ingresos del país.

Estas medidas fueron posibles gracias a su contexto histórico. Ya que en la década de 1970 el barril del petróleo pasa de 3,71 $ por barril a 10,53 $ por barril gracias a los conflictos bélicos ocurridos en el Cercano Oriente. Lo que le dio un gran poder de negociación, con las compañías petroleras, al gobierno de Carlos Andrés Pérez. También es importante afirmar la gran influencia política que tuvo, ese gobierno, dentro del congreso, lo que le proporcionó un impulso favorable en las discusiones sobre el proyecto.

Conclusiones

El período histórico de 1940 a 1976, en Venezuela, es muy complejo. Ya que, es en esta etapa que se originan los principales problemas del país, como también nuestros más grandes logros y esperanzas. Las medidas económicas aplicadas, en Venezuela, en la década de 1940, han sido la mejor carta para, apostar, a la modernización del país, porque, dichas medidas fueron muy acertadas para disponer, en teoría, del capital petrolero para invertirlo en el desarrollo económico y social, del país. Sin embargo, irónicamente, el petróleo se ha venido tomando como un salvavidas económico, y no como un trampolín de desarrollo. Por tanto, la dependencia del petróleo ha servido para instaurar una dependencia mucho más negativa, la del capital extranjero.

En otras palabras, la dependencia del capital extranjero generó, en la industria nacional, una condición de subordinada en relación con la industria extrajera, en el país. Paradójicamente, el país vivió una bonanza, o una aparente estabilidad, económica, proveniente de la renta petrolera, la cual decae o se alza según los precios del crudo. Pero, no es una manifestación de industria propia o nacional, propiamente. También se puede apreciar, en este sentido, la instauración de la reforma agraria, auspiciada por el partido Acción Democrática, desde 1945, la cual se orienta en el cultivo empresarial y mecanizado. Ello sumado a la creciente demanda de empleo en las ciudades (por la industria petrolera) conformó cierto crecimiento demográfico en las principales ciudades del país, y a la vez generó los cercos de miseria llamados ranchos, los cuales, nacen de forma paradójica y contradictoria, en un periodo de supuesta estabilidad y bonanza económica.

La nacionalización de la industria transformó al Estado en un titán empresarial, cargo que no supo llevar. El modelo económico que el país había establecido en los años cuarenta, el proyecto de sustituir importaciones por producción nacional, descansaba en las políticas arancelarias que tendía a gravar al producto importado, en defensa del nacional, todo ello dentro de un sistema de control de precios fijados por el Estado. Este modelo se vio fuertemente repotenciado por el incremento de los precios del barril de petróleo, como por el programa de nacionalización, pero, a partir de 1976, fecha de la nacionalización del petróleo, el esquema de dependencia, que se venía siguiendo, se convierto en pasado inmediato. La dependencia, como la conocíamos, la de relaciones económicas con un sector externo, y con la de los centros hegemónicos de su dominación, cambiaron. Para ser una dependencia total, tanto económico como social. Haría que ser muy ingenuo, para suponer que con el proyecto de nacionalización, la dependencia termino, por el contrario la dependencia del capital extranjero aumentado, desde entonces, no obstante, seria de necios no aceptar, que para mal o para bien, la Industria petrolera a estado en control de los venezolanos y de su Estado.

Fuentes Consultadas

Fuentes Primarias

____________. Portuario informativo sobre las actividades de la junta revolucionaria de gobierno del 18/10 al 31/12 de 1945, contenidas en decretos de numeración continúa del 1 al 114 y en otras publicaciones de la gaceta oficial de los estados unido de Venezuela.

Fuentes Secundarias

Bibliografía:

ARAUJO, Orlando. La Industrialización de Venezuela en el Siglo XX. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericanos, 2006, pp. 172.

ARRÁIZ, Rafael. Venezuela 1830 a nuestros días. Caracas, Editorial Alfa, 2007, pp. 243.

BATTAGLINI, Oscar. El Medinismo (Modernización, Crisis Política y Golpe de Estado). Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana, Dirección de Cultura Universidad Central de Venezuela, 1997, (S/dato).

BAUTISTA URBANEJA, Diego. Pueblo y Petróleo en la Política Venezolana del Siglo XX. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana, (S/fecha), (S/dato).

CABALLERO, Manuel. De la Pequeña Venecia a la Gran Venezuela. Caracas, Monte Ávila Editores, 2005, pp.93.

ESPAÑA, Luis y MANZANO, Osmel. Venezuela y su Petróleo. Caracas, UCAB, 2003, (S/dato).

LÓPEZ MAYA, Margarita. EE.UU. En Venezuela: 1945-1948 (Revelaciones de los Archivos Estadounidenses). Caracas, Universidad Central de Venezuela, Consejo Científico y Humanístico, 1966, (S/dato).

MOMMER, Bernard. La Cuestión Petrolera. Caracas, Asociación de Profesores UCV, 1988, (S/dato).

___________________, Diez Años De la Industria Petrolera Nacional. Caracas, PDVSA, Serie Decimo Aniversario, (S/fecha), (S/dato).

Fuentes Hemerográficas:

___________, 22 de octubre de 1945, La universidad central en la revolución. El País, Pág.163, Caracas, Venezuela.

___________, 22 de octubre de 1945, El estudiantado universitario y el movimiento revolucionario democrático. El Nacional, Pág.165, Caracas, Venezuela.

____________, 23 de octubre de 1945, Profesores y estudiantes universitarios respaldan el movimiento revolucionario. El Nacional, Pág.167, Caracas, Venezuela.

 

 

Autor:

Joel Mendoza Blanco

[1] ARAUJO, Orlando. La Industrialización de Venezuela en el Siglo XX. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericanos, 2006, p.29.

[2] LÓPEZ MAYA, Margarita. EE.UU. En Venezuela: 1945-1948 (Revelaciones de los Archivos Estadounidenses). Caracas, Universidad Central de Venezuela1966, p.108

[3] BATTAGLINI, Oscar. El Medinismo (Modernización, Crisis Política y Golpe de Estado). Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana, 1997, p.66-67

[4] ARAUJO, Orlando, Ob.cit.,p.33

[5] ESPAÑA, Luis y MANZANO, Osmel. Venezuela y su Petróleo. Caracas, UCAB, 2003. En El origen de la Renta de las paginas 28-36.

[6] ARRÁIZ, Rafael. Venezuela 1830 a nuestros días. Caracas, Editorial Alfa., 2007, p.140.

[7] BAUTISTA URBANEJA, Diego. Pueblo y Petróleo en la Política Venezolana del Siglo XX. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana, (S/fecha). p.272.

[8] MOMMER, Bernard. La Cuestión Petrolera. Caracas, Asociación de Profesores UCV, 1988, p.83.

[9] ___________________, Diez Años De la Industria Petrolera Nacional. Caracas, PDVSA, (S/fecha), p.54-63.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda