Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Simón Bolívar: de referente identitario a referente político




Simón Bolívar de referente identitario a referente político - Monografias.com

Simón Bolívar de referente identitario a referente político

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios, nació hace 224 años en el seno de unas de las familias más acaudaladas de la época. Nació en lo que se ha denominado "la colonia tardía"; período de progreso y bienestar para la clase dominante, los grandes "cacaos", quienes le dieron auge a la música, la literatura, festividades públicas, religiosas y oficiales, actividad comercial, teatro, vida universitaria, nuevas construcciones, servicios públicos… (Como bien lo expresa Caracciolo Parra León en Filosofía Universitaria, en obras completas, Madrid, Tipografía Flores s/f).

Para el año 1783, año de su nacimiento; Francisco de Miranda contaba con 27 años, Napoleón Bonaparte con 14, Simón Rodríguez 12, O`Higgins 7, San Martín 5 y Andrés Bello 2 años de edad.

Si utilizamos categorías actuales (claro está descontextualizándonos) era un burgués o un oligarca, ¿De dónde venía la riqueza de los blancos criollos? Venía del genocidio y al el despojo de las tierras a los indígenas y a la explotación esclavista a la que eran sometidos los secuestrados africanos.

A pesar de la riqueza de Simón Bolívar, tuvo una infancia muy dolorosa, debido al hecho de ser niño huérfano. Su hermana y sus tíos se peleaban su custodia y a así administrarían "desinteresadamente" la fortuna del niño.

Su educación cuando niño fue muy deficiente, por ello podemos decir que él fue un autodidacta excelso toda la vida. Al morir sus padres (primero su padre, luego su madre) queda bajo la custodia de su abuelo; éste lo inscribe en una Escuela Pública Municipal de Caracas, así aparece en la lista de los alumnos y consta en el Acta del Ayuntamiento fechada el 10 de julio de 1793. Dos años antes, Simón Rodríguez, con 20 años, fue admitido para servir en la escuela, bajo la dirección de Guillermo Pelgrón. La escuela se encontraba en estado de ruina total y hasta carecía de útiles. El 19 de marzo de 1794, Rodríguez presenta un informe al Ayuntamiento y una de sus primeras quejas era el alto número de alumnos: 114 niños, como es lógico ni en el siglo XIX ni en el siglo XXI pueden ser atendidos eficazmente por un maestro tantos alumnos. Rodríguez soñaba con ver a cada niño y cada niña con un libro en sus manos y no un fusil.

Cuando Bolívar cumplió 11 años, ya muerto su abuelo, habitaba en la casa de su tío Carlos. Fue entonces cuando se presentó un grave conflicto. El niño no quería seguir viviendo con su tío sino con su hermana. La querella se ventiló en la Audiencia, y ésta falló a favor del tío quien ordenó que el niño fuese llevado a la casa del maestro Rodríguez. María Antonia protestó y la Audiencia ordenó inspeccionar la casa: ésta estaba conformada por: una sala, dormitorio, galería, 4 cuartos, 2 patios, corredores, cocina y corral. En ella habitaban Rodríguez, su esposa, su hermano Cayetano y su esposa con su hijo, las suegras, dos cuñadas, un señor de apellido Piñero junto a su sobrino, 3 criados domésticos, 5 estudiantes y un menor recién nacido, en total 20 personas.

Como puede observarse, el trato escolar o el acto pedagógico entre Simón Rodríguez y el niño Simón fue, accidentado, penoso, sin éxito y complicado. Sinceramente no le veo sentido magnificarlo o darle otro carácter bajo supuestas e imaginarias técnicas roussonianas. Las ideas libertarias pueden haberse originado cuando se encontraron en Europa los dos.

Debido a estos problemas, el niño fue colocado en la Academia de Matemáticas que dirigió el Padre Andújar, asistiendo a clase acompañado de 18 condiscípulos y Andrés Bello le daba algunas clases de Historia y cosmografía. El contacto educativo fue realmente breve.

A los 14 años ingresó al Batallón de Milicias de Blanco de los Valles de Aragua y a los 15 fue ascendido al grado de subteniente (1798). Es bueno recordar que aquí no se impartía instrucción teórica y práctica alguna distinta de cuestiones elementales de cierta disciplina y jerarquía. Es decir, Bolívar no tenía una formación en el arte o la ciencia militar.

A los 16 años se embarcará rumbo a España, con escala en Veracruz (46 días) y unas horas en La Habana. En carta enviada a su tío Pedro, el 21 de marzo, se aprecia la mala letra y los errores ortográficos. Eso demuestra que Bello le dio clases de cosmografía. En España sus tíos se preocuparon por su formación, en carta de Pedro a Carlos le dice: "Esteban lo tiene muy aplicado y él sigue con gusto y exactitud el estudio de la lengua castellana, el escribir en que está muy ventajado, el baile, la historia en buenos libros y se le tiene preparado el idioma francés y las matemáticas" (Lecuna Vicente, Obras Completas de Simón Bolívar. Ediciones del Ministerio de Educación de los Estados Unidos de Venezuela, Editorial Lex, La Habana, 1947). Pero Esteban se percató enseguida de que la tarea de educar a Simón era superior a sus fuerzas y pensó que la persona ideal para tales funciones era el marqués de Ustáriz.

Bolívar llega a la casa del Marqués en el año 1800, Ustáriz tenía 65 años y no tenía hijos: éste sería el verdadero e influyente maestro de Bolívar. O"Leary escribe que Bolívar hasta "los últimos días se complacía en recordarle y hablar de él con veneración".

Bolívar, sin cumplir 19 años, se casará en España con su prima María Teresa Toro (dos años mayor), el 26 de mayo de 1802. Arribarán a La Guaira el 12 de julio y el 15 llegarán a Caracas y se entera que su finca en el Valle de Seuse, ubicada cerca de Santa Lucía, había sido invadida por los vecinos que construyeron en sus terrenos ranchos, cercas y otras instalaciones. Más adelante tendrá problemas de linderos con Briceño Méndez.

El 22 de enero de 1803, a los 8 meses después del matrimonio, falleció María Teresa. Bolívar decide irse a España y a mediados de diciembre de ese mismo año estaba en Cádiz. En agosto de 1804 estará en París. En 1805 en Roma. De regreso de París en 1806 se entera de la expedición de Miranda. A finales de noviembre del mismo año sale de Europa y en junio de 1807 llegará a Caracas. La estadía de Bolívar en Europa (1804-1807) es muy difícil de estudiar, porque respecto a ella existen leyendas, mitos, posiciones afectivas y otras actitudes similares que, por la insistencia en la repetición de noticias no confirmadas, se han convertido en una verdad histórica difícil de discutir. Pero lo que si está claro es que las tertulias sostenidas con Bonpland convertirán a éste en el verdadero maestro de Bolívar en el conocimiento de los pensadores de su tiempo y su medio.

Bolívar llegó a Caracas convencido de que la independencia era una necesidad. En 1808 se celebran reuniones en la casa de los Bolívar cerca del Guaire, para tratar los acontecimientos de Europa como el nombramiento de José Bonaparte Rey de España. Bolívar no compartía la idea de la creación de una junta conservadora de los derechos de Fernando VII. Por ello se mantendrá alejado en su hacienda en Yare, durante los acontecimientos desarrollados por los mantuanos, durante ese año y el 19 de abril de 1810, Bolívar no hablaba ni podía hablar de adhesión de la Corona ni de la legitimidad o no de la Regencia recién constituida, sino de la plena independencia como única solución al problema político que está planteado. El 9 de junio de 1810, Bolívar (con el grado de Coronel), Luis López Méndez y Andrés Bello, irán a Londres a dar cuentas de lo sucedido en Caracas.

Su estadía en Londres le permitirá desarrollarse como hábil diplomático y sostener conversaciones muy fructíferas con Francisco de Miranda. Bolívar llegará a La Guaira el 5 de diciembre. La Junta Suprema le dio el rango de Capitán, en contradicción al nombramiento anterior de Coronel. Bolívar solicitó autorización para que Miranda ingresara al territorio. El 31 de diciembre de 1810 la Junta Suprema nombra a Miranda Teniente General pero éste quería el de General de primera clase.

En los días previos de la Declaración de la Independencia, Bolívar en su primer discurso político pronunciado en la Sociedad Patriótica el 4 de julio, expresó: "…Trescientos años de calma ¿no bastan?…" expresión ésta dirigida a un auditorio, porque en realidad, esos 300 años no pasaron en calma, Manuel Vicente Magallanes en su Libro "Luchas e insurrecciones en la Venezuela colonial" (Editorial Tiempo Nuevo, Caracas 1972) nos da cuenta de 45 luchas, rebeldías, conflictos e insurrecciones. Claro está los blancos criollos estuvieron en contra de todos ellos.

En junio la Junta Suprema de Caracas convoca a elecciones generales. El primer Congreso Venezolano se instalará el 2 de marzo de 1811, y cuatro meses más tarde, estará proclamando la independencia absoluta de Venezuela. Esto fue el inicio no sólo de Venezuela como república, sino también de un largo desangramiento entre hermanos.

Esta Primera República recibirá la oposición de Maracaibo, Guayana y los corianos, se sublevan los canarios en Caracas, también los valencianos y éstos derrotan al General Fernando Toro. Serán sometidos por Miranda. Pero se avisora el avance de Monteverde hacia Caracas.

El terremoto del 12 de marzo dejará en ruinas a Caracas. Los monárquicos piensan que fue castigo del cielo. Bolívar se yergue como líder sobre las ruinas y expresa el 26 de marzo éstas temerarias palabras: "…si se opone la naturaleza a nuestros designios, lucharemos contra ella, y haremos que nos obedezca". Arenga vista en la actualidad como antiambientalista ya que luchar contra la naturaleza es luchar contra el propio hombre y ella no obedece y por tal motivo hay que vivir en armonía con ella.

Se disuelve el Congreso que se había trasladado a Valencia. A Miranda le ofrecen la dictadura. Se disuelve el ejecutivo. Bolívar pierde la plaza de Puerto Cabello. Miranda capitula el 25 de julio de1812. Monteverde entra en Caracas y viola la capitulación.

El 31 de julio, en la Guaira Bolívar y otros patriotas hacen preso a Miranda y lo entregan a los monárquicos. Miranda, en prisión, morirá 4 años más tarde; y dejará a la posteridad: "¡bochinche!, ¡bochinche! ustedes no saben hacer sino bochinche". El precursor nos retratará para el resto de nuestra existencia.

Hasta aquí (como lo expresa Manuel Caballero, "De pequeña Venecia a la gran Venezuela, Monte Ávila, 1997), la revolución venezolana de independencia ha tenido los caracteres modestos de un enfrentamiento entre oligarquías municipales. Ha sido un movimiento urbano. Como es normal en toda guerra, ha corrido sangre y se han increpado las pasiones. Pero no se han cometido atrocidades; y aunque los soldados de ambos bandos son venezolanos, todavía la guerra no se ha convertido en esa pavorosa guerra civil que será después.

Monteverde, en 1813 cae en desgracia política. Venezuela queda adscrita a Bogotá. Asume el cargo de Capitán General Juan Manuel Cagigal, a quien desconocerán Boves y Morales.

Con 29 años de edad, Bolívar va al destierro y desde allí se empeña en preparar la revancha cuya satisfacción moral y política había facilitado la acción de Monteverde. Bolívar en Cartagena escribirá su manifiesto el 15 de diciembre de 1812 en donde analiza las causas de la pérdida de la primera república, pero, entre éstas, no menciona la pérdida de la plaza de Puerto Cabello. En este documento establece las bases de su pensamiento y su acción. La causa primordial de los males fue, para él, la contradicción insoluble entre la realidad social y la "…fatal adopción del sistema tolerante…", Hace sarcasmos de la ceguedad de los magistrados que, en lugar de aplicar "…la ciencia práctica del gobierno…", siguieron las enseñanzas de "Visionarios" que han "…imaginado repúblicas aéreas…" mostrando hostilidad hacia los ideólogos partidarios de instituciones imprácticas e inadecuadas.

Bolívar se unirá a los ejércitos de la Nueva Granada independiente, demostrando ya sus cualidades de jefe guerrero y se hace investir de autoridad para invadir a Venezuela. Lo hace, proclamando el 15 de julio de 1813, en Trujillo la Guerra a Muerte contra los "Españoles y Canarios) que no se hubiesen pasado a la causa emancipadora. Decreto éste muy polémico y algunos lo justifican por aquello de que sin odio no hay revolución.

Permítanme a partir de este momento realizar un apretado resumen, cronológico, de los acontecimientos históricos partiendo de este año 1813. Mariño libera el Oriente venezolano. Bolívar llega a Caracas, gracias a la llamada Campaña Admirable, desarrollada en 3 meses de operaciones, en donde despliega sus condiciones de jefe militar: rapidez de decisión, celeridad de los movimientos y energía sin desfallecimiento para decidir y para actuar, liberando el Occidente venezolano.

Bolívar es proclamado Libertador y Capitán General de las tropas, el 14 de octubre. Este nombramiento no le agradará a Mariño, Libertador del Oriente venezolano.

José Tomás Boves entra en escena. La guerra apenas comienza y a partir de ahora va a tomar los caracteres de un violento conflicto social, implacable y sangriento. Se verán las hordas de jinetes que corretean por el llano, incendiando, saqueando, violando y matando cruelmente.

El 2 de enero de 1814 una Asamblea Popular confiere a Bolívar poderes dictatoriales, para salvar la república. Boves, encabezando la guerra social contra los blancos criollos, entra a Caracas.

Se realiza la épica emigración a Oriente. Boves morirá en Úrica, pero también morirá la Segunda República. La pérdida de la primera y la segunda república ponen de relieve uno de los aspectos característicos de la guerra. La idea de independencia no tuvo, durante sus primeros años, raíces profundas en las clases populares. Los dirigentes de la independencia eran los blancos criollos, "la Oligarquía", es decir, los empleadores de los pardos y los dueños de los esclavos. Bolívar, en su manifiesto de Carúpano (7 de septiembre 1814), descubre el sentido civil y social de la guerra, anotando que las revoluciones políticas y sociales, necesitan ser establecidas por grandes convulsiones y haciendo análisis determinista de las causas de la derrota, expresa: "Vuestros hermanos y no los españoles, han desgarrado vuestro seno, derramando vuestra sangre, incendiando vuestros hogares, y os han condenado a expatriación".

En este año, Fernando VII recuperará el trono de España y tratará de recuperar las colonias americanas. En 1815, llega de España la expedición del general Pablo Morillo.

Bolívar en Kingston, el 6 de septiembre escribe la conocida Carta de Jamaica y en ella, describe el más completo y deslumbrante panorama de la situación y del futuro del continente. Revela un conocimiento notable de los diferentes aspectos del conjunto de los pueblos americanos, señala sus características propias con aguda percepción y se lanza a trazar las posibilidades del futuro de los distintos países con previsión profética. Bolívar recibe la ayuda de Petión y deroga solemnemente la esclavitud (pero ésta se mantendrá vigente hasta 1854, es decir 24 años después de su muerte).

En el año de 1817, Piar es juzgado en Angostura por un tribunal de guerra y condenado a muerte el 16 de octubre. El verdadero delito fue pensar en una lucha de clases. En ese año (1817), Bolívar en carta a Martín Tovar y Ponte expresa: "… aquí no manda el que quiere si no el que puede…" el mismo lo corroborará 13 años después, más tarde Páez, los Monagas, Guzmán, Crespo y pare de contar. El 16 de abril de 1818, se realizará el atentado contra la vida del Libertador en el Rincón de los Toros.

En 1819, en la Guayana reconquistada por Piar para la República, el Libertador convocará el Congreso de Angostura. Pronunciará (15 de febrero 1819) un discurso que se convertirá en el más importante de sus documentos políticos, alertando contra la imitación de instituciones tomadas de otros pueblos de historia y composición diferentes al nuestro. Pide un orden de legalidad y justicia; pero alerta contra la anarquía y el exceso ideológico. En este discurso sentenció: "La continuidad de la autoridad en un mismo individuo, frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente".

El 27 de noviembre de 1820, en Trujillo, se firma un armisticio y un tratado de regulación de la guerra y se entrevistan Bolívar y Morillo en Santa Ana. En carta a Juan Germán Roscio, Bolívar expresa: "…porque el que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y después de oírlas debe aprovecharse de ellas, para corregir los males que producen los errores…" (16 de enero 1820)

A los pocos meses, se rompe el armisticio cuando Maracaibo se declara incorporada a Colombia. En este año de 1821 en el Campo de Carabobo, España verá extinguir su antigua Colonia. En carta a José del Castillo Rada, fechada el 16 de septiembre de 1821, expresa: "…no conviene que el gobierno esté en las manos del hombre más peligroso; no conviene que la opinión y la fuerza estén en las mismas manos y que toda la fuerza esté concentrada en el gobierno; no conviene que el jefe de las armas sea el que administre la justicia; porque entonces el choque universal será contra este individuo, y derrocado él, será derrocado todo el gobierno…"

En el año de 1822, se entrevistan en Guayaquil José de San Martín y Simón Bolívar. Los libertadores tendrán diferentes puntos de vista sobre la realidad política. San Martín cede el paso y Bolívar ingresa al Perú, donde es proclamado Dictador, para acabar con la anarquía.

En el año de 1823, el 8 de noviembre, el general José Antonio Páez se apodera de la plaza de Puerto Cabello, en manos de los españoles desde 1812.

Con la batalla de Ayacucho, dirigida por Antonio José Sucre en el año 1824, se pone punto final al imperio español en Suramérica. En ese mismo año se crea la República de Bolívar capital Sucre, hoy Bolivia.

El 6 de agosto de 1825, Bolívar presenta la Constitución de Bolivia. En ésta plantea un presidente vitalicio y un vicepresidente designado por éste, que compartirían las tareas del gobierno. Bolívar pensaba que si se lograba la confederación de los nuevos Estados liberados por él, con él como presidente vitalicio, y vicepresidentes locales que dirigieran cada nación.

En el año de 1826, se reúne el Congreso de Panamá. Páez ha consolidado su dominio en el departamento de Venezuela.

Bolívar en el año 1827, visita por última vez a su tierra natal. Dictara "los estatutos republicanos de la Universidad Central de Venezuela" con las nuevas normas y doctrinas se rompieron viejos y absurdos tabúes como el del color de la piel como requisito de ingreso.

De vuelta a Bogota, Bolívar asume la dictadura en 1828, para salvar a Colombia de la desintegración. Recordaría las palabras que pronunciaría el 2 de enero de 1814: "…huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos…" Es trágica la situación de este grande hombre que ha luchado heroica y denodadamente como nadie por la independencia. Bolívar es atrapado por el trágico destino de hacerse cada vez más duro como gobernante, de recurrir a medidas que van a hacer más odiosa su figura, que van a favorecer una reacción contra él porque lo van a percibir como un tirano, que quiere a la fuerza imponer una solución política contra la voluntad general que ellos piensan representar. El 16 de agosto de 1828, le escribe a Páez expresando: "…la corrupción de los pueblos nace de la indulgencia de los tribunales y de la impunidad de los delitos".

En 1829, el Consejo de Estado de Bogotá proyecta establecer la Monarquía Constitucional. El Libertador lo desaprueba.

En el año de 1830, se desmembra la República de Colombia. La Gran Colombia, como bien lo expreso Luis Castro Leiva, fue una ilusión ilustrada. Colombia fue una república de un solo ciudadano; así como hay revoluciones con un solo revolucionario.

Con el congreso constituyente de Valencia nace la Cuarta república y en el año de 1864, bajo el lema de Dios y Federación, nació la Quinta República. Ahora bien, si se reforma la actual constitución y es aprobado en referéndum un estado socialista, estaremos inaugurando la sexta república.

Pero si asumimos que Venezuela, desde la independencia hasta ahora, ha estado enmarcada bajo el sistema capitalista hemos tenido una sola república. Y la que vendrá sería la segunda bajo otro esquema político, económico y social. Pero si inferimos que el Estado nace con una constitución, tendríamos que Venezuela ha tenido 25 constituciones, es decir, estamos en la vigésimo quinta República. Las periodizaciones son un recurso metodológico de los historiadores y cada quien es libre de periodizar a su manera. Si partimos que en 1811 se funda la república de Venezuela, esto quiere decir que siempre hemos sido una sola república. Ahora si queremos imitar a los franceses, bienvenida la quinta república.

En diciembre de 1830, muere físicamente Simón Bolívar, él asumió la independencia y José Antonio Páez la Nación. Bolívar nos liberó de los españoles y Páez de los Colombianos porque sino hoy seríamos un departamento colombiano. Para Bolívar la patria era América para Páez la patria era Venezuela, como para Santander la patria era Nueva Granada. Bolívar era un hombre hijo del pensamiento del siglo XVIII, Páez era un hombre producto del siglo XIX. Bolívar venció a los españoles pero no pudo vencer al imaginario colectivo de los pueblos suramericanos.

Hoy en día muchos hablan de la crisis de los paradigmas, pero cuando hablan, opinan o escriben lo hacen aferrados a sus viejas teorías aunque éstas ya no le den respuestas a los nuevos problemas que presenta este mundo tardomoderno o hipermoderno. Muchos hablan del siglo XXI, pero su esquema mental está fundido con el siglo XIX y algunas novedades del siglo XX.

Yo siempre me había jactado de haber leído toda la obra bolivariana y la historiografía referente al Libertador. Desde hace un tiempo para acá trato de no hacer mucha alharaca de ese conocimiento. Debido a la descontextualización y al presentismo histórico del pensamiento bolivariano de hoy en día, es decir el uso y el abuso de la historia en el presente. Debido a esto, él Bolívar que nos servía como referente identitario se ha convertido en un referente político que nos ha comenzado a dividir. Ojalá que las propuestas de Bolívar de un congreso hereditario y un presidente vitalicio o asumir la dictadura para salvar a la patria no se pongan en práctica por aquellos que se crean los llamados de poner en práctica los pensamientos bolivarianos.

La historia no sólo la escriben los vencedores sino que la interpretación de ella lo hace la clase dominante. Bolívar siempre ha sido descontextualizado por las clases dominantes. El momento estructural que estamos viviendo, ha permitido que algunos hayan desempolvado a los detractores de Bolívar, sacando a la palestra pública lo expresado por Carlos Marx y Federico Engels en contra del Libertador en la obra "Materiales para la historia de la América Latina", cito el texto editado por Pedro Scaron, serie Cuaderno de pasado y presente, siglo XXI. Editores, Buenos Aires, 1972. Pero quienes esgrimen este texto olvidan lo expresado por Ernesto Guevara, el "Che", cito: "…a Marx, como pensador, como investigador de las doctrinas sociales y del sistema capitalista que tocó vivir, puede evidentemente, objetársele ciertas incorrecciones. Nosotros los latinoamericanos, podemos, por ejemplo, no estar de acuerdo con su interpretación de Bolívar…" (Notas para el estudio de la Ideología de la Revolución Cubana en Obra Revolucionaria Ediciones Era, S.A México, 1967).

En los actuales momentos de la diatriba política es importante recordar al Dr. Gustavo Machado, fundador del Partido Comunista de Venezuela, cuando expresaba: "…Los curas para la iglesia y los militares para los cuarteles…"

Ya es la hora de aquellos que no queremos volver al pasado, al bipartidismo corrupto que nos trajo tantos males; a una oposición inepta e incapaz y a la intolerancia del presente carente de una intelectualidad pensante característica histórica de la gente de izquierda. Levantemos la voz ni el pasado ni el presente. Queremos repensar a Venezuela sin una dictadura de derecha y sin una dictadura de izquierda. Sin el culto al personalismo y al mesianismo político que tantos males nos trajo en los siglo XIX y XX. El pueblo dará las soluciones, ya las nuevas generaciones están abriendo el camino.

 

 

Autor:

Dr. Luis Rafael García Jiménez

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • La Vida De Nelson Rolihlahla Mandela

    Nelson Rolihlahla Mandela nació en un pueblo cercano a Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918. Su padre fue consej...

  • Plauto

    Comentarios de sus Obras Literarias. Críticas Literarias. Vocabulario Literario. Plauto, el más popular de los autores ...

  • Teocrito

    Es considerado el poeta griego fundador del genero bucólico, que inspiró a numerosos autores latinos y conoció un enorme...

Ver mas trabajos de Biografias

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda