Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Cambios corporales en el ser humano

Enviado por Anita Perez Diaz



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Cambios corporales en el ser humano
  3. Cambios corporales en la pubertad
  4. Maduración sexual
  5. Bibliografía
  6. Anexos

Introducción

La adolescencia consiste más en un proceso, en una etapa de transición que en un estadio con límites temporales fijos. Ahora bien, los cambios que ocurren en este momento son tan significativos que resulta útil hablar de la adolescencia como un periodo diferenciado del ciclo vital humano.

Etimológicamente procede del latín, del verbo adolescere, que significa madurar. La adolescencia comienza con la pubertad, es decir, con una serie de cambios fisiológicos que desembocan en plena maduración de los órganos sexuales, y la capacidad para reproducirse y relacionarse sexualmente.

El intervalo temporal en que transcurre comenzaría a los 11-12 años y se extendería hasta los 18-20. Sin embargo no podemos equiparar a un chico de 13 con uno de 18 años; por ello hablaremos de "adolescencia temprana" entre los 11-14 años (que coincide con la pubertad), y luego de un segundo periodo de "juventud" entre los 15-20 años; su prolongación hasta llegar a la adulted, dependerá de factores sociales, culturales, ambientales, así como de la adaptación personal.

En sociedades diferentes a la nuestra y también en la misma sociedad occidental otros tiempos, la adolescencia puede, o podía, darse por terminada con el matrimonio y la entrada en el mundo laboral. En la actualidad, y dentro del contexto occidental, la generalizada demora del momento del matrimonio, la situación de prolongación de los estudios y, sobre todo, de desempleo juvenil, ha hecho difícil la delimitación final de la edad adolescente; en definitiva la sociedad occidental ha contribuido a alargar la adolescencia mucho más de lo habitual en otras sociedades.

Los cambios biológicos marcan el inicio de la adolescencia, pero esta no se reduce a ellos, sino que se caracteriza además por significativas transformaciones psicológicas y sociales.

CAPITULO I

CAMBIOS CORPORALES EN EL SER HUMANO.

Psicología evolutiva del ser humano

Para los psicólogos, el desarrollo humano es el cambio psicológico sistemático que ocurre a lo largo de toda la vida. En ese proceso, la persona accede a estados cada vez más complejos. La rama de la psicología es la encargada de analizar estas cuestiones es la psicología evolutiva o del desarrollo.

En otras palabras, la psicología evolutiva explica los cambios que las personas experimentan con el paso del tiempo.

• Cigoto, el punto del concepción, fertilización. En este momento el ser es unicelular.

• Embrión; es el periodo desde que el ser aún no tiene la forma humana (es irreconocible a simple vista).

Feto; es la última fase o preparación del nacimiento, en esta fase se reconoce a simple vista que el ser es humano.

Monografias.com

1.2.- INFANCIA.

La infancia se caracteriza por una serie de elementos clave en el desarrollo físico de una persona. En esta etapa, el desarrollo muscular se produce tanto para las habilidades motoras finas (por ejemplo, con las manos y los brazos) y el tamaño muscular y fuerza. Grafo-motoras también se desarrolla lo que permite a los niños a desarrollar la lectura y la escritura. La infancia se caracteriza también por un aumento general de tamaño y peso que el individuo se desarrolla de la siguiente manera.

a). Desarrollo esquelético.

Las estructuras esqueléticas que se forman durante el período prenatal al principio son de cartílago suave que se osifica (endurece) de modo gradual para formar material óseo. Al nacer, la mayor parte de los huesos del bebé son suaves, flexibles y difíciles de romper. Una de las razones por las cuales los neonatos no pueden sentarse o equilibrarse solos cuando son colocados en una posición erguida es que sus huesos son demasiado pequeños y flexibles.

Por suerte para la madre y su bebé, el cráneo neonato está formado por varios huesos suaves que pueden comprimirse para permitir que el niño pase por el cuello uterino y el canal de parto. Los huesos del cráneo están separados por seis puntos suaves, que gradualmente se llenan con minerales para formar, a los dos años, un solo cráneo con uniones flexibles en los puntos donde se juntan los huesos. Estas uniones, permiten al cráneo expandirse a medida que crece el cerebro.

Otras partes del cuerpo, como los tobillos, los pies, las muñecas y las manos, desarrollan más huesos a medida que madura el niño. Un método para estimar el nivel de maduración física de un niño es obtener una radiografía de muñeca y mano, que muestra tanto el número de huesos como el grado de osificación. Es una medida de maduración física basada en el nivel de desarrollo esquelético del niño, recibe el nombre de edad esquelética (esta medición se realiza sólo cuando se sospecha que existe algún problema médico).

No todas las partes del esqueleto crecen y se endurecen al mismo ritmo. El cráneo y las manos maduran primero, mientras que los huesos de la pierna continúan desarrollándose hasta mediados o fines de la segunda década de vida. El desarrollo esquelético se completa a los 18 años, aunque el ancho del cráneo, los huesos de las piernas y las manos aumenta ligeramente durante toda la vida.

b). Desarrollo muscular.

En el desarrollo muscular, los neonatos nacen con todas las fibras musculares que tendrán durante el resto de su vida. Al nacer, el tejido muscular está compuesto por el 35 por ciento de agua, y no representa más del 18 al 24 por ciento del peso corporal de un bebé. Sin embargo, las fibras musculares pronto comienzan a crecer en la medida en que el líquido celular del tejido muscular se refuerza al absorber proteínas y sales.

El desarrollo muscular procede en direcciones cefalocaudal y proximodistal, de modo que los músculos de cabeza y cuello maduran antes que los del tronco y las extremidades. Como muchos otros aspectos del desarrollo físico, la maduración del tejido muscular es muy gradual durante la niñez y se acelera al inicio de la adolescencia. Una consecuencia del acelerado crecimiento muscular es que en ambos sexos los miembros adquieren notable fortaleza, aunque los incrementos de masa muscular y fuerza física son más evidentes en los niños que en las niñas.

c). desarrollo físico.

El desarrollo físico de un bebé comienza en la cabeza y luego progresa a otras partes del cuerpo (por ejemplo, el acto de chupar precede al acto de sentarse y éste a su vez precede al acto de caminar).

a). Recién nacido hasta los 2 meses.

• El bebé puede levantar y voltear la cabeza cuando está acostado boca arriba.

• El bebé empuña la mano y flexiona los brazos.

• El cuello no es capaz de sostener la cabeza al hallar el niño para que se siente.

• Los reflejos primitivos abarcan:

• Reflejo de Babinski: los dedos de los pies se abren hacia afuera en forma de abanico cuando hay roce en la planta del pie.

• Reflejo de Moro (reflejo del sobresalto): extiende los brazos y luego los dobla y los empuja hacia el cuerpo con un breve llanto, a menudo desencadenado por sonidos fuertes o movimientos súbitos.

• Reflejo prensil palmar: el bebé cierra los dedos y "agarra" el dedo de la madre.

• Reflejo postural: la pierna se extiende cuando se toca la planta del pie.

• Reflejo prensil plantar: flexión del dedo del pie y de la parte delantera del pie.

• Reflejo de búsqueda o de los puntos cardinales: voltea la cabeza en busca del pezón cuando se le toca la mejilla y comienza a chupar cuando el pezón toca los labios

• Reflejo de la marcha: da pasos rápidos cuando ambos pies se colocan sobre una superficie, con el cuerpo sostenido.

• Reflejo tónico-asimétrico del cuello: la pierna izquierda se extiende cuando el bebé mira hacia la izquierda, mientras que el brazo y la pierna derecha se flexionan hacia adentro, y viceversa.

b). 3 a 4 meses.

• El mejor control muscular del ojo le permite al bebé seguir objetos.

• Comienza a controlar las acciones de manos y pies, pero estos movimientos no son sincronizados. El bebé puede comenzar a utilizar ambas manos, trabajando con ellas para cumplir tareas.

• El bebé todavía no es capaz de coordinar el agarre, pero manotea y consigue acercar los objetos hacia él.

• El incremento en la visión le permite al bebé diferenciar objetos a partir de fondos con muy poco contraste (como un botón en una blusa del mismo color).

• El bebé se levanta (emplea el torso superior, los hombros y la cabeza) con los brazos cuando está acostado boca abajo (sobre el estómago).

• Los músculos del cuello se desarrollan lo suficientemente para permitir que el bebé se siente con ayuda y mantenga la cabeza erguida.

• Los reflejos primitivos ya han desaparecido o están comenzando a desaparecer.

c). 5 a 6 meses.

• El bebé es capaz de sentarse solo, sin ayuda, inicialmente por poco tiempo y luego por 30 segundos o más.

• El bebé comienza a tomar bloques o cubos usando la técnica de agarre cubital-palmar (presiona el bloque en la palma de la mano mientras flexiona o dobla la muñeca hacia adentro), pero todavía no usa el pulgar.

• El bebé gira desde la espalda hasta el estómago. Cuando está sobre el estómago, el bebé puede empujarse con los brazos para levantar los hombros y la cabeza y mirar alrededor o alcanzar objetos.

Monografias.com

d). 6 a 9 meses.

• El gateo puede comenzar.

• El bebé puede caminar sosteniéndose de la mano de un adulto.

• El bebé puede sentarse firmemente, sin ayuda, durante largos períodos de tiempo.

• El bebé aprende a sentarse desde la posición de bipedestación.

• El bebé puede sujetarse y mantener una posición de bipedestación mientras se apoya en los muebles.

Monografias.com

e). 9 a 12 meses.

• El bebé comienza a mantener el equilibrio mientras se pone de pie solo.

• El bebé da pasos y comienza a caminar solo.

Monografias.com

1.3.- CAMBIOS CORPORALES.

La niñez comienza a los dos años y termina a los diez años (a los once se alcanza la pre-adolescencia y a los doce se alcanza la adolescencia plena).

El desarrollo de la niñez es el estudio de los procesos y los mecanismos que acompañan el desarrollo físico y mental de un infante mientras alcanza su madurez.

La pediatría es la rama de la medicina referente al cuidado de niños de la infancia a través de adolescencia, y a veces incluso de adultos jóvenes de (0 a 21 años).

Estas escalas de edades son aproximadas, y pueden diferenciar de cultura a cultura.

1.4.- NIÑEZ

a). El desarrollo cognitivo y afectivo del niño comprende varias áreas:

• Aprender: Entender el mundo y conocer el medio sobre todo mediante el juego, con ayuda de sus mayores y conjuntamente con sus iguales.

Lenguaje: Aprender a hablar, y a expresarse y comunicarse mediante el lenguaje verbal y no verbal.

Educación: Aprendizaje de la lectoescritura, adquirir conocimientos y habilidades, etc. La educación comprende la institución formal y la no formal.

• Psicología y Desarrollo: Aprender a convivir con las demás personas en su medio, y en sociedad. Incluye el aprendizaje de las reglas tácitas y explícitas de su cultura.

Arte y música: Aprender a expresarse mediante las diversas técnicas artísticas; el arte como la música despiertan la sensibilidad de los niños y enriquecen su acervo personal.

Moral o ético: De acuerdo con Piaget el sentido moral de las personas evoluciona según etapas.

En el campo de la psicología también es posible verificar cambios notables en la concepción que los autores han tenido sobre la infancia y sus características. Lo demuestran los distintos enfoques presentes en la psicología evolutiva. Durante algún tiempo existió el intento de integrar todos los conocimientos sobre el niño en una disciplina especial, la paidología, que diera cuenta de los aspectos psicológicos, biológicos y sociales.

b). El desarrollo físico.

El desarrollo físico resulta de la interacción entre el niño y el entorno. Durante este proceso los niños crecen (se hacen más grandes), se desarrollan (las estructuras de sus cuerpos y sus funciones se hacen cada vez más complejas) y maduran (su tamaño, estructura orgánica y corporal progresan hacia el estado fisiológico de adulto).

Podemos decir que, los recién nacidos primero se vuelven más pequeños pero luego crecen rápidamente. En los primeros días de vida, la mayoría pierde entre el 5 y 10 por ciento del peso corporal que tienen al nacer porque tienen más pérdidas corporales que los líquidos que ingieren. Pero luego van recuperando está perdida y empiezan a aumentar, la verdad, que a partir de aquí, crecen bastante rápido hasta los dos años, duplicando su peso inicial alrededor del cuarto mes y triplicándolo al final del primer año de vida. La mayor parte del peso ganado en los primeros meses de vida consiste en grasa, que proporciona aislamiento para mantener el calor y almacenar los nutrientes. Este almacenamiento de nutrientes es fundamental para mantener el crecimiento del cerebro si las mucosidades interfieren de manera temporal con la alimentación, lo que a menudo sucede durante un día o dos. Si la nutrición no es bastante adecuada, el cuerpo detiene su crecimiento pero no el cerebro, un fenómeno denominado preservación del cerebro.

Los bebés aumentan en longitud y también ganan peso. En cada uno de los seis primeros meses aumentan más de 2.5cm, es decir, que crecen unos 15cm en medio año. Luego el ritmo va disminuyendo lentamente, pero no mucho. En su primer cumpleaños, los bebés típicos miden 75cm de altura y pesan unos 10kg.

El crecimiento físico es menor en el segundo año, pero todavía es rápido. A los 24 meses la mayoría de los niños pesan aproximadamente 13kg y miden entre 81 y 91cm, siendo los niños un poco más altos y pesados que las niñas. Esto significa que un niño de 2 años ya es asombrosamente alto, ya que mide la mitad de la estatura que va a tener cuando sea adulto. También tiene alrededor del 15 al 20 por ciento del peso que va a tener en la adultez. Y se puede decir que desde los dos años de edad hasta la pubertad el crecimiento de un niño es lenta y constante; promedia de 5 a 7.5cm de estatura y de 2.7 a 3.2kg de peso cada año. A los seis años de edad, el niño promedio de un país desarrollado pesa unos 21kg y mide unos 117cm. Esto son promedios, los niños en realidad varían entre sí, sobre todo en el peso.

El crecimiento de los bebés y de los niños continúa con los patrones cefalocaudalesy proximodistales que empezaron en el período embrionario. A medida que un niño crece, la forma del cuerpo cambia con rapidez. El desarrollo procede en una dirección cefalocaudal (de la cabeza hacia abajo) y es el tronco el que crece más rápido durante el primer año. Al año de edad, la cabeza de un niño sólo representa el 20 por ciento de la longitud de su cuerpo, a diferencia del neonato, que representa el 70 por ciento de su tamaño adulto final y representa una cuarta parte de la longitud total del cuerpo, la misma fracción que las piernas. Desde su primer cumpleaños hasta el crecimiento acelerado de adolescente, las piernas crecen con rapidez, representando más del 60 por ciento del incremento de la estatura. Cuando alcanzamos nuestra estatura adulta final, nuestras piernas representan el 50 por ciento de la estatura total, mientras que la cabeza sólo representa el 12 por ciento.

Mientras los niños crecen hacia arriba, también lo hacen hacia los lados de acuerdo con una fórmula proximodistal (del centro hacia los costados). Durante el desarrollo prenatal, por ejemplo, en primer lugar se forman el pecho y los órganos internos, seguidos por los brazos y las piernas, y luego las manos y los pies. A lo largo de la infancia y la niñez, los brazos y las piernas continúan creciendo más rápido que las manos y los pies. Sin embargo, este patrón de crecimiento del centro hacia los lados se invierte antes de la pubertad.

1.4.1.- NORMAS O PATRONES TÍPICOS.

El desarrollo físico durante la infancia y la niñez parece tan ordenado y legítimo como el desarrollo del óvulo fecundado hasta convertirse en el bebé. Está progresión regular es el resultado de la direccionalidad del crecimiento. La direccionalidad es el proceso en el que se canaliza en crecimiento a lo largo de un camino previsible cuando los genes se expresan dentro de un entorno humano normal. Este crecimiento típico de la especie es extraordinariamente difícil de desviar del curso de su influencia genética. A pesar de su previsibilidad, el desarrollo físico es resultado de interacciones dinámicas y causalidad recíproca entre genes y la experiencia, puesto que el desarrollo sigue una direccionalidad, los niños aprenden varias habilidades de un modo similar y previsible. Los estudios crearon normas o patrones típicos que describen las edades aproximadas en las que aparecen atributos y habilidades importantes.

Las normas se basan en cálculos matemáticos simples que reflejan la media de las tendencias de crecimiento. No explican el crecimiento ni el desarrollo, solamente la describen, indicando lo que es más fácil que aparezca en el desarrollo de los niños dentro de una sociedad en particular y en un momento determinado de la historia.

Las normas pueden ser útiles al describir cómo se desarrollan los niños. Pueden ayudarnos a valorar los efectos de los cambios ambientales sobre la conducta y pueden ser de utilidad para estudiar las variaciones culturales o subculturales (pequeña explican más abajo). También han supuesto una ayuda en los estudios sobre los prematuros y en los de desarrollo atípico. El bebé cuyo tamaño o desarrollo motor está muy retrasado según las normas pone en alerta al pediatra, que habrá de buscar más síntomas que puedan indicar alguna complicación. Las normas también se han utilizado para examinar los efectos de la institucionalización en el crecimiento de los bebés y los niños, de la diferencia de sexos en el crecimiento y la importancia del orden de nacimiento en el desarrollo de un niño.

En muchos aspectos del crecimiento las normas difieren entre las niñas y los niños. Los niños y niñas crecen a un ritmo distinto, y esa diferencia comienza antes del nacimiento. Cuando los fetos ya están a mitad de camino en el período prenatal, el esqueleto de las niñas lleva tres semanas de adelanto en el desarrollo con respecto al de los niños, y cuando nacen, las niñas han aventajado a los niños en la madurez del esqueleto en cuatro o seis semanas, aunque no en tamaño. Algunos sistemas de órganos están más desarrollados en las niñas en el momento de nacer, y esto puede explicar por qué sobreviven más hembras que varones.

En los primeros meses los niños crecen más rápido que las niñas, pero desde los 7 meses hasta los cuatro años, las niñas sobrepasan a los niños. A partir de esta edad los dos sexos crecen igual hasta la pubertad, etapa cuando las chicas vuelven a desarrollarse más rápido que los chicos.

El valor de las normas como método de diagnóstico individual es limitado. En todos los aspectos del desarrollo, los niños normales varían ampliamente hacia cada uno de los lados de una norma. Los recién nacidos difieren en variables físicas, como la estatura, peso, musculación, vellosidad, desarrollo dental y una gran cantidad de características que pueden medirse. A medida que los niños crecen, las diferencias físicas individuales persisten, algunas pueden hacerse más pronunciadas, como el peso y la talla, mientras que otras no se notan tanto, como la vellosidad.

1.5.- HORMONA DEL CRECIMIENTO (GH)

Algunas hormonas juegan un papel importante en la regulación del crecimiento, pero la hormona del crecimiento (GH) en sí misma es una de las más importantes, porque parece tener un efecto general en promover el crecimiento en todo el cuerpo. Fomenta la división celular y estimula el crecimiento de los huesos largos. La hormona del crecimiento se segrega principalmente durante la noche, pero el estrés físico o emocional puede llevar a su producción durante el día. La GH también estimula la producción de somatomedina, un segundo factor del crecimiento, que promueve la división celular en los músculos y las células de los cartílagos al final de los huesos.

Aunque los patrones individuales de crecimiento son generalmente estables, las severas deficiencias alimenticias, las enfermedades o el estrés pueden interrumpirlos o retrasar el crecimiento, quizás interfiriendo con la GH y los niveles de somatomedina y el equilibrio.

1.6.- POSIBLES VARIACIONES CULTURALES

Entre los muchos factores que influyen en el crecimiento, figuran el orden de nacimiento, el sexo y el lugar geográfico, es más, los primogénitos, los varones y aquellos que viven en ciudades al nivel del mar tienden a ser más altos que sus opuestos. Los tres factores principales, que individualmente suman varios centímetros de altura al fin de la infancia, son los genes, la salud y la nutrición. El último factor, la nutrición, es responsable en alto grado de las notables diferencias entre los niños de los países desarrollados y los de los países subdesarrollados. En los Países Bajos, los niños promedio de 4 años son más altos que los de 6 años en la India, Nepal La responsable de los cambios que tiene tu cuerpo en la adolescencia es una glándula que se encuentra en el cerebro, llamada hipófisis. La hipófisis produce y libera unas sustancias denominadas hormonas, que circulan por la sangre y llegan a distintas partes del cuerpo. Estas hormonas actúan sobre los testículos de los varones o los ovarios de las mujeres, para estimular la producción de las hormonas sexuales masculinas.

En los varones, la influencia de las hormonas sexuales provoca cambios en su cuerpo y en sus genitales, así como la producción de los espermatozoides (células sexuales masculinas) en los testículos. Los estrógenos y progesterona provocan en las mujeres cambios en el cuerpo, la maduración y liberación de los óvulos (células sexuales femeninas), y la menstruación. Estos cambios aparecen y se acentúan durante los primeros años de la adolescencia, en las mujeres generalmente entre los 10 y los 12 años, y en los varones entre los 12 y los 14 años. Esto no quiere decir que en las edades posteriores el cuerpo no siga viviendo modificaciones, sino que es en estos períodos cuando los cambios son más evidentes e intensos. Además, como mencionábamos anteriormente, los procesos de la adolescencia no se viven de manera igual por todas las personas, así que es normal y posible que algunos(as) adolescentes experimenten estos cambios más temprana o tardíamente que el resto de sus amigos y amigas.

Monografias.com

CAPITULO II

Cambios corporales en la pubertad

2.1.- LA PUBERTAD

La pubertad se refiere al proceso de cambios físicos en el cual el cuerpo de un niño se convierte en adulto, capaz de la reproducción sexual. El crecimiento se acelera en la primera mitad de la pubertad, y alcanza su desarrollo al final. Las diferencias corporales entre niños y niñas antes de la pubertad son casi únicamente sus genitales. Durante la pubertad se notan diferencias más grandes en cuanto a tamaño, forma, composición y desarrollo funcional en muchas estructuras y sistemas del cuerpo. Las más obvias son las características sexuales secundarias. En sentido estricto, el término «pubertad» se refiere a los cambios corporales en la maduración sexual más que a los cambios psicosociales y culturales que esto conlleva.

La adolescencia es el período de transición psicológica y social entre la niñez y la vida adulta. La adolescencia abarca gran parte del período de la pubertad, pero sus límites están menos definidos, y se refiere más a las características psicosociales y culturales mencionadas anteriormente.

a).- Adolescencia

La adolescencia (del latín "adoleceré": crecer, desarrollarse) es un continuo de la existencia del joven, en donde se realiza la transición entre el infante o niño de edad escolar y el adulto. Esta transición de cuerpo y mente, proviene no solamente de sí mismo, sino que se conjuga con su entorno, el cual es trascendental para que los grandes cambios fisiológicos que se produce en el individuo lo hagan llegar a la edad adulta. La adolescencia es un fenómeno biológico, cultural y social, por lo tanto sus límites no se asocian solamente a características físicas.

A diferencia de la pubertad, que comienza a una edad determinada a los doce o trece debido a cambios hormonales, la adolescencia puede variar mucho en edad y en duración en cada individuo pues está relacionada no solamente con la maduración de la psiquis del individuo sino que depende de factores psico-sociales más amplios y complejos, originados principalmente en el seno familiar.

Muchas culturas difieren en cuál es la edad en la que las personas llegan a ser adultas. En diversas regiones, el paso de la adolescencia a la edad adulta va unido a ceremonias y/o fiestas.

2.2.- CAMBIOS FÍSICOS EN LA MUJER.

En las damas de 8 a 10 años de edad, se siguen considerando como niñas, aún no han entrado en la pubertad, seguramente aún no han crecido los pechos, no tienen vellos en el pubis ni en las axilas (o tienen apenas una sombrita). Las damas entre los 11 y 13 años de edad, están entrando en la pubertad, y en su cuerpo una hormona llamada "Estrógeno" que son hormonas sexuales de tipo femenino producidos por los ovarios; entonces con ellas se producen los cambios de voz, los pezones comienzan a destacarse más, los senos comienzan a crecer lentamente, probablemente ven su primer periodo, además las caderas se ensanchan un poco y estas son características de que están creciendo y dejando de ser niña para ser una mujer.

En la pubertad de las niñas la hormona dominante en su desarrollo es el estradiol, un estrógeno. Mientras el estradiol promueve el crecimiento de mamas y del útero, es también la principal hormona conductora del crecimiento pubertal y de la maduración epifiseal y cierre. Los niveles de estradiol suben más temprano o quedan más tiempo en mujeres que en hombres.

Monografias.com

2.3.- Cambios físicos de la pubertad

Los cambios físicos en niñas son:

• Crecimiento de vello púbico.

El vello púbico es por lo general la segunda manifestación de la pubertad. También se le refiere como pubarquia, y los vellos se pueden ver por primera vez alrededor de los labios. En alrededor del 15% de las niñas el vello púbico aparece aún antes de que los senos empiezan a desarrollarse.

• Cambios en la vagina, el útero, y los ovarios.

La membrana mucosa de la vagina también cambia en respuesta de los niveles ascendentes de estrógenos, engordando y adquiriendo un color rosáceo. También las características secreciones blancuzcas son un efecto normal de los estrógenos.

• Inicio de la menstruación y fertilidad.

El primer sangrado menstrual, también conocido como menarquía aparece alrededor de los 10 a los 16 años (en promedio). Los periodos menstruales al inicio casi nunca son regulares y mensuales durante los primeros años. La ovulación es necesaria para la fertilidad y puede o no presentarse en los primeros ciclos.

• Cambio en la forma pélvica, redistribución de la grasa y composición corporal.

Durante este periodo, también en respuesta a los niveles ascendentes de estrógeno, la mitad inferior de la pelvis se ensancha (proveyendo un canal de nacimiento más ancho). Los tejidos adiposos aumentan a un mayor porcentaje de la composición corporal que en los varones, especialmente en la distribución típica en las mujeres de las mamas, caderas y muslos. Esto produce la forma corporal típica de la mujer.

• Crecimiento de vello facial y corporal.

En los años y meses posteriores a la aparición del vello púbico. Otras áreas de la piel desarrollan vello más denso aproximadamente en la secuencia siguiente:

- vello axilar,

- vello perianal,

- vello encima de los labios

- vello periareolar.

• Aumento de estatura.

El crecimiento es inducido por el estrógeno y comienza aproximadamente al mismo tiempo que los primeros cambios en los senos, o incluso unos cuantos meses antes, haciéndolo una de las primeras manifestaciones de la pubertad en las niñas. El crecimiento de las piernas y los pies se acelera primero. La tasa de crecimiento tiende a alcanzar su velocidad máxima (tanto como 7,5-10 cm anuales).

• Olor corporal, cambios en la piel y acné.

Niveles ascendentes de andrógenos pueden cambiar la composición de ácidos grasos de la transpiración, resultando en un olor corporal más "adulto". Esto a menudo ocurre uno o más años antes que la telarquia y la pubarquia. Otro efecto inducido por los andrógenos es el aumento en la secreción de aceite (sebo) en la piel y cantidades variables de acné. Este cambio incrementa la suceptibilidad al acné, que es un rasgo característico de la pubertad, variando en severidad.

2.4.- CAMBIOS CORPORALES EN EL HOMBRE.

La pubertad se refiere al proceso de cambios físicos en el cual el cuerpo de un niño se convierte en adulto, capaz de la reproducción sexual. El crecimiento se acelera en la primera mitad de la pubertad, y alcanza su desarrollo al final. Las diferencias corporales entre niños y niñas antes de la pubertad. Son casi únicamente sus genitales. Durante la pubertad se notan diferencias más grandes en cuanto a tamaño, forma, composición y desarrollo funcional en muchas estructuras y sistemas del cuerpo. Las más obvias son las características sexuales secundarias. En sentido estricto, el término «pubertad» se refiere a los cambios corporales en la maduración sexual más que a los cambios psicosociales y culturales que esto conlleva.

El cuerpo de los caballeros también sufre cambios progresivos en esta etapa. Los caballeros de 8 a 10 años de edad, aún son niños; no tienen vellos ni en el pubis ni en las axilas. El pene todavía es pequeño y la espalda está muy poco desarrollada.

Desde los 11 a 13 años comienza a circular en el cuerpo del niño una hormona llamada "Testosterona" entonces empiezan a tener vello en el pubis y también comienzan a cambiar el tono de la voz siendo cada vez más grave; además le crece el pene y la espalda y es posible que también le crezca vello en la cara tenga la necesidad de rasurarse.

A esta edad puede ser que tengan erecciones frecuentes y poluciones nocturnas; es decir, que mientras duermen el pene se pone duro y aunque no esté teniendo relaciones sexuales eyaculan o se expulsa esperma por el orificio que tienen en la punta del pene.

La primera erección no la tienen en esta etapa sino en la niñez por lo tanto no la recordarán, la erección muy lejos de lo que se cree comienza en la mente y no en el pene, con un pensamiento que tenga en una mujer atractiva o que le guste puede llegar a tener una erección al momento de pensar y soñar con ella.

La importancia de la educación sexual en los niños, adolescentes y adultos, es de mucha importancia porque hay muchos que todavía no conocen su cuerpo y los nombres de muchas partes de sus genitales por lo tanto es importante que se comience a difundir en todas partes conocimiento sobre la sexualidad que no es solo tener relaciones sexuales, porque el ser hombre o mujer implica una sexualidad, por eso la educación sexual trata de impartir una información progresiva y adecuada de lo que es la sexualidad humana para su formación, tanto en lo biológico como en lo afectivo-social. Debe perseguir la realización de una sexualidad plena y madura que permita al individuo una comunicación equilibrada con el otro sexo, dentro de un contexto de afectividad y responsabilidad.

Monografias.com

2.5.- CAMBIOS FÍSICOS EN EL VARÓN

• Desarrollo de la musculatura.

Formación del cuerpo de adulto.

• Crecimiento de los testículos.

El crecimiento de los testículos es una de las primeras características por las cuales un niño se puede dar cuenta de que está entrando a la pubertad ya que estos aumentan de tamaño.

• Vello púbico en los jóvenes.

El vello púbico suele ser de entre las primeras cosas que ocurren cuando un púber ha alcanzado la pubertad. Aparece primeramente alrededor de la base del pene brotando de una forma delgada con un color claro, hasta hacerse más gruesos y rizados también su color se hace más oscuro y van brotando más y más hasta que cubren los genitales.

• Erecciones involuntarias del pene.

A veces suelen darse erecciones de corto tiempo en lugares ya sean públicos o solitarios en donde el púber intenta esconderlas tapándose; aunque en la mayoría de veces las personas que están a su alrededor no las notan.

• Vello corporal.

El eje Hipotálamo-Hipófisis-Adrenal es el primer eje que se ve afectado en la pubertad. Se empiezan a generar hormonas tales como la androstenediona y DiHidroTestosterona (DHT) alrededor de los 7/8 años en las chicas y 9/10 en los chicos. Esta actividad elevada del eje Adrenal conocida como "adrenarquia" da lugar a la aparición del vello púbico, vello axilar, vello facial (barba y bigote), vello en las piernas y brazos, una línea de vello que se extiende desde el "pubis" hasta el "ombligo", en el pecho entre otras cosas.

• Emisión nocturna.

Durante su pubertad y adolescencia, el joven puede o no experimentar su primera emisión nocturna, también conocida como sueño húmedo o "polución nocturna". Normalmente es una expulsión de semen por el pene, realizada cuando el niño duerme y tiene sueños frecuentemente asociados con sexo o simplemente por el rozamiento del pene con la ropa. La cantidad total expulsada por el niño es aproximadamente la que cabría en una cuchara, debido a que el semen expulsado es en menor cantidad en poluciones nocturnas, que en eyaculaciones en forma consiente, (masturbación, sexo). Desde ese momento el púber puede fecundar un óvulo.

• Crecimiento del pene.

Como se vio antes en el púber el primer cambio que ocurrió fue crecimiento de los testículos antes que el "pene" así que el niño no debe pensar que tiene un "pene" pequeño, pero a medida que pasa el tiempo también crece su pene llegando al tamaño que tendrá en la etapa adulta. Aunque 18-20 cc es posiblemente una talla media de adultos, varía mucho en la población normal.

• Inicio de Actividad Sexual.

Debido a todos los cambios sexuales que el púber a estado viviendo, puede llegar a confundirse, asustarse o simplemente tener curiosidad, a consecuencia de esto puede llegar a explorarse y en este caso inicia su actividad sexual por medio de la masturbación ayudando a reducir las incómodas,(aunque no necesariamente, porque cada cuerpo es distinto) poluciones nocturnas. Esto es totalmente normal y no hay razón para sentir culpa o preocuparse por hacerlo. Es importante que si el púber ya conoce la eyaculación y se decide a tener relaciones sexuales hay que informarle sobre ITS y anticoncepción, para que pueda tener una vida sexual plena y sana.

• Engrosamiento de la voz.

Cuando un púber está en etapa de desarrollo sus cuerdas vocales se tornan más gruesas de manera que la voz de la persona quede gruesa y masculina. Esto va por períodos, puede al principio le salgan los llamados "gallos" al hablar, y luego se va tornando más grave la voz.

• Olor corporal.

Alcanzada la pubertad, el joven comienza a expulsar olores característicos, especialmente tras el ejercicio físico. La expulsión de sudor por parte de las glándulas sudoríparas aumenta en la pubertad, lo cual se convierte, aunque no decisivamente, en un factor importante que contribuye al humano corporal. Este olor suele calificarse como desagradable y su intensidad puede variar de persona a persona y de momento en momento.

• Crecimiento en pelo.

El niño que ha alcanzado la pubertad entra en un nuevo proceso de crecimiento en estatura de una duración mayor al de las niñas. Este proceso de crecimiento usualmente dura hasta los 23 años de edad en varones, 21 en niñas. No obstante el crecimiento de talla puede observarse hasta los 26 años.

2.6.- CRECIMIENTO

Desde el punto de vista práctico, los cambios normales del crecimiento tienen tres grandes características:

? Se realizan en forma secuencial, es decir, aparecen unas características antes de que aparezcan otras, como es el caso del crecimiento de los senos antes de la aparición de la menstruación, el vello pubiano antes que el axilar, los miembros inferiores crecen primero que el tronco, los testículos se incrementan antes que el pene, etc.

? El tiempo de comienzo, la magnitud y la velocidad de cada evento es considerablemente variable entre las edades, por lo que algunos maduran antes que otros, para cada sexo.

? Cada evento del crecimiento sigue la ley de la variabilidad individual del desarrollo. Cada individuo tiene una propia manera de ser y la conserva a través de los años de la adolescencia y en el que influyen diversos factores, como su raza, constitución genética o familiar, nutrición, funcionamiento endocrino y ambiente socio-cultural. Basado en ello, la evaluación de la maduración sexual suele ser más valiosa desde el punto de vista clínico, que la edad cronológica, que es la correlación que por lo general preocupa a los padres y al mismo adolescente.

CAPITULO III

Maduración sexual

En la adolescencia temprana y para ambos sexos, no hay gran desarrollo manifiesto de caracteres sexuales secundarios, pero suceden cambios hormonales a nivel de la hipófisis, como el aumento en la concentración de gonadotropinas (hormona foliculostimulante) y de esteroides sexuales. Seguidamente aparecen cambios físicos, sobre todo cambios observados en la glándula mamaria de las niñas, los cambios genitales de los varones y el vello pubiano en ambos sexos.

El primer cambio identificable en la mayoría de las niñas es la aparición del botón mamario.

a). La adolescencia en las mujeres comienza a los 10 o 12 años

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda