Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Continente Americano

Enviado por Edixa Guerrero



  1. Introducción
  2. Caracteres fisiográficos más importantes y sus consecuencias
  3. Distribución de los recursos naturales y su aprovechamiento
  4. Antecedentes históricos de la distribución de la población
  5. Sistemas de producción agropecuaria, rubros y mercados
  6. La explotación minera e hidrocarburos
  7. Conclusión
  8. Bibliografía

Introducción

América es un continente que ocupa gran parte del Hemisferio Occidental de la Tierra. Se extiende desde el Océano Glacial Ártico por el norte hasta el Cabo de Hornos por el sur, en la confluencia de los océanos Atlántico y Pacífico que delimitan al continente por el este y el oeste, respectivamente. Con una superficie de 42.262.142 km², es la segunda masa de tierra más grande del planeta, cubriendo el 8,3% de la superficie total del planeta y el 28,4% de la tierra emergida, y además concentra cerca del 14% de la población humana.

Debido a su gran tamaño y sus características geográficas, América es dividida tradicionalmente en América del Norte, América Central, las Antillas y en América del Sur. Algunos geógrafos consideran a América Central y a las Antillas como una subregión dentro de América del Norte. Atendiendo a sus características culturales se distingue América Anglosajona, el Caribe no latino y América Latina.

Además el relieve americano es muy variado en cada zona el tipo de relieve se fue modificando a lo largo de millones de años por acción de fuerzas internas y fuerzas externas. Las montañas son diferentes de acuerdo a su antigüedad las más nuevas, altas y puntiagudas; las más viejas, bajas y redondeadas. Las mesetas deben su existencia a la erosión de montañas o a levantamientos del terreno. Las llanuras pueden haber surgido por evaporación de lagos, alejamiento de mares o sedimentación de ríos.

Caracteres fisiográficos más importantes y sus consecuencias.

Debido a su gran tamaño y sus características geográficas, América es dividida tradicionalmente en América del Norte, América Central, las Antillas y América del Sur. Algunos geógrafos consideran a América Central y las Antillas como una subregión dentro de América del Norte.

América se caracteriza por tener ríos extensos y caudalosos y lagos muy grandes. De norte a sur los ríos más importantes son: Mississipi-Missouri, Yukón, y Columbia, al norte; Amazonas, Orinoco y Paraná-La Plata, al sur. En todo el continente destacan el Mississipi-Missouri y el Amazonas; el primero debido a su longitud y el segundo por ser el más caudaloso. Por otra parte, los lagos más importantes se localizan al norte, en Canadá y Estados Unidos de América.

En América se localizan prácticamente todos los tipos de clima, debido a que el continente se extiende desde el polo Norte hasta el polo Sur, pasando por el ecuador y los trópicos.

La variedad de climas, relieve y suelo en América permite la diversidad de regiones naturales en el continente. A continuación se presenta una relación de regiones naturales en el mismo orden en que la de los climas.

Selva ecuatorial. De esta región natural de vegetación abundante se obtienen maderas finas como la caoba. La fauna está compuesta por insectos, monos, aves, roedores, reptiles y mamíferos de pequeña altura.

Sabana. En esta región, debido a su clima tropical, la agricultura ha tenido un gran desarrollado, destacando el cultivo de productos como el plátano, la piña, la caña de azúcar, el coco y la papaya, entre otros; en esta región también se ha desarrollado la ganadería.

Estepa. En algunas regiones esteparias se ha podido desarrollar la agricultura, aun cuando requiere del establecimiento de sistemas de riego. Se ha introducido con éxito el cultivo de cítricos como el limón y la naranja y cereales como el trigo y centeno.

Desierto. Abundan las plantas xerófitas y cactus y en general todo tipo de plantas que almacenan agua. La vegetación típica del desierto del norte de América, y principalmente en la región norte y noroeste de México, es abundante en cactáceas. La fauna está conformada por zorros, roedores, serpientes de cascabel, aves como el correcaminos e insectos y arácnidos.

Mediterránea. Cuenta con un clima que permite la producción de la vid planta de la uva, olivo, cereales y cítricos, como limón o naranja, etcétera.

Pradera. Se localiza en la región oriental de Estados Unidos de América y en el sureste de América, en la región de la Pampa argentina, conocida por su elevada producción ganadera. Su vegetación principal son los pastos, que sirven como alimento a los animales de cría.

Tundra. Se localiza en la parte norte del continente, en Canadá, en los límites con el océano Glacial Ártico. Su flora está compuesta por musgos, líquenes y plantas resistentes al frío. La fauna la componen animales de piel fina, como zorros, martas

Distribución de los recursos naturales y su aprovechamiento.

América posee diversos recursos minerales, muchos de los cuales no han sido explotados en su totalidad. En el caso suramericano, los yacimientos de minerales están distribuidos por toda la región, pero algunas zonas del subcontinente son famosas en particular por su riqueza mineralógica. Los depósitos de oro de los Andes han sido explotados desde épocas precolombinas. En la cordillera Central de Perú y en la del sur de Bolivia es importante la producción de plata y mercurio desde la época colonial y la riqueza de sus yacimientos de mineral: cobre, estaño, plomo y cinc.

El cobre es extraído de media docena de yacimientos en el sur de Perú y norte y centro de Chile. Entre Ciudad Bolívar y el norte de Surinam cerca de la margen septentrional del macizo de las Guayanas se extiende una región altamente mineralizada que contiene bauxita, mineral de hierro y oro. El este de la región central de Brasil es especialmente rico en oro y diamantes, explotados desde la época colonial y cuya extracción se continúa en la actualidad. Aunque Sudamérica sigue siendo el mayor productor de metales raros, las grandes reservas de mineral de hierro de alto grado y las reservas más pequeñas de bauxita son más importantes para el emergente poder industrial del subcontinente.

La mayor parte de las ricas reservas de petróleo y gas natural del subcontinente se encuentran en las cuencas estructurales dispuestas a lo largo de las márgenes de los Andes, desde Venezuela hasta Tierra del Fuego. Los mayores yacimientos están en la región del Lago de Maracaibo, en Venezuela. Otros depósitos naturales se encuentran en la cordillera Oriental de los Andes que recorre Colombia, Ecuador y Perú. También poseen yacimientos de petróleo Argentina, Bolivia y, en menor medida, Chile.

En el caso de Centroamérica, los minerales fueron el principal aliciente para atraer a los colonizadores españoles. Existen yacimientos de oro y plata en Honduras y en las partes altas de Nicaragua. Honduras también posee importantes yacimientos de plomo, cinc, cobre y mineral de hierro de bajo grado. Nicaragua tiene grandes reservas de gas natural en aguas del Pacífico. En las proximidades de Izabal, en Guatemala, hay grandes yacimientos de níquel, también importantes yacimientos de petróleo, entre ellos los cercanos a Chinajá. Costa Rica posee grandes cantidades de bauxita en los alrededores de Boruca. Panamá tiene considerables yacimientos de cobre

Antecedentes históricos de la distribución de la población

La población de América tuvo su origen en el aporte de diferentes grupos humanos; al llegar los colonizadores europeos al continente, lo encontraron poblado por los aborígenes, quienes habían alcanzado distintos grados de evolución cultural. Esta colonización se realizó por dos grandes corrientes donde cada una de estas grandes corrientes determinó herencias culturales diferentes, formas de relación distintas entre los hombres, procesos históricos y modos de desarrollo característicos.

La anglosajona, que hoy ocupa parte de América del Norte y comprende a los Estados Unidos de América y Canadá, estaba constituida por grupos de familias procedentes del norte de Europa (inglese, irlandeses y escoceses), las que no se mezclaban con la población autóctona. Canadá también posee población de origen francés.

La latina, que hoy se extiende desde México hasta la Argentina, estaba constituida por grupos humanos provenientes del sur de Europa (españoles y portugueses), que se mezclaron con la población autóctona.

Desde el siglo XVI al XVIII, portugueses españoles e ingleses trasladaron al territorio americano, por la fuerza, un gran número de personas de origen africano que sirvieron de esclavos y contribuyeron a enriquecer la variedad de la población americana. Por último, a fines del siglo XIX y a principios del XX, llegaron, provenientes de Europa, millones de inmigrantes de muchos puntos de Europa y se distribuyeron a todo lo largo y ancho del continente

En América del Norte, la mayor densidad de población se encuentra en el noreste de los Estados Unidos, entre los Grandes Lagos y el océano Atlántico. Allí están ubicadas varias de las ciudades americanas más grandes, como Nueva York, Chicago o Filadelfia. Esta es el área de poblamiento más antiguo, donde se establecieron las primeras colonias inglesas a partir de las cuales se formaron Estados Unidos.

Hacia el oeste la densidad disminuye hasta la costa del Pacífico, donde se encuentra otra zona de alta densidad poblacional en California, que coincide con las ciudades de San Francisco y Los Ángeles. En el resto del territorio de los Estados Unidos, y más aún en el de Canadá, las densidades de población son bajas.

Otras áreas de alta densidad de población, se encuentran en los altiplanos y valles del área andina de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia yen el valle Central de Chile, donde se ubica la ciudad de Santiago.

América Latina posee en conjunto una población que supera los 330 millones de habitantes, más del 70% de éstos jóvenes que aún no alcanzan los treinta años de edad. La tasa de crecimiento de la población latinoamericana en la actualidad es superior al 3,4 % anual; la esperanza de vida para el Latinoamericano se sitúa hoy día en 75 años. Sudamérica tiene más de 300 millones de habitantes.

Aunque el subcontinente representa poco más del 12% de la superficie terrestre, tiene menos del 6% de la población mundial. Sin embargo, en conjunto, la población ha ido aumentando de modo considerable, sobre todo en los países tropicales, y se ha registrado un alto índice de crecimiento principalmente en la población urbana.

Desde 1930 la inmigración a Sudamérica se ha reducido al mínimo. No obstante, la migración interna ha sido muy grande, lo que ha traído como consecuencia la concentración de importantes grupos humanos en la periferia de las ciudades, mientras que las regiones del interior quedaban escasamente pobladas. Aunque, en conjunto, la densidad de la población es de 17 hab. /km2, la mayoría de la población se concentra en torno a los centros urbanos. Más de la mitad de su territorio tiene una densidad de menos de 2 hab. /km2. La mayoría de la población centroamericana vive en la zona del istmo orientada al Pacífico, donde ocupan las tierras bajas y altas del entorno. Las poblaciones se dispersan por las lluviosas y boscosas faldas caribeñas y la costa

Sistemas de producción agropecuaria, rubros y mercados

El sector pecuario es importante en todas las subregiones por distintas razones tanto de carácter económico como social, ya que las industrias pecuarias generan una cantidad muy importante de subproductos de alto valor, dando origen a largas cadenas de transformación. Es lo que ocurre en la producción bovina en que a partir del sacrificio del animal se obtienen sus carnes, pero también gran cantidad de los llamados subproductos de matadero, cuya utilización representa un valor económico, sanitario y social relevante.

Otro gran rubro es el que nace a partir de la producción lechera bovina, la industria láctea, que genera toda la gama de productos que de ella derivan. Es por todo lo anterior que la ganadería provee las proteínas básicas para la alimentación en todas las edades, lo que es fundamental para el desarrollo y bienestar de los pueblos.

En el ámbito mundial el Continente Americano ocupa el primer lugar en la producción de carne y el segundo como productor de leche, debido principalmente a sus extensas áreas de pastizales naturales, existiendo en la región países considerados ganaderos, donde el bovino es la especie rumiante más importante. Esto depende principalmente por las características agroclimáticas, sin embargo también juega un rol destacado la base o pié genético y las políticas agrarias necesarias para una adecuada producción. Es por ello que también existen países que no pueden satisfacer su demanda con la producción interna de carne, viéndose obligados a importarla de países productores refrigerada o congelada, generalmente de países vecinos con un estado sanitario apto para ese fin.

Dependiendo del lugar, en la región se encuentran diferentes sistemas de producción ganadera, los sistemas extensivos, los intensivos (y los denominados semi intensivos. En su estrecha relación se describen las razas para carne y lecheras, vale decir animales especializados en un solo tipo de producción, tendencia que va en aumento debido a la alta competitividad y exigencias productivas, en aminoramiento de las razas de doble propósito.

Los bovinos son especies capaces de adaptarse a una gran variedad de condiciones ambientales lo que los hace, dentro de los mamíferos domésticos, una de las especies más utilizadas en los sistemas productivos. Debido a esta gran diversidad es que existe también una gran variedad de sistemas productivos adaptados además a diversas condiciones ambientales.

Es importante, por lo tanto, conocer las características de esta especie y del lugar en que se desarrolla dentro del Continente Americano, ya que de ello depende en gran medida el éxito del sistema productivo empleado. La producción animal, basada en la explotación comercial del bovino es la más difundida y la que entrega mayores recursos alimenticios.

Los bovinos son animales que pueden ser explotados en más de un rubro y por lo tanto se pueden encontrar razas especializadas en diferentes producciones como lo son: carne y leche. Esta diversidad de razas hace que los sistemas y zonas productivas sean diferentes según el animal y por lo tanto que existan regiones donde sea más conveniente realizar un tipo de explotación que otra.

Entre los rubros alimenticios, se destacan los siguientes productos exportables: carne bovina y de aves de corral, pescados y mariscos en particular camarones congelados, trigo y maíz sin moler, varias frutas plátanos, manzanas, uvas y jugos de fruta especialmente de naranja, café, tortas de semillas oleaginosas, harina de pescado, tabaco y sus manufacturas, bebidas, semillas oleaginosas soja, girasol, cacahuetes, y aceites vegetales.

Entre las materias primas agrícolas exportables cabe mencionar la madera, pulpa y desperdicios de papel, las fibras textiles algodón y lana, y las flores cortadas. En el grupo de los minerales y metales predominan los minerales y concentrados de hierro, cobre, aluminio y zinc, mientras que entre los metales exportables, el cobre, aluminio, plata y platino, y zinc ocupan las posiciones dominantes. En 1999, los 10 principales productos y rubros exportables fueron la carne, pescado y mariscos, plátanos, azúcar, café, piensos para animales, aceites vegetales, minerales de hierro y de cobre, y cobre metálico lo cuales generaron 54% del valor total de las exportaciones regionales de productos básicos.

Entre los mercados se encuentran:

  • Mercado de consumo. Son aquellos en los que se realizan transacciones de bienes y servicios que son adquiridos por las unidades finales de consumo.

  • Mercados de productos de consumo inmediato. Son aquellos en los que la adquisición de productos por los compradores individuales o familiares se realiza con gran frecuencia, siendo generalmente consumidos al poco tiempo de su adquisición. Es el caso del pescado, de la carne y las bebidas.

  • Mercados de productos de consumo duradero. Son aquellos en los que los productos adquiridos por lo compradores individuales o familiares son utilizados a lo largo de diferentes períodos de tiempo hasta que pierden su utilidad o quedan anticuados, por ejemplo: los televisores, los muebles, los trajes entre otros.

  • Mercados de servicios. Están constituidos por aquellos mercados en los que los compradores individuales o familiares adquieren bienes intangibles para su satisfacción presente o futura, ejemplo: los servicios, la lavandería, enseñanza y sanidad.

  • Los Mercados industriales o institucionales. Son aquellos en los que se realizan transacciones de bienes y servicios empleados en la obtención de diferentes productos que son objeto de transacción posterior o que se adquieren para obtener un beneficio mediante su posterior reventa. En otros términos, los mercados industriales son aquellos que comprenden los productos y servicios que son comprados para servir a los objetivos de la organización. Teniendo en cuenta los objetivos genéricos de las organizaciones, se pueden distinguir tres tipos de compradores:

La explotación minera e hidrocarburos

Las actividades extractivas en América, mayormente son realizadas por empresas privadas transnacionales y, frente al poder económico de éstas, se observa un debilitamiento de los estados nacionales y de su soberanía sobre todo en los niveles de gobierno local. Muchas veces los gobiernos nacionales no cumplen satisfactoriamente su función de generar y exigir el cumplimiento de las normas nacionales de protección del ambiente, permitiendo la flexibilización de los marcos regulatorios y usando los vacíos legales a favor de las empresas, en lugar de defender y proteger los derechos de la población que es la responsabilidad fundamental de todo Estado.

América, es una región rica en diversidad de ambientes, de ecosistemas, de especies y de culturas; esta riqueza actualmente se ve amenazada debido a las pautas de los modelos desarrollo económico predominante en la región. No obstante, la región posee un importante potencial para la generación de energías renovables. Existe una disponibilidad relativamente amplia de fuentes hidroeléctricas, geotérmicas, eólicas, biomasa y otras que podrían, en un marco de mayor planificación y con patrones de consumo energético más eficientes, formar una plataforma de apoyo al crecimiento económico sin comprometer la sostenibilidad.

América tiene una larga tradición minera que genera una significativa fuente de ingresos para algunos países. La extracción de productos como el cobre, el carbón, el níquel, el oro, la plata o la arena representan en promedio el 4% del PIB regional, aunque en países como Chile o Jamaica oscila entre el

6 y el 25% del producto interno bruto. Sin embargo, su práctica influye en las reservas de los minerales explotados e impacta en otros recursos naturales como el agua, los bosques, y los suelos, y genera grandes cantidades de residuos contaminantes.

Además de los impactos a los ecosistemas, esta industria suele considerar la tenencia de la tierra y los sistemas tradicionales de gobernanza local como un para su desarrollo lo cual genera inequidades y conlleva conflictos sociales potenciales. Otra actividad de gran importancia para países como Brasil, México y Venezuela es la explotación y comercialización de hidrocarburos fósiles. Previsiblemente, las extracciones de petróleo se intensificarán debido a los prospectos de yacimientos grandes y no explorados.

Como la minería, la extracción de petróleo tiene altos costos ambientales que varían desde la transformación irreversible de los ecosistemas terrestres y marinos hasta los efectos severos de los derrames. Las consecuencias ambientales y sociales que la minería y la extracción de petróleo y gas pueden ocasionar hacen necesario contar con mejores regulaciones ambientales.

Conclusión

En América, existen dos principales características una es la unidad y la otra es el pertenecer a un grupo de países a los que son llamados en desarrollo por el resto de los países desarrollados en el mundo, pero cuando se hace un análisis en el propio continente, se observa un contraste importante debido a las diferentes estrategias de desarrollo socioeconómico que toman los distintos países, provocando que unos crezcan mas que otros.

La unidad del continente americano tiene su origen desde la conquista y la colonia, España y Portugal fueron las principales colonias que tomaron la mayor parte de los territorios americanos, por lo que tienen una unidad indiscutible en comparación con el resto de las colonias como Francia y el Reino Unido; la herencia colonial que dejaron estas colonias predominantes fueron el idioma, las costumbres, religión y la organización de la administración del estado y la economía, pero a pesar de muchos intentos esta unidad no trajo muchos acuerdo como el de la organización de un único estado latinoamericano, como lo podemos observar en Europa con la Unión Europea.

Los indicadores demográficos y económicos de América, demuestran que es un continente en desarrollo, la evolución demográfica se explica en cuanto a la estabilidad de la población, combinación de natalidad y mortalidad, el crecimiento demográfico debido a una fuerte natalidad y reducción de la mortalidad, mejoras en la infraestructura urbana, educación salud y servicios médicos y el estancamiento demográfico o declive, por la combinación de una caída de natalidad y la reducción de mortalidad; la caída de la natalidad debido a la conducta y comportamiento social.

Bibliografía

  • Turner, J. C. (2004). El continente Americano y sus características. Transcripción en línea. Disponible: Manual Santillana EGB 6, Ed. Santillanawww.icarito.tercera.cl/enc_virtual. Consulta: 2012, marzo 06.

  • Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Transcripción en línea. Disponible: www.rlc.fao.org/es/prioridades/transfron/eeb/pgan.htm. En caché - Similares. Consulta: 2012, marzo 06.

  • Manual Kapelusz 6, Ed. Kapelusz. Transcripción en línea. Disponible: www.eclac.org/id.asp?id=9017En caché - Similares. Consulta: 2012, marzo 06.

 

 

Autor:

Edixa Guerrero

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda