Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Estrategia didáctica para el desarrollo de la locución




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Desarrollo
  4. Conclusiones
  5. Bibliografía

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

Emisora Municipal "Radio Morón"

Estrategia didáctica para el desarrollo de la locución como habilidad profesional en los estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la SUM Morón. MsC . Georgina Gómez Calderón.

Resumen

Con la presente investigación se persigue atenuar la insuficiente preparación de los estudiantes de Comunicación Social en cuanto al desarrollo de la locución como habilidad profesional. Se diseña una estrategia didáctica para el desarrollo de la locución, sustentada en el diagnóstico de la expresión oral del estudiantado, a partir del enfoque holístico configuracional, la pedagogía educativa o intercultural, las técnicas de locución y la radio educativa. En la investigación se emplearon métodos teóricos y empíricos, estos últimos se materializaron a través de la aplicación de instrumentos como la encuesta, la entrevista y la observación. El aporte práctico posibilita no solo el perfeccionamiento del proceso de enseñanza aprendizaje de la carrera de Comunicación Social en condiciones de universalización, sino que propicia el desarrollo de competencias profesionales en su proceso de formación que en la actualidad constituyen una carencia en el diseño curricular de esta especialidad. Por tanto se parte de la caracterización del estudiantado de Comunicación Social en la sede universitaria de Morón, así como del profundo análisis del nuevo modelo pedagógico de formación del profesional cubano, lo cual nos permitirá establecer el estado actual del problema y trazar las estrategias necesarias para alcanzar el estado deseado.

Palabra clave: COMPETENCIA ORALIDAD/Oralidad competente.

1-MsC, Licenciada en Español y Literatura Profesora Auxiliar

Introducción

"Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive, es ponerlo a nivel de su tiempo para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida". (Martí, 1975: 281)

La teoría pedagógica de José Martí se nutre de lo más avanzado que le antecede en Cuba, América Latina, Europa y Estados Unidos, condicionada por la aparición del entonces incipiente Imperialismo. Su vasta cultura e inteligencia le permiten comprender que la educación en Hispanoamérica no se correspondía con las necesidades de sus pueblos, entonces se hacía necesario la preparación de hombres hábiles, útiles y creadores que pudieran actuar. Nadie queda excluido de su programa educacional y defiende la educación popular. Su finalidad era revolucionar la enseñanza. La escuela no debía transformarse en cuanto a la instrucción de conocimientos, pero sí en cuanto a la forma de enseñar y al respecto expresa: "El mundo nuevo requiere la escuela nueva (...) debe ajustarse un programa nuevo de educación, que empiece en la escuela de primeras letras y acabe en una universidad brillante, útil, en acuerdo con los tiempos, estado y aspiraciones de los países en que enseña." (Martí, 1975: 229)

Tal principio martiano mantiene su vigencia si consideramos que las nuevas condiciones del mundo contemporáneo, exigen a su vez profundas transformaciones en la educación. Continúa siendo una necesidad la preparación de los niños, adolescentes y jóvenes en un proceso formativo integral que se extienda desde la escuela primaria hasta la universidad para la defensa del suelo patrio. Ante este mundo unipolar y globalizado, la escuela cubana está obligada a responder al reclamo de la sociedad de desarrollar la personalidad de los ciudadanos, formando hombres y mujeres integrales e implicadas con los más altos valores humanos. Tal reto implica una concepción educativa desarrolladora, cuyo soporte teórico esencial sea el del enfoque histórico cultural de Vigotsky. Dicha corriente pedagógica contempla como concepto básico, la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP) que al decir de su autor consiste en "... la distancia entre el nivel real de desarrollo determinado por la capacidad de resolver un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más capaz." (Vigotsky, 1976: 7)

Pese a las medidas adoptadas por el reordenamiento económico de la sociedad cubana[1]la enseñanza universitaria actual no ha cesado en su empeño de llegar al mayor número de personas, garantizando desde los primeros años de la carrera el vínculo imprescindible con los modos de actuación de la profesión; desde sus aspectos más simples y elementales, hasta aquellos más complejos y que demandan mayor nivel de preparación. Solo de ese modo se aseguran las competencias necesarias para su futuro desempeño profesional.

El término de formación profesional se emplea para caracterizar no solo los conocimientos necesarios para el desempeño de determinada profesión, sino que tiene en cuenta también sus dimensiones: instructiva, desarrolladora y educativa, es decir "… el modo en que un proceso puede ser estudiado, analizado, desde diferentes posiciones, enfoques, en correspondencia con un propósito particular en cada caso." (Horruitinier, 2006: 17)

La carrera de Comunicación Social precisa en su proceso de formación de acciones dirigidas al desarrollo y fomento de habilidades para el desempeño de la locución, razón por la cual constituye una necesidad la apropiación par parte del estudiantado de este modo de actuar profesional, y a la vez de los fundamentos de las ciencias bases de dicha actuación, contradicción pedagógica aún no resulta en el proceso de enseñanza aprendizaje de esta carrera en condiciones de universalización.

El comunicador social tiene responsabilidad en el proceso de comunicación, no solo como emisor de símbolos a través de mensajes públicos, sino como

interactuante social de la actividad humana, a través del intercambio y el diálogo indisolublemente ligado a las necesidades productivas de los hombres como gestor de cultura y comunicación organizacionales, como declara, H. Almendros, (1971), pues es el lenguaje el instrumento social y base del proceso de enseñanza- aprendizaje. De ahí que al entablar un diálogo se impliquen habilidades, capacidades y valores comunicativos para una correcta interpretación, manifestándose en la vida cotidiana y en su fundamento por las necesidades de comunicación

Desarrollo

"La naturaleza humana y sobre todas las naturalezas americanas, necesitan de que lo que se presenta a su razón tenga algún carácter imaginativo; gustan de una locución vivaz y accidentada; han menester que cierta forma brillante envuelva lo que es en su esencia árido y grave. No es que las inteligencias americanas rechacen la profundidad; es que necesitan ir por un camino brillante hacia ella". (Martí, 1875)

La teoría pedagógica de José Martí se nutre de lo más avanzado que le antecede en Cuba, América Latina, Europa y Estados Unidos, condicionada por la aparición del entonces incipiente Imperialismo. Su vasta cultura e inteligencia le permiten comprender que la educación en Hispanoamérica no se correspondía con las necesidades de sus pueblos, entonces se hacía necesario la preparación de hombres hábiles, útiles y creadores que pudieran actuar. Nadie queda excluido de su programa educacional y defiende la educación popular. Su finalidad era revolucionar la enseñanza. La escuela no debía transformarse en cuanto a la instrucción de conocimientos, pero sí en cuanto a la forma de enseñar para que el mundo nuevo requiera una escuela nueva que se ajuste a un programa nuevo de educación, que inicie en la escuela con primeras letras y acabe en una universidad brillante, útil, en acuerdo con los tiempos, estado y aspiraciones de cada país (Martí, 1975: 229)

Tal principio martiano mantiene su vigencia en las nuevas condiciones del mundo contemporáneo, exige a su vez profundas transformaciones en la educación. Es necesidad la preparación de los niños, adolescentes y jóvenes en un proceso formativo integral que se extienda desde la escuela primaria hasta la universidad para la defensa del suelo patrio. Ante este mundo unipolar y globalizado, la escuela cubana está obligada a responder al reclamo de la sociedad de desarrollar la personalidad de los ciudadanos, hombres y mujeres integrales e implicadas con los más altos valores humanos.

Por ello la enseñanza universitaria actual no ha cesado en su empeño de llegar al mayor número de personas y garantiza desde los primeros años de la carrera el vínculo imprescindible con los modos de actuación de la profesión; desde sus aspectos más simples y elementales, hasta aquellos más complejos y que demandan mayor nivel de preparación. Solo de ese modo se aseguran las competencias necesarias para su futuro desempeño profesional.

El término de formación profesional se emplea para caracterizar no solo los conocimientos necesarios para el desempeño de determinada profesión, sino que tiene en cuenta también sus dimensiones: instructiva, desarrolladora y educativa, es decir, el modo en que un proceso puede ser estudiado y analizado desde diferentes enfoques (Horruitinier, 2006: 17).

La carrera de Comunicación Social precisa en su proceso de formación de acciones dirigidas al desarrollo y fomento de habilidades para el desempeño de la locución, razón por la cual constituye una necesidad la apropiación por parte del estudiantado de este modo de actuar profesional, y a la vez de los fundamentos de las ciencias bases de dicha actuación, contradicción pedagógica aún no resuelta en el proceso de enseñanza aprendizaje de esta carrera en condiciones de universalización.

El comunicador social tiene responsabilidad en el proceso de comunicación, por ser el emisor de símbolos a través de mensajes públicos, e interactuante social de la actividad humana, a través del intercambio y el diálogo indisolublemente ligado a las necesidades productivas de los hombres y gestor de cultura y comunicación organizacionales (Almendros, 1971) pues el lenguaje constituye instrumento base del proceso de enseñanza- aprendizaje.

De ahí que al entablar un diálogo se impliquen habilidades, capacidades y valores comunicativos para una correcta interpretación, manifestándose en la vida cotidiana y en su fundamento por las necesidades de comunicación.

El resultado de los instrumentos aplicados en la tesis de maestría en la FUM Morón 2010-2011 (encuesta, entrevista, observación y el análisis de documentos) demuestra que existen dificultades en la expresión oral de los estudiantes, pues realizan pausas indebidamente, recalcan, hacen inflexiones con abusos de fraseos y demuestran débil fluidez en su discurso. Asimismo carecen de habilidades lingüísticas pues evidencian en sus conversaciones inseguridad, y abuso de recursos extralingüísticos, lo cual prueba la insuficiente preparación del estudiantado de Comunicación Social en cuanto al desarrollo de la locución como habilidad profesional, problemática que se resume en las siguientes manifestaciones:

  • Carencia de fluidez en el discurso, escaso poder de persuasión e inadecuada dicción y dominio de la locución como oralidad.

  • Pérdida del tono central en cuanto a ritmo y tono.

  • Lectura en estacato, condicionada por la falta de práctica e improvisación en su oralidad.

A partir de estas insuficiencias se plantea el siguiente problema científico: ¿Cómo desarrollar la locución como habilidad profesional en los estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la SUM Morón.

Al considerar el problema científico de la investigación se definió como objeto el Proceso de Enseñanza Aprendizaje de la carrera de Comunicación Social y al analizar las posibles causas que originan el problema científico se sintetiza que existe:

  • Ausencia de contenidos relacionados con la locución como habilidad profesional en la carrera de Comunicación Social tanto en lo curricular como en lo extracurricular.

  • Insuficiente utilización de técnicas participativas en el nuevo modelo pedagógico que permitan ampliar un vocabulario estéticamente desarrollador.

  • Incorrecta orientación de normas lingüísticas para el tratamiento de la expresión oral, así como para el desarrollo de habilidades relacionadas con la oralidad.

Las causas descritas anteriormente definen como objetivo de la investigación elaborar una estrategia didáctica para el desarrollo de la locución como habilidad profesional que garantice la trandisciplinariedad del proceso de formación en los estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la SUM Morón.

La variable dependiente es la locución como habilidad profesional, entendida como el modo de hablar, de expresarse oralmente a través de determinado dominio técnico de recursos básicos de la prosodia como la pronunciación, la entonación, la dicción, la intensidad, la articulación, la velocidad, entre otros, medida a través de las siguientes dimensiones e indicadores:

Para la dimensión técnica de locución (Lingüística Aplicada) se establecen los siguientes indicadores:

  • Colocación de la voz (Tono Central)

  • Dosificación del aire (Ritmo, Intensidad)

  • Articulación (Dicción, Timbre)

Para la dimensión expresión oral (Prosodia) se establece los siguientes indicadores:

  • Naturalidad (Entonación, Velocidad)

  • Fluidez (Pronunciación)

  • Seguridad (Lenguaje)

La primera dimensión permitió verificar el grado de conocimiento de las técnicas de locución como habilidad profesional, y la segunda para caracterizar la calidad de la expresión oral entre los estudiantes de la carrera de Comunicación Social en la Sede Universitaria Municipal (SUM) de Morón.

La población conformada por todo el universo de la carrera de Comunicación Social en Morón, es decir los 160 estudiantes, distribuidos entre el segundo y el sexto año de esta especialidad, durante el curso lectivo 2010-2011.

La novedad científica se evidencia en asumir una estrategia didáctica que corrija uno de los modos de actuación del profesional, concepto que otros autores denominan competencia, y cuyo dominio permite al comunicador poder enfrentar todas las problemáticas de su especialidad con independencia y creatividad, e incluso otras nuevas, surgidas como consecuencia del desarrollo de la actividad profesional. Además de proyectar un futuro y un presente mejores para su desenvolvimiento, preparado de acuerdo con el reglamento ético y estético del lenguaje donde se protejan los valores más genuinos del idioma, por tanto salvar una especialidad que constituye hoy rostro interminable de la palabra con cualidades lingüísticas, vía incuestionable de comunicación, valiendo maestría y profesión como tributos del buen decir.

El aporte práctico de la investigación se materializó en la estrategia y establece los objetivos generales y específicos a alcanzar a corto, mediano y largo plazo, de manera que posibilita no solo el perfeccionamiento del proceso de enseñanza aprendizaje de la carrera de Comunicación Social en condiciones de universalización, sino que propicia el desarrollo de competencias a través de la locución como habilidad profesional. Igualmente, posibilita la solución de uno de los problemas profesionales pendientes de la carrera, específicamente el relacionado con la locución como técnica, expresado didácticamente como un modo de actuación, o sea un saber, un hacer y un ser profesional, lo cual supone la integración de conocimientos, habilidades y valores que aseguren ese desempeño.

La formación de la concepción científica del mundo constituye uno de los objetivos fundamentales de la escuela cubana actual. Por lo tanto la formación de una concepción científica del lenguaje, acerca de su origen y desarrollo, de su estructura, de su relación con el pensamiento constituye un objetivo primordial en la enseñanza de la lengua materna a través de diferentes grados, y estudios con una aproximación cada vez mayor a la ciencia lingüística, de modo que adquieran un amplio sistema de conceptos científicos.

Uno de los aportes de la ciencia lingüística es la definición de la lengua como un sistema sígnico, del destacado lingüista ginebrino, (Saussure, 1967) abre el camino de la lingüística moderna, la cual ha servido también como base de las técnicas de locución, sobre todo a partir de los postulados de la lingüística aplicada.

En la actualidad, estos y otros importantes contenidos de la ciencia lingüística forman parte de los contenidos de la disciplina que se ocupa del estudio de la lengua, como un sistema y niveles que integran cualquier programa de estudio y que proporciona al estudiante conocimientos más amplios y profundos de la concepción científica del lenguaje. Para ello se debe tener en cuenta el primer postulado que se presenta a continuación que responde a su significado: El lenguaje es el conjunto de signos que el hombre utiliza para trasmitir a sus semejantes lo que piensa, siente y quiere, y lo hace de tres formas: Lenguaje mímico, oral y escrito. (Cabrera, 1979: 179).

Todos los pueblos no hablan de igual modo. Al conjunto de palabras y maneras de expresarse de cada pueblo se llama idioma o lengua, el que se habla en Cuba se llama Castellano, porque se formó en Castilla, antiguo Reino que dividía la península Ibérica, y también se le llama Español porque es la lengua nacional de España, pero además la lengua parte de muchos países de América Latina, de ahí que sea la lengua materna o vernácula. El Español es una de las Lenguas Románticas o Romances, y se usó en Castilla y Aragón en forma de dialectos hasta que llegaron a fundarse y se extendieron por todas las regiones de España.

En la presente investigación se asume la locución como habilidad profesional al modo de hablar, de expresarse oralmente a través de determinado dominio técnico de recursos básicos de la prosodia como la pronunciación, la entonación, la dicción, la intensidad, la articulación, la velocidad, entre otros.

La locución como habilidad profesional en el mundo tiene sus antecedentes con el surgimiento de la radio en 1920, aunque algunos autores consideran a los juglares del medioevo como los primeros en valerse de la palabra hablada como instrumento de trabajo, lo cual nos obligaría a aceptar a aedos y poetas de la antigüedad como los primeros locutores profesionales, en tanto se valían de la oralidad para la transmisión de mensajes.

Los antecedentes históricos que han caracterizado este fenómeno en Cuba se pueden dividir en cinco etapas históricas:

1ra Etapa. Lecturas de Tabaquería (1839-1920)

2da Etapa. Radio Republicana (1920-1959)

3ra Etapa. Triunfo de la Revolución (1960)

4ta Etapa. Institucionalización de la Locución (1970- 1990)

5ta Etapa. Década del Noventa (1990…)

1ra Etapa. Lecturas de Tabaquería (1839-1920)

Los historiales de la locución en Cuba no hay que buscarlos en los inicios de la radio como industria sino en los inicios del siglo XIX, fecha en que llega a Cuba el viajero español Jacinto de Salas y Quiroga en 1839 quien narra la impresión que le causaron unos cafetales en la región de Arte Misa o San Marcos. Con espíritu alerta y dotes de observador, Salas, notó y lamentó el estado de completa ignorancia en que se mantenía a los esclavos. Al describir con minucia una de las operaciones últimas del café, el escogido, aporta una imagen de la habitación, sumamente linda, larga, estrecha, cerrada con hermosos cristales y bastante elevada (Venegas, 2009)

En una sesión se refirió a la costumbre observada por ciertas órdenes de religiosos de hacer que uno de sus miembros leyese en voz alta a la comunidad durante la comida o cena en el refectorio. Tal práctica le había llevado a pensar que algo similar debería ser instituido en las cárceles, donde podría servir para regenerar y capacitar a los reos.

En la Profesión de fe se afirmaba que no hay fuerza posible para detener las ideas de civilización y progreso, se ponderaba la evolución de las ciencias y artes, y vislumbraba el restablecimiento de los trabajadores en el rango que injustamente se les negaba. Para ello había que hermanarlos con los intelectuales, que eran también obreros de la inteligencia. Se completaba el contenido de la primera entrega con versos y artículos literarios. (Venegas, 2009)

Ciertas tabaquerías permitieron la actividad a condición de que las obras fueran sometidas a censura; en otras, en cambio, nadie intervenía en la elección de los materiales. Inicialmente, la lectura se llevaba a modo de turno, pero esta forma no prevaleció y, a menudo, el cargo de lector vino a ocuparlo alguna persona dotada de voz clara y pronunciación correcta. Hubo alguno, como Nicolás F. de Rosas, que, sin exigir retribución, desempeñaba ese puesto en la fábrica de Guanabacoa. La nueva institución era objeto de gran curiosidad y no era raro ver fuera de la fábrica a algún nutrido grupo de gente que junto a las ventanas escuchaba con atención la potente voz del lector.

Con la instauración de la república en 1902, esa actividad calificada por Martí como tribuna avanzada de la libertad, continuó como catalizador en el movimiento obrero. No es por casualidad que los obreros tabaqueros tienen una rica tradición de luchas e inquietudes a través del tiempo, y bien ganado prestigio como los más cultos de nuestros trabajadores. Luego el locutor arranca con el lector de tabaquería; su raíz popular al ciento porciento permite comprobar que los locutores son, todos, de procedencia humilde. Planteado lo anterior se puede afirmar que la locución ha sido siempre una profesión marcada, desde sus inicios por una preocupación constante de superación siendo cada día más útil a la sociedad. (Martí, 1975)

2da Etapa. Radio Republicana (1920-1959)

Continúan las lecturas de las tabaquerías pero con el surgimiento de la radio se instaura el oficio de locutor, carente por aquel entonces de una formación específica. Como desde 1922 predomina la radio comercial, inicialmente, para emitir cuñas publicitarias, la locución predominante era la de los programas promocionados con propagandas por firmas de jaboneras y productos transmisiones norteamericanas.

Las primeras experiencias de formación del profesional de la comunicación en Cuba están ligadas al desarrollo de la publicidad en el país, con la creación de la Escuela Profesional de Publicidad en 1954, institución que coexistía con academias privadas dirigidas principalmente al ejercicio práctico de la publicidad, cuyas titulaciones servían de aval para el desempeño laboral en esta esfera. En ese propio año se crea la Asociación Nacional de Publicitarios y Propagandistas como colegio de los profesionales del sector. También en el campo de las Relaciones Públicas se lograron avances en el país, como parte de la gestión administrativa en numerosas empresas, lo que dio lugar a la creación de la Asociación Cubana de Ejecutivos de Relaciones Públicas, ACERP.

3ra Etapa. Triunfo de la Revolución (1960)

Con el triunfo revolucionario de 1959, se comenzaría a edificar un proyecto fundamentado sobre valores más elevados de justicia y equidad social que rápidamente entrarían en antagonismo con las formas de propiedad capitalista existentes y, en el plano ideológico, con la manera de entender el consumo y los distintos modos de propiciarlo. Así, también los medios masivos serían contemplados dentro del proceso de nacionalizaciones que abarcaba a todos los sectores de la economía del país, con lo cual pasarían al control del Estado bajo formas propias de financiamiento y con un rediseño paulatino de sus formas y contenidos. Consecuentemente, la Escuela Profesional de Publicidad dejaría de existir en 1960.

4ta Etapa. Institucionalización de la Locución (1970-1990)

Desde entonces y hasta fines de los años 80, existieron diferentes organismos y entidades que, aunque no funcionaron como centros docentes directamente vinculados a la publicidad, sí permitieron que un grupo importante de creativos publicitarios, diseñadores gráficos y fotógrafos actualizaran saberes para mantenerse ejerciendo fundamentalmente en tareas de propaganda, y que otros más jóvenes se sumaran para aprender sobre la praxis misma de su desempeño laboral. Entre ellas figuran Intercomunicaciones, Estudio de Productos de la Industria Ligera y la Escuela de Diseño Industrial e Información antecedente del actual Instituto Superior de Diseño Industrial.

La apertura del curso de Periodismo Gráfico en 1987 en la modalidad de curso vespertino nocturno, constituye otro precedente importante de la formación en el campo de la publicidad en tanto allí ya se incorporarían algunas asignaturas vinculadas con esta disciplina pero en las artes gráficas. La locución por ese entonces abandona la publicidad como vehículo, y estará directamente vinculada a la propaganda revolucionaria a través de la radio, el cine y la televisión con un carácter más bien informativo. Vale destacar el papel de la locución en la documentalística cubana mediante realizaciones con un carácter fundamentalmente didáctico.

A finales de los ochenta se inició en todo el país el proceso de rectificación enfocado a la búsqueda de mayor productividad y eficiencia, aplicación de nuevas fórmulas de dirección, más flexibles y dinámicas y priorización de la atención al hombre, como elemento clave en los procesos productivos. En este período se institucionalizan los estudios de locución a través de los empeños formativos del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

5ta Etapa. Década del Noventa (1990…)

La caída del campo socialista y el recrudecimiento del bloqueo norteamericano, en los años noventa, supuso una nueva etapa para Cuba en la cual debía insertarse en un nuevo contexto global: había que acudir a otros mercados con los que establecer relaciones comerciales y buscar otras fuentes de ingreso para una economía centralmente planificada que padecía una de las crisis más profundas de su historia.

Es en esta coyuntura que se decide sustituir en 1991 la carrera de Periodismo por la de Comunicación Social así como crear la Facultad de Comunicación. La creación de la Asociación Cubana de Publicitarios y Propagandistas de Cuba en 1993, y el desarrollo creciente de cursos de postgrado y maestrías relacionados con estas especialidades, contribuirían también a actualizar los saberes de profesionales que ejercen en las distintas esferas de la comunicación social.

El desarrollo de habilidades comunicativas en los estudiantes de todos los niveles de enseñanza resulta un problema no resuelto no solo en país, sino también en otros del mundo hispánico y su carácter de habilidad trascendente debe ser asumida en toda estrategia conformada al respecto. Para lograrlo, la escuela debe ocuparse de que el alumno deslinde adecuadamente las variadas situaciones comunicativas y en cada una de ellas sepa (Lyons, 1978) qué decir, cuándo decir, cómo decir, a quién decir, dónde, decía cuándo, callarse cuándo, y oír cuando.

Por tanto, el proceso de desarrollo de un comunicador competente, aunque debe estar basado en las diferencias individuales, no resulta un proceso anárquico ni ocasional. Presupone una interiorización de las complejidades del discurso, una competencia gramatical o sintáctica referida a reglas sintácticas, morfológicas, fonologías y fonéticas que rigen la producción de los enunciados lingüísticos (lineamientos curriculares para la lengua castellana. (Bogotá, 1998).

El trabajo de enseñanza de la lengua materna debe constituir entonces una importante estrategia, en cuya base se ubica la transversalidad de la competencia comunicativa con respecto a otros tipos de aprendizaje que debe realizar el estudiante, y no solo el propiamente lingüístico, pues esta habilidad subyace en el resto de las habilidades intelectuales, dada la relevancia del pensamiento verbal. Resultan evidentes e incuestionables entonces sus implicaciones; interesa específicamente la relación entre competencia lingüística como conocimiento intuitivo y a la vez como destreza y competencia cognoscitiva, como conocimiento del mundo, en sentido general, en su integración con las demás.

La locución como parte de las habilidades comunicativas juega un importante papel en la formación de la nueva conciencia, su posibilidad ,por tanto, su responsabilidad en la formación de hábitos, criterios estéticos y modalidades del lenguaje, (Tesis y Resoluciones del PCC, 1976:348) objetivo para salvaguardar la pureza de la lengua castellana, idioma oficial de más de quinientos millones de personas, donde la voz, la articulación, dicción, pausas, intenciones psicológicas, inflexiones, fraseos y énfasis sean soporte para realizar elocuciones agradables y convincentes con valoraciones entonadas, naturales, con un perfecto dominio de la técnica e improvisaciones con defensa de la identidad ,conocimiento absoluto de las especialidades de la locución como oralidad, y que conviertan al profesional en un comunicador, especialista de la palabra y promotor de signos culturales.

El concepto de locución enuncia los criterios planteados en el libro La locución: técnica y práctica, (Guevara, 1999), el cual reafirma el carácter eminentemente social de la profesión. Desde su génesis, sustenta como meta llevar al receptor el mensaje diáfano y claro que merece, comprendiendo la información científica e informativa, la distracción o entretenimiento como fundamento didáctico de una educación permanente. Ocupa un lugar destacadísimo en la sociedad debido a la cantidad de personas que sintonizan el medio. Resulta determinante en la fijación de ciertos hábitos y formas de expresión. Ante la ausencia de imágenes, la voz, las intenciones y la entonación del locutor deben expresar todo el contenido.

Conclusiones

La necesidad y pertinencia de adoptar una estrategia didáctica, sostenida en el diagnóstico de los estudiantes de la carrera de Comunicación Social, no solo perfecciona la locución como habilidad profesional en condiciones de universalización, sino que integra los modos de actuación del profesional desde la oralidad, por lo tanto fortalece el desempeño desde una perspectiva de desarrollo y cambio.

La estrategia didáctica como aporte práctico se fundamenta en principios científicos y corrobora la necesidad de desarrollar la locución como habilidad profesional para una formación integral del comunicador social en condiciones de universalización.

La validez de la estrategia didáctica propuesta fue corroborada por el criterio de los expertos, quienes acreditaron sus posibilidades para el perfeccionamiento del proceso de formación profesional desde la locución como habilidad en la carrera de Comunicación Social, así como se evalúa su pertinencia a través de una representación de la muestra hacia la que va orientada con buenos resultados.

Bibliografía

  • 1. Álvarez, Carlos (1996). "Hacia una escuela de excelencia." Editorial Academia, La Habana.

  • 2. Álvarez, A. (2001). La transcripción de la Oralidad. ISSN: 1139-8736DepósitoLegal:B-35784-2001.file:///g:/index.htm/noind file:///g:/ind1.html file:///g:/cap15.html

  • 3. Addine, Fátima.Soca, Ana.Rearey, Silvia.(1998).Principios para la dirección del proceso pedagógico.Facultad de ciencias pedagógicas.Facuultad de Ciencia y Educación.ISP "Erique José Varona.

  • 4. Álvarez de Zayas, Carlos. (1990) Fundamentos teóricos de la dirección del proceso docente educativo en la Educación Superior Cubana. Editorial E.N.P. MS. C. de La Habana,

  • 5. Álvarez, A (2001). Algunas características de la oralidad. ISSN: 1139-8736 Depósito Legal: B-35784-2001.

  • 6. Álvarez, C. (1999). La escuela en la vida. Didáctica. Ciudad de la Habana: Editorial. Pueblo y Educación.

  • 7. Oral y la Escritura en Lenguas Extranjeras. Proyecto CITMA. Informe Parcial. UNICA, Ciego de Ávila.

  • 8. Betanzos,Damián.(2008).Alternativa metodológica a través de la radio provincial para el perfeccionamiento de las preparaciones metodológicas en condiciones de universalización.Ciego de Ávila.

  • 9. Bracero, J. (2003) "Un día para los locutores avileños", en revista La Jiribilla, edición digital. [En línea] No. 132, La Habana, disponible en:

  • 10. http://www.lajiribilla.cu/2003/n132_11/132_17.html [Accesado 2009).

  • 11. Bracero, J. (2007).Rostros que se escuchan. La Habana, Editorial Letras Cubanas.

  • 12. Brito,Ydeisy.(2008).Mensajes cortos radiales para fortalecer la idoneidad cultural en los estudiantes de la Academia de Artes PláticaRaúl Martínez del Municipio Morón.Ciego de Ávila.

  • 13. Candau, V. M. (1983). A Didática em que tao. Editora Voces Ltda. Brasil.

  • 14. Carmenate, L. (2004). Compilación de artículos sobre la investigación científica escritos por Beatriz Castellanos Simons. Ciego de Ávila: Editorial. Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas, Universidad de Ciego de Ávila.

  • 15. Carmenate, L. (2005). ¿Cómo escribir la tesis de maestría? Guía metodológica para la elaboración de la tesis de maestría. Morón.

  • 16. Carrera,M.Teresa.(2010)Estrategia educativa socioculturalpara la consolidar la formación cultural de los estudiantes de la filial de ciencias médicas.Morón. Ciego de Ávila.

  • 17. Castellano, Doris (2003): Estrategias para promover el aprendizaje desarrollador en el contexto escolar, La Habana, Universidad Pedagógica "Enrique José Varona". (Material en soporte electrónico).

  • 18. Casanova, M. (2000). Evaluación de la comunicación oral. Tomado de la obra La enseñanza de la lengua materna hoy: cuestionamientos y práctica. Madrid: Ed. La Muralla S.A.

  • 19. proceso de formación de los profesionales. Ciego de Ávila: UNICA.

  • 20. Colectivo de autores. (1991) "Teoría y Metodología del Trabajo Educativo." Editorial Pueblo y Educación, C. de La Habana.

  • 21. Cueto, G. Luna, O. Gastón, D (2010) Habilidades Comunicativas Orales en el contexto de la Escuela Internacional de Educación Física y Deporte. Departamento de Idioma Escuela Internacional de Educación Física y Deporte La Habana (Cuba) www.efdeportes.com/. Revista digital.Buenos.

  • 22. De Armas, Nerelys (2003): Caracterización y diseño de los resultados científicos como aportes de la investigación educativa, Curso 85, Evento Internacional Pedagogía 2003, La Habana.

  • 23.  Díaz,Mabel.(2008).Metodología sustentada en el aprendizaje desarrollador para el perfeccionamiento de la habilidad de audición en los estudiantes de preparatoria de la Universidad. Ciego de Ávila.

  • 24. Fuentes, H. (2001). Dinámica del proceso docente-educativo de la Educación Superior. Santiago de Cuba: Ed. Centro de Estudios de Educación Superior "Manual F. Gran".

  • 25. Ginoris, Oscar Comp. (2009) Fundamentos Didácticos de la Educación Superior Cubana. Selección de lecturas.

  • 26. González, Vicente. (1989). Profesión: Comunicador. La Habana: Editorial: Pueblo y Educación.

  • 27. González. A. Reinoso. C. (2002) Nociones de Sociología, Psicología y Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación Comunicación.

  • 28. Guilarte, B.A (2009) Estrategia metodológica para favorecer las habilidades comunicativas de los estudiantes del primer año de las carreras de Humanidades Código ISPN de la Publicación EkVZEppkkpjvAENKPP. mailto:aguilarteg@udg.co.cu

  • 29. Henríquez, P. (2009).Oralidad y teatralidad en el Popol Vuh. Universidad de Concepción.México: Crow.

  • 30. ICCP-MINED. (1981) "Pedagogía". Editorial Pueblo y Educación, C. de La Habana.

  • 31. Loyola, Delicia.(2007).Un acercamiento a la historia de la radio(1931-1959).Universidad Central ,Marta Abreu de las Villas.

  • 32. Manzano, M. (2004) Estilos de aprendizaje vs. Estrategias de lectura. Tesina de suficiencia para el Doctorado Curricular en Aportaciones educativas a las ciencias humanas. Universidad de Granada – Universidad "Máximo Gómez Báez" de Ciego de Ávila.

  • 33. Mañalich, R. (2004). Taller de la palabra. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

  • 34.  Méndez,Mabel.(2008).Alternativa metodológica para el desarrollo de la apreciación artística en estudiantes de 4to del regular diurno de la carrera de Comunicación Social. UNICA.Ciego de Ávila.

  • 35. Martí, J. (1976). Escritos sobre Educación Política. "Ediciones Políticas. Editorial de Ciencias Sociales: La Habana

  • 36. Martí,J.(1975).Obras completas.La Habana .Editorial Ciencias Sociales.

  • 37. Melgar, S (1998). "Competencia lingüística y comunicativa" en VIII Reunión del Seminario Federal Cooperativo para la transformación curricular. Ministerio de Cultura y Educación.

  • 38. Michel, G. (2002). Aprende a aprender. -Ciudad México: Editorial Trillas.

  • 39. Ministerio de Educación Superior (2000) Guía de estudio de Taller de Redacción y Estilo I y II .Universidad de la Habana.

  • 40. Ministerio De Educación. ( 2007). Proyección estratégica de la Ciencia y la Innovación Tecnológica del Ministerio de Educación de la República de Cuba.Trienio 2001-2003. ICCP, La Habana,.

  • 41. Ong, W. (2008). Oralidad y Escritura .No habrá dudas, ni resabios. Posteado por: dollyhaze |.

  • 42. Ortega, E (2003) Redacción y Composición I Y II. Editorial Félix Varela. La Habana.

  • 43. Perera C.F (2000). Enfoque interdisciplinar profesional de la enseñanza aprendizaje de la Física para la especialidad de Biología de la Licenciatura en Educación. Tesis en Opción al Título de Doctor en Ciencias Pedagógicas. ISPEJV.

  • Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Periodismo

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda