Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Estrategia didáctica para la mejora de la comprensión lectora en niños de 5 a 12 años




  1. Resumen
  2. Problema de Investigación
  3. Comprensión lectora
  4. Estrategias para desarrollar la comprensión de textos
  5. Evaluación de la comprensión lectora
  6. Conclusión
  7. Bibliografía

Resumen

El presente artículo versa sobre la importancia de las estrategias para el mejoramiento del proceso de lectura, escritura y comprensión de las mismas. Las estrategias que aquí se presentan cuentan con el respaldo de años de investigación y estandarización en diferentes grupos sociales lo cual aumenta su efectividad y respuesta en la aplicación. Como docentes para acompañar a los alumnos a transitar este proceso hay dos funciones primordiales: Enseñarles estrategias de comprensión lectora y lograr que las habilidades estén ligadas con los niveles de comprensión lectora. Lo propuesto aquí es de suma relevancia para alcanzar el cumplimiento de estas funciones de una manera plena y consistente que no dejará lugar a duda de la efectividad de las estrategias recomendadas para su práctica y la perfección de las habilidades de los niños para comprender lo que leen.

Palabras claves: Comprensión lectora, lectura, estrategias didácticas, evaluación de comprensión lectora, educación y proceso.

Abstract

This article discusses the importance of strategies to improve the process of reading, writing and understanding of them. The strategies presented here are backed by years of research and standardization in different social groups which increases their effectiveness and application response. As teachers to accompany students to move this process there are two primary functions: Teaching reading comprehension strategies and ensure that the skills are linked to levels of reading comprehension. Proposed here is of paramount importance to achieve compliance with these duties in a manner consistent full and leave no doubt of the effectiveness of the strategies recommended for practice and perfection of the skills of young children to understand what they read.

Keywords: Reading comprehension, reading strategies, assessment, education and process.

Problema de Investigación

El problema que se presenta en la presente investigación es: la insuficiente comprensión lectora en alumnos de educación primaria, a lo cual se pretende responder la siguiente pregunta de investigación: ¿Cómo se puede aumentar la capacidad de comprensión lectora en los alumnos de primaria?

Las dimensiones del presente problema se citan de la siguiente manera: Micro-diseño curricular, problemas de evaluación y la dirección y gerencia del colectivo de la educación.

El objetivo general que se pretende lograr es: Proponer estrategias didácticas orientadas a la mejora de la comprensión lectora de los niños y qué considere las necesidades e intereses de los alumnos de distintos grupos de edad. Así mismo se plantean los siguientes objetivos específicos: Análisis de información referente a la comprensión lectora, proponer estrategias para incrementar la comprensión lectora y realizar alternativas de evaluación de la comprensión lectora.

Comprensión lectora

La lectura es un proceso complejo que cada persona realiza por sí misma; éste le permite examinar el contenido de lo que lee, analizar cada una de sus partes para destacar lo esencial y comparar conocimientos ya existentes con los recién adquiridos. La lectura está presente en el desarrollo del individuo, es inherente a cualquier actividad académica o de la vida diaria, toda vez que constituye una base fundamental para el aprendizaje: si un niño no puede leer, seguramente tendrá dificultades en el resto de las asignaturas, tales como ciencias naturales, historia y matemáticas. El conocimiento previo del lector, su nivel de motivación, el sentido que atribuye a la actividad y su confianza en las probabilidades de éxito han sido los ejes importantes en este tipo de estudios.

La complejidad de la lectura es un hecho aceptado por todos, lectores hábiles, para los que la automatización del proceso despierta a veces alguna suspicacia en la aceptación como complejo de algo aparentemente tan "sencillo". La lectura es un proceso complejo que cada persona realiza por sí misma; éste le permite examinar el contenido de lo que lee, analizar cada una de sus partes para destacar lo esencial y comparar conocimientos ya existentes con los recién adquiridos.

La experiencia de leer es adquirida por los niños desde temprana edad, pero requieren el apoyo de sus padres y maestros para lograr su pleno dominio, por lo que todas las prácticas que se realicen en el aula y en la casa mejorarán su competencia lectora. La lectura está presente en el desarrollo del individuo, es inherente a cualquier actividad académica o de la vida diaria, toda vez que constituye una base fundamental para el aprendizaje: si un niño no puede leer, seguramente tendrá dificultades en el resto de las asignaturas, tales como ciencias naturales, historia y matemáticas.

Delia Lerner (2001) explica que el desafío consiste en: "… lograr que los niños manejen con eficacia los diferentes escritos que circulan en la sociedad y cuya utilización es necesaria o enriquecedora para la vida (personal, laboral, académica)… La lectura responderá a un doble propósito. Por una parte, un propósito didáctico: Enseñar ciertos contenidos constitutivos de la práctica social de la lectura con el objeto de que cada alumno pueda utilizarlos en el futuro, en situaciones no didácticas y por otra parte, un propósito comunicativo relevante desde la perspectiva actual del alumno".

Como ya se ha mencionado, diversas teorías sobre lectura (Goug y Tunmer, 1986; Hoover, Goug, 1990, Jonsthon, 1994) sostienen que la competencia lectora incluye dos componentes, descodificación y comprensión.

Es probable que los problemas y limitaciones en relación a la enseñanza de la lectura de comprensión, se deban a una concepción errónea de la misma. Anteriormente se entendía a la lectura como sinónimo de lectura oral y se concebía que la comprensión era implícita a una pronunciación correcta de la lectura. Posteriormente, la lectura en silencio tuvo un gran auge pero la investigación de la lectura se basaba en los datos que proporcionaba en los datos que proporcionaban los métodos para su enseñanza y los test de comprensión. Algunos enfoques determinan que la lectura de comprensión es el resultado de la interacción entre el texto y el lector. El conocimiento previo del lector, su nivel de motivación, el sentido que atribuye a la actividad y su confianza en las probabilidades de éxito han sido los ejes importantes en este tipo de estudios.

La comprensión lectora, ¿Es una habilidad unitaria o un conjunto de subhabilidades? Existe una clásica polémica acerca de si la comprensión es una habilidad unitaria o una serie de subhabilidades. La perspectiva que concibe la comprensión lectora como una habilidad unitaria ha elaborado propuestas de enseñanza que inciden en la independencia del alumno a la hora de interpretar el texto. Su foco se centra en las estrategias de metacomprensión, confiriendo una importancia preponderante a enseñar a los alumnos a autointerrogarse para guiar y mejorar su comprensión.

Por otro lado, defensores de la comprensión lectora como un conjunto de subhabilidades son autores como Rosenshine (1980) o Baumann (1985). Rosenshine (1980), por ejemplo, divide las habilidades de comprensión en tres grandes áreas: Localización de detalles: reconocer, parafrasear, encontrar cosas concretas. Habilidades de inferencia simple: comprender palabras por el contexto, reconocer relaciones de causa-efecto, comparaciones y contrastes. Y por último Habilidades de inferencia compleja: reconocer la idea principal, sacar conclusiones, predecir resultados.

Actualmente, la posición más secundada es concebir la comprensión lectora como un conjunto de subhabilidades (p.e., García Madruga, Gómez y Carriedo, 2003; Oakhill y Cain, 2004). La complejidad del proceso es tal que es difícil sostener que una única habilidad sea responsable de la comprensión. Oakhill y Cain (2004) identifican tres fases principales para alcanzar una representación coherente e integrada del contenido de un texto, fases que probablemente se producen mediante un procesamiento en paralelo. Así, el lector ha de derivar e integrar los significados de las palabras, las oraciones y los párrafos; identificar las ideas principales del texto y, al final, elaborar inferencias para cubrir los huecos de la información implícita en el texto.

La ejecución de las estrategias de aprendizaje ocurre asociada con otros tipos de recursos y procesos cognitivos de que dispone cualquier aprendiz. Por ejemplo:

1.    Procesos cognitivos: Operaciones y procesos involucrados en el procesamiento de la información como atención, percepción, codificación, almacenaje y mnémicos, recuperación, etc.

2.    Base de conocimientos: Bagaje de hechos, conceptos y principios que poseemos, el cual está organizado en forma de un reticulado jerárquico (constituido por esquemas). Se le conoce también como " conocimientos previos" .

3.    Conocimiento estratégico: Saber cómo conocer.

4.    Conocimiento metacognitivo: Conocimiento que poseemos sobre qué y cómo lo sabemos, así como al conocimiento que tenemos sobre nuestros procesos y operaciones cognitivas cuando aprendemos, recordamos o solucionamos problemas.

Estrategias para desarrollar la comprensión de textos

  • A. Textos en desorden (durante)

         Se selecciona un texto, literario o no literario, y se recorta en segmentos que se pegan en cartulina de tamaño uniforme. Los alumnos forman grupos de acuerdo al número de segmentos y se les pide que traten de reconstruir el texto. La única regla que deben seguir es que no pueden poner su cartulina sobre la mesa. Esto evitará que uno o dos de los alumnos del grupo acaparen el trabajo y excluyan a los demás.

  • B. Transformación de la narración (después)

         Esta estrategia grupal estimula a los alumnos para que utilicen formas alternativas de crear significados, y es un buen sustituto para las molestas pruebas escritas utilizadas para evaluar la comprensión de una lectura asignada. Luego de que los alumnos han leído uno de los textos sugeridos por el profesor, deben construir una narración oral con elementos de apoyo para su presentación pública. Lo esencial es que los alumnos demuestren que han leído y comprendido el texto y representen su propia interpretación del mismo.

  • C. Las tramas narrativas

Son un esquema o armazón del texto leído que ayudará a los lectores a construir un conocimiento coherente del texto. Después de haber leído una narración, el alumno tratará de recordar el texto que ha construido y almacenado en la memoria y lo escribirá en un armazón que puede haber sido confeccionado por el profesor o por los propios alumnos.

Posteriormente se deberá estimular a los alumnos para que comparen si la trama que han escrito coincide con la del relato original.

Es una estrategia sencilla diseñada para centrar la atención de los alumnos en las personalidades de protagonistas específicos de un texto. Se puede pedir a los alumnos que dibujen en una cartulina la silueta de un personaje y después que hagan una lista dentro de la silueta con las diferentes características de los mismos. Éstas se pueden exponer y pegar en el pizarrón debajo del título de la historia a la que corresponda. De esta manera se puede visualizar las distintas relaciones que se dan entre los personajes. 

  • E. Sociograma literario

Es una estrategia que " requiere que un lector reconstruya un sociograma que muestre todos los personajes de un relato y de las relaciones existentes entre ellos".

El sociograma se construye escribiendo el nombre de cada personaje de una obra en un círculo y se representan las interacciones entre ellos mediante líneas. La naturaleza de la interacción se indica escribiendo algunas palabras que la resuman brevemente.

  • F. Conversación escrita con un personaje

En esta estrategia, el alumno elabora un diálogo escrito con un personaje de un texto leído.

El objetivo de esto es estimular a los estudiantes a que se centren en un personaje específico y traten de comprender su forma de pensar, hablar y escribir.

  • G. Anuncio de una historia

Comenta con tus alumnos varios detalles y características de una historia o libro que hayan leído recientemente todo el grupo de clase. Luego, en grupos, sugiéreles que elaboren un anuncio con las características más importantes de la obra, de tal manera que puedan promocionar su lectura a otros alumnos y amigos. No olvides explicar los principios de un buen anuncio, de igual manera incítalos a realizar anuncios de otras obras y a coleccionarlos. De tal manera que al final del año puedan realizar una exposición de los mismos.

Evaluación de la comprensión lectora

Se señala que la evaluación debe ser considerada como un medio para establecer medidas de corrección de los errores cometidos, ya sea en el proceso de enseñanza (en el que también hay muchos errores) o en el aprendizaje del alumno. Lamentablemente, la evaluación a menudo se convierte en un fin en sí misma, perdiendo esta manera su potencialidad de cara al progreso del alumno, presente estas dificultades de aprendizaje o no. En estos casos la evaluación se convierte en una catalogación o en un instrumento de medición, especialmente cuando toda o casi toda la evaluación recae sobre herramientas como los exámenes.

Ya entrando en materia, debemos tener en cuenta que la comprensión lectora precisa de una serie de procedimientos internos que son aquellos que permiten que la comprensión de lo leído tenga lugar. Así pues estos serán los principales aspectos que deberán ser sujetos de evaluación, al mismo tiempo que deben ser sujetos de enseñanza. Puesto que, lógicamente no podemos evaluar en la escuela aquello que no enseñamos (aunque a menudo resulta así). Aquí surge una pregunta: ¿Se enseña la comprensión lectora en las escuelas? Bien, la respuesta es compleja, dependiendo en gran parte del planteamiento educativo de éstas.

En fin los aspectos que se consideran claves en el momento de evaluar la comprensión lectora son los siguientes:

La integración coherente de la información. Esta resulta, la habilidad más importante, ya que es la que nos permite entender las relaciones que se establecen entre los distintos contenidos textuales y por tanto, llegar a una comprensión plena del texto.

  • El grado de adecuación de la modalidad lectora a la intencionalidad de ésta.

  • El seguimiento de instrucciones. Es decir, la capacidad de entender instrucciones más o menos complejas en función de su edad y curso.

  • Los procesos de autocontrol de la comprensión lectora. Estos son aquellos que nos permiten darnos cuenta de que no hemos comprendido correctamente algún aspecto o parte del texto. Al mismo tiempo, que nos permite usar una serie de recursos para solucionar estos problemas. Los procesos de autocontrol principales son los siguientes:

  • Detección de errores en la propia comprensión

  • Recursos para resolver estos errores

  • Recursos para extraer significados desconocidos.

  • Recuerdo de la información a largo plazo. El recuerdo de esta información al cabo de unos días nos indicará la real comprensión de unos contenidos determinados, ya que supondrá una modificación de sus conocimientos sobre la temática.

  • Otros aspectos relevantes y que a menudo no son tenidos en cuenta son los siguientes:

  • Utilización eficaz de los conocimientos previos. Es decir, la capacidad para utilizar aquella información que ya sabemos sobre la temática en cuestión y nos facilitan la comprensión del texto, a la par que nos permiten modificar nuestros conocimientos sobre la temática en cuestión.

  • Utilización eficaz de las señales y ayudas del propio texto como elementos gráficos y de discurso.

Se considera que existen dificultades en el logro de los aprendizajes esperados al no contar con la suficiente comprensión lectora de alumnos, ya que esto entorpece las actividades planteadas y trae como consecuencia bajo rendimiento escolar, además de mostrar deficiencias notables en la resolución de exámenes estandarizados por lo cual se recomienda la aplicación de estrategias didácticas diarias de tal manera que se logre un avance significativo en los alumnos.

Se tiene como objetivo al desarrollar las presentes estrategias didácticas se logre el incremento de la comprensión lectora en los alumnos de primaria, ya que la aplicación de las mismas llevaría a los niños a la búsqueda constante de la lectura a su vez crecería su interés y capacidad de comprender los textos que le interesen primeramente. Al realizar actividades que desarrollen la comprensión lectora en los alumnos, se da lugar a realizar la evaluación pertinente de la misma, ya que como se menciona no se puede evaluar lo que se enseña.

La comprensión es un proceso cognitivo complejo susceptible de ser desarrollado cuando se instruye a los alumnos con estrategias relacionadas con la misma, ya sea con el apoyo del maestro, padres de familia o con programas que orienten al aprendizaje desde los libros de texto en las diferentes areas. Ademas son un apoyo las señalizaciones, las ayudas y la organización del texto en general, por lo cual los materiales deben ser estructurados tomando en cuenta el grado escolar y los propósitos de la lectura.

Los conocimientos previos sobre el tema y la estructura del texto tienen una gran influencia sobre la comprensión lectora, por esto es necesario activarlos y desarrollarlos estableciendo relaciones entre lo que el niño conoce y lo que lee. Al evaluar la comprensión lectora se debe tomar en cuenta las diferencias individuales y considerar los avances y desarrollo que muestre cada niño en relación a sí mismo.

Finalmente, más que centrarnos en la evaluación de la comprensión lectora, nuestro propósito es que el maestro o padre de familia ejercite con frecuencia cada uno de las propuestas y retroalimente la forma de utilizarlas; de esta manera, estaremos influyendo en el desarrollo intelectual del niño y en consecuencia en su desempeño escolar.

Conclusión

En evaluaciones internacionales, se han detectado fuertes deficiencias en cuanto a la comprensión lectora de los estudiantes mexicanos, tal es el caso de las aplicadas en el marco del PISA. Estas aplicaciones han mostrado que la mayoría de los alumnos evaluados se ubican en niveles bajos que les permiten realizar tareas lectoras básicas, como localizar informaciones sencillas, hacer deducciones simples de varios tipos, averiguar qué significa una parte claramente definida de un texto y usar ciertos conocimientos externos para comprenderlo, o incluso, denotan graves dificultades a la hora de utilizar la competencia lectora como herramienta para impulsar y ampliar sus conocimientos y habilidades en otras áreas.

Aplicar estrategias de valoración de la comprensión lectora al iniciar el ciclo escolar sería una práctica que reditúe al docente en elementos base para definir las estrategias y acciones a implementar al interior del grupo, y más aún, establecer metas de desempeño individual y grupal, que serán no sólo referentes del trabajo de los educandos, sino del propio docente. Por otra parte, otro elemento a considerar, es que el proceso individual para hacer propia una competencia genera heterogeneidad en el grupo escolar, ya que las condiciones y circunstancias propias de cada alumno afectarán el nivel de adquisición que éstos tengan de la competencia lectora. Esto lleva a considerar que el nivel en que un alumno se haya apropiado de la competencia, no deberá afectar su continuidad escolar, pensando en que el desarrollo de la competencia lectora será gradual durante su estancia en el nivel primaria o secundaria.

La aplicación de la estrategia requiere del compromiso ético y de responsabilidad compartida entre docentes y alumnos: lo que sería viable si se elaborara un Plan Lector con objetivos pedagógicos claros y una estrategia definida; de tal manera, que todos la actúen asumiendo el proceso como un trabajo en equipo.

La situación educativa actual nos compromete a seguir investigando, pues los problemas de comprensión, las condiciones y las exigencias de estudio no siempre serán las mismas; dado al avance científico y a la mundialización de la cultura y al crecimiento vertiginoso del conocimiento, exigencia sustancial para enfrentar el futuro.

Bibliografía

  • Allende, F. (1998). La lectura Teórica, Evaluación y Desarrollo. Santiago: Editorial Andrés Bello. and reading comprehension. Manuscrito no publicado. Citado por Gonzales, 2005.

  • Calderón, J. (1994). Lengua I y II aplicadas a la educación primaria. Piura: 2da Edición serie Huaquero.

  • Camba, C. (2006). Niveles de comprensión lectora. Consultado en Octubre 24, 2009 en http://www.idoneos.com/index.php/concepts/niveles-de-comprension-lectora

  • Carney, T. H. (2002). Enseñanza de la comprensión lectora. Madrid: 4ta Edición.

  • Dorival, R. (2009). El humor en la lectura. Consultado en Septiembre 01, 2009 en http://lectomania.educared.pe/2009/08/el-humor-en-la-lectura.html

  • Lerner, Delia, Leer y escribir en la escuela: lo real, lo posible y lo necesario. México: SEP, Biblioteca para la actualización del maestro, 2001, pp. 41 y 126.

  • Manual de procedimientos para el fomento y la valoración de la competencia lectora en el aula. SEP, 2010. Recuperado de http://profelandia.com/2012/02/24/manual-para-el-fomento-y-valoracion-de-la-competencia-lectora/ el 03 de Julio de 2012.

  • Oakhill, J. V., y Cain, K. (2004). The development of comprehension skills. En T. Nunes y P. Bryant (Eds.), Handbook of children's literacy. Great Britain: Kluwer Academic Plublishers. Citado por Gonzales, 2005.

  • Reading Behavior, 17, 279-301. Citado por Gonzales, 2005.

 

 

Autor:

María Antonieta Chávez Valenzuela

Inocente Moroyoqui Romero

María Soledad Pineda Vilches

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda