Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Evolución de la Educación Básica en Venezuela

Enviado por Osmel Alvarez



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Antecedentes de la educación básica en Venezuela
  3. Análisis cronológico de la educación en Venezuela: época colonial
  4. La Guerra de Independencia
  5. Educación católica
  6. Aportes significativos de presidentes de la época
  7. La educación venezolana desde Guzmán Blanco hasta Juan Vicente Gómez
  8. La educación venezolana a partir de 1958
  9. Marco jurídico en el que se desarrolla el sistema educativo venezolano contemporáneo
  10. El Proyecto Educativo Nacional como expresión de una política educativa nacional
  11. Hacia donde se perfilan las políticas educativas en Venezuela
  12. Conclusiones
  13. Referencias bibliográficas

Introducción

La evolución de la Educación en Venezuela se realizó de una forma lenta. Desde el inicio del siglo XX y hasta finalizada la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1948-58), es decir, las escuelas que impartían la educación primaria y secundaria, además de las restantes instituciones como las de educación superior fueron creciendo lentamente, pero es precisamente a principios de la década de los años 60, donde la educación venezolana presentó una expansión espectacular, estimulado por un proceso de masificación educativa que se tornó favorable y un aumento en el acceso a la educación de forma notoria para todas las clases sociales del país.

Por lo tanto, no es de extrañarse que el gran desarrollo del sector educativo en Venezuela para los años 60, se deba principalmente a la caída de la dictadura, que trajo consigo profundos cambios al sistema educativo, entre los que destacan el inicio del proceso conocido con el nombre de la "democratización de la enseñanza", con especial atención a los sectores de educación primaria y secundaria, por lo que se crearon nuevas instituciones y se incrementaron el número de maestros y profesores. (ver Pérez et al, 1996). Cabe señalar, que una segunda explicación posterior de este desarrollo del sistema educativo se encuentra ligada al entorno económico favorable que presentaba el país para los años 70, sustentado entre otras cosas, en un aumento de los precios del petróleo en los mercados internacionales, lo cual permitió la entrada de grandes cantidades de divisas al país, situación no esperada en la historia reciente de la renta petrolera en la cual se apoyaba el Estado Venezolano. Con base a lo anterior, se inicia posteriormente una política educativa agresiva, sustentada en la teoría del Capital Humano y la cual se encuentra de manera explícita en el V Plan De La Nación, donde el Estado Venezolano, además, se fija una política desarrollista para las áreas económico y social, incluyendo por supuesto la educación.

En atención a lo anterior, en este apartado se realizará un recorrido relacionado al comportamiento legal y matricular de la educación preescolar, primaria, secundaria y superior en los últimos 52 años, y se podrá apreciar de una forma más ilustrativa, las tendencias tanto positivas como negativas, del sistema formal de la educación. Para ello se utilizaron los datos recopilados en ésta investigación.

Antecedentes de la educación básica en Venezuela

La investigación historiográfica de la Historia de la Educación en Venezuela puede ser esquematizada en tres grandes etapas, aún cuando alertamos que todo esquematismo es simplista, se trata aquí presentarlas con un fin propedéutico que sirva de banco de datos preliminar para la creación de la Sociedad Venezolana de Historia de la Educación;

  • La Primera Etapa.

Está caracterizada por la periodización y se limita a configurar y delimitar el orden de lo episódico. Con un sentido de historia centrado en lo positivo y negativo, en donde más que estudiar prácticas educativas se narran sucesos. A nuestro modo de ver el primer antecedente de Comunidad Discursiva de Historia de la Educación en Venezuela se remonta a la generación pionera integrada por: Feliciano Montenegro y Colom, Rafael M. Baralt, Agustín Codazzi, Arístides Rojas, Antonio Ramón Silva, Rufino Blanco Fombona, José Gil Fortoul, Ángel Grisanti, y Caracciolo Parra León.

A este grupo podríamos agregar el congregado en el Primer Congreso Pedagógico Venezolano (1895). Sin embargo, debemos advertir con Ángel Grisanti (1932) que: "En nuestro país la bibliografía estrictamente venezolana sobre instrucción pública puede decirse que no existe. El estudio de Baralt, admirable por el caudal de doctrina, el contenido filosófico y la maravilla del estilo, no es sino un capítulo, joya diminuta, de un resumen de la Historia de Venezuela. Sólo el patriarcal don Arístides Rojas aporta datos esenciales para el estudio de esta importantísima materia. Rufino Blanco Fombona, Gil Fortoul y otros historiadores venezolanos de valía, a él se atienen. El francés Humbert lo copia al pie de la letra. El estudio crítico sobre la historia de la Instrucción Pública está por hacerse." (Grisanti, 1950:10)

  • La etapa intermedia.

Está caracterizada por el acopio de fuentes primarias. Esta generación intermedia estaría integrada por: Manuel Aguirre Elorriaga (1941), Carlos Felice Cardot (1945), Luis Spinetti (1950), N. P. Monsant (1951), Fidel J. Orozco Duque (1954), Héctor Cuenca (1956), Eduardo Arcila Farías (1961), Angelina Lemmo (1961), Alexis Márquez Rodríguez (1962), Mariano Uzcátegui Urdaneta (1963), Héctor García Chuecos (1963), Eloi Chaulbaud Cardona (1966), Ildefonso Leal (1968), Olavarriaga, P. J, (1965), J. M. Pacheco (1969), Efraín Subero (1968), Miguel Ángel Mudarra (1975), Manuel Fermín (1975), Leonardo Carvajal (1976), José Del Rey Fajardo (1979), y llegaría hasta Rafael Fernández Heres (1980). Además del acopio de fuentes intenta vincular el análisis de la historia de la educación con otras dimensiones de lo social. Esta corriente entendió la historia de la educación como parte de una red mayor de orden social y cultural, al mismo tiempo que la periodización utilizada seguía subyugada al campo de la historia política y la legislación escolar. Buena parte de estos trabajos se apoyaron en las herramientas conceptuales del marxismo para interpretar las relaciones entre educación y sociedad. Incluimos aquí a Luis Beltrán Prieto Figueroa, quien prácticamente cabalga en las tres generaciones gracias a su prolongada existencia. Resaltamos que su obra irradió a centro América y otros países latinoamericanos; en 1939, lo encontramos en La Habana, en el Primer Congreso Americano de Maestros; en 1951 formó parte del Servicio de Asistencia Técnica de la UNESCO, cuya jefatura desempeñó desde Costa Rica.

  • La tercera etapa:

La podemos circunscribir a mediados de la década del ochenta y se prolonga en el tiempo hasta hoy día. Lentamente la Historia de la Educación se fue nutriendo con las diversas tendencias historiográficas, y se fueron constituyendo las principales líneas de investigación que alimentan programas de pregrado, maestría y postgrado. La aproximación a la historia institucional de la educación es una de las líneas de investigación más celebradas a nivel nacional.

Análisis cronológico de la educación en Venezuela: época colonial

La educación en Venezuela se remonta a la época de la colonia, dicho proceso era muy complejo, casi existente y reservado de manera exclusiva para la elite española y criolla. Diversos factores hacían imposible consolidar un sistema educativo, mucho intelectuales formados en las naciones desarrolladas como España, Francia e Inglaterra aportaron grandes ideas que la mayoría de los caso no tuvieron mayor eco.

Al calor de las ideas republicanas y de las aspiraciones de independencia nacional, a finales de la época colonial surge la primera corriente pedagógica claramente definida de Venezuela. Al frente de ella, Don

Simón Rodríguez, el Licenciado Don Miguel José Sanz y Don Andrés Bello. Esta corriente pedagógica, postulaba los siguientes ideales educativos:

  • Finalidad política, formar ciudadanos aptos para vivir en República;

  • Finalidad moral: fomentar el cultivo de los valores éticos para contar con hombres virtuosos y prudentes;

  • Finalidad económica: proteger por medio del estudio de la técnica e industrias la riqueza material, a fin de asegurar la liberación económica y robustecer la independencia política; y

  • Finalidad científica: realizar la educación superior, para robustecer el plano intelectual de América y echar las bases de una tradición de altos y vigorosos pensamientos que la equiparara a los pueblos más adelantados del globo.

Durante el periodo comprendido entre 1821-1829 El sistema educativo durante los primeros años de la República, se caracterizó por darle continuidad al existente durante el periodo colonial. No se evidenciaron grandes cambios al inicio de este periodo Republicano. Resultaba difícil para los legisladores y la nueva clase política, luego de una larga guerra de Independencia (1810 – 1821), dedicarle energías a un tema distinto a la reconstrucción económica del país.

La escuela primaria continuó siendo similar a la ya existente durante el periodo de colonización hispánica, es decir, privada y religiosa. La legislación de 1821 confirmada por la de 1826, disponía que los maestros "deberán enseñar a los niños los dogmas de la religión y de la moral cristiana"(Mudarra, M., p.28). La segunda enseñanza, equivalente a la tercera etapa de Educación Básica y el Ciclo Diversificado actual, continuó también desarrollándose por los cánones educativos de la colonia.

Es importante destacar, que en la época colonial, no puede hablarse de un sistema educativo realmente constituido, ya que la educación no estaba concebida como un servicio público esencial. Su basamento legal se encontraba conjugado Estado-Iglesia, por eso las disposiciones para su funcionamiento emanaban de la corona y otras de la gerarquía eclesiástica y ambas se encontraban involucradas como responsables de la administración tanto las autoridades reales como eclesiásticas. En esta época se da un hecho de carácter mundial, como lo es la revolución francesa, que influye en la aparición de nuevas ideas educativas en Venezuela

La Guerra de Independencia

Luego de la guerra de independencia, se inicia el proceso de construcción del Estado nacional en Venezuela, en este punto participaron de manera muy especial una serie de personajes que desde comienzos del siglo XIX se constituyeron en los ideólogos y protagonistas del proceso de emancipación. Tal es el caso de Juan Germán Rocio, Miguel José Sanz, Simón Rodríguez, Antonio Valverde, José Maria Vargas, Simón Bolívar entre otros.

Estos hombres empiezan a sostener una serie de ideas cuestionadoras del tradicional orden educativo heredado de la colonia, Miguel José Sanz por ejemplo, intentó introducir modificaciones al régimen educativo que imperaba para el momento. Planteando una concepción política de la pedagogía según la cual la educación debía convertirse en el instrumento necesario para conformar "una nueva mentalidad y un nuevo estado de animo que diera lugar al ansiado orden político". Con respecto a la escuela de la época, este importante pensador apuntó lo siguiente:

Apenas el niño percibe las primeras vislumbres del intelecto, le envían a la escuela, a donde le enseñan a leer libros repletos de cuentos ridículos y extravagantes, de milagros horroríficos y de una devoción supersticiosa que se reduce únicamente a formas exteriores, por lo que se acostumbra a la hipocresía y a la impostura.

Acerca de la discriminación social y la educación apunta lo siguiente:

Estas faltas nacen enteramente de la educación, alimentan la animosidad entre las familias, y hacen del ciudadano un ser engañoso e irracional. No puede haber sinceridad, paz, afecto, ni confianza en un país donde cada uno trata de distinguirse sobre los otros por su nacimiento y vanidad.

La idea central del proyecto político de los hombres de 1810, era la creación de un estado soberano de corte republicano y la conformación de una sociedad democrática que requería fundamentalmente, de la formación de un ciudadano en ejercicio de sus deberes y derechos, lo cual por supuesto no era posible en "la ignorancia y clima espiritual que había conformado el absolutismo". De allí, la convicción de que la instrucción es necesaria y que el gobierno debe colocarla al alcance de todos, germen indudable del trascendental decreto del 27 de Junio de 1870, donde el estado venezolano consagra la instrucción como gratuita y obligatoria.

Educación católica

En este período importante de la historia de la educación católica en Venezuela, son fundados en la ciudad otras instituciones entre las que destaca el Colegio Antonio José de Sucre en el año 1954, por los padres paules que a partir del año 1964 pasa a llamarse San Vicente de Paúl, estudiado por el Prof. Marcos Lavado. También había sido fundado el Colegio María Auxiliadora, en el año 1944 por las hermanas Salesianas y el Colegio Santo Ángel por la Congregación de las Hermanas del Santo Ángel en el mismo año. Estas instituciones aún no han sido estudiadas por esta línea de investigación, aunque se prevee hacerlo en el mediano plazo.

En esta etapa de fortalecimiento y consolidación de la Iglesia, fueron creados los Colegios Santa María de Chivacoa y Padre Díaz de Duaca dirigidos por los sacerdotes Vicente Lambroschini y Alejandro Saini. El primero estudiado por la Profesora Genny Fernández y el segundo se encuentra siendo estudiado por uno de los participantes del postrado, al igual que el Seminario Divina Pastora, fundado en el año 1929, bajo la Conducción pastoral de Monseñor Agüedo Felipe Alvarado. De igual manera el Hogar Infantil Madre Emilia de El Tocuyo fundado en 1928, viene siendo estudiado por la Profesora Blanca Pérez.

El proceso de fundación y desarrollo de estas dos instituciones en la región estuvo en correspondencia con el proyecto eclesial de la Iglesia dirigido a educar fundamentalmente, a los hijos de las clases pudientes, que como élite social aspiraban que sus hijos recibieran una educación de calidad que los preparase para liderizar, en sus diversos ámbitos la sociedad venezolana, como efectivamente sucedió.

En consecuencia, esta situación creó las condiciones favorables para que la Iglesia progresivamente, pudiera reinsertarse en la vida social venezolana. Para ello asume el principio de la libertad de enseñanza dándole un giro según su conveniencia.

Aportes significativos de presidentes de la época

También es importante resaltar los aportes que lo diversos presidentes han realizado a la educación a lo largo de la historia, unos más que otros, algunos muy pocos, en primer lugar mencionaremos a:

  • I. José Antonio Páez: gobernó Venezuela durante tres ocasiones; 1830-1839, 183-1849 y 1861-1863, su gobierno se caracterizo por la inestabilidad política y militar producto de la separación de la gran Colombia, no era estudiado pero si un férreo guerrero independentista, lo que lo catapulto dentro de las filas patriotas, los aspectos más relevantes en materia educativa fueron:

  • a. Creación de la Biblioteca Nacional y los colegios nacionales de coro, el tocuyo, Trujillo y margarita que fueron los semilleros de las futuras universidades nacionales.

  • II. José María Vargas: Sabiduría y prudencia parecen ser las cualidades más constantes en la vida de este venezolano nacido en la Guaira, el 10 de marzo de 1786 y fallecido en Nueva York, el 13 de julio de 1854. Estas, junto a otras virtudes atribuidas como la rectitud, la honradez y una vocación inquebrantable hacia el conocimiento, han hecho que la huella dejada por este ilustre personaje en campos tan diversos como la medicina, la química, la botánica y en roles tan variados como el rectorado de la Universidad de Caracas y la Presidencia de la República sea imborrable, su corto mandato tuvo que lidiar con diversas revueltas, lideradas en la mayoría de los casos por los hermanos Monagas ( José Tadeo y José Gregorio) tenia férrea oposición por no tener formación militar y por tener ideas que beneficiaban a la clases mas desposeídas en caso muy particular los indígenas, ante tantas presiones termino renunciando a su mandato en el año 1836, siendo sustituido por su vicepresidente Carlos Soublette.

  • III. Carlos Soublette: Gobernó Venezuela en dos ocasiones sumado al periodo de transición por la renuncia de José María Vargas, tuvo muchas diferencias con la iglesia que era la rectora del área educativa, el cual desembocó en la expulsión en 1836 del arzobispo Méndez. Otro hecho importante lo representó la profunda crisis económica en la que se vio inmersa la economía durante los años 1837-1838, su aporte más importante fue la creación de la Dirección de Instrucción Pública, institución que años más tardes seria la antecesora del Ministerio de Educación

La educación venezolana desde Guzmán Blanco hasta Juan Vicente Gómez

El Ministerio de Educación tiene su origen en 1870, cuando el entonces Presidente de la República Guzmán Blanco, establece por Decreto la Instrucción Pública, gratuita y obligatoria. Para el año de 1873, el Sistema Educativo sólo atendía 3.744 alumnos en 100 escuelas públicas. Pero en 1874, cuando se crean la Dirección de Instrucción Pública y la Dirección de Instrucción Secundaria, se alcanza la cifra de 15.000 alumnos y se construyen 336 escuelas federales y 383 escuelas municipales y particulares. Así mismo, se comienza con la creación de los colegios secundarios, de primera y segunda categoría, los cuales, años más tarde, fueron autorizados para otorgar grados de educación superior. En 1881, se crea el Ministerio de Instrucción Pública, que continuó llamándose así hasta el final de la dictadura gomecista.

En el período que va desde 1890 hasta 1935, Venezuela se encuentra dominada por sistemas dictatoriales y la educación sufre un estancamiento. Reflejo de ello es la paralización casi total de la educación superior, son clausuradas las Universidades del Zulia, Carabobo y la Universidad de Caracas fue cerrada por 8 años. En 1934, aparece el Decreto Orgánico de la Instrucción Nacional, el cual incorpora los altos estudios de Agronomía y la Industria, da jerarquía al profesorado y dicta medidas para reglamentar el magisterio.

Para el año 1936, cuando finaliza el período de la dictadura, la educación se convierte en una de las prioridades del Estado Venezolano y el Ministerio cambia de nombre, el cual será de Educación Nacional. En 1940, se aprueba la Ley de Educación y se crea el Instituto Pedagógico y, en la Universidad, las Escuelas de Agronomía, Veterinaria, Ciencias Económicas y Sociales y Geología. Con una población aproximada de 720.000 alumnos. Surge la Organización de Bienestar Estudiantil y se amplían los estudios de Filosofía, Letras, Ciencias Económicas y Sociales, Odontología, Veterinaria, Agricultura y Zootecnia. Se impulsa el proceso de alfabetización de adultos y en 1948 se crea la Ley Orgánica de Educación Nacional

La educación venezolana a partir de 1958

Con el advenimiento de la democracia y la promulgación de la Constitución Nacional de 1961, el sistema educativo venezolano heredaba del período de la dictadura del General marcos Pérez Jiménez una política educativa orientada hacia la inversión en infraestructura, elitista en su concepción, en cuanto se enfocaba a beneficiar a los sectores pudientes de la población, excluyendo a las personas de bajos recursos y con un déficit escolar desalentador

La política educativa en el período presidencial de Rómulo Betancourt, tuvo como objetivo fundamental el respeto y estímulo de las inclinaciones, intereses, promoción de la autonomía y las oportunidades para que cada persona pudiera desarrollar su potencialidad de acuerdo con las expectativas y aspiraciones de los individuos, sin embargo la crisis presupuestaria se evidenció enfáticamente en el sistema educativo como punto negativo que afecta el desarrollo de la política educativa por los requerimientos humanos, financieros, técnicos y de infraestructura que demandaba (Martínez, 2001).

En este período fue aprobada la Constitución de Venezuela de 1961, en ella se define a la educación como un derecho irrenunciable de la persona y como función del Estado primordial e indeclinable. A partir de la aprobación del texto constitucional se condujo el ejercicio de la función educativa en Venezuela. Se retoma la visión de la política educativa visionada en el primer período de Rómulo Betancourt, y los lineamientos establecidos en la Constitución de 1947.

En el siguiente período, el Dr. Raúl Leoni (1964-1969), conduce las riendas del Estado con base en la política denominada "Unidad Democrática". Como característica resultante la matrícula estudiantil tuvo una caída del 30%, como consecuencia de que en un breve período se formaron una gran cantidad de maestros, en razón de la demanda que exigió el crecimiento de la matricula primaria

Durante el período del Presidente Dr. Rafael Caldera (1969-1973), el modelo de enseñanza educativa se definió como un modelo de procesamiento de información que enfatizó en la capacidad que tiene el estudiante de retener e integrar información; en detrimento de la formación técnica ocasionada por el cierre de las escuelas técnicas. Es importante señalar que se produjo una modificación del sistema educativo, decretándose disposiciones legales que redefinían el ordenamiento jurídico y desarrollaban el contenido de la educación que se impartía en Venezuela.

El primer gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1978), se inició en las condiciones económicas y políticas más favorables para llevar a cabo su programa, ya que contaba con un amplio respaldo político en el Congreso Nacional, por otro lado se incrementó el precio del petróleo como efecto de la política desarrollada por la OPEP. Sin embargo, a pesar de los inmensos recursos de los cuales se disponía, el despilfarro y el gasto público superaron todas las expectativas, impidiéndose el logro del objetivo inicial de formación del capital humano que requería la Nación y, el cual constituía factor fundamental que la educación precisaba para la transformación de su estructura y adecuarla a la nueva situación planteada.

En el período presidencial del Dr. Luís Herrera Cámpins (1979-1984), se elaboró el VI Plan de la Nación, que dentro de sus finalidades más importantes tuvo la optimización de la calidad de la educación, ofrecida a la población en edad escolar mediante la implementación del proyecto de escuela básica, a partir de este momento comenzó a elaborarse las leyes y documentos que hoy en día regulan el sistema educativo venezolano

En el gobierno del Jaime Lusinchi (1985-1989) se elaboró el VII Plan de la Nación que propuso una política educativa consistente en la implementación de un modelo de enseñanza basado en le procesamiento de información, enfocado en las relaciones sociales y el desarrollo personal. En este momento, el Ministerio de Educación, establece la Resolución 751 (1986). Un Régimen complementario a lo establecido en el artículo 74 de la Ley Orgánica de Educación de 1980, sobre organización y funcionamiento de la Comunidad Educativa, en donde se expresa la obligatoriedad del funcionamiento de la Comunidad Educativa de cada plantel, los integrantes de la Comunidad Educativa como institución (educadores, padres, o representantes-alumnos) y demás personas vinculadas con el desarrollo de la comunidad en general y los objetivos de la Comunidad Educativa, a saber:

  • Cooperar con las autoridades del plantel en los diversos aspectos del proceso educativo.

  • Promover la participación de la familia de la comunidad y de otras instituciones del proceso educativo.

  • Afianzar en los alumnos el sentimiento de respeto, confraternidad, cooperación y solidaridad para con sus educadores, compañeros y demás integrantes de la comunidad.

  • Promover, manejar y participar en actividades científicas, humanísticas, técnicas, culturales, sociales, asistenciales, deportivas y recreativas que contribuyan al desarrollo y consolidación del proceso educativo y a la integración de padres y representantes al plantel, así como de este a la comunidad.

  • Contribuir con los aportes económicos o mediante prestación de servicios al desarrollo de las programaciones del plantel y a su conservación y mantenimiento, entre otros

Al gobierno de Lusinchi, prosiguió el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993), quien propone el VIII Plan de la Nación. Durante este período la educación descuida la función formativa y enfatiza la función normativa, en áreas como el desarrollo de la personalidad, la formación de hábitos de estudio y la identidad cultural y nacional, desvinculándose del desarrollo de las comunidades, el incremento sustancial de la matrícula estudiantil, no se correspondió con la asignación de recursos y dotación para el funcionamiento y ocasionando la incorporación de numerosos docentes que carecían de la formación necesaria para acceder al sistema educativo

En el segundo período gubernamental del Dr. Rafael Caldera (1993-1998) se evidencia la falta de planificación en el sector educativo, la deficiente y extemporánea asignación de recursos y deficiente formación del personal docente.

En este período se dicta una Resolución de fecha 15 de enero de 1996publicada en Gaceta Oficial Número 35-88-1, referida a la política de Estado en Formación de Docentes. Especifica fundamentos del perfil docente, en el que se destaca su papel de promotor social para lograr los objetivos educacionales e integrar la comunidad a la escuela y la escuela a la comunidad

Con posterioridad, la reforma educativa de 1997, se inserta, en el ordenamiento jurídico venezolano, requiriendo normas de rango sublegal para adecuarlos a los componentes curriculares. Todo ello enmarcado dentro del proceso de Reforma del Estado Venezolano iniciado en 1989, planteando la necesidad de reformular la política educativa nacional sobre la base de los documentos antes mencionados y los diagnósticos de más reciente data efectuados en el país para la época, entre

Los cuales es necesario mencionar:

* El Informe de la Comisión Presidencial para el Estudio del Proyecto Educativo Nacional (1986).

* Diagnóstico del Banco Mundial (1992).

* Calidad de la Educación Básica en Venezuela. Estado del Arte (1992).

* La Reforma Educativa: Una Prioridad Nacional (1994).

* Plan de Acción del Ministerio de Educación (1995).

* Proyecto Educativo de Educación Básica: Reto, Compromiso y Transformación

También en este período se introducen los lineamientos curriculares que caracterizan un currículo abierto y flexible, por cuanto permite "considerar las características y necesidades de la comunidad y las condiciones reales en las que va a desarrollarse el proceso educativo" (Gamboa y Amaya, 2003), operacionalizadas en la escuela a través de los proyectos pedagógicos de aula y de plantel (actualmente, los Proyectos Plantel son sustituidos por los Proyectos Educativos Integrales Comunitarios), los cuales guardan estrecha relación entre sí.

El proyecto político contenido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela define a la política educativa como un derecho humano y como un servicio público, de acuerdo con lo contenido en los artículos: 139, 141, 143, 168 y 62. Así mismo la política educativa también se halla sustentada en los artículos 102, 103, 104, confiriéndole un carácter de: Democrática, integral, gratuita (hasta el pregrado universitario), permanente, obligatoria, plural, contextualizada, intercultural y bilingüe (para los pueblos indígenas). Donde el uso de la lengua indígena resulta obligatoria hasta el segundo grado de educación básica (Artículo121), enseñanza obligatoria de la educación física y el deporte, con excepciones según la ley (Artículo 111); y educación ambiental obligatoria en educación formal y no formal (Artículo 107).

La justicia social sería entonces alcanzada con la profundización de la base social democrática en todos los campos que le conciernen, como educación de calidad para todos, salud, vivienda y ambiente sano, acceso pleno a la cultura, universalización del deporte, atención especial para la población en pobreza extrema, recreación e información veraz y oportuna. Otra variante inmersa en la justicia social es la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad donde prevalece la acción comunitaria, para formular, ejecutar y evaluar políticas públicas y la rendición de cuentas, en materia educativa planteándose la incorporación de la comunidad en el proceso educativo para procurar la universalización y elevación de la calidad de la formación de los ciudadanos (Chávez, 2001).

Tal como se viene planteando, para el año 2000 Venezuela inicia a través de la implementación de la política pública del "Proyecto Educativo Nacional" una nueva política educativa fundada en la inclusión social, en la atención integral al educando, y sobre todo en la transformación del currículo, de tal modo que las áreas de estudio se vinculen con la realidad y la problemática que experimentan los alumnos en su comunidad, en el país y en el mundo, todo ello se cimienta en una concepción educativa constructivista. En torno a esto, se destaca el surgimiento de las misiones educativas Robinson y Ribas (Morales, 2005), con la finalidad de incluir dentro del sistema educativo a un sector de la población que por razones socioeconómicas se encontraba apartado del mismo, y las Escuelas Bolivarianas como modelo de institución que abarca no sólo el aspecto pedagógico sino también el relativo al suministro por parte del Estado de los elementos y condiciones que permitan el desarrollo eficiente del proceso de enseñanza aprendizaje (Revilla, 2005).

Marco jurídico en el que se desarrolla el sistema educativo venezolano contemporáneo

Bajo la vigencia de la Constitución de 1961, fueron promulgadas algunas leyes y reglamentos sobre el derecho a la educación y el ejercicio de la función educativa en Venezuela (Ley de Universidades, Ley Orgánica de Educación y sus Reglamentos)1. El régimen normativo que se configuró en el marco de la Constitución mencionada, fue objeto de estudios y críticas que condujeron a la elaboración de algunas propuestas de reforma que no lograron consolidarse (Copre, 1988).

Partiendo del Marco Constitucional establecido en la Constitución de 1961, se pretendía que el Estado orientaría y organizaría el sistema educativo para lograr el cumplimiento de estas finalidades. Partiendo de la consagración constitucional, la Ley Orgánica de Educación prescribía los objetivos, estructura y normas básicas de funcionamiento del sistema educativo integrado por sus diversos niveles y modalidades (Art. Nº 16. L.O.E) definiendo como un "conjunto orgánico de políticas y servicios" cuya finalidad primordial es "garantizar el proceso educativo y su continuidad, a lo largo de la vida de la persona mediante in proceso de educación permanente" (Art. Nº 14 L.O.E).

Las disposiciones de la Constitución de 1961 (Art. Nº 80) debían interpretarse en concordancia con las que definían la educación como función primordial e indeclinable del Estado, por una parte, y por la otra como un "derecho permanente e irrenunciable de la persona" (Art. Nº 2 L.O.E).

La ley en comento, plantea la finalidad fundamental de la educación, la participación educativa de los diferentes actores y, la importancia de la integración escuela- comunidad, concretamente en el Artículo 3 especifican las responsabilidades al respecto: "La educación tiene como finalidad fundamental el pleno desarrollo de la personalidad y el logro de un hombre sano, culto, crítico, y apto para convivir en una sociedad democrática, justa y libre, basada en la familia como célula fundamental y en la valoración del trabajo; capaz de participar activa, consciente y solidariamente en los procesos de transformación social, consustanciado con los valores de identidad nacional y con la comprensión, la tolerancia y las actitudes que favorecen el fortalecimiento de la paz entre las naciones y los vínculos de integración y solidaridad latinoamericana...."

Se observa un planteamiento importante, en el sentido de que la educación es vista como un fin para lograr una sociedad democrática, que permita la convivencia social. De esta manera, se presenta a la educación, como un medio para lograr los procesos de transformación social, consustanciándose el proceso de aprendizaje con los valores de identidad nacional, tolerancia y las actitudes que favorecen la paz entre las naciones.

En este contexto, a lo largo de todo el texto legal se aprecia a la educación como un medio y un derecho de todos los ciudadanos, que debe estar vinculada al trabajo para armonizar la educación con las actividades productivas conforme al interés local, regional y nacional, para el mejoramiento de la comunidad.

Se promueve la participación de la familia, de la comunidad y de todas las instituciones en el proceso educativo (Art. Nº 13, LOE 1981), para contribuir a la "formación integral" del educando mediante el desarrollo de sus destrezas y de su capacidades técnicas y humanísticas. Esta Ley define por primera vez el concepto de comunidad educativa, como institución formada por educadores, padres representantes y alumnos y las personas vinculadas al desarrollo de la comunidad en general, la cual tiene como finalidad contribuir materialmente con las programaciones, la conservación y el mantenimiento del plantel. Su actuación deberá fundamentarse en una concepción democrática, participativa e integradora del proceso educativo.

Asimismo, se logra concretar un modelo de enseñanza que vincula la participación de la familia, de la comunidad y de otras instituciones en el sistema educativo, como elementos y actores importantes dentro de este proceso de enseñanza aprendizaje.

En este mismo orden de ideas, la Ley de Universidades (1970) se contrae a normar todo lo referente al sistema educativo en lo atinente al nivel de educación superior, partiendo del las cuestiones generales propuestas en el artículo Nº de la L.O.E a saber:

Al lado de estas dos leyes y, bajo esta regulación legal se dictaron un conjunto de resoluciones ministeriales puntuales, las cuales se aplican en el ámbito educativo, en las mas diversas materias, cuyo análisis excede los propósitos y límites del presente trabajo.

El 15 de septiembre de 1999, en el período anterior a la sanción de la Constitución, se decreta el Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación, en ejercicio de la atribución que le confería el ordinal décimo del artículo 190 de la Constitución de Venezuela de 1961, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 107 de la LOE (hoy derogada), en donde se señala que "...el Ministerio de Educación es el órgano competente del Ejecutivo Nacional y le corresponde planificar, orientar, dirigir, supervisar y coordinar al sistema educativo...".

En 1999, se aprueba por vía de referéndum de fecha 15 de diciembre de 1999 y según Gaceta Oficial de la República de Venezuela, Número 36.860, de fecha 30 de diciembre de 1999, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En la dinámica que este cambio supone se requerían, la implantación de un nuevo orden constitucional, fue necesario introducir considerables modificaciones en el sistema educativo, propuesta que se aborda desde el cambio en la concepción de la relación individuo-sociedad. Se inició un debate de carácter académico, político, filosófico sobre la naturaleza del individuo y de sus derechos en relación con el Estado, la comunidad y la cultura.

Lo anterior tiene sentido, si se toma en cuenta que el texto constitucional de 1999, desde su propio preámbulo y como característica de la refundación del Estado, además de la importancia del orden democrático, señala que el mismo es un "Estado de Justicia", que debe procurar consolidar un conjunto de valores que en definitiva apuntalen y aseguren los derechos fundamentales del hombre entre los cuales destaca el de la educación, de justicia social y la garantía universal e indivisible de los derechos humanos. Este pronunciamiento del constituyente se desarrolla en las normas constitucionales referidas a Venezuela como un Estado democrático social y de justicia, que además deben propugnar valores superiores que aseguren el cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución y la preeminencia de los derechos humanos, es más, declara a la educación como un proceso fundamental para alcanzar los fines esenciales del Estado (Art. Nº 2 y 3 de C.R.B.V).

El proceso educativo se entiende como un derecho de los ciudadanos y un deber social que tiene la función de guiar, orientar, estimular a los alumnos para despertar su iniciativa, su capacidad y análisis, para que éste, logre el pleno desarrollo de la personalidad y se convierta en un ciudadano apto para la vida, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Estas consideraciones evidencian la necesidad de asumir la educación como proyecto de Estado, en el sentido de que constituye el soporte para la construcción del sistema democrático. En este sentido, dentro de las Líneas Generales del Plan Económico y Social de la Nación para el período 2001-2007, el segundo eje referido a lo social pretende alcanzar la justicia social basado en la estrategia de incorporación progresiva (inclusión), desarrollando como objetivos la garantía del disfrute de los derechos sociales de forma universal y equitativa, disminuyendo progresivamente las inequidades sociales, priorizando la atención de las necesidades sociales y la descentralización.

La educación dentro de esta visión, pretende una participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social, reproductora de valores y de identidad nacional. En este sentido, se realiza un análisis del Proyecto Educativo Nacional de Venezuela, la Ley Orgánica de Educación y el Reglamento General de la misma, asimismo, se estudia el Proyecto Educativo Integral Comunitario que actualmente se desarrolla y se encuentra sujeto a revisión por parte de las autoridades educativas nacionales (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).

Bajo la vigencia de la Constitución de 1999 se han promulgado distintos decretos y resoluciones2 destinadas a regular todos los niveles de educación, abarcando la puesta en práctica de políticas educativas de cobertura nacional bajo la genérica denominación "Misiones". De todo lo anterior se deduce que el marco jurídico de la educación en Venezuela, se encuentra desarticulado por dos circunstancias:

1. Por su estructura jurídica.

2. Por la mora legislativa en la cual ha incurrido la Asamblea Nacional, en cuanto a la sanción de los anteproyectos de Reformas de la Ley Orgánica de Educación y la Ley de Universidades

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda