Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Factores generadores de violencia en estudiantes




Partes: 1, 2, 3, 4

  1. Introducción
  2. El problema
  3. Justificación de la Investigación
  4. Marco teórico
  5. Metodología
  6. Conclusiones y recomendaciones
  7. Bibliografía

Introducción

Las diferentes formas de violencia que se observan en todo el mundo, tienen actores y móviles muy variados, cada uno de ellos se desarrolla a partir de los distintos contextos sociales en el que el individuo se desenvuelve tales como: la familia, la escuela, los amigos que frecuenta. El contexto social entendido no solo como intercambio de experiencia, sino de sentimientos, emociones, valores y actitudes.

Venezuela no escapa a este clima de violencia manifestado de múltiples maneras en los liceos públicos del Municipio Maturín, Estado Monagas, el cual favorece un clima de inseguridad personal y violencia generalizada en todos los ámbitos. Las manifestaciones de agresión o violencia incluyen la actividad de pandillas, robos de bienes materiales, provocaciones e intimidación, uso de armas blancas o de fuego, asalto, golpes, amenazas o vandalismo y se dan cuando los conflictos, propios de cualquier relación humana, no pueden resolverse adecuadamente o cuando la agresión no puede canalizarse de otro modo. Por eso, mejorar la calidad de la educación en el Estado Monagas es una tarea difícil si no se atiende también el problema de la violencia escolar, dado que independientemente de cuan buenos sean los maestros y los programas de estudio, la violencia dificulta el proceso de enseñanza aprendizaje.

El aula de clases es un sitio donde se enseña y se aprende. Se aprenden los contenidos curriculares de las diferentes materias, y aquellos vinculados a la posibilidad de integrarse y vivir en sociedad. Así, la gestión de la violencia es un tema relevante dentro de los componentes del clima escolar que integra las prácticas pedagógicas cotidianas.

Se viven tiempos de grandes cambios que amenazan la convivencia social y que ingresan en la escuela en forma de indisciplina y violencia. La escuela debe enfrentarlas con estrategias adecuadas que promuevan un ambiente positivo y ofrezcan un clima propicio para el logro de los objetivos pedagógicos, por eso, es importante repensar los modos de reflexionar sobre la disciplina para diseñar planes preventivos, con objetivos basados en la realidad con el fin de discernir cuáles son las mejores herramientas de intervención y, en consecuencia, seleccionar y poner en marcha las acciones pertinentes.

Por lo antes expuesto, esta investigación tiene como objetivo general analizar los factores generadores de violencia en estudiantes de Educación Media Diversificada y Profesional del Liceo Bolivariano "Simón Bolívar", de la Parroquia Boquerón, Maturín Estado Monagas. Esta investigación es de campo en un nivel descriptivo, porque busca especificar las propiedades, características, perfiles y elementos intervinientes en el problema de estudio. Para lograr los objetivos planteados, el presente trabajo especial de grado se estructuró en cuatro capítulos esenciales. En el capítulo I, se presenta el planteamiento del problema, en el cual aparecen los aspectos que motivaron la investigación, así como los objetivos propuestos para dar solución al mismo y otros aspectos necesarios para la realización de la investigación.

El capítulo II, corresponde al marco teórico en el cual se señalan los antecedentes, los fundamentos teóricos que soportan la investigación, las bases legales, la descripción y operacionalización de las variables y definición de términos. En el capítulo III, se presenta el marco metodológico, donde se analiza la descripción de la metodología a emplear en el desarrollo del estudio planteado y comprende tipo y nivel de la investigación, población y muestra, procedimiento para la recolección de la información, validez y confiabilidad, presentación y análisis de resultados.

En el capítulo IV, se presentan las conclusiones, recomendaciones, y se dan ciertas sugerencias que de implementarse, permitiría minimizar la aparición de la violencia estudiantil en el plantel, y por ende, construir un mejor ambiente educativo proyectado hacia la comunidad donde influye la escuela y de donde son sus alumnos.

CAPÍTULO I

El problema

Planteamiento del Problema

La violencia estudiantil afecta las aulas en todo el mundo. Es un fenómeno que ha adquirido desde los años setenta, gran importancia en países como Estados Unidos, Suecia, Noruega, Reino Unido, España y, por supuesto, en las aulas de los Colegios de Latinoamérica, como consecuencia de la crisis social, cultural y familiar que están sufriendo. En países de América y de Europa, las autoridades han invertido en planes disuasorios, llegando, en los casos más extremos, a la instalación de detectores de metales, cámaras de seguridad, credenciales de identificación, medidas disciplinarias y expulsiones temporales. Se han establecido programas con la política de tolerancia cero, que impone determinados castigos para ofensas específicas como llevar armas de fuego o de otro tipo, beber alcohol, usar drogas o protagonizar actos de violencia.

Ante esta problemática es necesario que los docentes se detengan a pensar cuál es la solución al problema de la violencia deshacerse de los jóvenes violentos, indudablemente que no; más si es posible encontrar una solución al encarar acciones positivas. Es posible que las soluciones, estén orientadas a programas específicos o a un fortalecimiento de la democracia económica y social. Es necesario entonces sacarle a la institución escolar su fortaleza, a fin de que ésta no se convierta en la encarnación de una sociedad excluyente.

En los últimos años, se ha escuchado hablar de la violencia estudiantil, y aún se continua, pero casi siempre entendida como la violencia de los estudiantes entre ellos, con sus profesores, o hacia sus instituciones. Continuamente los medios de comunicación, las jornadas y congresos internacionales, la cantidad de publicaciones y sitio de Internet refieren noticias sobre esta violencia, la cual crece y se agrava, y además, propicia una matriz de opinión, dentro de la institución educativa, donde se generan los hechos y en la sociedad en general.

Venezuela no escapa a los problemas de violencia que afectan al mundo, y que se manifiesta en las instituciones educativas del estado Monagas, donde se observa una marcada sintomatología de padecer de esta violencia, debido a la existencia de muchos factores sustanciales como la carencia de valores, principios y normas en el seno de la familia. En la actualidad existe gran preocupación por el incremento de la violencia estudiantil, la cual traspasa las fronteras de la Educación Media Diversificada y Profesional. En tal sentido, Barroso citado por Martínez, J. (2005) califica este fenómeno como el "Síntoma de una sociedad enferma". Y asegura que:

… históricamente en Venezuela se ha vivido una escalada sistemática de la violencia que se refleja en casi todos los hogares, producto del abandono de los hijos y la ausencia de padres, lo cual representa un 80 por ciento de las familias venezolanas. [Documento en línea]

En concordancia con lo planteado por Barroso, se infiere que factores como el aumento del maltrato y el abandono del hogar, la falta de una de las figuras fundamentales de la familia, bien sea el padre o la madre, influye en el flagelo que ataca hoy en día a la sociedad y se refleja en la rebeldía de los adolescentes como una "desalineación" de los procesos internos de la familia y la sociedad en general. Si estos procesos no están bien alineados, eso explota y se expresa con violencia y ocurre en todos los niveles económicos de la sociedad.

En la familia se puede observar una apatía total en algunos jóvenes, estos parecieran no reaccionar ante las solicitudes familiares. Tanto los castigos como estímulos les resultan indiferentes, y por regla general, pasan mucho tiempo fuera del hogar. Se trata pues de un problema multifactorial, donde entran en juego componentes sociales, la conformación familiar, la escuela, el entorno social, factores biológicos y de personalidad.

En algunos hogares, se presentan expresiones de agresión y violencia, y las sociedades actuales limitan cada vez más el campo de acción familiar en la formación de los hijos. La constante violencia en los hogares venezolanos contribuye a la inducción y retroalimentación de las conductas violentas en niños y jóvenes. Por eso los padres deben evitar: la rigidez excesiva, el uso de castigo como una forma de educación, ya que los jóvenes pueden llegar a sentirse frustrados por no cumplir las exigencias de sus padres y fuera de casa buscar la aprobación de un líder que los valore, como por ejemplo, el jefe de una pandilla, y cuando tenga la ocasión impondrá su autoridad sobre los más débiles. Por tal motivo, es necesario fomentar la tolerancia y rechazar todo tipo de violencia física y verbal, sin olvidad que los niños y jóvenes aprenden más que todo por imitación.

La violencia que con frecuencia se reseña en los medios de comunicación impresos protagonizadas por estudiantes de los diferentes liceos públicos de la ciudad, tales como: La Escuela Técnica Agropecuaria, ubicada vía La Pica y la Escuela Técnica Industrial "Rómulo Betancourt" de Maturín, Unidad Educativa "Félix Ángel Lozada" de Maturín, Escuela Básica "Victoria Ramírez Molinos", ubicada en Fundemos, Liceo Nacional "Miguel José Sanz", Unidad Educativa "Francisco Isnardi", de Maturín, Liceo Bolivariano "Simón Bolívar", de Boquerón, muy conocidas por sus cierres de vías públicas, quema de cauchos y gran tendencia agresiva por enfrentamiento entre pandillas rivales de diferentes liceos, generan un gran caos en las principales arterias viales del municipio y un gran malestar en las comunidades aledañas. Un ejemplo que permite ilustrar esta problemática es la referida por Salas, J. (28/01/2007) en un artículo de prensa, donde señala que:

Un estudiante de 15 años de edad fue detenido por funcionarios de la Brigada Motorizada de Polimonagas, por propinar tres puñaladas en diferentes partes del cuerpo a uno de sus compañeros de la Escuela Técnica Industrial de Maturín. Luego de la aprehensión fue trasladado al departamento de investigaciones penales, para su resguardo debido a que un grupo de estudiantes que se encontraban presentes en el hecho pretendían lincharlo. (p. 5)

Lo planteado en la cita motiva a una profunda reflexión. Por eso se hace necesario entender que la escuela también es un lugar de convivencia entre personas distintas, pues cada uno de los miembros de la comunidad educativa, padres, alumnos y profesores se resisten a las normas impuestas que son ajenas, en muchos casos, a sus necesidades. Las situaciones poco significativas de enseñanza aprendizaje, en las que los profesores cuestionan a sus alumnos por "no estudiosos", y estos no toleran el aprendizaje de lo que se les enseña y el modo en que se hace, por considerarlos alejados de su realidad y de su entorno. Sin embargo, lo cierto es que existen muchos más motivos de desencuentro. Los docentes etiquetan a los estudiantes, los llaman "difíciles", "maleducados", "agresivos" y otros.

Por otra parte, hay niños y jóvenes que no controlan sus niveles de ira en el momento en el que pretenden expresar lo que piensan de sus docentes. A esto se suma que gran cantidad de jóvenes y aún niños llevan armas a la escuela, con lo que generan situaciones de difícil abordaje por parte de los docentes y de las autoridades. La familia ejerce en su seno violencias de distinto orden que afectan a los niños y jóvenes de muchas maneras. Por todo esto, puede decirse que el ámbito escolar se desarrolla en un contexto complejo donde intervienen factores que interactúan dinámicamente.

De igual modo ocurre a nivel universitario. Por ejemplo la Universidad de Oriente (UDO) Núcleo Monagas (Campus Los Guaritos), la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico de Maturín (UPEL–IPM) de Maturín, la Universidad de los Andes (ULA) Núcleo Mérida, la Universidad Técnica de Virginia (UTV) en EE.UU., donde recientemente un estudiante protagonizó una masacre. Al respecto, el periódico El Nacional (19/04/2007) refiere que:

Un estudiante de 23 años de edad de origen surcoreano, asesinó a 32 personas en el centro educativo antes de suicidarse. El joven había sido transferido en varias oportunidades al sistema disciplinario del centro de estudios. Ya que el comportamiento del estudiante era descrito por sus compañeros de clase como un solitario, extraño, taciturno, huraño, rostro inexpresivo que había tenido comportamientos inadecuados y evidentemente desarrolló algún delirio destructor, como un ataque a los chicos ricos, a la degeneración social y a los chantajes mentirosos de la Universidad. (p. 14)

Lo planteado en la cita confirma que existen múltiples motivos, para que se generen, dentro de las paredes de escuelas, liceos y universidades, situaciones de violencia. Quienes transitan las aulas, saben que se excluye al diferente, ya sea por su raza o por su religión, al gordo, al que usa lentes, al que es de otra nacionalidad, al que habla distinto. Es posible que el perfil del agresor o agresora esté muy relacionado con la frustración. Los jóvenes hoy día viven en una sociedad muy competitiva, tienen ante sí un futuro incierto, es probable que todo esto lleve a los estudiantes a sentirse inseguros e intenten superar los conflictos mediante la violencia.

Es probable que en la mayoría de las instituciones educativas públicas, tanto directores como docentes desconocen cuáles son los factores que generan la violencia estudiantil dentro de ella, aunque la mayoría haya sufrido y tenido que afrontar sus efectos. Por eso, es importante establecer: ¿Cuáles son los factores que determinan la violencia estudiantil?, ¿Qué motivo induce a los estudiantes a mostrar conductas violentas? Las respuestas a estas interrogantes permitirán sugerir estrategias que de ser aplicadas por directivos y docentes, ayudaran a identificar los factores propiciadores de violencia escolar. De modo que el gerente educativo tenga en sus manos una herramienta útil, que contribuya a la resolución de los conflictos estudiantiles.

El tomar medidas correctivas y disciplinarias aisladas, nunca ayudará al colectivo, de los liceos o universidades públicas a resolver los problemas de conflictos estudiantiles, es probable que las soluciones comunes marquen la pauta para minimizar o erradicar los factores propiciadores de la violencia que se observa en las diferentes instituciones educativas mencionadas anteriormente.

Es relevante señalar que las acciones tomadas por docentes y directores de planteles para enfrentar la violencia escolar son infructuosas, además la forma en que se toman, carecen de trascendencia para tratar problemas puntuales y a los involucrados. Podría ser, que esto, se deba a una inexistente política institucional, basada en principios de la realidad, tendente a ayudar eficientemente al tratamiento característico de los factores generadores de violencia, que redunde en beneficio para el resto de la población estudiantil.

Las decisiones que se toman eventualmente, para contrarrestar la violencia en cualquiera de sus aspectos, nunca tendrán una trascendencia si no se diseñan, con una intención definida para problemas igualmente específicos. Uno de los aspectos denigrantes, de lo que debería ser un ambiente de armonía escolar, son las constantes quejas realizadas por los alumnos hacia sus docentes y hacia la dirección del plantel, al igual que las de los docentes hacia sus alumnos, padres y representantes, y la dirección.

Es posible que estos descontentos se produzcan por las frecuentes transgresiones que ocurren entre estudiantes de la misma institución, o entre estudiantes de un liceo y otro en forma de riñas, como cuando los estudiantes de la Escuela Técnica Industrial "Rómulo Betancourt" de Maturín se dirigen al Liceo Nacional "Miguel José Sanz", a la Unidad Educativa "Félix Ángel Lozada", Unidad Educativa "Francisco Isnardi" o al Liceo "Rafael Peña Saavedra" en abierto y claro comportamiento agresivo para cometer abusos físicos o causando daños materiales a estas instituciones. Al respecto, El Oriental (19–05–2007) refiere que:

A tempranas horas de la mañana después de haber iniciado las clases en el Liceo "Peña Saavedra", se corrió el rumor entre los liceístas que estudiantes de la Escuela Técnica Industrial nuevamente llegarían para agredir a un grupo de sus compañeros dentro de la institución. El pasado viernes 11 de mayo, 12 adolescentes llegaron al plantel, armados y agredieron a varios estudiantes, según declaración de la directora del "Saavedra". Los estudiantes vivieron ayer la angustia del rumor que volverían los adolescentes de la ETI a irrumpir las actividades escolares, para resolver presuntamente problemas, personales con alumnos de la institución. (p. 38)

La directora de la institución expresó que va a pasar una carta a la Zona Educativa planteando su preocupación por la violencia estudiantil que se ha destacado en el sector, y va a solicitar medidas de seguridad para el Liceo con el propósito de proteger los estudiantes, es necesario que los directores de todas las instituciones educativas públicas hagan lo mismo y se unan con el objeto de minimizar o erradicar la violencia escolar que se vive en diferentes liceos del Municipio Maturín, Estado Monagas.

De igual modo, en la Escuela Básica "Victoria Ramírez Molinos" de Fundemos, es muy común divisar cómo se crean grupos o bandas de jóvenes problemas, que se dedican a crear conflictos por razones totalmente ilógicas y en muchos casos desconocidas. Al respecto, Chourio, M. (El Oriental, 08/02/2007), reseñó lo siguiente:

La Escuela Básica Victoria Ramírez Molinos, es presa de un montón de problemas que mantiene al personal docente y estudiantado en una difícil situación, debido a que la inseguridad y violencia se han convertido en el flagelo más fuerte dentro y fuera de la misma. Se han presentado estudiantes que llevan armas en sus morrales, y cómo el miedo invade a los profesores o directiva, que más de una vez han sido victimas de este tipo de jóvenes rebeldes. (p. 8)

Por lo planteado en la cita anterior se deduce que la violencia estudiantil se ha convertido en un problema difícil de manejar, tomando en cuenta que en muchas oportunidades vienen alumnos de otras instituciones buscando peleas o mostrando expresiones de rebeldía y desobediencia, ante los profesores de su misma institución. Por su parte, los docentes en ocasiones hacen abuso de autoridad, castigan, provocan climas de tensión y no saben resolver los problemas provocados por los estudiantes.

Por tal motivo resulta imperioso ofrecer a alumnos y docentes técnicas que le permitan asumir mejor la responsabilidad de resolver los conflictos que se generan dentro de escuelas, liceos y universidades, teniendo en cuenta que la resolución de problemas dentro de la escuela no resuelve los que se generan fuera de ella; por eso se hace necesario una formación pedagógica que aminore la violencia o que permita una convivencia más armónica, sin que desconozca los conflictos inherentes a la condición humana.

Entonces es necesario que en las instituciones educativas promuevan acciones con el fin de lograr y conservar una atmósfera estudiantil agradable para sus miembros, lo contrario y debido al clima de tensión y violencia que vive el país, los problemas internos de los liceos y universidades públicas podrían acrecentarse proporcionalmente. Además, es importante saber: ¿Cuál es el factor que no permite a los docentes atacar los problemas de desafueros en sus Instituciones de una forma efectiva.

La autora de esta investigación considera que el problema planteado es motivo de profunda reflexión debido, a que los hechos de violencia escolar en la ciudad de Maturín van en aumento día a día. Es así, como surge la necesidad de investigar y analizar los factores generadores de violencia en estudiantes de Educación Media, Diversificada y Profesional, específicamente en el Liceo Bolivariano "Simón Bolívar" de Boquerón, del Municipio Maturín del Estado Monagas, en la búsqueda de contribuir con posibles soluciones a los problemas que viven las instituciones educativas.

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Analizar los factores generadores de violencia en estudiantes de Educación Media, Diversificada y Profesional, del Liceo Bolivariano "Simón Bolívar" de Boquerón, Municipio Maturín Estado Monagas, para promover estrategias que contribuyan a la mejora y solución del problema.

Objetivos Específicos

  • Indagar acerca de los fundamentos filosóficos, pedagógicos, axiológicos y legales que sustentan la investigación.

  • Detectar el nivel de conocimiento que tiene los estudiantes sobre la importancia de los valores y su puesta en práctica frente a situaciones que se presentan diariamente en el ambiente escolar.

  • Establecer los factores generadores de violencia en estudiantes de educación media diversificada y profesional.

  • Determinar cuales estrategias a nivel gerencial se han implementado con la finalidad de minimizar los problemas de conflictos estudiantiles.

  • Jerarquizar las expectativas de estudiantes de la población objeto de estudio.

  • Sugerir estrategias gerenciales que permitan minimizar o erradicar los factores generadores de violencia en estudiantes de educación media diversificada y profesional del Liceo Bolivariano "Simón Bolívar" de Boquerón.

Justificación de la Investigación

Las situaciones de conflictos estudiantiles están determinadas por una serie de factores que abarcan desde el contexto social hasta el ámbito institucional y especialmente sus protagonistas más cercanos son los profesores y los estudiantes. Es importante señalar que todas ellas tienen un marcado carácter de síntoma, es decir, representan el emergente de un ambiente problemático, tenso y especialmente poco gratificante.

Las situaciones de abuso y maltrato entre estudiantes presentan un elevado índice de ocurrencia en las instituciones educativas públicas. Se sabe que la escuela como formadora de valores juega un papel preponderante en el desarrollo social de los jóvenes y adolescentes sin olvidar la injerencia de la familia y la sociedad en general, también debe tomarse en cuenta que los medios de comunicación televisivos por su influencia pueden llegar a ser deformadores de hábitos y actitudes.

Partiendo de esta premisa, esta investigación tiene relevancia debido a la necesidad de estudiar los factores generadores de violencia escolar, mediante el análisis se espera contribuir con la solución de conflictos estudiantiles, y al fomento y fortalecimiento de valores, los cuales determinan la actitud y comportamiento del hombre.

Tiene relevancia social para los estudiantes por cuanto le brinda la oportunidad de mejorar su condición socio–afectiva, y reflexionar sobre la importancia de los valores en la consecución de metas que lo condicionan como persona capaz de elegir y tomar decisiones frente a situaciones que se presentan día a día en el ambiente escolar, las cuales asumirá con responsabilidad para contribuir un futuro equilibrado y justo.

Para los docentes reviste gran importancia por cuanto le permitirá la concientización de estos como seres humanos, y ser humano es centrarse en valores. Es importante para la escuela como responsable fundamental de promover y sustentar aquellos valores que son reconocidos universalmente porque están basados en la dignidad de las personas.

Finalmente para la comunidad, en cuanto a que los valores son los que le dan a la vida humana, tanto individual como social su sentido y finalidad para garantizar los principios regidores y la existencia de una sociedad en la cual valga la pena vivir.

Delimitación y Alcance

La presente investigación se realizó en el Liceo Bolivariano "Simón Bolívar" ubicado en Boquerón, Municipio Maturín del Estado Monagas, con el propósito de hacer un análisis de factores generadores de violencia en estudiantes de Educación Media, Diversificada y Profesional, y lograr minimizar la violencia en las instituciones educativas públicas y contribuir en la solución de los conflictos estudiantiles.

CAPÍTULO II

Marco teórico

Antecedentes

Esta parte del capítulo está basado en la revisión de bibliografías, en las cuales se pueden mencionar autores, que ya han realizado estudios sobre el tema, los cuales han servido de gran utilidad, puesto que las investigaciones ofrecen la realidad de las instituciones educativas y brindan políticas que sirven de apoyo al desarrollo de la investigación.

Barreto, Y. (2002), realizó una investigación de postgrado para la UPEL–IPM, Núcleo Maturín titulada "Orientaciones para minimizar el comportamiento agresivo como factor predominante en la convivencia intra-escolar de los alumnos de la Escuela Básica del Municipio Piar Estado Monagas". Señala que: Docentes, alumnos y representantes necesitan ayuda de expertos en la materia para solventar los problemas de conducta, y en especial a minimizar conductas agresivas. De igual manera, afirma que el docente necesita orientaciones para canalizar situaciones de indisciplina que día a día se presentan en el aula y en los patios de recreo de las instituciones educativas.

Además, es necesario que los padres tengan mayor contacto con la escuela para fomentar la unión y la paz entre los tres entes, ya que el niño puede internalizar las enseñanzas religiosas, el fortalecimiento de valores sociales como instrumentos para canalizar acciones negativas que van en contra de él mismo y de los demás. Este trabajo aporta orientaciones para minimizar el comportamiento agresivo en la escuela.

De acuerdo con lo planteado se puede inferir que las conductas agresivas que presentan los estudiantes en las instituciones educativas, no son un problema de una sola persona, sino de todos los actores del hecho educativo, por tal motivo es necesario inculcar valores sociales a los niños y jóvenes, basados en las enseñanzas religiosas y así tratar de erradicar las acciones negativas que algunos adolescentes pudieran presentar en sus planteles, ya que las sanciones no son las estrategias más idóneas para moldear conductas y enriquecer valores. Por eso, se debe estudiar con detenimiento el origen de las conductas negativas y buscar soluciones para mejorar sin transgredir las leyes establecidas.

Tiniacos, C. (2004) realizó un trabajo para optar al título de Magíster en la UDO – Núcleo Monagas, titulada "Análisis del impacto de la violencia universitaria en la Educación Superior Venezolana". El objetivo del trabajo era la Creación de una Cátedra de los Derechos Humanos y la Educación para la Paz. Dentro de las conclusiones, se pueden mencionar: Mayormente los conflictos se derivan de hogares destruidos, donde abunda el abuso y donde una parte lleva la carga de los hijos; mayoritariamente son las mujeres que se sienten parte de la opresión. Este trabajo se relaciona con esta investigación porque el autor realiza un análisis sobre el impacto de la violencia en el ambiente escolar, y aporta material sobre la violencia en sus diferentes formas.

Marín, F. (2004) en su investigación titulada "Acciones pedagógicas para la promoción y desarrollo de los valores para la paz en la escuela" para optar al título de Magíster en Gerencia Educativa en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico de Maturín, concluyó: Las Expectativas de los docentes con respecto a la educación y desarrollo de los valores para la paz en la Educación Básica, se relaciona con los principios morales e integridad cultural y regional de la elaboración de programas para la enseñanza de los valores.

Esta situación se evidencia en la forma como se distorsionan los patrones culturales por influencias externas, generando conductas negativas en el desarrollo moral de niños y jóvenes, sobretodo en los medios de comunicación, en el entorno y en la familia se transmiten antivalores que alteran el desarrollo social y moral. De allí emerge la necesidad de reivindicar la práctica pedagógica orientada en la promoción, fomento y afianzamiento de los valores, ya que en la medida que los estudiantes posean y pongan en práctica valores, podrán afrontar las situaciones que se presentan en el ambiente escolar de una mejor manera, dejando de lado los comportamientos violentos y los conflictos estudiantiles, canalizando los problemas con el fin de buscar soluciones, y no de crear otros problemas que afecten la armonía y la paz que debe reinar en la escuela, para que sea más efectivo el proceso de enseñanza aprendizaje.

Bermúdez, A. (2005), realizó un trabajo de postgrado para la UPEL–IPM, titulado "Caracterización de los factores que generan la violencia estudiantil y su influencia en el ambiente escolar. Estudio de Caso: Escuela Básica Félix Ángel Lozada de la parroquia La Pica, Municipio Maturín del Estado Monagas", señala que: Existen factores puntuales simples y arrolladores que aumentan el riesgo de violencia escolar, entre ellos mencionó el comportamiento agresivo o violencia previa refiriéndose al aprendizaje en el hogar y en el entorno familiar en general, así como también el ser victima de un abuso físico y/o sexual, es decir, los niños que son maltratados primero por sus padres física y mentalmente, y después maltratados por conductas no apropiadas de sus maestros, como por ejemplo, la indiferencia que según la autora es una forma de maltrato.

Amaíz, E. (2005) realizó una investigación para la UGMA – Núcleo Maturín, titulada "Factores incidentes en la pérdida de valores en estudiantes de Educación Media Diversificada y Profesional. Caso: Unidad Educativa Benjamín Briceño Marten, Santa Bárbara, Estado Monagas". Expresa: La escuela pocas veces propicia actividades relacionadas con la promoción, fomento y desarrollo de los valores, lo que ha generado un alejamiento de los miembros de la comunidad, y por ende, descuidando la función socializadora de la escuela.

Además, afirma que en cuanto al fortalecimiento de los valores de identidad nacional se observó como conducta prioritaria, el izamiento de la bandera en la institución, olvidando otras actividades que se consideran de vital importancia para la identificación y consolidación de los estudiantes como venezolanos. Esta investigación está relacionada con el tema de estudio, porque si los jóvenes en edad escolar desconocen o no poseen los valores reconocidos como universales, mostraran en la institución comportamientos inadecuados o violentos. Además aporta material sobre valores.

Oliveros, M. (2007), realizó una investigación para la UGMA – Núcleo Maturín, titulada "Factores incidentes en la violencia escolar y su relación con el clima organizacional de la E. B. El Blanquero NER 344. Municipio Maturín, Estado Monagas". La autora señala que la violencia escolar es un fenómeno social que repercute de modo negativo en las relaciones humanas de esa organización educativa, y por ende, forja la cultura de la violencia, la intolerancia, la desmotivación y el aislamiento social.

Además, afirma que una escuela que no se dimensione en función de los requerimientos de la realidad en que está inmersa, debiendo satisfacer como ente socializador, entonces no está cumpliendo su función dinamizadora, integradora y forjadora de individuos que vayan en función de las pautas que la misma sociedad dicta para conformarse como ciudadanos productivos y útiles a ella. Este trabajo se vincula con el tema de investigación, porque en él se mencionan los factores incidentes en la violencia escolar, por tal motivo aporta material sobre el particular.

Fundamentos Teóricos

Gerencia Educativa y Clima Organizacional

En la actualidad existe un gran compromiso por la búsqueda de cambios paradigmáticos hacia un modelo que busca la reestructuración del concepto de organización que se ha venido utilizando en las instituciones educativas en los últimos años, a través de ella la empresa puede ser productiva o no, pues esta se define como la unión de seres humanos capaces de integrarse y comunicarse por lograr un mejor funcionamiento de una empresa o institución a través de metas y objetivos previamente proyectados.

La institución educativa como organización tiene que estar en la búsqueda de un adecuado clima laboral, basado en un gerente flexible donde las decisiones se tomen de manera horizontal por medio de la motivación. Motivar es inducir al personal a realizar su labor, para que ofrezca todo su potencial en un clima agradable de trabajo. Por otra parte la toma de decisiones juega un papel muy importante en las organizaciones educativas, un gerente flexible y pluralista facilita la armonía entre el personal y propicia incentivarlo para participar en la elección de políticas adecuadas para todos los miembros del plantear, con el fin de lograr sentido de pertenencia y la contribución al máximo de todos.

El clima organizacional es una variable que actúa directamente en el personal de una empresa y se puede percibir en el campo humano y físico ambiental. El éxito de una institución educativa se debe al ambiente que en esta impere, a través del clima organizacional se puede detectar la conducta participativa o pasiva de los integrantes de la misma. Para Chiavenato, I. (2003), un clima organizacional bajo "Se caracteriza por estados de desinterés, apatía, insatisfacción y depresión" (p. 120). Una organización con un bajo nivel en el clima organizacional es sinónimo de fracaso, ya que, la institución no funciona adecuadamente por la insuficiente sincronización de ideas y la existencia de descontento entre el personal que labora en esa escuela porque no se siente en confianza y a gusto en el entorno de trabajo.

Un clima organizacional elevado por el contrario, está enmarcado en la comunicación, la participación constante del grupo, permite el intercambio de ideas, brinda soluciones a los problemas eficazmente en la contribución de un modelo en la búsqueda de la calidad de vida adecuada, la satisfacción y el compromiso con la institución. En el ámbito educativo, obtener un buen nivel en el clima organizacional es primordial, porque en el se visualiza un proceso de discusión de diferencias en total armonía que facilita la ejecución de las metas programadas.

Por otra parte, el clima adecuado depende del líder que existe en cada institución, puesto que de su desempeño depende los principios de la empresa basado en los valores y principios como: el respeto, la solidaridad, la igualdad, entre otros. Un director que brinda todo su apoyo al personal y motiva a propiciar la alianza entre el grupo para así vencer las dificultades y lograr los objetivos es un líder democrático y flexible que busca el bien para todos.

El líder debe ser un gerente proactivo, que motive al grupo a producir, a tomar decisiones asertivas, con alto grado de pertenencia con la organización. el gerente escolar debe desarrollar habilidades técnicas específicas como: estrategias, acciones, conocimientos y técnicas especializadas asertivas en el cumplimiento de sus funciones para la realización de planes y proyectos, además debe desarrollar humanas insertadas en valores para el logro de una eficiente cooperación y relación interpersonales de todos los miembros de la organización y aprovechar así todas las oportunidades, puesto que en él recae el éxito o el fracaso, por tal motivo es necesario que el gerente promueva la participación del equipo.

El éxito de una Institución Educativa depende de cómo sus empleados la asuman, cómo perciben el clima organizacional de la misma teniendo en cuenta que el clima organizacional es la percepción de un grupo de personas que forman parte de la institución y establecen diversas interacciones del contexto laboral. Mantener un buen clima organizacional en las instituciones educativas tiene las siguientes ventajas:

  • Permite obtener información confiable y válida sobre el personal.

  • Permite detectar áreas que requieran de atención.

  • Permite conocer los elementos satisfactorios y aquellos que provocan insatisfacción en el personal.

  • Desarrollar competencias de comunicación y participación entre los miembros de la institución.

  • Mejorar el desempeño de todo el personal en la institución, ya que existe disposición a particular en todas las actividades que se realicen en la misma.

Por tal motivo, es necesario que en todas las instituciones educativas exista un clima organizacional que satisfaga las perspectivas de sus miembros en concordancia con la dinámica social. En la actualidad, las organizaciones educativas demandan un gerente capaz de administrar la diversidad cultural, combinando una serie de estilos de trabajo, que actúe de manera estratégica para enfrentar los conflictos que se presenten en el plantel, es decir, debe utilizar habilidades, destrezas, herramientas, para el aprendizaje y sobretodo estar dotado de una sensibilidad humana con su personal. El gerente educativo, de acuerdo a su actuación y gestión debe incentivar al personal docente, administrativo y obrero a que cumplan con su trabajo y logren los objetivos propuestos para fortalecer su gestión, basada en principios y normas establecidas, sin olvidar que la organización es una empresa al servicio social.

El líder debe ser capaz de promover eventos culturales, desarrollar espacios de recreación que insten a una mayor compenetración para así fortalecer los lazos de compañerismo y amistad que cada vez están más lejos de visualizarse en el ámbito educativo, con el fin de motivar a todos los miembros de la comunidad educativa y de este modo evitar los conflictos o hechos de violencia que se presentan en la institución.

Clima Organizacional y Violencia Escolar

Venezuela está atravesando por una crisis generalizada en lo social, económico, político y educacional, que se manifiesta en los Liceos Públicos del Municipio Maturín- Estado Monagas, y que favorece un clima de inseguridad personal y de violencia generalizada en todos los ámbitos de la vida diaria. Al respecto, Ibarra, citado por Rodríguez, E. (2005) manifiesta que:

La violencia se identifica con el uso de la fuerza por encima de la razón ante cualquier situación de la vida diaria con la que se enfrentan los estudiantes e implica prescindir de las normas que han sido establecidas en la sociedad para garantizar la convivencia pacífica entre los ciudadanos de una nación. Es la primera manifestación de esta crisis con la que se topan ininterrumpidamente los actores sociales que conforman la Organización escolar. (p. 117)

Según lo planteado por el autor, se deduce que la violencia influye en el desenvolvimiento cotidiano de los conflictos; por eso es, tal vez, el problema más importante de la sociedad actual. Su presencia tiene prácticamente todas las actividades humanas, desde la economía y la política hasta los deportes y los entretenimientos.

En la actualidad los venezolanos se encuentran inmersos como país en una cultura de la violencia, que tiene manifestaciones entre las que destacan las grandes diferencias económicas, con sus implicaciones sociales, alimentarías, de vivienda, educacionales, de salud, trabajo y recreación que existen entre unos pocos que poseen grandes riquezas, y el resto de la población que carece de lo indispensable, y que incluso en más de 60 por ciento se encuentran en condiciones de pobreza critica. Estas desigualdades sociales que generan violencia, son reforzadas en la familia, donde muchas ocasiones se impone el autoritarismo en las relaciones entre padres e hijos, y que cuyo seno se vivencian experiencias de un modelo familiar violento.

Los liceos públicos del Municipio Maturín del Estado Monagas, específicamente: el Liceo Bolivariano "Simón Bolívar", de Boquerón no escapa a este clima de violencia que vive la sociedad. La existencia de pandillas estudiantiles y su comportamiento agresivo en los planteles es algo que pertenece a la cotidianidad institucional. En ocasiones, las instituciones educativas a las que asisten los estudiantes también contribuyen a reforzar el clima generalizado de violencia que se vive tanto en la sociedad como en la familia, por ejemplo al aplicar prácticas organizacionales centradas en la obediencia irracional a normas que han sido impuestas sin el debido consenso grupal y el correspondiente derecho al disentimiento que tienen los que hacen vida en los liceos públicos.

Este clima de violencia planteado debe ser conocido por el personal docente que presta servicios en esas instituciones educativas, con miras a contribuir a su transformación sobre la base de principios, que centrados en la justicia social, coadyuven al logro del bien común de todos los ciudadanos venezolanos.

Partes: 1, 2, 3, 4

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda