Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Interpretacion Jurídica




  1. Prólogo
  2. Introduccion
  3. Concepto etimológico y definicion de interpretacion
  4. La interpretacion de la ley
  5. Autores, escuelas y métodos
  6. Interpretación en el derecho mexicano
  7. Conclusión
  8. Bibliografía

Prólogo

El tema de la interpretación de la ley resulta muy interesante y además útil para los estudiantes de derecho que deseen dedicarse por ejemplo a legislar, a juzgar o simplemente a dar opiniones sobre el sentido en el que debe tomarse una ley determinada.

La idea al realizar esta investigación es obtener mayor comprensión y conocimiento sobre el tema de la interpretación de la ley dado que es uno de los temas fundamentales para aquellos que deseen dedicarse a la abogacía.

Los objetivos que se persiguen con la realización de ésta investigación es conocer lo qué es la interpretación, los medios por los que se puede realizar, tener una noción sobre las teorías de los distintos autores que dan sus opiniones sobre el tema; pero claro está que el principal objetivo de esta investigación es la obtención de conocimientos.

En realidad este tema no lo elegimos para realizar una investigación, es decir, otra persona nos sugirió el tema, eso aunque podría significar la falta de interés, por el contrario, nos ayuda a no ser indecisos y a indagar un tema que, si pensamos dedicarnos a la abogacía, nos va a servir para toda la vida.

Introduccion

Interpretar es explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente el de un texto, es por eso que se dice que la interpretación aplicada en el derecho es de suma importancia, es decir, en derecho la ley debe interpretarse si no es muy clara, esta interpretación puede realizarse desde un individuo particular hasta por los jueces, legisladores e incluso juristas, pero después entraremos a estudiar éstos temas con mayor profundidad.

El trabajo de investigación, consiste en indagar todo lo referente a la interpretación de la ley y de ésta manera poder obtener un conocimiento sobre todo lo que éste tema representa.

La importancia del tema es que a través de la investigación de éste podemos obtener un conocimiento verídico y real de lo que la interpretación de la ley significa, ya que algún día vamos a necesitar éstos conocimientos para realizar alguna actividad en nuestra vida profesional.

De manera muy general diremos que el trabajo se estructura de dos partes importantes, la primera refiriéndonos a la historia de la interpretación y la segunda referente a las formas o los medios por los que puede realizarse la interpretación.

Pero al referirnos a la interpretación debemos también poner atención en la Técnica Jurídica que es el arte de la interpretación y aplicación de los preceptos del derecho vigente.

La técnica jurídica tiene por objeto el estudio de la interpretación a la que nos referiremos en éste trabajo de investigación, además del estudio de la integración, en éste trabajo daremos una breve noción o referencia, también tiene por objeto el estudio de la vigencia de las normas, la retroactividad y el conflicto de las leyes.

En conclusión podremos decir que la técnica jurídica tiene por objeto el estudio de los problemas relacionados con la aplicación del derecho objetivo a casos concretos.

La palabra técnica proviene de un vocablo griego que significa arte. Las artes poseen una técnica específica, que consiste en el empleo de los medios para el logro de los fines que constituyen su esencia. Lo que llamamos técnica es la aplicación adecuada de medios para el logro de propósitos artísticos.

Si aplicamos ésta noción al caso particular del derecho, podemos decir que la técnica jurídica consiste en el manejo de los medios que permiten alcanzar los objetivos que aquél persigue.

Concepto etimológico y definicion de interpretacion

La palabra interpretación proviene del latín interpretatio y ésta a su vez del verbo interpretor, que significa: servir de intermediario, venir en ayuda de. Por su parte, interpretatio significa esclarecimiento o explicación, o bien traducción. La idea de mediación es clave en la noción de interpretatio y decisiva en los juicios jurídicos de la expresión.

La etimología de interpretatio es aun determinante en el significado de interpretación y de sus equivalentes modernos. En un sentido general interpretar significa explicar, esclarecer y por ende, descifrar el sentido de alguna cosa. El intérprete es el mediador que comunica a los demás el significado que se atribuye a ciertos acontecimientos. El intérprete pone en conocimiento de otros el sentido que corresponde a determinados signos o sucesos.

Interpretar es desentrañar el sentido de una expresión. Se interpretan las expresiones para saber lo que significan. La expresión es un conjunto de signos; por ello tiene significación. En relación con este punto, Edmundo Husserl, distingue los siguientes elementos:

  • La expresión en su aspecto físico (el signo sensible, los signos escritos sobre el papel).

  • La significación. Lo que la expresión significa en el sentido de la misma.

  • El objeto. La necesidad de distinguir la significación del objeto resulta clara cuando nos percatamos de que varias expresiones pueden tener la misma significación pero objetos distintos; o de que tengan diferente significación pero el mismo objeto.

La interpretacion de la ley

La interpretación jurídica no es sólo un tema central de la ciencia del derecho; su relación consiste en que con la expresión interpretación jurídica se designa el como pensar y actual en derecho.

Si la interpretación consiste en dotar de significado a ciertas cosas, signos o acontecimientos, entonces la interpretación jurídica puede consistir en: la adscripción de un significado jurídico a determinados hechos, signos, acontecimientos o comportamientos, los cuales se constituyen en objetos jurídicos en atención de que son jurídicamente considerados o jurídicamente interpretados; o bien, la interpretación jurídica puede consistir en la adscripción de un cierto significado al discurso jurídico.

En pocas palabras podremos decir que interpretar significa explicar, aclarar y entender lo oscuro, lo confuso, es decir, interpretar la ley es descubrir el sentido que ésta encierra.

EL SENTIDO DE LA LEY

Ahora bien, ¿qué debe entenderse por sentido de la ley?, según el jurista García Maynéz, una de las soluciones propuestas, en relación con éste problema, consiste en afirmar que el sentido de la ley no puede ser sino la voluntad del legislador, los defensores de ésta postura argumentan que la ley es obra del poder legislativo, éste se vale de ella para establecer el derecho, en consecuencia, su sentido debe ser el que su autor pretendió darle.

La tesis se basa en el supuesto de que la legislación, como acto expresivo debe imputarse a la voluntad de los legisladores, o lo que es lo mismo: que es derecho lo que éstos quieren.

Lo que cabe interpretar no es la voluntad del legislador, sino el texto de la ley. Esto no significa que la interpretación debe ser únicamente gramatical, pues la significación de las palabras que el legislador usa no se agota en su sentido lingüístico.

Frente a la interpretación de primer tipo, a la que Radbruch llama filológico-histórica, existe la lógico-sistemática, que no busca la intención del legislador, sino el sentido lógico objetivo de la ley como expresión de derecho. De acuerdo con ésta postura, los textos legales tienen una significación propia, implícita en los signos que los constituyen, e independiente de la voluntad real o presunta de sus autores. Tal significación no depende únicamente de las palabras, sino de las conexiones sistemáticas que pertenecen al ordenamiento jurídico de que se trate.

Autores, escuelas y métodos

Son muy numerosas las escuelas y los métodos hermenéuticos que existen para la interpretación de las leyes. Nos ocuparemos de explicar los más importantes: la escuela exegética que busca, en la interpretación de la ley, la voluntad del legislador, y la que sostiene García Maynéz, que es la de descubrir, no la voluntad del legislador sino el sentido de la ley.

EL MÉTODO EXEGÉTICO

El método exegético puede enunciarse en los siguientes términos: "Como la ley es expresión de la voluntad legislativa, la interpretación de los preceptos legales debe reducirse a la búsqueda del pensamiento de su autor". Esta tarea, cuyo fin último consiste en descubrir la intención de los legisladores, es precisamente lo que se llama exégesis.

La labor de interpretación no es siempre difícil. El texto legal puede ser tan claro que no surja ninguna duda sobre el pensamiento de sus redactores. En tal hipótesis, debe aplicarse en sus términos; "Cuando la ley es clara, no es lícito eludir su letra". En éste caso la interpretación resulta puramente gramatical.

No obstante, en algunas ocasiones la expresión es oscura e incompleta; entonces no basta el examen gramatical, y es necesario echar mano de la interpretación lógica. Su fin estriba en descubrir el espíritu de la ley. Habrá que buscar el pensamiento del legislador en un cúmulo de circunstancias extrínsecas a la fórmula y en aquellas que presidieron su aparición. Los medios auxiliares de que el intérprete debe valerse para lograrlo son los siguientes:

  • Examen de trabajos preparatorios, exposiciones de motivos y discusiones parlamentarias.

  • Análisis de la tradición histórica y de la costumbre, a fin de conocer las condiciones que prevalecían en la época en que la ley fue elaborada, así como los motivos que indujeron al legislador a establecerla.

  • Si estos medios resultan infructuosos, habrá que valerse de procedimientos indirectos; entre ellos figuran el recurso a la equidad y a la aplicaron de los principios generales de derecho. La equidad no debe ser para la exegética fuente inmediata y directa de inspiración, sino criterio que permite describir las consideraciones de utilidad y justicia en que el legislador debió inspirarse.

CRITICA QUE HACE GENY AL MÉTODO EXEGETICO

La crítica que se ha hecho a la escuela de la exégesis, y del que es Gény, principal exponente de la crítica, descansa, fundamentalmente, en la falsa idea que los exégetas tienen sobre la importancia y el sentido de la legislación y las codificaciones.

Los exégetas no pueden superar el problema que con frecuencia se presenta de dos disposiciones legales contemporáneas que ofrecen una contradicción irreductible, dejando una laguna que es necesario colmar.

Éste tipo de problemas no pueden ser resueltos a través del método exegético de la voluntad del legislador, pues la contradicción de disposiciones legales conduce a la destrucción recíproca de las mismas, de acuerdo con la tesis de los exégetas dejando una laguna que no puede satisfacerse por el método tradicional, sino que es necesario superarlo considerando que la interpretación debida de los textos legales, no consiste en buscar en ellos la intención del legislador o su voluntad, sino el sentido de la misma ley.

En general diremos que las conclusiones a que llegan los partidarios de la Escuela de la Exégesis derivan de una falsa idea sobre la importancia y el sentido de la legislación y las codificaciones.

El legislador no puede atribuirse el monopolio de la formulación del derecho, porque su actividad tropieza con una serie de obstáculos insuperables, que derivan de la naturaleza misma de las cosas.

Por otra parte si se acepta que la ley emana de la inteligencia y la voluntad humanas, y que por esa voluntad y esa inteligencia, se expresan en formulas concebidas en el mismo lenguaje de aquellos a quienes se dirigen, no es posible dejar de admitir dos limitaciones: en primer lugar deberá reconocerse que la ley, es incompleta; y, en segundo término, que se manifiesta por medio de fórmulas, que suelen ser interpretadas por otras personas. Éstas no podrán llegar directamente al conocimiento de la voluntad del legislador, sino que tendrán que dirigir su atención hacia la formula legal.

En otras palabras, la ley es producto del proceso legislativo. Al aplicarse la ley, el órgano que lo hace, interpreta, no la voluntad del legislador, sino el sentido objetivo de la ley, producto de la legislación. Es decir, no es la voluntad del creador la que debe interpretarse, sino la criatura que es la ley. Cuando el juez aplica un precepto, por mucho que diga que la voluntad del legislador es la que el juzgador expresa en su resolución, lo que en realidad se está manifestando es la voluntad del juzgador y no la del legislador.

El argumento más serio en contra del método exegético lo expresa García Maynéz cuando dice que si fuera el sentido de la ley la voluntad del legislador, habría que admitir que en todos aquellos casos en que no es posible descubrir tal voluntad, no habría interpretación jurídica.

Urge distinguir el propósito del legislador de expresar algo, de lo expresado a través de la fórmula que emplea. La misión de los legisladores no estriba en dar expresión a lo que ellos quieren sino a lo que jurídicamente debe ser.

LA ESCUELA DEL DERECHO LIBRE Y LAS DOCTINAS DE RADBRUCH Y KELSEN

La llamada Escuela del derecho libre no es un conjunto orgánico y sistematizado de doctrinas. Se trata más bien de una tendencia específica que se manifiesta a través de una larga serie de autores y obras. Lo que permite agruparlas dentro una denominación común no es su lado positivo sino el negativo o crítico. Ésta escuela representa una reacción en contra de la tesis de la plenitud hermética y la sumisión incondicional del juez a los textos legales. Los puntos en que sus partidarios coinciden son:

  • Repudiación de la doctrina de la suficiencia absoluta de la ley

  • Afirmación de que el juez debe realizar, precisamente por insuficiencia de los textos, una labor personal y creadora.

  • Tesis de que la función del juzgador ha de aproximarse cada vez más a la actividad legislativa.

Para comprender con claridad la significación de la escuela del derecho libre es indispensable hacer referencia a la tesis de la plenitud hermética del orden jurídico.

La formulación más precisa de esta tesis es la realizada por Savigny que dice: "si las fuentes resultan insuficientes para resolver una cuestión jurídica, debemos colmar la laguna. Pero la dificultad consiste en saber cómo se va a proceder. Algunos autores piensan que existe un derecho natural, que es complemento de todo derecho positivo. Otros consideran que el derecho positivo se complementa a sí mismo en virtud de su fuerza orgánica. El resultado de éste procedimiento en relación con el derecho positivo se llama analogía; las lagunas se llenan analógicamente".

Contra ésta doctrina surgen otras que sostienen que en aquellos casos en que las fuentes formales son impotentes para ofrecer la solución buscada, el intérprete tiene el derecho y el deber de consultar la naturaleza de las cosas, pero eso no quiere decir que aludan al derecho natural sino al análisis de las relaciones de hecho que la vida presenta.

Otros autores pretenden demostrar la insuficiencia del método tradicional y acentúan la necesidad de conceder al juez un papel creador, no sólo en la tarea interpretativa sino en aquellos casos en que la ley presenta vacíos.

TESIS DE GUSTAVO RADBRUCH

Radbruch expone una doctrina que bien podría considerarse como la antítesis del método tradicional. Este autor considera que el sentido de la ley no puede residir en la voluntad de los legisladores, porque aquella no vale como expresión de un querer subjetivo, sino como voluntad del Estado.

Por otra parte, las voluntades que intervienen en la elaboración de las leyes no coinciden y aunque coincidiesen, siempre sería posible separar el querer subjetivo del legislador y el sentido objetivo de la norma.

"La voluntad del legislador no es medio de interpretación, sino resultado y fin de la misma, expresión de la necesidad a priori de una interpretación sistemática y sin contradicciones de la totalidad del orden jurídico".

La tarea interpretativa debe hacerse en relación con la exigencias, siempre nuevas y cambiantes, de cada época histórica. Ésta posibilidad de adaptación a las circunstancias imperantes de cada sociedad obedece a las diferentes interpretaciones que la formula legal permite.

TESIS DE KELSEN

Su teoría se encuentra ligada con su análisis sobre el orden jerárquico; es decir, considera que así como las leyes ordinarias se encuentran subordinadas a la Constitución, con respecto al tema de la interpretación existe una relación del mismo tipo. Con frecuencia ocurre que la ley superior se encuentra escrita en un lenguaje erróneo que hace posible diversas interpretaciones. Algo semejante ocurre cuando el intérprete cree descubrir una diferencia en el sentido gramatical de la ley y la voluntad del legislador.

Es erróneo creer que la norma tiene un sentido único y que sólo puede autorizar una interpretación. Esto demuestra que el intérprete no pone únicamente en juego su inteligencia, sino su voluntad. Y al ponerla en juego elige una de las soluciones posibles que la norma ofrece. La elección es libre porque no existe ningún criterio que permita decidir cual de las interpretaciones debe prevalecer.

Para Kelsen, los medios usuales de interpretación carecen de todo valor, como lo demuestra el hecho de que conducen a resultados contrapuestos, y no hay ningún criterio para decidir cuando debe aplicarse cada uno de ellos.

Kelsen se refiere a las "lagunas técnicas", que existen cuando el legislador ha omitido reglamentar algo que era indispensable para hacer posible la interpretación de un precepto. Las lagunas técnicas son, o bien lagunas en el sentido anteriormente indicado, o bien consecuencias del carácter más o menos indeterminado y general de la ley.

Interpretación en el derecho mexicano

En el artículo 14 Constitución se encuentran las reglas fundamentales para la interpretación en le derecho mexicano. El tercer párrafo se refiere a la aplicación de la ley penal; el cuarto párrafo formula las reglar para la interpretación de las normas en materia civil, estos párrafos a la letra dicen:

"En los juicios del orden criminal queda prohibido imponer, por simple analogía y aun por mayoría de razón, pena alguna que no esté decretada por una ley exactamente aplicable al delito de que se trata".

"En los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá ser conforme a la letra o la interpretación jurídica de la ley y, a falta de ésta, se fundará en los principios generales del derecho".

LA INTERPRETACION EN MATERIA PENAL

Entre los abogados existe un juicio equivocado en relación con la creencia de que la ley penal no se interpreta. Pero, en las leyes penales como en otras puede ocurrir que el texto no se encuentre expresado con claridad, entonces será preciso limitar y determinar sus alcances. Aún siendo clara la ley, será urgente entender su contenido para poder adecuar a ella un caso concreto.

Es común la confusión que existe entre interpretación analógica y aplicación analógica de la ley penal. La aplicación por analogía consiste en formular la norma aplicable por carecer de ella el ordenamiento jurídico, lo cual equivale a crear delitos no establecidos por la ley, estando esto estrictamente prohibido por uno de los dogmas penales universalmente aceptados que dice: "No hay delito sin previa ley penal". Nuestra Carta Magna prohíbe la aplicaron analógica, pues al ser efectuado por el juez equivaldría a la integración de la ley y tal tarea sólo corresponde al legislador. En cambio la interpretación analógica se realiza con apoyo de una situación prevista en la misma norma jurídica.

INTERPRETACION DE LA LEY CIVIL

El artículo 14 dice que en los asuntos del orden civil la sentencia deberá ser conforme a la letra de la ley, es decir, que el juez civil ha de resolver, de acuerdo con la ley, las controversias de que conoce, cuando aquella prevé la situación jurídica controvertida.

El art. 14 C dice que en los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá ser conforme a la letra o a la interpretación jurídica de la ley, y a falta de ésta, se fundará en los principios generales de derecho.

Si se acepta que la equidad es un principio general, tendrá que admitirse que juega un papel supletorio y que en los casos que no hay ley aplicable a una situación especial y el juez ha agotado los recursos de la interpretación jurídica, puede y debe inspirarse, al dictar su sentencia en el principio de equidad.

CLASIFICACION DE LA INTERPRETACION

Existen diversos criterios de clasificación respecto a la interpretación de la ley, los cuales son los siguientes:

La interpretación puede clasificarse por su origen, por el método y por sus resultados.

La interpretación por su origen puede ser doctrinal, auténtica o judicial.

  • Interpretación doctrinal, también se le conoce como interpretación privada, la interpretación no es labor exclusiva de los jueces, por tanto, cualquier persona puede realizar una interpretación, pero eso no quiere decir que toda interpretación sea obligatoria. La interpretación doctrinal la realizan los particulares, es decir, los juristas o cualquier individuo particular, pero su interpretación de una disposición legislativa ya sea correcta o incorrecta tiene un simple valor doctrinal porque a nadie obliga. Algunos autores la llaman científica, cuando la llevan a cabo los estudiosos del derecho y los doctrinarios por medio de su obra escrita o de la palabra oral.

  • Interpretación auténtica, también se le conoce como legislativa y es la que realiza el legislador para precisar o aclarar la significación de la norma jurídica. Si el legislador mediante una ley, establece en qué forma ha de entenderse un precepto legal y la exégesis legislativa obliga a todo mundo a través de la norma secundaria interpretativa.

  • Interpretación judicial, también conocida como jurisdiccional o forense, es la que llevan a efecto los juzgadores (juez, magistrado o ministro), con el fin de aplicar la norma jurídica a los casos concretos y con justicia, de manera que desentrañen el verdadero sentir del legislador cuando creó la norma.

Por el método que se usa para la interpretación de la ley, ésta puede ser: histórica, gramatical, lógica, sistemática o analógica.

  • Interpretación histórica, consiste en que la norma debe de entenderse en relación con el momento en que se creó, considerando las circunstancias sociales, políticas y económicas prevalecientes en el momento y lugar de su creación y, por último, entender el por qué y para qué de su origen.

Por ejemplo, si se quiere interpretar el art. 308 del CP que señala al duelo como circunstancia atenuante en los delitos de lesiones y homicidio, se deberá partir de la época en qué se creo dicha norma y las características de la sociedad en ese período.

  • Interpretación gramatical, conocida también como filológica o literal, consiste en esclarecer la norma, según el sentido estrictamente literal de la disposición. Se trata de encontrar el significado de la norma por medio de las palabras empleadas, precisando su significación y connotación dentro de la gramática. El art. 318 del CP señala a la asechanza como uno de los medios para atacar a una persona. Una verdadera interpretación gramatical llevará a entender por qué el legislador empleo el término asechanza y no acechanza (el primero significa usar artefactos o engaños para causar daño a alguien, mientras que acechar significa vigilar cautelosamente).

  • Lógica, también llamada teleológica o racional, parte de un análisis histórico, de modo que en cierta manera, se funden la interpretación histórica y la lógica. Consiste en revisar las circunstancias imperantes en el momento en que se creo la norma, conocer la exposición de los motivos respectiva, y saber qué factores influían en la sociedad en aquel momento.

  • Sistemática. La interpretación sistemática implica conocer y comprender todo el cuerpo legal a que pertenece la norma por interpretar, para no considerarla aisladamente.

  • Analógica. Consiste en interpretar la norma, de manera que se recurra a normas o casos similares entre sí, a fin de desentrañar se sentido.

Por sus resultados la interpretación puede ser declarativa, extensiva, progresiva o restrictiva.

  • Declarativa. En la interpretación declarativa coinciden la voluntad de la ley con la letra de ésta, de modo que existe identidad entre el texto literal y la intención del legislador.

  • Extensiva. En la interpretación extensiva, la intención de la ley es mayor que lo expresado en el texto, de manera que la letra es más restringida que la voluntad legal. El intérprete deberá encontrar lo que la ley quiere decir, sin excederse en su interpretación.

  • Restrictiva. La interpretación restrictiva, es lo contrario de la extensiva, de modo que el texto legal expresa más que lo pretendido por el legislador. La letra va más allá de la voluntad legal.

  • Progresiva. Celestino Porte Petit expresa: "Consiste la interpretación progresiva en adaptar, adecuar el texto de la ley a las necesidades imperantes; interpretación que debe ser utilizada cuidadosamente, para evitar excederse de los límites señalados en la ley".

Para la mejor comprensión de la clasificación de la interpretación de la ley, presentamos el siguiente cuadro.

Monografias.com

Conclusión

Al terminar con el análisis de éste tema podemos decir que cumplimos con los objetivos previstos para la investigación dado que sí obtuvimos un conocimiento más claro y preciso sobre todo lo referente al tema de la interpretación.

Al decir de mi persona, ya me encontraba un poco empapada de lo qué es la interpretación de la ley, dado que en la preparatoria tuvimos la oportunidad de analizar éste tema, pero la realidad es que únicamente vimos la clasificación de la interpretación, que no es lo único referente a éste tema es por eso que admito que la realización de éste tema de investigación dio como resultado el aprendizaje.

Considero que es importante saber como se fue dando la interpretación, pero también creo que no debemos centrarnos en la teorías porque lo único que hacen es confundirnos ya que los diversos autores dicen lo mismo pero con diferentes palabras, claro, centrándonos en cada una de las corrientes a que pertenecen lo diferentes autores o creadores de las teorías. Afirmo que las teorías son importantes, pero deberían explicarse de manera muy general sin ahondar en lo que cada autor considera, ya que, por una parte, las teorías no nos ayudan a explicar el tema como se da en al actualidad y por otro lado, existen autores que realmente, en nuestros tiempos, sus opiniones son infundadas y lo único que traen consigo es el poco entendimiento del tema por parte de los estudiantes y la confusión de los mismos.

Creo que la interpretación es uno de los temas que no debemos pasar por alto ya que se necesita en cualquier rama del derecho, en ésta ocasión únicamente hicimos alusión a la interpretación en materia penal y civil; pero eso demuestra que el tema de la interpretación es importante que los estudiantes entendamos de manera clara.

Bibliografía

1. Castellanos Tena, Fernando, Lineamientos elementales de derecho penal, ED. Porrúa, cuadragésima sexta edición, México, D. F., 2005, p. 85-90.

2. García Maynéz, Eduardo, Introducción al estudio del derecho, ED. Porrúa, 58° edición, México, D.F., 2005, p. 325-338, 346-355, 379-387.

3. Diccionario Jurídico Mexicano, Instituto de investigaciones jurídicas, ED. Porrúa, Décimo quinta edición, UNAM, México, D. F., 2001, p. 1791-1798.

4. Peniche Bolio, Francisco J., Introducción al estudio del Derecho, ED. Porrúa, Decimasexta edición, México, D. F., 2001, p.165-175.

5. Amuchategui Requena, I. Griselda, Derecho Penal, ED. Oxford, segunda edición, Colección Textos Jurídicos Universitarios, México, D. F., 2000, p. 23-27

AUTOR:

CLAUDIA ANDREA SANCHEZ MACIEL


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda