Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Psicología Comunitaria

Enviado por chumuneca



  1. Introducción
  2. Importancia y Desarrollo de los Modelos en Psicología Comunitaria
  3. Necesidades Socioeconómicas y Psicológicas de la Comunidad
  4. Prevención en el contexto de Salud Mental Comunitaria
  5. Conclusión
  6. Material Bibliográfico y de Referencia
  7. Resumen del trabajo

Introducción

En el siguiente trabajo tocaremos dos temas importantes para la Salud Comunitaria: la prevención y la promoción, ambos dentro del contexto del trabajo de los psicólogos comunitarios.

Hay algo que definir primero: ¿qué entendemos por Salud, en especial la salud mental, de la Comunidad? Adolf Meyer a principios del siglo XIX enunciaba que "la enfermedad mental es una respuesta psicobiológica a la situación vital especial y compleja dentro de la cual es colocado un individuo". En ese entonces la Medicina definía a la salud en forma negativa: como estado de "no-enfermedad", poniendo más énfasis en determinar qué es lo que enfermaba a una persona.

Con el cambio de siglo, y dentro del nacimiento del Psicoanálisis y de la Psicología, tanto psicólogos como psiquiatras comenzaron a encarar a la salud y la enfermedad como extremos de un mismo continuo. Para Sigmund Freud, tener salud mental era "ser capaz de amar y trabajar", así de simple. Para Erich Fromm "es mentalmente saludable la persona que mantiene un cierta estabilidad de personalidad y que sin embargo está en constante cambio, adaptándose a su sociedad" (1961). Marie Jahoda elaboró en 1958 un modelo de salud mental positiva en el que es mentalmente sano aquél que: se adapta o tiene intentos activos de dominio de su ambiente y de su propio comportamiento, tiene la capacidad de percibir correctamente al mundo y a sí mismo, y tiene relaciones sociales y afectivas apropiadas.

El cambio del siglo pasado (XX) al nuestro propició muchos avances investigativos y empíricos dentro de la Psicología Social, la Sociología, y la Medicina Comunitaria, como también nuevas problemáticas sociales que enfrentar tales como la crisis de los modelos socioeconómicos, el aumento general de la población anciana y el reconocimiento de las adicciones, los trastornos psicoafectivos y el estrés como flagelos mundiales.

Con el tiempo todas las disciplinas intervinientes en la Salud de la Comunidad se han dado cuenta que una comunidad saludable es aquella que, dentro de lo posible, avanza a pasos constantes en su lucha por otorgar el bienestar biopsicosocial a todos sus integrantes, el cual les pertenece por derecho.

Desarrollo del tema

Importancia y Desarrollo de los Modelos en Psicología Comunitaria

Los modelos teóricos en Psicología Comunitaria son en principio distintos de los de la Psicología Individual, puesto que el objeto de intervención es psicosocial, es decir, el grupo en relación a su estructura asociativa y los roles de cada participante.

Estos modelos permiten explicar los problemas sobre los que se interviene, entender el contexto comunitario en que se dan y sirven de guía operativo para la intervención. Sánchez Vidal (1991) los agrupa muy básicamente en modelos analíticos y modelos operativos, con la salvedad de que todos los modelos presentan un componente operativo, al tratarse de un campo de acción.

  • Modelos analíticos:

Son aquellos que se abocan en especificar conceptualmente las ideas centrales del campo (comunidad, desarrollo humano, etc.) para así ayudar en su comprensión y la de su problemática. Se pueden dividir a su vez en globales y psicosociales.

Los modelos analíticos globales son aquellos que se enfocan en lo macrosocial (comunidades grandes como pueblos o naciones), mientras que los analíticos psicosociales se orientan al nivel mesosocial (grupos medianos, como por ejemplo instituciones), ligando dos términos básicos de la Psicología Comunitaria: individuo y sistema social o comunidad (a varios niveles).

Ejemplos de modelos analíticos: ecológico-sociales, transaccionales, de los problemas sociales, etc.

  • Modelos operativos:

Apuntan a señalar estrategias genéricas de actuación para, desde el cambio social, lograr el desarrollo y buenas condiciones de salud psicológica comunitaria. En los modelos operativos se pueden distinguir aquellos más conceptuales y valorativos, enfocados en los objetivos o metas de la intervención, de los más formales, dinámicos y relacionales, que se concentran más en la acción y sus efectos para determinar los paradigmas a ser aplicados.

Ejemplos de modelos operativos: de prevención, de las habilidades sociales, de acción social (marxista, sistémico, autogestionado, organizativo, etc., basados en la acción solidaria desde abajo para redistribuir el poder), de suministros (Caplan), etc.

Necesidades Socioeconómicas y Psicológicas de la Comunidad

El modelo de las necesidades de una comunidad está basado en la célebre pirámide jerárquica de necesidades de Abraham Maslow. Por lo tanto estas necesidades pueden clasificarse en:

  • Fisiológicas: alimentación, descanso, ausencia de enfermedades y lesiones o intervención necesaria para curarlas…

  • De seguridad: tener una vivienda, vestuario y resguardo adecuados al medio ambiente; de superar la incertidumbre ante posibles atentados al bienestar físico, mental y espiritual…

  • De posesión y pertenencia: tanto en sentido económico (poseer los recursos necesarios) como afectivo (sensación de unión y de pertenecer a un grupo)…

  • De salud mental y autoestima: una vez más diferenciando la salud del concepto de "ausencia de enfermedades" y poniéndolo en un contexto de bienestar y aptitud para desarrollarse…

  • De educación: obtener las herramientas necesarias para el buen desempeño sociocultural de los roles y profesiones necesarios para un buen funcionamiento comunitario…

  • De ocupación: tanto socioeconómica como recreativa, cultural, espiritual, etc.

  • De autorrealización: tanto personal de cada uno de los miembros, como de la comunidad en cuanto a sus objetivos y su identidad propia.

Martínez Coll (2001) señala que "las necesidades sociales se difunden por mecanismos sociales, principalmente por demostración e imitación, por lo que pueden ser creadas y, mediante técnicas publicitarias, puede provocarse que sean fuertemente sentidas por grandes masas de población". En el sistema de consumismo, basado en la relación productor-consumidor, los productores tienen muy en cuenta la escala de Maslow y apuntan a promover medios de satisfacción de las necesidades, principalmente las de autoestima y de pertenencia y prestigio social.

Cuando un sector de la comunidad falla en satisfacer estas y otras necesidades, ocurre frustración social. Los individuos de este sector presentan como reacción a esta frustración conductas de compensación, agresividad, impotencia, pasividad, etc. La más común es la resignación: aprender a vivir dentro de la frustración, remodelando las alternativas y aspiraciones, lo que retarda pero no elimina las otras reacciones.

Prevención en el contexto de Salud Mental Comunitaria

Introducción:

Prevenir puede analizarse como conformado con un prefijo "pre", "antes de", y "venir", en otras palabras "antes de que venga algo". El Diccionario de la Real Academia Española lo define como "anticiparse a un inconveniente, dificultad u objeción; prepararse de antemano o con anticipación a un daño o perjuicio".

La necesidad de políticas de prevención de enfermedades se hizo patente con la crisis del modelo clínico asistencial tradicional (en que la comunidad debe depender completamente de los servicios clínicos hospitalarios) y el surgimiento de las tendencias actuales en los campos de la Epidemiología y de la Salud Comunitaria. En la Declaración de Alma-Ata, 1978, la OMS proclama que "los gobiernos tienen la obligación de cuidar la salud de sus pueblos […] y prestar los servicios de promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación necesarios para resolver los problemas [de salud]".

En 1975 Leavell y Clark, dentro de su trabajo sobre la historia natural de las enfermedades, realizan un modelo de prevención que consta de varios niveles, modelo ampliamente adoptado por los sistemas de prevención. Estos niveles son:

  • Prevención primaria:

En este nivel se pretende interrumpir el inicio de la enfermedad antes de que ésta aparezca, por medio de la eliminación o reducción de los factores de riesgo de un problema de salud. Los tipos de intervención son promoción de la salud (dirigido a las personas) y protección de la salud (dirigido al ambiente).

  • Prevención secundaria:

Consiste en detectar a tiempo la enfermedad o epidemia y darle tratamiento, muchas veces antes de que empiecen a presentarse los síntomas (en el período preclínico). Los tipos de intervención son pasiva (detección en los centros de atención primaria o screening) y activa (detección por parte del mismo enfermo a través de la autoexploración).

  • Prevención terciaria:

En este nivel se toman medidas para controlar una enfermedad o epidemia ya aparecida (en el período clínico), con el objeto de evitar que avance y cause pérdidas mayores. Por lo general se realiza en pacientes con enfermedad crónica, para potenciar lo más posible su calidad de vida. Los tipos de intervención son la terapia y la rehabilitación.

Barreras para la prevención:

Existen varias barreras que obstaculizan la prevención. Éstas pueden dividirse en tres categorías:

  • De los profesionales de salud: una de los principales obstáculos es la actitud de los médicos y directivos de salud pública hacia la prevención. Por ejemplo, la subvalorización de la comunidad (principalmente en cuanto a su educación sanitaria), y el enfoque mismo del sistema asistencial (en donde la palabra "paciente" tiene connotaciones de pasividad impuesta en los enfermos).

Otro riesgo muy importante en la realización de la prevención son los errores de diagnóstico y el tratamiento inadecuado (excesivo o insuficiente). Los médicos, a fin de cuentas, son humanos y por tanto susceptibles de cometer errores en su valoración de la situación.

  • De los pacientes: que pueden clasificarse en deficiencias de educación (ignoran las medidas de prevención, o no tienen suficiente información sobre las enfermedades, o ignoran que están en su derecho para reclamar medidas de salud en su comunidad), económicas (no cuentan con el dinero o los medios para obtener estudios o tratamientos adecuados), y problemas de prioridad (no le dan importancia a los hábitos de prevención, o deciden llegar al nivel terciario para actuar).

  • De los sistemas asistenciales de la salud: que tienen que ver con la organización de dichos sistemas (burocracia, indisponibilidad y/o desperdicio de recursos) y, como hemos dicho, de la actitud que los directivos tienen hacia la prevención y su implementación.

Los Psicólogos y la Prevención

Reconocimiento de los factores de riesgo para la Salud Mental de la Comunidad:

Dentro del marco de la prevención de enfermedades y trastornos mentales, el papel del Psicólogo es igual de importante como el del médico Psiquiatra, el del Asistente Social y de las redes de apoyo.

En primer lugar, para reconocer los factores de riesgo y prevenirse, hay que comprender los conceptos que envuelven a los trastornos psicológicos. Por ejemplo, existen teorías organicistas, las que caracterizan a la psiquiatría clásica, que consideran que las enfermedades mentales tienen origen orgánico, en especial las producidas por lesiones cerebrales; por lo tanto la prevención de la salud mental debe comenzar con un minucioso examen físico, ya que algunas patologías pueden tener su etiología en la alteración de las funciones orgánicas neuroendocrinas (Ej.: infecciones tales como la meningitis o afecciones adquiridas tales como el hipotiroidismo). El historial de vida y genealógico del paciente es de vital importancia, puesto que existen trastornos inducidos por la genética del individuo (Ej.: Síndrome de Rett, Corea de Huntington).

Por otro lado existen teorías ambientalistas y sociológicas, que consideran que muchos trastornos tienen su origen en la influencia ambiental y la estructura social en que se desarrolló el individuo a lo largo de su vida. Una valoración apropiada del estilo de vida y hábitos, tanto de los individuos como de la propia comunidad en que se desarrollan, es muy importante también: se debe prestar atención a la presencia de conductas de riesgo (conductas antisociales, tendencia a la agresión externa y/o a la autoagresión, rechazo del alimento, uso y/o abuso de sustancias, comportamiento sexual de riesgo, etc.), de conductas desajustadas (compulsiones, impulsividad, extremo desaseo o bien una exagerada pulcritud y/o extravagancia, ataques de pánico, etc.), y a cambios en las características de la personalidad habitual. La entrevista con miembros del grupo al que pertenece el paciente (familia, vecinos, lugar de trabajo) es también importante para comprender estos procesos.

Ambas teorías podrían parecer mutuamente excluyentes, pero el consenso general es que la salud de las personas es un proceso biopsicosocial; eso quiere decir que los agentes de Salud Mental Comunitaria deberán tener en cuenta todos los factores mencionados a la hora de evaluar los riegos de padecer alguno o varios de los trastornos mentales conocidos y aplicar la intervención necesaria.

Promoción de la Salud Mental de la Comunidad

En Ottawa, 1986, la Organización Mundial de la Salud definió: "promoción de la salud es el proceso de capacitación de la comunidad para actuar para el mejoramiento de su calidad de vida y salud, incluyéndose una participación mayor en el control de este proceso", y también sentenció en Yakarta, 1997, que "la educación, el derecho a voz de las personas y comunidades son esenciales para la promoción de la salud"

Oblitas (2006) señala que promoción y prevención suelen ser mencionados como una misma cosa, "pero razones de tipo operacional, administrativo y sobre todo financiero, justifican una diferenciación": la prevención se enfoca en evitar la enfermedad, un punto de vista negativo; en cambio la promoción se enfoca en el sentido positivo de la salud: el desarrollo de hábitos de vida que mejoren y mantengan el estado de bienestar biopsicosocial.

En lo que respecta a la proporción en gastos públicos, es más conveniente concentrarse en el cambio permanente de conductas de la comunidad a favor de la salud que en reparar los daños causados por los factores mórbidos. Sin embargo, como indica Gil (1996), cuando se trata de la etapa de prevención primaria, la promoción de la salud es una de las herramientas más importantes para llevarla a cabo.

Como mencionado más arriba, uno de los factores más importantes para promover la salud es la Educación para la Salud.

Educación para la Salud en Salud Comunitaria:

La Educación para la Salud es una estrategia para la promoción y protección de la salud por la cual se optimizan los recursos personales y comunitarios. Según Saller (1979) sus objetivos son:

  • Conseguir que las personas y los grupos acepten la salud como un valor fundamental, es decir, hacer de la salud un "patrimonio de la comunidad".

  • Modificar las pautas de comportamiento de la población cuando los hábitos o costumbres individuales o sociales son insalubres o de riesgo.

  • Crear e inculcar hábitos o costumbres sanas en la población.

  • Promover la protección de la salud: modificación de aquellos factores externos al individuo que influyen negativamente en su comportamiento de salud.

Como hemos citado, es de interés gubernamental (a nivel local, nacional y mundial) el implementar programas de educación para la Salud Mental, los cuales deben estar adaptados a la realidad comunitaria. En nuestro país, ambos Ministerios de Educación y Culto (MEC) y de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), con el apoyo de la OMS, la OPAS y diferentes organizaciones no gubernamentales (ONG) realizan campañas de educación y concientización a nivel institucional (escuelas, hospitales), distrital, regional (sanitaria y de educación) y nacional.

Por ejemplo, dentro del currículo de enseñanza para el Bachillerato Técnico de Salud del MEC está previsto el enseñar a los futuros agentes de salud importantes conceptos como el de higiene mental, calidad de vida, enfermedades mentales y los factores físicos, psicológicos y socioculturales que influyen en la salud mental, como también la importancia de estos conceptos y de las medidas para la prevención, protección y promoción de la salud mental.

El MSPyBS por otra parte lanzó en julio de 2011 su Política Nacional de Salud Mental que, entre otras medidas tales como la desmanicomialización del sistema (quitar del sistema de asilo o manicomio a los enfermos mentales para integrarlos en sistemas comunitarios de acción), también prevé la formación de los trabajadores de salud y la participación protagónica de pacientes, familiares y la comunidad en general en la intervención sanitaria.

Conclusión

En el siguiente trabajo hemos visto conceptos importantes de la Psicología Comunitaria tales como los modelos teóricos de acción, la prevención de enfermedades mentales, sus niveles y los distintos tipos de intervención en cada uno de ellos, como también sus barreras. Hemos profundizado en uno de los tipos de intervención, la promoción de la salud, y su herramienta, la educación para la salud.

Mucho énfasis se le dio a los psiquiatras y psicólogos clínicos en el trabajo de cuidado de la salud mental. El objetivo actual (desde fines del siglo XX), sin embargo, es de salir de ese esquema asistencial clínico y llevar la salud mental a todo el pueblo, en especial los sectores que no pueden cubrir sus necesidades sociales. El psicólogo comunitario actúa de bisagra entre los dos departamentos que se abocan a la prevención: el de salud y el educativo.

Dice el proverbio chino: "dale pescado a un hombre y podrá saciar su hambre por un día; enséñale a pescar y podrá alimentarse toda su vida". Del mismo modo, uno de los objetivos del psicólogo comunitario es "enseñar a pescar", a cuidarse por sí mismos y a tener hábitos saludables todos los miembros de la comunidad.

Esperamos que con este trabajo sepamos apreciar la importancia como agentes de salud mental que tenemos todos los miembros de nuestra comunidad. Solo basta querer educarse, cuidarse, y educar y cuidar a los demás.

Material Bibliográfico y de Referencia

  • INTERNET:

  • Dialnet: García Hernández, F. R., "La propuesta bio-psicosocial del ciudadano sano"; Revista de psicología general y aplicada, Vol. 51, Nº. 2, páginas 269-278; 1998 (http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_ articulo?codigo=2497838)

  • Enciclopedia EMVI en CD-ROM: Martínez Coll, Juan Carlos, "Las necesidades sociales y la pirámide de Maslow"; 2001 (http://www.eumed.net/cursecon/2/necesidades_sociales.htm)

  • El Rincón del Vago: "Necesidades sociales" (http:// enn.rincondelvago. com/necesidades-sociales.html)

  • Google Books:

  • Musitu Ochoa, Gonzalo y cols.: "Introducción a la Psicología Comunitaria"; páginas 88-92; Editorial UOC, Barcelona, 2004 (http://books.google.com.py/books?id=jMQSEPBlblkC&lpg=PA89&dq=prevencion%20promocion%20psicolog%C3%ADa%20comunitaria&hl=es&pg=PA89#v=onepage&q=prevencion%20promocion%20psicolog%C3%ADa%20comunitaria&f=false)

  • Oblitas, Luis A.: "Psicología de la salud y calidad de vida", 2da. Edición; páginas 58-60; INTERNATIONAL THOMSON Editores, México D. F., 2006 (http://books.google.com.py/books? Id=LXR_dkV_XNcC&lpg=PA58&dq=prevencion%20promocion%20psicolog%C3%ADa%20comunitaria&hl=es&pg=PA58#v=onepage&q=prevencion%20promocion%20psicolog%C3%ADa%20comunitaria&f=false)

  • Ministerio de Educación y Culto: "Bachillerato técnico - Programas de estudio" (http://www.mec.gov.py/cms/adjuntos/4374)

  • Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social: "Política Nacional de Salud Mental 2011-2020" (http://www.mspbs.gov.py/v2/documentación/ index.php?f=politica nacional de salud mental.pdf)

  • Papeles del Psicólogo: "Psicología comunitaria: origen, concepto y características", 1991 (http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero. Asp?id=505)

  • Psicología en La Guía 2000: Lede, Malena, "Prevención en Salud Mental" (http://psicologia.laguia2000.com/psicologia-clinica/prevencion-en-salud-mental)

  • Psicología Online.com:

  • Ramiro Sánchez, Yolanda, "Los modelos teóricos en psicología comunitaria", 2004 (http://www.psicologia-online.com/ colaboradores/yramiro/comunitaria.shtml)

  • Zas R., Bárbara, "La prevención en salud. Algunos referentes conceptuales", 2001 (http://www.psicologia-online.com/ colaboradores/barbara/prevencion/index.shtml)

  • Revista Psicologiacientifica.com: Werner Sebastiani, R. y cols., "La psicología de la salud latinoamericana hacia la promoción de la salud", 2003 (http://www.psicologiacientifica.com/bv/psicologia-111-1-la-psicologia-de-la-salud-latinoamericana-hacia-la-promocion-de-la-salud.html)

  • Semiología Psiquiátrica - Sitio del Dr. Hugo Marietán: "Sobre los conceptos de salud/enfermedad - normalidad/anormalidad" (http://www.marietan.com/material_psicopatologia/normalidad_anormalidad.htm)

  • Terapia y Más: "Psicología preventiva y promoción de la salud", 2006 (http://www.terapiaymas.es/psicologia_preventiva.html)

  • Wikipedia, la enciclopedia libre: Erich Fromm, Marie Jahode, Prevención primaria, Prevención secundaria, Prevención terciaria, Psicología Comunitaria, Promoción de la salud, Salud mental, Screening (medicina), Terapia (http://es.wikipedia.org)

  • Wix.com: APÁTIGA, Jenny, "Psicología Comunitaria" (http://www. Wix.com/ enny_apatiga/psicom)

  • Nuevo Manual Merck de Información Médica General: "Prevención de enfermedades", Merck & Co., Inc. 2003; Ed. En español: EDITORIAL OCEANO; Barcelona, 2007.

  • Organización Panamericana de la Salud (OPAS), OMS: "Mejorando la salud de los niños - AIEPI: el enfoque integrado"; Serie HCT/AIEPI 38.E; Washington, 1999.

  • VÁZQUEZ Piatti, Marta: "Salud mental", artículo de ABC Estudiantil del 3 de Julio de 2009; Editorial Azeta S. A., Asunción.

Resumen del trabajo

  • Los modelos teóricos en Psicología Comunitaria son un poco diferentes de los de la Psicología Individual porque toman como objeto de estudio el grupo, la comunidad.

  • Estos modelos se pueden clasificar en:

  • Analíticos, que se dedican más a entender los conceptos del campo de estudio para así entender mejor la problemática y trazar planes de acción. Se pueden dividir en:

  • Globales: estudian lo macrosocial (grupos grandes como regiones o naciones)

  • Psicosociales: estudian lo mesosocial (interacción entre el individuo y pequeños grupos tales como vecindarios o instituciones)

  • Ejemplos de modelos analíticos: ecológico-sociales, transaccionales, de los problemas sociales, etc.

  • Operativos, que se concentran más en estrategias de intervención, y se pueden dividir en los que se enfocan en los objetivos o metas a cumplir y los que se enfocan en realizar acciones y estudiar sus efectos para ver cuál funciona y cuál no.

  • Ejemplos de modelos operativos: de prevención, de las habilidades sociales, de acción social etc.

  • Las necesidades socio-psicológicas son las mismas a las que estableció Maslow en su pirámide jerárquica de necesidades: fisiológicas (comer, dormir, sin enfermedades ni lesiones), de seguridad (vivienda, vestido, sin violencia) de posesión y pertenencia (saber que se tiene recursos propios y una identidad propia), de salud mental (tener bienestar psicológico) y autoestima, de educación y ocupación (herramientas para cumplir los roles sociales), de autorrealización (que todos los miembros de la comunidad apunten a trascender, a ser mejores personas).

  • Cuando un sector de la comunidad no puede cubrir esas necesidades ocurre la frustración social. Como reacción a esta frustración se presentan conductas de compensación, agresividad, impotencia, pasividad, y sobre todo de resignación (cambiar las metas personales porque creés que no vas a alcanzarlas dada tu situación actual, lo que hace que la frustración pare pero no que desaparezca)

  • La prevención es un tipo de intervención por el que se busca evitar la aparición de enfermedades o su empeoramiento. De acuerdo al momento en que ocurre la intervención, se puede dividir en tres niveles:

  • Prevención primaria: antes de que ocurra la enfermedad. Tipos de intervención: promoción (cambiar la conducta de las personas) y protección de la salud (cambiar el medio ambiente para evitar la enfermedad).

  • Prevención secundaria: antes de que la enfermedad se desarrolle, o sea cuando presenta síntomas preclínicos. Tipos de intervención: cribado (escrining en inglés, detección por parte de los hospitales) y autoexamen (detección por parte del propio enfermo).

  • Prevención terciaria: cuando la enfermedad se presentó (síntomas clínicos), lo que se busca es evitar que empeore la enfermedad o que haya contagio. Tipos de intervención: terapia o tratamiento (son sinónimos en medicina, consiste en rebajar la enfermedad) y rehabilitación (enseñar al enfermo a utilizar al máximo sus otros potenciales para mejorar su calidad de vida).

  • Las barreras que obstaculizan la prevención vienen de parte de los profesionales de salud (subestiman los otros miembros de la comunidad, errores de diagnóstico, etc.), de los pacientes (ignorancia sobre las enfermedades o sobre los métodos de prevención, deficiencias económicas, problemas de prioridad) y de parte de los sistemas de salud (poca cobertura, burocracia, falta de recursos, etc.)

  • Para la prevención de enfermedades y trastornos mentales, es muy importante la participación de los psicólogos, como también de los otros agentes de salud (psiquiatras, asistentes sociales, líderes de grupo). Es importante reconocer los factores de riesgo en salud mental:

  • Factores orgánicos y genéticos: realizar un examen físico completo, conocer el historial de lesiones neurológicas (por consumir sustancias tóxicas, por accidentes, por infecciones como la meningitis, por afecciones hormonales o nerviosas como el hipotiroidismo y la esclerosis múltiple) y descartar factores hereditarios.

  • Factores ambientales y sociológicos: conocer las condiciones en que se vive dentro de la comunidad y los hábitos y conductas de riesgo (malnutrición, adicciones a sustancias, agresividad, conducta sexual de riesgo, etc.) como también las conductas desajustadas (compulsiones como comerse las uñas, olvidarse del aseo propio o por el contrario ser demasiado pulcro, fobias, etc.) de los miembros de la comunidad. Realizar entrevistas a los otros miembros del grupo: familiares, vecinos y compañeros de trabajo, también ayudan a entender el origen de estas conductas.

  • Promoción de la salud es el proceso de capacitación de la comunidad para aprender hábitos que lleven al bienestar biopsicosocial y una vida saludable.

  • La diferencia entre prevención y promoción es que la prevención se da en un contexto negativo de la salud (evitar la enfermedad), y la promoción se da en un contexto positivo (impulsar hábitos que preserven la salud y el bienestar y mejoren la calidad de vida).

  • Uno de los factores más importantes para promover la salud es la Educación para la Salud, que consiste en:

  • Conseguir que las personas y los grupos acepten la salud como un valor fundamental para la comunidad.

  • Cambiar hábitos o pautas de conducta, individuales o sociales, que son insalubres o de riesgo.

  • Inculcar hábitos o costumbres sanas en la población.

  • Promover la protección de la salud: modificar los factores externos al individuo que puedan influir negativamente en su salud.

LOS ROLES FUNCIONALES DEL PSICÓLOGO COMUNITARIO:

  • Analista de Sistemas Sociales y Evaluador de Problemas y Necesidades. En este componente el Psicólogo Comunitario es aquel que analiza diferentes Sistemas Sociales de la comunidad para que de esta manera pueda conocer sus problemas o necesidades como también sus recursos; y de esta forma promover la generación de soluciones.

  • Diseñador, Planificador, Organizador y Diseminador de Programas de Intervención y Cambio Social. En este componente el Psicólogo comunitario va a diseñar y planificar un programa de intervención destinados a la prevención de problemas o necesidades y la ejecución de la misma (llevarlos a la práctica).

  • Consultador y Educador. La función de Consultor se da a través de la relación que existe entre una persona (consultante) con el Psicólogo comunitario para resolver los problemas de un tercero – comunidad. Sin asumir ninguna responsabilidad por la Implementación del plan resultante.

  • Negociador, Mediador y Relacionista Humano. La función básica de este Rol del Psicólogo comunitario es que va a servir como parte mediadora entre los intereses de parte de un grupo, organización o comunidad que exige o defiende aquello a lo que tiene derecho. Se trata aquí de facilitar el contacto y la comunicación entre las partes implicadas (Instituciones o representante o del estado o no gubernamentales y la comunidad) en conflicto o problema a fin de llegar a una solución de la misma.

  • Abogado Social. En este proceso el Psicólogo Comunitario. Actúa como facilitador en la corrección o cambios de sistemas (reglas) complementarias facilitando o potenciando los intereses o capacidades de un grupo que se le consideré perjudicado por las reglas o normas existentes.

  • Organizador y Dinamizador Comunitario. Aquí se designa la intervención del Psicólogo Comunitario como agente indirecto de cambio social, ósea como Facilitador o Dinamizador, siendo sus orientaciones, conocimientos y participación las que posibilitan los procesos de cambio y transformación existentes en el propio sistema.

  • Promotor de Desarrollo de Recursos Humanos. Función que tiene como carácter más educativo, formativo que técnico, puesto que se entiende como desarrollo de potencialidades en personas y grupos o recursos existentes. (formación de profesionales o promotores de salud) desarrollando la capacidad de prestación de servicios o de ayuda a otros.

Sus roles y tareas incluyen el desarrollo de campañas educativas, la asesoría y adiestramiento a otros/as profesionales de la salud, intervenciones directas con grupos e individuos, actividades para fortalecer los lazos entre la escuela y la comunidad, promoción cultural en las comunidades, adiestramiento en técnicas grupales y participativas e investigación. Su éxito depende grandemente del respaldo gubernamental y político y se realiza en apoyo a éste. No hay intención de fortalecer una especialidad en Psicología Comunitaria, sino la inserción de un enfoque comunitario en todas las actividades del psicólogo/a (Fuentes, Sorin y Tovar, 1990; Tovar, 1991).

 

 

Autor:

Nelson Alvarenga

Gabriel Cantero

Williams Dohmen

Javier Giménez

Lorena Rojas

Cristina Ruiz

Lucía Samaniego

Monografias.com

SEDE SAN LORENZO

Monografias.com

Carrera: Psicología

Año: 3º

Materia: Psicología Comunitaria

Profesora: Lic. Sandra Ayala

2012


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda