Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Percepción de la Calidad de Vida del Adulto Mayor




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Diseño metodológico
  4. Análisis y discusión de los resultados
  5. Conclusiones
  6. Recomendaciones
  7. Bibliografía
  8. Anexos

Resumen

Alrededor del 18% de nuestra población tiene más de 60 años y según estudios realizados desde el punto de vista psicológico, el 74% de la misma enfrenta el envejecimiento de manera conformista; el 14% lo hace de forma fatalista y el 24% lo asume positivamente, pues se considera apto para realizar cualquier actividad. En el aspecto social, los abuelos son atendidos por la familia en el 78% de los casos, el 13% no es cuidado por esta y el 9% vive solo, lo cual no quiere decir abandonado. Este planteamiento hace necesario que se tengan en cuenta para el trabajo con el adulto mayor dos aspectos desde el punto de vista psicológico muy importantes: las Aptitudes y las actitudes de nuestros ancianos. Con vistas a abrir horizontes de crecimiento y desarrollo que permitan mejorar la capacidad de los adultos mayores para enfrentar

problemas de aceptar y adaptarse a los que les toca vivir, por lo que nos motivamos a la realización del presente trabajo, Se realizó una Investigación utilizando técnicas cualitativas durante 1 año donde quedaron incluidos el Universo de los pacientes adultos mayores (1 785) de ambos sexos y sus familiares pertenecientes al Consejo popular 1 del Municipio Guanajay llevándose a cabo como estrategia de intervención la capacitación a la población anciana y sus familiares utilizando técnicas participativas y dinámicas de grupos, contando además con la intersectorialidad y la participación comunitaria. Utilizando diversas técnicas de investigación

Introducción

Cuba está volcada a un fenómeno social inevitable e imparable como es el envejecimiento. Hoy alrededor del 18% de la población del país tiene más de 60 años y estudios plantean que para el año 2025, uno de cada cuatro cubanos estará en la tercera edad, lo cual nos colocará entre los países más envejecidos del mundo. Este es un acontecimiento característico de los países desarrollados, relativamente nuevo para Cuba, donde se ha distinguido por su rapidez. Europa, por ejemplo, viene envejeciendo desde el siglo XIX, pero en el caso nuestro la situación se ha acelerado con el propio desarrollo de la Revolución, que ha traído consigo, por una parte, el aumento de la esperanza de vida y, por otra, la reducción de la natalidad, consecuencia directa de un aumento del nivel escolar y de la incorporación de la mujer al trabajo. Los ancianos mueren aquí por causas similares a las de los países desarrollados: cáncer, enfermedades cardiovasculares, accidentes encefálicos, entre otros. Los tercermundistas afrontan una situación bien distinta: parasitismo y enfermedades infecciosas.

Desde el punto de vista psicológico, el 74% de la población de la tercera edad aquí enfrenta el envejecimiento de manera conformista; el 14% lo hace de forma fatalista y el 24% lo asume positivamente, pues se considera apto para realizar cualquier actividad.

En el aspecto social, los abuelos son atendidos por la familia en el 78% de los casos, el 13% no es cuidado por esta y el 9% vive solo, lo cual no quiere decir abandonado.

Tal es el panorama que caracteriza, a grandes rasgos, la ancianidad en Cuba, un segmento poblacional que no escapa a las necesidades materiales, y a otro tipo de carencias, pero que tampoco vive al margen de la sociedad.

Los nuevos conceptos gerontológicos exhiben gran participación de la familia y la comunidad y se dejan fuera los antiguos patrones de institucionalización para ser usada cuando sea necesaria. Nuestro primer programa surge en 1974, y en 1985 se incorpora la variante de atención del médico de familia y su equipo. Actualmente las necesidades y demandas de los adultos mayores asumen categorías superiores y las respuestas tradicionales resultan insuficientes.

La estructura sociopolítica en el país es capaz de asegurar la participación activa de la familia, la comunidad y las organizaciones políticas y no gubernamentales en un trabajo colectivo donde el protagonista principal es el adulto mayor. Por ello, ya en 1995 se concibe el Programa de Atención Integral al Adulto Mayor como uno de los priorizados del Ministerio de Salud Pública, lo cual no implica que todo esté resuelto, sino que hay una mayor sensibilidad y se trabaja para enfrentar la situación que el país tendrá en los próximos años.

Aun cuando hay una infraestructura creada, no puede pensarse que la situación de los ancianos sea cosa fácil pues se hace necesario el establecimiento de determinadas estrategias que nos permitan dotar de herramientas concretas a los individuos, ya sean pacientes, personal de salud y representantes del gobierno para que cada uno de ellos se convierta en un baluarte en la labor de promoción y educación para la salud en la tercera edad.

La vejez satisfactoria depende de mantener un modo de amar y crear, de guardar cierta imagen de sí mismo, de ser capaz de gozar de la existencia a pesar de los sufrimientos que ocasionan las separaciones y los golpes al narcicismo: el sujeto se enfrenta con la ambivalencia entre el deseo de vivir y la tendencia a abandonarse y dejarse morir.

Hoy los ancianos ya no son considerados como los depositarios de la sabiduría y de la historia: en lugar de Consejos de Ancianos hay equipos de expertos ("Think Tanks") y la velocidad con que se producen los cambios tecnológicos, culturales y geográficos tiende a hacer a los ancianos a un lado. Pero si esta soledad ocasiona la retirada afectiva del anciano, puede configurarse una situación fatal. La desinvestidura puede ocasionarles una profunda desorganización mental y somática. Si el anciano se aísla emotivamente y deja caer lo que fue valioso, los objetos internos y los proyectos amados que antaño le fueron significativos, se apagará su deseo de vivir. También es importante que retenga o establezca vínculos con objetos externos. En este sentido, Pierre Marty (1976) señaló: "Nunca se vio a una locomotora de vapor, con el carbón agotado, andar todavía cien kilómetros por haberse encontrado con otra máquina de vapor. En cambio, se han visto hombres agotados que andan todavía cien kilómetros más por haber encontrado un compañero o compañera". Es por ello que consideramos que incluso en la vejez, para vivir bien, es necesario el amor, una cierta llama pasional.

El anciano puede aceptar varias limitaciones y mantener algunas investiduras para disponer de energía y orientarla en ciertas direcciones. Pero el autocuidado exclusivo o excesivo puede resultar mortífero. Cuidarse suprimiendo todo lo agradable (sexualidad, comida, bebida) tal vez baje el colesterol y los triglicéridos, pero también baja el entusiasmo por la vida.

Enfermo o no, el ser humano se pregunta constantemente por el significado o por el sentido de la vida, y surge entonces la posibilidad de que, aunque no lo otorgue Dios, ni surja durante la evolución de la materia en el Cosmos, ni la de la vida en el planeta, el hombre se lo pueda conferir a su propia vida.

El descubrimiento del deseo propio puede marcar un nuevo rumbo en la vida.

Algunas veces es imposible lograrlo, pero conocerlo implica saber de sí mismo, y poderlo pensar

Aunque hay muchísimos más estudios acerca del sufrimiento humano que de la felicidad, actualmente la evaluación del grado en que alguien se siente feliz descansa en las respuestas a las preguntas: ¿Es usted muy feliz?... ¿medianamente feliz?, ¿muy infeliz? Estos estudios muestran que las respuestas están muy poco relacionadas con la edad, el nivel social, el estado civil e incluso el estado económico. Por supuesto que de estas averiguaciones se excluye a las personas en situaciones extremas de salud, padecimientos dolorosos, internos en clínicas psiquiátricas, o a grupos sumidos en la miseria.

Lo que sí se comprobó es que las personas infelices, o que así se sienten, tienen una susceptibilidad mucho mayor a enfermedades, y el curso de sus enfermedades suele ser más largo y menos satisfactorio. De modo que existe una correlación muy clara entre felicidad y duración de la vida (Myers, 1992).

Como ya habíamos señalado, este período de vejez está marcado principalmente por los cambios que se producen con la persona, no sólo por un determinado número de años impuestos por la sociedad, sino que también, por los cambios biológicos, psicológicos y sociológicos.

Biológicos: Cambios en el organismo, adaptación, lentificación, disminución de los órganos sensoriales, problemas de salud.

Psicológicos: Cambios en las facultades intelectuales y mentales, en el modo de encarar el proceso de envejecer.

Sociológicos: Cambios que configuran determinadas oportunidades y condiciones de vida para la categoría de los viejos.

El campo SOCIAL es de una gran amplitud y en él podemos observar numerosos cambios. Por ejemplo:

1) La vida laboral

El retiro del trabajo produce un gran impacto psicológico; llevando muchas veces a graves y progresivos problemas de depresión, ocasionado por pérdida de su identificación dentro de la sociedad, se siente que no es nadie y pierde su sociabilidad.

Tiene restricciones económicas al recibir una pensión inferior al ingreso percibido por trabajo remunerado, como también dispone de mayor tiempo libre, se siente inútil sin saber como llenarlo.

2) La ideología del viejísmo

Nuestra sociedad da una imagen equivocada de esta etapa de la vida, por el retiro forzado del trabajo y los cambios biológicos la considera como viejisimo, como una etapa de decadencia en lo físico y lo mental, dando al adulto mayor una imagen de incapacidad, de inutilidad social y de rigidez, de ahí que acepten su deterioro como algo fatal que los lleva a asumir una actitud de resignación y apatía, restringiéndose cualquier iniciativa de superación por grandes temores a ser rechazados.

3) Ausencia del rol

Las etapas de niñez, adolescencia y adultez tienen sus roles perfectamente establecidos, pero no existe una definición socio-cultural del conjunto de actividades que serían específicas de los adultos mayores y cuyo desempeño los haría sentirse útiles, conseguir reconocimiento social, elevando su autoestima.

En muchos casos el compañero (a) ya partió y deben enfrenar los desajustes emocionales de la viudez, unidos en la mayoría de los casos, con la independencia de los hijos.

Cada persona mayor debe buscar que hacer, ver tareas más o menos valiosas para él, pero sin garantía que serán reconocidas socialmente, esto hace que unos pocos logren su quehacer y que muchos otros deban resignarse al estrecho mundo de las cuatro paredes de su hogar donde viven un transcurrir sin anhelos, sin entusiasmo, sin horizontes.

Es así como podemos clasificarlos en tres grupos a las personas mayores: normal, frágil y postrado o terminal.

Normal

Es la persona mayor de 65 años que ha logrado un bienestar y vida satisfactoria en la etapa de adulto mayor, y se caracteriza por:

?1/Haber asumido la vejez 2/Sano física y psíquicamente?3/Independiente

?4/Ha encausado en forma positiva y creativa la experiencia acumulada

?5/Sabe que hacer con su vida, buena autoestima 6/Tiene actividad de crecimiento personal 7/Tiene compañía y afecto (pareja, familia, amigos) 8/Seguridad económica Vivienda.

Frágil

Es la persona que no ha logrado una vida plena en el transcurso de su vejez y se encuentra en una situación de riesgo, este grupo representa, se condiciona por:

?Que no ha asumido la vejez Sufre algún daño físico o psíquico Dependiente

?No tiene actividad creativa para él Mala autoestima Carente de afecto ?Problemas económicos No tiene posibilidades de vivir independientemente

?Maltratado o sobreprotegido (que lo inutiliza) Tiene temores de pobreza, enfermedad, soledad.

Postrado o terminal

Es la persona muy dañada, sin posibilidad de superación, dependiente absoluta o institucionalizada.

De acuerdo con lo anteriormente expuesto podemos plantear que, en general, la vejez marca el ingreso al mundo del tiempo libre como ruptura de las obligaciones.

Si antes faltó tiempo, ahora sobra. Si antes sobró actividad, ahora falta.

Detrás de cada conducta siempre hay una necesidad. Las necesidades mueven las conductas y son los aspectos dinámicos de la personalidad.

Una vida con calidad significa para el adulto mayor, un encuentro entre el reconocimiento de sus necesidades y la búsqueda eficaz de su satisfacción.

La calidad de vida se expresa a través de las conductas que (el adulto mayor) tiene para sí mismo y para con la comunidad. Investigaciones han demostrado que en el área intelectual, si el estado de salud es bueno, no hay declinación.

La salud no es simplemente ausencia de enfermedad, significa el estado de equilibrio de la persona o del conjunto de la sociedad, en donde los aspectos psicológicos son tenidos cada vez más en cuenta.

La salud depende del cuidado que se dé el individuo a sí mismo y de la prevención y tratamiento de los problemas que pueden afectarla. Pero la salud depende de sistemas sociales de apoyo positivo y cambio o adaptación del medio que nos rodea.

Por lo general el adulto mayor dispone de mucho tiempo libre, el cual puede ser ocupado por un "ocio creativo", generador de crecimiento y equilibrio personal.

La inmensa mayoría de las personas que han cumplido entre 65 y 70 años han dejado de lado el trabajo profesional para ocuparse de actividades que antes eran "complementarias" y ahora pasan a ser casi "fundamentales " en su vida, pero lo que si resulta preocupante y lo que nos debe mover a la acción inmediata, es el hecho de que solamente el 24% de nuestra población anciana asume su vejez de manera positiva, comportamiento este que no difiere del presentado en otros países del mundo. Es por ellos que las agencias internacionales (ONU, OMS, OPS) recomiendan a todos los países "promover el mejoramiento de las condiciones de vida y bienestar de la población impulsando acciones orientadas al desarrollo humano a lo largo del ciclo vital y con énfasis en los grupos mas postergados socialmente". Para la OMS y OPS, los aspectos más importantes sobre el envejecimiento saludable son los hábitos de vida y el desarrollo de estilos de vida saludables a través de acciones masivas de información, educación y comunicación en salud con la participación activa de la comunidad.

Varios estudios han concluido que para lograr una vida larga y feliz, el llamado envejecimiento saludable, es el resultado de las opciones de cada persona en asuntos como la dieta, el ejercicio y los mecanismos adecuados para enfrentar las adversidades. Los investigadores de la Universidad de Harvard llevaron a cabo un estudio sin precedentes de la salud física y mental de 724 personas a medida que envejecían y a lo largo de 60 años. Allí, los investigadores identificaron siete factores que parecían predecir un envejecimiento saludable y feliz: el consumo moderado de bebidas alcohólicas, no fumar, un matrimonio estable, el ejercicio, el peso adecuado, los mecanismos positivos para lidiar con las dificultades y la ausencia de depresión. Concluyen que "una ancianidad activa y feliz bien puede que no sea cuestión de los astros ni de la suerte, sino de nuestros genes y de nosotros mismos".

Este planteamiento hace necesario que se tengan en cuenta para el trabajo con el adulto mayor dos aspectos desde el punto de vista psicológico muy importantes, que son las Aptitudes y las actitudes, de nuestros ancianos. Definición conceptual.

* Aptitudes: son las habilidades significativas de las personas.

* Actitudes: pertenecen al ámbito del sentimiento. La actitud como disposición a actuar.

La adquisición o modificación de actitudes es tan importante como la ejercitación de las habilidades, ya que existen actitudes que son perjudiciales para el desarrollo creativo: la rigidez; la crítica precoz; el conformismo; el aferrarse a normas, dogmas, procedimientos fijos; la desvalorización de lo desconocido o mal conocido; el sometimiento a la autoridad; el temor al cambio, la mayoría de las cuales se encuentran presentes en los representantes de la Tercera Edad

Es por todo ello, y con el objetivo de abrir horizontes de crecimiento y desarrollo que permitan mejorar la capacidad de los adultos mayores para enfrentar problemas de aceptar y adaptarse a los que les toca vivir, que nos motivamos a la realización del presente trabajo.

OBJETIVOS

1.- Identificar los problemas de salud que afectan a los ancianos y el manejo adecuado de los mismos

2.- Promover cambios de estilos de vida, hábitos y costumbres que favorezcan la salud

Diseño metodológico

Se realizó un estudio de intervención durante 1 año en el cual quedaron incluidos el Universo de los pacientes adultos mayores (1 785) de ambos sexos y sus familiares pertenecientes al Consejo popular Número 1 del Municipio Guanajay. La muestra se escogió mediante un muestreo intencional siguiendo las siguientes estrategias:

Muestreo por conveniencia: consistente en seleccionar los casos que se encuentran disponibles o por comodidad del investigador

Se tomaron como criterios de inclusión para la fase de intervención:

- Pertenecer al Consejo Popular Número 1 del Municipio Guanajay - Tener 60 años o más en el caso de los adultos mayores y tener más de 18 años en el caso de los familiares.

Se tomaron como criterios de exclusión:

- Presentar retraso mental en alguna de sus grados

Criterios de Salida:

- Fallecimiento o cambio de domicilio en el curso de la investigación.

- Abandono del estudio antes de finalizar por cualquier causa.

Quedando constituida por 23 ancianos en la Universidad de la Tercera Edad y de 28 individuos en la Atención a Grupos Específicos.

METODOLOGÍA

A partir de los datos obtenidos y con la utilización de la metodología cualitativa

(observación, lluvia de ideas, la entrevista no estructurada y grupo focal en el universo de ancianos y sus familiares), así como elaboración de resúmenes de cada grupo además del realizado por áreas, y un resumen global que es una síntesis de los resultados de los diferentes grupos relacionados con cada uno de los objetivos propuestos en el estudio.

Quedando definida la existencia de necesidades e intereses cognoscitivos en aspectos que permitieran esgrimir los argumentos necesarios para lograr el mejoramiento de la calidad de vida de la población

Análisis y discusión de los resultados

Análisis de ancianos y familiares

De acuerdo con el análisis de contenido realizado tanto de las exposiciones orales como de las escritas por los sujetos de nuestra investigación, pudimos conocer que la mayoría de los mismos identifican como uno de los problemas que con más frecuencia los afecta, la existencia de conflictos intergeneracionales en el seno de las familias provocados por una inadecuada comunicación entre sus miembros, reflejando así mismo desconocimiento de las etapas por las que esta transita y las crisis que las caracterizan y que se encuentran presentes en mayor o menor medida en todas las familias. El hecho de concientizar esta situación provocó en el grupo una mayor receptividad ante los diferentes mecanismos adoptados por los sujetos en sus situaciones particulares, llegando a ofrecer respuestas asertivas en el consenso final de la actividad. Reflejaron por una gran mayoría de los sujetos que los conocimientos adquiridos durante los encuentros fueron llevados a su práctica diaria dentro de las relaciones familiares e interpersonales a través de la expresión y comentario de situaciones por las que estaban atravesando y las respuestas ante las mismas: "…mi nieto anoche de forma brusca e impositiva quería ver un partido del Mundial de Fútbol de retransmisión sin importarle los intereses de los otros miembros de la casa, y tuve que llamarlo a la reflexión, pero lo que nunca había ocurrido es que llegáramos a un acuerdo luego de negociar y pudimos ver primero la novela y después el fútbol

"Me ayudó a reflexionar sobre como enfrentar mejor la vida o cualquier problema que tenga.

A pesar de todo lo expuesto anteriormente también se expresaron cuestiones que se deben mejorar y reclamos de los participantes como:

"El ejercicio del perdón debe ser menos fuerte cuando hay personas de la tercera edad".

Nos resulta de interés comprobar a través de todas estas expresiones que las entrevistas y temas abordados fueron de importancia para los participantes, puesto que al ser negociadas las mismas se pudieron abordar las necesidades sentidas de los mismos

Otra opinión que la mayoría expresó fue la necesidad del Adulto Mayor a llenar su espacio "…cuando al adulto mayor se le acaba el levantarse temprano, el salir diariamente a la calle, el tener la responsabilidad del trabajo diario, se va sintiendo un vacío en el cambio de vida; por lo que busca algo que llene este vacío, que es la utilización eficiente del tiempo libre, en estos momentos podemos decir que hemos encontrado motivaciones, conocimientos, vida activa, que nos hace conocer como vivir mejor ante los problemas y enfermedades, conocer otras personas, hacer nuevas amistades",

La reinserción social de los adultos mayores como partícipes directos en la construcción de la sociedad y en la participación familiar, sintiendo que tienen derecho a ser tenidos en cuenta y que la vida no concluye con la jubilación: "…En estos grupos de trabajo he encontrado el aliento necesario que ha estado estimulando la alegría inmensa de vivir, el placer que da adquirir nuevos conocimientos y un antídoto contra el tedio y el aburrimiento que es una enfermedad terrible parta los que como yo vamos desde la tercera edad para adelante".

"…Creemos que las experiencia recibidas en el trabajo con los grupos y en la Universidad para el Adulto Mayor constituyen una escuela que nos ayuda en gran medida a sentirnos más útiles, ser respetados, considerados y poder enfrentar esta etapa de nuestras vidas con una mayor calidad de vida".

TRABAJO CON GRUPOS.

Al realizar un análisis integral de los resultados obtenidos en el trabajo con ambos grupos pudimos constatar que las situaciones problémicas presentadas por ambos grupos son similares, así como las manifestaciones de sus necesidades sentidas en relación con aspectos tales como la comunicación, la convivencia familiar y la búsqueda de herramientas y alternativas que les permitan encontrar soluciones a sus propios conflictos.

Otro aspecto que constituyó una preocupante importante en la mayoría de los

participantes fue el relacionado con el tema de la jubilación, la utilización del "tiempo libre" y la importancia del aprovechamiento del mismo en función de el establecimiento de estilos de vida saludables, y el controvertido aspecto de la sexualidad en general y del adulto mayor en particular y su repercusión en el seno de las familias. Al respecto, debemos señalar que generalmente en ambos grupos la comprensión de la influencia negativa de los tabúes que repercuten en el desarrollo psicológico de los individuos y de las familias, La totalidad de los participantes coinciden en que esta forma interactiva han contribuido a que les resulte mucho más fácil compartirlos con sus familias, logrando incluso una comunicación asertiva con las otras generaciones,

Conclusiones

La utilización del marco de la Universidad de la Tercera Edad y el trabajo con Grupos específicos con el objetivo no solo de conocer las necesidades sentidas de la población en relación con los aspectos que según su criterio influyen en su cotidianeidad y por ende en el equilibrio de su estado de salud enfermedad, sino también para llevar a cabo un accionar que permita, teniendo en cuenta las particularidades de los grupos, dotarlos de herramientas para mejorar y solucionar muchos de los problemas que los afectan, con vistas a mejorar la calidad de vida de nuestra población.

Así, basándonos en los resultados obtenidos a través de la utilización de diversas técnicas de investigación cualitativas logramos así una mayor interiorización tanto de los debates como de los mecanismos de afrontamiento a los problemas, cuestiones estas que eran comentadas posteriormente por los integrantes de los grupos al referir en muchas ocasiones su aplicación práctica del conocimiento en su radio de acción.

Esto contribuyó a que los participantes expresaran criterios relacionados con una imagen más positiva y optimista de la ancianidad, mayor confianza en la posibilidad de dar solución a situaciones familiares que incluso en ocasiones databan de largos períodos sin solución, mayor cantidad de proyecciones hacia una mejor utilización del tiempo libre y la adopción de comportamientos mas saludables, elevación de la autoestima, entre otras manifestaciones que fueron prácticamente unánimes en los grupos; pero sobre todo lo que más los impactó fue el hecho de reconocer que no son "los únicos" que transitan por una situación determinada en el marco familiar.

Todos reconocen la necesidad de continuar este trabajo y convertirse en promotores de los conocimientos adquiridos, expresando la necesidad de hacerlos extensivos a otras Áreas de Salud.

Todo esto nos hace reafirmarnos cada vez más en el criterio de que en la búsqueda de soluciones a la problemática de la calidad de vida del adulto mayor se debe contar con la participación y apoyo de los ancianos, abordando la problemática desde su propia perspectiva, lo que nos ayudaría a identificar en gran medida sus necesidades sentidas y redundaría en su beneficio; no considerando solamente como indicadores para su evaluación los factores externos

Recomendaciones

Continuar realizando actividades de esta índole aprovechando el marco de la

Universidad de la Tercera Edad y del trabajo con grupos específicos, sin encasillarnos en esquemas preestablecidos ya que para lograr una mejor interiorización de los mensajes que se pretenden llevar a nuestra población se deben tener en cuenta otros códigos comunicativos en dependencia de las características de nuestro auditorio. Continuar el trabajo con estos grupos para poder constatar la repercusión alargo plazo de los conocimientos adquiridos por ellos en el cambio de estilos de vida y el impacto en la población.

Bibliografía

1. Ancianos en Cuba: la vida por delante. Disponible en:

http://www.trabajadores.co.cu (Revisado el 26-5-2011)

2. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa de Atención Integral al Adulto Mayor. 1996:1-3.

3. Cuba. Ministerio de Salud Pública, Objetivos, Propósitos y Directrices para

incrementar la Salud, de la Población Cubana. 1992-2000. La Habana MINSAP, 1992:1-19

4. Marín Larraín P Manual De Geriatría Universidad Chile. "Envejecimiento saludable". Disponible en:

http://escuela.med.puc.cl/publ/ManualGeritría/Geriat_M_0.2html (Revisado el 26-5-2011)

5. Psicología del envejecimiento. Disponible en: http://www.jcce.org.cu/libros/libros_3/ciencia3/156/htm/la (Revisado el 26-5-2011)

6. Malagón Cruz Y, Guevara González A. "Enfoques de la situación de salud del adulto mayor", Cuba. 2008. Centro de investigaciones del envejecimiento, longevidad y salud (CITED)

7. De la Paz M. Manual de Geriatría Universidad Chile. "Problemática Social en el Adulto Mayor. Capítulo II. Proceso de Envejecimiento: sus implicancias

biológicas y sociales". Disponible en: http://escuela.med.puc.cl/publ/ManualGeritría/Geriat_M_35html (Revisado el 26-5-2011)

8. Tiempo Libre como Calidad de Vida en el Adulto Mayor. Archivo del portal de recursos para estudiantes. Disponible en: www.robertexto.com (Revisado el 26-

5-2011)

9. Baztán Cortés JJ, González-Montalvo JI, Solano Jaurrieta JJ. Atención Sanitaria al anciano frágil: de la teoría a la evidencia científica. Medicina clínica. Vol. 115. Núm. 18. 2000

10. Santander Wannhoff W. Mejoramiento de la calidad de vida del adulto mayor: una responsabilidad de todos. UCN Virtual – Chile. Disponible en:

http://wwwced.ucn.cl/ucnvirtual/paper/adulto-mayor.htm (Revisado el 5-6-2011)

Anexos

ANEXO No. 1

GUÍA DE LA ENTREVISTA Y DEL GRUPO FOCAL:

??AREA FAMILIAR:

- Integrantes del núcleo.

- Tipo de relaciones entre los miembros de la familia.

- Con quien se tiene el mayor conflicto.

- Tipo de problemas que haya presenciado.

- Ejercicio de la autoridad y forma de ejercerla.

- Disciplina que se exige y forma de imponerla.

- Relaciones afectivas.

- Valores morales que se le inculcan.

- Valoración de las relaciones de conflicto y de cada uno de los sujetos.

??AREA SEXUAL:

- Experiencias en este sentido.

- Valoración de la relación.

- Incidencia que pueda tener su conducta sexual en cuanto a las normas morales de la sociedad.

- Valoración de las relaciones de pareja, si las equipara solo al aspecto del sexo.

??INTERESES Y MOTIVACIONES:

- Preferencias.

- Lugares a los que frecuentemente asiste.

- Características de los grupos de referencias.

- Aspiraciones.

- A que se dedica y por qué.

- Utilización del tiempo libre.

- Ocupación.

- Necesidades cognoscitivas

ANEXO 2

GUÍA DE OBSERVACIÓN:

La observación es la técnica que permite obtener información del individuo siendo importante en el caso de ser utilizada por el examinador, consignar adecuadamente aspectos tales como:

??EXPRESIÓN FACIAL: Seria, despreocupada, deprimida, risueña, huraña.

??POSTURA: apoyada o recostada, rígida (cohibida, tímida).

??CONDUCTA (COMPORTAMIENTO): intranquilo, rubor, sudoración, tics nervioso, fumar excesivo, gestos moderados, levantarse, caminar, gestos expansivos, sin gesticulación, ritmo (pasivo, activo).

??EXPRESIÓN ORAL: fácil, lenguaje (coherente), pausas (momento en que se producen), cambios bruscos en el tono de voz, velocidad del habla (regulado, rápido, atropellado, lento y tartamudez).

??APARIENCIA FÍSICA: higiene personal (B-R-M), arreglado, desaliñado, vestimenta (convencional, moderna, excéntrica), defectos físicos, malformaciones, tatuajes, cicatrices.

??ACTITUD ANTE LA ENTREVISTA Y LA ENCUESTA: despierta, rechazante, evasiva, temerosa, cooperadora, abierta, desafiante.

??ACTITUD ANTE EL EXAMINADOR: colaborador, tranquilo o intranquilo, temeroso, receloso, afable y hostil.

 

 

Autor:

Olga Lidia González Rodríguez

Leipsis Guzmán Cruz

Yuliet Rodríguez

Domingo Moya Chirole

*Prof. Msc. Lic en Enfermería

** Prof. Msc. Lic. en Enfermería

*** Prof. Msc. Lic. en Enfermería

*** Prof. Msc. Lic. en Enfermería

Facultad de Ciencias Medicas Artemisa

Monografias.com


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda