Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Primavera Arabe

Enviado por E.C.



  1. Introducción
  2. Primavera Árabe
  3. Análisis de factores que desencadenaron la Primavera Árabe
  4. Wikileaks
  5. Anonymous
  6. Túnez
  7. Egipto
  8. Libia
  9. Yemen
  10. Bahrein
  11. Argelia
  12. Siria
  13. Conclusiones
  14. Anexos

Introducción

El presente trabajo de investigación establece la razón fundamental de las Revoluciones árabes o la primavera árabe, que está definida como una serie de alzamientos populares que se han dado en los países principalmente de oriente y occidente, que surgen a partir del año 2010. Estas revoluciones tienen un fin laico y también, establecer repúblicas sin régimen de gobiernos autoritarios para promover la democracia, por tanto las protestas son de índole social y político, por tanto su gran inconformidad radica en un cierto sector de la población que esta contra el islamismo; ya que proporciona un sistema de represión extrema y brutal generando a si, la corrupción en todos los ámbitos.

Además, los que promueven dichas revoluciones han utilizado medios idóneos y actualizados que se pueden difundir a nivel mundial, como es la herramienta del internet que les permite realizar los comunicados de forma anónima por medio de diferentes redes sociales, para dar a conocer las realidades y problemáticas que enfrentan bajo dicho régimen del Islam, que no solo viola los derechos humanos de sus habitantes sino también genera marginación ante los demás países del mundo.

El sumo respeto a la jerarquía (política, religiosa, social...) en los países del medio oriente generó, en parte, a lo largo de los siglos líderes vitalicios, como dictadores o dirigentes políticos (presidentes, primer ministros, juntas militares) así como guías mesiánicos (jeques y familias poderosas). Contemporáneamente en el lapso entre el año 2010- al presente, países como Túnez dirigido por Ben Ali y la influencia de familias que tenían bajo su dominio la mayoría de recursos económicos; Egipto, bajo el gobierno de Mubarak; Libia, sometida bajo el yugo presidencial de Gadafi; Bahréin, Irak, Somalia, Marruecos, Kuwait, entre otros tuvieron cambios significativos en el contexto geopolítico.

En los tres primeros países en mención sus dirigentes fueron sustituidos, los gobiernos que mandaron por décadas fueron derrocados y sus líderes llevados a la justicia e incluso, en el caso de Libia, Gadafi fue perseguido y brutalmente asesinado. Los demás países a los que se hace alusión se encuentran en un periodo de cambios políticos y muchas familias y líderes que tienen bajo su dominio los recursos de las naciones se han visto obligados a librar de sus fortunas indemnización inimaginables en concepto de restablecer la estabilidad política y el bien común.

Este es el efecto del fenómeno denominado "La primavera árabe" los cambios no han sido pacíficos sino violentos y fruto del clamor de multitudes, mayoritariamente jóvenes, que se vuelcan a las calles para protestar en contra de las injusticias de sus gobiernos, la organización de estas multitudes se dio mediante las denominadas "redes sociales" es decir, mediante el uso de la informática, especialmente, el acceso móvil al internet.

OBJETIVOS

GENERAL:

  • Investigar las causas y consecuencias que generan las revoluciones democráticas denominadas árabes que se desarrollan desde año 2010.

ESPECIFICOS:

  • Mencionar los países del oriente y occidente que forman parte de la iniciativa revolucionaria llamada la primavera árabe.

  • Identificar los medios informáticos que han contribuidos en difundir el lanzamiento popular de los países árabes con intereses de la revolución.

Primavera Árabe

Las revoluciones y protestas en el mundo árabe de 2010 a 2012, denominadas por distintos medios como la Revolución democrática árabe o la Primavera árabe, consisten en una serie de alzamientos populares en los países árabes, principalmente del norte de África, calificados como revolución por la prensa internacional, que comenzó con la revolución tunecina. Aunque, varios expertos a nivel internacional, como Noam Chomsky, consideran las protestas de octubre de 2010 en el Sahara Occidental como el punto de partida de las revueltas. Son unas revueltas sin precedentes en el mundo árabe, ya que si bien en la historia de éste ha habido numerosas revoluciones laicas y republicanas, hasta ahora éstas se habían caracterizado por nacer a partir de golpes de Estado militares y dar paso a gobiernos en cierta medida autoritarios con o sin apoyo popular, en tanto que los acontecimientos actuales se caracterizan por un reclamo democrático, y de una mejora sustancial de las condiciones de vida. Por la naturaleza de sus protestas (libertades democráticas, cambios políticos, económicos y sociales), estas manifestaciones masivas empiezan a ser comparadas con las revoluciones de 1830, las de 1848 y las revoluciones en Europa del Este a partir de la caída del muro de Berlín en 1989.

Esta serie de protestas a favor de la democracia contrastó inicialmente con el silencio de la Unión Europea y con un apoyo relativamente grande desde Estados Unidos. El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, explicó la falta de respuesta europea aduciendo que eran Estados independientes y no colonias de Europa. La Unión Europea se reunió el 31 de enero de 2011 para decidir si apoyaba o no las revueltas populares en Túnez y Egipto; si bien endureció su postura frente a Hosni Mubarak, presidente de Egipto, abogó por una solución pacífica y no condenó su gobierno. Las primeras opiniones sobre la propagación de esta revolución desde Túnez a sus vecinos árabes no se deciden sobre su éxito, pero anuncian ciertas generalidades en los países tales como la autocracia y la actual capacidad de movilización del pueblo, según intelectuales y académicos como Azzedine Laayachi y Abdennour Benantar.

Las protestas han llegado a causar la convocatoria de manifestaciones democráticas en China, donde han sido rápidamente sofocadas.

Análisis de factores que desencadenaron la Primavera Árabe

a) Gerontocracias. Líderes con mucha antigüedad en el puesto, mayores, y en algunos casos gravemente enfermos, y con sistemas de sucesión casi monárquicos. Varios de los líderes afectados por las revueltas han tratado de colocar a sus descendientes en la carrera sucesoria, desde puestos importantes en los aparatos estatales en los que también fueron colocados a dedo. Cualquier proceso sucesorio genera una lucha de poder, a veces soterrada y otras veces más claramente definida. Esta situación afectaba a Túnez, Egipto, y tiene similitudes con Libia, Argelia, Siria y bastantes otros países.

b) Falta de libertades. Ausencia de democracia. Ausencia de posibilidades de participación ciudadana. Ausencia de derechos políticos, libertad de prensa. Y lo que pudiera ser más grave, la violación de derechos humanos.

c) Corrupción. La utilización de cargos públicos para lucrarse personalmente, y la huída del puesto (quizás en el mejor de los casos) saqueando las arcas públicas (si el saqueo no se ha realizado ya antes) En este campo es interesante señalar el papel que han jugado las filtraciones de wikileaks.

d) Desempleo. El cóctel explosivo se forma por la unión de una población joven, sin perspectivas y sin empleo, y que a través de medios de comunicación perciben unos estilos de vida mejores en los que podemos llamar "estados de derecho y bienestar".

e) Pobreza. Amplios colectivos que viven por debajo del umbral de pobreza.

f) Desigualdad. Consecuencia de algunos de los factores anteriores, hay una inexistencia de clases medias en muchos de los países afectados. La distribución de la renta es excesivamente inequitativa.

g) Precios de los alimentos. Podríamos señalar que en muchos casos estamos ante "revueltas del pan". Las subidas de precios de los cereales han llegado a ser de un 80% en 2010, mientras el paro se duplicaba en muchos países. Son muchas las causas, que exigirían un análisis independiente, pero entre ellas podemos señalar el incremento del consumo de los países emergentes, la utilización de cultivos para la producción de energía, el cambio climático, y la tremenda especulación de precios en los mercados de futuros.

h) Incremento de precios en general, de materias primas, de energía, etc.

Wikileaks

WikiLeaks (del inglés leak, «fuga», «goteo», «filtración [de información]») es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006, su actividad comenzó en julio de 2007 y desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos. Su creador fue Julian Assange. Está gestionado por The Sunshine Press.

La organización se ofrece a recibir filtraciones que desvelen comportamientos no éticos por parte de gobiernos, con énfasis en los países que considera tienen regímenes totalitarios, pero también de religiones y compañías de todo el mundo. Por el momento las actividades más destacadas de WikiLeaks se han centrado en la actividad exterior de los Estados Unidos, especialmente en relación con las guerras de Irak y de Afganistán.

WIKILEAKS Y EL PAPEL QUE DESEMPEÑO EN LA PRIMAVERA ARABE

El periódico Al Akhbar publicó cables en árabe desde el Líbano y también lo hizo el periódico Al-Masry al-Youm en Egipto, aunque el material que se público en Egipto durante el régimen de Mubarak, fue algo leve, debido a las amenazas que recibía ese periódico. Pero Al-Masry al-Youm presionó y publicó unos cuantos cables clave sobre el régimen de Túnez y sobre Ben Ali. Ahora, el argumento que se ha utilizado en varias ocasiones, incluyendo, por ejemplo, en el resultado electoral en Kenia en 2007, es que basta con contarle a la gente lo que ocurre, para que se enfade y se oponga.

Pero realmente la verdadera situación es mucho más rica e interesante. Más bien se trata de que sí, los manifestantes saben, la población comienza a saber lo que no se puede negar y también comienza a saber que Estados Unidos sabe, y Estados Unidos no puede negar lo que está ocurriendo en Túnez. Y luego, las élites dentro y fuera del país también se enteran de lo que ocurre en ese país y no pueden negarlo, así que se produjo una situación por la cual Estados Unidos no podía apoyar el régimen de Ben Ali e intervenir en una revolución de la forma que podría haberlo hecho. Tampoco era posible que Francia apoyara a Ben Ali o a otros socios como podría haberlo hecho.

Los cables sobre Túnez se difundieron por todo Internet y por otras vías, y los tradujo un pequeño grupo de Internet llamado TunisLeaks. Se presentaron varias facetas diferentes que todos podían ver y nadie podía negar sobre el régimen de Ben Ali: que el mismo era fundamentalmente corrupto. No es que la gente no lo supiera antes, pero se volvió algo innegable para todos, incluso para Estados Unidos. Y si Estados Unidos, o al menos el Departamento de Estado–según se podía interpretar- tenía que apoyar al ejército o a Ben Ali, probablemente iba a apoyar al ejército, a la clase militar, antes que a la clase política.

De modo que los activistas y el ejército creyeron que podrían lograrlo. Pero esto no era suficiente. Todo esto pasaba en el plano intelectual, marcaba una diferencia y suscitaba cosas en Túnez. Después, un joven técnico en computación de veintiséis años se prendió fuego, se inmoló el 16 de diciembre del año 2010. Fue hospitalizado, pero murió el 4 de enero. Y esa especie de frustración intelectual, irritación e innegable sed de cambio volcados a un acto emocional y físico en la calle, fue lo que cambió la ecuación. Hay otras cosas de tipo más bien sistémico que se estaban generando gradualmente: en Medio Oriente hay líderes ancianos cuyos regímenes a esta altura se estaban debilitando y cuya dirección intelectual disminuía; además estaba el mayor uso de la televisión satelital y la decisión del personal de la cadena Al Jazeera de filmar y transmitir las escenas de protestas en la calle.

La mayoría de las revoluciones empieza en una situación multitudinaria como ésta, donde el régimen todo el tiempo dice "esta es una voz marginal", "es una minoría" y "esta no es la opinión popular". Y lo que los medios hacen es censurar esas voces e impedir que la gente entienda que lo que según el estado es una minoría en realidad es la mayoría. Y cuando la gente se da cuenta que su opinión coincide con la de la mayoría de la gente, entonces entiende que físicamente tiene los números a su favor y que la mejor forma de demostrarlo es en una plaza pública. Es por eso que la plaza Tahrir en Egipto era tan importante, porque todos podían ver que eran mayoría.

Anonymous

Anonymous [?'n?n?m?s] (Anónimo o Anónimos en castellano) es un seudónimo utilizado mundialmente por diferentes grupos e individuos para —poniéndose o no de acuerdo con otros— realizar en su nombre acciones o publicaciones individuales o concertadas. Surgidos del imageboard 4chan, en un comienzo como un movimiento por diversión, desde el 2008 Anonymous se manifiesta en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, entre ellas, Scientology, servicios públicos, consorcios con presencia global y sociedades de derechos de autor. En sus inicios, los participantes actuaban solamente en Internet, pero entretanto desarrollan sus actividades también fuera de la red. Entre otros medios de acción de Anonymous, se cuentan las manifestaciones en las calles y los ataques de hackers.

Puesto que no existe una jerarquía —al menos ninguna evidente o reconocible— resulta en general difícil confirmar la autenticidad de las noticias o informaciones referentes a Anonymous. Asimismo, debido al anonimato, sucede que un único individuo puede producir noticias falsas e introducirlas como supuestamente auténticas de Anonymous.

Anonymous es una red de ciberactivistas, sobre todo de base europea. Un movimiento ciudadano de cultura digital, sin líderes ni voceros. Pero de potente voz. Detrás de la cual se esconden cientos de personas con máscaras del anarquista revolucionario de la novela gráfica V de Vendetta de Alan Moore, y que inspiró una conocida película del mismo nombre. Colapsaron las webs del gobierno tunecino en el marco del levantamiento ciudadano que lo hizo caer, lanzaron sus ataques cibernéticos hacia la web del partido Fine Gael de Irlanda y a las de los partidos políticos españoles como protesta ante la ley antidescarga, arremetieron contra los sitios de Visa, Mastercard, PayPal por haber actuado contra WikiLeaks.

"Lo notable de esas revueltas es que las consignas que movilizan a miles de personas en Túnez y Egipto son los derechos humanos y civiles, la democracia social y la justicia económica. Se trata de un programa democrático no ideológico"[1]

Túnez

En el caso de Túnez, la cantidad de turismo internacional y en especial europeo que recibía consiguió un mayor arraigamiento de las ideas occidentales; Túnez poseía, además, un gobierno menos restrictivo. Su economía estaba en manos de unas pocas familias oligarcas que asumían muchas de las filiales de grandes empresas extranjeras, especialmente francesas, que copaban los sectores turístico, financiero, distribución comercial, telecomunicaciones, seguros e industria. El gobierno de Ben Ali estaba además bien visto por la Unión Europea, con quien firmó un tratado de libre comercio en 2008, desplazando su industria allí debido a los bajos salarios tunecinos.

El régimen de Ben Ali había logrado un crecimiento sostenido pero concentrado en unas pocas clases ricas situadas en las costas norte y noreste, en tanto que el resto del país era pobre. Esta pobreza se acentuó a partir de la crisis económica de 2008, que redujo el empleo y los salarios. Los parados llegaron (en cifras oficiales, probablemente a la baja) a situarse entre el 20% y el 30% de la población del país, pero con un porcentaje del 60% entre los menores de 30 años, donde cerca del 75% de la población no supera esa edad; es importante contar aquí a las mujeres, que en Túnez no sufren la represión islámica de otros Estados. Así, probablemente la falta de expectativas de una vida decente para la juventud fue un detonante mayor que la carestía de los productos básicos.

Todo ello terminó desembocando en la inmolación a lo bonzo de un joven de 26 años, Mohamed Bouazizi, debido a sus problemas económicos, desatando una ola de manifestaciones en SidiBouzid que se extendió desde las periferias de Túnez hasta su misma capital y terminó por derrocar al gobierno. Otra particularidad de Túnez es que, al contrario que por ejemplo en Libia y Siria, su gobierno no había otorgado privilegios empresariales y cargos gubernamentales sistemáticamente al ejército. Éste se puso del lado del pueblo tunecino, desobedeciendo las órdenes de Ben Ali.

Egipto

El ascenso de Mubarak a la presidencia se produjo en octubre de 1981, después del asesinato de Anwar el-Sadat a manos de radicales islamistas durante el desarrollo de una parada militar, quienes consideraban que Sadat había cometido una traición al haber firmado un Tratado de Paz con Israel en Camp David en 1979.

La primavera árabe alcanzó a Egipto y a regañadientes tuvo que renunciar el presidente que se mantuvo en el poder con mano de hierro durante 30 años, prácticamente convertido en un dictador, habiendo convertido a Egipto en un estado policiaco, donde no se permitía la mínima oposición, además de haberse diseñado y aprobado una constitución política discriminatoria, anacrónica y cavernaria que vetaba la participación de la grandes mayorías en la vida política del país con el apoyo militar gigantesco de 1.300 millones de dólares anuales de los Estados Unidos.

El mariscal Mohamed Tantaui actual Jefe de la Junta Militar, estrecho colaborador de Mubarak durante décadas arrastra los pies hacia la transición egipcia y ahora el pueblo pide su alejamiento por las maniobras tramposas para perpetuarse en el poder y proteger los privilegios e intereses del conglomerado militar industrial existente en Egipto que solo beneficia a una pequeña elite.

En la primavera árabe en Egipto los militares cometieron toda clase de abusos peor que en la época de Mubarak, masacrando al pueblo que protesta y enjuiciando a 12.000 activistas que participaron en las protestas.

Entre ellos se encuentra encarcelado AlaaAbd El Fattah, activista por las libertades y los derechos humanos, quien es un programador informático que desempeñó un papel muy activo en las protestas de Tahrir, suya fue la idea del alumbramiento de las series TweetNadwa convertidas desde entonces en un importante instrumento de comunicación de los jóvenes combatientes egipcios, las mismas que tuvieron un rol trascendental para el desarrollo de los acontecimientos.

Libia

Muamar Gadafi murió más de 40 años después de tomar el poder en Libia y tras ocho meses de revolución y guerra contra su régimen dictatorial, el coronel fue asesinado por los rebeldes en Sirte, su ciudad natal.

El sátrapa imploró "clemencia", pero sus captores carecieron de ella. Golpes, insultos, empujones, una pistola en la sien... Numerosos vídeos grabados por los propios rebeldes dejaron patentes las humillaciones a las que sometieron al dictador libio y dieron la vuelta el mundo.

El cadáver de Gadafi y su hijo Mutassin fueron enterrados en un lugar secreto tras cinco días de exhibición. Saif al Islam Gadafi, el hijo predilecto del dictador, sería detenido el 19 de noviembre al sur del país.

Tras el fallecimiento del dictador, el Comité Nacional de Transición declaró la liberación del país. Días después, su primer ministerio, Abdurrahim El-Keiba nombró un gabinete destinado a integrar el mosaico de tribus que conforman el país, cada uno con sus propios intereses regionales. Sin embargo, algunos de los clanes de Libia ya han asegurado que no reconocen dicho gobierno.

Yemen

Animadas por el ejemplo de Túnez y Egipto, miles de personas se echaron a la calle en enero de 2011 para pedir cambios después de 32 años de Gobierno de AliAbdulaSaleh. Su partido, el Congreso General Popular, había intentado impulsar reformas constitucionales que le permitiesen gobernar de por vida, o bien, trasladar el poder a su hijo, jefe del cuerpo de élite del Ejército. A esta situación política se le sumaban las paupérrimas condiciones de vida: la mitad de los 23 millones de yemeníes viven con menos de dos dólares al día.

Las protestas contra el gobierno paralizaron Yemen durante diez meses. El país estuvo a punto de sufrir una guerra civil mientras Saleh prometía que iba a firmar un acuerdo de transición para negarse en el último minuto. Lo hizo en tres ocasiones, hasta que finalmente firmó este miércoles en Riad (Arabia Saudí) el esperado traspaso de poder acordado con los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudí, Omán, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein).

Saleh reiteró que su deseo "no era monopolizar el poder" ni que murieran personas en las revueltas contra su régimen y ha acusado a los partidos políticos de retrasar el traspaso porque se unieron a la oposición. También ha firmado un acuerdo de "garantías" para él y su familia, mediante el cual no serán perseguidos por la Justicia y podrá trasladarse a Nueva York para recibir tratamiento médico por las heridas sufridas en un atentado.

Bahrein

Bahréin, el pequeño estado petrolero de apenas 750 kilómetros cuadrados y menos de un millón de habitantes, vive una situación convulsa tras el levantamiento de la mayoría musulmana chií contra la minoría suní que sustenta a la dinastía de los Al Khalifa. Lo que comenzó como un remedo de la revuelta en Túnez —fin a la discriminación que padecen los chiíes en materia de empleo y vivienda— se ha convertido hoy en una reivindicación pura y dura del fin de la monarquía absoluta. Lo que venga detrás no tiene que ser, precisamente, un régimen de libertades para la minoría suní y el resto de las minorías.

Argelia

En Argelia las autoridades intentan sortear una primavera árabe al estilo de sus vecinos orientales, que derrocaron a las dictaduras y se adentraron por el camino de unas democracias en las que los islamistas son, por ahora, hegemónicos.

Más de 21,6 millones de argelinos, sobre una población de 36 millones, han sido convocados a las urnas para elegir una Asamblea Nacional Popular de 426 diputados encargada de enmendar la Constitución. Votarán bajo la supervisión, por primera vez, de 500 observadores internacionales.

El gran reto para el régimen es lograr una participación —en 2007 apenas llegó al 36%, pero ahora aspira a que alcance el 45%— que respalde sus recientes reformas, bastante superficiales, y contenga la progresión de los barbudos, sobre todo de aquellos más vehementes.

Prueba de que algo ha cambiado es que los socialdemócratas del Frente de Fuerzas Socialistas han renunciado a su tradicional boicoteo de las urnas y se presentan en casi todas las 48 circunscripciones electorales. "No se trata de apoyar a las autoridades sino de empujar hacia una transformación democrática y pacífica", declaró Mustafá Buchachi, uno de sus responsables.

La última vez que Argelia se adentró por la vía democrática, con las legislativas de 1991, los radicales islamistas del Frente Islámico de Salvación (FIS) estuvieron a punto de adueñarse del Parlamento. Les detuvo, en enero de 1992, un golpe de Estado militar que desembocó en una guerra civil larvada que se cobró 200.000 muertos.

Ahora "el régimen ha actuado con inteligencia porque ha levantado suavemente la tapa de la olla a presión", explica John Entelis, profesor de la Universidad de Fordham en Nueva York y buen conocedor del Magreb.

Siria

El país acumula problemas de todo tipo, especialmente económicos y demográficos (el petróleo se acaba, más del 40% de la población tiene menos de 15 años y pocas perspectivas de empleo), pero el más grave y antiguo se encuentra en la fractura religiosa. Tras la I Guerra Mundial, cuando desapareció el Imperio Otomano y el territorio sirio de la época (que incluía Líbano) quedó bajo control francés, la Administración colonial se apoyó en la minoría alauí, una secta chií que constituía apenas el 10% de la población y que no se mostraba tan reacia a la ocupación extranjera como la amplia mayoría suní (casi el 80%). La transformación de los alauíes en élite administrativa marcó el futuro de Siria.

El problema más grave es la división entre la élite alauí y la mayoría suní

La independencia, a partir de 1944, abrió camino a una sucesión de golpes de Estado. En 1963 el partido nacionalista árabe Baaz se convirtió en la principal fuerza política, y en 1970, tras el golpe de Estado del entonces ministro de Defensa, Hafez el Asad, en partido único. Asad hizo del Baaz, como Sadam Husein con el Baaz iraquí, el eje de un Estado totalitario. Con una característica especial: en todos los resortes del poder se situaba un alauí, como el propio Hafez el Asad.

Más del 40% de los sirios tiene menos de 15 años y el empleo escasea

Esa represión, que se unía a la practicada sistemáticamente contra los islamistas, redujo aún más la élite dirigente. El Asad convirtió el poder en un asunto familiar: la Guardia Republicana, el cuerpo militar más poderoso, quedó en manos de su hermano menor, Mahir; los dos principales servicios de espionaje interno, la Seguridad General y la Seguridad Militar, fueron asignados a su cuñado, Asef Shawkat.

El fin de la primavera y la evidencia de que la corrupción era consustancial al régimen, con Hafez o con su hijo, provocaron el divorcio entre el régimen y los pequeños empresarios urbanos que lo apoyaban. El joven presidente, un hombre al que se define como educado y amable y a la vez despiadado, no tuvo más remedio que aliarse con unos pocos grandes empresarios, convertidos en multimillonarios gracias a la tímida política de liberalización y privatizaciones. El símbolo de esa casta de magnates es RamiMakhlouf, primo de Bachar el Asad. Makhlouf, por encima del propio presidente, representa lo que más odian los manifestantes de Deraa.

Es imposible predecir qué ocurriría en Oriente Próximo si cayera el régimen sirio, algo por ahora improbable. Pero el vuelco sería, sin ninguna duda, el más importante desde la revolución islámica en Irán.

Conclusiones

Investigar sobre el tema de la primavera Árabe nos ayudó a conocer más sobre la serie de revueltas populares que acontecieron en varios países, principalmente aquellos del norte de África, así mismo la profunda transformación y modernización de las estructuras políticas, económicas y sociales, la ola de cambio que sacude ahora al mundo Árabe ha puesto fin a la falsa alternativa entre autocracia y teocracia que ha mantenido en los países árabes al margen del proceso de modernización global. Con sus protestas, la emergente población árabe ha derribado las bases sobre lo que se cimentaban las relaciones entre Oriente y Occidente, inaugurando un nuevo paradigma en las relaciones internacionales.

  • Túnez fue el país donde primero prendió con éxito la mecha de la insurrección

  • Tras la caída de Mubarak los egipcios protestan ahora contra el poder militar, que dirige el país

  • El peor parado de los dictadores árabes fue Gadafi, que terminó siendo asesinado en su ciudad natal.

  • Ali Abdula Saleh finalmente firmó un acuerdo de rendición en Arabia Saudí y ha traspasado el poder.

  • El surgimiento de Wikileaks como plataforma de información general de las actuaciones de los gobiernos sirvió para la llevar a la población el conocimiento de los hechos de corrupción de los dirigentes estatales.

Anexos

Monografias.com

PLAZA TAHRIR. EL CAIRO, EGIPTO

Monografias.com

 

 

Autor:

E.C.

 

[1] Salem, Paul, Revista Estrategia y Negocios, 1/2/201.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda