Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Elementos culturales que fundamentan los principales paradigmas de administradores de ONGs (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Dentro de estos paradigmas se encuentran: La teoría del subdesarrollo aplicada para los países del tercer mundo en la década de los años 1950, que explicaba el subdesarrollo por la falta de modernización y adopción de valores y normas de la vida moderna; la Teoría de la Dependencia, durante la década de los 60s, que explicó que la dependencia se origina del sistema económico imperialista mundial que obliga a la implementación de políticas liberales democráticas en los países subdesarrollados; la Teoría del Sistema Mundo: que explicó la existencia de un centro, una periferia y una subperiferia, el desarrollo se da por etapas civilizatorias, sobre la reagrupación de imperios y sobre nuevas divisiones internacionales del trabajo, que da como consecuencia el incremento de las masas marginales.

Desde el campo gubernamental, los paradigmas se conciben desde las políticas sociales y económicas que argumentan el modelo de intervención del Estado en la economía y en los asuntos sociales, para regularlo, promover el equilibrio y generar bienestar para la población. De aquí los modelos de un estado liberal, proteccionista, subsidiario, del bienestar o regulador.

De acuerdo al campo en que se aplica, los paradigmas no ven fronteras y se adoptan de una comunidad a otra. Ejemplo de esto puede mencionarse la aplicación de medidas de ajuste estructural y estabilización económica como modelos de desarrollo de los países capitalistas, liberales y de mercado aplicados fuertemente en Guatemala a partir de la década de los años 1980s.

Dentro de estos paradigmas de desarrollo, se encuentran los que han sido propuestos por la cooperación internacional, que posterior a la firma de la paz (1,996), se han aplicado planteamientos teóricos del desarrollo relacionados a conceptos, acciones e instrumentos metodológicos para potenciar el ejercicio pleno de la soberanía y de la libertad individual, tanto de agentes económicos como de la población civil, participación social, democracia participativa, empoderamiento, etc.

Desde el análisis y punto de vista de los autores "Cardarelli Y Rosenfeld (1998), las políticas sociales han mostrando una evolución histórica incorporando elementos contextuales (políticos, económicos e ideológicos – en torno a la idea de desarrollo-) en cada uno de estos momentos. El análisis se centra en las diferentes formas de participación que se han promovido en cada una de estas formas de intervención (la concepción y el alcance de la participación)"9/

Hablando paradigmáticamente, los autores dicen que en el país las políticas y programas sociales se han promovido desde distintos tipos de participación, pero todos han tenido un carácter restringido y marginal, entre ellos: La participación para la sobrevivencia, la participación localista, la neobeneficencia participativa, la participación privatizada y la participación enredada.

Los autores hablan de un cambio de paradigma, y este estaría centrado en la "Re-politización" de lo social, es decir que la Política Social debe promover la expansión de ciudadanía, de derechos y responsabilidades. En este sentido no encuentran que la vuelta a la Sociedad Civil sea la respuesta si no la Democracia (Democracia participativa).

Las Ongs no escapan de todos estos marcos ideológicos y de planteamientos paradigmáticos para promover el desarrollo; de hecho la cooperación internacional con quien se relacionan directamente trae implícita una ideología que obedece a una visión del desarrollo, lo cual se reproduce de alguna forma en lo local a través de las Asociaciones de Desarrollo y las Ongs.

Derivado de los elementos teóricos anteriores y para efectos del presente estudio, los paradigmas se definen como las creencias que llegan a aceptarse como verdades por personas individuales o por un grupo social en un momento determinado. Estas creencias han sido establecidas con base a ideas, emociones, experiencias y actitudes que se transforman en marcos conceptuales que orientan la actuación y el movimiento de las personas o de las organizaciones. Con ellas, las personas y las organizaciones ven, aprecian, comprenden, interpretan e intervienen en la realidad donde se desenvuelven.

Los paradigmas permiten una percepción determinada de la realidad a partir de la estructura cognoscitiva de los individuos forjada en una interacción constante con la cultura social, las experiencias y los conceptos aprendidos de otros individuos. Aplicado al administrador o gerente de la organización, el paradigma que éste tenga permite una forma de interpretación de los fenómenos organizacionales y sociales, lo que determina y orientan por lo general sus acciones que impactan la vida de la misma organización y de esta al contexto social.

Bajo esta mirada, los paradigmas definen la relación de los gerentes y administradores al interior de las organizaciones, y de estas últimas con los clientes o beneficiarios a quienes atienden. Cuando las percepciones son objetivas y condescendientes con la realidad, éstas pueden generar resultados positivos, empero si obedece a una serie de sutilezas distorsionadas de la realidad, los resultados no pueden más que alimentar grandes contradicciones no sólo de percepción, sino de acción y de resultados.

En esta dinámica, la influencia de la filosofía de vida prevaleciente en la cultura guatemalteca y de la región, influenciada por la cultura patriarcal y occidental se reproduce al interior de las organizaciones, lo que explica el porqué en mucho de los casos los gerentes asumen valores y comportamientos contrarios a los objetivos que persiguen y del porqué las condiciones de vida de las organizaciones está construida bajo modelos truncados de poca flexibilidad, poca participación efectiva, centralización y en algunos casos de abusos de poder, desconfianza y corrupción.

8. ADMINISTRADOR.

Para efectos del presente estudio, el administrador es sinónimo de director o gerente general, en el sentido de la función práctica que estos realizan en la organización, quienes ocupan el puesto máximo dentro de la estructura jerárquica, los responsables y/o representantes de la misma en lo técnico y operativo, sobre quienes recae la responsabilidad de orientar o administrar directamente los procesos humanos, físicos, materiales, programáticos, así como de otros recursos tangibles e intangibles de la organización, aun cuando ellos tengan o no que rendir cuentas de su actuación a una autoridad superior, que dentro del diseño organizativo de las ONGs corresponde generalmente a una junta directiva.

Dentro de la teoría administrativa existe una percepción bastante marcada en cuanto a considerar que el administrador es directamente responsable de los resultados generados por una organización, debido a que "alguien tiene que ser el responsable". No obstante, hay que considerar que si una organización como portadora de procesos sociales refleja las características mismas de la sociedad en la que se encuentra, los resultados generados por ella de una u otra forma han sido influenciado por factores tanto endógenos como exógenos provenientes de la misma cultura y ambiente organizacional, así como del contexto social donde dichas organizaciones se desenvuelven. Y así, el administrador, director o gerente juegan un papel discrecional, en el sentido de reproducir o no determinados valores, filosofía y comportamientos que se operan en la realidad; de esa cuenta, marcar la pauta en la construcción de la cultura organizacional de la misma organización.

9. LOS ESTILO GERENCIALES.

La gerencia organizativa es una actividad "realizada por seres humanos" y como tal, el estilo gerencial que asume un gerente o administrador al frente de una organización está fuertemente determinado por sus características personales. Elementos como el liderazgo, la capacidad de negociación, visión, asertividad y otras capacidades propias de los gerentes o administradores definen su estilo gerencial.

Los estilos de comportamiento gerencial al igual que los diversos paradigmas prevalecientes generan una determinada cultura en las organizaciones, así como definen el tipo de relaciones y consecuencias que afectan la estructura y comportamiento organizacional, al igual que el de las esferas de la realidad donde estas se desenvuelven.

El estilo gerencial juega un papel importante no sólo en la caracterización de la jerarquía de las organizaciones sino en la directriz que en ella se da en cuanto a las relaciones prevalecientes en los ambientes de trabajo, determinando en gran parte el éxito o fracaso de las mismas. Si el estilo gerencial es acorde a las necesidades y condiciones organizacionales se tendrán respuestas acertadas y producirán resultados satisfactorios; por el contrario cuando las características personales de los gerentes y administradores están influenciadas por prácticas hiperactivas, poco tolerantes, directivas, autoritarias, de desconfianza, poco transparentes y rígidas, estas generan efectos diferentes a los resultados esperados en las organizaciones, en su ambiente de trabajo y en el grado de motivación existente de las personas, como frecuentemente se observa en las situaciones y escenarios de la vida de organizaciones existentes en la sociedad y muy cercanamente en el occidente del país.

Dentro de la teoría organizacional existente, existen muchas teorías que explican el estilo de liderazgo de las personas en las organizaciones y su cercana relación con la administración, así mismo distintos enfoques para comprenderlo: enfoque del comportamiento, situacional o desde las características personales. Dentro de este último enfoque, el estilo gerencial es un fenómeno que se enfatiza de acuerdo al carisma que posee el gerente. De esa manera un administrador puede poseer y poner en práctica al dirigir todos los procesos organizativos un estilo de gerencia autocrático, democrático participativo, impositivo, persuasivo, informativo, liberal, delegatorio, etc.

Diseño metodológico

Para dar respuesta al problema de investigación y alcanzar los objetivos, se plantearon las siguientes estrategias y procedimientos:

  • DEFINICIÓN DEL TIPO DE INVESTIGACIÓN.

1.1 Según el tiempo de ocurrencia de los hechos y registro de la información, así como al período y secuencia de la investigación, el estudio fue prospectivo y transversal, debido a que los datos e información se recolectaron en un sólo momento, teniendo como propósito describir las variables y analizar su incidencia de forma simultánea.

1.2 De acuerdo al criterio de análisis y al alcance de los resultados, la investigación se definió descriptiva, debido a las siguientes razones:

  • a. Que fue un estudio que buscó primordialmente describir (medir y evaluar la manifestación del fenómeno, especificar propiedades o características), así como plantear posibles relaciones (no correlacionales) entre las variables involucradas.

  • b. Se centró en caracterizar y analizar los factores relacionados a los elementos culturales así como al planteamiento paradigmático y el comportamiento del administrador de las ONGs en la cultura organizacional. Midió e integró las mediciones de cada una de las variables del fenómeno estudiado, para decir cómo se manifiesta, principalmente en las organizaciones estudiadas, sin poseer el alcance para realizar predicciones o comprobar relaciones explicativas entre las mismas, tampoco de generalizar resultados. Debido a ello, es que sugirió la asociación de variables y nuevos conocimientos que son la base para otros tipos de estudios y nuevas hipótesis que conduzcan a otras investigaciones.

  • c. En el estudio se plantearon hipótesis descriptivas, y el diseño no fue enfocado primordialmente a su comprobación, sino a aportar información para la validez de las mismas.

La selección del tipo de estudio obedeció a los siguientes criterios del investigador:

El conocimiento que se tiene en el sector de las organizaciones no gubernamentales en la región y principalmente en los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, conocimiento en el área de trabajo comunitario, en el tema de la cultura, así como de acuerdo al tipo de problema que se investigó, el cual recogió la visión e intereses del investigador por conocer las variables involucradas y la utilidad de la información para generar reflexiones en distintos sectores, pero principalmente en los administradores de ONGs. Además, se tomaron en cuenta otros elementos importantes tales como las características que presentó el universo que consideró el estudio y que los elementos culturales y su relación con los paradigmas de los administradores de ONGs es un tema reciente, por tal razón el estudio se definió como un estudio inicial, tanto en el tema como en la profundidad del mismo para conocerlo.

  • DESCRIPCIÓN GENERAL DEL ÁREA DE ESTUDIO.

  • A. MUNICIPIO DE QUETZALTENANGO.

El municipio de Quetzaltenango, cabecera del departamento del mismo nombre, se encuentra ubicado en el altiplano occidental del país, con latitud 14° 50' y 22" y de longitud 91° 31' y 10", a unos 2,357 metros sobre el nivel del mar, lo que lo hace poseer un clima predominantemente frío.

El municipio posee una extensión territorial de 120 Kilómetros cuadrados, con una densidad de población de 1,250 habitantes por kilometro cuadrado, colinda al norte con los municipios de Olintepeque, la Esperanza (Quetzaltenango) y San Andrés Xecul (Totonicapán); al sur con los municipios de Zunil y El Palmar (Quetzaltenango); al este con los municipios de Zunil, Salcajá y Almolonga (Quetzaltenango); al oeste con los municipios de Concepción Chiquirichapa y San Mateo del mismo departamento.

El municipio cuenta con una ciudad compuesta por 11 zonas (área urbana), así como 13 cantones y 2 aldeas. De acuerdo a las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística, su población actual asciende a aproximadamente 150,000 habitantes, de los cuales el 48% de población es indígena, el 52.5% son mujeres y el 47.47% son hombres. No obstante, debido al flujo comercial y educativo que posee, se estima que el municipio incrementa su población en 30,000 habitantes más, lo cual es una población flotante originaria de otros poblados y departamentos ubicados en la región.

En cuanto a su nivel de vida, de acuerdo a la clasificación de los niveles de vulnerabilidad y calidad de vida de los habitantes, elaborado por SEGEPLAN en el año 2008, el municipio está clasificado dentro de la categoría muy alto en la calidad de vida, con bajos niveles de pobreza, acceso a servicios de salud, calidad de vivienda, seguridad alimentaria, bajo índice de marginación, abastecimiento de agua potable y servicios sanitarios, asistencia escolar y otros aspectos. Su nivel de analfabetismo es uno de más bajos a nivel nacional, 6%.

Por su actividad económica, política y cultural, Quetzaltenango es actualmente considerada la segunda ciudad más importante de Guatemala y "constituye el polo en torno al cual gira -en gran parte- la economía y actividad comercial del Altiplano mayoritariamente de origen maya. Es, en este sentido, una ciudad multicultural en la que los grupos sociales de origen maya constituyen un polo central hoy, tanto a nivel económico como comercial, a nivel profesional como a nivel político. Se trata, igualmente, de un polo cultural y artístico con autonomía propia y proyección internacional"10/

El idioma español es el predominante en el municipio de Quetzaltenango, principalmente en la zona urbana, y en una mínima parte aun se conserva la población que habla el idioma Kiche´. El municipio tiene diversos lugares con nombres en dicho idioma.

Quetzaltenango es uno de los principales centros de distribución de productos agrícolas provenientes de municipios y departamentos de la región suroccidental, convirtiendo a Quetzaltenango en un lugar estratégico para el comercio y los servicios, el turismo y la educación, principalmente en el nivel diversificado y universitario. En sector educativo, se estima que genera aproximadamente 230 millones de quetzales anuales, que representan un 12% del PIB Municipal de Quetzaltenango. También, existe una gran cantidad de escuelas de español, a las que asisten muchas personas extranjeras, máxime europeas y norteamericanas a aprender el idioma español.

La industria textil, licorera, inmobiliaria y de construcción también guardan cierto nivel de importancia a nivel municipal, departamental e incluso nacional, generando fuentes de empleo para la población así como intereses económicos para inversionistas empresariales de otras latitudes. Existen varios centros comerciales, colonias y condominios, lo que ha generado un fuerte impacto en el crecimiento económico del municipio y la generación de micropolos de desarrollo y movimiento comercial, al punto de urbanizar zonas que antes eran consideradas como rurales.

En el municipio, principalmente en el centro urbano, se ha desarrollado hoy en día una vida nocturna, concentrada en parte de su centro histórico, donde existe gran cantidad de restaurantes, bares y centros nocturnos, todo ello convirtiendo al municipio en un centro de concentración de diversas actividades para toda la región suroccidental del país.

En el municipio funcionan diversas instituciones públicas y privadas que trabajan por el desarrollo, entre ellas la Municipalidad, los COCODES, COMUDES, Ministerios del Gobierno Central, entre ellos, salud, educación, agricultura, etc., y diversas Organizaciones No Gubernamentales que ejecutan programas y proyectos de desarrollo.

Un hecho histórico que se recuerda en el municipio es que en el año 1822, Quetzaltenango formó parte del Estado de los Altos, junto a otros departamentos de la región occidental, y que en febrero de 1,840 fue reincorporado a Guatemala nuevamente, tras varias batallas entre el ejercito del Estado de los Altos y las fuerzas militares comandadas por el Presidente de Guatemala, Rafael Carrera. Luego de la derrota del Estado de los Altos, el 2 de abril de ese año (1840), fueron fusilados todos los miembros de la Municipalidad del Estado de los Altos, frente a lo que hoy es el edificio del extinto Banco de Occidente.

El municipio de Quetzaltenango cuenta con una metrópoli de construcciones con copias del estilo de edificios europeos, principalmente de Grecia. Así se construyeron el Edificio Rivera, el Pasaje Enríquez, el Banco de Occidente y la Casa de la Cultura.

  • B. MUNICIPIO DE TOTONICAPÁN

El municipio de Totonicapán, cabecera del Departamento del mismo nombre, cuenta con una extensión territorial de 328 Km2. Con una altitud de 2,495 Mts., sobre el nivel del mar, es calificado como uno de los lugares más fríos del país y uno de los tres poblados más altos de Centro América. Se ubica en la latitud 14º 54` 39" y en la longitud 91º 21` 38". Colinda al Norte con los municipios de Santa María Chiquimula, Momostenango y Patzité (Quiché); al sur con Nahualá y Sololá (Sololá); al este con Chichicastenango, Santa Cruz del Quiché y Patzité (Quiché); al Oeste con el municipio de San Francisco el Alto, San Cristóbal y Cantel (Quetzaltenango).

Con base a datos proyectados del Instituto Nacional de Estadística, la población del municipio de Totonicapán asciende actualmente a los 130,000 habitantes, con una densidad de población superior a los 380 habitantes por Km2. Estas cifras representan aproximadamente el 27% de la población total del departamento.

Según la distribución poblacional, el 46% se concentra en 4 zonas, tres colonias y varios parajes del área urbana del municipio, mientras el 54% en 48 cantones de la zona rural. De ellos, aproximadamente el 47% son hombres y el 53% son mujeres. El 94% pertenecen a la población indígena y el 6% corresponde a grupos no indígenas.

De acuerdo a la clasificación de los niveles de vulnerabilidad y calidad de vida de los habitantes, (SEGEPLAN/2008), la zona urbana del municipio se clasifica dentro de un nivel de vida medio, lo que permite a la población contar por una parte con los satisfactores necesarios para su vida, así como el acceso a servicios de salud, vivienda, seguridad alimentaria, abastecimiento de agua potable y servicios sanitarios, educación y otros aspectos fundamentales.

No obstante, pese a este indicador a nivel de municipio (zona urbana y rural), la realidad socioeconómica tiene otras manifestaciones desfavorables tales como un alto nivel de desnutrición y de mortalidad infantil, analfabetismo alrededor del 20%. Su indicador de pobreza se ubica actualmente alrededor del 50%, con una cifra superior al 10% en condiciones de pobreza extrema. (Datos relativamente inferiores a los promedios reflejados en el departamento donde la pobreza general alcanza el 75% y la pobreza extrema es superior al 50%).

En ese marco, en la zona urbana no se presenta una estructura socioeconómica homogénea como pudiera pensarse, sobresaliendo un nivel socioeconómico divergente, existiendo personas muy pobres, pobres y familias con una posición económicamente elevada. La zona urbana posee un nivel relativamente bajo en desarrollo económico y de muy poca dinámica de desarrollo industrial. La población se ocupa en alguna medida en actividades agrícolas, pero principalmente en actividades comerciales, manufactureras y artesanales. Las fuentes de empleo formal son muy escasas, por lo general lo propicia el sector público y privado.

El municipio de Totonicapán está ubicado en una región dotada de características particulares que la distinguen de otras zonas del territorio nacional. Estas características se aprecian en toda una variedad cultural y de recursos naturales. Por ejemplo, el municipio conserva una de las reservas naturales más importantes del país, consistente en un área boscosa natural con una extensión superior a los 21,000 Hectáreas, a través de la cual gira una organización social fuertemente institucionalizada, dada la importancia que este recurso tienen para la regulación del ciclo hidrológico y medio de vida de muchas familias, incluidas familias que radican en la zona urbana.

Históricamente, Totonicapán al igual que el territorio de Quetzaltenango, fueron territorios importantes del Reino K´iché. En ciertos acontecimientos, Totonicapán se manifestó contra de la estructura impositiva de la corona española, a tal punto que uno de los líderes kichés, Atanasio Tzul, en 1820 se coronó Rey, desconociendo así a las autoridades municipales y el régimen autoritario impuesto por los españoles. Al inicio del período independiente, juntamente con Quetzaltenango y otros departamentos del altiplano, formaron parte del Estado de los Altos, derivado de intereses y por diferencias políticas con Guatemala. Esta misma característica se ha mantenido durante la época independiente hasta nuestros días, al mostrar resistencia ante aspectos coyunturales y políticos que le afectan.

En el tema cultural, al igual que el municipio de Quetzaltenango, en la zona urbana del municipio se aprecia gran cantidad de valores, costumbres, tradiciones y prácticas de religiosidad popular que hacen del municipio una zona llena de vida cultural, principalmente heredados de la cultura Kiche y de su propia cosmogonía maya. El idioma predominante para la comunicación en la zona urbana es el español, a pesar de que existe una gran cantidad de personas que hablan el idioma kiche.

No obstante, al igual como otros rasgos de la cultura, tales como el traje indígena de las mujeres y el idioma materno, en la población joven del área urbana, se han ido perdiendo y dejado de practicar, influenciados por una cultura moderna y de contravalores a la cultura tradicional.

En lo referente a educación, Totonicapán cuenta con un recurso humano cuyo promedio de escolaridad no alcanza los 5 años de estudio. Situación que lo convierte notablemente en una fuente de recurso humano laboral de baja calificación. En cuanto a la oferta de servicios educativos en el municipio, estos se concentran principalmente en el sector primario. Existen escasas opciones educativas en el nivel de educación básica y diversificada. Esta falta de variedad de servicios educativos abarca tanto a establecimientos del sector público como privado, así como la oferta de carreras y especialidades profesionales, que reflejan poca atención de las necesidades sociales en cuanto a la preparación para el trabajo.

Esta característica del sistema educativo en la zona urbana del municipio es una de las razones por la cuales la población estudiantil busca en la ciudad de Quetzaltenango mejores opciones y oportunidades de desarrollo educativo.

En cuanto al sector institucional, en la zona urbana se concentran y funcionan la mayor parte de instituciones gubernamentales, así como algunas ONGs que por su capacidad económica e institucional, prestan sus servicios a la población utilizando una oficina. Las ONGs, participan dentro de una dinámica de trabajo por el desarrollo en su mayor parte desde sus propios enfoques, programas y proyectos, participando en alguna medida en esfuerzos colectivos o espacios tales como el Consejo de Desarrollo Municipal o algunas alianzas con las mismas ONGs, desde donde promueven programas y principalmente proyectos en beneficio de la población del municipio.

  • 3. DEFINICIÓN CONCEPTUAL Y OPERACIONAL DE VARIABLES

VARIABLES

DEFINICIÓN CONCEPTUAL

DIMENSIONES

DEFINICIÓN OPERACIONAL

Paradigmas de los administradores.

En el estudio se comprenden los paradigmas de los administradores como la construcción conformada por muchos elementos, ideas, emociones, experiencias, actitudes, percepciones, conocimientos y juicios adoptados como verdades y que se transforman en conceptos que rige las actuaciones de los administradores de las ONGs, además sirven para leer e interactuar con la realidad circundante para transformarla de acuerdo a un estilo gerencial o de liderazgo adoptado.

Fundamento legal ONGs, Estructura organizativa, planteamiento filosófico, estratégico, programático y operativo. Pensamiento, discursos/ publicaciones.

Conocimiento sobre su diseño organizativo.

Analizar y establecer la perspectiva teórica y filosófica, discursos de los administradores de ONGs en temas de desarrollo y percepción de la realidad cultural.

Encuesta de percepción de su estilo gerencial para identificar concepciones teóricas, conceptos, creencias y planteamientos asumidos como verdades que determinan la posición, acción, comportamiento y valores que asumen en el contexto institucional y social donde se desenvuelven los administradores.

Filosofía, valores, y comportamientos de una cultura Patriarcal.

Concepción del mundo con un sistema de vida que se ordena y reproduce sobre una base filosófica, social y política que valora el autoritarismo, el poder, la desconfianza, la competencia, uso de la fuerza, sometimiento de la naturaleza y de la mujer, así como la supremacía de los recursos materiales, el conocimiento, el capital sobre los elementos espirituales de la cultura.

Pensamiento ideológico y filosófico imperante en la región.

Realidad Cultural.

Realidad socioeconómica.

Realidad institucional (sector ONGs)

Revisión de literatura respecto a estudios sociales, paradigmas, educación y otros temas relacionados a la cultura e identidad en la región.

Encuesta de percepción del personal de Ongs sobre la cultura de la región.

Entrevistas a conocedores en el tema y población para establecer categorías, contenido de ideas, valores y conceptos relacionados al sistema de vida patriarcal y occidental, que han asimilado y puesto en práctica los gerentes de organizaciones no gubernamentales.

Paradigmas, posiciones personales y comportamientos que contradicen el planteamiento teórico de trabajo.

Se entiende como la manera de pensar, proceder de los administradores, directores o gerentes de las Ongs dentro de un entramado de posiciones, criterios, motivos e intereses personales que son la base subjetiva de su acción en relación con su ambiente organizacional de trabajo, contrarios al planteamiento teórico de unidad, participación, confianza, equidad de género que promueven en su discurso, programas y proyectos.

Fuentes bibliográficas

Opinión institucional

Opinión social

Encuesta dirigida a administradores de ONGs para establecer su estilo de liderazgo en las organizaciones.

Percepción de los trabajadores sobre el estilo de liderazgo del administrador de la Ong.

Percepción de trabajadores de ONGs para determinar si los administradores asumen comportamientos contrarios a su discurso.

Percepción de la población sobre práctica y comportamiento de los administradores de ONGs.

Influencia negativa en el clima y cultura organizacional, así como en los resultados que generan, en la desconfianza y débil imagen que la sociedad tiene de ellas.

Capacidad de (nutrir, alimentar, condicionar…), de alterar negativamente las percepciones, el pensamiento, actitudes, valores y comportamientos del personal de las Ongs en relación a los procesos de trabajo y laborales que ocurren en la organización, generando una percepción negativa de ellas por la sociedad, así como su debilitamiento y estancamiento institucional.

Principios, prácticas, posiciones, valores institucionales.

Percepción de la cultura institucional

Cuestionario de evaluación y medición del nivel de aplicación de creencias, principios, valores y comportamientos que fundamentan el clima y cultura organizacional, para poder caracterizar la misma.

Análisis de contenido de respuestas y comentarios de administradores y personal de las ONGs.

  • 4. DEFINICIÓN DEL UNIVERSO, POBLACIÓN Y MUESTRA

4.1 DEFINICIÓN DE UNIDADES DE ANÁLISIS

PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN

HIPÓTESIS

OBJETIVOS

UNIDAD DE ANÁLISIS

¿Qué elementos culturales fundamentan los principales paradigmas de los administradores de Ongs de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán?

Los principales paradigmas de los administradores de Organizaciones no gubernamentales de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán están fundamentados en la filosofía, valores y comportamientos de una cultura patriarcal que prevalece en la región.

Establecer la diferencia de opinión entre la población y los administradores de ONGs de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán respecto a los elementos culturales que fundamentan los principales paradigmas de los administradores de las ONGs.

Administradores de ONGs.

Grupo de hombres y mujeres de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán.

Grupo de expertos conocedores del tema para profundizar en el estudio.

Determinar si el estilo gerencial de los administradores de ONGs de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, están fundamentados por los valores, sistema de vida, ideas, filosofía y patrones de comportamiento de la cultura patriarcal.

Muestra de trabajadores de ONGs, que ocupan cargos de coordinación.

¿Será qué los paradigmas dominantes, prácticas y valores en el estilo gerencial de las ONGs del occidente están generando resultados contraproducentes en la cultura y ambiente organizacional así como los esperados por la sociedad?

Los administradores de las organizaciones no gubernamentales en los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán al interior de las organizaciones asumen posiciones, comportamientos y valores que contradicen su planteamiento teórico de trabajo donde se fomenta la unidad, equidad de género, inclusión, participación.

Evaluar la cultura organizacional del sector de las ONGs en los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, para la determinación de elementos de juicio que permitan la confirmación o desaprobación de la aplicabilidad de valores y prácticas ligadas a la cultura patriarcal por parte del administrador y del personal de dichas organizaciones.

Muestra selectiva de administradores y trabajadores hombres y mujeres que ocupan cargos de coordinación en las ONGs.

4.2 UNIVERSO.

El universo en la investigación comprendió a todos los administradores de ONGs de desarrollo que se encontraban funcionando en los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán en el momento del estudio, constituidas bajo una figura jurídica y legal según decreto ley No. 02-2003, que se dedicaban a promover programas y proyectos de desarrollo económico y social, entre ellos: Económico-financieros, proyectos de salud, programas y proyectos de educación, seguridad alimentaria, participación ciudadana, organización comunitaria, formación política y de liderazgo, proyectos productivos, medio ambiente y otros de similar naturaleza, financiados con recursos provenientes de donaciones internacionales o recursos del sector público.

Los trabajadores de ONGs comprendieron todas aquellas personas que sostenían una relación laboral con la organización, ocupando puestos de coordinación de áreas, departamentos, programas o proyectos, personal técnico, operativo y de campo, así mismo el personal administrativo, tales como contadores, secretarias y de servicio.

Por parte de la población, el universo comprendió a todas las personas hombres y mujeres mayores de 18 años de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, con educación diversificada, graduados en el nivel medio.

El grupo de expertos comprendió a todos los profesionales graduados de las ciencias sociales, económicas, y humanas, graduados universitarios con residencia en los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán.

4.3 DEFINICIÓN DE LA POBLACIÓN.

En el estudio, la población fueron los administradores de ONGs ubicados exclusivamente en las zonas urbanas de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, cuyas organizaciones se encontraban ejecutando programas y proyectos de desarrollo económico o social, financiados por la cooperación internacional o una institución pública, contaban con una estructura organizativa funcional, capacidad instalada, edificio propio o arrendado en el cual se localizaban sus oficinas de trabajo y lugar de concentración laboral, cuya estructura organizativa la conformaban un director, administrador o gerente general, coordinadores de departamentos, programas o áreas, personal técnico, de campo u operativos, todos bajo un sistema de contratación legal, que prestaban sus servicios de forma asalariada.

No se incluyó en la población ni en el estudio, los administradores de las organizaciones o fundaciones que se encontraban trabajando temas relacionados a aspectos puramente sociales tales como: asistencia a victimas de violencia, migrantes, niños de la calle, alcoholismo, beneficencia, etc. tampoco a organizaciones comunitarias, que aunque jurídicamente se definieron como una ONG, las mismas funcionaban bajo un modelo de organización puramente comunitaria cuyos integrantes eran quienes gestionaban apoyos para satisfacer directamente sus necesidades, sin trabajar para otros, no poseían capacidad para emplear laboralmente a otras personas, estaban funcionando en la casa de habitación de uno de los miembros de la asociación. Tampoco se contempló a otro tipo de organización comunitaria tal como los distintos comités pro-desarrollo, caminos, agua, etc. Que dentro de una comprensión general del termino "no gubernamental", estaban regidas bajo reglamentos propios del Ministerio de Gobernación y por el Código Civil, antes de la emisión del Decreto ley 02-2003 que rige a las ONGs.

Para los trabajadores de ONGs comprendieron las personas que ocupaban cargos o puestos de coordinación de departamentos, áreas o programas dentro de la estructura organizativa y funcional de la ONG. Personal que integraba el nivel intermedio de mando, táctico, encargado de ejecutar y verificar el cumplimiento de las decisiones del administrador y ser un enlace entre el nivel operativo y gerencial, así como los colaboradores de primer nivel del administrador o director de la ONG.

Para la población comprendió los profesionales hombres y mujeres mayores de edad, con profesión maestros de educación, con residencia en las zonas urbanas de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán.

Para el grupo de expertos conocedores del tema, la población constituyó a los profesionales con licenciatura en las ciencias económicas, sociales o humanas, con experiencia en el campo de las ONGs, experiencia en formación y capacitación, conocimiento de la cultura de la región y el tema de los paradigmas.

4.4 DISEÑO Y SELECCIÓN DE LA MUESTRA

La muestra fue no probabilística, selectiva, no aleatoria o como muchos autores la llaman por "conveniencia", entre ellas: 10 administradores o directores de 10 organizaciones no gubernamentales de desarrollo con sede y conocidas en las zonas urbanas de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, que se encontraban ejecutando programas y proyectos de desarrollo económico y social.

De estas mismas organizaciones, 20 muestras de coordinadores de áreas, departamentos o programas, hombres y/o mujeres.

20 muestras de población, 10 hombres y 10 mujeres mayores de 18 años, profesionales del nivel medio, específicamente maestros. 5 hombres y 5 mujeres de la zona urbana del municipio de Quetzaltenango, y 5 hombres y 5 mujeres del municipio de Totonicapán.

5 Sujetos muestra de expertos conocedores del tema, hombres y mujeres de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán, a quienes se les entrevistó para conocer su opinión en cuanto al tema estudiado.

El anterior diseño de muestreo se justificó debido a que en las zonas urbanas de los municipios de Quetzaltenango y Totonicapán es donde se encontraron las ONGs que reunieron las características esenciales y básicas que fueron definidas y tomadas en cuenta en el estudio. Así mismo, de acuerdo a los objetivos de la investigación y el diseño adoptado para la selección de la muestra, es como se escogió el segmento de población y la muestra de sujetos denominados expertos.

5. DESCRIPCIÓN DE LA METODOLOGÍA.

La investigación requirió de un proceso metodológico adecuado que se explica con las siguientes fases y etapas:

5.1 FASE PREPARATORIA Y DE ANÁLISIS.

Consistió en la recopilación de documentos relacionados al tema de investigación, lecturas varias, elaboración del diseño de investigación, presentación del mismo y revisión por parte del asesor para orientar el proyecto de investigación. Al mismo tiempo, se elaboraron los instrumentos de recopilación de información no bibliográfica, seguido de la revisión sistemática y análisis documental de trabajos previos y de temas relacionados a la investigación, que contribuyeron a la construcción del marco teórico y desarrollo del estudio.

5.2 ESTUDIO DE CAMPO.

Esta fase permitió la aplicación de las encuestas dirigida a los administradores y coordinadores de las organizaciones no gubernamentales. También incluyó las entrevistas a personas conocedoras del tema y opinión de un determinado sector de la población.

5.3 FASE DE ANÁLISIS Y SISTEMATIZACIÓN.

En esta fase se procedió a analizar y sistematizar la información recabada, para establecer los elementos que permitieron validar las hipótesis de trabajo planteadas en el estudio, lo que dio lugar a obtener las conclusiones y recomendaciones del mismo, que posterior a las revisiones y asesoría, permitió la elaboración preliminar del estudio realizado.

5.4 PRESENTACIÓN DE RESULTADOS.

La presentación de los resultados, se realizó mediante la elaboración del informe final de Tesis que fue presentada a las autoridades de posgrados de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Centro Universitario de Occidente, que luego de su revisión y posterior sustentación por parte del autor, se procedió a incorporar las recomendaciones sugeridas por parte del equipo revisor y examinador del trabajo de investigación, así como a la elaboración de una propuesta para fortalecer el estilo gerencial de los administradores, derivado del estudio.

5.5 PUBLICACIÓN.

Finalmente, esta ultima fase contempló la publicación del estudio y entrega de los resultados de la investigación tanto a las autoridades de la escuela de postgrado del Centro Universitario de Occidente, como a los administradores de las ONGs, comunicándoles con ello las conclusiones y reflexiones del estudio, así mismo la propuesta elaborada.

6. DEFINICIÓN DEL MÉTODO Y TÉCNICA DE RECOLECCIÓN DE DATOS.

Para la recolección de datos en el estudio se utilizó el método de la encuesta.

La información de los sujetos de estudio fue proporcionada por ellos mismo. A los administradores y trabajadores de ONGs (coordinadores de área), se recogió su opinión por medio de un cuestionario.

A la población y expertos por medio de una entrevista verbal, estructurada.

CAPÍTULO II

Descripción general del contexto regional

1. HISTORIA.

De acuerdo a lo que se sabe, luego de la desorganización del imperio maya y de la mezcla entre varias civilizaciones en la región mesoamericana, incluido el país de Guatemala, la región de occidente del país se fue poblando principalmente por los maya Quiches, Mames, Kaqchiqueles y Tzutuhiles.

Los Quiches estaban asentados en la ciudad de Gumarcaaj, hoy departamento del Quiché. Antes de la venida de los españoles se expandieron y ocuparon Totonicapán, así como regiones de Quetzaltenango, parte de Huehuetenango y Baja Verapaz. Los Quiches eran un pueblo guerrero, que tuvo gran resistencia en la lucha contra los españoles, los que después de crueles defensivas fueron derrotados en 1524 en una batalla en los llanos del Pinal en el Departamento de Quetzaltenango, lugar donde también perdiera la vida el Jefe Quiche Tecun Uman, considerado como héroe nacional. El fin de los Quiches llegó en un acontecimiento en Gumarcaaj, donde Pedro de Alvarado quemara vivos a los jefes Quiches, después de haberse enterado que los mismos querían matarlo.

Los maya mames por su parte, antiguamente ocuparon los departamento de Totonicapán, Quetzaltenango, San Marcos y Huehuetenango, departamentos que posteriormente tuvieron que abandonar debido a que los Quichés los expulsaron, y donde los mames se trasladaron a la región que tuvo como capital Zaculeu, en Huehuetenango. Los mames fue otro pueblo que jugó un papel importante en la defensa de los territorios indígenas a la llegada de los españoles, apoyando a los Quiches en las batallas, a pesar de las fuertes diferencias y rivalidad que tenían con ellos a raíz de la expansión territorial de estos últimos. Los españoles arremetieron contra los mames en su conquista después de la derrota final del reinado Quiche en Gumarcaaj y de que el conquistador Pedro de Alvarado recibiera ciertas informaciones en cuanto a que la idea del plan de asesinarlo en Gumarcaaj provenía inicialmente de Kaibil Balam, señor de los mames.

Los Kaqchiqueles y Tzutuhiles por su parte antiguamente formaban junto a los Quiches un sólo pueblo, para después dividirse, ocuparon regiones de Tec-pan y Sololá.

En la época Colonial, los pueblos de la región occidental de acuerdo a la división política administrativa del Reino de Guatemala impuesta por los colonizadores, generalmente se constituyeron en corregimientos y alcaldías, las que poco a poco fueron cambiando a su constitución como departamentos a partir del inicio de la época independiente. Por ejemplo, en 1,825 la Asamblea Constituyente del Estado de Guatemala, dividió el territorio del país en siete departamentos, siendo uno de ellos Suchitepéquez-Sololá. Posteriormente en 1,849 Suchitepéquez fue creado como un departamento aparte, luego en 1,872 se creó el departamento del Quiché desmembrando para ello el territorio de Sololá y Totonicapán. Por su parte Totonicapán por decreto No. 72 del 12 de agosto de 1872.

Estos departamentos en la época colonial siguieron jugando un papel muy importante en la historia del país. Por ejemplo, entre los hechos relevantes pueden mencionarse que en el territorio de Totonicapán estallaron los motines de indígenas más trascendentales del Reino de Guatemala que dieron origen a los hechos independentistas. Un suceso significativo de mencionar es que en julio de 1820, estalló una sublevación donde participaron los principales de Totonicapán. En la sublevación se desconoció a las autoridades españolas así como a sus mandatos que obligaban injustamente a tributar y realizar trabajos forzosos para la población. En este hecho participaron todos los municipios del departamento y fue encabezada por Atanasio Tzul a quien se le coronó como rey de los Quichés y por Lucas Aguilar. Desde entonces se reconoce a la cabecera como Ciudad Prócer.

Ya en la época independiente, en el período de los años 1822-1839 los departamentos de Quetzaltenango, San Marcos, Sololá, Totonicapán, Quiché, Retalhuleu y Suchitepéquez, intentaron formar el llamado Sexto Estado dentro de la Federación de las Provincias Unidas de Centro América, desconociendo al gobierno de Guatemala, y cuya capital fue Quetzaltenango. En este intento, el primer presidente de la Asamblea Constituyente de dicho Estado de Los Altos fue el Lic. Miguel Larreynaga, instalándose en la ciudad de Totonicapán desde el 27de diciembre de 1,838 hasta el 19 de enero de 1,839 cuando se traslado a la ciudad de Quetzaltenango.

Después de varios sucesos, incluyendo el envío de tropas de Los Altos para combatir a Francisco Morazán y la entrada de Rafael Carrera con sus tropas en la ciudad el 29 de enero de 1,849 se firmó un convenio en Antigua Guatemala entre el Presidente de la República de Guatemala, General don Mariano Paredes, y el general Agustín Guzmán, como representante del Poder Ejecutivo del Estado de Los Altos, donde se da por terminada la separación y los departamentos se reincorporaron a la República de Guatemala con iguales derechos y cargos de los demás departamentos.

2. UBICACIÓN.

La región occidental del país está integrada por los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán, San Marcos, Sololá y El Quiché. Departamentos que se encuentran ubicados en la región VI y VII, según la división geográfica y administrativa del país. En conjunto suman una extensión territorial de 16,241 kilómetros cuadrados, equivalentes al 15% del territorio. Agrupan a 101 municipios de un total de 332 que existen a nivel nacional.

Esta región del país está dotada de una serie de características naturales y sociales que la distinguen de zonas como la parte central, sur o del oriente del territorio nacional. Las características se aprecian en toda una variedad cultural, de actividades tradicionales como lo son las danzas, bailes y religiosidad, en actividades económicas y en recursos naturales que lo convierten en una zona estratégica para el país. La existencia de recursos minerales, agua, bosque con potencialidad forestal productiva, diversidad paisajística, poblaciones eminentemente indígenas, costumbres y tradiciones autóctonas y organización comunitaria, son parte de este matiz de vida propio de la región.

Dentro de la región predomina el clima frío, con excepción a pequeñas latitudes de clima templado en departamentos como Totonicapán, Quiché, Quetzaltenango y San Marcos. El suelo de la región posee características predominantemente altas y montañosas, de cadena volcánica y con terrenos quebrados, ondulaciones y pequeños planos, de ahí el nombre de "Altiplano Occidental", de vocación forestal y en menor grado agrícola.

El quehacer económico de la región es variado, por ejemplo en el área rural predomina una economía de subsistencia y autoconsumo, con modelos de producción artesanal, orientada al consumo familiar, al mercado local y en alguna medida al mercado regional. En las zonas urbanas se aglomeran personas con un sistema y nivel de vida, con cierta diferencia al área rural, pero también con un nivel relativamente bajo en desarrollo económico y social, así como de muy poca dinámica de desarrollo industrial. Por lo general se ocupan en actividades manufactureras, artesanales, comercio y de forma asalariada. Las fuentes de empleo formal son muy escasas, con frecuencia lo propicia el sector público y privado. En un alto porcentaje (más del 60%) la población se ocupa en el sector informal de la economía.

3. CARACTERISTICAS SOCIODEMOGRÁFICAS.

Con datos de fuentes oficiales, la región occidental posee una población actual estimada en 3 millones 575 mil habitantes, lo que representa el 25% del total de población del país. La presencia de la mujer es relativamente mayor al de los hombres en todos los departamentos y en conjunto reportan un 51.5%.

Con base al gráfico 01 puede apreciarse que la región occidental presenta una alta densidad de población, comparativamente del resto de regiones del país; en la mayoría de municipios se reportan datos que van de 126 a 274 habitantes por kilómetro cuadrado, y en algunos municipios como son las cabeceras departamentales y municipales, la densidad de población va de 275 a más de 6,000 habitantes por kilómetro cuadrado.

GRÁFICO No. 01

MAPA DE DENSIDAD DE POBLACIÓN

GUATEMALA 2009

En el cuadro (01), se apreciará que la tasas de fecundidad que se reportan en la región occidental del país son relativamente más altas que las reportadas en otras regiones, lo que significa que a nivel de población la región tiene y seguirá teniendo un crecimiento mayor de población en los siguientes años, principalmente en el área rural y en los grupos de población indígena.

Este incremento poblacional es otro problema, principalmente sino existe una planificación ordenada de su desarrollo que minimice sus efectos sobre los recursos naturales y el medio ambiente, anticipando con ello una fuerte presión sobre los recursos de la región y un notorio impacto sobre el medio ambiente; principalmente en departamentos con mayor concentración poblacional, regiones rurales pobres o en lugares donde los recursos naturales representan un atractivo para el saqueo y la depredación, como el caso de los bosques de Totonicapán. Además los fenómenos derivados de la contaminación, la producción de desechos tóxicos, el incremento en el consumo, la extensión y cambio de tierras con vocación forestal a agrícolas, así como el aumento en las demás necesidades humanas, económicas y sociales de la población, se convierten en una amenaza real para los ecosistemas y la vida de los bosques, ríos y lagos existentes en el Altiplano Occidental.

CUADRO NÚMERO 01

TASA GLOBAL DE FECUNDIDAD

GUATEMALA POR REGIONES AÑO 2008-2009

Orden

Región

Tasa de fecundidad

01

Metropolitana

2.7

02

Norte

4.4

03

Nor-oriente

3.4

04

Sur-oriente

3.0

05

Central

3.4

06

Sur-occidente

3.8

07

Nor-occidente

4.6

08

Peten

4.3

General

Área Urbana

2.9

Rural

4.2

Fte. Elaboración con base al Informe Nacional de Desarrollo/10. PNUD

La población de la región posee una identidad indígena maya en un (55%), y de forma particular, con excepción a Quetzaltenango y San Marcos, su población indígena es superior al 90%, predominando la población kiché, Mam, Kaqchikel y Tz"utujil, así como Ixil, Sipakapense, Sakapulteko, Uspanteko en menor grado.

GRÁFICO 02

Proporción Población Indígena por Departamento

GUATEMALA

En el grafico (02) puede apreciarse que el porcentaje de población indígena en la región va del 75% al 100%, lo cual representa un reto bastante grande al Estado, sobre todo debido a que la población indígena y rural es la que presenta mayores niveles de pobreza y vulnerabilidad en el país. De ello, se deriva la gran necesidad de que instituciones públicas y organizaciones de desarrollo privadas o no gubernamentales generen y pongan en práctica propuestas congruentes con la realidad de la región, mejoren en cuanto a calidad del gasto público y privado, así como se realicen esfuerzos por tener la presencia de instituciones de prestación de servicios de salud y educación con pertinencia cultural, diseñen acciones estratégicas y otras necesarias como lo son los procesos de dialogo y consenso para alcanzar el desarrollo con la participación de la población, dada la característica organizativa tradicional que existe en dichos departamentos.

En el mapa de abajo (gráfico 03) puede apreciarse este perfil poblacional de la región occidental de Guatemala, visto por el lado del origen étnico y de los idiomas que se hablan en la región.

GRÁFICO No. 3

MAPA LINGUÍSTICO DE GUATEMALA

Fte. 18 latitudes.org. Portal de África y América Latina

No obstante, en cuanto al idioma, pese a que se define la nación como multiétnica, pluricultural y multilingüe así como el compromiso político que el gobierno ha ido adquiriendo a partir de los Acuerdos de Paz firmados (en el año 1996), de implementar mecanismos para contrarrestar las exclusiones históricas que han sufrido los pueblos mayas, lo que incluye reformas educativas, políticas contra la discriminación, reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y sus formas de organización, promoción de la cultura, reforma educativa y educación bilingüe intercultural, según la UNESCO para el año 2009, en el Mapa Mundial de las Lenguas en peligro de extinción, se reporta que los 23 idiomas de Guatemala, corren el riesgo de perderse en el tiempo como ha ocurrido con otras lenguas en el mundo, principalmente aquellas que se hablan en grupos pequeños y que por falta de programas y políticas claras, se encuentran en estado de vulnerabilidad.

4. REALIDAD CULTURAL.

La realidad cultural de la región hace referencia al sentido de la vida desde todos los ámbitos de la existencia, a través de la cual la población haya su identidad, interpreta su realidad y encuentra las orientaciones para la construcción de su vida individual y colectiva. Sin embargo, hoy en día la cultura de la región presenta una fragilidad ante diversos fenómenos que amenazan con destruirla, fraccionarla o uniformizarla, dada la afirmación de una cultura modernizante propia de los procesos de globalización, alienación e influencia de otras culturas en todos los ámbitos de la vida social, política, económica y religiosa, que de una u otra forma niegan las diferencias culturales.

La realidad multiétnica en la región es algo que durante los últimos años se ha reafirmado cada vez más, a pesar de las muchas resistencias, de los paradigmas que han considerado a todo lo indígena como atrasado y de la presencia institucional y de un Estado centralista, débil, poco representativo y autoritario, que no refleja por lo menos en la práctica y de una forma profunda la realidad multiétnica, pruricultural y multilingüe de la sociedad.11/

La preocupación por la pérdida de identidad es una realidad manifestada principalmente por la dirigencia indígena e instituciones de desarrollo que trabajan con dicha población y en el occidente del país, en cuyo proceso ven un alejamiento de los valores culturales dada la influencia y la invasión cultural de la que es proclive la misma población maya, los no indígenas, ladinos, jóvenes, emigrantes, etc., al adoptar con mayor facilidad ideas, conductas y estilos de vida que afectan la realidad social y cultural de la población.

5. ENTORNO ORGANIZACIONAL ONGs.

En la zona que comprende el occidente del país, concretamente en lo que corresponde a los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Quiché y Sololá, de acuerdo a las fuentes de información disponibles (Dirección del Registro de Personas Jurídicas, del Ministerio de Gobernación y Registro Nacional de las Personas, RENAP), se estima que existen más de 1,00012/ organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo, ONGs. Estas organizaciones, se desenvuelven dentro de una región geográfica donde se concentran los mayores focos de pobreza general y pobreza extrema en el país, expresadas en condiciones desfavorables de vida en cuanto a desarrollo humano, tanto material como espiritual para la mayoría de la población, altos índices de analfabetismo, subempleo, indicadores desfavorables de salud, desnutrición infantil, limitaciones en cuanto a empleo y pocas oportunidades de desarrollo económico, político y social.

Esta realidad socioeconómica desfavorable, es la que propone la intervención y accionar de muchas organizaciones no gubernamentales, implementando programas y proyectos de desarrollo social y comunitario, en temas de organización, salud, educación, promoción de los derechos de la mujer, juventud y niñez, así como en proyectos económicos y de participación política-ciudadana.

A diferencia de lo que ocurre en países desarrollados, donde la existencia y el funcionamiento de las organizaciones no gubernamentales ha alcanzado un progreso elevado, a tal punto de que muchas de ellas, son autosostenibles, estas organizaciones en el occidente del país en un 99% requieren del apoyo económico y del financiamiento externo o estatal para su funcionamiento, lo cual influye para que sus modelos de intervención en la región sean cortoplacistas y con proyectos aislados sin mayor coordinación, así como dependientes de las políticas que dictan las entidades o países cooperantes del desarrollo que financian sus proyectos.

Las ONGs en su mayoría están desvinculados de los procesos comunitarios y sociales, por lo general, no cuentan con bases sólidas ni representativas, funcionan mediante una dirigencia vitalicia que resguarda sus intereses particulares y liderazgo logrados al interior de las mismas, que no se renueva ni transforma en cuanto a sus perspectivas teóricas y filosóficas, prácticas gerenciales y organizativas, paradigmas, métodos y propuestas de trabajo.

La cultura de corrupción también ha afectado a este sector, ya sea en el mal manejo de sus propios recursos o en su relación con instituciones públicas en la ejecución de proyectos, donde estas últimas han cooptado a sus dirigentes, con intereses y beneficios más institucionales o particulares, que para las comunidades por quienes trabajan.

Por otro lado, en el ambiente de las ONGs se vislumbran luchas de poder, competencia y críticas debido a la división en sus ideologías y discursos más que a su práctica. Impulsan procesos de formación social y participación dentro de una vida democrática débil y de un marco de país idealizado, y en no pocos casos han orientado sus esfuerzos hacia la formación de un liderazgo social y político, sin que en dichos procesos se alcancen los frutos deseados en el nivel individual y colectivo.

Los diferentes retos y desafíos que presenta actualmente la región, como por ejemplo el proceso de globalización y el desarrollo económico y social, lo asumen desde una posición conservadora, de resistencia o simplemente de protesta, más con métodos de trabajo y discursos repetitivos, que desde una mentalidad estratégica con propuestas novedosas, para enfrentar a una realidad regional y nacional que plantea cambios vertiginosos, nuevos y competitivos.

6. CONDICIONES SOCIOECONÓMICAS.

La realidad socioeconómica de la región se manifiesta con altos índices de pobreza, superior al 60% en pobreza general y 25% de pobreza extrema, con excepción al Departamento de Quetzaltenango, que reporta un nivel general cercano al 50% de pobreza general, y 10% de pobreza extrema, influido por el nivel relativamente mayor de desarrollo alcanzado en la cabecera departamental y algunos municipios cercanos.

De acuerdo a los mapas de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad alimentaria construidos por SEGEPLAN y el MAGA, los departamentos y municipios del occidente del país son quienes presentan mayores índices de pobreza a nivel nacional así como de inseguridad alimentaria. Las razones obedecen a factores estructurales históricos del país, exclusión, baja inversión pública así como a otros aspectos actuales como las alteraciones climáticas, que han afectado la producción y las cosechas, al cambio de modelos productivos y patrones económicos que aíslan a la población, principalmente rural en los motocultivos de baja productividad y rentabilidad, si por el lado económico se aprecia, así como en actividades artesanales y comerciales con restringidas oportunidades de desarrollo económico dentro del esquema de la economía nacional y del proceso de globalización existente en el mundo.

Al respecto, en el documento Vulnerabilidad de los Municipios y Calidad de Vida de sus Habitantes, editado por SEGEPLAN en el año 2008, se reporta un análisis multivariado de la calidad de vida de los habitantes de los municipios del país, tomando en cuenta variables como porcentajes de pobreza general y extrema, índice de vulnerabilidad alimentaría, índice de marginación, calidad de vivienda, hacinamiento, abastecimiento de agua potable, servicios sanitarios, asistencia escolar, precariedad ocupacional y retardo en talla, teniendo como resultado 5 rangos o niveles de calidad de vida de los habitantes de los municipios de la república, siendo estos muy baja, baja, medio, alto y muy alto.

En la región se establecieron los siguientes rangos: Municipios con niveles de vida muy bajos 23, principalmente en los departamentos de Totonicapán (4), San Marcos (4) y Quiché (11). Calidad de vida bajo 30 municipios, representativamente en los departamentos de Sololá (7), San Marcos 9, Quetzaltenango (5) y Quiché (8). Calidad de vida medio 21 municipios, representativamente en los departamentos de Quetzaltenango, (5), San Marcos (8), Totonicapán (3). Calidad de vida alto 17 municipios, representativamente Quetzaltenango (7), San Marcos (6) y Sololá (3). Y finalmente calidad de vida muy alto 10 municipios en la región, estando estos en Quetzaltenango (5), siendo la cabecera departamental, Sibilia, San Mateo, La Esperanza y Salcajá; San Marcos (2), en la cabecera departamental y el Municipio de Ayutla; Sololá (3) siendo los municipios de Panajachel, Santa María Visitación y San Andrés Semetabaj.

CUADRO NÚMERO 02

CALIDAD DE VIDA

REGIÓN OCCIDENTAL 2008

Departamento municipios /Calidad de vida

Muy Bajo

Bajo

Medio

Alto

Muy Alto

Suman total municipios

Sololá

2

7

4

3

3

19

Totonicapán

4

1

3

0

0

8

Quetzaltenango

2

5

5

7

5

24

San Marcos

4

9

8

6

2

29

Quiché

11

8

1

1

0

21

Suman

23

30

21

17

10

101

Fte. Elaboración en base a Vulnerabilidad de los Municipios y Calidad de Vida de sus Habitantes. SEGEPLAN 2008.

Por el lado de los ingresos, dentro del segmento de población que se encuentran en la zona urbana de los departamentos, el nivel socioeconómico de buena parte de los habitantes de la región, se considera medio, (aunque a juzgar por algunas condiciones generales, existen familias con niveles de ingreso sumamente altos, quienes poseen capacidad productiva, financiera, negocios grandes, capital y mejores oportunidades de desarrollo). De esta cuenta, y tomando como referencia datos nacionales, el informe Nacional de Desarrollo Humano (PNUD. 2005), en cuanto a lo económico afirma que el promedio de ingresos para las zonas urbanas a nivel nacional, es de Q1,896.00, superior en más de un cien por ciento de Q861.00 para el área rural. Ahora, mediante la clasificación de estratos sociales, la zona urbana se encuentra dentro de los estratos medio y medio bajo, que cuentan con ingresos que van desde los Q. 1,385.00 a los Q. 2,202.00. Y dentro de un porcentaje menor un estrato alto con ingresos hasta los Q. 5,759.00. Estos datos para los que en la actualidad no habrán variado mucho dado el comportamiento del salario mínimo así como la estabilidad del salario en el mediado plazo, sirven como referencia para determinar las condiciones particulares de vida dentro de la reproducción de un sistema y modelo de desarrollo económico nacional concentrador y sustentado en una estructura socioeconómica desigual y excluyente, bajo un orden jurídico político que no responde a las necesidades reales de la mayoría de la población.

En lo referente a educación, la región occidental cuenta con una población que refleja de manera general un 25% de analfabetismo, un recurso humano cuyo promedio de escolaridad no alcanza los 5 años de estudio, situación que lo convierte notablemente en una fuente de recurso humano laboral de baja calificación y de muy baja productividad.

En los gráficos 04 se reportan los niveles de alfabetismo en la región a nivel general y, en el gráfico 05 entre hombres y mujeres; donde a excepción del departamento de Sololá, los demás departamentos de la región reflejan que los hombres han tenido mayor oportunidad de aprender a leer y escribir, que las mujeres.

GRÁFICO No. 04

NIVELES DE ALFABETISMO EN LA REGIÓN OCCIDENTAL

EN PORCENTAJES AÑO 2009

Fte. IDH/2009-2010. PNUD

GRÁFICO No. 05

NIVELES DE ALFABETISMO EN LA REGIÓN OCCIDENTAL

HOMBRES Y MUJERES

EN PORCENTAJES AÑO 2009

Monografias.com

Fte. IDH/2009-2010. PNUD

A pesar de la relativa importancia que el gobierno actual ha otorgado a la educación pública, principalmente primaria, actualmente se ha alcanzado una plena cobertura del sector en la región, no obstante, existe déficit en cuanto a la educación en el nivel medio. En el nivel básico se estima que el 69% de las personas de 13 a 15 años de edad no asisten a recibir instrucción básica en institutos y colegios que existen en la región. En cuanto a la educación diversificada, es el 85%, es decir que los jóvenes de 15 a 18 años que se encuentran inscritos en alguna carrera profesional únicamente representan el 15%. Estas cifras evidencian que un alto porcentaje de la población ni siquiera posee una suficiente educación elemental, sistemática y básica, por lo que se supone las actividades laborales, económicas, comerciales, sociales, culturales y de otra naturaleza son poco especializadas y competitivas en la región, lo cual supone un serio desafío al sistema educativo de la educación escolar tanto pública como privada, la que debe ser acorde a las condiciones sociolingüísticas de la población, y al desarrollo de las vocaciones y profesiones requeridas según los desafíos laborales y económicos que se presentan en el contexto nacional y de los departamentos que se ubican en la región occidental.

CUADRO NÚMERO 03

TASA NETA DE ESCOLARIDAD

REGIÓN OCCIDENTAL, EN PORCENTAJES

2008

Departamento/Nivel

Pre- prim.

Prim.

Bás.

Div.

Sololá

53.2

93.5

33.0

13.0

Totonicapán

45.4

91.5

26.5

4.8

Quetzaltenango

55.4

105.5

47.5

33.3

San Marcos

47.3

102.0

32.2

13.6

Quiché

36.1

87.9

18.3

8.6

Fte. Informe de Desarrollo Humano PNUD/2010.

Como se aprecia en el cuadro 03, las tasas de escolaridad básica y diversificada son relativamente bajas en la región, existiendo una demanda insatisfecha superior al 68% en el nivel básico y superior al 85% en el nivel diversifico, si se considera por el lado de la no cobertura de los servicios educativos.

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Administracion y Finanzas

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.