Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Crisis Financiera




Partes: 1, 2

  1. Objeto de la investigación
  2. Introducción
  3. La crisis financiera de los Estados Unidos
  4. Principales efectos de la crisis financiera
  5. Propuestas desde América latina y el Caribe para hacer frente a la crisis financiera global
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

Objeto de la investigación

El objetivo principal de la presente investigación es analizar la crisis financiera generada en los Estados Unidos, en el año 2008 y demostrar que las causas de su estallido son estructurales, evidenciándose un agotamiento del sistema capitalista mundial y de sus políticas promovidas, en especial, la liberación financiera impuesta por los Estados sin ningún tipo de regulación. Para abordar esta investigación fueron planteados los siguientes temas:

Introducción. Define los elementos conceptuales de la crisis financiera, concepto, las interpretaciones de tipo coyuntural y estructural otorgada al mismo y las consecuencias que pudieran derivarse de este fenómeno.

Tema 1. Estudia la crisis financiera de los Estados Unidos, las diferentes explicaciones suministradas sobre el estallido de esta crisis, la quiebra de instituciones financieras y la intervención realizada por el gobierno norteamericano para salvar a la banca y recapitalizar el colapso del sistema financiero de ese país. También recoge las apreciaciones proporcionadas por diferentes autores sobre la crisis financiera.

Tema 2. Explica los efectos de la crisis financiera en diferentes sectores de América Latina y el Caribe, su impacto en la República Bolivariana de Venezuela y en los países europeos más afectados, tales como: Grecia, Italia, España y Francia. La última reunión del G-8, celebrada en el mes de mayo en los Estados Unidos, también es considerada en este capitulo.

Tema 3. Describe las propuestas y medidas que desde América Latina y el Caribe son sugeridas para hacerle frente a la crisis financiera global. Para ello, hemos tomado como referencia algunas conferencias, foros y sistemas de integración: Respuestas del Sur frente a la Crisis Económica Mundial (2008); Foro Social Mundial (2012); Mercosur, ALBA, Unasur y CELAC

Conclusiones. Aborda los resultados obtenidos de la investigación y las apreciaciones más importantes que pudieran sacarse de esta crisis y de las políticas promovidas por el capitalismo a nivel mundial.

Introducción

Antes de referirnos a los aspectos medulares de la crisis estructural mundial, relacionada con el ámbito financiero, definamos que entendemos por una crisis financiera. De acuerdo con las definiciones desarrolladas, se considera crisis al conjunto de eventos o perturbaciones que pueden alterar la eficacia de un sistema financiero en el cumplimiento de sus funciones básicas. Una crisis financiera puede ser originada por factores macroeconómicos (Argentina en 2001), por factores externos a través del denominado contagio (América Latina en 1994 y Sudeste Asiático en 1997), o bien puede tener su origen en el sector bancario, como parece ocurrir en la coyuntura actual. (Loretan 1999)*.

El concepto de crisis ha sido analizado partiendo de dos interpretaciones diferentes. La primera, de carácter coyuntural, hace referencia al momento en el que ocurre un quiebre dentro de la evolución de un ciclo capitalista (el paso de la expansión a la a la depresión), tal y como ocurrió en la crisis de 1929, cuando el derrumbe financiero de ese año, condujo a la gran depresión de los años treinta del siglo XX. La segunda, de carácter estructural, el concepto de sistema histórico el cual pude ser interpretado en dos sentidos: 1) El concepto de crisis coincidiría con las crisis cíclicas que señalan la transición desde un régimen de acumulación de capital agotado hacia otro que nace después de realizados los cambios estructurales. En este caso, la superación de la crisis se cumple dentro del propio sistema capitalista, como ha venido sucediendo históricamente hasta el presente, 2) El sistema histórico no es sólo económico, sino que abarca todo el orden civilizatorio, marchando hacia una muerte violenta*.

Entre las consecuencias que puede generar una crisis destacan: disminución de la inversión productiva y el aumento del desempleo, pero si además tiene su origen en una crisis bancaria, podemos añadir la pérdida de confianza en el sistema financiero, la destrucción de masa monetaria ("dinero bancario") y el posible contagio a entidades de crédito solventes a través de los sistemas de pagos, donde todas las entidades están interrelacionadas.

TEMA 1:

La crisis financiera de los Estados Unidos

La historia de las principales crisis bancarias desde 1929 demuestra que la regulación de este sector es más lenta que la denominada innovación financiera y que suele estar motivada por crisis bancarias que manifiestan las debilidades de la regulación en este sector. Una de las crisis financieras mas reciente fue la generada en los Estados Unidos en el año 2008. Algunas de las explicaciones suministradas sobre su estallido son las siguientes: los bajos niveles de las tasas de interés establecidos por el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos; la actitud calificada de irresponsable de los bancos privados que prestaron desmedidamente, sin tomar en consideración el grado de solvencia de los prestatarios y el aprovechamiento de las bajas tasas de interés por parte de los solicitantes de crédito del sector inmobiliario. Sin embargo, detrás de estas razones existen otros intereses, señalados por el autor Armando Córdova* que bien merecen mencionarse:

-Detrás de la políticas adoptadas por la Reserva Federal de bajar la tasa de interés, la explicación suministrada es que fue necesario reactivar los mercados de consumo, considerados en la última década para la economía real, el motor fundamental de la actividad económica de ese país, hasta el punto que las tasas de ahorro de la economía había alcanzado valores negativos durante la última década.

-Los bancos fueron liberales con los solicitantes de crédito, en especial los correspondientes al mercado inmobiliario, porque agruparon a prestatarios solventes e insolventes en unos nuevos papeles combinados de bolsa, los llamados derivados, que vendieron en la bolsa a valores altamente especulativos.

Entre los años 2001 a 2006, los precios de dichos instrumentos se duplicaron subieron de 100 a 200, originando la creación de una burbuja financiera, que estalló el 8 de septiembre de 2008. Los bancos habían estafado a los compradores de sus derivados y quedaron claramente al descubierto cuando, tras la caída de los precios de las viviendas a sus valores reales, las deudas de sus prestamistas insolventes se convirtieron en lo que luego se calificó de activos tóxicos.

Los bancos experimentaron severas pérdidas, hasta llegar a situaciones de insolvencia, como fue el caso de Bear Stearns que en marzo de 2008, tuvo que ser adquirido por JPMorgan después de producirse el desplome del valor de sus acciones. Posteriormente quebró Lehman Brothers, y otro de los grandes bancos de inversión, Merrill Lych, tuvo que ser absorbido por Bank of America.

Una de las respuestas más inmediata del gobierno norteamericano para tratar de paliar crisis fue la inyección de cientos de miles de millones de dólares. El presidente George Bush, conjuntamente con Henry Paulson, ex Secretario del Tesoro de Estados Unidos, destinaron 700 mil millones de dólares (mdd), a través de su Programa de Rescate de los Activos en Quiebra, para recapitalizar el colapsado sistema financiero de ese país.

1.1.-Diferentes apreciaciones sobre la Crisis Financiera

Además de las llamadas hipotecas subprime citada como el principal origen de la crisis financiera, generada en los Estados Unidos, otros autores han tratado de explicar sus causas partiendo de un análisis que abarca el funcionamiento del sistema capitalista y de las políticas promovidas por éste en el ámbito financiero.

-Joseph Stiglitz: Este autor responsabiliza de la desestabilización del mercado financiero mundial a la desregularización iniciada por los Estados Unidos y Gran Bretaña en los años ochenta. A su juicio un gran número de países y los organismos multilaterales, especialmente el FMI, asumieron como dogma la desregularización financiera, sin preocuparse por el exceso de riesgo sistémico que potencialmente encerraba y las graves consecuencias económicas que esto pudiera generar*.

-Armando Córdova: El autor considera que estamos en los albores del desarrollo de un fenómeno de una complejidad no conocida hasta ahora en la historia del desarrollo capitalista mundial y que exige el más cuidadoso seguimiento, tanto de su evolución como fenómeno global, para argumentar esta idea expone, entre otros, los siguientes planteamientos: 1) Esta crisis parece ser más compleja y profunda que las anteriores, no sólo en si misma, sino porque se desarrolla en forma coincidente con otros problemas globales, económicos y no económicos (crisis ecológica, contradicción centro-periferia, diferencias ideológico-religiosas y políticas, surgimiento de nuevas enfermedades, etc; 2) El estallido de la crisis y sus consecuentes desarrollos, financieros y reales, tienen su explicación en una razón más profunda de carácter estructural: el agotamiento del régimen de acumulación de capital neoliberal monetarista y globalizador, iniciado en 1974 y su incapacidad para resolver sus contradicciones internas y externas*.

-Humberto Márquez Covarrubias: Sintetiza las diferentes explicaciones otorgada a la crisis agrupándolas en tres corrientes: La primera: visión convencional u ortodoxa desde la óptica neoclásico y neoliberal, el llamado pensamiento único, se ampara en la idea de que la crisis es un fenómeno localizado, sectorizado y de corto plazo, con la atenuante de que su respuesta plantea el rescate de los grandes capitales por el Estado, sin importar que esta disposición contravenga su ideología neoconservadora; La segunda, que aglutina a la perspectiva heterodoxa, brinda cobijo a posiciones neokeynesianas y socialdemócratas, es decir, cubre el espectro político de centro izquierda, aunque tiene puntos de coincidencia en la caracterización de la crisis con la visión dominante en el sentido de que se trata de un fenómeno localizado, sectorizado y coyuntural, sólo que atribuye la responsabilidad a la desregulación neoliberal y a la codicia del capital financiero, por lo que reclama la implementación de nuevas regulaciones y una mayor participación del Estado en las tareas de la promoción del desarrollo, pese a que hace una crítica matizada al neoliberalismo no cuestiona los fundamentos del capitalismo. Su propuesta, en todo caso, pretende rescatar o reformar al capitalismo neoliberal. La tercera corriente, es crítica y caracteriza a la crisis, desde distintos ángulos, como estructura, sistémica y civilizatoria, además de que le coloca los atributos de global, multidimensional y de largo plazo. Si bien admite que el gran capital y el Estado tienen mano en la aplicación de políticas de rescate, advierte sobre el hecho de que éstas no hacen más que postergar el advenimiento de nuevas y quizá más profundas crisis. La única salida real sería un cambio estructural y sistémico, una nueva civilización*.

TEMA 2:

Principales efectos de la crisis financiera

Al igual como ha sucedido con las crisis financieras ocurridas en el pasado que se han extendido y propagado por otras naciones, producto de la interdependencia económica mundial, la crisis de los Estados Unidos ha causado impacto en distintas regiones. Aunque sus efectos no son homogéneos y dependen del tamaño, tipo de inserción externa, fortaleza de sus economías y políticas, a nivel general, puede mencionarse como un elemento común en algunos países: desempleo, reducción del gasto social, caída de los flujos de importación y exportación, caída del crecimiento y del precio de algunos productos.

  • América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe presentaban, antes de la actual crisis financiera, una situación macroeconómica mejor que en los episodios de crisis anteriores. La tasa de crecimiento económico se mantuvo alta durante varios años y el endeudamiento externo era mas bajo que en otros momentos históricos, sin embargo, algunos países no pudieron mantenerse al margen del impacto de la crisis. Según datos presentados por el Centro de Investigación y Formación de la República de Argentina, en el documento: La Crisis Mundial y sus Consecuencias en América Latina, no todos los países de la región resultaron castigados por la crisis internacional. México y el conjunto de los países del Caribe, con economías más abiertas y con mayores vínculos comerciales y productivos con Estados Unidos, estuvieron entre los más afectados. En México, la producción industrial de las maquilas – desarrollada en gran medida por capitales externos y muy dependiente de las posibilidades de importación de Estados Unidos– se vio severamente afectada.

Entre los sectores mas afectados por la crisis pueden mencionarse:

Comercio exterior: Previo a su estallido los países de la región se habían expandido a tasas muy elevadas, y en gran medida ese crecimiento se había sustentado en un aumento de sus exportaciones. Tanto el peso de las exportaciones como el de las importaciones tuvieron un fuerte incremento en estas economías, de modo tal que los países se encontraban en una situación de gran exposición frente a los ciclos de la economía mundial.

Precio de los commodities*: De acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional, el índice de precios internacionales de las commodities se incrementó 58,4% sólo en un año, entre julio de 2007 y julio de 2008. Los precios de algunos bienes primarios tuvieron aumentos aún más espectaculares: el precio del arroz se incrementó en 140,3%, el del maíz en 81,5%, el de la soja 76,7%; el petróleo aumentó en 79,9%, el gas natural en 72,2% y el hierro en 66,5%. Una vez declarada la crisis internacional, los precios de los productos primarios mostraron un descenso prácticamente tan rápido como lo había sido su subida. Los países exportadores de energía (petróleo, gas) y metales fueron los que resultaron más perjudicados, debido a que el descenso fue más marcado en estos precios.

Desempleo: De acuerdo con datos de OIT (2009), en América Latina la disminución de la producción habría implicado un aumento en más de un millón en la cantidad de desocupados urbanos en 2008. Entre los países con mayor tasa de desocupación destacan: Chile, Colombia, Ecuador y México.

Las tasas de desocupación, en Chile y México aumentaron entre julio de 2008 y julio de 2009 en más de 25%. En Argentina, el incremento fue de menor cuantía, aunque con una tendencia también ascendente.

2.2. República Bolivariana de Venezuela

La República Bolivariana de Venezuela, fue muy poco afectada por la crisis financiera internacional, debido a la dependencia de nuestra economía de los ingresos petroleros, sector que experimentó una leve caída de sus precios. En el año 2008, el precio del barril del petróleo se ubicó en 86.49 dólares/barril; en el año 2009, descendió a 57.01 dólares por barril, y para el año 2010, hubo una recuperación de los precios, 77,45 dólares por barril. Para el año 2011 este precio continuó incrementándose a 95,12 hasta ubicarse en el primer trimestre del año 2012, en 102,86 dólares/barril. A diferencia de las medidas implementadas por los países desarrollados (Estados Unidos, Grecia, España, Italia), donde se redujo el gasto público; las políticas del gobierno bolivariano no afectaron la inversión destinada al ámbito social.

En el mes de marzo del año 2009, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela anunció al país, las medidas que acogería su gobierno para hacer frente a la crisis capitalista mundial. En palabras del jefe de Estado venezolano, estas medidas buscaban preservar el empleo, fortalecer la estabilidad y la economía del país, de manera de continuar avanzando en los planes y proyectos en materia social. Entre las medidas anunciadas primeramente se enfatizó que no habría una devaluación del Bolívar, ni incremento de la gasolina, aún cuando su precio fuese el más barato del mundo, dejándose abierta la posibilidad de su revisión y la aceleración del plan de gasificación, haciendo un llamado a evitar el despilfarro.

Las medidas implementadas para hacer frente a la crisis financiera fueron: Incremento del Salario Mínimo, Aumento del precio del IVA; Reformulación del presupuesto. El gobierno también anunció como parte de las medidas anticrisis, una estricta ejecución del gasto público y la eliminación del gasto suntuario en adquisición de vehículos ejecutivos, remodelaciones, mobiliarios, nuevas sedes, publicidad innecesaria, comunicaciones, regalos corporativos, actualización de plataformas tecnológicas, misiones al exterior que no sean necesarias y agasajos.

Por otra parte se adoptó la medida de aumentar el endeudamiento interno previsto en el presupuesto 2009. De 12 mil millones de BS.F, éste se incrementaría en 22 mil millones de bolívares fuertes adicionales, alcanzando 34 mil millones de bolívares fuertes.

Establecimiento de cotas máximas a las remuneraciones totales de los trabajadores del gobierno central y empresas del Estado, haciendo ajustes sólo en los niveles superiores de la nómina de contratados que ganaban cifras muy altas. De la misma manera se exhortó a los representantes de los poderes del Estado (Judicial, Legislativo, Ciudadano, Electoral), a revisar sueldos y salarios, cuya cifra alcanzaba los 15 mil bolívares fuertes. Este mismo llamado fue realizado a alcaldes y gobernadores, específicamente en el tema relacionado con la contratación de asesores, a quienes les pagaban elevados salarios.

Además de las medidas ya mencionadas también fueron plateadas: La simplificación de las estructuras de algunos organismos y fusiones en toda la estructura organizativa, en donde fuese posible; centralización de la tesorería de las entidades financieras públicas; fortalecimiento del sistema bancario público; y la priorización de la inversión de fondos de desarrollo hacia sectores estratégicos, como la agricultura.

Una de las políticas acogidas previamente al estallido de crisis financiera mundial, que le permitió a Venezuela alejarle de los efectos más pernicioso de la misma, fue la decisión acertada acogida por el gobierno bolivariano en el año 2008, de trasladar las reservas monetarias del país, a bancos distintos de los estadounidenses y suizos, en divisas distintas al dólar, por ejemplo el euro.

  • . Europa

Los países de la Unión Europa han sido los más afectados por la crisis financiera generada en los Estados Unidos. Analistas destacan que estas economías, con excepción de Alemania y Austria, están en recesión o estancadas. El desempleo y las tasas de interés para las obligaciones de los países endeudados continúan aumentando.

Entre los países europeos más afectados por la crisis financiera figura Grecia. Este país fue aplicado dos programas de ajustes (2010-2012), decididos en Bruselas por la Unión Europea. Las políticas contempladas en el Plan de Ajuste recomiendan la rebaja de salarios y pensiones, privatización de empresas públicas y pago de la deuda externa.

También se ha alertado sobre una potencial "corrida bancaria*", por el retiro masivo de los griegos de millones de euros de sus cuentas de ahorro y depósitos. Según fuentes bancarias, reportó el diario FT de Londres, en Grecia calculan que desde el 6 de mayo de 2012 por la incertidumbre política fueron retirados de los bancos unos cinco mil millones de euros, es decir unos 700 millones de dólares por cada día hábil.

Producto de las duras medidas aplicadas por el gobierno griego se han dado manifestaciones populares numerosas. El suicidio es otra de las tragedias de esta crisis económica, un alto número de jubilados (1.500 desde el año 2009), se inmolaron por las rebajas de sus ingresos. Además de los efectos económicos y sociales, en el ámbito político existen dificultades. El presidente, Karolos Papulias, llevó a cabo negociaciones con las principales formaciones políticas, que obtuvieron representación parlamentaría en los comicios del 6 de mayo, para tratar de alcanzar un acuerdo que permitiera la formación de un gobierno de coalición. Sin embargo existen diferentes puntos de vistas sobre las políticas que debería adoptar el país para hacerle frente a la crisis. El conservador Nueva Democracia y los socialistas del Movimiento PanHelénico (PASOK) son los únicos que defienden la profundización de las reformas, mientras la Coalición de Izquierda Radical (Syriza), que logró el segundo lugar, condicionó su participación en un futuro gobierno de coalición a la eliminación o renegociación del memorando de préstamo*, que contempla drásticas medidas de ajustes. Tras el fracaso de los intentos de formar una coalición de gobierno, el presidente griego, Karolos Papulias firmó un decreto para disolver el Parlamento e instar a la convocatoria de nuevas elecciones para el próximo 17 de junio.

La posibilidad de una salida de Grecia de la Zona del Euro*, esta manifestándose en el aumento de la tasa de interés que deben pagar los países deudores de la zona del euro. Italia, país que tiene una deuda pública de casi dos

billones de euros y cuya economía está en franca recesión, vio la tasa de sus obligaciones a 10 años aumentar a un nivel de 5.86 por ciento. Según la agencia Moody"s, la economía italiana sufrirá una contracción económica de 1.9 por ciento en el 2012. El ex ministro italiano Romano Prodi, afirmó que la salida de Grecia de la zona del euro provocará un contagio instantáneo en España, Italia y Francia.

En España, Como parte de las medidas del plan de ajuste, el presidente Mariano Rajoy, anuncio la más agresiva operación de recortes sociales de la historia reciente de ese país, por un monto fue de 10.000 millones de euros para salud y educación. El Instituto Nacional de Estadística confirmó que para el primer trimestre de 2012, este país había entrado en recesión, tras un descenso del 0,3% del Producto Interno Bruto, entre los meses de enero y marzo, con un desplome similar entre octubre y diciembre de 2011. El Índice de desocupación alcanza al 24,4 por ciento.

A Rajoy se le critica por el hecho de preferir salvar al Bankia, cuarto banco en importancia, antes que a las 300 familias que desde el estallido de la crisis han perdido sus viviendas por no poder afrontar el pago de sus hipotecas. El rechazo a las políticas de recesión y recorte del gasto público impulsó el 15 de mayo de 2011, el movimiento de los indignados, que protestaron en la Puerta del Sol, Madrid, y en otras ciudades.

En lo que respeta al impacto de la crisis en Francia, el nuevo presidente electo de ese país, Francois Hollande, rechazó la austeridad como un fin en sí mismo, y como candidato prometió a los franceses una política de crecimiento económico y un nuevo tipo de relación con Alemania y dentro de la Unión Europea.

La primera medida aprobada por Hollande en el primer consejo de ministros, fue la rebaja del 30% del sueldo del presidente y del nuevo Ejecutivo encabezado por el primer ministro Jean-Marc Ayrault. Esta fue una de las promesas realizadas por el mandatario francés durante su campaña electoral. Según información suministrada por los medios, el salario bruto de los 34 responsables departamentales pasará de 14.200 euros al mes a 9.940, mientras que Ayrault y Hollande verán reducidos sus respectivos sueldos de 21.300 a 14.910 euros.

Otra medida adoptada por el gobierno francés fue la firma de un código deontológico dirigido a evitar el conflicto de intereses entre los 17 hombres y 17 mujeres que forman parte del nuevo Gobierno. El diario Le Monde ha develado el contenido de ese código, que incluye la renuncia a puestos ejecutivos que tuvieran antes de ascender al cargo, el rechazo de invitaciones privadas y regalos cuyo valor sea superior a los 150 euros, o la elección del tren como medio prioritario de transporte en desplazamientos inferiores a tres horas.

En relación con el Pacto Fiscal Europeo*, el nuevo ministro francés, Pierre Moscovici, advirtió que su país no ratificará el pacto fiscal europeo si no se incluyen medidas que impulsen el crecimiento y cese la política de austeridad.

En la última reunión del G-8, celebrada en los Estados Unidos, en el mes de mayo, se fijaron posturas que se apartan de la dura política de austeridad fiscal dictada por la Canciller Alemana Angela Merkel, basada en ajustes, recortes y reducción de la deuda. La canciller alemana ha llevado la voz cantante en Europa con sus restrictivas políticas para aquellos países con mayor deuda (España, Grecia o Italia bien lo saben). Francia y EE UU, principalmente, tienen una idea que difiere de la visión de Merkel y que incluye la palabra crecimiento, sin olvidar los ajustes.

En algunas intervenciones realizadas en el marco del encuentro del G-8, los líderes enfatizaron:

  • Herman Van Rompuy (Presidente de la UE): "Haremos lo que sea necesario para garantizar la estabilidad financiera de la zona euro".

  • François Hollande (Presidente francés): sugirió usar los fondos de Europa para inyectar capital a los bancos de España, lo que podría marcar una aceleración significativa de los esfuerzos de rescate de la UE.

  • El primer ministro italiano, Mario Monti: Propuso durante la cumbre la creación de un sistema paneuropeo de seguros de depósitos bancarios.

  • Barack Obama (Presidente de EE UU): Destacó tras su salida de la cumbre del G-8: "Estamos absolutamente comprometidos a la hora de garantizar que tanto el crecimiento y la estabilidad como la consolidación fiscal formen parte de un paquete global que todos nosotros debemos impulsar".

El comunicado final de la Cumbre del G-8, señala dentro de los aspectos más importantes los siguientes: "Nuestro imperativo es promover el crecimiento y el empleo". "La recuperación económica mundial muestra signos de recuperación, pero persisten vientos en contra que son importantes. En este contexto, nos comprometemos a tomar todas las medidas necesarias para fortalecer y revitalizar nuestras economías y combatir las tensiones financieras, reconociendo que las medidas correctas no son las mismas para cada uno de nosotros". "Estamos de acuerdo sobre la importancia de tener una zona euro fuerte y unida para la estabilidad de la recuperación (económica) mundial y expresamos nuestro interés en que Grecia permanezca en la zona euro y que respete sus compromisos".

Finalmente, la Canciller alemana ha flexibilizado su política de austeridad, llegando a referirse en sus últimos discursos a una "agenda del crecimiento" que deberá estar lista para la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE, prevista para el mes de junio. Al respecto ha manifestado: "Debe desarrollarse de manera paralela una política que fomente el crecimiento y el empleo, que devuelva la competitividad a los Estados, pero no un crecimiento a base de crédito".

TEMA 3:

Propuestas desde América latina y el Caribe para hacer frente a la crisis financiera global

En diferentes conferencias, foros y reuniones, celebradas en los países del Sur con el propósito de analizar la crisis financiera, fueron planteadas un conjunto de recomendaciones, para evitar no sólo el contagio causado por la liberalización financiera, sino también alternativas de doten a la región de independencia financiera.

3.1. Respuesta del Sur frente a la Crisis Económica Mundial

Esta conferencia internacional fue efectuada en Caracas, Venezuela, los días 8, 9, 10 y 11 de Octubre de 2008, y contó con la presencia de académicos e investigadores de Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, Cuba, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, México, Perú, Uruguay y Venezuela. La Declaración Final del encuentro recoge las siguientes recomendaciones de acción de los gobiernos y los pueblos del Sur ante la crisis financiera internacional*:

Algunas recomendaciones de acción planteadas fueron las siguientes:

  • Sistema Bancario: Ante el colapso del sistema financiero internacional, los Estados de la región deben hacerse cargo inmediatamente de la custodia de los sistemas bancarios bajo la forma de control, intervención, o nacionalización sin indemnización siguiendo el principio de la nueva Constitución de Ecuador que prohíbe estatizar las deudas privadas. (Art. 290 – punto 7-: "se prohíbe la estatización de deudas privadas").

  • Nueva arquitectura financiera: 1) La definición de un sistema de compensación de pagos basado en una canasta de monedas latinoamericanas proveería a cada país de medios de liquidez adicionales que permitirían separarse de la lógica de crisis del dólar; 2) Avanzar en la propuesta de un Fondo del Sur alternativo al FMI, con disponibilidades de liquidez contingentes a emergencias de caja fiscal o balanza de pagos; 3) Aprovechando la ampliación de las reservas excedentarias de cada país se pueden movilizar recursos para poner en funcionamiento en forma inmediata el Banco del Sur; 4) Establecer donde no está instrumentado el control de cambios a fin de proteger las reservas e impedir la salida de capitales; 5) Que los países de la región consideren la suspensión del pago de la deuda pública. La medida apunta a proteger en forma transitoria los recursos soberanos amenazados por la crisis y evitar un vaciamiento de las Tesorerías de los países.

  • Emergencia social: 1) Constituir un Fondo Regional de Emergencia Social para asegurar inmediatamente la soberanía alimentaría y energética, así como para atender el agudo problema de las migraciones y del recorte de las remesas. Este Fondo podría funcionar dentro del Banco del Sur o del Banco del Alba; 2) Siguiendo el principio de no socorrer a los banqueros, y sí a nuestros pueblos, deben mantenerse los presupuestos públicos para el gasto social.

  • Organismos financieros: Siguiendo el ejemplo de Bolivia, es la oportunidad para que los países de la región se retiren del CIADI. Y retomando la convocatoria de Venezuela, se retiren del FMI y del Banco Mundial y comiencen a ayudar a construir una nueva arquitectura financiera internacional.

  • Foro Social Mundial

En el marco del Foro Social Mundial Temático (FSMT), celebrado de Porto Alegre, la Asamblea de Movimientos Sociales emitió su comunicado, con fecha 28 de enero de 2012, titulado: "Declaración Asamblea de Movimientos Sociales del FSMT "Crisis capitalista, Justicia social y ambiental", el texto del documento expresa en relación con la crisis financiera, los siguientes criterios*:

  • La lucha de los pueblos reunidos en este foro contra las causas de una crisis sistémica que se expresa en una crisis económica, financiera, política, alimentaría y ambiental y coloca en riesgo la propia sobrevivencia de la humanidad.

  • Los efectos que sufren hoy los pueblos de todo el mundo producto del agravamiento de la crisis del capitalismo, en la cual sus agentes, (bancos, transnacionales, conglomerados mediáticos, instituciones internacionales y gobiernos a su servicio) buscan potenciar sus beneficios a costa de una política intervensionista y neocolonialista.

  • La defensa de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, la justicia económica, ambiental y de género, son la llave para el enfrentamiento y la superación de la crisis, fortaleciendo el protagonismo de un Estado libre de las corporaciones y al servicio de los pueblos.

3.3. Mercosur

En la VII Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común, celebrada en Brasilia el día 27 de octubre de 2008, los Ministros de Relaciones Exteriores, los Ministros de Finanzas y los Presidentes de Bancos Centrales de los Estados

Partes en el MERCOSUR y Estados asociados, discutieron el tema de la crisis financiera internacional, su impacto en la región y posibles medidas para mitigar sus efectos. Sobre este último aspecto los ministros consideraron*:

  • Necesidad de una amplia y profunda reforma de la arquitectura financiera internacional, y la importancia de mejorar la regulación prudencial de los mercados de capitales.

  • El sistema de pagos en moneda local establecido en el MERCOSUR es un ejemplo representativo de una medida de la profundización de la integración financiera regional.

  • Mantener un intercambio oportuno de información sobre la evolución de la crisis financiera en región.

  • Los países que participan en el proceso de conformación del Banco del Sur expresaron la importancia de su activación tan pronto como sea posible, con miras a un desarrollo más armónico, equitativo y plena de América del Sur.

3.4. Unión Suramericana de Naciones (Unasur)

En la reunión de los Ministros de Economía y Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales, celebrada el 12 de agosto de 2011, en Buenos Aires –Argentina, fue instalado el Consejo Suramericano de Economía y Finanzas, ente que acordó un plan conjunto para hacerle frente a la crisis financiera. La Declaración final del Consejo contempla seis aspectos fundamentales*:

  • Se recomienda impulsar la posibilidad de expansión del Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y de su adaptación al nuevo contexto, para potenciarlo como instrumento de toda la región. Se contemplará también el análisis de la puesta en marcha de un fondo de reservas o de otros instrumentos que cumplan similar función.

  • Impulsar el uso de monedas de la región para cursar las transacciones comerciales intra-regionales que sirvan de incentivo para profundizar los procesos de integración.

  • Recomendar la reevaluación del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos ALADI e invitar a los países miembros de UNASUR a analizar la iniciativa Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE) u otros sistemas de compensación y unidad de cuenta regional para cursar transacciones.

  • Los países suscriptores del convenio constitutivo del Banco del Sur acuerdan acelerar su lanzamiento, conscientes de la necesidad de contar con instrumentos de financiación de largo plazo, e invitan al resto de los países de la UNASUR a sumarse a la iniciativa

  • Asumir el compromiso de fortalecer a la Corporación Andina de Fomento (CAF) cuyo objetivo principal es el de promover la integración, el desarrollo y la inclusión social.

  • Incentivar el comercio intra-regional, adoptando las medidas que sean necesarias, para incrementar los flujos comerciales.

3.5. Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)

La Secretaria Ejecutiva del ALBA, elaboró un documento titulado: Sucre, Respuesta del ALBA a la Crisis Financiera, donde plantean los siguientes aspectos*:

  • Es la crisis también de las instituciones financieras internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, cuya responsabilidad teórica y práctica, ha quedado en evidencia en la actual crisis.

  • Se requiere un nuevo sistema financiero y monetario internacional. El dólar estadounidense, signo de valor nacional que actúa como dinero mundial, es el principal causante de la inestabilidad, de las crisis anteriores y de profunda crisis de la economía mundial.

  • La nueva moneda que actué como dinero mundial podría estar formada a partir de una canasta de monedas: el dólar, el euro, el yen, en la moneda China y de Rusia, lo que aseguraría una estabilidad monetaria mundial. Esta nueva moneda podría estar asociada al oro, al petróleo y al cobre.

  • El Estado en América Latina debe cuanto antes controlar el conjunto de las instituciones financieras como se ha hecho en los países desarrollados, para evitar la continúa fuga de capitales. Asimismo deben rescatar las inversiones financieras de los Estados en el exterior y deben redirigir los Fondos Previsionales de los trabajadores.

  • Las acciones nacionales, individuales de los países, profundizarán y prolongarán los efectos de la crisis. Se requieren soluciones en conjunto de lo países Latinoamericanos a la crisis global del capitalismo.

  • Se pueden generar las condiciones para acelerar y confluir diferentes procesos de integración desarrollando instituciones financieras regionales como el Banco del Sur, Banco del ALBA, Sistemas de Pagos en moneda local y la creación de una moneda regional y procesos de diversificación y complementación productiva.

El Banco del ALBA y el Sucre, son iniciativas creadas en el marco de esta instancia de integración, las cuales constituyen parte de los pilares fundamentales de la nueva arquitectura financiera regional que propone romper con la dependencia de las instituciones financieras internacionales, crear mayor soberanía y democracia.

3.6. Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

El Plan de acción adoptada en la Cumbre de la Celac, celebrada en Caracas, los días 2 y 3 de diciembre de 2011, contempla el tema de la crisis financiera internacional y de la nueva arquitectura financiera, en el texto las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, de América Latina y el Caribe, acordaron, entre otros aspectos, los siguientes:

  • Implementar y fortalecer las capacidades internas y regionales para prevenir las crisis de riesgo sistémico al interior de la región, así como la prevención del contagio mediante el mantenimiento de sólidas políticas fiscales y monetarias.

  • Avanzar en la estrategia para el diseño de una nueva arquitectura financiera regional. Fortalecer los mecanismos financieros regionales y subregionales y reconocer los avances de los sistemas binacionales y regionales de compensación de pagos, créditos y financiamiento transitorio.

  • Impulsar el rediseño de las instituciones financieras internacionales, basados en el necesario incremento del poder de voz y voto de los países en desarrollo de acuerdo a los postulados de los principios de equidad y solidaridad, que permita la democratización del proceso de toma de decisiones en las mismas, de acuerdo con el peso actual en la economía mundial, así como la eliminación y/o flexibilización de las condicionalidades en el otorgamiento de préstamos fundamentados en las singularidades de cada país en carácter sostenible y en el respeto a su soberanía, independencia y autodeterminación.

Este compromiso asumido por los países miembros de la CELAC, son parte de las criticas que a nivel internacional fueron hechas a las instituciones financieras internacionales y por los cuales se demanda una reforma profunda de las mismas, ya que sus políticas en lugar de promover el crecimiento y desarrollo regional incrementaron la desigualdad y la pobreza en América Latina y el Caribe.

Conclusiones

La crisis financiera generada en los Estados Unidos confirmó las dudas sobre la eficacia de las políticas neoliberales y del libre comercio que promueve el modelo capitalista a nivel mundial, como mejor alternativa para alcanzar el crecimiento y el desarrollo de los países. Esta crisis vuelve a colocar en los diferentes espacios académicos, gubernamentales y en la sociedad en general, la necesidad de Reformar las Instituciones Financieras Internacionales, porque estas fueron creadas tras la segunda guerra mundial y no están cumpliendo con el rol para los cuales fueron creadas; además se le critica por su falta de gobernabilidad y democracia en la toma de decisiones y las condicionalidades que exige para acceder a sus créditos.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda