Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El turismo como factor de desarrollo económico local (página 4)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5

Tabla 3: Estadísticos de Fiabilidad

Alfa de Cronbach

Alfa de Cronbach basada en los elementos tipificados

N de elementos

805

803

71

Alfa de Cronbach

Fuente: Software SPSS.

El estadístico de fiabilidad (Alfa de Cronbach) es igual a 0.805, lo que permite afirmar que para este tipo de investigación, la encuesta formulada (2da) posee una buena medida de consistencia interna y un buen grado de replicabilidad.

Las respuestas dadas por los expertos aparecen recogidas en la presente tabla:

Tabla 4: Estadísticos Descriptivos (Debilidades)

Monografias.com

Fuente: Software SPSS.

Cabría a continuación formularse la siguiente interrogante: ¿Tienen las 26 debilidades, 20 fortalezas, 11 amenazas y 14 oportunidades el mismo nivel de importancia? Para responder la misma se aplica la Prueba de Friedman.

Tabla 5: Estadísticos de contraste.

Prueba de Friedman

N

10

Chi-Cuadrado

84.024

gl

25

Sig. asintót.

162

Fuente: Software SPSS.

Los datos anteriores muestran que el nivel crítico (Sig. Asintót = 0.162) es mayor que 0.05, luego las debilidades no poseen el mismo nivel de importancia, los casos válidos son N = 10 y están definidas por aquellas con media = 0.70. Quedan de esta forma las que siguen:

Tabla 6: Estadísticos Descriptivos (Debilidades)

Monografias.com

Fuente: Software SPSS.

Vale señalar que para el procesamiento de la información se utiliza el programa computarizado SPSS (por sus siglas en inglés: Statistical Package for Social Sciences).

Con las fortalezas, amenazas y oportunidades se procede de la misma manera. Para las primeras, los casos válidos son N = 9; para las segundas N = 8 y para las terceras, N = 9.

En estos casos, al igual que con las debilidades, se han seleccionado los elementos a partir de su media, la cual alcanza valores entre 0.60-1.00.

Tabla 7: Estadísticos Descriptivos (Fortalezas)

Monografias.com

Tabla 8: Estadísticos Descriptivos (Amenazas)

Monografias.com

Tabla 9: Estadísticos Descriptivos (Oportunidades)

Monografias.com

Fuente: Software SPSS.

Los análisis hasta el momento realizados permiten la conformación de las matrices resumidas de los elementos de la DAFO. Estas nuevas matrices son:

Matriz de Debilidades

  • D1. Infrautilización turística del patrimonio histórico-cultural.

  • D2. Problemas de infraestructura (señaléctica, morbilidad urbana, equipos, centros de información y oferta complementaria) y accesos (tanto externa como interna).

  • D3. Sobrecarga turística y entropización de áreas.

  • D4. Descoordinación entre los actores encargados de dinamizar el patrimonio cultural.

  • D5. No aprovechamiento de la interpretación del patrimonio como una estrategia para elevar la calidad y la experiencia turística.

  • D6. Deficiente estrategia de comercialización y promoción del destino.

  • D7. Dificultades en el sistema de información y comunicación turística.

  • D8. Escasa iniciativa local emprendedora.

Matriz de Fortalezas

  • F1. Declaración por la UNESCO del Centro Histórico de Trinidad y el Valle de los Ingenios como Patrimonio Cultural de la Humanidad, desde el año 1988.

  • F2. Singularidad y marcado grado de conservación de los valores patrimoniales y los elementos arquitectónicos de la época.

  • F3. Conjunción en un mismo destino turístico y como ningún otro lugar en el país, de los más diversos atractivos: paisajes naturales, playas, cultura, tradición, historia y contemporaneidad.

  • F4. Validez y reconocimiento a escala nacional e internacional de la expresión patrimonial.

  • F5. Capital humano comprometido con la preservación del patrimonio.

  • F6. Desarrollo de una cultura política, científica, turística y educacional debido a la superación y perfeccionamiento de la población y del personal asociado a la explotación y conservación de los recursos histórico-culturales.

  • F7. Alto nivel de fidelidad hacia el destino y hacia los productos turísticos culturales en explotación: marcados entre otros por las costumbres, valores y tradiciones del pueblo trinitario.

  • F8. Son productos turísticos generadores de empleos en las zonas donde se encuentran.

Matriz de Amenazas

  • A1. Afecciones a la permeabilidad de la trama urbana.

  • A2. Susceptibilidad a los embates de fenómenos naturales.

  • A3. Incremento de la competitividad entre destinos (dentro del país y la región del Caribe).

  • A4. Riesgos culturales y sociales que ponen en peligro la preservación de los valores auténticos de las comunidades.

  • A5. Presencia de barreras para aceptar cambios en la demanda, la oferta complementaria y las nuevas tecnologías.

  • A6. Alta dependencia de turoperadores extranjeros y centralización de la comercialización en las Casas Matrices.

  • A7. Desbalances en el flujo turístico internacional.

  • A8. Desequilibrios entre el incremento de la actividad turística y la sensibilización social en torno al turismo.

Matriz de Oportunidades

  • O1. Situación política estable que permite la tranquilidad y la seguridad social y ambiental del destino.

  • O2. Redimensionamiento del producto turístico cubano.

  • O3. Crecimiento constante del turismo en las próximas décadas. Descenso del turismo de sol y playa y ascenso del turismo urbano, turismo que tiene por destino la ciudad, su historia y su cultura.

  • O4. Posibilidades interpretativas que ofrece el destino dada su riqueza y diversidad para generar singularidad, autenticidad y recuerdos únicos y memorables a la experiencia turística.

  • O5. Nueva actitud de los gobiernos locales, territoriales y nacionales frente a las ciudades con marcados valores patrimoniales, así como la contemplación de esta modalidad turística como una de los pivotes fundamentales para propiciar el desarrollo de dichas ciudades.

  • O6. Crecimiento de los flujos internacionales hacia Cuba.

  • O7. Revalorización del interés social por el legado histórico: lo local frente a lo global.

  • O8. Posibilidad de financiar políticas económicas, sociales, culturales y ambientales con los ingresos provenientes de la actividad turística.

El próximo paso consiste en suministrar a los expertos un nuevo formulario (3ro) (ver anexo 21), esta vez para determinar qué impactos provocan los aspectos internos (fortalezas y debilidades) sobre los externos (oportunidades y amenazas).

Se orienta a cada uno de ellos que al realizar la ponderación, tome a 5 como el mayor grado de impacto y así, en forma decreciente, 1 como el de menor grado.

Existen algunas interrogantes que son significativas a la hora del llenado de esta matriz de impactos cruzados: ¿si se potencia la fortaleza se puede atenuar la amenaza? ¿si se potencia la fortaleza se puede aprovechar la oportunidad? ¿si se mejora la debilidad se puede disminuir el efecto de la amenaza y aprovechar mejor la oportunidad?

El llenado de la tabla de impactos cruzados resulta del criterio de los 10 expertos. La colocación de cada puntuación procede de la moda (valor que más se repite) como medida de tendencia central.

La tabla que continúa resulta de la ponderación de los expertos

Tabla 10: Matriz de Impactos Cruzados

Monografias.com

Fuente: elaboración del autor a partir del criterio de expertos.

A partir de los resultados obtenidos se obtiene la posición estratégica que en este caso coincide con el cuadrante de fortaleza-oportunidad (ver gráfico 1 y 2). Por tanto, el proceso de planificación estratégica del desarrollo debe centrase (en lo fundamental) en potenciar las fortalezas para aprovechar al máximo las oportunidades y de esta forma, atenuar los efectos de las amenazas, todo con especial cuidado sobre las debilidades.

Gráfico 1: Posición estratégica por cuadrantes

Monografias.com

Fuente: elaboración del autor a partir del criterio de expertos.

Gráfico 2: Impactos por cuadrantes

Monografias.com

Fuente: elaboración del autor a partir del criterio de expertos.

Para la validación de los resultados propuestos en la matriz se aplica la prueba de significación de hipótesis, planteándose la hipótesis nula y la alternativa como sigue:

Ho: no existe comunidad de concordancia entre los expertos.

H1: existe comunidad de concordancia entre los expertos.

Al ser procesados los datos en el SPSS, se calcula el Coeficiente de Concordancia de Kendall.

Puesto que el valor del nivel crítico (Sig.asintót = 0.001) es menor que 0.05, se puede rechazar la hipótesis nula y concluir que existe comunidad de concordancia entre los expertos.

Tabla 11: Test Estadístico

N

10

W de Kendall(a)

336

Chi-Cuadrado

84.024

gl

25

Sig.asintót.

001

a Coeficiente de Concordancia de Kendall

3.2 Gobierno local. Papel e importancia en la gestión del desarrollo económico trinitario

Desde hace varios años el turismo se posiciona como sector pivote de la economía trinitaria. La validez y reconocimiento a escala nacional e internacional de Trinidad de Cuba como un destino turístico con marcados valores de carácter excepcional (entre ellos el patrimonio histórico-cultural), han propiciado no solo el incremento del flujo de visitantes a la añeja villa, sino también el desarrollo y explotación de la actividad turística y las posibilidades que ofrece el sector como motor impulsor de la economía de la ciudad. Como actividad de gran interés para el Estado, el municipio y su comunidad, debe ser objeto de fomento y regulación. En tal caso, resulta indispensable la existencia de una estructura cohesionada y organizada que vele y promueva su desenvolvimiento.

El turismo en el municipio debe concebirse como la voluntad de todos los actores implicados, esto significa asumir un compromiso de colaboración y corresponsabilidad en busca de alcanzar los intereses colectivos a partir de metas comunes. Aislarse, sin embargo, puede significar que los beneficios generados por dicha actividad no lleguen a la población local y que los impactos negativos generados por el turismo no tengan control o respuesta que obligue a corregirlos.

Trinidad, como otras ciudades en el país, no promueve a cabalidad estas premisas. A pesar de la aparente interconexión entre el Gobierno Municipal, la Oficina del Historiador de la ciudad, la Dirección de Patrimonio, el MINTUR y otras instituciones de carácter económico y social, prima en realidad una total descoordinación y marcado interés en resolver intereses particulares y no colectivos como debiera ser. El municipio genera incontables ingresos provenientes de la actividad turística, posee como ningún otro lugar en el país condiciones casi únicas para la explotación no solo del turismo sino también de otras actividades de gran peso para la economía nacional y de la localidad; pero a pesar de esto carece de una visión, de una iniciativa local emprendedora, de una estrategia que logre concientizar a todas las instituciones, organismos y entidades locales en la posibilidad de que la explotación planificada y organizada de la denominada "industria sin humo" genere un efecto multiplicador del desarrollo económico de la ciudad y de esta manera se revierta en el bienestar de sus pobladores.

Por tanto, la importancia del papel a desempeñar por el gobierno local como instancia unificadora y rectora de actuaciones se comprende al considerar que es en el interior de su territorio donde se desarrolla el turismo. Es en esos lugares donde se recibe y aloja al visitante, donde el viajero hace uso de los servicios públicos y se producen las múltiples relaciones con la población. Por ello, es insoslayable la participación de los órganos locales de la administración pública en los procesos de gestión turística.

El municipio, como entidad de gobierno, constituye la célula básica en la mayoría de los sistemas de organización estatal. Asimismo es la unidad político-administrativa más importante, por ser la instancia de gobierno más cercana a la población y a las entidades económicas de todo tipo que cohabitan ese espacio. Está conformado por tres elementos indispensables que lo caracterizan: población, territorio y gobierno; la integración de esos elementos lo convierte en el espacio territorial más apropiado para la planificación de la vida colectiva, tanto en lo político como en lo económico y social.

Por ello, y dado que el turismo es una actividad de la sociedad, su ámbito de realización es el municipio. Es ahí donde la producción de bienes y servicios turísticos se lleva a efecto, es también el espacio en que los visitantes hacen uso de tales ofertas y disfrutan de los atractivos locales, todo ello con la participación de la población.

Una de las posibilidades para configurar un triángulo, símbolo de estabilidad y solidez, cuyos vértices sean el turismo, las instancias municipales y la comunidad (ver figura 2), es avanzar hacia la gestión un tanto descentralizada, que tenga como principios fundamentales el fortalecimiento y aprovechamiento de las capacidades endógenas en busca de la autosustentabilidad y el reforzamiento del papel de la administración local como eje central para lograrlo. Esto no quiere decir que el gobierno nacional no sea el principal responsable de promover políticas que equilibren la distribución del patrimonio entre las localidades, la regulación y prestación de servicios públicos, la formulación de políticas y programas de fomento económico local y regional, y –como función primordial– velar y tomar medidas para mantener la estabilidad macroeconómica. Además, el gobierno nacional –a pesar de las transferencias hacia los gobiernos locales – es responsable por la orientación de la inversión pública en el entorno local y a través de sus decisiones influye e impulsa en gran medida las condiciones para el DEL.

Figura 2: Papel del municipio en el DEL

Monografias.com

Fuente: elaboración del autor a partir de documentos consultados.

El compromiso y acuerdo del gobierno nacional es muy importante para la promoción del DEL. La función de gobierno facilitador y la idea de un desarrollo endógeno como factor crucial de las estrategias de desarrollo regionales y locales deben ser coherentes y armonizadas con los intereses de la economía nacional.

El turismo es una actividad de servicio que tiene una relación muy cercana con otras ramas económicas como son, por ejemplo: la agricultura, la industria, el transporte y las comunicaciones. Esa favorable relación con otras actividades se explica, entre otros aspectos, porque el flujo de visitantes a un área turística implica un aumento en las necesidades de suministros para la alimentación, al igual que de materiales y servicios para el transporte, el alojamiento, etc. Por ello, al promover el turismo se genera un efecto en cascada sobre toda la economía.

Los municipios presentan características diversas en lo económico, geográfico y cultural, a pesar de lo cual es posible adaptar el turismo al potencial específico de cada territorio. Por su versatilidad, representa una alternativa factible de incorporar a un buen número de economías locales. En ese sentido, los productos turísticos, constituidos tanto por los bienes elaborados en el territorio como por los servicios que en él se prestan, resultan elementos que complementan tales economías.

En el caso particular de la "tercera villa" se ha visto desvanecer con el paso del tiempo, en contraposición al incremento del turismo, un sin número considerable de empresas y actividades económicas. ¿Por qué necesita Trinidad importar grandes cantidades de mariscos y productos de mar, si tiene un magnífico puerto que constituye uno de los más importantes de la costa sur del país?, ¿por qué no explotar sus facilidades como medio de trasporte y comercio?; ¿por qué recurrir a materiales de la construcción que nada tienen que ver con las características propias de la arquitectura de la localidad y que no se producen en ella?, ¿por qué no tener un aeropuerto internacional y una red vial que facilite la accesibilidad dentro y fuera del destino?, por qué no una infraestructura (equipos, trasporte, oferta complementaria, etc.) que haga más placentero el disfrute del turista que visite la ciudad?, ¿por qué no ofrecer al visitante lo más autóctono de la gastronomía con productos resultantes del sudor de sus agricultores?, ¿por qué no aprovechar al máximo los valores y tradiciones del pueblo trinitario y hacerlo partícipe activo de las decisiones y el disfrute de su propio desarrollo? Pues por no estar a tono con las necesidades del momento, por mantener aún barreras que impiden el florecimiento de iniciativas locales, por no confiar en las potencialidades propias, en la capacidad de las instituciones del territorio para hacer crecer su economía y en resumen, por carecer de una estrategia de desarrollo en base al sector pivote que integre actores, gobierno, actividades económicas y población.

Es cierto que si por un lado existen deficiencias que atentan contra el desarrollo económico de la localidad, no es menos cierta también la casi inexistente oferta de formación (capacitación, asistencia técnica, etc.) para generar este proceso.

Para obtener beneficios del turismo resulta imprescindible la participación de las autoridades municipales, los prestadores de servicios y la comunidad en general. Esta participación será de muy diversa naturaleza, puede ir desde la aportación de recursos económicos, hasta el acto de brindar una sonrisa al visitante que propicie su regreso. Cualquier forma de participación se traduce a la larga en un beneficio económico para el territorio.

El proceso de desarrollo turístico, debe generar relaciones de dependencia entre unos y otros, con intereses y fines muy específicos:

  • Interés del municipio

  • Elevar la calidad de vida de la población.

  • Generación de empleo bien remunerado.

  • Redistribuir el ingreso.

  • Regular la ordenación territorial y la generación de la infraestructura y equipamiento necesario al municipio.

  • Impulsar la capacitación técnica.

  • Lograr una gestión eficiente de los medios económicos y humanos disponibles.

  • Velar por la conservación del patrimonio.

  • Crear condiciones favorables para los inversionistas

  • Interés empresarial

  • Condiciones favorables.

  • Acceso a facilidades financieras.

  • Contar con mano de obra capacitada y eficiente.

  • Servicios e infraestructuras de apoyo.

  • Gestión de permisos y autorizaciones.

  • Contar con información básica para la realización de inversiones rentables y seguras.

  • Interés comunitario

  • Mejorar sus condiciones de vida.

  • Tener acceso a oportunidades de trabajo.

  • Disponer de los servicios básicos necesarios.

  • Servicios de salud, educación y recreación.

  • Mayor participación en las decisiones políticas que afectan su modo de vida.

  • Conservar el patrimonio natural, histórico y cultural.

A partir del reconocimiento de lo que cada grupo considera deseable, se puede construir un pacto social en beneficio del turismo.

  • Intereses compartidos

  • Mejorar la infraestructura, servicios y equipamiento de apoyo.

  • Crear y apoyar alternativas de desarrollo económico.

  • Revalorar el talento local.

  • Conservar y dinamizar el patrimonio.

  • Impulso a la creación de empresas locales interconectadas al turismo.

La consolidación del proceso de planeamiento estratégico tanto local, regional como nacional, al movilizar a los actores en torno a objetivos estratégicos comunes, crea mayores posibilidades para avanzar en el camino de crear un entorno regional competitivo y conseguir márgenes importantes de equidad y cohesión social.

Los gobiernos locales juegan un rol importante para lograr el auténtico desarrollo sustentable en todas las actividades que el hombre decida emprender, fundamentalmente las referidas a las turísticas, por lo tanto, es menester planificar todas las actividades que conlleven a un uso racional del espacio y evitar la degradación de sus atractivos naturales (ríos, montañas, valles) y humanos (cultura, artesanía). Si se logran armonizar y optimizar dichos recursos, los resultados a largo plazo, tanto para el turismo como para la preservación del ambiente, permitirán alcanzar no sólo niveles de vida acorde a las necesidades y exigencias de la sociedad, sino también el mejoramiento de la calidad de vida, porque no basta con que la población posea buenos servicios, elevados ingresos y que su entorno cada día que transcurre se deteriore como consecuencia del fuerte impacto ecológico que ocasionan la tala de árboles, deforestaciones, ocupación del espacio por actividades turísticas no acordes al potencial del medio físico natural y por sus niveles de fragilidad, que en parte condicionan las actividades en general y particularmente del turismo. Todos los involucrados, incluyendo gobiernos, organizaciones internacionales, el sector privado, mixto y los grupos ambientales, deben reconocer sus responsabilidades comunes para alcanzar formas sostenibles de turismo. Deben desarrollarse políticas y, cuando sea apropiado, legislación, instrumentos e incentivos económicos-ambientales para asegurar que las actividades turísticas cumplan con las necesidades de conservación.

Cuando un municipio se define a sí mismo como turístico, dicha actividad se convierte en su eje económico y esta decisión debe ser compartida por todos los actores sociales, conscientes de que tal interés será prioritario. El diálogo entre todas las fuerzas es fundamental, basado en unas relaciones fluidas y complementarias. Por el contrario, el aislamiento de cada grupo en sí mismo, y su acción desordenada, sólo conduce al caos, que en ningún caso es la fórmula del progreso económico equilibrado y participativo que plantea el turismo sustentable.

El desafío del desarrollo económico local en el territorio desde sus propias potencialidades y necesidades choca con la debilidad de los actores y gobierno local, lo que lleva a pensar en un trabajo más intenso en pos de la búsqueda de políticas que garanticen un desarrollo local con participación plena y a partir de las capacidades endógenas de la zona.

3.3 Consideraciones para la elaboración de una estrategia de DEL en Trinidad basada en el turismo histórico-cultural

El sector turístico constituye un eje esencial como impulsor del desarrollo económico trinitario. Sus efectos pueden incidir positivamente como agente multiplicador del resto de los sectores de la economía local, de sus habitantes y su entorno. Para ello dicho desarrollo debe sustentarse sobre la base de una planificación estratégica coherente y armonizada, con visión de futuro, concebida de acuerdo a las realidades del territorio y en consonancia con las tendencias y perspectivas que envuelven al turismo a nivel internacional, abierta al cambio, exenta de esquemas retrógrados y burocráticos; una planificación que proyecte una ciudad ambientalmente estable, económicamente competitiva, políticamente participativa y socialmente integrada.

En fin, al afrontar un plan estratégico de desarrollo emergen por si solos un conjunto de elementos que le son inherentes:

  • Proceso.

  • Sostenibilidad.

  • Participativo.

  • Aprendizaje colectivo.

  • Interdisciplinario.

  • Integral.

  • Construcción ciudadana e identidad para el cambio.

Cabría entonces la posibilidad de analizar las principales tendencias y perspectivas de la práctica del turismo histórico-cultural y de lo que sucede en ciudades con marcados valores patrimoniales a nivel internacional, para luego y a partir del diagnóstico realizado, proponer cuál sería la visión, las líneas estratégicas, los objetivos, y en relación a esto, proponer al gobierno las posibles acciones, programas y proyectos a formar parte de un plan estratégico de desarrollo económico local para la ciudad.

Tendencias:

  • Cambios o transformaciones provocados por el uso excesivo del suelo, con fines residenciales y de urbanización en sentido general, que dan al traste con la sustitución del paisaje actual.

  • Pérdida de la identificación de la población local con la explotación turística y salvaguarda de los recursos.

  • Procesos crecientes de carácter físico: ciclones tropicales, erosión de los suelos, movimientos telúricos y otros riesgos.

  • Aparición de nuevos destinos y productos competidores.

  • Indudable importancia del segmento turístico de mayores de 55 años.

  • El turismo sostenible se convierte en referente esencial.

  • Creciente diversidad motivacional de la demanda turística.

  • Marcado interés en determinados segmentos por experiencias auténticas donde el turista se integra a la sociedad local.

Perspectivas:

  • La calidad y la oferta complementaria actuarán como elementos competitivos fundamentales de los destinos turísticos.

  • La necesaria puesta en valor del patrimonio (no museización) como clave para la dinamización social y económica de los centros históricos, sus ciudades y comunidades.

  • Análisis de los impactos de la actividad turística en las cuidades con valores patrimoniales: económicos, sociales, culturales, etc.

  • Incremento de la actividad de los gestores locales en la explotación y conservación del patrimonio de la ciudad.

  • Formación de personal especializado como garantía en la mejora continua de la calidad.

  • El trazado correcto de estrategias que permitan una integración exitosa referente al turismo, al patrimonio y al desarrollo económico local.

Si se comparan los elementos antes mencionados y los que resultan del procesamiento del criterio de los expertos, se aprecia con claridad la gran similitud que existe entre el comportamiento del turismo cultural a nivel internacional y en la villa trinitaria. En todos los casos resulta evidente, cómo a partir de la integración exitosa de los gobiernos locales y el resto de los actores en el diseño correcto de una estrategia, esta modalidad turística puede convertirse en el pivote precursor del desarrollo económico de ciudades con marcados valores patrimoniales.

La visión que se presenta constituye una descripción del consenso de actores involucrados en el futuro económico de la comunidad, que aunque no se pueda lograr en su totalidad, por lo menos le brinde a la ciudad un sentido de dirección en un período de tiempo. Se basa en, y refleja, temas importantes resaltados de la evaluación de la economía local (en particular de sus recursos turísticos). Es solo con sentido de "propiedad" de los actores involucrados que dicha visión actuará como una guía estratégica para Trinidad, al orientar todas las acciones hacia una única dirección: el desarrollo económico, social y cultural de la localidad y el bienestar de sus habitantes.

Para definirla correctamente es necesario analizar cuáles son los temas claves o líneas estratégicas que resultan del diagnóstico de los recursos histórico-culturales en el territorio. (ver figura 3)

Figura 3: Líneas estratégicas

Monografias.com

Fuente: elaboración del autor.

  • Preservación, conservación y uso racional de los recursos histórico-culturales como garantía de la validez y reconocimiento, tanto nacional como internacional, del patrimonio cultural trinitario.

La declaración de Trinidad desde 1988 como Patrimonio Cultural de la Humanidad, la hace privilegiada con relación a otros destinos turísticos en el país. Además de exhibir majestuosos paisajes naturales y una de las mejores playas de la costa sur, la villa toda engalanada atrapa a los visitantes ávidos de encontrar de manera casi intacta un legado cultural sin precedentes. Dicha condición constituye uno de los factores creadores más importantes de la imagen y el prestigio que goza la ciudad. Sin embargo, existen un conjunto de factores que ponen en peligro la mantención de este titulo. La Comisión de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (por su siglas en inglés UNESCO: United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) puede revocar dicha condición. Por tanto es sumamente indispensable llevar a cabo acciones que además de impedir efectos negativos como el elevado nivel de entropización de algunas zonas, el exceso de visitantes por sitio y la deficiente limpieza y saneamiento, contribuyan a hacer del pueblo trinitario dueño y partícipe de la protección de sus propios recursos

  • Mejoramiento de infraestructuras.

La infraestructura constituye uno de los soportes fundamentales para la explotación del turismo. Los recursos turísticos necesitan de determinados elementos para convertirlos en productos altamente demandados. Si bien es importante, por ejemplo, los medios de trasporte para el movimiento hacia y dentro del destino, también lo son un sistema de señalizaciones que de forma amena y sencilla oriente a los visitantes, lugares en donde se encuentre información actualizada y sin barreras idiomáticas, además de instalaciones confortables, cercanas y con servicios especializados que garanticen el disfrute, el esparcimiento y la recreación.

  • Dinamización (no museización) del patrimonio.

La dinamización puede concebirse como la gestión eficaz y eficiente del patrimonio. Significa manejar recursos, tomar decisiones sobre ellos, administrarlos de forma ordenada y dirigirlos a la consecución de un fin, optimizar tiempo y dinero. Dinamizar el patrimonio no es más que la necesidad de trasformar los bienes culturales pasivos en recursos activos con capacidad de generar ingresos para la ciudad y contribuir a su propia conservación.

  • Redefinición del producto turístico así como de la estrategia de comercialización y promoción del destino.

La ciudad cuenta, como ninguna otra en el país, con la posibilidad de explotar si no todas, la mayoría de las modalidades turísticas. A pesar de ello, el polo se comercializa básicamente como un destino turístico de sol y playa. Por tanto, es importante redefinir la cartera de productos que ofrece el territorio en busca de mostrar, con acertados y bien diseñados canales de comunicación y nuevas estrategias de promoción, que la ciudad está apta para todas las edades y todos los gustos.

  • Hacer del pueblo un ente decisor y principal partícipe de la protección y disfrute de los beneficios que generen sus propios recursos.

El pueblo no puede focalizar al turismo como un obstáculo ni sentirse inferior a él. Tiene que verlo como una vía de progreso y evolución al ser fuente de empleo, del incremento notable de los ingresos y del mejoramiento del resto de los sectores de la economía local. Debe ser partícipe de las decisiones que se tomen y el más beneficiado de los beneficios que la explotación de este sector genere, no solo económicos sino también culturales, sociales, espirituales y ambientales.

  • Puesta en marcha de una iniciativa local emprendedora.

Al gobierno local, de conjunto con el resto de los organismos e instituciones del municipio, le corresponde la responsabilidad de poner en práctica una estrategia que impulse el desarrollo de la localidad y visualice las posibilidades que ofrece la explotación del turismo para logarlo. Necesita tener presente el ordenamiento por sectores del territorio, su situación e interconexión; necesita abandonar formas precarias de dirección, administración y proponer en práctica nuevas legislaciones y políticas; el gobierno local, con autonomía y confianza en si mismo puede hacer que en vez de retroceso, sea avance la realidad del pueblo.

Por tanto la visión queda como sigue:

Trinidad de Cuba: visión 2025.

Monografias.com

Si se sigue la lógica del proceso de planificación estratégica, a partir de la definición de la visión-que toma como base los temas vitales surgidos de la evaluación de los recursos locales-pueden formularse los objetivos estratégicos. El propósito de los mismos es tomar ventaja de las fortalezas, superar las debilidades, explotar al máximo las oportunidades y enfrentar las amenazas identificadas durante el diagnóstico.

Para una mejor definición de los objetivos serán divididos en dos grandes grupos: los de desarrollo cultural y los relacionados con el desarrollo económico-social.

Objetivos estratégicos de desarrollo cultural:

  • Contribuir a la preservación, conservación y manejo adecuado de los recursos histórico-culturales del territorio, además de su difusión y aprovechamiento como productos turísticos.

  • Desarrollar actuaciones cuya finalidad principal es la de acondicionar, crear o mejorar espacios para su utilización como recursos de interés turístico, aunque también como espacios apropiados para el disfrute de los habitantes de la ciudad.

  • Sensibilizar a la población local sobre la importancia de participar en la estrategia del destino turístico.

  • Aprovechar la interpretación del patrimonio como una estrategia para elevar la calidad y la experiencia turística.

  • Diversificar la oferta cultural a partir del talento y las potencialidades locales.

  • Mejorar el espacio público, el medio ambiente y el paisaje urbano (morbilidad, señalización, accesibilidad, gestión de residuos, ruidos, etc.).

  • Dar vida la ciudad histórica mediante la cooperación activa, la gestión sostenible y la cualificación de la trama urbana.

Objetivos estratégicos de desarrollo económico-social:

  • Reforzar la identidad colectiva de la comunidad local mediante la revalorización de sus recursos, su historia y su divulgación.

  • Transferir a la población local los beneficios de una política de recuperación de la historia y valores de la ciudad en forma de actividad enriquecedora de la vida social y cultural.

  • Crear mecanismos y soportes adecuados para que el conocimiento histórico y los valores asociados al mismo puedan ser transferibles y divulgables, mediante una política adecuada de promoción.

  • Trasformar los bienes culturales pasivos en recursos activos o productos, con la capacidad de generar ingresos para la ciudad.

  • Desarrollar programas de inserción social y laboral.

  • Incentivar el incremento de fuentes de financiación para el mantenimiento y la preservación del patrimonio.

  • Redefinir la estrategia de comercialización del destino partir de sus potencialidades histórico-culturales.

  • Implementar acciones que propicien un efecto multiplicador del turismo sobre el resto de los sectores de la economía local.

Tras la formulación de la visión y los objetivos, la comunidad necesita decidir sobre los programas y proyectos que serán eje de su estrategia.

En la actualidad se llevan a cabo en la ciudad una serie de programas y proyectos de forma asilada; dirigidos, elaborados e implementados por diferentes actores. La realidad es que para que estos elementos sean eficientes es necesaria su integración dentro de un marco unificado que promueva además de los objetivos que ellos persiguen de forma individual, otros de beneficio común para la ciudad y su comunidad. Aunque el proceso de desarrollo económico local es aún incipiente, el gobierno municipal intenta ir definiendo cuál es la estrategia de desarrollo a seguir en busca de su autosustentabilidad y sostenibilidad.

De todas formas, es factible proponer algunos programas, en términos de elementos de orientación para la elaboración e implementación de una estrategia integrada para el municipio, basada en el turismo histórico-cultural. En dichos términos, corresponde en períodos posteriores el análisis y validación de esta propuesta. En cada programa se insertarán el número y cualidad de proyectos que se estime y valide conveniente formular y ejecutar.

Posibles programas:

  • Mejoramiento de la infraestructura local.

  • Incentivos al talento cultural local.

  • Imagen urbana y conservación del patrimonio urbanístico-arquitectónico.

  • Promoción de la participación y la ciudadanía responsable.

  • Descentralización hacia y desde la gestión administrativa municipal.

  • Programas de capacitación.

  • Planeación y consolidación de la infraestructura económica.

  • Atracción y posicionamiento de las inversiones con financiamiento local e internacional.

  • Promoción al turismo alternativo.

  • Programas de comunicación, promoción y comercialización para reforzar la imagen del destino y las estrategias de penetración y desarrollo de nuevos productos.

  • Acciones para la ordenación y cualificación de los recursos turísticos, orientado a la dinamización del patrimonio trinitario.

  • Elaboración del Plan de Manejo del Centro Histórico de la ciudad.

  • Programa de recuperación de la gastronomía local.

Aunque todavía queda mucho camino por andar en estos temas, es meritorio señalar el esfuerzo colectivo de personas, tanto del patio como extranjeras, que hacen posible que siga viva la ciudad. Disímiles proyectos cambian hoy la realidad trinitaria, entre los más significativos están los que siguen:

  • Proyecto de rehabilitación de la calle San José y la escuela "Eduardo García" con colaboración de la ONG Arquitectos sin Fronteras.

  • Escuela de Oficios y Restauración. Equipamiento de talleres donados por la Asociación Weitnauer Group of Companies.

  • Rehabilitación de la plaza de las Tres Cruces, la plaza Santa Ana y sus entornos, con financiamiento de la Junta de Andalucía.

El proceso de planificación estratégica del desarrollo económico local no concluye con la elaboración de la estrategia. Como parte de las etapas también se encuentran la implantación y por último el control de la misma. Es en esta etapa, a través de un proceso de retroalimentación, que se corrigen las principales deficiencias, aportándole, de ser necesario nuevos elementos. No se debe obviar que este proceso abarca un periodo de tiempo determinado y el entorno suele ser muy convulso y cambiante.

El país reclama de las iniciativas municipales de desarrollo la base para lograr el progreso de las localidades. El fortalecimiento de las capacidades endógenas, la confianza en si mismos y la utilización de las estrategias bien articuladas, mantendrán siempre despierta-para saludar a todo el que la visite-la ciudad dormida en el tiempo.

Conclusiones

  • La explotación de la denominada "industria sin humo" es una realidad para el mundo y en especial para la región Caribeña, al ser la principal fuente de ingresos para muchas de sus naciones. Hoy Cuba se inserta ante esa oportunidad.

  • En Cuba, el turismo clasifica como una de las actividades económicas más importantes dentro del ordenamiento por sectores en los territorios. Se ubica dentro de los tres primeros renglones de la economía del país.

  • Trinidad de Cuba es sin lugar a dudas, un destino turístico multiproducto. Es poseedora de un majestuoso patrimonio histórico-cultural (tangible e intangible) de incalculable valor.

  • A partir del diagnóstico realizado se obtiene y valida, a través de métodos científicos, el estado actual de los recursos histórico-culturales de Trinidad.

  • El comportamiento (tendencias y perspectivas) del turismo histórico cultural en la villa trinitaria sigue similares parámetros que a nivel internacional.

  • La posición estratégica a adoptar en el territorio coincide con el cuadrante fortaleza-oportunidad, es decir, se deben potenciar las fortalezas para poder aprovechar al máximo las oportunidades.

  • Trinidad carece de una estrategia coherente de desarrollo económico enfocada hacia la explotación del turismo histórico-cultural en la región.

  • El turismo constituye el eje económico del municipio. Sin embargo, la explotación de esta actividad no propicia un efecto multiplicador sobre el resto de los sectores de la economía local.

  • La ausencia de mancomunidad entre los intereses municipales, empresariales y comunitarios constituye una barrera para desarrollar el turismo en favor del beneficio del territorio y de su población.

  • En la actualidad el gobierno local no desempeña el papel activo y aglutinador del resto de los actores que intervienen en el proceso de desarrollo en base al turismo.

  • Los objetivos estratégicos propuestos en el trabajo responden a los intereses económico-sociales y culturales de la ciudad de alto valor patrimonial.

  • Las líneas estratégicas que resultan del diagnóstico de los recursos histórico-culturales son: preservación de la validez del patrimonio, mejoramiento de infraestructuras, dinamización del patrimonio, redefinición de estrategias, beneficios y papel de la comunidad, así como el desarrollo de una iniciativa local emprendedora.

  • Visión para el 2025: Trinidad de Cuba, destino turístico reconocido nacional e internacionalmente por el valor excepcional de sus recursos histórico-culturales; caracterizada por ser una ciudad ambientalmente segura, económicamente competitiva, políticamente participativa y socialmente integrada; sustentada por los valores, costumbres y tradiciones de su pueblo y por una gestión municipal emprendedora que reconoce y aprovecha las potencialidades del territorio como factor impulsor de su propio desarrollo.

Recomendaciones

Se sugiere al gobierno e instituciones involucradas en el municipio:

  • Aplicar técnicas que complementen el inventario de recursos turísticos y hagan del diagnóstico un elemento más integral y estratégico. El trabajo hace una propuesta viable para ello.

  • Tomar en consideración las experiencias desarrolladas en otras ciudades del país referidas a las temáticas abordadas (Viñales, ciudad Camagüey).

  • Utilizar la presente investigación como base para el diseño de una estrategia de desarrollo económico local basada en las potencialidades del territorio como destino turístico histórico-cultural.

Bibliografía

  • 1. Alburquerquer, Francisco. Desarrollo económico local y descentralización en America Latina. Revista de la CEPAL. España, 2004.

  • 2. Alburquerquer, Francisco. Espacio, territorio y desarrollo económico local. Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES). Chile, 1995.

  • 3. Ayala Hernández, Rosela. Sitio Guáimaro. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 4. Cameron, Rondo. Historia Económica Mundial. Ed. Alianza. Universidad Textos. Madrid, 1998.

  • 5. Cárdenas, Ileana. Rehabilitación del patrimonio edificado. Instituto Superior Politécnico "José Antonio Echeverría". Universidad de la Habana. La Habana, 1998.

  • 6. Carpio Calzada, Norberto. Patrimonio intangible: Valle de los Ingenios. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 7. Castillo Ortega, Manuel y Lazo Vento, Carlos. Gestión integral de proyectos locales: ejemplos en el municipio Viñales. Revista: Avances. Centro de Estudios de Gerencia, Desarrollo Local y Turismo (GEDELTUR). Universidad Hermanos Saíz Motes de Oca. Pinar del Río, 2008.

  • 8. CEPAD. Experiencias y desafíos del proceso de desarrollo económico local y participación popular. Bolivia, 2008.

  • 9. Díaz Gispert, Lidia Inés. Una reflexión al concepto de desarrollo sostenible desde la óptica económica de Carlos Rafael Rodríguez en el ámbito de la globalización neoliberal. Editora Política. La Habana, 2000.

  • 10. Dilla, González y Vincentelli. Participación popular y desarrollo en los municipios cubanos. CEA. La Habana, 1993.

  • 11. Duarte Alarcón, Yordanka. El turismo y su incidencia en el desarrollo económico local de Villa Clara. Tesis en opción del título de Licenciado en Economía. Universidad Central de las Villas. Santa Clara, 2009.

  • 12. Durán Cárdenas, Alejandro. Turismo y economía cubana, un análisis al final del milenio. Revista: Economía y Desarrollo. La Habana, 2000.

  • 13. Fariñas Rodríguez, Ricardo. Gestión de destinos turísticos. Monografía. Centro de Estudios Turísticos. Universidad de la Habana. La Habana, marzo de 2005.

  • 14. Fariñas Rodríguez, Ricardo. Desarrollo y planificación turística. Monografía. Centro de Estudios Turísticos. Universidad de la Habana. La Habana, febrero de 1999.

  • 15. Gallicchio, Enrique. El desarrollo local: como combinar gobernabilidad, desarrollo económico y capital social en el territorio. Desarrollo local, una revisión crítica del debate. Argentina, 2006.

  • 16. Garofoli, Gioacchino. Modelos locales de desarrollo (en italiano). Ed. Franco Argeli. Milán, 1991.

  • 17. Gómez Consuegra, Lourdes. Documentos internacionales de conservación y restauración. Compilación. Centro de Estudios de Conservación de Centros Históricos y Patrimonio Edificado (CECONS). Universidad de Camagüey. Camagüey, septiembre de 2004.

  • 18. Gómez Consuegra, Lourdes. Centro Histórico Urbano de Camagüey, patrimonio mundial. Ed. El Lugareño. Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey. Camagüey, 2009.

  • 19. Greffe, Xavier. Descentralizar en favor del empleo. Ministerio de Trabajo. Madrid, 1990.

  • 20. Hernández Martín, Raúl. Impacto económico del turismo. Papel de las importaciones como fugas del modelo. Sector Exterior Español. España, septiembre de 2004.

  • 21. Hernández Tirados, Yenisley. La artesanía trinitaria: su puesta en valor turístico. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 22. Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social. Manual de desarrollo local. Chile, 1998.

  • 23. Lagunilla Martínez, Manuel. Trinidad de Cuba: mitos, leyendas y tradiciones. Trinidad.

  • 24. Leal Spengler, Eusebio. Programa para el desarrollo humano a nivel local. Ediciones Boloña. Oficina del Historiador de la ciudad. Ciudadcity. PNUD. Pamplona, 2001.

  • 25. Martínez Ardila, Sorely y Mauricio Cuervo, Luis. Sistemas de buenas prácticas en el desarollo económico local. Una revisión preliminar de la experiencia. Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES). Chile, marzo de 2006.

  • 26. Méndez Delgado, Elier y Lloret Feijóo, Ma. Carmen ¿Cómo medir el desarrollo local según la experiencia cubana? Revista: Observatorio de la economía latinoamericana. La Habana, agosto de 2004.

  • 27. Méndez Delgado, Elier y Lloret Feijóo, Ma. Carmen. Una forma de medir el desarrollo económico local en Cuba. Revista: Economía y desarrollo. Universidad de La Habana. La Habana, diciembre de 2003.

  • 28. Méndez Delgado, Elier. Planificación del desarrollo territorial.  Aplicación de técnicas de análisis para el diagnóstico del Plan Territorial. Tesis en opción del título de Doctor en Ciencias Económicas. Universidad de La Habana. La Habana, junio de 2001.

  • 29. Nápoles Zborovskaya, Eduardo Z. Diagnóstico del destino turistico Trinidad de Cuba. Tesis en opción del titulo de Licenciado en Turismo. Universidad Central de las Villas. Santa Clara, marzo de 2009.

  • 30. Navalón García, Ma. Dolores. Fundamentos para la gestión turistica del patrimonio. Presentaciones en Power Point. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 31. Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Una experiencia singular: valoraciones sobre el Modelo de Gestión Integral de La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad. Plan Maestro. Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO y Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). La Habana, 2006.

  • 32. Ormindo de Azevedo, Paolo y Rodríguez Alomá, Patricia. Proyecto Gestión Integral del Patrimonio Cultural. Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO y Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). La Habana, febrero de 2003.

  • 33. Pelegrín Entenza, Norberto. Gestión estratégica del patrimonio. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 34. Pelegrín Entenza, Norberto y Naranjo Llupart, María R. Medio ambiente y comunidad. Manual. Programa de sensibilización para la sustentabilidad y sostenibilidad turística en las comunidades de la República Bolivariana de Venezuela. Trinidad, 2009.

  • 35. Pellegrin, Jean Pierre. Desarrollo local y cambio estructural: nuevas perspectivas con relación al ajuste y las reformas. OCDE. París, 1993.

  • 36. Perón Delgado, Eva. Procedimiento metodológico para el diagnóstico en la planificación estratégica del desarrollo en ciudades de alto valor patrimonial. Revista: Retos de la Dirección. Centro de Estudios de Dirección Empresarial y Territorial. Universidad de Camagüey. Camagüey, 2007.

  • 37. Rodríguez, Carlos Rafael. Crecimiento y desarrollo. Letra con filo. Editora Política. La Habana, 1983.

  • 38. Rodríguez Ferrer, Cármen. Palacio Cantero. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 39. Santander Rodríguez, Sahily. Recursos turísticos trinitarios. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 40. Silva Lira, Iván. Metodología para la elaboración de estrategias de desarollo local. Dirección de Gestión del Desarrollo Local y Regional. Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES). Chile, noviembre de 2003.

  • 41. Sitios Web:

  • a. http://www.eumed.net/ce/2007b/dc-0711.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollo_econ%C3%B3mico

  • b. http://api.ning.com/files/c*JgdYjALbBWD*Ej2p71sEk5YMZFsfkTD27pcosFIE_/turismosostenible.doc

  • c. http://www.turismoelcasco.com/lecturas/lectura_012.pdf

  • d. http://ideas.repec.org/s/erv/turdes.html

  • e. http://www.fapedec.org.ar/docs/Desarrollo%20Local%20y%20Turismo%20Responsable%20(Dra.%20Roca%20de%20Korger).pdf

  • f. http://www.um.es/dp-geografia/turismo/n12/Cuaderno-1.pdf

  • g. http://eden.cdimm.org/WTOindicators.doc

  • h. http://www.dict.uh.cu/Revistas/UH/N%FAmero%20257/Art%EDculos%20Word/14%20algunas%20reflexiones%20sobre%20ciudad%20hist%F3rica%20educaci%F3n%20y%20turismo.rtf

  • 42. Turiño López, Teresa. San Isidro de los Destiladeros, importante sitio con valores histórico-arqueológicos y naturales en el Valle de los Ingenios. Trabajo Final. Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio. Universidad de Alicante, Escuela de Hotelería y Turismo y Sede Universitaria Municipal de Trinidad. Trinidad, 2009.

  • 43. UNESCO. La Declaración de México sobre las Políticas Culturales. Declaración. Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales. México, agosto de 1982.

  • 44. Vázquez Barquero, Antonio. Las bases teóricas del desarrollo endógeno. Ed. Pirámide. Madrid, 1999.

  • 45. Vázquez Barquero, Antonio. Desarrollo, redes e innovación. Lecciones sobre desarrollo endógeno. Ed. Pirámide. Madrid, 1999.

  • 46. Vázquez Barquero, Antonio. Política economica local. Ed. Pirámide. Madrid, 1993.

Anexos

Anexo 1 Indicadores básicos de turismo sostenible

Monografias.com

Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales

Fuente: Organización Mundial del Turismo (OMT)

Anexo 2: Indicadores complementarios del turismo sostenible

Medioambiente urbano

Monografias.com

** Puede ser una función de cambio en el nivel de delincuencia o cambios en el nivel de presentación de informes.

Fuente: OMT

Anexo 3: Indicadores complementarios del turismo sostenible

Sitios culturales. Patrimonio construido

Monografias.com

** Puede ser una función de cambio en el nivel de delincuencia o cambios en el nivel de presentación de informes.

Fuente: OMT

Anexo 4: Ubicación geográfica de Trinidad

Monografias.com

Monografias.com

Anexo 5: Centro histórico de Trinidad. Plazas y barrios

Monografias.com

Simbología

Monografias.com

Fuente: Oficina del Historiador de la ciudad de Trinidad.

Anexo 7: Clasificación del Patrimonio Cultural

Monografias.com

Fuente: tomado del Diplomado de Conservación y Diseño del Patrimonio ofrecido en la Oficina del Historiador de la ciudad de Trinidad por la Dra. Arq. Lourdes Gómez Consuegra. CECONS. Universidad de Camagüey, Cuba 2009.

Anexo 8: Inventario de recursos turísticos

Monografias.comMonografias.comMonografias.com

Monografias.com

Fuente: Trabajo Final del Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio, marzo de 2009. Autora: Ing. Macarena

Anexo 16 Casa-hacienda Guáimaro

Monografias.com

El antiguo ingenio Guáimaro constituyó un hito en el complejo arquitectónico industrial del Valle de los Ingenios. Su majestuosa casa-hacienda del siglo XIX y ubicada como las demás dentro del panorama rural, resulta notable por el tratamiento decorativo: pinturas y murales de temas románticos en ambientes neoclásicos, realizadas por el artista romano Daniel D` Allaglio, quien decorara el palacio Cantero y el palacio Borrell en la ciudad y realizara otros trabajos en otras regiones de la Isla.

Fuente: trabajo final del Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio, marzo de 2009. Autora: MSc. Mislady Zerquera Concepción

Anexo 17 Casa-hacienda Buena Vista

Monografias.com

Aquí se encontraba uno de los ingenios más importantes de la época. Entre 1845 y 1857 fue propiedad de una de las personalidades más influyentes en la sociedad trinitaria de entonces: Justo Germán Cantero. Su casa-hacienda establece un ejemplo sin par dentro de los modelos de casas hacienda. Construida en el siglo XIX, presenta un estilo neoclásico romano único en esta zona. Su posición permite un dominio visual de gran segmento del valle.

Fuente: trabajo final del Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio, marzo de 2009. Autora: MSc. Mislady Zerquera Concepción

Anexo 18 Casa-hacienda Guachinango

Monografias.com

Cuenta con una casa-hacienda construida en la primera mitad del siglo XIX, de tipología campestre, con decoraciones murales originales y genuinas. Es destacable que en casi todas sus paredes existen decoraciones con presencia de animales, aspecto este no reportado en otro lugar del país.

Fuente: trabajo final del Diplomado de Gestión Turística del Patrimonio, marzo de 2009. Autora: MSc. Mislady Zerquera Concepción

Anexo 19: Encuesta para determinar el nivel de competencia de los expertos

Nombre: __________________________________________________________

Compañero(a):

Como usted ha mostrado voluntad para colaborar con la presente investigación y tiene las condiciones profesionales exigidas para emitir un criterio sobre el trabajo realizado, se necesita valorar la posibilidad de seleccionarlo en calidad de experto en busca de criterios y juicios más acertados referentes al tema en cuestión. Para realizar la selección se hace indispensable dominar los elementos que permitan conocer el grado de competencia que tiene usted en la materia. Para ello debe responder el siguiente test.

  • 1. Marque con una "x" en la tabla siguiente con una escala de 0 a 10, su nivel de conocimiento en aspectos relacionados con los recursos histórico-culturales Trinidad y la posibilidad de utilizar esta modalidad turística como pivote del desarrollo económico local en esta ciudad. Considere 0 como no poseer conocimiento en la materia y en orden creciente, 10 como una elevada preparación.

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

  • 2. Para determinar cuáles fuentes han contribuido en su preparación referida al tema, señálelas con una "X" en la siguiente tabla:

Monografias.com

Fuente: metodología propuesta por Oñate, Ramos y Díaz en 1988.

Muchas Gracias.

Anexo 20: Encuesta aplicada a los expertos (Conformación de la DAFO resumida)

Compañero(a): __________________________________.

La presente encuesta forma parte de una investigación encaminada al trazado de una estrategia de desarrollo económico local para Trinidad, basado en las potencialidades del territorio como destino histórico-cultural. Con motivo de la misma, necesitamos someter a su consideración aspectos que son vitales para lograr este propósito. De antemano le agradecemos su colaboración y confiamos en que sus juicios y criterios nos serán de mucha ayuda. Aceptamos cualquier aclaración o sugerencia.

A continuación aparece una matriz DAFO como diagnóstico inicial de los recursos histórico-culturales de Trinidad. Usted deberá señalar aquellos elementos que considera son las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades más importantes de dichos recursos. Para ello le rogamos discrimine en su valoración elementos que sean redundantes (no excluyentes), o simplemente, aquellos cuya influencia en el grado de desarrollo de la localidad sea poco significativa.

Matriz DAFO

Debilidades:

  • Infrautilización turística del patrimonio histórico-cultural. (D1)

  • Alto nivel de entropización de algunas zonas. (D2)

  • No existencia de un sistema se señalización adecuado como elemento orientador y guía de las características, facilidades y de accesibilidad a los diferentes recursos. (D3)

  • Accesibilidad deficiente (externa e interna): carencia en Trinidad de un aeropuerto internacional y mal estado de las redes viales que impiden el acceso y la conectividad con asentamientos poblacionales y sitios de interés histórico-cultural. (D4)

  • Sobrecarga turística. (D5)

  • Movilidad urbana mejorable: parqueos y trasporte disponible, que provoca problemas de capacidad en los accesos a los núcleos de interés turístico. (D6)

  • Deficiente sistema de rutas turísticas: inexistencia en muchos casos de circuitos o senderos trazados para los recorridos. (D7)

  • Distribución desequilibrada de la afluencia turística en el territorio. (D8)

  • Deficiente nivel de oferta complementaria: oferta de alojamiento cercana a los recursos y escasa red gastronómica, particularmente de las tradiciones culinarias locales. (D9)

  • Arquitectura no deseable o foránea a las características e historia de la ciudad: pérdida de la identidad por edificaciones banales y con un elevado nivel de estandarización. (D10)

  • Problemas de limpieza y saneamiento en áreas específicas. (D11)

  • Uso y manejo inadecuado de muchas áreas. (D12)

  • Ausencia de montajes que permitan exhibir la riqueza patrimonial. (D13)

  • Reducción de la diversidad paisajística producto de la existencia de elementos que provocan un impacto visual negativo. (D14)

  • Visualización deficiente del paisaje (falta de equipos). (D15)

  • Escaso nivel de accesibilidad a la información local, tanto por infraestructura como de personal especializado: no existe un centro de información ni guías especializados en el patrimonio cultural trinitario, lo que provoca una comunicación idiomática deficiente. (D16)

  • Bajo nivel de conciencia turística por parte de la población local. (D17)

  • Falta de formación y capacitación: escasez de personal especializado en las actividades de conservación del patrimonio local. (D18)

  • Escasa iniciativa local emprendedora: el gobierno local no desarrolla políticas turísticas suficientes que potencien la actividad del sector. (D19)

  • Descoordinación entre los actores encargados de dinamizar el patrimonio cultural. Desconexión de actuaciones dentro y fuera del municipio. (D20)

  • Falta de confianza en las propias capacidades. (D21)

  • Desestructuración económica, social o cultural de la comunidad. (D22)

  • Problemas de financiación. (D23)

  • Inexistencia de un Plan de Manejo Integrado y del proyecto Agenda XXI para la ciudad. (D24)

  • No aprovechamiento de la interpretación del patrimonio como una estrategia para elevar la calidad y la experiencia turística. (D25)

  • Estrategia de comercialización turística deficiente: hoy Trinidad de Cuba no se vende como un destino histórico-cultural. (D26)

Fortalezas:

  • Declaración por la UNESCO del Centro Histórico de la ciudad y el Valle de los Ingenios como Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el año 1988. (F1)

  • Trinidad como la tercera villa fundada por los españoles en la isla. (F2)

  • Singularidad y marcado grado de conservación de los valores patrimoniales y los elementos arquitectónicos de la época: mosaicos, azulejos, columnas, pilastras, platabandas, cancelas, zócalos, rejas, etc., que hacen de su casco histórico uno de los mejores conservados de Cuba y de América Latina y el Caribe. (F3)

  • Conjunción (en un mismo destino turístico que no excede los 20km de radio) como en ningún otro lugar de la zona central y del país, de los más diversos atractivos: cultura, tradición, historia, paisajes naturales, playa y contemporaneidad. (F4)

  • Existencia de un clima favorable para el disfrute de los recursos durante todo el año. (F5)

  • Presencia de sitios con alta calidad escénico-paisajística. (F6)

  • Existencia de sitios excepcionales en estado virgen, aún no explotados (mayoritariamente en el Valle de los Ingenios). (F7)

  • Factibilidad del turismo cultural trinitario para todos los segmentos turísticos. (F8)

  • Existencia de zonas o áreas lúdico-recreativas. (F9)

  • Alto nivel de fidelidad hacia el destino y hacia los productos turísticos culturales en explotación. (F10)

  • Valores, tradiciones y costumbres del pueblo trinitario. (F11)

  • Favorable percepción de la seguridad ciudadana por parte de los turistas. (F12)

  • Facilidades para el desarrollo de actividades colaterales a la explotación turística: encuentros, conferencias, actividades culturales y proyectos comunitarios destinados a transmitir a las nuevas generaciones la necesidad de preservar el acervo cultural de la ciudad. (F13)

  • Los recursos histórico-culturales constituyen una fuente de esparcimiento, recreación y aprendizaje para la comunidad local. (F14)

  • Son productos turísticos generadores de empleo en las zonas donde se encuentran. (F15)

  • Capital humano comprometido con el mantenimiento del patrimonio. (F16)

  • Experiencia profesional del personal encargado de la difusión, cuidado y conservación del patrimonio trinitario. (F17)

  • Desarrollo de una cultura turística debido a la superación y perfeccionamiento del personal asociado al sector turístico. (F18)

  • Validez de la expresión patrimonial y su reconocimiento a escala nacional e internacional. (F19)

  • Desarrollo político, cultural, científico y educacional alcanzado por la población. (F20)

Amenazas:

  • Afecciones a la permeabilidad de la trama urbana. (A1)

  • Escasez de recursos en favor del mantenimiento del paisaje. (A2)

  • Susceptibilidad a los embates de fenómenos naturales. (A3)

  • Alta dependencia de turoperadores extranjeros y centralización de la comercialización en las Casas Matrices. (A4)

  • Crítica situación económica internacional, desastres naturales o provocados y epidemias que afecten los países emisores de turistas. Desbalances en el flujo turístico internacional. (A5)

  • Fuerte competencia de otros polos en el país y la región del Caribe. Incremento de la competitividad entre destinos. (A6)

  • Desequilibrios entre el incremento de la actividad turística y la sensibilización social entorno al turismo. (A7)

  • Incremento de los costos en el mercado internacional relacionados con las actividades de restauración. (A8)

  • Bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. (A9)

  • Presencia de barreras para aceptar cambios en la demanda, la diversificación de la oferta y las nuevas tecnologías. (A10)

  • Riesgos culturales y sociales que ponen en peligro la preservación de los valores auténticos de las comunidades. (A11)

Oportunidades:

  • Situación política estable: permite la tranquilidad y la seguridad social y ambiental del destino. (O1)

  • Redimensionamiento del producto turístico cubano. (O2)

  • Crecimiento constante del turismo en las próximas décadas. Descenso del turismo de sol y playa y ascenso del turismo urbano, turismo que tiene por destino la ciudad, su historia y su cultura. (O3)

  • Incremento, en tiempo de crisis, del turismo cultural como modalidad turística potencial, capaz de generar ingresos y cumplir con los indicadores de sostenibilidad. (O4)

  • Catalogación Patrimonial: medidas legales de conservación. Nuevos instrumentos legales para la conservación y uso de espacios con valor cultural. (O5)

  • Incorporación en Sistemas de Espacios Libres (equipamiento). (O6)

  • Nuevo significado económico-social de los recursos: casonas, restaurantes, ocio. (O7)

  • Partes: 1, 2, 3, 4, 5


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Turismo

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.