Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El uso del ajo en la hipertensión arterial




  1. Introducción
  2. Componentes activos principales
  3. Propiedades medicinales del ajo
  4. Descripción del Cultivo del Ajo
  5. Propiedades del Ajo
  6. Objetivos
  7. Metodología
  8. Resultados y análisis
  9. Conclusión
  10. Recomendaciones
  11. Bibliografía

Introducción

En los actuales momentos la hipertensión arterial constituye un enigma de salud pública, la cual es una enfermedad que consiste en el aumento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias, fácil de detectar aunque a veces pase asintomática.

La hipertensión crónica es el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, así como para la enfermedad cerebro vascular y venal; ya que de manera silente, produce cambios en el flujo sanguíneo a nivel macro y micro vascular, causados a su vez por disfunción de la capa interna de los vasos sanguíneos y el remodelado de la pared de las arteriolas de resistencia, que son las responsables de mantener el tono vascular periférico.

Hasta ahora esta enfermedad no tiene cura, sin embargo puede controlarse, para ello debe seguirse un tratamiento regular de por vida, para bajar la presión y mantenerla estable.

El uso de plantas medicinales es una manera natural de prevenir esta enfermedad o de controlarla. En tal sentido el ajo es uno de alimentos y remedios naturales más estudiado para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, ya que tiene reconocidas propiedades medicinales como son: protector de los pequeños vasos, expectorante, antiasmático y anti fúngico, así como otras propiedades atribuidas con seguridad por el uso tradicional o popular tales como: antiparasitario, hipotensor, analgésico, antiartrítico, antiséptico, para el tratamiento de enfermedades cardiacas y también como ingrediente fundamental para las recetas de comida.

A tales efectos el presente trabajo pretende concienciar a las personas sobre las propiedades curativas que posee el ajo, así como de los riesgos que se corren al no prevenir las enfermedades. Por tanto este estudio en su primera parte hace referencia al planteamiento del problema específicamente sobre el alarmante incremento de los casos de enfermedades cardiovasculares en nuestro país.

Seguidamente se hace referencia al marco teórico referencial, en el cual se hace mención a la evolución histórica, la conceptualización y los estudios interpretativos relacionados con el tema de investigación.

Luego continuamos con el marco metodológico, donde se especifica la manera de abordar la investigación, es decir, las pautas que se seguirán para el desarrollo de estudio.

Posteriormente nos referimos al análisis de los resultados obtenidos, a través de un procesamiento de estadística y por último finaliza la investigación con las conclusiones y recomendaciones del trabajo; así como la bibliografía utilizada.

Las cifras estadísticas que manejan los médicos y la sociedad venezolana de cardiología proporcionadas por el Dr. Eduardo Morales son alarmantes, en donde la tarea de mortalidad por dolencias cardiovasculares asciende a 100 mil habitantes en los últimos tiempos, augurando que cada media hora fallece un venezolano por enfermedades cardiovasculares.

Considera el Dr. Morales que esta cifra es una de las más altas del continente y aumenta proporcionalmente en personas mayores de 40 años, entre otras causas, como consecuencia directa de la crisis económica, malos hábitos de vida, y la ausencia de un programa de prevención desde la niñez- Tal situación determina que de cada 4 venezolanos uno muere por infarto.

El Dr. Pedro Monsalve, profesor de la facultad de medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) informó que, lamentablemente, en el país cada vez más personas sufren hipertensión arterial "Nuestras cifras nos indican que 34% de los venezolanos son hipertensos, pero más de la mitad de las personas ignoran que tienen esa condición".

La hipertensión arterial se traduce en el aumento anormal de la presión con que la sangre circula por las arterias, condición que puede dañar gravemente diversos órganos del cuerpo humano, como: los riñones, los ojos, el corazón, etc. En casos más graves puede conducir a hemorragias cerebrales, trombosis, etc.

Aunque la tensión arterial depende de muchos factores como: la edad, el peso, el sexo, etc., se considera hipertensión cuando una persona está por encima de los 14 en la máxima y de los nueve en la mínima. Cuando la presión arterial está por encima de 21 y 12 se producen crisis hipertensivas.

Cuando se mide la tensión arterial se ofrecen dos cifras separadas por una barra, por ejemplo 140/90. El primer número- el más grande corresponde a la presión sistólica que es la que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón se contrae. El segundo número- el más pequeño- corresponde a la presión de la sangre en las arterias en el momento en que el corazón no late. Esta presión se conoce como presión diastólica. Ambas se miden en mm HB (milímetros de Mercurio) que es la altura que el mercurio alcanza al presionar sobre el la fuerza de la sangre.

El Dr. Walter Sosa comenta que la hipertensión arterial es la "asesina silenciosa", pues aunque no hay estadísticas oficiales actualizadas aseguró que el padecimiento está ubicado entre 32 y 33% en el país, con lo cual estamos hablando de millones de personas.

Hemos creído que los remedios más sencillos y naturales suelen ser los más efectivos y posiblemente los más económicos, es por ello que nos abocamos a investigar las propiedades curativas.

El ajo siempre ha sido considerado dentro de aquellos alimentos que aportan beneficios, tanto para nivelar el colesterol como la hipertensión. Es que su efecto sobre la sangre, por medio de varios principios activos presentes en él, sirven positivamente para estos fines.

Las sustancias que intervienen en la sangre y por las cuales se verían afectados directamente los niveles de hipertensión y colesterol son la alucina /(con capacidades hipotensoras), la ajo cisteína (anticoagulante) y el alilmercaptano (reductor del colesterol e hipotensor), entre otros.

Así es como mediante estudios, las fundaciones médicas de varios países han recomendado que el ajo puede estar tranquilamente incluido a diario para controlar el colesterol y prevenir factores de riesgo cardiovascular en los seres humanos.

¿Aporta la hipertensión arterial en la calidad de vida de los seres humanos?

El estudio se realizará en la Avenida Emiro Cordonez, sector La Inmaculada, 1ra. Sabana Boconó Estado Trujillo.

Son varios los trabajos realizados en cuando a las propiedades curativas del ajo, pero para el objeto de estudio solo tomamos las siguientes:

Díaz, M. Ricardo (2010) realizó una investigación titulada "Propiedades curativas del ajo". Ese estudio fue experimental, tomando un grupo control y otro no en Bogotá Colombia, donde el objetivo era determinar el uso del ajo para ciertas enfermedades comunes en esa población.

Se observó en esa investigación que el grupo control obtuvo resultados excelentes, favorables a la salud.

Otro estudio interesante con aportes significativos es el de Mesa Juan (2009) "El ajo planta milagrosa por sus efectos curativos". Su objetivo principal fue verificar los efectos del ajo en la recuperación de enfermedades cardiovasculares en los seres humanos. Dicho estudio evidencia que el ajo es potente estabilizador de la presión sanguínea. Este estudio fue documental.

Otro aporte significativo para esta investigación lo constituye el trabajo de Aller R. Luís (2008). Los efectos del ajo sobre la disminución del riesgo cardiovascular" realizado en la unidad de apoyo a la investigación del hospital universitario de Río en Brasil, fue un estudio de campo donde su objetivo era analizar el perfil lipídico del endotelio vascular y la agregación plaquetaria. Demostrando que el consumo regular de ajo crudo dos veces al día durante 42 días disminuye los niveles de colesterol total y triglicéridos.

El médico y botánico Dioscórides hace miles de años y las revistas de medicina actuales publican constantemente pruebas científicas que avalan la teoría de que el ajo purifica las arterias. En la década de los setenta, científicos de la universidad de Bengazí, Libia, demostraron con animales de laboratorio que el ajo evita la formación de placas en las arterias y contribuye a prevenir la arterioesclerosis y las enfermedades cardíacas.

Otros estudios científicos que este bulbo actúa contra la hipertensión, ayuda a reducir el colesterol malo "LDL" responsable de la arterioesclerosis y aumenta el colesterol bueno "HDL".

El ajo también protege la hipertensión. En Japón, las instituciones sanitarias reconocen su acción hipertensiva, hecho corroborado en investigaciones de otros países. Se ha comprobado que la hipertensión sistólica disminuye del 20 al 30%, mientras que la diastólica se reduce en un 20%.

El ajo también contribuye a hacer más fluida la sangre. El químico Eric Block de la Universidad de St. Albany, en Nueva York, descubrió en el ajo una sustancia que denominó ajoene y que tenía la misma eficacia que la aspirina para interferir en el proceso de coagulación de la sangre.

Si bien es normal que la sangre coagula cuando se produce un corte, no es nada beneficioso que coagule en las arterias, ya que, una de las consecuencias puede ser el infarto. El investigador indio Arun Bordia midió el ritmo de la coagulación en muestras de sangre a las que se agregó aceite de ajo, y constató que la coagulación se ralentizaba. Si este aceite se agregaba cuando la sangre había comenzado a formar grumos, el proceso se revertía. El mismo efecto positivo se conseguía incluyendo el aceite de ajo en la dieta.

En la práctica, un diente de ajo crudo al día estimula la disolución de los coágulos y previene el infarto y la angina de pecho.

Se ha comprobado que el ajo refuerza el sistema inmunológico. En un experimento realizado en el laboratorio se mezclaron las defensas naturales de sangre con células cancerosas. Las de aquellas personas que habían ingerido ajo o un extracto de ajo destruyeron entre 140 y 160% más células cancerosas que las que no habían comido.

En condiciones normales pequeñas dosis de ajo refuerzan las defensas del organismo.

Actualmente, se está estudiando su efectividad (con altas dosis) para el tratamiento del sida.

La tintura de ajo protege contra la epilepsia y la formación de tumores, rejuvenece el organismo y mejora la vista. Esta fórmula es una antiquísima receta, un medicamente homeopático a base de ajo y alcohol puro de 90º fue hallado en las niñas de un monasterio tibetano por una expedición de la UNESCO en 1971, y se presume que data del año 3000 a.c, aproximadamente.

Es lo que hoy en día conocemos como tintura de ajo. La tintura es ideal para tratamientos largos por lo que resulta muy adecuada para combatir algunas afecciones como la hipertensión.

Hay muchas fórmulas de tinturas y alcoholaturos de ajo. Esta es solo una de ellas:

Picar 120 grs de ajo y poner en maceración con 100 cl de alcohol de 70º durante 10 días. Colar y guardar en un frasco de cristal oscuro.

Esta tiene múltiples aplicaciones. Sirve para:

  • Regular la presión de los hipertensos y mitigar las palpitaciones cardíacas.

  • Combate el ácido úrico y sus consecuencias ciáticas, gota y reumatismo.

  • Es un excelente depurativo para todo el cuerpo.

El ajo es una planta monocotiledonea, perteneciente al orden liliflora.

Nombre vulgar: ajo

Nombre científico: allium sativum L

Familia: Liliáceas.

Hábitat: se conoce desde tiempos remotos, habiéndose utilizado para la mayoría de las culturas, desde los antiguos egipcios, romanos, griegos hasta en la misma India u Oriente. Parece ser que su origen se ubica en Asia Central, desde donde se entendió ampliamente y se encuentra naturalizado en muchas partes del mundo.

Características. Planta perenne de la familia de las liliáceas de hasta 1,5 m de altura. Hojas planas de hasta 8 mm de anchura flores verdosas o blanquecinas, 2 veces rosadas, muy poco abundantes (algunas veces inexistentes) que sobresalen con un largo pedúnculo sobre una cabezuela de bulbillos Espata mucho más larga que la cabezuela bulbo (cabeza de ajo) formado por una envoltura blanca dentro de la cual se encuentran varios bulbillos (los dientes de ajo) se conoce desde tiempos remotos, habiéndose utilizado por la mayoría de las culturas, desde los antiguos egipcios, romanos, griegos hasta la misma India u Oriente. Parece ser que su origen se ubica en Asia Central, desde donde se extendió ampliamente.

Componentes activos principales

  • Aminoácidos: ácido glutamínico, argenina, ácido aspártico, leucina, ksina, valina, etc.

  • Minerales: Principalmente magnesio, potasio, calcio y fósforo.

  • Vitaminas principalmente: vitamina B6, también vitamina C4, en cantidades menores: ácido fólico, panto ténico y niacina.

  • Aceite esencial con muchos componentes sulfurosos: disulfuro de alilo, trisolfuro de alila, tetrasolfuro de alilo.

  • Aliinaque, mediante la enima aliñosa, se convierte en aliana.

  • Ajoeno, producido por condensación de la alicina.

  • Quercentina.

  • Azúcares: fructosa y glucosa.

Propiedades medicinales del ajo

Uso interno

Circulación: La presencia de componentes sulfurosos, así como la aliina, y del ajoeno, la hace muy importante en otorgar a esta planta propiedades antibióticas (no formación de coágulos en la sangre) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arterioesclerosis, hipertensión, colesterol, infarto de miocardio, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides.

Diurético: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuado en casos de reumatismo, hidropesía, edemas y vejiga.

Bactericida: Por su contenido en compuestos ricos en azufre, es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc) digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc) o excretor (infecciones renales, cistitis, etc).

Digestivo: favorece la digestión, al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas.

Antihelmíntico: el ajo ayuda a eliminar las lombrices intestinales, algo muy habitual en los niños pequeños.

Anti cancerígeno: estudios recientes parecen asociar el consumo del ajo con la inhibición del cáncer. Los compuestos azufrados parecen ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estómago, hígado, pecho, etc. El flavonoide querecetina, por sus efectos antioxidantes, también parece jugar el mismo papel en este sentido.

Sida: El probado valor bactericida del ajo, así como sus propiedades antioxidantes, podrían ser interesantes en la ayuda contra las infecciones que se aprovechan del sida para aparecer.

Uso Externo:

- Picadura de insectos, hongos o enfermedades de la piel: sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos, así como la mayoría de afecciones de la piel, especialmente infecciosas, como los hongos, llagas, heridas y quemaduras. Para ello podemos mojar la zona afectada con una gasa mojada en tintura o simplemente frotar la parte afectada con jugo de ajo. También puede utilizarse para combatir la sarna frotando la parte afectada con ajo machacado en aceite de oliva. Para las verrugas podemos crear una cataplasma de ajo sobre la verruga, sin afectar el resto de la piel y para los callos usaremos una cataplasma de diente de ajo machacado con un poco de perejil, únicamente sobre la zona afectada, sin afectar el resto de la piel, porque en la piel sana puede producir ampollas. El ajo en uso externo puede provocar dermatitis por contado en algunas personas. Las propiedades bactericidas del ajo se demostraron sobradamente en las dos últimas guerras mundiales cuando se utilizaban su jugo para desinfectar las heridas de los soldados.

Dolor de oídos: para tratar las infecciones del oído u otitis debemos suministrar un par de gotas de aceite de ajo dentro del oído. Cuando sienta los oídos inflamados y con dolor, especialmente al tomar algo, tuesta al fuego directo un diente de ajo pequeño hasta que se ponga de color café. Aún calentito, se envuelve en algodón y lo colocas en el oído afectado por unos 10 minutos tres veces al día.

Algunos investigadores también asocian al ajo efectos beneficiosos contra la impotencia. Hay que recordar que muchos casos de impotencia se deben a una mala circulación de la sangre que dificulta su llegada al pene y en consecuencia la erección. En estos casos se aconseja tomar durante 15 días seguidos un diente de ajo crudo al día. Este ciclo de 15 días se debe repetir cada 2- 3 meses.

Otros usos

Alimento: es una planta que n debería faltar nunca en la mesa y debería comerse siempre crudo, pues la cocción destruye sus componentes esenciales. Se bebería comer en ensaladas y en crudo para no destruir sus propiedades medicinales.

Descripción del Cultivo del Ajo

Esta planta bulbosa de origen asiático es muy rústica y se desarrolla de modo óptimo en lugares abiertos y soleados. Se puede cultivar en casi todos los climas, aunque prefiere los templados o cálidos. Debe contar con una época de altas temperaturas para que se puedan formar sus bulbos. No es muy exigente con el tipo de terreno, aunque prefiere los suelos aireados y ligeros que drenen perfectamente.

Reproducción

Se siembran los dientes de ajo mejores de cada cabeza durante el otoño; pero en los terrenos más pesados y húmedos la siembra se hace en enero o febrero, para evitar encharcamientos excesivos.

Los plantaremos en caballones con el terreno bien removido, dejando la puntita sobresaliendo del terreno y enterrándolos entre 3-5 cm, sin apretar demasiado la tierra; el marco de plantación es de 10-15 cm entre dientes y 20- 30 cm entre líneas. Debemos evitar utilizar los dientes procedentes de la parte central del bulbo y desechar los muy pequeños o deformes. Antes de la plantación, es recomendable mezclar con a tierra 1/6 de arena

Cuidados

El riego será moderado, muy reducido o nulo en el caso de que se produzcan precipitaciones, recordando que los excesos de humedad y los encharcamientos son causa de pudrición, muy perjudicial para este tipo de plantas. Si la planta florece, el tallo floral debe ser cortado cuando alcanza la altura de 10 cm.

Los ajos no se aporcan o recalzan durante su cultivo, más bien están justo sobre la tierra. Cultivo que necesita de un abonado equilibrado en nitrógeno y potasio, el nitrógeno interviene sobre todo en la parte aérea y el potasio le confiere resistencia ante las condiciones ambientales adversas.

Recolección

Se realiza durante el verano, cuando el follaje comienza a amarillear y se va secando.

Para su correcta conservación se deben dejar las cabezas una semana al sol, con el fin de que acaben de secarse, de este modo, los bulbos no vuelven a brotar y no se pudren. Luego se atan en manojos o ristras y se cuelgan en lugar seco y aireado, con lo que se conservan en óptimo estado durante muchos meses.

La cosecha de los ajos tiernos se va realizando durante la primavera, según las necesidades

Enfermedades

  • Pudrición: aparece en las primeras fases del desarrollo si se dan condiciones de humedad excesiva. La base del bulbo se reblandece y se pudre.

  • Gorgojo de los bulbos: Coleóptero que suele aparecer poco antes de la cosecha, durante el mes de mayo, y se come los ajos casi por completo.

Propiedades del Ajo

  • El ajo normaliza la tensión arterial

  • Reduce los niveles de colesterol en sangre.

  • Combate el cáncer.

  • Previene el cáncer de mama, estómagos vejiga y pulmones.

  • Calma espasmos nerviosos, calambres y contracturas musculares.

  • Previene el reumatismo.

  • Controla diarreas y trastornos intestinales.

  • Tiene reputación como afrodisíaco.

  • Cuenta con propiedades antibióticas y antimicóticas.

  • Dilata los vasos sanguíneos.

  • Actúa como antiagregante plaquetario.

  • Beneficioso para problemas de garganta.

  • Recomendable en problemas bronquiales.

  • Sirve para el asma.

  • Tiene efecto expectorante.

  • Reduce la fiebre.

  • Estimula funciones del hígado y lo purifica al igual de la sangre.

  • Ayuda en problemas de boca como llagas.

  • Cicatrizante.

  • Purificador de la piel.

  • Actúa sobre los efectos de la contaminación y el tabaquismo.

  • Ayuda para el cansancio.

  • Tiene efectos rejuvenecedores.

  • Actúa sobre parásitos intestinales.

  • Bueno para diabetes.

  • Bueno para el estrés.

  • Recomendable en quemaduras regenerando la piel, es cicatrizante.

  • Reduce grasas.

  • Bueno para otitis por vía interna.

  • Contiene polifenoles, sustancias que eliminan los radicales libres.

  • Mejora las digestiones.

  • Previene la angina de pecho.

  • Previene hemorroides.

  • Indicado en lesiones musculares.

  • Limpia los riñones, es desinfectante de la sangre.

Al limpiar riñones e hígado limpia indirectamente las articulaciones.

Objetivos

General

Puntualizar el uso del ajo para controlar la hipertensión arterial.

Específicos

  • Identificar las propiedades del ajo para mejorar y controlar las enfermedades cardiovasculares.

  • Reemplazar los hipotensores por el ajo para mejorar la hipertensión arterial.

  • Proponer el uso del ajo para controlar la hipertensión arterial.

El presente trabajo de investigación pretende abordar la problemática de salud pública que reviste la hipertensión arterial, la cual es señalada como la "asesina silente" por ser en la mayoría de los casos una enfermedad asintomática. Por tanto revista gran importancia el conocimiento de ésta para tomar correctivos necesarios, es decir, prevenir la aparición o el control en caso de existir la hipertensión arterial, mediante el uso del ajo como favorecedor de la circulación sanguínea y preventivo para la arterioesclerosis, el cual es de fácil acceso, con propiedades muy puntuales, con pocas contraindicaciones y fácil de preparar para el consumo, tanto medicinalmente como por sabor en las recetas de comida.

Metodología

TIPO DE INVESTIGACIÓN

El enfoque de la investigación adoptada es el enfoque empirista inductivo, también llamado probabilístico, positivista, neopositivista, optimista lógico.

Según Padrón (1998:263) señala "en este enfoque se concibe como producto del conocimiento científico los patrones de regularidad a partir de los cuales se explican las interdependencias entre clases distintas de eventos fácticos. En consecuencia tanto las vías de acceso al conocimiento como los mecanismos para su producción y validación no pueden ser otros que los sentidos y sus prolongaciones (instrumento de observación y medición), ya que los patrones de regularidad se captan a través del registro de repeticiones de eventos.

Fase diacrónica

La presente investigación es descriptiva tiene como objeto central lograr la descripción o caracterización del evento de estudio dentro de un contexto particular.

Hernández Sampieri y otros (1991), señala "los estudios descriptivos son aquellos que buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, comunidades, objetos o cualquier otro evento sometido a investigación".

DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

El diseño de la investigación permite al investigador encontrar la manera de obtener información para dar respuesta a las interrogantes planteadas. El diseño de investigación será de campo, porque los datos serán obtenidos directamente a través de las personas involucradas en el estudio (pacientes con trastornos de presión arterial) ubicados en la Avenida Emiro Cordonez 1ra Sabana, Sector La Inmaculada del Municipio Boconó Estado Trujillo.

Los pacientes contactados ubicados en el sector La Inmaculada Primera Sabana de Boconó Parroquia El Carmen Municipio Boconó Estado Trujillo, serán muestreados aleatoriamente para la publicación de la entrevista.

TÉCNICAS E INSTRUMENTOS PARA LA RECOLECCIÓN DE DATOS.

- Para la recolección de la información inicial que servirá de base a este estudio, se realizarán visitas al primer centro asistencial del municipio (Hospital Rafael Rangel), específicamente a Sanidad, área de epidemiología donde reposan censos de enfermedades más comunes que padecen los habitantes de esta zona, los cuales contienen elementos importantes tales como nombres y apellidos de los pacientes, edad, ubicación entre otros.

- Se utilizará la observación directa no participante de la realidad que se pretende estudiar, cual es el resultado de los pacientes que consumen ajo para la hipertensión arterial.

- Se empleará para los pacientes la técnica de la entrevista y el instrumento será el cuestionario con la finalidad de recabar información sobre la evolución en pacientes hipertensos.

PROCEDIMIENTO

Para lograr el propósito de esta investigación se realizó un estudio a 10 pacientes con trastornos de la presión arterial, en un periodo de 8 días (previa solicitud)

Se conformaron al azar 2 grupos de cinco pacientes cada uno. Un grupo fue tratado con ajo y el otro con medicamentos "farmacéuticos".

La información se obtuvo mediante la recolección de datos, de una encuesta y de la planilla de vencimiento, se registraron los sistemas fundamentales: hipertensión arterial. Se consideró hipertenso a los pacientes con cifras persistentes elevadas en dos tomas consecutivas al día mayor o igual a 140/90 mmHg.

Se recogió el criterio de los pacientes en relación con el tratamiento sobre la base de las siguientes definiciones: muy bueno, disminución de la presión arterial y un periodo de 3 días de ausencia de sistemas; bueno, reducción de la presión arterial con uno o dos días sin síntomas; regular, aquellos pacientes que se mantuvieron sin síntomas entre ocho y veinticuatro horas y deficiente, los que no tuvieron alivio de sus problemas de salud en ningún momento. A partir de la experiencia con los pacientes, dieron su opinión sobre el medicamento "farmacéutico" y tratamiento del ajo empleado.

INDICACIONES

  • Tratamiento con ajo: un diente de ajo al día, en ayunas.

  • Medicamento "farmacéutico" una tableta al día.

Resultados y análisis

En la tabla 1 se observa que en la hipertensión arterial, fueron mayoría los pacientes con resultados positivos tratados con el ajo en relación con los pacientes tratados con medicamentos Farmacéutico".

Tabla 1. Distribución de la muestra según el comportamiento de los tratamientos aplicados.

Monografias.com

Se encontró que también fueron mayoría los pacientes tratados con el ajo y su mejoría en el menor tiempo de 8 días.

En la tabla 2 se aprecia que 3 pacientes se consideraron como buena la aplicación del ajo para disminuir la presión contra 2 pacientes del tratamiento Medicamentos "Farmacéutico.

Tabla 2. Distribución de la muestra según los criterios sobre los tratamientos

Criterios

Tratados con el ajo

Tratados Medicamentos "Farmacéutico"

Bueno

3

2

Regular

1

1

Deficiente

1

2

Total

5

5

Fuente: Planilla de vaciamiento de datos.

En la tabla 3 se ofrecen los datos de costo por medicamento, dosis por día, cantidad de pacientes y días con los tratamientos. El ajo representó un costo de Bs. F 22,00 y la aplicación de medicamentos "Farmacéutico" Bs. F 247,00 por lo tanto se obtuvo un ahorro de Bs. F. 225.00.

Tabla 3. Costo de los medicamentos, dosis por día, pacientes y días con los tratamientos.

Medicamento

Costo

(Bs. F)

Costo

Al día

Nº de

pacientes

Días de

tratamiento

Cantidad

Total de

productos

Costo al final de mes

Ajo

22,00

1 tabl

5

60

1 fco

22,00

Captopril

20,00

1 tabl

2

20

1 caja

20,00

Esforge

225,00

1 tabl

2

28

1 caja

225,00

Atenolol

18,00

1 tabl

1

20

1 caja

18,00

Total: 285,00

Tab: tableta, fco: frasco, caj: caja

Fuente: departamento de farmacia.

Los 10 pacientes consideraron de utilidad la aplicación del ajo y la emplearon como tratamiento.

Conclusión

El ajo aparte de ser una hortaliza, su presencia le da un delicioso sabor a las comidas, también se usa en el campo medicinal, representa un gran almacén de vitaminas A, B y C y colabora de forma decisiva en el buen estado de la piel, una mejor defensa frente a las infecciones y un mayor equilibrio del sistema nervioso. Es considerado como el antibiótico natural.

La acción beneficiosa de ajo sobre a tensión arteria ha sido descrita por diferentes pacientes, señalan que se ha podido comprobar que el ajo como tratamiento resultó ser más beneficioso en menos tiempo que e1 medicamento "farmacéutico".

La actividad hipotensora del ajo ha sido informada en seres humanos, administrada por vía oral.

Los buenos resultados obtenidos con el tratamiento de ajo sustentó el criterio favorable de casi todos los pacientes que la recibieron dado que experimentaron mejoría, cuando el ajo se utiliza en dosis adecuadas es bastante beneficioso.

Las dosis de los suplementos de ajo, equivalentes a un diente de ajo de tamaño medio, al día durante 6 meses.

El uso del ajo en este trabajo produjo un ahorro de Bs.f 225,00 demostrando que puede contribuir a mejorar estados de salud y ser económica.

Finalmente se puede decir que el ajo es válido para el tratamiento de la hipertensión es mucho más económico. El mayor número de los pacientes aliviaron los síntomas con el ajo en menos tiempo en relación con el medicamento "farmacéutico". El criterio de los pacientes tratados con el ajo fue muy bueno. Todos los pacientes consideraron útil el uso del ajo y lo aplicaron, considerando que existe una clara compresión de los beneficios que esta reporta.

Aunque debes recordar que "la cura está en el olor", si el tomar ajo fresco se vuelve un inconveniente (mal olor o sabor de boca, así como la transpiración con olor a ajo), es recomendable recurrir a as tabletas con cobertura entérica, pero en este caso, debes estar supervisada por un médico o un nutriólogo, sobretodo en cuanto a sus efectos anticoagulantes y sobre la presión arterial.

El ajo, es una maravilla de la naturaleza no pueden dejar de estar presentes en tu vida diaria, pues i tu mejor seguro de vida para prevenir un sin fin de enfermedades típicas de nuestro tiempo y actual ritmo de vida.

Recomendaciones

- Un ajo al día aumenta la vida: Ingiriendo un diente de ajo crudo al día, aumenta la longevidad contra la arterioesclerosis o la hipertensión se recomienda aumentar la dosis a tres dientes diarios.

- Ingerirlo con otros alimentos es lo mejor: El consumo de ajo es un remedio natural que no extraña efectos secundarios, salvo un posible malestar estomacal. Para evitar este posible inconveniente, lo más correcto es ingerirlo con otros alimentos.

- Hay casos en que no se recomienda. No se recomienda su ingesta a personas con problemas de coagulación de la sangre, que tomen anticoagulantes, como la aspirina, sufran hipertiroidismo o vayan a someterse a una operación quirúrgica.

- Su sabor depende de su aspecto: cuan o más tierno y claro es el ajo, más agradable y suave será su sabor.

- el mal aliento se puede evitar: para evitar el típico mal aliento o posibles ardores se aconseja retirar el germen del ajo que es el lugar donde se concentra su olor característico y que suele resultar indigesto. Para combatir el mal aliento, aunque no existe un remedio infalible, se recomienda masticar durante un rato hojas de perejil o de menta.

- Otros consejos para evitar el mal aliento. Lo que suscita su característico olor y sabor es el componente de azufre que tiene, y que puede provocar mal aliento después de haber comido ajo, pero hay unos cuantos remedios caseros para combatirlo.

  • Beber zumo de limón recién exprimido.

  • Tragar un clavo entero.

  • Morder perejil o hinojo

  • Tomar una cucharada de miel

  • Beber un vaso de leche o de vino tinto.

Bibliografía

Berdoncesi, S, J.L. (2006) Gran Enciclopedia de las plantas medicinales. Terapia natural para el tercer milenio. Volumen I. Tikal ediciones. Madrid, Pág. 86- 89.

Dr. Shely, N. Medicina altelrnativa. Guías de Salud. Enciclopedia ilustrada de curación natural. Susaeta Ediciones S.A. Pág. 65, 158- 159.

Gausachs, R. Les herbes Remeires. Vo. 1.

Heibernan, John. (1995) El ajo y sus propiedades curativas. Historia, remedios y recetas. Ediciones Paidos. Barcelona. Buenos aires- México. 1era. Edición.

Ortemberg, A. (2000). Cuatro tesoros de la salud: ajo, limón, cebolla y zanahoria. Océano grupo Editorial. S.A. Barcelona.

Parejo, E.(2005) ajo: esencia mediterránea. LA Besana, Edición IV N 32.

Pérez, Del R; Pedro, V. (2004) Vademecum fitoterapia. Quintana de Rueda León.

Valpiana, Tiziana. (1998) El ajo. Océano Ibis. Ediciones S.A. Barcelona.

Direcciones de páginas visitadas:

http://www.nietoeditores.com.mx/artuiculos,php?id-sec= &id-art=199&page=64.

www.healthday.com

www.saludparati.com

http://www.consumaseguridad.com/normativa-legal/2007/07/17/2861.pyhp

http://www.enebro.cnice.meed.es/ gcorraki/ajo.html

http://www.ideasana.fundacioneroski.es/web/es/13/ajo/

http://www.culturismoweb.es/el-ajo-es-beneficioso.html

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/druginfo/natural/patient-garlic.html

http://wwwverduras.consumer.es/documentos/hortalizas/ajo/receta.php

http://wwwsabormediterraneo.com/salud/ajo.htm

http://www.pronat.con.mx/Temas/ajo-anticoagulante.htm

http://wwwnaturalstandar.com

 

 

Autor:

Rafael Betancourt

2012


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda