Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Vivero comunitario para la conservación y preservación de las áreas verdes




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Momento I
  4. Momento II
  5. Momento III
  6. Momento IV
  7. Referencias bibliográficas
  8. Anexos

RESUMEN

El presente trabajo tuvo como propósito diseñar un vivero comunitario para los estudiantes del Liceo Bolivariano Omaira Sequera Salas para la conservación y preservación de las áreas verdes, para ello se basó en un enfoque epistemológico socio crítico con una metodología cualitativa apoyada en un diseño investigación acción, la cual fue desarrollada en 4 fases constituida por el diagnóstico participativo, planificación, ejecución, evaluación y reflexión. Los actores fueron los niños y niñas de 6to grado de la Escuela Gladys Briseño Méndez de Cabudare donde se efectuó la recolección de las semillas de los árboles Apamate y Flamboyán. Asimismo, el Liceo Bolivariano Omaira Sequera Salas, donde se construyó el vivero comunitario como una herramienta para la sensibilización ambiental de los estudiantes en la conservación y preservación de las áreas verdes. Una vez efectuadas las actividades establecidas, se concluye que el vivero comunitario representa un importante aporte a la comunidad, generando soluciones a innumerables problemas y facilitando de alguna u otra forma la integración de la comunidad en una actividad de interés común, beneficiando aún número mayor de personas que dependen del recurso en el cual se está trabajando y además facilita al estudiante beneficiar a otros en base a su propio beneficio, como es la recuperación de cualquier espacio que brinde un claro aporte de conservacionismo.

Descriptores: vivero comunitario, preservación y conservación del ambiente

INTRODUCCIÓN

La destrucción de la capa de ozono, el cambio del clima, la desertificación, la escasez de agua dulce y la reducción de la biodiversidad son problemas que han surgido en el mundo y demuestran el daño ambiental provocado por algunos sistemas de producción industriales, agrícolas, piscicultura, forestales y los estilos de vida urbanos caracterizados por el sobre consumo, todo esto, ha causado un enorme deterioro de los ecosistemas, lo que ha originado que hoy en día los problemas ya sean locales, sino globales.

En consecuencia, muchas instituciones como las Naciones Unidas, Organización Mundial de la Salud, entre otras, han promovido el desarrollo de la educación ambiental a fin de restablecer una relación de respeto hacia el entorno, la cual tiene como objetivo desarrollar una población mundial que esté consciente y preocupada del medio ambiente y de sus problemas y que tenga los conocimientos, actitud, habilidades, motivación y conductas para trabajar, ya sea individual o colectivamente, en la solución de los problemas presentes y en la prevención de los futuros (Ecoeduca, 2007)

De allí, que el sistema educativo de los países tienen una gran responsabilidad de llevar a los diferentes niveles de formación actividades sistemáticas que orienten al cambio de valores, concepciones y actitudes sobre la relación de los seres humanos con el medio ambiente. Por consiguiente, la educación media como tercera etapa en la formación del individuo, requiere concebir actividades educativas ambientales que promuevan en los estudiantes la sensibilidad y sentimiento de pertenencia a lo natural, donde conozcan y practiquen estrategias apropiadas para aclarar valores, fortalecer el desarrollo moral individual, conozcan problemas ambientales locales, establezcan contactos y desarrollen redes para colaborar en la tarea de cuidar al ambiente.

Por lo tanto, todo esto significa la reorientación del trabajo educativo desde su forma actual hacia un trabajo pedagógico en el aprendizaje más que la enseñanza, el cual exige estrategias adaptadas a los distintos estilos de aprendizaje, el uso de actividades de exploración, búsqueda de información, trabajo de colaboración en equipos y participación en la comunidad.

Desde esta perspectiva, el proyecto que se desarrolló tuvo como propósito construir un vivero comunitario para el Liceo Bolivariano "Omaira Sequera Salas" y la comunidad para la conservación y preservación de las áreas verdes.

Por consiguiente, el proyecto se estructura de la siguiente manera:

En el momento I y abarca la descripción de la situación de estudio, objetivos de la investigación y justificación.

En el momento II donde se indican los estudios previos, el soporte teórico.

En el momento III, en el cual se expone la metodología relacionado con el diseño de la investigación, fases de la investigación, actores sociales, escenario de estudio e interpretación de los datos.

En el momento IV, se presentan los hallazgos encontrados de acuerdo a las actividades realizadas. Asimismo, se establecen las conclusiones y se ubican las referencias y anexos correspondientes.

MOMENTO I

Situación de Estudio

La educación tiene como objetivo proporcionar al ser humano los conocimientos técnicos y científicos que sirvan de soporte para contribuir con el bienestar social y económico del país. Como proceso establece métodos y procedimientos para que el educador pueda crear, asimilar y facilitar al estudiante técnicas que permitan interactuar con su entorno.

Por consiguiente, se espera que las instituciones educativas fomenten un tipo de educación que cultive nuevas formas de conocimiento y relaciones sociales que conduzcan a la formación de un ser humano capaz de desarrollar prácticas habilidades, destrezas, cambios de comportamientos y formación de valores hacia nuevas formas de relación con la naturaleza y con el resto de la sociedad.

Cabe mencionar, que en Venezuela en los últimos años se han realizado innumerables esfuerzos por promover e incorporar la formación ambiental dentro del proceso educativo. Esta preocupación por mejorar la enseñanza conservacionista llevó en 1986, a reactivar el convenio firmado en 1980 entre el Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales Renovables (MARNR) (1990) y el Ministerio de Educación (1991), donde se estableció el compromiso de los organismos del Estado por garantizar la incorporación de la educación ambiental al diseño y administración del currículo de los diferentes niveles y modalidades del Sistema Educativo.

En este contexto, lo que se pretendió con la construcción de un vivero comunitario en el Liceo Omaira Sequera Salas es formar ciudadanos y ciudadanas, cuya actitud hacia la naturaleza se base en la comprensión y el conocimiento de la dependencia del hombre y mujer a su medio, cuyas conductas están dirigidas a buscarle solución a los problemas ambientales y así asegurar ciudadanos y ciudadanas responsables y conscientes de su papel de protectores y defensores del ambiente.

De allí, que la acción educativa en materia ambiental, debe contribuir al desarrollo de conocimientos y actitudes y de las competencias necesarias para la conservación y mejora del ambiente, además de promover en los estudiantes, procedimientos pedagógicos que permitan una visión de los problemas ambientales y sus posibles soluciones, de acuerdo al nivel intelectual del educando.

En tal sentido, se hace necesario que el individuo valore, proteja y conserve el ambiente, como parte de su medio natural; para un mejor desarrollo de conocimiento físico y mental adoptando así, un enfoque ecológico conservacionista del mismo. Como se puede apreciar las plantas, los animales el suelo, el agua y otros elementos del ambiente, son indispensables para la vida del ser humano, por lo que resulta un deber ineludible para todos cuidar estos recursos naturales básicos, ya que la responsabilidad en la protección del medio ambiente y los recursos naturales y artificiales, es de todos.

Es por lo antes señalado, que en las instituciones educativas se debe fomentar la conciencia ecológica y conservacionista en los estudiantes, través de espacios que favorezcan la participación activa para el cuidado y preservación del ambiente en el medio. Significa entonces, que es preciso incorporar estrategias y actividades placenteras a los estudiantes, para que al mismo tiempo que disfrutan la actividad, construyan conocimientos sobre los elementos del medio que los/las rodea, ayudándoles así al desarrollo de sus capacidades y potencialidades hacia el cuidado del ambiente.

En consecuencia, a través del vivero comunitario que se promueve la formación ambienta para así dotar a los estudiantes de conocimientos básicos sobre problemas ambientales, con el objetivo de despertar la preocupación por estos y desarrollar capacidades para crear y aplicar soluciones que atenúen la crisis que vive el planeta. De allí, que es necesario la construcción de un espacio donde se multipliquen plantas medicinales forestales, ornamentales y frutales que representen un lugar para aprender a valorar y permitir rescatar áreas verdes del liceo y de la propia comunidad.

En el marco de estos planteamientos, el caso que ocupa en este trabajo está relacionado con el Liceo Bolivariano "Omaira Sequera Salas", toda vez que de acuerdo a la interacción de los investigadores con esta institución, se ha podido apreciar que el ambiente interno relacionado con las áreas verdes se encuentra en total abandono; y no se cuenta con espacios para vivero que permita mantener las áreas internas; así como actividades que involucren a los estudiantes para el cuidado y preservación del ambiente. En tal sentido, los estudiantes en algunas ocasiones poseen actitudes y valores que van en contra de favorecer el resguardo ambiental, así como, se ha percibido gran apatía por parte de ellos y poco interés para participar en actividades relacionadas con la conservación y mejoramiento del ambiente. Es de mencionar, que de continuar esta situación la institución en general se vería afectada por la imagen que proyectará hacia su entorno inmediato que son los padres y representantes y comunidad en general, debido a la falta de disposición y cuidado de sus instalaciones educativas.

Cabe mencionar que no se observa un trabajo conjunto entre la Institución, Estudiantes y Personal para fomentar el cuidado y conservación del ambiente en toda la población de la Institución, lo que hace determinante la necesidad de construir un vivero comunitario para la formación ambiental de los estudiantes y de la comunidad.

Objetivos de la Investigación

  • 1. Construir el vivero comunitario para los estudiantes del Liceo Bolivariano Omaira Sequera Salas para la conservación y preservación de las áreas verdes.

  • 2. Establecer enlace con los niños y niñas de 6to grado de la Escuela Gladys Briseño Méndez en el marco del tema ambiental para promover la comunicación interinstitucional.

  • 3. Diagnosticar la necesidad de un espacio que estimule la conservación y preservación de ambiente en el Liceo Bolivariano Omaira Sequera Salas.

Justificación

Los fenómenos naturales han causado estragos en diferentes países a nivel mundial y Venezuela no es la excepción, porque los efectos son evidentes. La importancia de la investigación radica principalmente en minimizar en un alto porcentaje la cantidad de problemas ambientales ocasionados por falta de educación ambiental y el cuidado que debe tener el ser humano en el ambiente que lo rodea.

Es necesario entonces, combatir los problemas ambientales a partir de la implementación de actividades, en el caso particular, la implementación del vivero comunitario en el Liceo Bolivariano Omaira Sequera Salas, tiene como propósito hacer copartícipes a los estudiantes en el cuidado del medio ambiente y así contribuir a la recuperación, conservación y preservación de las áreas verdes.

Es por lo antes expuesto, que la investigación tiene un impacto social, toda vez que propicia la valoración del ambiente mediante la construcción del vivero comunitario para promover aprendizajes significativos, para que en el futuro, los estudiantes puedan reflexionar sobre las consecuencias de no cuidar el ambiente que los rodea. Así mismo, se enfatiza en conservar el ambiente para promover cambios que conduzcan a la sensibilización y la formación de valores ambientales necesarios en la sociedad, como una alternativa para que éstos se identifiquen con los valores naturales y culturales de su región, se reconozcan a si mismos como agentes de cambio, y valoren la importancia de la solidaridad y participación.

Por ende, es que se hace necesario desarrollar actividades ambientalistas que ayuden al estudiante desarrollar habilidades, potencialidades, destrezas y valoración en las tareas de conservación y preservación del ambiente, para una mejor calidad de vida. De allí que, esta investigación se constituye en un aporte importante para la Institución objeto de estudio, toda vez que le servirá de soporte para conocer las debilidades existentes en los estudiantes poder orientarlos hacia un sentido de pertenencia y amor por la misma.

Así mismo, este trabajo será un gran aporte teórico-práctico para futuros proyectos, por cuanto hace referencias a recomendaciones útiles que ayudaran a los estudiantes en la conservación y preservación del ambiente para una mejor calidad de vida.

MOMENTO II

Estudios Previos

La preocupación por el ambiente se acentúa en la actualidad, debido a los graves problemas que afectan al medio y por consiguiente la necesidad de proporcionar al estudiante una conciencia ética, de valor ambiental, donde los mismos son los promotores encargados de cuidar y preservar el ambiente en el cual se encuentren. Es por ello, que las actividades de carácter ambientalista que puedan desarrollarse en las instituciones educativas pudieran ser un instrumento para lograr llevar el mensaje al ser humano sobre el cuidado y la preservación que debe proporcionar al medio ambiente que le rodea. En este contexto, se presentan algunos estudios previos relacionados con el tema objeto de revisión.

Sobre este particular, Chico (2012) en el Estado Vargas realizó la Construcción del Vivero Socialista La Lucha como una de las actividades en la Misión Árbol, con el objetivo de recuperar los espacios degradados y restablecer las condiciones ambientales de la comunidad de Macuto en el Estado Vargas. Esta actividad se realizó con apoyo de la Gobernación y la comunidad en general, donde se recolectaron 37 mil plantas para la conservación de diferentes espacios del litoral varguense. En la construcción del vivero predominaron las especies ornamentales, entre ellas las adelfas, caña de la india, corazón de hombre, crotos, té rojo, garbancillo y alelí. Asimismo, se realizaron en el vivero actividades como jornadas para estudiantes quienes trabajan y aprenden sobre la conservación y preservación del ambiente.

Asimismo, la comunidad organizada de la parroquia de Catia de Caracas (2011), realizó una jornada para la plantación de 10 mil plantas en el Parque Nacional Warairarepano a la altura del sector Catuche, con la finalidad de recuperar las áreas afectadas por incendios forestales y así contrarrestar los efectos del cambio climático, para ello se realizaron una seria de jornadas donde la comunidad participó activamente y asumió una conciencia ambientalista para realizar un trabajo permanente en el cuidado y preservación de su medio ambiente. Para la plantación se utilizó la técnica de plantación con bolas de tierra, asimismo la dispersión de semillas se realizó mediante avios, elaborados con papel periódico y abono enriquecido, el cual es un sistema de plantación que permite garantizar el establecimiento de las especies en zonas de difícil acceso. Las plantas sembradas fueron la Ceiba, Caoba, Apamate, Jabillo, Vetiver y Lencaena.

En este mismo sentido, Escolares y voceros del Gobierno de Guárico (2011), ofrecieron charla en el marco de la Misión Árbol en Venezuela, sobre la construcción de viveros forestales y hortícolas a niños, niñas y adolescentes de la primera, segunda y tercera etapa escolar, docentes y voceros de los consejos comunales. La jornada incluyó la elaboración del semillero, aprovechando la existencia de canteros. El objetivo fue crear e incentivar la conciencia sobre la preservación de las cuencas hidrográficas y con ellas el agua, como fuente para el sostenimiento de la biodiversidad.

Cabe mencionar igualmente, el trabajo realizado por las comunidades campesinas del piedemonte andino (2011) en el desarrollo de un vivero comunitario de cedro y pardillo con fines de reforestación en Calderas, Estado Barina, cuyo objetivo fue repoblar bosques de café, además de diversificar dichos ambientes en la parroquia Calderas del Municipio Bolívar, estado Barinas, dada la desaparición progresiva de algunas especies importantes del género cedrela de la familia meliácea, que incluye árboles muy apreciados por la calidad de su madera, razón por la cual éstas áreas han sido intensamente explotadas en Venezuela.

De igual manera, se presenta a Gatica (2011), quien realizó una investigación titulada "implementación de un vivero forestal en la Escuela Regional de Oriente en Guatemala, para fortalecer la educación medio-ambiental" para ello se apoyó en un estudio de campo de carácter descriptivo. Después de trabajar en un diagnóstico y hacer un análisis de la situación en cuanto a la educación ambiental y detectado las ineficiencias en cuanto a la conservación y preservación del medio ambiente. La autora elaboró un instructivo para la construcción del vivero forestal con el objetivo primordial de mejorar la educación ambiental, logrando con ello desarrollar la competencia de cuidado y mantenimiento del medio ambiente.

Las referencias presentadas resaltan la importancia de crear conciencia en el ser humano sobre la preservación y conservación de su medio ambiente, por lo que hace relevante la inserción de actividades educativas en el área ambiental para fomentar y promover una formación ambiental adecuada a las exigencias actuales del entorno donde la misma interactúa.

Soportes Teóricos

Vivero

Del latín vivarium, un vivero es una instalación agronómica donde se cultivan, germinan y maduran todo tipo de plantas. Los viveros cuentan con diferentes clases de infraestructuras según su tamaño y características. Por su parte, Herrera (2006), señala que los viveros, se definen como sitios destinados a la producción de plantas, en donde se les proporciona todos los cuidados requeridos para ser trasladadas al terreno definitivo de plantación.

Entre los factores que determinan las características de un vivero y de sus plantas, se encuentran la frecuencia de riego, la luz (imprescindible para la fotosíntesis), el sustrato empleado (mezclas de tierra, abono y otros componentes), la temperatura y la humedad ambiental.

Las necesidades de viveros en programas de ambientalización, se deben básicamente a que en el vivero la inversión económica es mínima en lo referente a preparación del sitio, fertilización y mantenimiento; además el viverista puede tener un mejor control durante el tiempo de la producción de plantas.

La producción en vivero tiene como función obtener plántulas de calidad superior, es decir tamaño adecuado, libre de plagas y enfermedades, para asegurar el éxito de la ambientación, para lo cual es necesario que la persona encargada de dirigir la actividad del vivero conozca y aplique ciertas etapas, como por ejemplo:

Se debe reproducir especies que provengan del mismo lugar y del mismo tipo de suelo. Entre los factores a tomar en cuenta para elegir la especie de planta a producir en el vivero son:

  • Objetivo de la plantación

  • Preferencias de los agricultores

  • Experiencia con la especie

  • Requerimientos de clima y suelo

  • Ubicación de fuentes de semilla (Época de recolección y almacenamiento)

  • Problemas de plagas y enfermedades con la especie.

  • b. Tipos de Viveros

Los viveros, pueden ser forestales, frutales y ornamentales:

Los viveros forestales, producen especies destinadas a la producción maderera, para cortinas, montes y arbolado público. Ejemplo Eucaliptos, pinos, casuarinas, olmos, plátanos, álamos, fresnos, acacias, palo borracho, ceibo, timbo, anchico, entre otros.

Los viveros de frutales, están dedicados a la producción de especies destinadas a obtención de frutas de diferentes tipos. Ejemplo: Perales, durazneros, ciruelos, vides, damascos, manzanos, almendros, nueces.

Los viveros ornamentales, están destinados a producir plantas de interior y exterior con fines de ornamento o embellecimiento de espacios como parques y jardines. Ejemplo: Los hay de flor (claveles, rosales, aljabas) de colores en hojas y tallos (begonias, ficus, helechos, difembaquias, palo de agua), arbustos (madre selva, glicina, jazmín, camelias)

Tradicionalmente los viveros de acuerdo a la permanencia y magnitud se clasifican en viveros permanentes y viveros temporales.

b.1. Viveros permanentes:

Llamados también fijos, son aquellos que producen grandes cantidades de plantas todos los años. Requiere de infraestructura formal (bodegas, invernaderos, etc.) bastante sólida.

b.2. Viveros temporales:

Llamados también volantes, son viveros pequeños que se establecen en el mismo lugar a realizar la plantación, por una temporada.

Existen algunos factores a considerar al momento de establecer un vivero:

  • Localización y accesibilidad del terreno:

Un vivero debe localizarse en un sitio que sea lo más representativo posible de las condiciones del clima y suelo del lugar donde deseamos reforestar. El lugar debe ser soleado y con buena orientación a la salida del sol, para así disminuir el efecto de la sombra en el crecimiento de las plantas.

Los mejores sitios para la ubicación del vivero son los que cuentan con una ligera pendiente de no más de 5% a 10%; lo cual permitirá la salida fácil del exceso de las aguas de lluvia.

El sitio seleccionado debe ser de acceso fácil, es decir que no se dificulte el transporte de todas las plantas al momento de trasladarlas al campo de cultivo.

Es necesario que el vivero se sitúe cerca de uno de los participantes responsables en caso de viveros comunales, para así poder controlar problemas de robo de plantas y daños causados por animales sueltos.

  • Tipo de suelo:

Para el vivero se busca un sitio con buena tierra. Se deben evitar suelos muy arcillosos por ser compactos y porque no permiten la penetración del agua. Si el suelo del sitio no es bueno, se debe considerar la localización de fuentes de tierra negra y arena no muy lejos del sitio para así hacer más fácil la preparación de semilleros y la mezcla de suelo para el llenado de bolsas.

  • Agua:

Este es uno de los factores más importantes. Debe buscar un lugar donde haya agua cerca o donde se pueda hacer llegar por medio de mangueras o canales.

  • Sombra:

La sombra de árboles grandes perjudica el crecimiento de las plantas. Si hay muchos árboles en el lugar donde se desea colocar el vivero es necesario podar o quitar algunos para que haya un poco de sombra, pero no demasiado.

  • Cercado:

Para evitar daños de animales sueltos y personas ajenas a la actividad de reforestación, es indispensable cercar bien el vivero. Además de cercar puede hacerse sembrando surcos vivos (brotones) o materiales locales disponibles como: caña de milpa, bambú, vara blanca, carrizo, chichicaste, sauco, etc.

Diseño del Vivero

Después de escoger el sitio para el vivero se debe pensar en donde colocar las diferentes partes del mismo. Lo más importante es dar suficiente espacio para trabajar y pasar por el vivero sin lastimar las plantas. Para el diseño del vivero se debe tomar en cuenta la cantidad de plantas necesarias, el tipo de plántulas y el tiempo de producción de cada tipo de plantas. Entre las áreas que se deben considerar para establecer el vivero son las siguientes:

  • Área de tablones donde se colocan las bolsas llenas.

  • Área para semilleros (cajas germinadoras o semilleros en tablones).

  • Área de propagación de plantas a raíz desnuda, estacas, etc.

  • Área para colocación de material que servirá en el vivero: broza, estiércol, arena, tierra negra, horquetas, varillas y cobertores.

  • Área para la realización del camino de materiales.

  • Calles: en el diseño deben contemplarse las calles necesarias para un mejor acceso a las áreas de trabajo y una entrada principal para el acarreo de las plantas.

  • Áreas de sombra: En algunas zonas calurosas será necesario construir un área de sombra (tapesco) para proteger plantas recién nacidas y/o plántulas recién trasplantadas a bolsas.

  • Área de bodega: en un vivero más grande se puede contemplar la construcción de una bodeguita para almacenar herramientas, agroquímicos y otros materiales.

Semilleros

El vivero deberá tener un área destinada a los semilleros. En ellos se sembrarán la mayoría de las semillas que al germinar se trasplantarán a bolsas. Esto se hace porque muchas semillas no saldrán, y por tanto sería un gasto inútil tener una bolsa sin planta en ella porque su semilla no salió. Con los semilleros además pretendemos que las semillas encuentren mejores condiciones que en las bolsas para germinar más fácilmente.

Monografias.com

Germinadoras

Las germinadoras pueden establecerse en cajas (fácilmente transportables) o bien en tablones directamente en el suelo. Las dimensiones de ancho y largo de las cajas son las que resulten más cómodas a los viveristas, pero la profundidad es conveniente que sea de 30 centímetros. Se colocaría en el fondo 10 centímetros de grava o piedrín. Encima se colocarían otros 10 centímetros de tierra del lugar, y arriba del todo otra capa de 10 centímetros de arena cernida.

Monografias.com

Desinfección de las germinadoras

Para evitar el establecimiento de plagas y enfermedades el suelo de los semilleros puede ser tratado con insecticidas, fungicidas (contra los hongos) y nematicidas (contra los pequeños gusanos) de 3 a 5 días antes de la siembra. (Ver anexo 1) Si no se cuenta con estos productos químicos se puede usar productos naturales o también se puede echar suficiente agua hirviendo sobre este suelo y así eliminar los posibles hongos, insectos, nematodos y bacterias. En este caso hay que esperar a que se enfríe el suelo para poder sembrar.

Siembra

Se debe sembrar más o menos al doble del tamaño de la semilla. Al momento de la siembra se puede hacer por tres métodos diferentes:

  • Al voleo: En la caja germinadora las semillas se esparcen teniendo el cuidado de que queden bien esparcidas sobre toda la cama del semillero, éste método se utiliza en semillas pequeñas como por ejemplo semillas de aliso, eucalipto, calistemo, casuarina, etc. Y cuando es demasiado pequeña se puede mezclar con arena para dispersar mejor.

  • En Hileras o Surcos: Se abren pequeños surcos a lo ancho del tablero o germinador y en ellos se deposita la semilla como por ejemplo semillas de pino, ciprés, pinabete, etc.

  • A golpe o postura: Se usa para sembrar semillas grandes que se colocan una a una por golpe buscando la mejor postura que ayudará a la germinación, ejemplo: aguacate, encino, durazno, nogal, conacaste, caoba, etc.

Monografias.com

Cuidados posterior a la siembra

  • Para que el suelo quede compactado se puede hacer rodar una botella o palo grueso sobre la cama,

  • Se debe proteger el germinador con una cubierta de cualquier pasto para evitar la evaporación y el golpe directo del agua de riego,

  • Una vez así se puede regar con una bomba mochila teniendo cuidado de no levantar el suelo y que éste quede bien húmedo. La cubierta se elimina cuando ya han germinado la mayoría de las semillas

Misión Árbol

La misión árbol, es una iniciativa del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela orientada a la participación protagónica de la comunidad en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo que se fundamente en la recuperación, conservación y uso sustentable de los bosques para el mejoramiento de su calidad de vida. Su visión se orienta a generar en la población venezolana una conciencia ambiental sobre la importancia de los bosques, el equilibrio ecológico y la recuperación de espacios degradados como consecuencia del modelo de desarrollo predominante, particularmente en quienes habitan áreas rurales, con el objetivo de promover una nueva ética ambientalista y mejorar su calidad de vida. Su misión, es contribuir con la participación protagónica de las comunidades, organizadas en comités conservacionistas y cooperativas, para la construcción de un nuevo modelo de desarrollo que se fundamente en la recuperación, conservación y uso sustentable de los bosques para el mejoramiento de su calidad de vida.

Entre sus objetivos se ubica el contribuir en la recuperación y mantenimiento de los bosques en todo el territorio nacional, mediante reforestaciones con fines protectores, agroforestales y comerciales-industriales, como estrategia de manejo integral y uso sustentable de las cuencas hidrográficas; así como, integrar los esfuerzos que en reforestación vienen realizando los distintos organismos con la participación protagónica de las comunidades, para lograr el salto adelante en la conservación de la cobertura vegetal del país.

Los objetivos que se promueven a lo largo del territorio nacional es la de fomentar el uso sustentable de los bosques, aumentar la superficie boscosa y restaurar el paisaje, conservar la biodiversidad, garantizar la producción de agua, promover los sistema agroforestales y fomentar nuevos valores éticos ambientales.

Conservación y Preservación Ambiental

El medio ambiente constituye un sistema integrado de elementos naturales y artificiales que de forma interrelacionada están en constante modificación y adaptación a las condiciones del entorno. Es todo aquello que rodea al hombre y que condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su conjunto. Cabe destacar, todos los habitantes del planeta tienen el derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; por ello tienen el deber y compromiso de preservarlo.

La preservación del ambiente implica la utilización racional de los recursos naturales, la protección del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica y a la información y educación ambientales. Al respecto, Ferrer (1994) señala que la preservación consiste en el mantenimiento intacto de conjuntos ecológicos dentro de sus ambientes, basándose en el equilibrio biológico.

Por consiguiente, la humanidad necesita preservar su ambiente, de forma tal que las necesidades de las presentes generaciones sean satisfechas pero sin poner en riesgo su existencia para satisfacer las necesidades de las futuras. Según Sánchez (1995) el desarrollo sostenible de un país, armoniza el concepto de protección del medio ambiente, a través de la idea de eficiencia en el uso de los recursos. El objeto de preservar es respetar y cuidar la comunidad de la vida, elevar la calidad de la vida humana, conservar la vitalidad y la diversidad de la tierra, minimizar la tasa de agotamiento de los recursos no renovables, así como también, modificar las actitudes y prácticas personales, proporcionar un marco adecuado para la integración del desarrollo y permitir que las comunidades se encarguen del cuidado de su propio medio ambiente.

En consecuencia, González (2000) plantea que la conservación y preservación ambiental "Implica la utilización inteligente de los recursos naturales renovables y el conocimiento de los factores que intervienen en su degradación para de este modo, poder prever los daños que pueden originarse"(p.15).En ese sentido, a través de la conservación de los recursos naturales renovables y el ambiente, se garantiza la supervivencia de las especies y el ecosistema y se mejora la calidad de vida de las poblaciones, en beneficio de un desarrollo sustentable.

Desde esta perspectiva Ferrer (ob cit), refiere que la conservación ambiental es una actividad humana concebida por el hombre para el individuo. Donde conservar significa garantizar y asegurar los beneficios permanentes y sostenidos, tangibles o intangibles que los seres humanos, derivan del provecho del ambiente y sus recursos naturales, el cual sólo es posible a través del manteamiento de la armonía de las interrelaciones entre los componentes que conforman el mismo. Es así pues, que estas afirmaciones permiten, aclarar que en el proceso de la conservación no se pretende conservar recursos naturales, sino saber administrarlos correctamente, asegurando su rendimiento sostenido a perennidad.

De esta forma, se destaca la importancia de orientar la educación ambiental hacia el conocimiento, cuidado y mejoramiento del ambiente como fundamento de una nueva forma de vivir; que promueva los valores, éticos morales, ecológicos, así como el respeto hacia las demás formas de vida. Al igual proporciona a los niños y las niñas las herramientas indispensables para la convivencia y el entorno ecológico, es de acotar, que este proceso se inicia desde el hogar y se propaga en el aula cuando los educandos adquieren los conocimientos teóricos y prácticos acerca de la conservación y preservación del ambiental, para una mejor calidad de vida.

La Educación Ambiental en el Sistema de Educación Media

La educación ambiental surge como un instrumento necesario para generar y promover un cambio de pensamiento y de conducta en la población con el fin de trabajar a favor de la naturaleza en la resolución de los problemas ambientales (Bedoy – Velásquez, 2002). Su importancia estratégica ha motivado a instancias internacionales entre ellas las Naciones Unidas a declarar a partir del 2005, una década de educación para el desarrollo sustentable con el fin de promover el avance de los conocimientos, capacidades, formas de pensamiento y valores que permitan la construcción de sociedades justas y equitativas (CECADESU, 2006). Uno de los objetivos prioritarios del decenio es la integración del concepto de desarrollo sustentable en el sistema de enseñanza a todos los niveles educativos.

El concepto de medio ambiente se vincula fundamentalmente al sistema natural (ecosistema) en el que viven los seres vivos, pero con una tendencia clara a la consideración de los elementos socioculturales y de interacción social, económica y política, que ampliaría sustancialmente el concepto inicial. Algunos países reconocen explícitamente la evolución producida en los últimos años a favor de esta dimensión más amplia, si bien cada uno de ellos se halla en una determinada fase de esa evolución.

El ámbito institucional de la Educación Ambiental está ligado a la Administración o departamentos de Gestión Ambiental, aunque se observa su presencia, cada vez más, en la Administración Educativa, sobre todo en los niveles de enseñanza media. Estos departamentos, disponen a menudo de unidades de promoción educativa en determinadas direcciones generales, siendo las reformas elaboradas desde el sistema educativo tienden a incorporar la Educación Ambiental como una prioridad, sobre todo en estos niveles, como respuesta a los planes educativos.

Dentro de este contexto, la Educación Ambiental puede aparecer como un eje transversal para todo el currículo, integrándose en otras materias. Su promoción está vinculada en gran medida a los departamentos de Gestión Ambiental, lo cual hace que tengan una relativa importancia las actuaciones de carácter complementario, tales como las campañas y celebraciones (sobre el tema del agua, la reforestación, limpieza, etc.) relacionadas con el ámbito no formal. Sin embargo, no deben tomarse como alternativas a las opciones propiamente dichas de integración curricular.

Es de señalar lo indicado por CONAMA (2005) en cuanto a los objetivos fundamentales transversales que se proponen para la Educación Media, al igual que los formulados para la básica, hacen referencia a las finalidades generales de la educación, vale decir, a los conocimientos, habilidades, actitudes, valores y comportamientos que se espera que los estudiantes desarrollen en el plano personal, intelectual, m oral y social. Estos objetivos deben ser asumidos por el currículo en su conjunto adaptándose en el plano operacional a las características del estudiante a nivel educacional.

De allí, que en la enseñanza media la educación ambiental constituye una fuente de reflexión y debate interno de la institución educativa al momento de establecer o evaluar su proyecto educativo. Asimismo, contribuyen a establecer dimensiones de continuidad e identidad nacional en la diversidad de los proyectos educativos de la educación media, convirtiéndose de este modo en marco básico de orientaciones comunes sobre las cuales se conjugará la diversidad de proyectos educativos de cada comunidad escolar.

MOMENTO III

Metodología

El presente estudio el cual busca diseñar un vivero comunitario en el Liceo Bolivariano "Omaira Sequera Salas", se ubica en el paradigma epistemológico socio crítico. Sobre este aspecto, Hurtado (2000) refiere que este paradigma la tarea del investigador se traslada desde el análisis de las transformaciones sociales hasta el ofrecimiento de respuestas a los problemas derivados de estos. Su orientación está dirigida a la aplicación, relación investigador-objeto de estudio a través de la observación participante, pues implica que los sujetos de investigación e investigador están en constante reflexión-autorreflexión para la solución de estos problemas.

Cabe mencionar que desde la perspectiva socio crítica, los problemas se construyen en y desde la realidad situacional, social, educativa y práctica de los sujetos implicados en intereses, preocupaciones y problemas que forman parte de su experiencia cotidiana. Por lo tanto, se trata de una investigación orientada a la acción, a la resolución crítica de problemas, en suma, a la capacitación de los sujetos para su propia emancipación.

De igual manera, se aborda desde una metodología cualitativa la cual busca estudiar la práctica educativa tal y como ocurre en su escenario natural; en este caso lo relacionado a la conservación y preservación de las áreas verdes en la institución educativa que se estudia, a fin de profundizar en la comprensión de las situaciones donde se implican los estudiantes y que viven como problemáticas y por tanto, susceptibles de mejoras.

Diseño de la Investigación

El diseño de este estudio se enmarca en la investigación-acción como una estrategia de investigación cualitativa, pues es un método de investigación que se inscribe en el paradigma sociocrítico, y cuyo objetivo es como lo refiere Hurtado (ob.cit.) transformar la realidad, es decir, se centra deliberadamente en el cambio educativo y la transformación social. Para la ello, este método se orienta hacia la resolución de problemas mediante un proceso cíclico que va desde la actividad reflexiva a la actividad transformadora.

En este sentido, para efecto de este estudio dicho método será aplicado a fin de dar respuesta a la necesidad que existe en el Liceo Bolivariano "Omaira Sequera Salas" para la conservación y preservación de las áreas verdes.

Fases de la Investigación

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda