Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Educación por proyectos

Enviado por Iván Jaime Uranga



  1. Resumen Breve
  2. ¿Cómo funciona la educación por proyecto?
  3. Ideas sobre Educación por proyecto
  4. Conclusión

Quizá muchos no se hayan percatado que el mundo cambió y continua cambiando, con una humanidad estancada dando soluciones que no resolverán nada porque ya no responden a las condiciones objetivas y subjetivas que hay. La educación apostando a esquemas que funcionaron muy bien en una etapa histórica anterior y que produce empleados para empleos asalariados que están desapareciendo, que no se crearan más y emprendedores para competir contra monopolios en abismal desigualdad es Educación para el Fracaso[1]El presente trabajo propone la educación productiva por proyectos, jaque al comercio con la educación, al elitismo, discriminación y al mercado en manos de los monopolios. Romper la inercia de un pensamiento educativo conservador que considera que la única manera de educar es mediante aulas y clases presenciales frente a un maestro, que en apariencia lo sabe todo, pero que con la revolución de los sistemas de información y comunicaciones ya no está mejor informado que los alumnos, lejos de las unidades de producción y por tanto, obligando al alumno a ser improductivo mientras estudia.

Proponemos una educación humanista, alrededor de la cultura propia como base del proyecto, contrastando con la cultura universal, poniendo la técnica y la ciencia al servicio de la comunidad y el aumento de su nivel de vida. Hablo demasiado en primera persona porque yo me formé profesionalmente de esa manera y me tocó en suerte desarrollar y ver desarrollarse muchas personas del mismo modo. No pretendo tener todas las respuestas, pero busco provocar un ejercicio de pensamiento para encontrar las respuestas que faltan. Lo que si es una verdad es que gran parte del mundo se ha construido mediante este sistema de educación sin que apenas existan esbozos de documentación y análisis sobre la experiencia vista desde el punto de vista educativo que aquí se plantea. Ojalá que logremos detonar cientos, miles de trabajos sobre el tema. Estamos ante una disciplina nueva que revolucionará el mundo: La educación por proyectos.

Palabras Clave: Venezuela, México, educación, proyecto, energía, aprender haciendo, capacitación, escolaridad, discriminación, fracaso, elitismo, certificación y calificación.

Construir otro mundo posible pasa por la educación de los seres humanos que van a vivir en él. Se requiere otro ser humano, con otro comportamiento, otras habilidades y que la educación este disponible de manera universal para quien desee acceder a ella. Llevar al basurero de la historia la discriminación, el elitismo y la falta de compromiso con el desarrollo espiritual y material de las comunidades, de las comunidades de origen. Así mismo, se requiere asegurar un círculo virtuoso que regenere los sistemas sociales para que se conserven y evolucionen una vez creados y se limite su entropía[2]Los modernos sistemas de información y comunicación a través de la red de Internet, posibilitaron el rompimiento de la gran barrera de la distancia que limitaba el acceso global a la tecnología y la ciencia.

Hoy cabe la posibilidad que los alumnos jóvenes con un dominio sobre la tecnología de Internet, tengan mayor acceso a la información que sus maestros con dificultades para operar la tecnología, sobre todo por la inercia conservadora que enfrenta el cambio de pensamiento en las generaciones adultas. Viven en este siglo pero piensan en términos del sistema mundo del siglo anterior. Un alumno despierto, inquieto, con asesoría mínima, puede acceder a información disponible en red y superar a su maestro que no sabe usar la computadora o que la usa de manera deficiente. El maestro actual tenderá a ser un facilitador y guía de sus alumnos, los guiará a aprender a aprender, porque la información está disponible en la red para el que desee hacer uso de ella. El maestro por proyecto, con gran experiencia práctica, inducirá a sus alumnos a obtener las destrezas y conocimientos prácticos para llegar a los resultados esperados.

No entraré en demasiados detalles sobre lo que es un proyecto, porque no es el alcance de la discusión presente, solamente en aquellos rasgos que son adecuados para ejemplificar como la educación irrumpe en el proceso, como una necesidad que se presenta, se aborda y se resuelve en el camino mismo. Esta es y ha sido una escuela donde se han formado cientos de obreros, técnicos e ingenieros, incluso verdaderos especialistas en algunas áreas del conocimiento. Aunque está educación alterna basada en resultados, aprovecha muchos conocimientos previos de los educandos, permite que humildes campesinos con pocos conocimientos previos, ingresen en terrenos técnicos que podrían ser inimaginables en un sistema escolarizado. En el aprendizaje por proyecto se aprende haciendo y, el graduado sin certificado, tiene que demostrar una y otra vez sus capacidades mediante resultados prácticos.

Cuando tuve la responsabilidad de dirigir proyectos de construcción tanto eléctrica, automatización, redes de comunicación digital y edificación, me percaté que no siempre se cuenta con el personal 100% capacitado para acometer el reto, sobre todo cuando se instala equipos de tecnología de punta, por tanto, imposible que haya personal calificado. Los tiempos cortos que tiene una obra, no permiten que se capacite con educación formal a los trabajadores, técnicos e ingenieros. Las obras con grandes presupuestos pueden darse el lujo de traer especialistas locales o extranjeros para salvar este escollo, sin embargo, por experiencia propia, en tecnologías de punta, resulta que esos "especialistas" traídos del extranjero, muchas veces es la primera vez que instalan esos equipos y, también, se entrenan o aprenden haciendo. Suele ayudarles mucho el antecedente de venir de la empresa que fabrica los productos o sistemas y tienen acceso a información privilegiada. Además, son nativos del idioma en que se encuentran los manuales y esa es una ventaja enorme. Empero no insalvable para los técnicos y profesionistas del lugar de la instalación que demostraron en gran cantidad de obras asimilar la tecnología con gran destreza e ingenio. En México en ingenio es una materia prima que abunda.

Entre los electricistas se llegan a encontrar personas de origen muy humilde, sin educación formal[3]cuyo coeficiente de inteligencia (IQ) es superior[4]al 100%, llegando a destacar en el aprendizaje de tecnologías nuevas por encima de los técnicos e ingenieros con educación formal. Sin embargo, en la vida diaria se requiere más que destacar como técnico y la falta de educación formal es una barrera insalvable para muchos, aunque tengan más de 100% de IQ. Despreciar los conocimientos en ciencias sociales o humanidades y su papel en la formación integral (holística) de un ser humano llega anular cualquier conocimiento técnico por grande que sea. Dominar los conocimientos técnicos de una disciplina es una parte pequeña de la formación integral de un ser humano. La falta de educación en filosofía, historia, política, comunicación, economía, arte y literatura, produce seres humanos con minusvalía cultural. La educación por proyectos deberá ser particularmente incisiva en esos aspectos. Escribir y documentar la cultura propia formará parte de cualquier proyecto, porque la técnica, la ciencia y la economía deben estar al servicio del ser humano.

Intentaré usar un ejemplo real que experimenté en una obra eléctrica para mostrar a grandes rasgos cómo ocurre en la práctica la educación por proyecto. Primero quiero advertir que es imposible que el personal técnico contratado sea especialista en todo y, sin embargo, un trabajo profesional en obra requiere que cada equipo eléctrico-electrónico y de control sea instalado con cero fallas, hablamos de: motores eléctricos; equipo de arranque y control de motores; sensores de adquisición de datos de límite, temperatura, presión, presencia, etc.; transmisores de señal analógica y digital; redes de comunicación de voz y datos; hornos eléctricos; alarmas; ventiladores; bombas; transformadores; plantas generadoras de energía de emergencia; líneas de alimentación eléctrica; sistemas de tierra y pararrayos; etc. Nunca existe presupuesto para hacer todos estos trabajos con especialistas, en general se realizan con el personal contratado y sin mencionarlo, sin percatarse siquiera de que se está realizando, se implementa un sistema de educación por proyecto, siguiendo un procedimiento muy personal del responsable de la obra y sus colaboradores. Este procedimiento tiene rasgos generales iguales en todas las obras y rasgos muy particulares de cada obra. Será diferente para una bodega, una nave industrial, un comercio, etc., también influye el tamaño de la obra. Enseguida un resumen de los pasos que seguí en una obra eléctrica industrial:

  • Inicialmente se divide al personal contratado como "calificado" en varios grupos pequeños, se ponen a su consideración los planos del proyecto . Al revisar los planos uno como responsable se puede percatar que al menos una persona del grupo, pregunta dudas y, por la profundidad de sus preguntas, se infiere que entiende más sobre el tema. Los que no preguntan normalmente entienden muy poco y, por lo mismo, no se atreven a preguntar nada.

  • Encontrados los más despiertos, se procede a explicarles el proyecto de manera más exhaustiva, luego se les asigna alguna tarea sencilla incorporando los ayudantes que requiera la magnitud de la tarea.

  • De esta manera se empiezan a formar las cuadrillas, las varias cuadrillas formadas y observando su actuación ante la pequeña tarea, uno se da cuenta si hay liderazgo del que se asignó como maestro de cuadrilla. Hay gente que sabe mucho de electricidad pero no logra la cooperación de los ayudantes. Se le asignan ayudantes más cooperativos.

  • Formar cuadrillas de electricistas es una de las tareas más importantes para acometer una obra. La energía eléctrica es una obra delicada, la mayoría de los incendios ocurren por corto circuito o falsos contactos eléctricos.

  • Entrecomillé "calificado" porque es frecuente que los que buscan trabajo de electricistas exageran sus habilidades por obtener mayor sueldo o por ser jefes de cuadrilla. La realidad es que ya en el terreno de los hechos se comprueba que no son electricistas sino ayudantes.

  • Si se es observador atento, se encontrará que hay en los grupos contratados, casi siempre, alguien que tiene el perfil para hacer labores administrativas de supervisión y registro de avance de obra. Es una persona que recorre todos los frentes de trabajo, anota los avances, recoge problemas e inquietudes, que luego comunica al responsable de la obra.

  • Se debe estar muy atento a los conflictos interpersonales y poner remedio a tiempo intercambiando ayudantes entre las cuadrillas, en algunos casos para resolver un conflicto, en otros, para reforzar una cuadrilla. Las personas desarrollan mejor sus habilidades en un ambiente propicio, los conflictos retrasan la integración y el aprendizaje.

  • La visita del encargado de la obra a todos los frentes es fundamental, realmente es un educador que está capacitando al personal en base a un proyecto, la evaluación del desempeño debe ser constante, por resultados en el cumplimiento de las tareas, se tiene que descubrir al personal más destacado para encargarlo de las tareas más complicadas. El avance del personal no es lineal y el encargado de la obra tiene que irse formando un perfil de cada persona que colabora con él. Algunas personas son hiperactivas y requieren asignación de retos acordes a la velocidad con que aprenden, de lo contrario se aburren.

  • Personal que no funciona desciende en la escala de responsabilidades, hasta terminar como personal de limpieza. Este servicio es importante porque todos los equipos que se van instalando deben quedar impecables, sin restos de materiales, empaques y polvo. El reto en las obras es muy demandante, se tienen que llegar a los resultados o en el camino debe haber muertos. En las obras siempre hay un calendario de avance de obra y las fechas se deben cumplir. Los atrasos terminan generando mucha presión y prisa, la cual incide en errores, omisiones y negligencia.

  • Un buen encargado de obra forma cuadrillas con mucha facilidad y cumple el calendario de obra y al final, cuando termina, sus instalaciones son de alta calidad y con fallas mínimas. Si al final se arma una cuadrilla de revisión y corrección de detalles y pruebas de operación, con la gente más capacitada, se puede lograr cero fallas. El personal de esta cuadrilla se gana el reconocimiento de todos por su desempeño a lo largo de la obra, siendo merecedor de un estímulo económico a su desempeño. Son el equipo humano de confianza del encargado de la obra, quienes quienes realizan las pruebas de operación y ponen en marcha la obra terminada.

Si la vida fuera justa cada uno de los ayudantes de cuadrilla podría obtener un certificado de ayudante electricista, el jefe de cuadrilla de técnico electricista y el encargado de la obra de ingeniero o maestro (maestría). Sin embargo, al ser una educación sin un sistema de evaluación y reconocimiento, de una manera muy injusta el personal adquirió grandes conocimientos y los aplicó, con resultados libres de error, que ya no es el mismo que ingresó a la obra, porque ahora posee destrezas y conocimientos superiores, se marcha a otra obra a aplicarlos con éxito y aprender más, sin un comprobante que no sea una vaga carta de recomendación. Es importante señalar que en general el comportamiento de los empleados es honesto, quien dijo que era ayudante, realmente era ayudante, quien dijo que era electricista era electricista. La desviación hacia arriba y hacia abajo es mínima, cuando se les somete a la prueba de dar resultados, se encuentra uno con la sorpresa que algunos ayudantes, escalan a magníficos electricistas. Entre los que exageran sus habilidades, que son muy pocos, no es que no sepan, lo que se encuentra es falta de actitud para asumir responsabilidad, falta de humildad para aprender, soberbia saben todo pero no lo demuestran y otros flojera.

Este sistema educativo en base a proyectos lo probé en decenas de obras, con personal diferente, con obras diferentes y con temas que incluso yo, el responsable de la obra no había hecho nunca. En este caso estuvieron los autómatas programables para edificios inteligentes y la automatización de líneas de producción, dónde la única capacitación disponible eran los manuales en inglés, donde fue necesario cumplir la tarea de traducir y elaborar apuntes en lenguaje más sencillo en el idioma local para los jefes de cuadrilla. Por eso considero que puedo hablar sobre el tema educativo con conocimiento de causa.

Cuando se automatiza una línea de producción y el producto que se obtiene de ella es del volumen deseado, con la calidad requerida, al final el encargado del proyecto debería recibir un certificado de maestría o doctorado y sus colaboradores de ingenieros. Las líneas de producción al automatizarse requieren el dominio de varias disciplinas, a un nivel profundo, la sola lectura de libros no es suficiente, en ocasiones hay que hacer elaborados protocolos de experimentos cuyos resultados ayudan a la obtención del producto. Se realizan innovaciones que en general no se patentan, por una falta de cultura sobre los procedimientos.

Este tipo de educación técnica no cuesta nada al Estado, por su nulo costo puede ser universal, los antecedentes curriculares importan muy poco, es multidisciplinaria y sus resultados siempre son medibles. Es productiva, genera empleo, los educandos, reciben un sueldo. Podría convertirse en el modelo de educación de calidad para el siglo XXI en el país entero construyendo obras de infraestructura comunitarias.

Manuel Antonio Mariña Müller afirma que: "Hay que formar un ser con una visión del colectivo, pero, al mismo tiempo, desarrollando todas sus potencialidades individuales, inclusive la espiritual, el cambio de valores, la ética etc., no solamente el mero conocimiento científico y académico. (...) La idea es de crear núcleos universitarios en donde se diseñe un pensum curricular para cada persona, de acuerdo a sus necesidades, a sus aptitudes, deseos, aspiraciones de vida y experiencias. (...) Entonces las carreras se multiplican; ya hemos identificado unas 764 carreras hasta ahora. Sin caer, por supuesto en la individualización neoliberal basada en la competitividad y el individualismo, porque el estudiante siempre mantiene el nexo con el medio cultural y social en el cual se desenvuelve. (...) Hay que formar un ser con una visión del colectivo, pero, al mismo tiempo, desarrollando todas sus potencialidades individuales, inclusive la espiritual, el cambio de valores, la ética etc., no solamente el mero conocimiento científico y académico. (...) El alumno de inmediato comienza a ínter-actuar con su contexto y con su profesión, cosa que lo lleva a cumplir con etapas de aprendizaje que lo acreditarán como técnico medio, superior y finalmente como licenciado. (...) No es desarraigar un individuo, llevarlo a una universidad para que aprenda algo, que nada tiene que ver con su realidad diaria, sino que en su propia comunidad se entrena el alumno para que resuelva los problemas de su comunidad."[5]

Hoy día tenemos un reto muy grande donde es imperativo difundir el aprovechamiento de las energías renovables, una ciudad, un pueblo o una ranchería se prestaría para desarrollar los técnicos en instalaciones solares de calentamiento de agua, a la par con la secundaria o la preparatoria, los alumnos tendrían ingresos, obtendrían un grado académico y la comunidad reduciría su consumo en combustibles y elevaría su calidad de vida. La humanidad entera agradecería al proyecto por la disminución de emisiones de Bióxido de Carbono (CO2) y la preservación de bosques, porque en muchas comunidades se calienta agua con leña. El proyecto de preservar la cultura culinaria documentando los ingredientes, su obtención, las diferentes variedades de especies, así como sus métodos de preparación. Cientos de alimentos regresarían a la mesa de los mexicanos incidiendo en su nutrición y por consiguiente salud. Habitamos uno de los países más diversos del mundo, pero si esa diversidad no se documenta, inventaría y conserva, la humanidad perderá para siempre la posibilidad de acceder a toda esa diversidad cultural y a modos de vida más sustentables.

Otro proyecto podría ser la certificación de técnicos en agricultura de autoconsumo, porque quien tiene asegurado su alimento asegura también su libertad, con alumnos de los últimos dos grados de primaria y los de secundaria. Técnicos en agricultura de la comunidad o región en productos que ya están cultivando actualmente sus padres, para cubrir necesidades de otras comunidades cercanas. En secundaria se podrían formar técnicos en viveros de reforestación con especies nativas de la región, técnicos en cuidado del bosque, en su aprovechamiento y otras disciplinas que pueden ayudar a elevar el nivel de vida de rancherías, pueblos y ciudades. No olvidar que los bosques producen las necesidades de agua y ambiente que los seres vivos requieren para existir. Los conocimientos técnicos pueden ser acompañados con conocimientos de la implicación que tiene para la salud de la humanidad entera el ejercicio de esa técnica, todo esto explicado en un contexto histórico-político y económico de las comunidades y su trascendencia para las generaciones futuras. La educación tendrá que ser holística, es decir, abarcar de manera multidisciplinaria los proyectos y llegar a resultados medibles, tangibles e intangibles. La humanidad esta desperdiciando mucho talento que ya existe y que hay que encausar para recuperar la biodiversidad que sostiene a los seres vivos del planeta. Tenemos que reconstruir un planeta destruido por la mezquindad de unos cuantos egoístas y usureros, cuya amenaza, si no hacemos nada, es la destrucción de la vida en el planeta.

Las posibilidades de la educación por proyectos son tan grandes como la imaginación nos permita. Por eso es necesaria su difusión y explicación, parq que más y más adeptos se integren y sea posible desarrollar un número suficiente de proyectos que detonen para la humanidad miles de proyectos de todos tipos, pero los más importantes serán los de la regeneración de los sistemas que sostienen la vida en el planeta.

El perfil de los profesores no puede ser igual al de los que hoy enseñan en la educación formal. En primer lugar deben estar dispuestos a integrarse a las comunidades rurales o periféricas de las ciudades, olvidarse que son los tiranos depositarios del saber y convertirse en colaboradores, permitiendo gran libertad a los alumnos para que desarrollen su propia iniciativa. Para explicarlo mejor, referiré una anécdota: Siendo responsable de mantenimiento de una empresa, se presentó un exprofesor de instalaciones eléctricas y me solicitó trabajo para su pequeña empresa. Le solicité que me presentara un presupuesto de todas las anomalías que encontrara en un edificio y un programa de corrección en etapas, que se ajustaran a un presupuesto ya programado. Mi jefe intercambio unas cuantas palabras con el profesor y cuando éste se retiró, comento: no te va a presentar nada, porque viene de la academia y no tiene experiencia práctica. Me cayó muy mal el comentario de mi jefe me pareció un prejuicio de mal gusto. Pero mi apreciado profesor no me presentó nada, no tenía que concursar el proyecto, él tenía que fijar los alcances, los tiempos y ajustarse al monto que ya había de presupuesto, era dueño del pedido por un año. Pero no presentó nada, simplemente no volvió. Mi jefe comentó: la gente de la academia sabe todo lo que ha leído en los libros, mucho más que tú y que yo, pero muchos nunca han tenido práctica y, la presión de la práctica, que es dar resultados, es decir, que las cosas funcionen. Con dos preguntas y dos respuestas supe que nunca había estado en la práctica, por eso te aseguré que no te iba a presentar nada. La profesión en la práctica requiere cierto tipo de habilidades y se adquieren mediante una curva de aprendizaje, no disponible en las universidades actuales. No cabe duda ese día también entendí, que los seres humanos, con una desviación muy ligera, ocupamos el lugar que merecemos en la vida, había una razón muy grande para que este señor fuera mi jefe. Claro que es natural que sintamos que deberíamos ser el jefe, pero ni más ni menos ocupamos en lugar que merecemos.

Los que nos formamos en la práctica muchas veces menospreciamos lo que realizamos y consideramos que cualquiera lo puede hacer, pero la realidad es que cuando ya tienes un cierto prestigio eres muy solicitado para corregir y poner en marcha lo que otros realizaron, entonces, es cuando empiezas a apreciar la experiencia desarrollada. Una metodología sistémica con que abordas los problemas y encuentras las respuestas y soluciones. Llega uno como el experto y hace cientos de preguntas a los que se supone no saben y te empiezan a ver feo, como diciendo: este experto está muy pend..., él debería saber todo eso, ¿es el experto no? La realidad es que cada problema es diferente, no se puede llegar con recetas, ni con la varita mágica, ser experto requiere mucha humildad, si los que están allí conectaron todo, no son tontos, algún detalle se les pasó, resolver el problema es mucho más fácil con la cooperación de todos, experto que no consigue la colaboración de todos, simplemente no es experto. En general, encontré que ellos tenían la respuesta, pero por la misma presión, una línea de producción parada, el tiempo de entrega venciendo y el temor a la multa correspondiente por retraso, nubla la inteligencia de los más expertos, traer un refuerzo fresco nunca esta de más.

Viendo los toros desde la barrera es muy fácil, sin la presión, y también, sin los aferramientos, preguntas: ¿Qué voltaje debe haber allí? 120 volts, ya los mediste sí y está bien, sí, lo podemos medir otra vez, no ya los medí. Vamos a medirlo otra vez, no nos cuesta nada y, el detalle aparece. Pagar un experto para que nos venga a decir que tenemos que conectar el transformador de control en el tap de 120 Volts, porque lo teníamos conectado en el de 60 volts y las bobinas de los arrancadores no actuaban, es una tragedia, pero ocurre. Me ocurrió con gente que me superaba en conocimientos debido a la presión que tenían por una línea de producción de papel parada y el aferramiento de una sola persona de un equipo de diez. En la vida diaria el comercio, la industria, los hoteles, etc., tienen que funcionar. Desde los empleados de mantenimiento más humildes están obligados a pensar de manera sistémica, de otra manera cualquier falla los derrota y no sirven para el puesto. Hay personas que no ostentan ningún título pero lo mismo abordan problemas complejos de hidráulica, teoría del control, telefonía, comunicación IP, mecánica y eléctrica, son los mil usos con educación formal mínima, que se formaron en la llamada universidad de la vida, es decir, se educaron por proyectos. Porque esa es otra característica de está educación, regularmente, se comprueba en la practica profesional diaria que sus egresados son multidisciplinarios, sistémicos e indispensables en el funcionamiento, la producción y la construcción del mundo.

Gente que sin hacer hoy ostentación de títulos todos los días madruga, abandona los cinturones de miseria de la ciudad y se presenta a laborar, mantiene su mente abierta para aprender y continua construyendo el mundo que disfrutamos. Desgraciadamente está al servicio del capital que los usureros-especuladores invierten para obtener mayor ganancia, mientras en las comunidades de donde provienen estos excelentes trabajadores cientos de mujeres ancianos y niños viven su miseria diaria, porque no tienen el sustento alimenticio garantizado y dependen del salario de el alumno de la universidad de la vida que gana con tanto esfuerzo. Ese círculo perverso es el que pretendemos abolir con la educación por proyectos. Empezar es urgente, se requieren pioneros que acepten el reto.

Puedo parecer exagerado, comprueben ustedes mismos. En cualquier obra de construcción, fábrica y comercio, encontrarán algunos representantes vivientes formados en la universidad de la vida o educación por proyectos. Importante, la educación en esta universidad es continua, acompaña al ser humano hasta la muerte. Si actuando de manera informal produce tan buenos frutos, que no será capaz de hacer implementada de manera formal, como un sistema educativo, desarrollando sus propios expertos y con propósitos muy claros. Romper la inercia del pensamiento conservador no va ser sencillo, con observar la dificultad con que los adultos enfrentan el uso y aplicación de nuevas tecnologías, podemos calibrar el tamaño del reto que presentará una revolución educativa. Posiblemente lleve varias generaciones implementar una nueva manera de impartir educación. El mundo mejor posible que la humanidad construirá en el siglo XXI pasará por la exploración de nuevas dinámicas para educar, empezar ya es imperativo.

La educación por proyecto puede ser la solución económica para ofrecer una educación universal gratuita, de calidad y hasta remunerada. Hace posible que personal con algunos antecedentes técnicos mínimos sea capaz de implementar, con éxito, sistemas sofisticados eléctricos-electrónicos de control y automatización, que requirieron desarrollar destrezas multidisciplinarias. El sistema de educación por proyecto llevado a uno o varios experimentos de desarrollo comunitarios, con seguridad, produciría jóvenes técnicos y profesionistas comprometidos con el desarrollo de la comunidad cercana, ahorrando los grandes esfuerzos que hoy se hacen en transporte y alimentación, para asistir a escuelas lejanas que enseñan habilidades, distantes de sus necesidades propias y de sus comunidades.

La educación formal produce empleados asalariados y de manera mínima emprendedores individualistas, competentes y competitivos para participar en un mercado que no es libre y está monopolizado por gigantes, ambos resultados funcionaron para un determinado desarrollo histórico de la sociedad, hoy producen millones de desempleados sin expectativa. Es una educación para el fracaso[6]Sin el animo de buscar desaparecer la educación formal actual, la educación por proyectos, extendería sus propias certificaciones de habilidades, con nombres diferentes y permitiría a los educandos elegir el sistema educativo que conviene a su desarrollo. Los docentes que multiplicarían el sistema, se formarían en el propio sistema. No tengo todas las respuestas, pero hay que empezar a discutir y sistematizar la discusión, hay muchas experiencias de vida para enriquecerla.

Los seres humanos y las sociedades que forman, frecuentemente piensan o pensamos que merecemos vivir mejor de lo que hoy vivimos, sin embargo, todo eso que hoy necesitamos para ser más felices tendremos que construirlo. Todo ese sufrimiento que algunas sociedades del mundo estamos sufriendo ni más, ni menos que es acorde a las respuestas que hemos dado a los problemas que nos aquejan y también, la cantidad engendrada o tolerada de odio y mezquindad que hemos permitido desarrollar. Ya hay demasiado odio y mezquindad para que promovamos más, es tiempo de dar un giro de ciento ochenta grados. La autoestima, el amor al prójimo y por ende a la humanidad como a sí mismo, único mandamiento de Jesús de Nazaret, serán la base para la construcción de una sociedad del afecto en una república amorosa con un sistema educativo universal holístico por proyectos que lleve a la humanidad al ascenso de un escalón en la convivencia pacífica entre los seres humanos y el planeta. Solamente termino con mi frase acostumbrada: Aprender a leer la realidad y así poder escribir la historia.

 

Autor:
Iván Jaime Uranga Favela

[1] http://jaimeuranga.blogspot.mx/p/educacion-para-el-fracaso.html

[2] La energía al ser transformada en trabajo, una parte se disipa como calor y ya no puede ser utilizada, suele llamarsele incorrectamente “perdida”, lo mismo ocurre con la energía o esfuerzo social y se llama entropía.

[3] Cuando me refiero a educación formal, me refiero a la educación impartida en un aula, en escuelas básicas, técnicas y universidades, por maestros calificados.

[4] En un experimento de campo que realicé en 1990, para averiguar ¿por qué algunas personas con poca escolaridad eran tan buenos técnicos? La mayoría de los electricistas que no tenían antecedentes de educación formal, pero que eran magníficos técnicos en su trabajo diario, al aplicarles un examen de IQ, con psicólogos profesionales de la empresa, todos superaron el 100%. El examen reflejó una realidad.

[5] http://vulcano.wordpress.com/2007/02/07/empoderar-al-pueblo-no-es-solamente-entregarle-recursos-economicos-sino-tambien-informacion-para-el-exito/

[6] http://www.gruposinapsys.com/iq/wp-content/uploads/2011/03/Educaci%C3%B3n-en-m%C3%A9xico.pdf Autor: Iván Jaime Uranga Favela urangajaime@gmail.com


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda