Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Shock septico y sepsis severa

Enviado por Lorena Colina



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Planteamiento de Problema
  3. Marco Teórico
  4. Marco Metodológico
  5. Análisis de resultados
  6. Conclusión
  7. Recomendaciones
  8. Anexos o Apéndices
  9. Referencias Bibliográficas

Introducción

El síndrome séptico es un gran problema para la salud mundial tomando en cuenta que la incidencia de esta patología ha venido aumentando de manera notoria en los últimos 20 años y a pesar de los grandes avances de la medicina moderna el incremento micro bacteriano de esta afección sigue siendo elevado. Las infecciones generalizadas como en caso de la sepsis severa y el shock séptico pueden iniciarse de manera decreciente, en el siguiente orden; los pulmones, el abdomen, el tracto urinario y en cualquier órgano donde se halle alojada una bacteria. Si no se controla a tiempo bien sea; por falta de un diagnóstico temprano de la infección o por la terapéutica apropiada y oportuna para la asistencia médica y acción inmediata por el equipo de salud en los diferentes centros asistenciales del mundo, puede traer grandes consecuencias a nivel orgánico ya que las bacterias pueden diseminarse a través de la sangre y así en el resto del cuerpo originándose el alto grado de muerte al nivel de las células que forman los tejidos y estos los órganos del individuo lo que fulmina los mecanismos de defensa antibacterianos llevando a la muerte.

Sin embargo las características microbiológicas de la infección no son un determinante principal de la intensidad con la que el huésped responde a la infección, es importante destacar que se emplea a nivel mundial el reconocimiento a la importancia de esta problemática y así ofrecer a la población un tratamiento antibiótico precoz lo cual por medio de estudios experimentales de investigadores y de estudiantes universitarios ha demostrado disminuir la aparición del shock y la mortalidad asociada a la sepsis.

La fase más importante de esta investigación es lograr implementar la concientización a la población y llevar toda la información a evidencia demostrando que no hay más dueño de la salud que nosotros mismos, asumiendo de una u otra forma la responsabilidad del estado de nuestro cuerpo de todas y cada una de las maneras que las bacterias situadas en el ambiente lo puedan afectar, nuestra falta de conciencia el pensar solo en nosotros mismos nos ha cegado de compartir las cosas que nos ayudan a preservar el espacio que ocupamos en el mundo desde el origen de la vida; en donde comenzó la curiosidad del hombre por entender la naturaleza y con escasos materiales y mucha disposición a logrado la evolución y avances en el mundo entero pero sin embargo debemos destacar que al momento de educar no somos tan ingeniosos como al momento de investigar ya que no somos capaces de demostrarnos a nosotros mismos cuanto nos pueden llegar a importar y a cuántas vidas se pueden salvar dando a conocer aquellas patologías de las que no informamos a la población e incluso al mundo, encontrándose entre ellas las afecciones de la sepsis severa y el shock séptico.

Para la medicina interna es un reto afrontar este tipo de complicaciones, ya que se escapa de sus manos que al momento de ingresar a la UCI las personas con este tipo de patologías requieren la máxima atención debido a la rapidez con la que estas bacterias (Gram positivas y Gram negativas), son capaces de disminuir sus defensas y así logran descontrolar y dominar por completo su sistema inmunológico permitiéndole la destrucción de cada órgano a medida que no sean atacadas de inmediato por los antibióticos requeridos.

CAPITULO I

Planteamiento de Problema

Desde el principio de las civilizaciones, el hombre indeteniblemente ha buscado distintas formas para el origen y la cura de las enfermedades, éste siempre anhela detectarlas aplicando sus propios métodos; hasta el más complejo, estricto y sofisticado método científico.

No obstante, a pesar de los grandes avances científicos y todo el equipo hospitalario que se ha logrado adquirir en medio de tantos descubrimientos e innovaciones, el hombre no logra explicarse las alteraciones que producen repentinamente las bacterias, una muestra de ello es la complejidad que pueden causar en el organismo la sepsis severa y el shock séptico convirtiéndose así en los últimos 20 años en las incidencias con mayor mortalidad a nivel mundial.

Durante muchos años esta terminología no se encontraba bien definida ya que se cometían errores al referirse a las complicaciones que se producen por algunas bacterias que pertenecen a este proceso infeccioso, los antiguos investigadores explicaban que existían términos que no arrojaban resultados homogéneos y que un ejemplo de ello eran la sepsis y el shock séptico; que no daban paso a que los estudios que se realizaban dieran un adecuado análisis de la verdadera causa de la gran incidencia de mortalidad.

La sepsis se produce por un inadecuado aporte del sustrato metabólico, especialmente del oxígeno, o por un uso inadecuado del mismo (disminución de la extracción tisular de oxígeno), resultando una acidosis láctica. En un primer momento el consumo de oxígeno tisular es normal o está aumentado en dependencia del aporte, para luego estar disminuido. Otras alteraciones metabólicas encontradas en la sepsis son: hiperglucemia (fase precoz), hipoglucemia (fase tardía). Habitualmente cuando se produce una infección microbiana del organismo el sistema inmunitario es capaz de controlarla, sin embargo, en algunos casos las defensas no pueden combatir la infección de forma eficaz y los microorganismos eliminan unas toxinas que ponen en marcha a una serie de mecanismos que provocan una inflamación generalizada produciendo un shock séptico, estos mecanismos, que son complejos, producen una alteración en diferentes órganos como el hígado, el riñón y el pulmón y alteran el funcionamiento de la coagulación de la sangre y del sistema cardiovascular. En su principio la infección a partir de la cual se produce una reacción generalizada se inicia o puede estar localizada a nivel respiratorio-pulmonar, génito-urinario, abdominal, ginecológico, piel o tejidos, y en cualquier otro órgano.

La sepsis, sepsis severa y el shock séptico continúan siendo de gran interés en la actualidad debido a su elevada frecuencia y sin tener disminución a su tasa de mortalidad a pesar de que se obtienen los avances en su fisiopatología estas bacterias se convirtieron en un temor para la humanidad, y esta a su vez hace el esfuerzo por no desertar a investigaciones de forma que los pacientes que la padezcan logren tener la oportunidad de ser diagnosticados a tiempo ya que la mayoría de las personas que la padecen no cuentan en lo absoluto con una oportunidad de supervivencia. Uno de los retos con mayor importancia para la medicina intensiva ha sido el tratamiento hacia pacientes diagnosticados con shock séptico y probablemente ninguna otra alteración bacteriana ocasione mayor atención en el médico que aplicar el tratamiento satisfactorio para estos pacientes.

En el mundo esta infección ha causado grandes pérdidas teniendo entre ellas a Su santidad el Papa Juan Pablo II y Sócrates. La sepsis es una condición que se sucede de un proceso representando por la respuesta del cuerpo a las diferentes bacterias que se encuentran en el organismo e incrementando a multitudes celulares e inflamatorios sistémicos, en Norteamérica el Dr. Barie P. muestra a través de diversos estudios que esta condición afecta a más de 750 mil norteamericanos y causa más de 200.000 muertes al año en los pacientes críticos que se encuentran en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Se tiene que en los años 1979 y 1987 la incidencia de shock séptico aumentó en EE.UU de 73,6 a 175,9 casos por 100.000 habitantes correspondiendo a un incremento de 139% según datos del centro de control de enfermedades en Atlanta. El cuadro infeccioso tipo sepsis es una constante con los pacientes multiorgánicos falleciendo el 50% de ellos. La sepsis con una incidencia de 22, 63% siendo la infección respiratoria de mayor relevancia con un 80%. En España y México también se han realizado numerosos estudios en hospitales sobre estas condiciones, arrojando resultados de grandes alcances para el conocimiento e intento de concientización de su población, en los años de 2003 y 2004 el Dr. Sprung P; obtuvo que de un total de 537 personas que fueron ingresadas durante el periodo de estudio solo un 8,75% pertenecían a la condición séptica, estos pacientes obtuvieron la tasa de mortalidad más alta al compararla con las demás admisiones, actualmente estos términos de sepsis, sepsis severa y shock séptico son un amenaza para la salud mundial.

Los gérmenes (bacterias) que encuentran relacionadas a la sepsis, sepsis severa y shock séptico son; el Gram negativas (Escherichia coli, Pseudomona aeruginosa, Enterobacter y Klebsiella pneumoniae) con un 50% y las bacterias Gram positivas (Staphylococcus aureus) con un 25%. El shock séptico y la sepsis severa son consecuencia de la respuesta inflamatoria del huésped a los microorganismos (bacterias, hongos, protozoos y virus) y sus toxinas. La respuesta sistémica a la infección comienza con la activación del sistema de defensa del huésped, especialmente leucocitos, monocitos y células endoteliales, que juegan un papel central en la amplificación de la cascada inflamatoria, años anteriores en el mundo la mortalidad se denominaba en un 46%, años después en la década de 1990 Roger C. Bone alega que se lograron avances terapéuticos donde se reflejó que la mortalidad del shock séptico seguía siendo elevada y estuvo comprendida en un 40% y 60 %. La sospecha temprana, las medidas de diagnóstico rigurosas, el comienzo enérgico del tratamiento antimicrobiano apropiado, los cuidados integrales y las medidas dirigidas a revertir las causas predisponentes son los fundamentos de un manejo exitoso para la mejoría de esta enfermedad.

En los países desarrollados Estudios realizados por Campos R. Marcos nos confirma que, existe un porcentaje evaluado en hasta un 50% para aquellas personas que padecen de esta infección generalizada o shock séptico del organismo, que causa la muerte en estos pacientes que las padecen. No obstante en Venezuela existe una alta mortalidad por las personas que la padecen, sin embargo, en este país no se tiene una cifra precisa de esta afección por lo que no se podría estimar con exactitud la cantidad de casos de afectados por esta condición, el shock séptico es una enfermedad infecciosa que no se logra distinguir en ningún tipo de clase social sin escapar de ello que se puede ver representada con mayor frecuencia en los recién nacidos, en personas de más de 50 años y en las que tienen un sistema inmunitario deficiente (En los pacientes de edad avanzada las manifestaciones pueden cambiar algo, ya que no hay fiebre con frecuencia sino hipotermia por la existencia previa de una disfunción termorreguladora, las manifestaciones neurológicas son muy frecuentes y la deficiencia aparece en órganos anteriormente disfuncionantes). En comparación con los pacientes más jóvenes, los ancianos sépticos tienden a desarrollar más shock y SDOM, acompañándose de una mayor mortalidad).

Aunque en Carabobo no existen registros de pacientes diagnosticados con estas alteraciones (que producen variaciones llevando así a una modificación que cambian los tejidos y producen reacciones en el organismo causando la muerte), es de gran importancia educar a la población sobre la gravedad que compete a todo lo relacionado con esta problemática. En muchos casos debido al uso inadecuado de antibióticos se eleva con severidad esta enfermedad con una gran mortalidad atribuible al ingresar a la UCI, esta patología infecciosa es una causa de la que se conoce muy poco pero que ha traído tantas fatalidades en todo el mundo, es de gran magnitud el poder que tiene esta afección que fulmina el organismo si no se logra detectar a tiempo y si no se aplican la atención y dosis necesaria que esta requiere.

Objetivo General

Conocer el shock séptico como una infección que lleva a una hipotensión arterial, orientando así a la población en los avances científicos y patológicos de la autoagresión excesiva de los mecanismos inmunológicos de defensa bacteriana en el organismo.

Objetivos Específicos

  • 1. Investigar el shock séptico como una infección que lleva a una hipotensión arterial.

  • 2. Explicar cómo actúan los gérmenes y bacterias en el organismo y como este a su vez crea una fulminante agresión como mecanismo de defensa.

  • 3. Mencionar los antibióticos requeridos para que se pueda combatir los microorganismos de las bacterias.

  • 4. Explicar las causas habituales que originan la respuesta inflamatoria sistémica a la infección.

  • 5. Explicar la gravedad del shock séptico para la sociedad debido a su alta tasa de mortalidad.

  • 6. Informar a la población por medio de material didáctico, exposiciones y trípticos educativos, logrando así la concientización del shock séptico.

Justificación

El cuerpo humano cuenta con infinidades de maneras para protegerse así mismo, algunas son tan solo defensas físicas y otras son sustancias bioquímicas potentes que ofrecen un resguardo relativamente inesperado a la amplia cantidad de microorganismos situados en todo el cuerpo y mayormente en bacterias. Se espera que con la presente investigación se logre educar a la población para preservar la salud y promover la información de estas enfermedades infecciosas adquiridas de bacterias que afectan al organismo y que pueden llegar a causar la muerte en los pacientes que se encuentran gravemente afectados por esta problemática, es muy importante destacar la alta tasa de mortalidad de esta patología y por ello se busca dar a conocer e informar a todos y cada uno de aquellos estudiantes por medio de material didáctico, exposiciones y trípticos educativos.

Los resultados que se obtengan serán de gran utilidad y servirán de base fundamental en la instrucción, el conocimiento y la educación de la población, de las mismas investigadoras y por ende a la humanidad para que se implementen campañas informativas que logren orientar a las comunidades de escasos recursos que en referencia al shock séptico y la sepsis severa estas suelen ser las más afectadas debido a la poca ayuda que se les brinda y el conocimiento casi nulo de estas patologías tan severas. Las estrategias de investigación pretenden el logro de incentivar a los estudiantes para que aporten herramientas esenciales para la información y divulgación del tema, además de ello contribuir como voceros voluntarios para las generaciones futuras. Así pues se podría lograr la detección del shock séptico a tiempo y este ser combatido por los antibióticos necesarios disminuyendo así la alta tasa de mortalidad que este al pasar de los años ha dejado en el mundo entero.

CAPITULO II

Marco Teórico

En este capítulo se describen una serie de antecedentes o investigaciones previas relacionadas con el tema planteado, es decir estudios realizados con anterioridad los cuales mantienen cierta vinculación con la presente investigación. El marco teórico de la investigación es el compendio de una serie de elementos conceptuales que sirven de base a la indagación por realizar donde se condensara todo lo pertinente a la literatura que se tiene sobre el tema a investigar con una búsqueda detallada y concreta donde el tema y la temática del objeto a investigar tenga un soporte teórico, que se pueda debatir, ampliar, conceptualizar y concluir, esto implica analizar y exponer los enfoques teóricos que se consideren válidos para poder determinar bien nuestra investigación.

Antecedentes De La Investigación

Robert S. Munford (1998) Realiza un trabajo en donde plantea que la reacción del huésped frente a los microorganismos invasores, constituye a unas señales y respuestas que pueden extenderse más allá del tejido invadido; la reacción inflamatoria generalizada contra la invasión microbiana es cuando se superan los mecanismos de control de regulación y la homeostasis puede fallar y pueden aparecer trastornos funcionales de órganos vitales así que un nuevo desequilibrio regulador conduciría al shock séptico.

Es un esfuerzo para los investigadores llegar a conseguir el dominio sobre esta patología sin embargo es la base para lograr comprender al cuerpo humano, ya que es fundamental en los estudios científicos y médicos el por qué la reacción a estas bacterias Gram positivas y Gram negativas es tan intensa que doblegan al sistema inmunológico disminuyendo la defensas de el mismo; conduciéndonos a la muerte, para ello nuestro cuerpo sufre una serie de cambios en los cuales decaemos y por falta de conocimientos sobre esta afección padecemos de un buen servicio médico en el que se podrían brindar las atenciones requeridas.

Baue (1975) Publica en un editorial "Falla múltiple progresiva o secuencia de sistemas, un síndrome de los 70"s, formula esto en base a un nuevo síndrome clínico. Varios términos se "clonaron", la falla orgánica múltiple, falla múltiple de sistemas o falla multiorgánica definen a un síndrome clínico que involucrara la falla fisiológica progresiva e inexplicable de varios sistemas orgánicos interdependientes. De manera reciente se propuso como una definición más apropiada el término de síndrome de disfunción orgánica múltiple (SDOM). En ese mismo año desarrollo el concepto de falla orgánica múltiple al establecer la existencia de elementos anatomo-patológicos comunes en los pacientes que presentaban falla de múltiples órganos.

La falta de conocimiento sobre algunos temas tan importantes para la conservación de los seres humanos son los que más nos afectan al momento de enfrentar alguna epidemia o anomalía en los sistemas defensores del organismos es importante destacar los aportes que se realizan para lograr llegar al origen de esta enfermedad, si bien es cierto el shock séptico y la sepsis severa han ocasionado una alerta a nivel mundial ya que comienzan activándose masivamente como algunas consecuencias y fallas en los órganos.

Vallés. J (2003) Realiza un estudio sobre "La causa inmediata de muerte en el paciente séptico" donde llega a la conclusión de que con frecuencia la severidad de la respuesta sistémica en los pacientes sépticos es debida mayormente a la demora en la administración de antibióticos apropiados que llevan a un deterioro progresivo y al desarrollo de complicaciones irreversibles.

La medicina moderna ha experimentado una serie de retos que para la humanidad son medidas de salvación pero la correlación entre la sobrevida y el grado de respuesta inflamatoria sumado a la demora de una terapia antibiótica apropiada, no está totalmente comprendida en los análisis de los avances científicos ya que por medio de ellos lo que se busca es prevención para informar a las personas sobre la septicemia y shock séptico.

Bases Teóricas

A continuación se presentan las bases teóricas que sustentan a la investigación sobre el Shock séptico y la Sepsis severa, el presente trabajo se relaciona con varias teorías que le dan forma y se relacionan con el proyecto formulado. Sobre este particular, En el año 1991 fue realizada una Conferencia de Consenso patrocinada por la Asociación Americana de Cirujanos de Tórax y la Sociedad Americana de Medicina Crítica, en la que propusieron las definiciones de los Síndromes Sépticos aceptados en la actualidad, lo cual ha contribuido a conocer mejor la historia natural de la enfermedad. El fundamento de la sepsis es la presencia de infección sistémica del huésped a la infección que tiene una finalidad eminentemente defensiva. Se caracteriza por una serie de manifestaciones inflamatorias y pro coagulantes, y en ocasiones antiinflamatorias que resultan en alteraciones fisiológicas que ocurren a nivel del endotelio capilar. Este síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) es una expresión que se ha desarrollado en un intento de describir las manifestaciones clínicas que se derivan de la cascada inflamatoria sistémica, o la respuesta sistémica a la infección.

El Síndrome séptico lo designa como una enfermedad grave que ocurre cuando una infección devastadora lleva a que se presente hipotensión arterial y trastorno de la perfusión orgánica la cual resulta de la sepsis. Este tipo de shock puede ser causado por cualquier tipo de bacteria, al igual que por hongos y, en raras ocasiones, por virus. Las toxinas es decir las sustancias liberadas por bacterias u hongos pueden causar daño tisular y llevar a que se presente hipotensión arterial y funcionamiento deficiente de órganos; remeda los signos y síntomas de la sepsis, pero que no se encuentra un foco infeccioso alguno, que dura más de una hora y no responde a reposición de líquidos o aminas vaso activas.

Los casos de fallo multiorgánico están relacionados por la incidencia de bacteriemia, por microorganismos Gramnegativos, ya que estas bacteriemias causadas por estos se complican con shock séptico. La mayoría de las infecciones se asocian a una disminución de las defensas del huésped debidas a la rotura de la integridad de la piel o mucosa, al uso de caracteres endovenosos, sondas urinarias o tubos endotraqueales, diabetes mellitus o una difusión de los mecanismos inmunes específicos como neupenia, hipogrammaglobulinemia, déficit de complemento, inmunodepresión yatrógena o la infección por el HIV. Las lesiones por hiperfusión son más evidentes en los órganos en los que el flujo no es preferencial: hígado con lesiones esquemicas centrobulillares, mucosa gástrica e intestinal con isquemia y ulceraciones, y riñón con necrosis tubular aguda. El shock séptico afecta el capilar pulmonar y ocasionar, primero, edema intersticial y luego edema intraalveolar y exudación de fibrina, formando las membranas hialinas, constituyendo el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA).

Con respecto a su fisiopatología El shock Séptico es un síndrome estereotipado, en el que son más importantes los mecanismos de respuesta del huésped que el tipo de agente infeccioso desencadenante. Las células de la inmunidad innata, macrófagos, neutrófilos y células dentriticas, reconocen el microorganismo e inician la respuesta inmune, esto causa isquemia y puede evolucionar a daño por reperfusión, activación de la coagulación, disminución de la fibrinólisis y vasodilatación muy marcada. La hipotensión arterial, con vasodilatación generalizada y escasa respuesta a los vasodepresores, se debe fundamentalmente a la activación en la membrana plasmática de la célula muscular lisa vascular. En una fase avanzada es decir más de 24 horas puede aparecer depresión miocárdica, caracterizada por la incapacidad para mantener un gasto cardíaco suficientemente elevado. El gasto cardiaco suele estar elevado, pero no lo suficiente para mantener una perfusión adecuada de los tejidos, debido a la vasodilatación excesiva. A pesar de esta depresión miocárdica, la hipotensión profunda del shock séptico se debe fundamentalmente a vasodilatación, incluso en fases muy avanzadas. La evolución dependerá tanto del estímulo que ha desencadenado la infección como de la respuesta a la misma. Si predomina el efecto inflamatorio (SIRS), se progresa a disfunción orgánica (SDMO), se mantiene el shock séptico o se camina a la muerte celular programada pero si predomina el efecto inflamatorio (SRAC) se produce una inmunodepresión con anergia y aumento de sensibilidad a nuevas infecciones.

Alrededor del 40 y el 60% de los pacientes que tienen shock séptico fallecen en 30 días. Otros lo hacen a los 6 meses siguientes, las muertes tardías suelen deberse a infecciones mal controladas, complicaciones de los cuidados intensivos, fracaso multiorgánico o a la enfermedad subyacente.

El shock séptico es también un importante factor pronóstico de la mortalidad a corto y largo plazo. El shock séptico tiene una alta tasa de mortalidad. Dicha tasa depende de la edad del paciente y su salud general, de la causa de la infección, de la cantidad de órganos que presentan insuficiencia, al igual que de la rapidez y agresividad con que se inicie la terapia médica.

El tratamiento se basa en la instauración de antibióticos, aporte de líquidos y fármacos para mantener la presión arterial, Reposición de volumen mediante la administración de fluidos por vía intravenosa. En ocasiones el aporte de líquidos no es suficiente para mantener una presión arterial adecuada que permita que la sangre llegue a los tejidos y es necesario además el uso de otros fármacos por vía intravenosa. Los más utilizados son la dopamina y la norepinefrina.

Tratamiento antimicrobiano: se administran antibióticos dirigidos a combatir la infección.

  • Tratamiento específico de la causa, drenaje de una colección de pus.

  • Tratamientos de las complicaciones del shock: trastornos de la coagulación sanguínea, fallo en el funcionamiento del riñón que puede requerir diálisis o del pulmón que precise que el paciente necesite un aparato (ventilador) para respirar.

  • Administración de oxígeno.

  • Control de las constantes: presión arterial, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria y saturación de oxígeno. Para ello se utilizan aparatos específicos denominados monitores.

  • Control de la diuresis.

Uno de los indicadores de que el paciente está recuperándose y el aporte de líquidos es adecuado es la recuperación de la emisión de orina. Son numerosos las definiciones que rodean al Shock séptico, Torrabadella de Reinoso (1992) define El Shock séptico como la sepsis acompañada de hipotensión arterial sistólica menor de 90 mmHg, o disminución de la presión arterial sistólica en 40 mmHg o más, con respecto a los valores basales, en ausencia de otras causas de hipotensión e hipoperfusión tisular sostenida, a pesar de la administración de líquidos o la necesidad de usar drogas vasopresoras para mantener las presiones arteriales en un rango aceptable. La presencia de criterios de SRIS supone la presencia de un estado de gravedad progresivo, a más criterios positivos presentes, mayor es la gravedad y la mortalidad. Además, la respuesta positiva al tratamiento, con reducción de los criterios presentes en los dos primeros días de evolución, es un indicador de buen pronóstico, mientras que si estos se mantienen o aumentan, la mortalidad crece de modo exponencial.

Dellinger RP. Y Saunders Elsevier (2007), Alegan que el Shock Séptico comienza cuando los microorganismos o sus componentes son reconocidos por células inmunológicamente activas, principalmente macrófagos y células endoteliales. Estas células tienen una variedad de receptores que eficientemente reconocen los productos microbacterianos. Estos receptores están compuestos por dos subunidades: una subunidad capta la bacteria y la otra transmite la información para que la célula produzca citoquinas y otros mediadores. Aunque la función de las subunidades está coordinada son completamente independientes. Entre estos receptores el grupo de los Toll-like receptor (TLR) descrito por Nicolas Tielney que desempeña un papel crítico en la activación de la respuesta inflamatoria. La secuencia de este proceso de activación es la siguiente: en el caso de las bacterias Gram negativas, la lipoposacaridasa (LPS) liberada por la membrana bacteriana se une a dos proteínas séricas con funciones similares: la LPS (LBP) y el factor soluble CD14. Cuando la LPS es captada por estas proteínas es entonces reclutada por el factor CD14. El complejo LPS- CD14 se une al TLR quien después de algunos pasos adicionales finalmente activa la trascripción del factor natural kb (NF-kb) quien es el encargado de inducir la producción en el núcleo celular de las diversas citoquinas y mediadores.

La reacción del huésped frente a los microorganismos invasores constituye una verdadera polifonía rápidamente amplificada de señales y respuestas que pueden extenderse más allá del tejido invadido. Fiebre o hipotermia, taquipnea y taquicardia suelen ser los síntomas que anuncian el comienzo de la sepsis, la reacción inflamatoria generalizada contra la invasión microbiana. Cuando se superan los mecanismos de control de contraregulación, la homeostasis puede fallar y pueden aparecer trastornos funcionales de órganos vitales (sepsis grave). Un nuevo desequilibrio regulador conducirá al shock séptico, que se caracteriza por hipotensión y alteraciones funcionales de los órganos. A medida que la sepsis empeora y evoluciona hacia el shock séptico, el riesgo de muerte aumenta de forma sustancial. Los factores premórbidos tienen un impacto substancial en el resultado de la sepsis, ya que modifican el proceso de la enfermedad y el acceso a las terapias. Este punto es enfatizado porque se demostró que los factores genéticos juegan un rol importante en la determinación del riesgo de muerte temprana debido a sepsis, en vista de que ellos influencian también el riesgo de muerte prematura en otras condiciones comunes, tales como en el cáncer y enfermedades cardiovasculares. Más allá de las variaciones genéticas, sin embargo, el manejo de los pacientes con sepsis y en consecuencia el éxito sobre esta enfermedad está clara-mente influenciado por factores entre los cuales podemos mencionar: estado de salud premórbido, la reversibilidad de las enfermedades concomitantes y las creencias religiosas y culturales del huésped, los cuales proporcionan un acceso dirigido de la terapia. Los pacientes con muchos factores predisponentes pueden poseer también riesgos separados o diferentes para cualquiera de los distintos estados de infección, respuesta y disfunción orgánica. La secuencia de fenómenos que conducen a la sepsis probablemente comience con la bacteriemia. La situación mejor estudiada tanto en sistemas experimentales con animales como en los seres humanos, es la enfermedad sistémica por bacterias gramnegativas. En la membrana externa de todas las bacterias gramnegativas se encuentra el LPS o la endotoxina, que interactúa con el sistema retículo-endotelial al igual como lo hacen las exotoxinas estafilocócicas, los glucolípidos de las micobacterias y los mánanos de la pared celular de las levaduras provocando así el estado séptico.

La endotoxina es un lipopolisacárido compuesto, forma-do por un componente antigénico variable (cadena O específica más un oligosacárido) y por una porción más o menos constante denominada lípido A. El lípido A es el responsable de disparar la respuesta del huésped frente a infecciones por gérmenes gramnegativos. Cuando la endotoxina invade el torrente circulatorio se une a una variada gama de proteínas (albúmina, lipoproteínas, complemento, etc.) des-tacando sin embargo una especial afinidad por una proteína ligante específica (proteína de fase aguda de síntesis hepática) denominada proteína ligante de lipopolisacáridos (LBP). Este complejo LPS-LBP entra en contacto con el monocito a nivel sanguíneo o con el macrófago a nivel tisular produciendo la activación celular.

Los pacientes con sepsis tienen hallazgos consistentes con inmunosupresión, incluyendo pérdida de la hipersensibilidad retardada, incapacidad para eliminar la infección y una predisposición para desarrollar infecciones nosocomiales. Una de las razones de la falla de las estrategias antiinflamatorias en pacientes con sepsis podría ser un cambio del síndrome en el tiempo. Inicialmente se caracteriza por un aumento de mediadores inflamatorios, pero cuando la sepsis se hace persistente se produce un cambio dirigido hacia un estado de inmunosupresión. Esta secuela adversa de la sepsis que induce inmunosupresión es revertida con la administración del interferón d, el cual restaura la producción de TNFa por los macrófagos, mejorando la sobrevivencia de los pacientes con sepsis. La sepsis se caracteriza por una respuesta similar a la infección, aunque a un nivel sistémico, lo que resulta en la disfunción endotelial difusa. En el caso de infección bacteriana, el evento incitante es la interacción de endotoxinas contenidas dentro de la pared celular bacteriana de organismos Gram-negativos con los receptores de las células inmunes. En organismos gram-positivos, se produce esta interacción, ya sea con componentes de la pared celular o exotoxinas liberadas por el microorganismo.

La respuesta fisiológica a la infección incluye la activación de mecanismos de defensa que incluye la activación e influjo de neutrófilos y monocitos, la liberación de mediadores inflamatorios, vasodilatación local y un aumento de la permeabilidad endotelial, así como la activación de la cascada de la coagulación.

La compleja interacción de células y mediadores inflamatorios conduce a la disfunción del endotelio de los capilares conllevando a vasodilatación arterial, gasto cardiaco elevado y fuga capilar de líquido. Esto inicia una cascada de daño endotelial, hipoxia tisular global, formación de microtrombos, utilización anormal de oxígeno debido a la disfunción mitocondrial, todos los órganos potencialmente conducen a disfunción y eventual fracaso. La naturaleza insidiosa de la sepsis es la disfunción en la microcirculación que puede ocurrir mientras los parámetros hemodinámicos generales, como la presión arterial, puede permanecer normal.

Los síntomas de la sepsis por lo general son inespecíficos e incluyen fiebre, escalofríos, rigidez, fatiga, malestar, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, ansiedad, o confusión. Estos síntomas no son patognomónicos de la sepsis sino que pueden estar presentes en una amplia variedad de otras enfermedades. Alternativamente, los síntomas clásicos de la inflamación sistémica pueden estar ausentes en la sepsis grave, especialmente en ancianos.

Hay que tener en cuenta que es una situación médica que se instaura de forma rápida y que puede tener consecuencias muy graves, por tanto, siempre es una emergencia médica que requiere atención urgente. El tratamiento correcto con antibióticos de una infección inicial puede evitar el desarrollo de una sepsis severa y por ende el shock séptico.

Bases Legales

La legislación venezolana contempla la necesidad e importancia de la promoción y conservación de la salud de los ciudadanos y de la familia para garantizar su estado físico y mental, para que contribuyan a una adecuada incorporación a la sociedad, así como el desarrollo y adaptación a la misma.

Las bases legales que regulan la salud de la población venezolana se encuentran establecidas en la constitución Bolivariana de Venezuela (1999) en los artículos 83, 84, 85 y en la ley orgánica de Salud (1998), la cual rige por completo todo lo relacionado con la salud en el territorio de la República.

Establece las directrices y bases de salud como proceso integral, determina la organización, el funcionamiento, financiamiento y control de la prestación de los servicios de salud de acuerdo con los principios de adaptación científico-tecnológico, de manera conforme y gratuidad para todos.

CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Capítulo V: De los Derechos Sociales y de las Familias

Publicada en Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.453 de la República Bolivariana de Venezuela

Artículo 83: "La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República".

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela señala en su texto que la salud es un derecho social fundamental y forma parte del derecho a la vida, siendo obligación del Estado   garantizarla, promoviendo y desarrollando políticas de tal manera que eleven la calidad de vida del pueblo y produciendo bienestar colectivo, con el libre acceso a los servicios  

Artículo 84: "Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad. El sistema público nacional de salud dará prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades, garantizando tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad. Los bienes y servicios públicos de salud son propiedad del Estado y no podrán ser privatizados. La comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en las instituciones públicas de salud".

Así se logra estipular que el Estado garantizará la creación de un Sistema Público Nacional de Salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo que esté integrado al Sistema de Seguridad Social; sus bienes y servicios son propiedad del Estado, los cuales no podrán ser privatizados. Este Sistema tendrá como prioridad: La promoción de la salud, la prevención de   enfermedades, la garantía de tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad. Y estará regida por los siguientes principios: Gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad.

Artículo 85: "El financiamiento del sistema público nacional de salud es obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley. El Estado garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria. En coordinación con las universidades y los centros de investigación, se promoverá y desarrollará una política nacional de formación de profesionales, técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas y privadas de salud".

El Estado promoverá y desarrollará una política nacional de formación en coordinación con las universidades y los centros de investigación para crear una industria nacional de producción de insumos para la salud, en cuanto a los derechos y deberes de los ciudadanos y ciudadanas garantizando la protección de la salud, Participación activamente en la promoción y defensa de la salud, Cumplimiento de las medidas sanitarias y de saneamiento establecidas en las leyes y los tratados internacionales suscritos y ratificados por el Estado.

LEY ORGANICA DE SALUD

Gaceta Oficial N° 36.579 de fecha 11 de noviembre de 1998 EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA.

La Ley orgánica de Salud tiene por objeto garantizar el derecho a la salud de todas las personas, consagrado constitucionalmente como derecho social fundamental y parte del derecho a la vida; en un marco de Estado democrático, descentralizado, participativo y social de derecho y de justicia que proponga como valores superiores la vida, la libertad, la igualdad, la solidaridad y la responsabilidad individual y social.En la población debido al déficit del servicio público se utilizan los medios privados para obtener una atención primaria pero no obstante es un descuido no exigir lo premeditado en la ley para la supervivencia del ser humano por ello no se permite excluir a ningún ciudadano para prestarle los servicios y atenciones en salud.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda