Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Lucha contra el crimen organizado (página 4)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6

En América Latina, la diversa cantidad de problemas conectados unos con otros, son fuente de la actual descomposición social: superpoblación, presión sobre la tierra, emigración e inestabilidad política, social y económica, corrupción a todos los niveles por un lado y el poder tecnológico de los países del primer mundo sobre los países en vías de desarrollo, para incrementar la productividad y sustituir las ocupaciones tradicionales por otro, estos son los detonantes de algunos de los problemas más severos del continente, como puede ser el narcotráfico internacional. En Colombia y México, nacen las nuevas mafias de la droga, denominadas "carteles" (cartel de Medellín, cartel de Cali, cartel de Guadalajara). Estos carteles poseen una estructura diferente a las mafias italianas. Hay una diversidad cultural que los hace diferentes, además del momento histórico de su nacimiento, lo que no quiere decir que estas no asimilen comportamientos de sus amigos del Crimen Organizado. En la cúspide de la formación nos encontramos con los capós de la droga o jefes máximos (Rafael Caro Quintero, Fonseca Carrillo, Esparragoza Moreno, Felix Gallardo del cartel de Guadalajara, Pablo Escobar, Carlos Lehder, Jorge Luis Ochoa, Rodríguez Orejuela, capós del cartel de Medellín y del cartel de Cali, por mencionar algunos nombres de una lista interminable). Estos vienen a ser los padres de "familia" o del grupo; estos encargan la labor de organización de las operaciones y "reclutamiento" de sicarios, mercenarios, camellos y colaboradores a los mandos intermedios. Generalmente, los reclutados son chicos jóvenes de bajos estratos económicos que residen en los barrios marginales o anillos de la miseria, a los que corresponde el trabajo sucio, como matar a una persona previamente designada por la organización para ganarse la confianza del capo y así ingresar en la asociación criminal. Generalmente, los mercenarios y sicarios son elementos sustituibles en los carteles de la droga. Estas organizaciones con poderes desmedidos han llegado a formar sus propios ejércitos privados, para oponerse a la guerrilla o al Estado, tienen la capacidad de mover cualquier tecla dentro del organigrama de los Estados, contratan los mejores abogados, sobornan funcionarios públicos de cualquier envergadura, financian campañas políticas y se encuentran en todos los estratos de la sociedad, y si eso es poco, tienen un poder tecnológico y militar muy importante. Tienen las puertas abiertas para vivir al margen de la justicia y gozar de una impunidad desmedida. Hoy cuando los muros de los ex países del bloque "comunista" han dejado de existir, el Crimen Organizado se organiza para repartirse el mercado de la droga de Europa del este con las mafias italianas. El comercio de la droga y la puesta en boga de los "carteles" se produce como resultado de la corrupción institucionalizada de México y Colombia, en donde el soborno o "mordida" y la corrupción en todas sus dimensiones de altos funcionarios del Estado es pan de cada día. No resulta difícil para los señores de la droga comprar el alma de dichos funcionarios, y si a esa situación agregamos la anuencia de ciertos bancos dispuestos a blanquear capitales producto del narcotráfico y la gran infraestructura de las organizaciones de la droga, estos Estados resultan ser verdaderos paraísos para desarrollar sus actividades. De esta criminalidad se ha hablado mucho y se seguirá hablando, pero los resultados de éxito transnacional en su prevención son poco alentadores, por lo que creemos impostergable un debate constante sobre "la política criminal adecuada" para combatir este tipo de criminalidad organizada.

  • (7) LAS TRÍADAS

Nacidas en el siglo XVII como sociedades secretas de carácter político, cuya finalidad era combatir a la dinastía Tsing (de origen tártaro) en favor del linaje de los Ming (que eran chinos), las tríadas degeneraron paulatinamente en asociaciones criminales. Con la llegada del régimen comunista a China, las tríadas trasladaron su base de operaciones a la entonces colonia inglesa de Hong Kong, donde hoy están situadas sus principales bases de operaciones. En la actualidad, y debido a que Hong Kong es china, las tríadas han puesto sus ojos en occidente.

La mafia china no tiene una estructura única piramidal, sino que se trata de un sinfín de bandas que esporádicamente llegan a acuerdos para negocios concretos. Según los informes de la policía de Hong Kong, en la actualidad operan en esta ciudad 50 grupos distintos, y se calcula que uno de cada 18 habitantes de esta urbe es un "dragón" o miembro de las tríadas.

La DEA, el departamento policial Antidrogas de los Estados Unidos, estima que el 80 por ciento del negocio de la heroína en el mundo está en manos de las tríadas, siendo especialmente relevante en este sentido la denominada "14 K", cuyo nombre significa oro y fuerza y que domina lo que se llama el Triángulo de Oro, región geográfica conformada por Laos, Birmania y Tailandia donde se produce el opio. Esta tríada tiene una suerte de delegado en Amsterdam, encargado de vigilar los negocios de esta mafia china en Europa.

  • c. CONCEPTUALIZACIÓN

ANTECEDENTES DEL CONCEPTO DE CRIMEN ORGANIZADO A NIVEL MUNDIAL

El crimen ya no es un problema que una nación puede considerar aisladamente. Si queremos comprenderlo y combatirlo, debemos considerarlo en su contexto mundial. El Crimen Organizado, con excepción de algún episodio de contrabando a través de las fronteras, era un asunto mayormente local o, en el peor de los casos, nacional. Pero en el último cuarto del siglo XX, las empresas del Crimen Organizado pudieron explotar la misma liberalización económica y las mismas fronteras abiertas que dieron lugar a la expansión de las corporaciones multinacionales. Las oportunidades de la mundialización son aprovechadas por los grupos del Crimen Organizado que intervienen en actividades ilegales o trafican con mercancías ilícitas. Se trata hoy de un fenómeno verdaderamente transnacional y es tema de preocupación internacional. El peligro que corre la estabilidad regional, e incluso la mundial, es muy real. Los grupos del Crimen Organizado transnacional son, de muchas maneras, los que sacan más provecho de la mundialización. Las empresas legítimas se ven todavía constreñidas por las leyes y regulaciones del propio país y de los países donde operan. Las organizaciones y redes del crimen transnacional consiguen, con ayuda de la corrupción, la extorsión y la intimidación, usar para su pleno beneficio los mercados abiertos y las sociedades abiertas. La falta de una aplicación efectiva de la ley, y la falta de prácticas de extradición rápidas y efectivas facilitan su trabajo. Eludir el control de la aplicación de la ley nacional es un principio operativo fundamental del crimen transnacional. Las jurisdicciones extranjeras se convierten en espacios a cubierto de riesgos y las fronteras se usan como cercas tras las cuales esconderse. La detección y neutralización de los grupos del Crimen Organizado internacional se hacen aun más difíciles debido a que estos grupos tienden a usar firmas de importación y exportación, industrias de servicios y aun instituciones financieras multinacionales, todas ellas legítimas, como tapadera de sus actividades. En ocasiones la organización criminal sólo se anida en una empresa más amplia; en otras, la controla realmente. La línea que separa las actividades del delito financiero, por un lado, y el Crimen Organizado transnacional, por el otro, es a menudo borrosa. Hay tres tipos básicos de corporaciones relacionadas con el crimen:

  • Estructuras empresariales ilegales, como los cárteles de las drogas.

  • Firmas legales que se involucran en el delito financiero, como los bancos que, de hecho, se especializan en facilitar el lavado de dinero y la evasión impositiva;

  • Empresas lícitas creadas, total o parcialmente, con dinero obtenido del Crimen Organizado.

El cuadro se vuelve aún más complejo si se considera la intervención de elementos del aparato estatal, los partidos políticos, las fuerzas armadas o los servicios de Inteligencia . La declinación de los estados totalitarios ha llevado a hacer negocios -- algunos legítimos, otros no -- a muchos antiguos miembros de las agencias de seguridad del estado.

Para el Crimen Organizado, esta corriente de profesionales de los servicios de Inteligencia , policías y conocimiento práctico militar ha significado un avance enorme en el refinamiento. Los grupos del crimen pueden, en ciertos casos, superar a la policía porque tienen mejores técnicas, mejor equipo y más recursos. Esta participación de funcionarios del estado, presentes o anteriores, en el Crimen Organizado no se limita a los que fueron estados comunistas. Donde quiera que hay una falta de transparencia y rendición de cuentas, está presente la oportunidad del crimen por motivos de lucro. A menudo sólo se vuelven visibles cuando estalla un escándalo o cuando un cambio político lleva al poder a un nuevo grupo, ansioso de exponer las fechorías del régimen anterior. Dos ejemplos recientes de esto son los acontecimientos en Perú y Yugoslavia.

Las organizaciones criminales organizadas no sólo mantienen vínculos con algunas empresas legítimas y con algunos sectores del gobierno. Algunas veces prosperan también con el terrorismo y la guerra civil. En unos 30 países, los grupos que participan en la rebelión armada contra el gobierno financian sus campañas guerrilleras o terroristas, total o parcialmente, con ingresos generados por los impuestos que le cobran a la producción de drogas o por su participación directa en el tráfico. No es una coincidencia que las perturbaciones de la década de los 90 en Europa Sudoriental estuvieron relacionadas con la ruta de los Balcanes, por la que cada año pasan a Europa toneladas de heroína. Y no es una coincidencia que Afganistán, Colombia y Birmania sean los tres productores de drogas más importantes del mundo y, al mismo tiempo, el escenario de algunas de las guerras civiles más prolongadas de los últimos 50 años. El combustible que mantiene encendidas las guerras civiles sufre cambios. Algunas veces son las drogas ilícitas; algunas veces son los diamantes, como es el caso de Africa; a veces son otros productos legales, como el petróleo. El Crimen Organizado está ansioso de sacar provecho de cada aspecto de estas guerras, hasta de la tragedia humana de los refugiados. Para abandonar las zonas de combate, los refugiados dependen a menudo de traficantes criminales para que los lleven a un lugar seguro.

Otros utilizan las redes del tráfico criminal para dejar su país, por razones económicas o de otra clase, con la esperanza de rehacer su vida en países lejanos. Ya sean causados por la guerra o la pobreza, los desplazamientos tienden a empujar hacia otros países a los mejores y más brillantes. Allí buscan un nuevo hogar, a menudo en comunidades establecidas por diásporas étnicas.

Examinemos algunas de las cifras asombrosas que se han recopilado a medida que estas actividades criminales se han ido expandiendo en los últimos años. Cada año los grupos criminales hacen víctimas del tráfico de personas a través de las fronteras a tanto como un millón de mujeres y niños, lo que se agrega a los millones que ya viven sometidos a estas formas modernas de la esclavitud; 27 millones según el estimado de un experto, y hasta 200 millones según el estimado de otro. El envío al extranjero de bienes robados ha alcanzado niveles sin precedentes. El presidente de Nigeria me confió que la cantidad de bienes robados en su país y depositados en el extranjero está próxima a los 50.000 millones de dólares. Los casos de lavado de dinero suman también miles de millones de dólares, más que el producto interno bruto de muchos países.

Al mismo tiempo, el Crimen Organizado provee también ciertos productos y lleva a cabo ciertos servicios para los cuales hay demanda; productos y servicios que un estado o sociedad dados no quiere proveer por razones de política, salud pública, religión, preocupaciones étnicas o normas culturales. Una vez más, el motivo es hacer provecho.

La legalidad o ilegalidad de un acto lo determina la ley y lo ponen en práctica las instituciones del estado. Pero las pautas y normas no son las mismas en todas las sociedades, y el nivel de su aplicación efectiva varía ampliamente. Cuando un elemento transnacional entra en el crimen, el encausamiento exitoso se vuelve más difícil. Cuando el acto delictuoso tiene lugar en jurisdicciones diferentes, a los criminales transnacionales sólo se los puede encausar con éxito si todas las partes del rompecabezas investigativo están en su sitio y se hallan intercomunicadas entre sí. Esto requiere cooperación internacional judicial y policial. Pero hay muchos obstáculos que se oponen a esa cooperación: diferentes sistemas legales, inercia burocrática, la corrupción que permea algunos servicios de ejecución de la ley y sistemas judiciales, la simple falta de recursos y destrezas y hasta la incompatibilidad idiomática.

  • d. CONCEPTO DEL CRIMEN ORGANIZADO A NIVEL MUNDIAL

  • (1) FUNDAMENTOPara hablar de criminalidad organizada a efectos de este artículo, lo vamos a hacer primero desde un sentido "amplio" del término, entendida ésta como una actividad criminal, ejecutada, estructurada y planificada "de acuerdo a códigos internos de organización criminal", por individuos que hacen de la actividad delictiva su forma de vida. Grassin señaló: "Se entiende el Crimen Organizado en donde la prevención y la ejecución se caracterizan por una organización metódica y que, a menudo, procura a sus autores sus medios de existencia". Podemos adelantar que la criminalidad organizada se caracteriza por mantener una "superestructura" en la planificación, ejecución y continuidad en la comisión de delitos como medio de vida. En un sentido estricto, desde una perspectiva funcionalista del término, puede decirse que delincuencia organizada es la que se realiza a través de un grupo o asociación criminal revestidos de las siguientes características: carácter estructurado, permanente, autorrenovable, jerarquizado, destinado a lucrarse con bienes y servicios ilegales o a realizar hechos antijurídicos con intención socio-política, valedores de la disciplina y la coacción con relación a sus miembros y de toda clase de medios frente a terceros con el fin de alcanzar sus objetivos.

Por supuesto que existen definiciones mucho más complejas que la de INTERPOL, que describen de mejor manera la actividad del Crimen Organizado. Por ejemplo, Brian Sullivan le asigna al Crimen Organizado una docena de características básicas:

  • Organización Jerárquica.

  • Continuidad en el Tiempo.

  • Disposición a amenazar o usar la violencia.

  • Membresía restringida.

  • Obtención de ganancias a través de la actividad criminal.

  • Provisión a segmentos de la población común de bienes y/o servicios ilegales

  • Neutralización de agentes públicos y dirigentes políticos a través de la corrupción o intimidación.

  • Búsqueda del monopolio de determinados bienes y servicios.

  • Asignación de tareas especializadas a sus miembros.

  • Manejo de un "código del secreto".

  • (2) Planificación para el logro de objetivos a largo plazo.EL CRIMEN ORGANIZADO Y SU IMPLICANCIA JURÍDICAEs común en las legislaciones penales iberoamericanas acudir a una legislación "especial" para regular aquellos problemas que no pueden ser solucionados por los cánones tradicionales; es decir, un modelo diferente al de legalidad diseñado por las constituciones y heredado de la tradición liberal. Recurrir a la legislación de "excepción" o "emergencia" antes de realizar verdaderas transformaciones legislativas adecuadas a nuestros tiempos, es una involución de nuestros sistemas punitivos y reflejo del pre modernismo penal, intervención judicial de técnicas inquisitivas y métodos de intervención propios de la policía. La utilización de leyes excepcionales o de emergencia (anti mafia, anti terrorismo, anti camorra) ha venido a alterar las fuentes de legitimación de un derecho penal propio del Estado de derecho. Es una justificación política de las reglas del juego en la cual el Estado de derecho regula la función penal; es la primacía de la razón de Estado sobre la razón jurídica como criterio informador del derecho y del proceso penal aunque sea para situaciones especiales, esto equivale a un principio normativo de legitimación de la intervención penal no jurídico, pero sí político sin subordinación a la ley y superior a ella. El derecho penal de excepción designa dos cosas: una legislación de excepción respecto a la constitución y por tanto un cambio de reglas de juego para la jurisdicción de excepción, degradada con respecto a la legalidad alterada. Toda esta conexión refleja, la crisis del derecho penal, es decir, la divergencia creciente entre el deber ser "normativo" y el ser "real efectivo" lo que da lugar a legitimar cualquier cantidad de arbitrios y atropellos. Con relación a la delincuencia organizada que requiere procesos difíciles y complejos en donde los márgenes de error son mayores que en los delitos comunes (con esto no se quiere decir que no existen errores) así como los espacios de injusticia involuntaria. Ciertamente, muchas veces las injusticias son creadas por las mismas leyes.

El insalvable contraste entre razón de Estado y razón jurídica propia del Estado de derecho dependen de la lógica en que se basan la una y la otra. En su momento, Voltaire señalaba: "La razón del Estado no es más que una palabra inventada para servir de excusa a los tiranos". La idea "razón de Estado" nace con el Estado y la política moderna y su proceso de secularización, es contemporánea de los Estados absolutos y nacionales, está conectada con la doctrina de soberanía del Estado como "suprema potestas" que tiene en sí misma y no en otra el proceso de legitimación penal. La razón del Estado es un principio de legitimación histórico de naturaleza "extra" y muchas veces antijurídico, en el sentido que permite la legalidad y la alteración de las reglas del juego ordinarias, cada vez que estas reglas, por excepción o por emergencia (valorables siempre por los gobernantes) entran en conflicto y no son funcionales al supremo interés del Estado. Este es el eterno punto de contradicción entre razón de Estado y Estado de derecho. El principio de razón de Estado parece paradójicamente dotado de una fuerza de legitimación política mayor que en los Estados absolutos o totalitarios ya que el Estado para cuya tutela se invoca es el Estado valorado como " democrático", "derecho", "constitucional". El cambio de los medios legales se presenta como una medida excepcional para afrontar el riesgo de subversión. Pero, está claro que la contradicción de la ruptura de las reglas del juego se invoca en estos mismos casos para la tutela de las mismas reglas del juego. El Estado de derecho se defiende mediante su negación. Más sórdida y chocante resulta la contradicción entre razón de Estado o Estado de emergencia y la función específica de la jurisdicción penal. Primero, si la actividad jurisdiccional se encarga de conocer de los hechos en controversia y aplicar una consecuencia jurídica al caso, tanto la valoración como los intereses de Estado como el principio de autoridad sobre el que tal valoración se basa están irremediablemente en contraste con su legitimación formal que se deriva de la sujeción a la ley y el valor de verdad de sus pronunciamientos. Segundo, la función judicial como razón de Estado se refiere a casos particulares en los que incide sobre derechos fundamentales de los ciudadanos, cuya tutela incluso en conflicto con los intereses del Estado es precisamente su fuente de legitimación sustancial. Tercero, la razón de Estado está guiada por la lógica partidista y del conflicto amigo-enemigo justamente incompatible con la naturaleza de la jurisdicción que exige la imparcialidad del órgano juzgador y su indiferencia hacia cualquier fin o valor contrario al proceso. Cuarto, la razón de Estado legitima una absoluta discrecionalidad del soberano; es decir, su gracia y su arbitrio, o sea, a la predeterminación legal y taxativa de las hipótesis y a la formulación judicial de acusaciones correspondientes y determinadas empíricamente. Al final, la razón de Estado persigue la verdad sustancial, por cualquier medio y admite procedimientos inquisitivos dirigidos a identificar al enemigo con indagaciones directas sobre las personas, mas allá de las acciones cometidas, la jurisdicción persigue la verdad formal o procesal; según reglas como el carácter fáctico de las imputaciones, la presunción de inocencia, la carga de la prueba y el juicio contradictorio que la someten a la verificación de la acusación y la exponen a la refutación de la defensa. El derecho penal producido en los países de nuestra cultura para afrontar la criminalidad organizada está en contraste con el Estado de derecho en más de algunos de los preceptos señalados abajo, al margen de ser involución es una forma de "dar alas" al Crimen Organizado. La legitimación externa (razón de Estado y criterio pragmático del fin de la lucha contra la delincuencia) ha producido en muchos casos una justicia política, alterada en su lógica interna respecto a los cánones ordinarios. No respecto a la imparcialidad del juicio, sino en el proceso decisionista e inquisitivo fundado en el amigo- enemigo y fundado mas que en la legalidad en el consenso mayoritario de partidos políticos y opinión pública (perjudicando siempre a las mayorías y favoreciendo a la minoría poderosa) Esta lógica ha penetrado en todos las instancias del sistema punitivo legislación, jurisdicción, y ejecución penal. Nuestro derecho penal será especial de cara a las figuras delictivas, especial en cuanto a las formas del proceso y especial en cuanto al tratamiento carcelario. Todo esto, genera una falsa apreciación del Crimen Organizado, generando un proceso involutivo en la prevención y combate efectivo de esa criminalidad tan nociva y compleja. Después de ver esa discrepancia entre lo que es y lo que debe ser el sistema penal de cara al control del Crimen Organizado nos preguntamos, ¿En los tiempos que vivimos cual debe de ser la política criminal adecuada para prevenir de forma efectiva esta criminalidad que mata lentamente a nuestras sociedades.Resumiendo podemos decir que no existe en los países de cultura hispana una definición convergente de delincuencia organizada desde el punto de vista técnico jurídico. Parece ser que lo mas adecuado es acudir a la normativa de excepción, que viene a poner en mal predicado cualquier cantidad de principios garantistas de un Estado de Derecho (aprobar leyes especiales para reprimir una criminalidad que en la mayoría de las veces se encuentra por casualidad con el derecho penal) lo cual nos preocupa profundamente, ya que el discurso penal se encuentra muy alejado de la realidad criminal. En este sentido se ha de ver los artículos 515.2, 516, 571 y siguientes, así como los artículos 302, 369.6, etcétera, todos del Código Penal español. Sobre la normativa de excepción hablaremos mas abajo, por ahora vamos a ver las principales organizaciones criminales mafiosas.

  • (3) ADOPCIÓN DEL TERMINO CRIMEN ORGANIZADO EN LA DIRINCRI-PNPLa Dirección de Investigación Criminal - PNP, ha adoptado las nuevas tendencias de los estudios de la criminalidad mundial como lo señalado por la ONU al referirse al "Crimen Organizado" ( Asociación para delinquir) definiéndolo como : "...un grupo estructurado de tres o más personas durante un tiempo y jerarquizados para la comisión de delitos graves que influyen en los mercados empleando la violencia y la corrupción e infiltrándose en la economía legítima".

  • (4) RESPUESTAS AL CRIMEN TRANSNACIONAL

Esto nos lleva a la otra cara de la moneda, la respuesta al crimen transnacional.

En diciembre de 2000, durante tres días, jefes de gobierno, jefes de estado y ministros de todo el mundo se reunieron en Palermo, Sicilia, en la Conferencia Signataria de la Convención de las Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional. Al cabo de los tres días, habían firmado la convención 124 países. Ninguna convención de las Naciones Unidas ha tenido jamás tantos signatarios inmediatamente después de quedar abierta a la firma, y menos de un mes después que la aprobara formalmente la Asamblea General. Las pruebas de esto comenzaron a surgir incluso antes de la reunión de Palermo. El proceso de redactar la convención, que insumió un periodo relativamente breve de menos de dos años, se desenvolvió con un espíritu sumamente positivo. Se logró consenso sin comprometer la calidad del nuevo instrumento y sin hacerlo por ello menos funcional.

Los redactores pudieron examinar las mejores prácticas de todo el mundo e incorporarlas a un instrumento que contenía lo más moderno en la lucha contra el crimen transnacional. Un avance importante es el acuerdo para declarar delito la simple participación en un grupo del Crimen Organizado, no importa si el individuo cometió o no personalmente un delito.

Al ratificar la convención los gobiernos se comprometieron también a declarar delito el lavado de dinero, la corrupción y la obstrucción de la justicia. El texto que habla del secreto bancario lo hace en términos directos: "Los estados no se abstendrán de actuar... por razones de secreto bancario". Esto puede ser uno de los elementos más efectivos de la Convención de Palermo, dado que el Crimen Organizado pierde mucho de su atractivo si las ganancias que de él se derivan no pueden conservarse de una manera segura.

La nueva convención ofrece una estructura para la confiscación y decomiso de las ganancias del Crimen Organizado y de la propiedad o el equipo usados en actos delictivos. Se incluyen en este respecto cláusulas especiales para la cooperación internacional, una herramienta muy importante cuando se trata de recuperar bienes robados mediante la corrupción y enviados al exterior. El artículo más largo de la convención se dedica a la ayuda legal mutua, y se ocupa de una amplia gama de modos prácticos en los que los estados pueden cooperar entre sí. Además, artículos separados cubren las investigaciones conjuntas y el uso de técnicas de investigación especiales.

Las técnicas modernas que han demostrado ser útiles en arreglos de cooperación bilaterales, ahora se elevan al nivel de norma mundial. Por ejemplo, de acuerdo con el modo en que está redactada la convención, se permite la transmisión electrónica de solicitudes de un país a otro. La intimidación de los testigos potenciales ha sido un obstáculo importante para el enjuiciamiento exitoso del Crimen Organizado. La Convención de Palermo requiere de los estados establecer procedimientos para la protección física de los testigos. Además de las prácticas más comunes en este sentido, se alienta a los estados a que usen técnicas modernas, tales como los enlaces de vídeo. También son vulnerables a las represalias o la intimidación las víctimas que declaran contra los grupos del Crimen Organizado. Los países firmantes deben proveer ayuda y protección cuando sea necesario, al igual que indemnización y restitución si resulta apropiado. La protección de las víctimas es un elemento central de los dos protocolos que se abrieron también a la firma en Palermo. El Protocolo para Prevenir, Suprimir y Castigar el Tráfico de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, es de hecho un vigoroso instrumento humanitario que adelanta la causa de los derechos humanos. El Protocolo contra la Introducción Ilegal de Migrantes se ocupa también con algún detalle de los problemas especiales de las víctimas.

Los protocolos y la convención incorporan un nuevo elemento que refleja el modo de pensar de hoy en torno a cómo luchar contra el Crimen Organizado. Por primera vez, artículos específicos se ocupan de la prevención del crimen. Los vínculos entre el crimen y la pobreza se atienden especialmente, y se recalca la importancia de la opinión pública como instrumento de prevención. La Convención de Palermo es una respuesta clara al crimen transnacional. La razón de este éxito es, en nuestra opinión, muy evidente. El nivel e intensidad del crimen internacional ha ido más allá de lo que los gobiernos y la población en general están preparados para aceptar. La convención es la piedra fundamental de una estrategia internacional en surgimiento para combatir el Crimen Organizado transnacional. Pero hay más por delante: están en preparación instrumentos legales internacionales adicionales.

Un tercer protocolo de la Convención de Palermo se ocupa del tráfico de armas de fuego. Este protocolo acaba de ser aprobado.

La Asamblea General decidió a fines del año pasado seguir adelante con la negociación de una convención contra la corrupción. Si los gobiernos consiguen mantener el mismo enfoque y el mismo nivel elevado de consenso que caracterizaron la negociación de la Convención de Palermo y sus protocolos, podemos esperar que en el plazo de dos años haya una convención en condiciones de ser aprobada.

Podemos esperar más a medida que la comunidad internacional llega a un consenso sobre las respuestas a las formas más novedosas del crimen, como los delitos basados en la Internet. Ya se va llegando a varios acuerdos regionales o de enfoque más restringido acerca de todo, desde el uso de estimulantes en los deportes hasta los bancos extraterritoriales.

Al establecer normas, estos acuerdos determinan el nivel que los países deben alcanzar individualmente. En tanto persista el consenso mundial en favor de la acción, este puede ser un enfoque efectivo.

Las normas forman también la base sobre la cual puede establecerse la cooperación internacional. Ya hemos instalado programas sobre lavado de dinero, corrupción y tráfico de personas, dirigidos primordialmente a ayudar a los diferentes países a alcanzar las nuevas normas mundiales. El alcance del crimen transnacional y su rápido crecimiento es motivo de seria preocupación. Pero la respuesta que va tomando forma y cobrando impulso es motivo de optimismo. Este esfuerzo necesitará la dedicación de cada país, porque ningún éxito real puede alcanzarse si hay eslabones débiles en la cadena. Esta dedicación sólo persistirá si refleja un compromiso de parte del público de asegurar que no nos encaminamos hacia un mundo en que la democracia y la seguridad de las personas se vean socavadas.

Cuando se hace referencia a la criminalidad organizada, necesariamente tenemos que hablar de grandes estructuras de poder organizadas jerárquicamente para desarrollar una actividad criminal específica. Actualmente, esta "especialidad" en la actividad criminal ha alcanzado niveles insospechados, acarreando un elevado coste social y económico para todas aquellas naciones que viven a expensas de esta criminalidad. En el VII Congreso de las Naciones Unidas sobre "prevención del delito y tratamiento del delincuente" se señaló la preocupación por el crecimiento desmesurado de esta delincuencia en el ámbito internacional debido a la gran cantidad de "operaciones ilícitas" que se realizaban en aquel momento, traspasando las fronteras de los Estados en donde, los sistemas de prevención del delito más "efectivos", resultaban inocuos en la prevención del Crimen Organizado; estos criminales, aprovechando lagunas legales, políticas criminales inadecuadas, contradicciones de los ordenamientos penales, corrupción estatal y cualquier deficiencia del sistema operaban con mayor efectividad en su vida criminal.

  • e. CARACTERISTICAS

  • (1) PRIMERA FORMA

Asimismo, sobre este fenómeno delictivo, ha identificando hasta once (11) condiciones , haciendo la salvedad que basta las cuatro primeras para se constituya estas bandas criminales, entre las cuales se encuentra el secuestro y cuyas características se pasan a detallar :

  • Que el grupo lo formen más de tres personas.

  • Que tengan un período de actuación largo en el tiempo y - continuidad en sus actuaciones.- Que el delito sea grave.- Que obtengan beneficios ilegales, poder o influencia.

  • Que en el seno del grupo en cuestión exista un reparto de tareas.

  • Que tengan jerarquías y disciplina interna.

  • Que tengan actividad internacional.

  • Que utilicen violencia e intimidación.

  • Que monten estructuras empresariales para desarrollar o enmascarar sus actividades delictivas.

  • Que participen en blanqueo de dinero o activos.

  • Que sus actuaciones provoquen y usen la influencia y corrupción.

  • (2) SEGUNDA FORMA

Penetración del sistema político. Especialmente intentos de financiar campañas políticas por parte de organizaciones delincuenciales con buenos recursos económicos. Si la organización puede penetrar con dinero a altos niveles, la protección está prácticamente asegurada. Hace unas semanas almorcé con un embajador de un país latinoamericano del cual oímos mucho en las noticias, sobre el tráfico de drogas. El tópico central de la conversación no fue tanto el tráfico de drogas, la violencia inherente a éste, y sus implicaciones para las relaciones bilaterales, como los modelos de otros países para el financiamiento de campañas y la forma de crear un prototipo para el medio latinoamericano. Como dos de nuestros panelistas abordarán temas relacionados con Colombia y México, estoy seguro de que oiremos más sobre este asunto hoy.

  • Intentos por parte de organizaciones delincuenciales con buenos recursos económicos para trastornar e inhabilitar los sistemas de justicia penal, a menudo frágiles, en el plano nacional y local, por medio de extensa corrupción respaldada por violencia. Los analistas hablaban antes del peligro de la colombianización de México, hoy comienzan a hablar más de la mexicanización del Hemisferio.

  • Obviamente más delitos financieros explotando el refinamiento de la nueva tecnología de los mercados comerciales y financieros de hoy. El lavado de dinero es un gran problema. El dinero se saca de contrabando de Estados Unidos en grandes cantidades para llevarlo a países latinoamericanos que tienen leyes poco estrictas sobre el lavado de dinero. Al leer el informe del Departamento de Estado sobre lavado de dinero ( International Narcotics Control Strategy Report) o al hablar con agentes encargados de hacer cumplir las leyes, quienes están bien enterados, uno se da cuenta que parece que existen en la mayoría los países en América Latina que consideran éste un problema importante. Otras industrias de crecimiento son el fraude bancario, el fraude con tarjetas de crédito, la manipulación de las transacciones bursátiles, las estafas en seguros, y las estafas bancarias.

Intentos por parte de organizaciones delincuenciales de extender sus actividades a nuevos estados víctimas. Con frecuencia esto se produce cuando estados en la periferia del tráfico de drogas son involucrados en éste. Para tales estados esto implica más violencia por delincuentes equipados con fuerza militar, debilitamiento de las normas civiles, y pérdida de la legitimidad del gobierno a medida que la delincuencia extiende sus tentáculos, pérdida de rentas públicas por falta de pago de impuestos de renta, pérdida de inversión extranjera y de comercio lícito, y el peligro de un brusco retroceso político con la intención de reprimir drásticamente la delincuencia, retroceso que pone en peligro las libertades individuales, los derechos humanos y la democracia.

Más violencia de la tradicionalmente asociada con la delincuencia, como el crimen callejero y el secuestro para exigir rescate, y la extorsión. En muchos países en América Latina, el secuestro se ha convertido en una actividad de la vida diaria.

Mayor contaminación ambiental, bien sea por los traficantes de drogas o sus servicios ilícitos de eliminación de desechos. Los laboratorios para la elaboración de metanfetamina constituyen una preocupación creciente. Las sustancias químicas que se emplean son peligrosas y volátiles y el costo de limpieza de un laboratorio promedio es de US$40.000.La intensificación de los juegos de azar se dirige hacia el sur del continente, y el Crimen Organizado irá a la par. También puede esperarse que se extienda la prostitución y la explotación de menores en actividades pornográficas, formas tradicionales de actividad del Crimen Organizado.

Más tráfico de armas de Estados Unidos hacia el sur, a menos que nosotros podamos controlarlo. Además, con el fin de la guerra en América Central, hay un gran sobrante de armas disponible en las calles de un número creciente de países. Tampoco podemos pasar por alto la desviación de armas hacia el mercado ilícito, procedentes de industrias nacionales de armas con sede en el Hemisferio Sur.

Más intentos por parte de delincuentes prófugos, buscados internacionalmente, de usar América Latina como refugio contra la detención, arresto, extradición y enjuiciamiento. Ello implicará más tráfico en documentos desviados o digitalmente falsificados, tales como pasaportes y visas. Entiendo que Dominica ofrece, por medio de la Internet, un pasaporte y un nombre por la pequeña suma de US$60.000. En otros países, que no quiero especificar, se puede comprar un pasaporte nacional con el nombre que se requiera, por la suma correcta en efectivo. La habilidad de individuos en muchos países latinoamericanos para obtener documentos de identidad y luego pasaportes con un mínimo de identificación inicial es un problema de preocupación creciente para Estados Unidos, especialmente en el caso de países para cuyos ciudadanos Estados Unidos no requiere visa. También es bien sabido que en muchos estados en Estados Unidos extranjeros indocumentados pueden obtener licencias estatales de conducción válidas o tarjetas de registro estatal para votar, o comprar, por una suma muy pequeña, tarjetas falsas de residente, lo cual hace posible que Estados Unidos pueda llegar a ser, cada vez con mayor probabilidad, refugio de delincuentes buscados por las autoridades latinoamericanas y de otros países.

Mayor uso de drogas. El uso de las drogas sigue a la producción de éstas y a las rutas de su tráfico, y los problemas asociados con el uso, especialmente la delincuencia callejera, ahora se ven América Latina, el origen de las drogas. Observen lo que pasa en México, Colombia, Brasil y, según me dicen, Venezuela tiene una tasa de toxicomanía más alta per cápita que Estados Unidos.

Más contrabando intrahemisférico de extranjeros indocumentados, el cual aparte de generar ingresos, establece comunidades étnicas satélites fuera de la ley en los países receptores, las cuales se consideran fuentes de candidatos para la formación de grupos delincuenciales y escondite local para delincuentes extranjeros de características étnicas similares que quieran operar en el país víctima sin atraer mucho la atención.Más crimen contra la propiedad. A medida que aumente la disponibilidad de riqueza en el continente latinoamericano, aumentarán también las oportunidades de robar la propiedad que se adquiera con ella. Esto significa más robos de todo tipo, automóviles, videógrafos, arte, antigüedades, tecnología, y especialmente derechos de propiedad intelectual. Este es un problema que se intensifica en México, por ejemplo. México tiene importantes industrias de discos y libros que se ven sistemáticamente perjudicadas. El gobierno mexicano acaba de crear la posición de Procurador General Adjunto para la Aplicación de los Derechos de Propiedad.

  • (3) TERCERA FORMA

-Inicio de una carrera Criminal-Crímenes con estructura y Capital-Necesidad de ganancias estables-Infiltración dentro de la economia legitima-Actividades contra la sociedad y el estado- Carteles y Organizaciones criminales Mafias

  • (4) ACTIVIDAD DE GRUPO

Para desarrollar una actividad criminal, en la cual un grupo de individuos se asocian para delinquir. Desde un punto de vista jurídico-penal se puede decir que nos encontramos frente a varios sujetos activos en la comisión de los delitos, lo cual agrava el tratamiento de esta criminalidad a la hora de determinar los grados de autoría y los criterios de imputación personal.

  • (5) ESTRUCTURA

Este tipo de criminalidad se desarrolla dentro de un organigrama específico, dentro de la asociación criminal, en el cual cada uno de los miembros cumple con un papel especifico y necesario para la comisión de delitos.

  • (6) AUTORRENOVACIÓN

El grupo o clan criminal se asocia con el carácter de perpetuar su actividad criminal, en la cual la eliminación del "jefe", "capo", "cabecilla", etcétera, no es un obstáculo para continuar con las operaciones criminales.

  • (7) JERARQUÍA

En los cuadros de organización de esta criminalidad, la autoridad en los grupos, las órdenes vienen dadas en un sentido estrictamente vertical, muy parecido a la jerarquía empresarial, en la cual existen los jefes, jefes de grupo, los miembros de banda, ejecutores, colaboradores, informantes, etcétera. Los destinatarios de éstas órdenes deben obedecer a capricho del jefe o la organización.

  • (8) COACCIÓN

Los subordinados al jefe y a la organización deben cumplir con ciertas pautas internas de comportamiento, como la "ley de silencio", "normas de la fraternidad", "normas de grupo", todas ellas fortalecedoras de la solidaridad interna del grupo; lo que en el fondo, no es mas que coacción pura y que en caso de desobediencia o incumplimiento de cualquier "encomienda" trae como consecuencia la muerte del miembro.

  • (9) MEDIOS

Debido a su estructura, a su forma de operar, la criminalidad organizada, siempre esta a la vanguardia en la utilización de cualquier cantidad de medios, para evadir la justicia penal: poder económico, abogados, tecnología informática, robótica, secretos industriales, blanqueo de capitales, manipulación de puestos claves en las administraciones públicas, sobornos, tráfico de influencias, corrupción, manipulación de los medios de comunicación, etcétera. Todo esto para poder operar criminalmente con la menor cantidad de barreras en sus operaciones criminales. Esta criminalidad, al contrario de la terrorista, trata de operar con la mayor discreción posible (casi anónima) tratando de no ser obvios en sus comportamientos a tal grado, que en muchas ocasiones aparecen como grandes benefactores de la sociedad.

  • (10) OBJETIVOS

El primer objetivo suele ser el poder económico, que consecuentemente trae de la mano el poder sociopolítico, a tal punto que no es ajeno a nuestros ojos ver a "grandes mafiosos" en la arena política.

  • f. NIVELES

1° NIVEL

Actividades: proxenetismo, a robos a mano armada, robos diversos, venta callejera de drogas.

Perfil: Individuos brutales con calidad primitivas (astucia, desconfianza, instinto territorial.)

Estructuras: asociación de malhechores - actividad, todavía impulsiva y discontinua, grupos temporales y poco estructurados de amigos de barrios o primos de un clan.Muchos se quedan en este nivel, únicamente una minoría continua la ascensión criminal.

2° NIVEL

Actividades: Organizada, continua y durable: trafico local o regional de drogas o vehículos robados, tragamonedas y loterías ilegales, unos importantes robos a mano armada planificados.

Perfil: capacidad jerárquica, administración de un territorio, concepción de contra-medidas (corrupción, intimidación, violencia)

Estructura: empresa criminal implicando cómplices: abogados, notarios y notabilidades corruptos. Necesidad de información (Preparación de golpes - compra de drogas).3° NIVEL

Gran vida Lujosa, criminales, "cowboys", necesidad de un flujo constante de dinero en efectivo (extorsión, chantaje, etc.). Individuos lúcidos, realistas y planificadores.

4° Nivel:

Reciclaje del dinero criminal dentro de la economía y las finanzas legitimas.

Adquisición de pequeños comercios o empresas que sirven:

  • De Fachada legal y cobertura

  • De soporte de la actividad criminal (blanqueo, compra o transformación de bienes a uso criminal)

  • Aprendizaje para acceder a los niveles superiores.

5° NIVEL

Todas las operaciones Criminales

  • Gracia a una cobertura económica y una representación social marcada, permite acceder a la gran delincuencia financiera: falsas facturas, estafas comerciales, fraudes al perjuicio del estado (sociales, tributarias), desvíos de subvenciones.

6° NIVEL

Actividad criminal Transnacional. Administración de un Imperio legalizado a través de prestanombresControl de territorio. Nexos con las Instituciones y los medios de negocios. Corrupción, intimidación, eliminación

7° NIVEL - LAS MAFIAS

Sociedades secretas permanentes con ritos de iniciación e integración (compartimentadas y jerarquizadas con reglas de vida estrictas). Noción de clan o Familia

Antigüedad Histórica:

  • se crearon hace mucho tiempo en reacción contra el Estado nacional o emporio que trataba de imponerse y amenazaban sus intereses locales tradicionales.

  • Papel Político, económico y social

A menudo en perfecta simbiosis con la oligarquía financiera y política.

  • g. CLASIFICACIÓN

  • (1) BLANQUEO DE DINERO

El dinero procedente de las actividades del hampa no es posible blanquearlo sin la tolerancia de los bancos domiciliados en ciertos paraísos fiscales corrompidos. Estos refugios del dinero negro deben reunir determinadas condiciones: estabilidad política, secreto bancario, falta de control de cambio, ausencia de convenios de doble imposición, modernos sistemas de comunicación, eficaces gabinetes de asesoría jurídica… Un ramillete de abogados de Málaga cuenta con bufete en Gibraltar.

Heidi Langraf, agente de la DEA e infiltrada en el cartel de Cali, puso de manifiesto la presencia de abogados, economistas y agentes de bolsa en la red financiera tejida por la mafia colombiana. Depositado el dinero en cuentas corrientes de Abura, Bahamas o Panamá, a nombre de sociedades interpuestas y hombres de paja, generalmente abogados y banqueros locales, la siguiente fase del blanqueo del dinero consistía en transferirlo a cualquier banco de Mónaco, Suiza o Luxemburgo, donde, una vez introducido en el circuito financiero mundial terminaba siendo trasvasado al resto de Europa, Japón y EEUU mediante toda clase de inversiones lícitas en fincas rústicas, bloques de apartamentos, lingotes de oro, valores mobiliarios, joyas, obras de arte, casinos, restaurantes de lujo, hoteles. Desde la Costa del Sol hasta las más recónditas islas del mar Egeo, un sinfín de gángsters son dueños de miles de urbanizaciones y puertos deportivos. La técnica usada en las salas de juego y en los casinos para blanquear el dinero consiste en comprar importantes cantidades de fichas; no hacer ninguna apuesta y al cabo de un par de horas exigir la devolución del dinero como si realmente se hubiera ganado en la ruleta rusa o en el bacará. Pero a veces la codicia rompe el saco y la maniobra queda al descubierto. Recibir supuestamente un crédito hecho por el propio delincuente desde una cuenta bancaria abierta en cualquier paraíso fiscal o simular una o varias transacciones comerciales mediante la utilización de facturas falsas o empresas filiales son otro de los sistemas más conocidos en el blanqueo de capitales. Los negocios legitimados sirven de cobertura para blanquear futuras partidas de dinero negro; bien falseando una contraprestación o venta de los mismos, bien inflando los ingresos de una empresa deficitaria. Cualquier ciudadano puede ser un encubridor indirecto de cualquier operación de blanqueo de dinero; por ejemplo, pactando a un precio superior del registrado la venta de un inmueble, finca o apartamento. El comprador logra blanquear una parte de la entrega de dinero negro y el vendedor consigue tributar menos por la plusvalía. Los intermediarios habituales de tales operaciones (agentes inmobiliarios, notarios) completan el círculo delictivo del lavado de dinero.

A raíz del desmoronamiento del Muro de Berlín, Rusia y sus antiguos aliados se han convertido en un formidable canal de blanqueo de capitales. Basta con abrir una cuenta bancaria a nombre de un ciudadano de Moscú o San Petersburgo de toda confianza e ingresar los rublos adquiridos en el mercado negro con las divisas importadas clandestinamente. El dinero legitimado no vale nada ni en Rusia ni en Ucrania, por ejemplo, a la vista de sus enormes índices de inflación e inestabilidad política, por lo cual se impone repatriarlo de inmediato comprando materias primas exportables a Occidente. En el punto de origen se pagan en rublos y en los países de destino se cobran en dólares. Muchos mafiosos no sólo han logrado blanquear el dinero negro, sino que además han obtenido pingües beneficios.

  • (2) COMERCIO DE VEHÍCULOS ROBADOS

El desconocimiento de muchos jóvenes sin recursos y la desinformación de ciertas publicaciones han provocado no pocas desventuras entre algunos viajeros en apuro económico. La guía Cómo viajar gratis a Oriente, editada en 1975, explicaba cómo ir desde la materialista Europa hasta los santuarios del budismo sin gastar ni un duro: "Consiste en transportar coches de exportación con destino a Irán. Por tal servicio, las compañías exportadoras pagan cantidades altísimas". Muchos improvisados conductores, ajenos a la verdadera naturaleza de tales "compañías exportadoras", simples tapaderas para vender en Oriente Medio los automóviles sustraídos en Europa, terminaron entre rejas por circular con la documentación falseada de los vehículos. En 1975, desaparecieron más de 65.000 coches en Alemania, donde, en la ciudad de Francfort, continúa existiendo hoy día la mayor concentración europea de peristas y tasadores de objetos robados en Mónaco, Suiza o Luxemburgo (coches de lujo); en Italia (joyas); en Dinamarca (electrodomésticos); en Holanda (abrigos de piel). Desde los puertos de Amberes y Rotterdam, las modernas "compañías de exportación" despachan la carga hacia Japón, EEUU y Hong Kong. Las redes mafiosas continúan surtiendo los mercados de segunda mano de Oriente Medio, América Latina y norte de África, pero valiéndose de choferes contratados sin tapujos para conducir los vehículos hasta los puertos de Marsella, Barcelona, Lisboa, Málaga y Algeciras, donde son embarcados después de cambiarles el número de bastidor y dotarlos de nueva documentación. En España, la sustracción de vehículos gira en torno a las cien mil unidades por año. No se recupera ni la mitad.

Entre las técnicas más usadas para sustraer automóviles, cabe mencionar las siguientes:

  • Uso de ganzúas.

  • Fractura de ventanillas.

  • Palanca en la puerta.

  • Empleo de una grúa.

  • Hacer duplicado de llaves.

  • Simular una colisión por detrás.

  • Cuando el chófer se apea momentáneamente.

  • (3) MERCADO NEGRO DE OBRAS DE ARTE

"No existe un arte ni una ciencia de una nación. El arte y la ciencia son bienes sublimes y pertenecen a la humanidad", dijo Goethe. En nombre de tan bello pensamiento, muchos arqueólogos han rastreado las huellas del hombre buscando entre las ruinas de las antiguas ciudades o entre los predios del fondo marino. Pero no todo ha sido tan idílico. En el siglo XIX, Jacques Champollion, Heinrich Schliemann y Dominique Vivant Denon, dieron paso a una catarata de saqueadores del patrimonio histórico de Grecia, Turquía, Egipto. Aventureros, coleccionistas y ladrones constituyeron una plaga horadando la tierra en nombre de la cultura de la humanidad. No robaron las pirámides egipcias porque no resultaba una empresa factible. Los conflictos bélicos y la compraventa clandestina de objetos arqueológicos han sido las principales amenazas contra la conservación de la riqueza monumental y artística de los pueblos. No pocos museos europeos exhiben actualmente la riqueza cultural expoliada a sus antiguas colonias o a los territorios derrotados en cualquier batalla militar. El tesoro de Troya es un ejemplo vivo del continuo frenesí de algunas obras de arte. Desde su hallazgo, en el siglo XIX, hasta hoy, primero estuvo expuesto en el Museo de Prehistoria e Historia Antigua de Berlín y luego en el Museo de Artes Plásticas de Pushkin de Moscú, como botín de la II Guerra Mundial. Por la misma razón, el Museo Ermitage de San Petersburgo cuenta con una extraordinaria colección de cuadros de Renoir, Cezanne, Degas, Van Gogh, Delacroix, Picasso, Goya.

Los buscadores de pieza de arte antiguo se clasifican en aficionados y profesionales. No se distinguen por la experiencia ni por los medios utilizados, sino por la cantidad de tiempo dedicado a detectar los yacimiento y por el destino de los objetos hallados en los mismos. Los buscadores profesionales negocian únicamente con anticuarios establecidos, galeristas de arte sin escrúpulos y coleccionistas privados de Occidente. Para sortear la legislación restrictiva del Tercer Mundo, los intermediarios nativos comercian directamente con los anticuarios de Europa, pero cuando el destino de la mercancía es Nueva York, Los Angeles, Boston o Nueva Orleans, la valiosa carga es transportada desde Europa hasta Canadá para luego cruzar la frontera con EEUU debido al férreo control aduanero entre Europa y USA.

Los Estados más propensos a sufrir la rapiña del Crimen Organizado son Italia, Grecia, España, Turquía, Egipto, Chipre, India, México, Camboya, Rusia, Polonia. De Italia no puede salir ninguna obra de arte sin licencia de exportación cuando la antigüedad no ha superado la edad de cincuenta años; en India el tiempo límite se duplica. Pero no todos los países disponen de medidas especiales de prevención ni todos los Estados tienen la misma predisposición ante la represión del contrabando de obras de arte. Rusia, por ejemplo, no cuenta con ningún inventario ni catálogo, y Reino Unido, Suiza y las naciones escandinavas han sido bastante condescendientes con los intermediarios del mercado negro. De hecho, en Londres, Zurich y Francfort se producen las más importantes transacciones de antigüedades y obras robadas o falsas.

Óleos, tallas, cerámicas, vasijas, cofres, monedas, joyas, ánforas, manuscritos, códices, sarcófagos, iconos, frisos, relicarios, cálices, muebles decorativos y demás obras de arte y objetos antiguos se hallan en peligro de dispersión por culpa del comercio clandestino. Entre las medidas para combatir el mercado negro es necesario unificar la tipificación del delito de robo y expoliación de la riqueza patrimonial de cualquier Estado; perseguir las excavaciones sin permiso; desautorizar el comercio sin licencia administrativa; controlar las subastas y exposiciones; devolver los bienes exportados irregularmente; coordinar los diferentes servicios de policía y aduanas; inventariar los bienes culturales y actualizar periódicamente los catálogos oficiales para comprobar la legalidad de las obras.

El mercado negro de antigüedades y obras de arte no sólo es un atentado contra el derecho de los pueblos a conservar intacto su patrimonio histórico-artístico, sino un medio para blanquear el dinero procedente de los negocios delictivos. Los traficantes de drogas en connivencia con ciertas galerías de arte logran elevar la cotización de un pintor para luego comprar su obra en subastas amañadas y después revenderla oficialmente.

  • (4) ROBO POR EL SISTEMA DEL BUTRÓN

Entre los atracadores de bancos y vehículos de transporte de fondos, destacan los organizados por las bandas butroneras, dotadas de cuantos medios sofisticados son necesarios para la comisión del delito. Constituyen la aristocracia del robo con allanamiento. Las emboscadas y el procedimiento del butrón son sus principales métodos de trabajo.

En la historia del robo a convoyes de seguridad y bancos, hay casos de gran espectacularidad y destreza. El 18 de julio de 1976, cuando los franquistas conmemoraban con ruido aún la muerte del Dictador, en Niza, la banda de un ex mercenario de la OAS, Albert Romain Spaggiari, dio cuenta de un botín valorado en mil millones de pesetas. El robo se produjo en la Banque Société Generale. Aún no se habían adoptado los dispositivos de seguridad conocidos hoy, cuando ni las puertas de acceso ni las cámaras acorazadas contaban con ningún sistema de detección electrónico. La operación empezó con la excavación de un túnel desde la cloaca de la ciudad hasta la pared de la cámara acorazada del banco. La obra, de siete metros de longitud, atravesó una de las columnas de los cimientos del inmueble, de más de un metro de grosor de piedra viva. Un centímetro por hora durante dos fines de semana. Después, con una lanza térmica, cuya lengua de fuego rondaba los 4.500 grados de temperatura, perforaron el muro de hormigón de unos veinte centímetros de ancho. Tras retirar el hormigón y la placa metálica de la cámara acorazada, y abrirse paso mediante un gato hidráulico, perpetraron el robo de las joyas, divisas y valores mobiliarios depositados en los cofres y cajas de seguridad. Desde la primera cámara tuvieron acceso a las otras dos. "Sin odio, sin violencia, sin armas", escribió en la pared del sótano uno de los atracadores. Hoy no sería posible un robo semejante: tardaron varias semanas y utilizaron un cable de 500 metros de longitud para alimentar el alumbrado desde un garaje.

Los robos a los bancos por el sistema del rififí se producen generalmente durante los sábados y domingos y durante los días de Semana Santa, Navidad y fiestas locales, sobre todo en horas nocturnas. No es una elección gratuita dada la duración de un robo semejante.

La financiación de la operación, la tecnología empleada y el adiestramiento de sus ejecutores exigen un botín considerable. Coincidiendo con un estudio realizado por la Comisaría General de la Policía Judicial española, publicado en la revista Policía, los autores del mismo se hicieron eco de las declaraciones de uno de los participantes del frustrado robo a una agencia del Banco Hispano Americano en Barcelona: "A la hora de robar un banco, tenemos en cuenta el prestigio de la entidad, su solvencia económica, la situación preferente en zonas comerciales y la carencia de circuitos cerrados de televisión". Con estas condiciones, sólo responden los bancos ubicados en la mejor zona de cualquier población, máxime si está situada en una región con gran desarrollo económico: industria, finanzas, turismo.

Los ladrones de bancos por el sistema del butrón, raramente portan armas de fuego. No las necesitan y además contribuyen a elevar la pena en caso de ser detenidos. Sus únicas armas son la paciencia y el sofisticado equipo de trabajo. Como toda clase de delito, los robos por rififí se producen en tres fases: planificación, ejecución y huida.

La planificación comienza con la selección del banco y la posterior apertura de una caja de seguridad a nombre de cualesquiera de los miembros no fichados por la policía. Es sólo un pretexto para conocer el terreno más detenidamente: distribución de las dependencias, disposición del sistema de seguridad, situación de la cámara acorazada, número de cajas de seguridad, etcétera. Una banda correctamente organizada utilizará a un hombre de paja, si es posible conocido en la zona para no alertar a la policía ni al servicio de seguridad del banco.

Paralelamente, los miembros de la banda se alojan en casas o apartamentos de nivel medianamente alto, máxime si son italianos, eslavos y franceses. Dos o tres ciudadanos extranjeros viviendo en un piso modesto de Madrid, Barcelona o Marbella despertarían automáticamente la atención de los vecinos; de los maleantes de la zona y finalmente de la policía.Tan importante y costoso como la vivienda ha de ser el arrendamiento de uno o más almacenes o garajes donde guardar el material de trabajo y los vehículos necesarios. Las herramientas y utensilios son muchos y pesados y no pueden depositarse debajo de la cama. Tampoco los automóviles y furgonetas deben sufrir el peligro de ser robados en la calle.

Durante semanas o meses, los componentes de la banda han de estudiar y ensayar todos los movimientos de ataque y huida. Cada miembro ha de saber exactamente cual es su cometido. Unos ejecutarán la operación y otros servirán de apoyo desde el exterior. Las herramientas y utensilios permanecerán a punto y convenientemente mantenidos.El medio de un ataque a un banco por el sistema del butrón consiste en perforar cualquier parte del edificio, desde las paredes hasta el techo pasando incluso por el suelo, bien abriendo un agujero, bien agrandando un conducto ya existente; por ejemplo, cualquier desagüe. El material necesario se compone de palas, picos, bolsas de plástico, martillos, ganzúas, un gato hidráulico, una lanza térmica, gafas, pantallas metálicas protectoras, viguetas de hierro para apuntalar túneles, tijeras, antorchas de oxiacetileno, guantes, botellas de oxígeno, trajes de amianto, máscaras antigás, extractores de humo, carretillas, sistemas de transmisiones, etc.

En el grupo de ataque, la banda cuenta con técnicos en topografía, construcción y electrónica. No es posible realizar un túnel desde la red de cloacas hasta el muro del banco o inutilizar el sistema electrónico de seguridad sin el pertinente conocimiento y experiencia en tales disciplinas.

Antes de emprender la operación, el grupo de apoyo perturbará el sistema electrónico de seguridad (detectores acústicos, ópticos, sísmicos, etcétera), con el objetivo de confundir a los vigilantes y finalmente aburrirlos por las continuas y aparentes falsas alarmas.

Una vez perpetrado el robo, cuyo botín guardarán los ladrones en las bolsas de plástico, la huida se producirá por la misma ruta de acceso, y una vez en franquía, los vehículos serán conducidos a los almacenes o garajes utilizados por la banda. El botín suele ponerse a buen recaudo ese mismo día, en otro país (bien por carretera, bien por avión) o en zulos construidos previamente en lugares de difícil localización. Las joyas y gemas preciosas son vendidas a las redes internacionales de "peristas" o receptadores en su estado primitivo; con las piedras desmontadas o con el oro fundido.

  • (5) CONTRABANDO INTERNACIONAL DE ARMAS

Hay guerras justas y conflictos manipulados, creados artificialmente para generar la necesidad de comprar armas y municiones, equipos de campaña, vehículos de transporte, sistemas de comunicación, material de todo género. El negocio de las armas no hace ninguna distinción entre una clase de mercado y otro. Es comercio cuando el negocio lo realizan los Estados entre sí y es contrabando cuando las armas van destinadas a un colectivo no autorizado por los "comerciantes". En la guerra entre serbios y croatas en Bosnia-Herzegovina, nadie sabe aún si muchas fábricas de armas europeas hicieron comercio o contrabando.

El mundo descansa sobre un inmenso arsenal de comercio y contrabando. Desestabilizar a Rusia y demás aliados del Pacto de Varsovia constituyó un objetivo prioritario de la OTAN durante cuatro décadas. Toneladas de tinta impresa gastaron los periódicos de Occidente a raíz de las revueltas en Hungría y Checoslovaquia. La coyuntura no lo quiso así, pero cualquier Estado "comerciante" legítimo de armas no hubiera dudado en abastecer a los rebeldes. Hoy, sin embargo, cuando Rusia gira como una peonza, sin orden ni concierto, EEUU y Europa Occidental persiguen y condenan el contrabando de armas procedente de la industria militar rusa; tratan por todos los medios de impedir otra de las secuelas del capitalismo salvaje implantado en aquellas latitudes: la exportación clandestina de material radiactivo.

Ha dejado de ser un rumor para convertirse en un peligro cierto. Tras la caída del Muro de Berlín, Rusia ha sido puesta en venta, incluso sus recursos nucleares. Desde 1991, cuando en la frontera entre Suiza e Italia varios individuos fueron arrestados por contrabando de plutonio, se ha repetido con frecuencia el decomiso de material atómico en Bremen, San Petersburgo, Estambul, Odessa. El 10 de agosto de 1994, en la capital de Baviera, Gustav Illich cayó en una encerrona tras comprar un kilo y medio de plutonio 235 a Ledonid Smirnof, un ingeniero ruso que lo había estado sustrayendo durante los últimos veinticinco años del laboratorio Luch. También los españoles Julio Oroz Eguía y Javier Bengoechea Arratibel continúan encarcelados en Alemania tras incautarse la policía 350 gramos de plutonio 239.

Rusia ha puesto en el mercado una buena parte de su arsenal por necesidades económicas, pero no es la única fuente de suministro del mercado mundial. El ex presidente de la fábrica de armamento British Manufacture Research, confesó al periodista norteamericano John Pilger la venta clandestina de armas a Birmania, un país sometido por la esclavitud, la tortura y los asesinatos. Peter Mulack y Guenter Leinhäuser, comerciantes de armas establecidos en Alemania, tampoco han desmentido la compra, reparación y posterior venta de fusiles, carros de combate, cañones, aviones y helicópteros norteamericanos abandonados en Vietnam, a países como Líbano, Irlanda, Sudáfrica, Taiwan, Angola.

  • (6) TRÁFICO DE DROGAS ESTUPEFACIENTES

España y Reino Unido son dos históricos protagonistas en la utilización de la droga como elemento de tráfico y consumo. Los conquistadores hispanos emplearon masivamente la hoja de coca entre los aborígenes de Bolivia, Perú y Colombia para forzar su rendimiento hasta la extenuación en las minas de oro y plata y los ingleses pagaban la seda, el té y la porcelana de China con el opio exportado desde Bengala y Goa.

La renta obtenida por la reina Isabel I de Inglaterra del botín robado por su corsario y caballero Francis Drake, no sólo sirvió para equilibrar el presupuesto de la nación y pagar la deuda externa. También quedaron 40.000 libras para invertir en la Compañía de Levante, precursora de la Compañía de las Indias Orientales. Los beneficios de la segunda sirvieron para industrializar Inglaterra y convertirla en el más vasto imperio hasta principios del siglo XX.

La vertiginosa exportación de seda, té y porcelana de China, la compensaba Inglaterra con mayores cantidades de opio, hasta convertir su consumo en una plaga. La prohibición del emperador chino Tao Kwang de consumir la droga, provocó la "Guerra del Opio". En 1842, tras el armisticio, China cedió al Imperio Británico la isla de Hong Kong, convertida desde entonces en una base de operaciones del tráfico de drogas. Hong Kong y los Nuevos Territorios (una franja de tierra comprada con posterioridad) ha constituido hasta 1997 el más deslumbrante mostrador de Occidente ante los ojos de los chinos. Rascacielos de cristal y aluminio; ríos de neón sobre Central District y opulencia no han dejado ver la profundidad del bosque, la procedencia de tanta riqueza. Una de las familias más prósperas e influyentes en la ex colonia británica tiene a Elly Kadoouri como gran patriarca del comercio clandestino de la droga. También el emporio financiero Jardine & Malheson asienta sus realezas en el contrabando de estupefacientes. Los británicos William Jardine y James Malheson compraban el opio en Calcuta, en los depósitos de la Compañía de las Indias Orientales, y después la transportaban clandestinamente hasta China. El honor del Imperio Británico quedaba salvaguardado por las apariencias.

Según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, organismo dependiente de la ONU, más de cuarenta billones generó en 1992 el blanqueo de dinero procedente de la producción, venta y consumo de drogas. Perú, Bolivia, Colombia, Jamaica, México, Nigeria, Zaire, Marruecos, Yugoslavia, Turquía, Afganistán, India, Tahilandia, Laos, Birmania, son los puntos de partida más importantes de marihuana, hoja de coca, opio, cocaína, morfina, heroína. Las plantaciones de hoja de coca en Perú ocupaban, en 1992, una extensión aproximada a la mitad de la provincia de Barcelona.

El negocio de la droga se ha convertido en un riesgo para la seguridad en el mundo. Pero no habrá solución sin una estrategia común, cuyos pilares básicos han de ser la coordinación de la política criminal y la participación democrática de cada Estado. El derecho, la economía y las relaciones internacionales deben guiarse por lazos fraternos, so pena de fracasar en la guerra contra la toxicomanía. EEUU, cuya población copa la mitad del consumo planetario de drogas estupefacientes, ha de reorientar sus vínculos de solidaridad con las naciones productoras. El National Narcotics Intelligence Consumers Committee (organismo integrado por la CIA, DEA, FBI, Servicio de Guardacostas y los departamentos de Estado, Defensa y Tesoro), no puede seguir dedicando un porcentaje mínimo de su presupuesto a la cooperación con las regiones agrícolas donde resulta más rentable cultivar hoja de coca y opio para huir de la miseria.Quien no conozca Sicilia ha de visitar Galicia, sobre todo la isla de Arousa. En la Oficina de Turismo de Cambados, capital del vino Albariño, no parecen muy interesados en proporcionar ninguna información sobre la isla de Arousa; es más, no existe ningún folleto ni mapa, pero vale la pena cruzar la ría sobre un puente de casi dos kilómetros y desembocar en tan singular mundo. Hay caminos forestales y carreteras intrincadas por doquier. En la lonja del puerto; en las salas de belleza de las señoras o en los bares nadie habla ni media palabra de más en presencia de forasteros. Una de las ensenadas está plagada de lanchas rápidas. No existen signos de pobreza ni marginación. Cerca de la isla, en Villagarcía de Arousa, una ciudad tranquila, rodeada de pazos y mansiones señoriales, la Cámara de Comercio y Navegación se ha visto salpicada por los procedimientos penales abiertos a varios directivos, presuntamente por blanquear dinero de los clanes de la droga.Los recursos obtenidos por el rendimiento y enajenación de tales bienes, efectos y utensilios serán empleados en la prevención de la toxicomanía, en la asistencia y reinserción de los drogodependientes y en la mejora de las actuaciones de investigación, persecución y represión del tráfico de drogas. Los beneficiarios del mencionado producto son los siguientes organismos y entidades:

  • Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

  • Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

  • ONG dedicadas a la rehabilitación de los drogadictos.

  • Unidades policiales con atribuciones contra las drogas.

  • Servicio de Vigilancia Aduanera.

  • Fiscalía Especial para la Prevención y Represión Antidrogas.

  • (7) TRATA DE MUJERES E INMIGRANTES

El 30 de junio de 1820 concluyó legalmente el tráfico de esclavos, no tanto por cuestiones humanitarias, sino por la quiebra sobrevenida entre los más afamados negreros ingleses. Francia, Reino Unido, Holanda, España, Dinamarca y EEUU abolieron la compraventa de hombres, mujeres y niños porque, en adelante, la mano de obra barata iba a ser contratada de otra forma.La guerra, el hambre y la explosión demográfica son tres fenómenos atrapados por un mismo denominador: el éxodo de la gente hacia nuevos horizontes. La tierra se ha convertido en una bomba de relojería. En menos de dos mil años, la población del mundo ha pasado de 170 millones de individuos a la cifra de 6.000 millones de habitantes. La comparación entre censo de personas y recursos naturales disponibles no guarda ninguna proporción pacífica y el porvenir de la humanidad no es nada halagüeño frente a las necesidades de agua potable, alimentos y materiales para la construcción de viviendas y medios de transportes de una población cada vez más longeva. Mares sin peces suficientes para todos los consumidores; ríos contaminados; enormes páramos donde antes floreció la jungla y el bosque; combustible cada vez más escaso y reses extinguidas son algunas de las previsiones no más allá del año 2050. Los peores augurios encadenan primero a Latinoamérica, Asia y el continente africano. China duplicará el número de habitantes a la vuelta de sesenta años, mientras que India, México, Brasil e Indonesia tardarán sólo cuatro décadas en sumar juntos 3.000 millones de almas. África necesitará menos de veinticinco años para doblar su población.

La emigración masiva ha comenzado a ser la única manera de salvación de las naciones más pobres del Tercer Mundo. Desde Filipinas hasta Cuba y desde Albania hasta Vietnam, la constante migración de los desheredados de la sociedad del bienestar se ha convertido no sólo en un problema para la seguridad de Occidente, sino en un modus operandi más de las organizaciones internacionales del crimen.

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.