Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El director como lider

Enviado por Freddy Gonzalez



Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Liderazgo en las Instituciones Educativas de educación media
  4. Importancia del liderazgo comunitario en las Instituciones educativas de educación media
  5. Liderazgo del Director y su relación para el liderazgo comunitario
  6. Conclusiones y recomendaciones
  7. Referencias bibliográficas

Resumen

Esta investigación monográfica tiene como objetivo primordial realizar un análisis del director como líder para la integración del liderazgo comunitario en las instituciones educativas de educación media. De allí pues, que se comienza con una revisión bibliográfica describiendo los puntos más sobresalientes del Liderazgo en el contexto general y del director como líder para la integración del liderazgo comunitario en las instituciones educativas. Dentro de esta perspectiva se determina la importancia del liderazgo comunitario en el nivel de educación media. En el mismo orden, se determina el rol del director, para la integración del liderazgo comunitario en el nivel de educación media. Por otra parte se presentan algunas conclusiones que servirán de soporte para el planteamiento de las recomendaciones, por consiguiente, se señala que el ejercicio del liderazgo del director le permite un mejor desempeño de sus funciones y una mejor conducción del personal a su cargo para el cumplimiento de las metas propuestas en la educación media. Además de propiciar el liderazgo comunitario en las actividades institucionales, ya que los involucra directamente a todos los miembros de la comunidad al proceso de enseñanza-aprendizaje ayudando así en la toma de decisiones adecuadas para los objetivos planteados, puesto que toda acción que realicen, será beneficio del proceso educativo y por ende de la educación de los jóvenes.

Introducción

En estos nuevos tiempos de transformación e innovación que se han venido suscitando en todos los sectores de la vida diaria y en donde la educación juega un papel determinante, se hace necesario definirla o concebirla no como un conjunto de contenidos determinados que se asimilan, sino que debe ser digerida como una verdad, o como un proceso de formación del ser, que a través de múltiples experiencias aprende a aprender, a expresarse, a comunicarse y a formularse las diversas interrogantes que pueden presentarse en un espacio o momento determinado.

La educación proporciona ciertos principios firmes y constantes para afrontar diversos retos que tienen que ver con los aspectos económicos, sociales, políticos, religiosos y culturales de las diferentes comunidades, además que mantiene en una línea constante de investigación, ya que el hombre es un producto inacabado por decirlo de alguna manera, que debe mantenerse en un aprendizaje permanente para poder sentirse realizado. La educación ocupa sin lugar a dudas, un lugar en todas las edades, abriendo camino a los límites impuestos por las instituciones, los programas y métodos establecidos a lo largo de nuestra historia.

La educación en Venezuela se ha visto afectada por un conjunto de variables internas y externas que exigen cambios significativos. Las necesidades de responder con éxito a las demandas de una sociedad cada día más exigente y cambiante han llevado a las organizaciones educativas a realizar grandes esfuerzos por mejorar las relaciones de trabajo en búsqueda de la calidad total en todos los contextos laborales, adoptando nuevos conceptos y esquemas teóricos válidos, orientados hacia la reestructuración funcional formar y la implementación de estrategias en el manejo de los recursos materiales y muy especialmente de los humanos ( Hunter, 1996).

Para que esto sea llevado a cabo es necesario contar con personas emprendedoras que sean capaces de crear las condiciones en donde se asegure una participación amplia, constante y prolongada y en donde se asuma un papel activo y protagónico de todo el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Corresponde pues al director asumir este reto tal como se contempla en el manual del director, Ordoñez R. (2003). "El gobierno de una institución educativa exige del director escolar habilidad para ejercer un liderazgo democrático, que lo constituya en el animador, promotor, iniciador o inspirador de acciones destinadas a lograr los objetivos deseados y compartidos de trabajo. En tanto conductor de esta empresa que son los centros educativos, es el responsable último del planeamiento, de la organización y de la administración institucional. El ejercicio de su liderazgo, en armonía con la institución escolar y su entorno, requiere de él una actitud prudente y equilibrada. La dirección de una institución estará cimentada sobre bases racionales. El director antes que mandar, deberá persuadir sobre la legitimidad conveniencia y eficacia de sus procederes. La equidad es la herramienta esencial con la que serán resueltos los conflictos, sin que ello implique un menoscabo de la jerarquía".

El líder según la definición de (Peter Drucker 1996), no se preocupa por resolver él mismo los problemas, sino el comportamiento del grupo en el proceso de resolución de los mismos, el líder se ha convertido en un facilitador lo que significa: que posee conocimientos y experiencias en dinámicas de grupos y modificaciones organizativas posee además algunas cualidades de conducción de grupos, como competencia, sensibilidad disciplina, capacidad de influir y sobre todo, capacidad de implicar a las personas alrededor de un proyecto común que tenga en cuenta los objetivos de la organización, además de sentirse confortable en situaciones de cambio y soportar y manejar bien el conflicto.

Corresponde entonces a los lideres adecuarse a las nuevas exigencias de la sociedad post-moderna para que las instituciones que dirijan respondan al imperativo reto de convertirse en el centro del quehacer comunitario. Dentro de este marco, se requiere de un personal directivo altamente preparado en diferentes aspectos contextuales del sector donde presta servicios, para entrelazar educación y medio productivo con un alto sentido de pertenencia con actitudes de promotor social cooperativismo y participación.

En este orden de ideas se requieren de directores que gerencien el hecho educativo con criterios de integración, liderazgo y que trabajen en la búsqueda de mejorar la calidad institucional en función del contexto donde laboran. En este sentido al referirse que las instituciones educativas del siglo XXI exigen que el director comience a funcionar como un gerente educativo que implanten estrategias gerenciales en el proceso de dirigir las instituciones en todos los ámbitos. Tal como lo señala Repole (1999). El citado autor, señala que se necesita de un gerente una mente abierta, amplia disposición del cambio; debe revestirse de un liderazgo que garantice una comunicación efectiva, principios éticos y morales como patrón para la toma de decisiones que lo guie a este propósito. (p 58).

Es por eso que el director debe convertirse en un verdadero líder capaz de canalizar y orientar sus funciones tomando en cuenta la participación de su personal y respetando las decisiones del colectivo y los aportes de la comunidad en todo este proceso educativo. El director debe materializar las relaciones de un liderazgo comunitario, tomando como premisa la adquisición de conocimientos sobre el medio ambiente para estudiar problemas concretos que rodean al alumno y al personal docente. Es aquí donde el director como líder debe poner en práctica su capacidad de seleccionar y articular un equipo eficaz donde se pueda ayudar a crecer a los que trabajan con él ya que preocuparse por el equipo significa preocuparse por su desarrollo personal y profesional así como también por los problemas que rodean el ambiente o la comunidad donde se desarrolla el proceso de enseñanza y aprendizaje.

El rol que deben ejercer las instituciones educativas y el papel del maestro es vital en el desarrollo comunitario y en el establecimiento de una relación efectiva del liderazgo comunitario, ya que son factores determinantes en la formación de valores, ideales y normas de conducta, e influyen en el establecimiento de aspiraciones y proyecciones a futuro. Es muy importante que los programas se ajusten y adecuen a las características de las comunidades en diferentes sentidos, tanto desde el punto de vista físico y material como espiritual.

Esta nueva propuesta de educación se vincula en un contexto local a través de las juntas parroquiales, los caseríos y los barrios donde se articulan múltiples procesos de trabajo basados en la ayuda mutua, fortaleciendo las cooperativas para promover un desarrollo sustentable. Además con éstas experiencias se fortalece la democracia, poniendo en práctica las distintas formas de organización como lo son: los concejos comunales, las diferentes mesas de trabajo, las cooperativas, las comunas, y las diferentes asambleas populares realizadas por el colectivo organizado.

De allí pues, que el director debe mantener un liderazgo democrático preparado para tomar decisiones tras potenciar las discusiones del grupo, dándole cabida y agradeciendo las opiniones de sus seguidores o equipo de trabajo, aportando soluciones o varias alternativas de solución a los diferentes problemas, entre las cuales el grupo debe elegir cuál será la mejor acertada.

Debe señalarse que el director debe ser progresista y en este sentido señala Kouzesl, (1996) que "la gente no se refiere a los poderes mágicos de un profeta visionario. La realidad es mucho más práctica: se trata de la capacidad de establecer o elegir un destino deseable en pos del cual debe orientarse la compañía, la agencia, la congregación o la comunidad. La visión es el polo magnético que otorga la capacidad de encauzar el rumbo hacia el futuro. Como poderdantes pedimos que un líder tenga una orientación bien definida hacia el mañana. Queremos saber cómo se verá la organización cuando arribe a su meta en seis meses o en seis años. Queremos que nos la describan en todo detalle para que sepamos cuando hemos llegado y para poder elegir el mejor camino que nos lleve allí".

Todo lo anteriormente dicho permite visualizar como la sociedad venezolana ha experimentado un desarrollo acelerado y cambios en las diferentes aéreas y estructuras que la componen especialmente las instituciones educativas, donde en los últimos años se vienen generando transformaciones globales de carácter internacional, donde la historia da cuenta del dinamismo acentuado en la preocupación de una educación con indicadores de excelencia.

. De allí que permita profundizar el desarrollo socioeconómico de las naciones y por ende, que le brinde la posibilidad de vida de los ciudadanos, porque educar es más que informar e instruir, es formar la mente y el carácter del ser humano y dotarlo de la mayor felicidad posible.

En este sentido Manes (1999) señala que "solo la educación es capaz de tender los puentes que van de la esclavitud a la pobreza, la ignorancia, el dinero o la droga a la libertad, porque permite la participación cívica esencia de la democracia, aporta los valores necesarios para el despegue económico… (p 10).

Es por ello que las instituciones educativas tienen el reto de dar respuestas efectivas a las demandas surgidas en una sociedad globalizada y agobiada por las crecientes desigualdades sociales.

La participación de la comunidad en esta tarea es fundamental, ya que al integrarse el liderazgo comunitario, mejoran las condiciones y factores que facilitan el aprendizaje de los jóvenes. Los adultos tienen la oportunidad de interactuar con los niños y jóvenes, y a la vez con los docentes aportando sus conocimientos del mismo modo que se fortalece la familia en todo este proceso educativo

. En las instituciones educativas de Educación Media se presentan una diversidad de inconvenientes que pueden afectar el proceso de formación del individuo como lo son: problemas de infraestructura de los centros educativos, problemas de dotación inmobiliaria, escases de materiales didácticos y recursos tecnológicos entre otros. Sin embargo la falta de un liderazgo del director que promueva la interacción del liderazgo comunitario es considerada uno de los principios claves para la solución de los graves problemas que se presentan actualmente en las organizaciones educativas, donde se hace indispensable, tomar decisiones, coordinar personal y evaluar el desempeño dirigido para el logro de los objetivos previamente determinados, es por ello que el directivo debe ser un líder, consciente de la importancia directa que tiene él de buscar e implementar los mecanismos de integración, permitiendo solucionar conflictos, alcanzar metas personales y grupales.

En este mismo orden de ideas Covey (1997), expresa que "El liderazgo se concentra más en la gente que en las cosas, en el largo plazo más que en el corto plazo, en desarrollar relaciones más que en el equipamiento, en los valores y principios más que en las actividades, en la misión, la finalidad y la dirección más que en los métodos, las técnicas y la rapidez" (p.388).

No obstante, la falta de liderazgo en los directivos para la integración del liderazgo comunitario puede ser el producto de la poca o escasa motivación de estos, ya que asumen un papel pasivo y poco creativo ante las nuevas exigencias de la educación, además por el desinterés de realizar trabajos en grupo y en muchos casos por estar en los últimos años de su carrera docente. Lo que trae como consecuencia que las relaciones con la comunidad sean poco efectivas creando una apatía generalizada afectando así el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Por consiguiente se abre la posibilidad de elevar la eficiencia de los centros educativos venezolanos a través de un plan de formación gerencial. Es aquí donde el director en su actividad educativa, debe asumir el reto y la conducción del proceso de integración para mejorar el ambiente de trabajo, con el fin de elevar la motivación de todo el personal, la integración de ese liderazgo comunitario y la eficacia a través del liderazgo centrado en principios.

Visto de esta forma, este trabajo está centrado en El Director Como Líder Para la Integración del Liderazgo Comunitario en las Instituciones Educativas de Educación Media.

Queremos con ellos significar, como el liderazgo es un tema crucial hoy en día ya que las fronteras se han abiertos a las relaciones laborales, donde las instituciones permanentemente se encuentran en una constante lucha por ser cada vez más eficientes, lo cual ha generado que las personas que la conforman sean capaces de dar mucho más de sí para el bienestar de las instituciones.

La variada y cada vez más compleja demanda que la sociedad le plantea al ejercicio de la función docente, hace recomendable que el director como gerente, disponga en su desempeño laboral de las competencias propias de un liderazgo que permita propiciar aprendizajes, cambios e innovaciones en las instituciones educativas y sobre todo promover grupos de trabajo donde pueda conformarse una comunidad educativa verdaderamente integrada, y en donde los jóvenes reclaman una participación en la toma de decisiones de los asuntos que tienen que ver con su formación.

El análisis precedente interpreta la necesidad de conocer la importancia o influencia que tienen los directores como líderes, con respecto al desarrollo de la integración de todos los actores del hecho educativo, porque como lideres le corresponde propiciar las relaciones necesarias donde se establezca dicha integración garantizando un verdadero y efectivo proceso de aprendizaje. Esto implica que el liderazgo debe ser ejercido por personas de un alto valor dentro de la organización y cuya eficiencia en la forma de conducir sea reconocida por todos los miembros del grupo.

Es por eso que esta investigación se centra en una investigación amplia del director como líder para la integración del liderazgo comunitario en los niveles de Educación Media.

Por supuesto que este de liderazgo, ha sido objeto de muchas y variadas investigaciones y el interés mostrado por los investigadores por las cualidades y características de las personas que ejercen cierta influencia sobre un individuo o sobre otros grupos ha despertado una gran motivación que han hecho surgir una serie de interrogantes como las características que pueden capacitar al individuo como líder además de las situaciones en las que él puede actuar.

Es conveniente realizar esta investigación sobre el liderazgo, ya que los docentes como futuros gerentes deben hacer énfasis en la preparación para desempeñar el rol de líder educativo emergente requerido por la sociedad redefiniendo su rol docente, desarrollando políticas coherentes de forma permanente, que permitan mejorar la calidad de la enseñanza impartida en las instituciones educativas.

Dentro del campo de la educación se espera que el director como líder para el entendimiento, el conocimiento, la visión de futuro, los hábitos de pensamiento y la acción de disposición de indagar, cuestionar, y problematizar sea capaz de crear un espacio sano de trabajo permitiendo que el liderazgo comunitario se interrelacione a través de los proyectos de acción comunitaria donde no exista la separación de deberes sino que se combinan de manera transparente.

Así mismo la importancia de esta investigación y lo trascendental radica en aportar información que permita en primer lugar solucionar los conflictos inherentes al liderazgo y que influyen en la integración del liderazgo comunitario.

Además nace la necesidad de analizar los factores que afectan la conformación de un liderazgo democrático que beneficie a todos los actores educativos.

Partiendo de las definiciones que se han estudiado en la presente investigación, sin duda alguna que a nivel educativo la presencia de líderes innovadores, efectivos, dispuestos al cambio constituyen un factor determinante en la modernización de la educación, la cual permite enfrentar exitosamente las situaciones surgidas en dichas organizaciones, cuestión que es extensiva a las instituciones donde los directores en sus rol de líderes deberán estar atentos a la resolución de problemas que surgen en los planteles y afecten el entorno escolar.

Es por eso que la investigación va dirigida principalmente a los directivos de las instituciones educativas de Educación Media y a todas aquellas organizaciones que presentan la necesidad de crear lideres en las comunidades educativas con la finalidad de que participen en la construcción de un proyecto común compartido con este nuevo liderazgo comunitario.

Cabe destacar que los objetivos que se desprenden de la investigación son los siguientes:

Objetivo General: Analizar el rol del director como líder para la integración del liderazgo comunitario en las instituciones educativas de Educación Media.

Objetivos Específicos:

Describir el rol del director como líder en las instituciones educativas de Educación Media.

Establecer la importancia de la integración del liderazgo comunitario en el nivel de Educación Media.

Determinar el rol del director para la integración del liderazgo comunitario en el nivel de Educación Media.

En cuanto a la metodología que se va a utilizar, en el desarrollo de esta investigación es de tipo documental, De acuerdo con Cázares, Christen, Jaramillo, Villaseñor y Zamudio (2000, p. 18), La investigación documental depende fundamentalmente de la información que se recoge o consulta en documentos, entendiéndose este término, en sentido amplio, como todo material de índole permanente, es decir, al que se puede acudir como fuente o referencia en cualquier momento o lugar, sin que se altere su naturaleza o sentido, para que aporte información o rinda cuentas de una realidad o  acontecimiento.

Este tipo de investigación es pertinente en la elaboración del trabajo monográfico ya que, permite estudiarlo en varios niveles entre los cuales está el exploratorio, el descriptivo o explicativo los cuales se basan en la búsqueda, análisis, critica e interpretación, de investigaciones realizadas con el propósito de aportar nuevos conocimientos y adaptarlas a las diferentes realidades presentadas.

Esta investigación monográfica estará estructurada de la siguiente manera: el Capítulo I se realizará la revisión teórica sobre el liderazgo del director especificando las definiciones y los tipos de liderazgo. El Capítulo II se establecerá la importancia del liderazgo comunitario en las instituciones educativas de educación media. El Capítulo III se analizará el liderazgo del director y su relación para el liderazgo comunitario. Luego se plantean las Conclusiones y Recomendaciones y por último las Referencias Bibliográficas.

CAPITULO I

Liderazgo en las Instituciones Educativas de educación media

La reestructuración de la educación en Venezuela demanda cultivar el desarrollo humano, convirtiéndose éste en un verdadero reto de la gerencia educativa, enfocándose en las personas y sus relaciones, tomando en cuenta qué se debe aprender, cómo trabajar efectivamente en un proyecto de grupo, cómo intermediar para solucionar un problema, cómo manejar un equipo de trabajo, ya que todo esto constituye actualmente los aspectos más importantes que un docente debe manejar en su desempeño laboral.

En relación a lo antes mencionado, el Centro de Planificación Educativa para América Latina (2003), plantea que el éxito en las instituciones educativas dependerá de la medida que se fomente la excelencia individual, y esto sólo se logrará cultivando un sofisticado tipo de destreza social: la competencia del liderazgo; dicha competencia capacita al docente para movilizar grupos de personas (alumnos, empleados y docentes) con el propósito de mejorar la calidad de la enseñanza, manteniendo las organizaciones educativas libres de la mediocridad caracterizada por conflictos burocráticos y luchas de poder.

En la nueva era de la educación se hace imprescindible que el líder educativo cada vez se fortalezca, mostrando una profunda apreciación por la libertad humana, buscando o contribuyendo a un cambio en la forma de actuar, MULTICIENCIAS VOL. 8, Nº 1, 2008 (38 - 47) / NÚCLEOPUNTOFIJO - UNIVERSIDAD DEL ZULIA 39 precedido de una transformación de cómo se piensa y se siente, ya que el liderazgo que se requiere en estos tiempos demanda un cambio de paradigma en los centros de educación, reenfocándolo hacia el desempeño laboral del docente universitario en los roles.

Sobre este particular, Castro (2004) reportó que en la formación de los futuros educadores se debe hacer un gran énfasis en su preparación para desempeñar el rol de líder educativo emergente requerido por la sociedad, redefiniendo su rol docente, desarrollando políticas coherentes de formación permanente, que permitan mejorar la calidad de la enseñanza impartida en las instituciones educativas.

Dentro del campo de la educación se espera que el líder educativo posea el entendimiento, el conocimiento, la visión de futuro, los hábitos de pensamiento y la acción, la disposición de indagar, cuestionar, problematizar, creando espacios sanos de trabajo, donde se practique la responsabilidad, el respeto, la confianza, el estímulo, cultivando comunidades de aprendizaje que avancen hacia la democracia, la equidad, la diversidad y la justicia social

(Guedez, 1995).

Es así como el liderazgo en las escuelas se adapta a los cambios que se vienen dando en la sociedad, hace algunos años, se le pidió a los directores que se convirtieran en líderes de la instrucción, ejerciendo un firme control de todo el proceso de enseñanza y aprendizaje fijando metas, manteniendo la disciplina, y evaluando resultados. Hoy se les pide que sean líderes facilitadores, creando equipos, elaborando redes y gobernando desde el centro de los espacios comunitarios.

Estos cambios en la filosofía educacional pueden ser frustrantes para los nuevos docentes, en especial para aquellos que solo buscan la mejor y única manera de llevar a cabo el liderazgo. Sin embargo, se presenta una visión distinta cuando surgen nuevos enfoques que vienen a ser complemento de las estrategias que se están aplicando en la educación innovadora, las cuales han sido diseñadas para lograr la cooperación de seguidores en el cumplimiento de las metas propuestas.

Liderazgo. Definición

La visión que tienen en general algunos trabajadores o empleados de su jefe es que ordenan, mandan, deciden, dicen lo que se debe hacer, imponen criterios, distribuyen el trabajo, controlan y supervisan las tareas realizadas por sus subordinados.

La preocupación de los directivos y de las personas que tienen la responsabilidad de conducir o facilitar el trabajo, debería estar centrada en crear una imagen tal, que sus subordinados o su equipo colaborador por así llamar a los involucrados en realzar o desarrollar un plan común, es que lo cataloguen como un colaborador más, orientador, escucha de los planteamientos de su gente, generador de confianza entre los miembros de su equipo; aceptado naturalmente por el grupo, buen comunicador, persona que apoye y ayude, y que sobre todo transmita seguridad. Para ello es necesario tener o poseer ciertas características o cualidades que lo definan como un verdadero líder de su grupo.

Según el Diccionario de la Lengua Española (1986), liderazgo se define como la dirección, jefatura o conducción de un partido político, de un grupo social o de otra colectividad. El Diccionario de Ciencias de la Conducta (1956), lo define como las "cualidades de personalidad y capacidad que favorecen la guía y el control de otros individuos".

Otras definiciones son: -"El liderazgo es un intento de influencia interpersonal, dirigido a través del proceso de comunicación, al logro de una o varias metas"

Rallph M. Stogdill, en su resumen de teorías e investigación del liderazgo, señala que "existen casi tantas definiciones del liderazgo como personas que han tratado de definir el concepto. Aquí, se entenderá el liderazgo gerencial como el proceso de dirigir las actividades laborales de los miembros de un grupo y de influir en ellas. Esta definición tiene cuatro implicaciones importantes.

En primer término, el liderazgo involucra a otras personas; a los empleados o seguidores. Los miembros del grupo; dada su voluntad para aceptar las órdenes del líder, ayudan a definir la posición del líder y permiten que transcurra el proceso del liderazgo; si no hubiera a quien mandar, las cualidades del liderazgo serían irrelevante.

En segundo el liderazgo entraña una distribución desigual del poder entre los líderes y los miembros del grupo. Los miembros del grupo no carecen de poder; pueden dar forma, y de hecho lo hacen, a las actividades del grupo de distintas maneras. Sin embargo, por regla general, el líder tendrá más poder.

El tercer aspecto del liderazgo es la capacidad para usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de los seguidores, de diferentes maneras. De hecho algunos líderes han influido en los soldados para que mataran y algunos líderes han influido en los empleados para que hicieran sacrificios personales para provecho de la compañía. El poder para influir nos lleva al cuarto aspecto del liderazgo.

El cuarto aspecto es una combinación de los tres primeros, pero reconoce que el liderazgo es cuestión de valores. James MC Gregor Burns argumenta que el líder que para por alto los componentes morales del liderazgo pasará a la historia como un malandrín o algo peor. El liderazgo moral se refiere a los valores y requiere que se ofrezca a los seguidores suficiente información sobre las alternativas para que, cuando llegue el momento de responder a la propuesta del liderazgo de un líder, puedan elegir con inteligencia.

Chiavenato, Idalberto (1993), Destaca lo siguiente:

"Liderazgo es la influencia interpersonal ejercida en una situación, dirigida a través del proceso de comunicación humana a la consecución de uno o diversos objetivos específicos".

Cabe señalar que aunque el liderazgo guarda una gran relación con las actividades administrativas y el primero es muy importante para la segunda, el concepto de liderazgo no es igual al de administración. Warren Bennis, al escribir sobre el liderazgo, a efecto de exagerar la diferencia, ha dicho que la mayor parte de las organizaciones están sobre administradas y sub-lideradas. Una persona quizás sea un gerente eficaz (buen planificador y administrador) justo y organizado-, pero carente de las habilidades del líder para motivar. Otras personas tal vez sean líder eficaces - con habilidad para desatar el entusiasmo y la devolución --, pero carente de las habilidades administrativas para canalizar la energía que desatan en otros. Ante los desafíos del compromiso dinámico del mundo actual de las organizaciones, muchas de ellas están apreciando más a los gerentes que también tiene habilidades de líderes.

Teorías sobre el Liderazgo

Algunos investigadores se han empeñado en elaborar algunas teorías que logre entender o dar explicación al significado de lo que se entiende como liderazgo, lo cual ha inquietado permanentemente a los estudiosos. Aunque se han propuesto muchas interpretaciones del liderazgo, todavía ninguna de ellas goza de aceptación general como entidad realmente explicativa. Existen acerca del liderazgo, teorías que se preocupan de enfocar al líder desde diferentes puntos de vista, desde sus cualidades físicas hasta las psíquicas, tomando como referencia en algunos casos su estatura, su inteligencia, su personalidad, peso, energía y hasta su salud. Otra perspectiva afirma que el líder es una persona que en un momento y en un lugar determinado, muestra aptitudes o cualidades necesarias para el trabajo de grupo; otro enfoque de liderazgo toma en cuenta las características de las interacciones entre líder y seguidores.

Las teorías sobre el liderazgo pueden clasificarse en tres grupos: a) teorías de rasgos de personalidad; b) teorías sobre los estilos de liderazgos; c) teorías situacionales de liderazgo.

Teorías de rasgos de personalidad

Según esta teoría, el líder posee algunos rasgos específicos de personalidad que lo distinguen d los demás.

Las teorías basadas en los rasgos de personalidad del líder recibieron la influencia de la llamada teoría del "gran hombre".

Los individuos poseen una combinación especial de rasgos personalidad que pueden ser definidos y utilizados para identificar a los líderes potenciales. Algunos de los principales rasgos enumerados por lo diversos autores:

Rasgos Físicos: enemiga, apariencia, estatura y peso.

Rasgos Intelectuales: adaptabilidad, combatividad, entusiasmo y autoestima.

Rasgos Sociales: cooperación, habilidad interpersonal y administrativa.

Rasgos relacionados con el trabajo: interés en la realización, persistencia e iniciativa.

En resumen, según las teorías de los rasgos de personalidad, un líder debe inspirar confianza, ser inteligente, perceptivo y tener decisión para lograr mejores condiciones de liderar con éxito.

Teorías sobre los Estilos de Liderazgo

Son maneras como el líder orienta su conducta. Los estilos de liderazgos se refieren a lo que el líder hace. . Los estilos varían según los deberes que el líder debe desempeñar solo, las responsabilidades que desee que sus superiores acepten y su compromiso filosófico hacia la realización y cumplimiento de las expectativas de sus subalternos.

Teorías Situacionales del Liderazgo

Son las teorías que buscan explicar el liderazgo dentro de un contexto mucho más amplio que las teorías expuestas anteriormente. Las teorías situacionales parten del principio de que no existe un único estilo o característica de liderazgo válido para cualquier situación. Son más atractivas para el gerente puesto que aumentan sus opciones y sus posibilidades de cambiar la situación para adecuarla a un modelo de liderazgo o incluso cambiar el modelo de liderazgo para adecuarla a la situación.

El verdadero líder es capaz de adaptarse a un grupo particular de personas, en condiciones extremadamente variadas.

Los elementos fundamentales de la teoría situacional del liderazgo son tres: el líder, el grupo y la situación. La variable situación adquiere la mayor importancia en la determinación de quién será el líder y qué deberá poner en práctica.

Es por eso que la nueva generación de docentes, en este caso los directivos que se forman para gerenciar la educación deben tener condiciones de líder, de allí, que éstos deben conocer las teorías de la motivación y ser capaces de planificarlas según las circunstancias, haciendo con ello gala de conocimientos de las teorías de liderazgo adaptándolas a las necesidades y circunstancias requeridas en un momento o situación determinada.

Estilos del Liderazgo

Las personas que son consideradas como líderes muestran cierto grado de eficacia y generalmente establecen una trayectoria clara que permite a sus seguidores ir desde el punto donde se encuentra hasta alcanzar sus metas propuestas en el ámbito laborales y que además les facilite el recorrido en todo ese proceso de ejecución de sus proyectos o trabajos, eliminando obstáculos y todo tipo de inconveniente que pudiera afectar a los involucrados. En esta teoría la conducta del líder será fuente de motivación en la medida que logre que los subordinados satisfagan sus necesidades dependiendo de la eficiencia de su rendimiento, de la preparación, la dirección, el apoyo y las recompensas que se seguirán para el logro de los objetivos planteados.

Se han usado muchos términos para definir los estilos de liderazgo, pero tal vez el más importante ha sido la descripción de los tres estilos básicos: el líder autócrata, el líder participativo y el líder de rienda suelta.

- El Líder Autócrata: Un líder autócrata asume toda la responsabilidad de la toma de decisiones, inicia las acciones, dirige, motiva y controla al subalterno.

La decisión y la gula se centralizan en el líder. Puede considerar que solamente él es competente y capaz de tomar decisiones importantes, puede sentir que sus subalternos son incapaces de guiarse a sí mismos o puede tener otras razones para asumir una sólida posición de fuerza y control. La respuesta pedida a los subalternos es La obediencia y adhesión a sus decisiones. El autócrata observa los niveles de desempeño de sus subalternos con la esperanza de evitar desviaciones que puedan presentarse con respecto a sus directrices.

-El Líder Participativo: Cuando un líder adopta el estilo participativo, utiliza la consulta, para practicar el liderazgo. No delega su derecho a tomar decisiones finales y señala directrices específicas a sus subalternos pero consulta sus ideas y opiniones sobre muchas decisiones que les incumben. Si desea ser un líder participativo eficaz, escucha y analiza seriamente las ideas de sus subalternos y acepta sus contribuciones siempre que sea posible y práctico. El líder participativo cultiva la toma de decisiones de sus subalternos para que sus ideas sean cada vez más útiles y maduras.

Impulsa también a sus subalternos a incrementar su capacidad de auto control y los insta a asumir más responsabilidad para guiar sus propios esfuerzos. Es un líder que apoya a sus subalternos y no asume una postura de dictador. Sin embargo, la autoridad final en asuntos de importancia sigue en sus manos.

-El líder que adopta el sistema de rienda suelta o líder liberal: Mediante este estilo de liderazgo, el líder delega en sus subalternos la autoridad para tomar decisiones Puede decir a sus seguidores "aquí hay un trabajo que hacer. No me importa cómo lo hagan con tal de que se haga bien".

Este líder espera que los subalternos asuman la responsabilidad por su propia motivación, guía y control. Excepto por la estipulación de un número mínimo de reglas, este estilo de liderazgo, proporciona muy poco contacto y apoyo para los seguidores. Evidentemente, el subalterno tiene que ser altamente calificado y capaz para que este enfoque tenga un resultado final satisfactorio.

Características del Líder Educativo

La variada y cada vez más compleja demanda que la sociedad le plantea al ejercicio de la función docente, hacen recomendable que el profesor disponga en su desempeño laboral de las competencias propias del liderazgo transformacional, que le permita propiciar aprendizajes significativos en sus alumnos, inducir el cambio y la innovación en las instituciones educativas y, sobre todo, promover grupos de trabajo donde pueda conformarse una comunidad educativa que posibilite la consistencia, coherencia de las visiones, motivaciones, compromisos de sus integrantes.

Es por ello que a los docentes se les exigen condiciones y características básicas, relacionadas con las de un líder, tal como lo plantea González (1993) salud física, mental y equilibrio emocional, poder de persuasión, vocación deservicio, crítico, flexible, tolerante, carismático, buen comunicador, entre otras.

Desde esa perspectiva, no siempre los docentes asumen al pie de la letra estas condiciones básicas, ya que entran en juego los diferentes puntos de vista, los valores y creencias de cada una de las personas que ejercen funciones docentes.

Estas aseveraciones expuestas anteriormente llevan a reconocer lo planteado por Flores (2001:16) "el estilo de liderazgo asumido por cada individuo dependerá de las creencias, valores, reglas, normas que integren el comportamiento de cada individuo que conforma la organización educativa", así como también que la administración de las organizaciones educativas, está fuertemente condicionada por los estilos de comportamiento que los docentes y gerentes educativos desarrollen en su desempeño laboral dentro de la institución.

Tomando en consideración los planteamientos descritos anteriormente, se hace necesario revisar con detenimiento los estilos de liderazgo existentes, desarrollados por los docentes de las instituciones universitarias en su dinámica cotidiana, considerando, que cada persona, según el comportamiento y la personalidad que posea, desarrollará con facilidad un estilo de liderazgo asociado a sus características personales.

En concordancia con lo antes expuesto, el docente como actor social demanda en su formación las competencias básicas para ejercer un liderazgo eficaz; por tal razón, es necesario que asuma una actitud crítica y participativa desde su desempeño laboral, como una alternativa de cambio en la educación de estos nuevos tiempos.

Delgado (2003) reportó que el docente debe ser capaz de asumir un liderazgo para promover la autorrealización de las personas en convivencia, incentivando e impulsando la conformación de comunidades de aprendizaje que propicien cambios en la educación.

En esa misma línea, Cervantes (1999) nos da a entender la importancia que tiene los directicos en su desempeño laboral y la cual reviste un nuevo compromiso social, derivado de una actitud positivista transformadora, que a su vez tiene como objetivo fundamental fomentar una participación cercana hacia los problemas de su entorno y estar abierto a las críticas que puedan mejorar sus aportes científicos y sus contextos educativos.

En tal sentido el nuevo liderazgo se plantea la necesidad de dar respuesta a los cambios e innovaciones que se han generado en el ámbito educativo, a través del proceso de modernización y fortalecimiento de la Educación Media, la cual demanda de las organizaciones escolares de este nivel gerentes calificados y especializados.

Liderazgo transformacional

La tarea educativa siempre ha llevado implícito la función de liderazgo, existiendo un trasfondo ético que siempre ha rodeado a los actores del proceso de enseñanza aprendizaje, puesto que la enseñanza según García (2004), es una actividad humana en la cual las personas ejercen su influencia de poder, motivación entre otras; Es decir, todo profesor debe ser un líder en su desempeño laboral.

Por su parte Castro (2004) plantea actualmente dos grandes compromisos que deberán asumir los docentes para cumplir con su rol social de educar. Por un lado, responder a las demandas y requerimientos educativos que la sociedad, en constante cambio, le impone; y por otro, suscitarlas transformaciones que posibiliten escenarios de autorrealización y de reales oportunidades de vida para los estudiantes y las personas que conviven con ellos. MULTICIENCIAS VOL. 8, Nº 1, 2008 (38 - 47) / NÚCLEOPUNTOFIJO - UNIVERSIDADDEL ZULIA 41.

Este nuevo paradigma de la educación exige del docente un protagonismo en su actuación, lo cual sólo se logrará desarrollando en él un estilo de liderazgo denominado liderazgo transformacional.

Este liderazgo tiene su origen en los conceptos fundamentales que Burns planteó en1978, donde distinguió dos tipos de liderazgo opuestos en un continuo: el transaccional y el transformacional. Pero es Bass (1985) quien recoge el planteamiento de Burns (1978) y lo operativiza para generar la línea de investigación en torno a lo que se ha llamado "Liderazgo Transformacional"

(Salazar, 2004).

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda