Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La existencia del bien y del mal




  1. La caída de los humanos en el huerto de Edén
  2. Los Hijos de Dios
  3. Comprendiendo a los propósitos de Dios
  4. Los demonios y espíritus inmundos
  5. Reconociendo la lucha en la esfera espiritual
  6. El final de Satanás

Desde el principio de los seres humanos sobre la tierra, grandes eruditos han estudiado y hablado del tema de: La Existencia del Bien y del Mal .Se han dicho: 'Si Dios, que sabe todas las cosas, ¿Porqué creó a Lucifer, cuando El sabía que iba a caer? Esta es una pregunta que nosotros también podemos hacernos, sin embargo, para la persona que conoce a Dios y sus propósitos con los seres humanos, sólo debe reconocer la soberanía de Dios, y que Él es incapaz de equivocarse o hacer alguna cosa mal. Dios creó todos los seres celestiales y los seres humanos con un libre albedrío, o voluntad propia. Entre todas las creaciones de Dios, no hay robots, o máquinas que tienen que servir a Dios por fuerza. Los seres celestiales que le sirven en el cielo, lo hacen porque lo aman, y quieren servirle. En la tierra, todos los que le servimos, lo amamos y queremos servirle con todo nuestro corazón lo hacemos porque Él se lo merece. Por la omnisciencia de Dios, que sabe todas las cosas, tomó la decisión de crear a Lucifer, aunque El estaba muy consciente de lo que iba a pasar. Dios es soberano en todo. Vemos lo que dice el Apóstol Pablo en I de Timoteo 6:15-16: 'La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Poderoso, Rey de reyes, y Señor de señores; Quien sólo tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible: a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver: al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.' A través de los siglos, muchos teólogos han discutido acerca del bien y del mal. Es mejor que le dejemos a Dios lo que a Él corresponde, para no entrar en condenación en decir cosas que no nos convienen.

La caída de los humanos en el huerto de Edén

No sabemos con exactitud cuánto tiempo estuvieron Adán y Eva en el huerto de Edén, antes que pecaran. Leamos el relato para ver como sucedió todo, en Génesis 2:9, 15-17: 'Y había Jehová Dios hecho nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer: también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de ciencia del bien y del mal.' 'Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y le puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto comerás; Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás.' Esta es la escena que podemos ver por la menta, antes que Satanás entró en el cuadro. Ah, pero Satanás no andaba muy lejos de lo que Dios estaba haciendo. Leemos en Génesis 3:1-14: 'Empero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿con que Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto comemos; Mas del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, porque no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Y fueron abiertos los ojos de entre ambos, y conocieron que estaban desnudos: entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delintares. Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto al aire del día: y escondiese el hombre y su mujer de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Y llamó Jehová Dios al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y le dijo: ¿Quién te enseño que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida: Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya: ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. Para abrir nuestros ojos a la verdad divina acerca de la serpiente, leemos en Apocalipsis 12:7-9, que dice así: 'Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles, y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo, fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.'

Los Hijos de Dios

Aquí tenemos algo interesante para considerar acerca de los ángeles de Dios, que la Biblia nombra como 'Los Hijos de Dios.' El primer texto lo encontramos en el libro de Génesis el capítulo 6, y los versículos 1-2, que dice así: 'Y acaeció que, cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, se tomaron mujeres, escogiendo entre todas.'  Luego vemos lo que nos dice el versículo 4: 'Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que entraron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de nombre.' Ha habido mucha controversia tocante a éstos versículos entre los teólogos través de los siglos. Unos han dicho que sin duda se refería a los ángeles caídos. Los hijos que nacieron eran 'mitad humanos y mitad de la simiente de los ángeles.' Sigue en el versículo 4, que eran gigantes y hombres valientes de mucho renombre. Quiero decirle que yo creo que era así, y voy a dar mi razón dentro de unos breves instantes. Otros dicen que éste versículo habla solamente de los otros hijos de Adán y Eva. A continuación quiero comprobar algo en las Sagradas Escrituras, que cuando la Biblia habla de 'Los Hijos de Dios' es muy distinto que hablar de los demás seres humanos que han nacido aquí en la tierra. Ahora vamos a la siguiente porción en la Biblia que se encuentra en el libro más antiguo, que es Job; Voy a citarles la parte del capítulo 1:6-7 que dice así: 'Y un día vinieron los hijos de Dios a presentarse delante de Jehová, entre los cuales vino también Satán. Y dijo Jehová a Satán: ¿De dónde vienes? Y respondiendo Satán a Jehová, dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella.' Si usted desea, puede leer el relato completo que habla del trabajo de Satanás y su trabajo malvado que hace aquí sobre la tierra, específicamente en este caso cómo lo hizo con el justo Gob. Está escrito desde ese versículo 6 que acabamos de citar, y sigue hasta el versículo 22.

No sé porque encontramos el mismo relato en el capítulo 2, pero usted puede leerlo allí también desde el versículo 1 hasta el 13. Aquí nos damos cuenta que éste relato no es acerca de algo que pasó aquí sobre la tierra, sino esto sucedió en el cielo, cuando todos los ángeles de Dios se presentaron ante Dios, para dar un reporte de sus trabajos. Creo que el relato es suficientemente claro para no equivocarse. Aquí habla de Los Hijos de Dios. Vamos a la Septuaginta para aclarar éste versículo 6 del capítulo 1 de Job que lee de la siguiente manera, siendo traducido del inglés al español. Dice de la siguiente manera: 'Aconteció que en el mismo día, ¡He aquí! los ángeles de Dios vinieron para presentarse ante el Señor, Satán vino también entre ellos.'  En el capítulo 2:1 dice: 'Otra vez en el día cuando los ángeles de Dios vinieron para presentarse ante el Señor, Satán también vino entre ellos para presentarse ante el Señor.'  La Septuaginta es la versión del Testamento Antiguo, del más añejo o viejo que existe. Fue escrito en Alejandría, Egipto, en griego y del hebreo, 250 años antes de la venida de nuestro Señor Jesucristo a la tierra. Para mí, creo que esto nos aclara de quiénes estaban refiriendo en estas dos porciones de las Sagradas Escrituras. Sería sabio entender que los ángeles que han quedado fieles a Dios, no han procreado entre los seres humanos, solamente han sido los ángeles caídos. Para mí, sería blasfemia pensar que los versículos en Génesis capítulo 6:2, 4  estaba hablando de los ángeles fieles a Dios, porque sólo podía ser los ángeles caídos. En muchas ocasiones los ángeles de Dios se han manifestado en forma de carne humana cuando vinieron con algún mensaje de parte de Dios. En otras ocasiones se manifestaron en su apariencia angelical. Ya sabemos que los ángeles de Dios, y los ángeles caídos pueden tomar forma de carne humana. Esto quiere decir que se hicieron en un instante un cuerpo humano, por los poderes que han sido otorgados por Dios. No quiere decir que era un cuerpo en que vivió algún ser humano, en ninguna manera. Sólo los ángeles caídos se aprovechan de situaciones de manifestarse en cuerpos que parecen ser seres amados que han muerto. En México, y muchos países de la América Latina, es una leyenda muy conocida de una mujer que aparece en distintas ciudades en las noches y andando por las calles llorando. Por eso le han nombrado 'La Llorona.' Esto no es otra cosa, sino la misma manifestación de los agentes de los ángeles caídos: los espíritus inmundos. Estos tienen el propósito de infundir temor a la gente.

Los ángeles caídos han seguido través de los siglos y milenios haciendo lo que hicieron en Génesis 6:2,4. Hay mucha evidencia en éstos últimos tiempos de personas que han tenido contacto con esos seres, digo: ángeles caídos, o sus agentes espíritus, porque no creo que existen extraterrestres que han venido de otros universos. Todas las manifestaciones que no podemos explicar en la esfera sobrenatural, son de la esfera de ángeles de Dios, o ángeles caídos. No existen más, y pronto estaremos viendo la realidad de esto en acontecimientos que vienen. Es muy serio tener contacto con los ángeles caídos, que están manifestándose entre sus agentes de tinieblas como: 'ángeles de luz o espíritus guías', para quienes desean salir del cuerpo para pasearse por las noches. Parece que es la moda de salir del cuerpo y hacer viajes con esos 'espíritus guías', pero tengo una advertencia para usted: que hay muchos que han quedado afuera de sus cuerpos, y se puede decir que: 'están idos de la mente.' Es triste tener que decirle pero Satanás no es buen patrón. El es mentiroso como siempre ha sido, y seguirá engañando a multitudes de almas que no saben de lo que se trata. Satanás es tan diablo como siempre, y nunca cambiará. Millones han sido trastornados, sus cuerpos están enfermos y sus vidas están destrozadas. Este es el pago que Satanás, y se ríe con carcajadas que usted fue engañado con sus mentiras. Satanás ha sido el padre de las mentiras y de los engaños, y no ha cambiado su táctica entre los humanos, él sigue engañando a multitudes de personas alrededor del mundo, que creen en lo que parece ser verdad, sinembargo son mentiras.

Al conocer a Dios, y principalmente a su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, en una experiencia personal en el perdón de sus pecados, y seguirle como cristiano, viviendo una vida recta y de santidad, estudiando la Palabra de Dios cada día, no hay peligro de ser engañado por las astucias de Satanás. El Espíritu Santo nos revela las cosas de la esfera espiritual para poder discernir entre lo de Dios, y lo de Satanás, El Apóstol Juan nos aclara esto en I de Juan 4: 1-6: 'Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo es venido en carne es de Dios: Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo es venido en carne, no es de Dios: y éste es el espíritu del anticristo, del cual vosotros habéis oído que ha de venir, y que ahora ya está en el mundo. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque el que en vosotros está, es mayor que el que está en el mundo. Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. Nosotros somos de Dios: el que conoce a Dios, nos oye: el que no es de Dios, no nos oye. Por esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.'

Comprendiendo a los propósitos de Dios

Es importante que nosotros, los cristianos, tengamos un orden y propósito en lo que hacemos. Es de suma importancia de conocer muy a fondo a Cristo Jesús, y lo que El quiere hacer con nosotros, de acuerdo a sus propósitos divinos. Leemos en Los Hechos 20:26-27: 'Por tanto, yo os protesto el día de hoy, que yo soy limpio de la sangre de todos: Porque no he rehuido de anunciaros todo el consejo de Dios.'  Estas fueron las palabras del Apóstol Pablo, y deben ser las nuestras también. Dios tiene un propósito con nuestra vida, y es menester conocerlo más íntimamente en su palabra, y en la oración, bajo el poder del Espíritu Santo. ¿Cómo podemos hacer la voluntad de Dios aquí sobre la tierra, si no sabemos cómo pelear contra Satanás? He aquí el Espíritu Santo nos habla a continuación en Romanos 8:26-28: 'Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios, demanda por los santos. Y sabemos que a los que a Dios aman, todas las cosas les ayudan a bien, es a saber, a los que conforme al propósito son llamados.'

Tarde o temprano será necesario saber que si no hay un llamado del Espíritu Santo para conducirle a tener una experiencia del arrepentimiento en el perdón de sus pecados, todavía Dios no ha tenido éxito en su vida. El Espíritu Santo nos conduce a Dios, El es el medio por el cual, podemos recibir el perdón de nuestros pecados en Cristo Jesús. El Espíritu Santo trabaja juntamente con Cristo, y Cristo con El. No es suficiente ingresar solamente a una iglesia para escuchar sermones y cantar himnos bonitos. Es menester tener una experiencia genuina y personal con Cristo en el perdón de sus pecados, y después, mantener una comunión íntima con Cristo por medio de la oración. De ésta manera, apenas estamos comenzando a conocer a Dios, y a la vez conocer a nuestro gran enemigo Satanás. Hay personas que todavía no han sabido gran cosa acerca de Satanás, o cómo pueden vencerlo.

EL ALMA, CUERPO, Y ESPÍRITU DEL SER HUMANO

He aquí, un conocimiento muy importante: tenemos tres partes de nuestro ser: ALMA, CUERPO, y ESPÍRITU. Vamos a escudriñar más a fondo éstas tres partes íntegros del ser humano, para poder ponernos en el terreno de comprender a nosotros mismos, y cómo entender de la manera que Satanás quiere aprovechar de nuestras debilidades.    

1. EL ALMA: Es el ser eterno del  humano, que vivirá para siempre. Encontramos el fundamento en Génesis 2:7: 'Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma viviente.' Para confirmar esto, vemos en Génesis 3:19: 'En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; porque de ella fuiste tomado: pues polvo eres, y polvo serás tornado.'  El Apóstol Pablo habla algo muy profundo acerca de esto en I de Corintios 15:35-58, sinembargo voy a leer únicamente el versículo 45, que dice: 'Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adam en ánima viviente; el postrer Adam en espíritu vivificante.' El Espíritu Santo es muy poderoso, y puede partir el alma y el espíritu, como le vemos en Hebreos 4:12: 'Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.'  Cristo habla del valor del alma en Mateo 16:26: 'Porque ¿de qué aprovecha al hombre, si granjeare todo el mundo, y perdiere su alma? O ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?  Otra vez el Apóstol Pablo dice en I de Tesalonicenses 5:23: 'Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo.'    

2. EL CUERPO: Es la caja física, sea bonita o fea, del ser humano, y es su casa terrenal. Esta es la parte del ser humano que nos llama más la atención, porque es la parte que vemos, palpamos, apreciamos, amamos: y creemos que es una persona. Cuán equivocados somos, porque el cuerpo es solamente la caja donde habita esa persona, no es la persona. Al mismo tiempo, esa caja física, puede ser la casa en donde vive Dios, o en cambio: es donde vive demonios o espíritus inmundos, que lo hace un taller sucio para Satanás. El Apóstol Pablo nos exhorta en Romanos 6:12-13: 'No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, para que le obedezcáis en sus concupiscencias; Ni tampoco vuestros miembros al pecado por instrumentos de iniquidad; antes presentaos a Dios como vivos de los muertos, y vuestros miembros a Dios por instrumentos de justicia.'  Todavía sigue su exhortación en Romanos 12:1-2: 'Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro racional culto. Y no os conforméis a este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.'    

3. EL ESPÍRITU: Es dado por Dios al ser humano, y es la parte más íntima. El espíritu es la parte que nos motiva, nos anima para hacer las cosas que hacemos. Aquí es donde la persona permite a Dios vivir en su espíritu, o en cambio: en donde Satanás puede posesionarse de esa persona. Para el cristiano lleno del Espíritu Santo se aplica Romanos 8:26-27: 'Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios, demanda por los santos.'  En cambio: entre los muchos casos de liberación de espíritus inmundos y demonios por Cristo, cuando andaba sobre la tierra, vemos en Lucas 11:14: 'Y estaba él lanzando un demonio, el cual era mudo: y aconteció que salido fuera el demonio, el mudo habló, y las gentes se maravillaron.'  Cristo nos da a entender un poco más acerca de ese mundo de Satanás en Lucas 11:24-26: 'Cuando el espíritu inmundo saliere del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Me volveré a mi casa de donde salí. Y viniendo, la halla barrida y adornada. Entonces, va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, habitan allí: y lo postrero del tal hombre es peor que lo primero.' 

Es importante de ver lo que el Apóstol Juan dice en I de Juan 4:6: '...Por esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.'  El espíritu del ser humano, es el terreno amplio donde el poder de Dios puede ser manifestado en la vida del cristiano; o en cambio: donde Satanás puede trabajar con éxito en la vida de la persona que es entregada completamente a él. El espíritu humano es el área de nuestra vida que es muy delicado, y donde se necesita el discernimiento: entre el Reino de Dios, y lo que es de Dios; y el Reino de Satanás, y lo suyo. Puede ser reconocido como el mero terreno de batalla para la persona espiritual, y los guerrilleros en la oración. Aquí es donde la vida de oración y el ayuno se dividen entre las personas espirituales, y las que solamente asisten a los templos, sin profundizarse en las cosas de Dios, o su vida espiritual.

Los demonios y espíritus inmundos

La Biblia habla en muchas ocasiones de 'demonios' y 'espíritus inmundos'. Cristo los echó fuera de personas que estaban atormentados por ellos en algunas ocasiones durante su ministerio terrenal. Al mismo tiempo, cuando Cristo estaba para regresar al cielo, después de su resurrección, dio la autoridad a todos sus seguidores para lanzar fuera a esos demonios. Vemos en Marcos 16:15-18: 'Y les dijo: Id por todo el mundo; predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creyeren: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; quitarán serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.' Hay personas que creen que los ángeles caídos se cambiaron en demonios y los espíritus inmundos.

En cambio: Hay otras personas que creen que los ángeles caídos permanecen con su misma apariencia; y todavía más, que había otra clase de espíritus en el cielo, que se fueron con Satanás en su caída, que ahora son esos demonios y espíritus inmundos. Siendo que no hay textos bíblicos para comprobar ni lo uno, ni lo otro, hay lugar para la especulación. No se hace referencia a los demonios o los espíritus inmundos como que eran ángeles caídos, puede ser que son otra raza que estaba en el cielo. Cuando lleguemos al cielo, entenderemos todos los misterios. Una cosa sabemos, que son miles de millones de esos agentes de Satanás, que están atormentando a los cuerpos de hombres y mujeres, que desean tener su liberación de esa fuerza maligna de Satanás. Viendo el asunto en un nivel más alto y espiritual, Dios busca quienes podrán echar esos demonios afuera de sus víctimas. Cristo prometió el poder para lanzar esos espíritus fuera, a todos sus seguidores, y El lo respalda con hechos. Por supuesto es para los que aman y sirven al Señor de todo corazón, que han tenido una experiencia con Cristo en el perdón de sus pecados, y andan en santidad ante Dios.

Reconociendo la lucha en la esfera espiritual

Nuestras victorias y triunfos sobre las obras de la carne son ganadas solo con un fuerte esfuerzo, cuando reconocemos los principados y potestades de nuestro enemigo Satanás. Si no hemos dado cuenta de la presencia de él, entonces, ¿cómo podemos vencerlo y ganar la victoria sobre él? Vemos en II de Corintios 10:3-5: 'Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, (Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;) Destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y cautivando todo intento a la obediencia de Cristo.'  En Efesios 6:10-18 dice que podemos conocer la armadura de Dios que está dispuesto para cada cristiano: 'Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y estar firmes. Habiendo acabado todo. Estad pues firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la cota de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz; Sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de salud, y la espada del Espíritu; que es la palabra de Dios; Orando en todo tiempo con toda deprecación y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda instancia y suplicación por todos los santos.' Nunca debemos de pensar sobre nuestras derrotas o luchas cuando el enemigo nos ha ganado, alcemos nuestra vista a Cristo, el Consumador de nuestra fe, y quien está diciéndonos que falta poco tiempo ya, para ver la victoria sobre Satanás. Acuérdese que ya no son años y años que le quedan para Satanás para hacer su obra de maldad aquí en la tierra. Ese enemigo reconoce que su tiempo está acabando. Sea usted un intercesor en la oración para ver caer las fortalezas de Satanás. Con la oración y ayuno: verá como Dios responde a sus súplicas con grandes victorias para el reino de nuestro Dios.

El espíritu del anti-cristo ha estado aquí en la tierra desde los tiempos muy antiguos, sin embargo nada como en éstos días. Quiero poner unos conocimientos a su disposición para que pueda despertarse a la realidad de lo que está pasando. Por muchos años hemos sabido acerca de los mensajes subliminales atrás de los relámpagos en las caricaturas en la televisión y los videos. La verdad es, que éste método fue usado para programar a millones de niños, para ser usados en hacer cosas próximas que están para acontecer sobre la tierra.

El final de Satanás

El profeta Daniel habla acerca de los últimos días, y vemos lo que dice en Daniel 12:1-2: 'Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.' El Apóstol Juan sigue la continuación de éste gran episodio con Satanás en Apocalipsis 12:7-9: 'Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles, y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.' Esta porción de la profecía del Apocalipsis habla del tiempo de la Tribulación sobre la tierra. Leemos el versículo 12 del mismo capítulo 12: 'Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros, teniendo grande ira, sabiendo que tiene poco tiempo.' Satanás fue arrojado del cielo a la tierra, y vemos que hace un fuerte esfuerzo viendo que su fin se acerca. Cristo dice en Mateo 24:21-22: 'Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.'  Entonces Satanás se levantará una grande persecución sobre el pueblo de Dios al empezar el tiempo de la Tribulación, como dice en Apocalipsis 13:7: 'Y le fue dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fue dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente.' 

Habrá una fuerte persecución como nunca ha habido sobre la tierra. En esos días verán multitudes de mártires cristianos, entonces, el Señor Jesucristo vendrá como relámpago para levantar a su iglesia, y el Espíritu Santo irá con ella. Aquí sobre la tierra se sentarán densas tinieblas espirituales como nunca ha visto. Esta será la Tribulación. Son solamente 7 años que durará esa Tribulación, y luego vemos el principio del final de Satanás en Apocalipsis 20:1-3: 'Y vi un ángel descender del cielo, que tenía la llave del abismo, y una grande cadena en su mano. Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años; Y le arrojó al abismo, y le encerró, y selló sobre él, porque no engañe más a las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto es necesario que sea desatado un poco de tiempo.'  Aquí vemos el triste fin de Satanás en la porción que sigue, Apocalipsis 20:7-10: Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Y el diablo que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás. Así termino con el episodio de Satanás espero les haya sido de interés y recuerden: "El que tenga oídos, oiga…"dice el Señor.

 

 

Autor:

Jorge Alberto Vilches Sanchez

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda