Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El desarrollo local sostenible, la infotecnología y la universidad




  1. Resumen
  2. Desarrollo
  3. Bibliografía

Resumen

En el presente trabajo se abordan concepciones relacionadas con los modelos de desarrollo local sostenible, se presentan como una alternativa para enfrentar la grave crisis global a la que ha sido arrastrada la humanidad. Se evidencia la importancia que tiene la infotecnología,  en la implementación del modelo  y el papel de la Universidad en su gestión, convirtiéndose en un agente dinamizador del conocimiento y de la actividad científica, puesta en función de resolver los problemas locales.

Palabras claves: Sostenible, y tecnología.

LOCAL SUSTAINABLE DEVELOPMENT, AND THE UNIVERSITY INFOTECH.

SummaryIn this paper we address concepts related to sustainable local development models are presented as an alternative to face the global crisis which humanity has been dragged. It highlights the importance of knowledge management, science, and technological innovation in the implementation of the model and the role of the University in its management, becoming a dynamic agent of knowledge and scientific activity, start function solve local problems.

Keywords: Sustainable, and technology.

Desarrollo

El desarrollo local sostenible es una de las prioridades existentes en Cuba. Esto implica realizar cambios, buscar alternativas que garanticen nacer y crecer con la certeza de que las privaciones humanas serán recompensadas.

El desarrollo local se define como un proceso orientado, es decir, es el resultado de una acción de los actores o agentes que inciden, con sus decisiones, en el desarrollo de un territorio determinado.

Estas decisiones no solamente se toman a una escala local, sino que existen decisiones que tomadas en otra escala (por ejemplo, a nivel nacional o internacional) tienen incidencia en el desarrollo de un territorio dado. ¨La preeminencia de las decisiones de los actores locales, por sobre otras decisiones que no responden a los intereses locales, es lo que define un proceso de desarrollo local¨ (Albuerquerque, F.,2011).

Transcurrida la primera década del siglo XXI  el mundo se enfrenta a grandes desafíos. Una grave crisis global, que se manifiesta en la esfera financiera; energética; alimentaria; medioambiental y hasta de valores,  amenazan con hacer desaparecer la especie humana y  con destruir el  planeta.El término desarrollo local sostenible es ampliamente invocado en la actualidad, no solo por ser una alternativa como modelo de desarrollo ante la caótica situación mundial, sino  porque se ha convertido en una necesidad  para enfrentarla. El tema del desarrollo local sostenible es recurrente en los últimos tiempos, integrando tres términos diferentes en una sinergia para formar el concepto  con nuevas dimensiones. Para su estudio resulta imprescindible conocer cómo han evolucionado las concepciones relacionadas con el desarrollo y cuáles son sus antecedentes históricos, aspectos que se tienen en cuenta para definir: qué se considera local y en qué consiste la sostenibilidad en este contexto.  El término tiene muchas interpretaciones por las autoras que lo emplean en sus trabajos. (Vázquez Barquero, 1999),  lo concibe como un agente de transformación y no tan solo como soporte de los recursos y de las actividades económicas, pues las empresas y los demás actores del territorio interactúan entre sí, organizándose para desarrollar la economía y la sociedad, teniendo como punto de partida para el desarrollo de una comunidad territorial el conjunto de recursos económicos, humanos, institucionales y culturales que constituyen su potencial de desarrollo. Al respecto señalan Íñiguez "Consideramos territorio aquella unidad delimitada por el gobierno, o por otras instituciones u organizaciones no gubernamentales, para ejercer la gestión ordenada de determinadas funciones, como las político-administrativas, las sectoriales y las de organizaciones de masas, religiosas y otras".(Iñiguez, L., 2006)

Las autoras de este trabajo identifica lo local con el municipio, asumiendo lo expresado por (González, 2006) "En el caso de Cuba, el municipio es la unidad básica de la organización político-administrativa del Estado, y la Asamblea Municipal del Poder Popular representa a los Órganos del Poder del Estado en la base. Además de contar con potencialidades a las cuales se hará referencia para la autogestión del desarrollo, las decisiones están más cercanas a la comunidad, y tienen menos complejidades que en la provincia". Conociendo los antecedentes históricos del  término desarrollo y qué se asume como "lo local", es posible identificar el concepto de  desarrollo local, el que ha sido  definido por múltiples autores en sus investigaciones. Existe consenso en asociarlo con actores locales y desarrollo humano,  pero antes resulta importante detenerse en la conceptualización de este último término.  Para (Fernández, 2007) desarrollo humano es un proceso conducente al mantenimiento y ampliación de las opciones de las personas en todas las esferas de la vida.  Mientras que el desarrollo local es definido por (Boiser, 1996), como "(...) los procesos de cambio socio – económico de tipo estructural, delimitados geográficamente (...) que tienen como finalidad última, el progreso permanente del territorio".

Las dimensiones del desarrollo local expuestas por (García, 2008) quien identifica las cuatro siguientes:La económica, caracterizada por la existencia de un sistema productivo que permite a los agentes locales utilizar con criterios de eficiencia los recursos productivos disponibles, a fin de incrementar los niveles de productividad y competitividad; la sociocultural, integrada por el sistema de relaciones socioeconómicas predominantes, las instituciones locales y el sistema de valores de la sociedad, factores que constituyen el fundamento de orden sociocultural del proceso de desarrollo de un territorio; la política y administrativa, en la cual se destaca la importancia de las iniciativas de los agentes locales para formular políticas locales, orientadas a crear el entorno  adecuado para impulsar el incremento de la producción y un desarrollo sostenible a largo plazo; la ambiental, en la cual se destaca el aspecto relacionado con la sustentabilidad de cualquier opción o actividad transformadora del medio ambiente.

El término desarrollo sostenible tiene sus orígenes definiéndose como aquel que pretende satisfacer las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad  de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades, consideran  que se unen definitivamente los tres aspectos que caracterizan al desarrollo local sostenible: la protección al medio ambiente, el crecimiento económico y el aspecto social. Es decir, el desarrollo deja de ser sinónimo de desarrollo económico para pasar a una concepción más integral y compleja, que comprende aspectos tanto ecológicos, concernientes a la preservación del medio ambiente,  como humanos, por ejemplo aspectos políticos, prosperidad económica, salud, educación. A partir  de  la unión de las categorías desarrollo, local y sostenibilidad,  el autor coincide  con (Tejeda, 1996) "que el desarrollo local sostenible es un proceso integral de transformaciones sociales, económicas y ambientales, que permite la participación de la población en la identificación, planificación, ejecución, seguimiento y evaluación de sus propias decisiones, a partir de las estrategias trazadas para garantizar su desarrollo, elevar el nivel y la calidad de vida, así como enriquecer la formación de valores de toda la población".

En Cuba,  al revisar los antecedentes históricos del desarrollo local desde la época de la colonia hasta el triunfo de la Revolución, se comprueba la existencia  de marcadas desigualdades en el desarrollo económico y social entre las regiones occidental y oriental. Desde los primeros días la Revolución encaró el reto  que significaba borrar la  desproporcionalidad que existía, en todas sus dimensiones, en el desarrollo territorial. Aún cuando se ha logrado alcanzar la asimetría en la dimensión social, pese a los esfuerzos, solo se ha logrado reducir relativamente la brecha que existía en cuanto a desarrollo económico, entre los territorios occidentales y orientales. Continúa como una prioridad la reducción de esas desigualdades,  por ello es que en Cuba el desarrollo local se enfoca más como el proceso mediante el cual esa escala implementa las necesarias transformaciones en las dimensiones ambiental, económico-productiva y político-social, a partir de una proyección estratégica elaborada  y un  plan que  se cambiará  y  evolucionará con la práctica de los propios gestores. Pero este desarrollo no es totalmente independiente, sino que debe mantenerse interconectado con el entorno y formando parte de la lógica del desarrollo nacional.

En este sentido, existen importantes oportunidades para el desarrollo local, que lejos de contraponerse  se complementa  con la planificación nacional.La aplicación de un modelo de desarrollo local siempre se rige por principios que se deben cumplir para garantizar su éxito, las autoras asumen los identificados por (Guzón, A. 2006), quien señala:1. Enfoque integral y sistémico del desarrollo, que vincula las dimensiones ambiental, económico-productiva, sociocultural e institucional de manera inseparable. 2. Aprovechamiento de las estructuras existentes en el municipio, teniendo al Poder Popular como líder del proceso; que al desarrollar métodos y estilos de trabajo adecuados, fortalece las relaciones horizontales entre los diferentes actores locales.3. Aprovechamiento y ampliación de espacios  y canales de participación existentes.4. Diseño de la capacitación y formación de los actores.5. La infotecnología, innovación y transferencia de tecnologías, como base de soluciones apropiadas.6. Identificación y movilización de los potenciales productivos, de las características geográficas y medioambientales propias del territorio.

El desarrollo local sostenible en Cuba tiene como reto superar un grupo de debilidades presentes en la actualidad, entre las que está la centralización en niveles superiores  de la toma de decisiones que afectan a los territorios. También las  direcciones  locales  necesitarán  una  mayor  autonomía  para  la  aprobación  de presupuestos, la movilización de los recursos financieros y la ejecución de inversiones,  que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de la población.Otro de los obstáculos a superar está en el cambio de mentalidad  que debe producirse en los actores locales, quienes deben asumir una conducta  más preactiva en la solución de los problemas de su  territorio y no esperar por las instancias superiores de dirección para su solución.Pese a estos retos por superar, el desarrollo local sostenible cubano, está en condiciones excepcionales  para ser implementado,  al contar en  cada municipio con las estructuras de los Consejos Populares y los Órganos Locales del Poder Popular, que unido a  los actores económicos y sociales, están comprometidos con la solución de los problemas de la comunidad y con la elevación de su  calidad de vida.Otra fortaleza  del modelo en la realidad cubana es el elevado nivel de desarrollo y organización de la sociedad, con espacio para garantizar una amplia participación  ciudadana. Pero sin dudas, una de las mayores fortalezas  para su implementación en Cuba es contar con Instituciones Universitarias,  que ponen al servicio del territorio la cultura infotecnológica, contribuyendo a la capacitación y sus programas de investigaciones a la solución de los problemas locales. Resulta oportuna señalar que se entiendo por la infotecnología, para ello se toma en cuenta la definición ofrecida sobre infotecnología que constituye en la contemporaneidad un elemento importante de la cultura general integral asumida como "una cultura de trabajo, basada en un grupo de sofisticadas herramientas de navegación para la búsqueda, la revisión y el procesamiento de la información en formato digital."[1] A partir del concepto se deriva que la infotecnología incide en el desarrollo de la cultura profesional de los especialistas que laboran en las Universidades de Ciencias Pedagógicas y ello debe evidenciarse en la formación de las nuevas generaciones de profesionales de la educación, por lo que este tema tiene gran actualidad y resulta de vital importancia para el logro de los objetivos de las Universidades de Ciencias Pedagógicas.

Las Universidades deben actuar como agentes relevantes en la construcción social del conocimiento y el establecimiento de las conexiones que permitan los flujos de conocimiento"(Núñez, J. 2008). Como se ha declarado, entre los principios que sustentan la implementación de un modelo  de  desarrollo  local  sostenible  la  cultura infotecnológica, es una  base indispensable para el éxito; se hace necesario que tanto los profesionales como las decisiones que sean competentes en sus actividades laborales y sociales, para ello se precisa una constante capacitación, sobre la base de los más actualizados avance de la innovación tecnológica.La preparación consecuente de los profesores de las diferentes áreas universitarias que participan en esta función, adquiere una singular importancia para garantizar la efectividad y calidad de la capacitación, de manera que impacte positivamente en el desarrollo local.La educación de postgrado  que desarrolla la Universidad Cubana, está regulada en la Resolución No. 132/2004 del MES, Reglamento de Educación de Postgrado, que en su artículo 3 plantea: El desarrollo social exige de los procesos continuos de creación, difusión, transferencia y aplicación de conocimientos. El saber, estrechamente vinculado a la práctica, es una fuerza social transformadora que el postgrado fomenta permanentemente para promover el desarrollo sostenible de la sociedad. Tiene como objetivo la formación permanente y la actualización sistemática de los cuadros y reservas,  y para alcanzar estos objetivos adopta como formas organizativas los cursos, entrenamientos y diplomados. La segunda dirección es la formación académica, abordada en el articulo No. 10, de dicho  reglamento,  que  expresa: "La  formación  académica de postgrado tiene como objetivo la educación posgraduada con una alta competencia profesional y avanzadas capacidades para la investigación y la innovación, lo que se reconoce con un título académico o grado científico (…)". La universidad  funge como  un actor social, que forma parte del entramado  de relaciones sociales que se conforman en el entorno que lo contiene y por ende, debe  asumir la responsabilidad de contribuir al desarrollo económico, político, cultural y social de los restantes actores de ese entorno (Pérez, L. 2009).

La Universidad es un actor clave en la infotecnología, y para lograr una gestión que impacte  en el contexto territorial, cuenta con una red de filiales universitarias municipales (FUM), fruto de la universalización de la educación superior. Por tanto la Universidad  no debe ser solo un escenario para cursar carreras en el nivel de licenciaturas, ingenierías o semejante, sino que su capacidad para producir, difundir y aplicar conocimientos, debe extenderse e impactar en el territorio donde están enclavadas cada una de sus FUM.La Universidad, está en condiciones  de poner los conocimientos fruto de las investigaciones de sus estudiantes y de un claustro con un alto nivel científico, al servicio de la solución de los problemas territoriales, surgiendo como un nuevo actor colectivo del conocimiento, promotor del aprendizaje, potencialmente volcado a la innovación, capaz de favorecer la creación de competencias para la asimilación/creación de tecnologías y saberes de significación social, siempre en vínculo con los restantes actores del territorio políticos, administrativos, educativos.

Las iniciativas de desarrollo local toman fuerza en la década de los años ochenta del siglo pasado, con el agotamiento del modelo fordista de desarrollo que, para esa época, no se ajustaba a las exigencias del desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas.

El progreso tecnológico de esa etapa planteaba la necesidad de buscar formas productivas mucho más flexibles y eficientes que garantizaran mayor calidad de las producciones, a tenor de las nuevas exigencias de la demanda mundial. Según la teoría del desarrollo económico local, resultaba extremadamente difícil lograr lo antes expuesto en los marcos del modelo de producción fordista (Francisco Gatto, 2008 p. 10)

Comienza a tomar fuerza la idea de que esa reestructuración tecnológica y organizativa, ese ajuste productivo mucho más flexible, es de hecho más factible en el ámbito del territorio local, el potenciar los recursos de carácter endógeno.

Se produce un cambio importante en la conceptualización del desarrollo —junto a la visión del desarrollo exógeno— que promueve la atracción de capitales y empresas externas para impulsar el crecimiento económico de un territorio; toma fuerza, así, la noción del desarrollo económico local: "Los procesos de desarrollo local se producen gracias a la utilización eficiente del potencial económico local, que se ve facilitado por el funcionamiento adecuado de las instituciones y mecanismos de regulación del territorio"(Vázquez Barquero, 2007, p. 6).

La noción de desarrollo económico se transforma, evoluciona, y se le da un énfasis especial al papel del territorio local en las estrategias y políticas de desarrollo. El desarrollo local comienza a definirse entonces como "un proceso de crecimiento y cambio estructural de la economía de una ciudad, comarca o región, en el que se pueden identificar, al menos, tres dimensiones: una económica, caracterizada por un sistema de producción que permite a las empresas locales usar, eficientemente, los factores productivos, generar economías de escalas y aumentar la productividad a niveles que permitan mejorar la competitividad en los mercados; otra sociocultural, en que el sistema de relaciones económicas y sociales, las instituciones locales y los valores, sirven de base al proceso de desarrollo, y otra político-administrativa en que las iniciativas locales crean un entorno local favorable a la producción e impulsan el desarrollo sostenible", (2008, p1).

Otros autores, como Romeo Cotorruelo Menta, lo asocia a "un proceso de objetivos múltiples, que son: eficiencia en la asignación de recursos para la competencia territorial; equidad en la distribución de la renta y equilibrio del entorno medioambiental para la conservación del sistema productivo territorial" (2008, p 2). Se trata según Francisco Alburquerque, de un: …desarrollo capaz de extender en la mayor medida posible el progreso técnico y las innovaciones gerenciales en la totalidad del tejido productivo y empresarial de los diferentes territorios, a fin de contribuir con ello a una mayor generación de empleo productivo e ingreso, y a un tipo de crecimiento económico más equitativo en términos sociales y territoriales, y más sostenible ambientalmente, (Francisco Alburquerque, 2008 cap. 4, p. 2).

Siguiendo la idea de este último autor, en esta nueva concepción del desarrollo los agentes principales ya no son únicamente la administración central del Estado y las grandes empresas, sino los gobiernos locales, las pequeñas y medianas empresas, y los actores sociales, entre otros. Estas teorías prestan especial atención al nuevo papel que deben desempeñar las empresas y el gobierno local como agentes económicos. En el caso de las empresas, deben adaptarse a las nuevas exigencias de la innovación tecnológica y organizacional, y a la cualificación de los recursos humanos. En lo que a los gobiernos respecta, estos deben centrar la atención en los problemas del tejido empresarial local, y en la elaboración de una estrategia de fomento económico local concertada y ejecutada con los actores sociales.

Nótese que, aunque en los distintos enfoques de la teoría de desarrollo económico local aparece la cuestión medioambiental, el énfasis se hace no en esta dimensión del desarrollo, sino en la económica; los agentes económicos no son identificados plenamente como agentes económicos del desarrollo sostenible donde la empresa, además del papel que desempeña el territorio local como agente económico en materia de innovación, capacitación, competitividad y productividad, tiene que preocuparse no solo por obtener un excedente cada vez mayor, sino también por elaborar productos aceptables desde el punto de vista ambiental; reducir, con tendencia a eliminar, aquellos residuos perjudiciales para el medio ambiente; minimizar los riesgos medioambientales generados por ella, dentro y fuera de sus instalaciones; reducir, cuando sea posible, el consumo de recursos naturales en las distintas actividades económicas; dar prioridad a la utilización de recursos renovables como materias primas y materiales, y destinar otros para las inversiones de restauración y preservación del entorno donde se encuentra enclavada; utilizar tecnologías limpias, y minimizar al máximo la presencia de agentes ambientales procedentes del proceso de producción que puedan afectar la salud de los trabajadores.

Otra de las iniciativas de carácter local en Cuba, es el estudio realizado en las localidades de Matanzas para diagnosticar los diferentes niveles de desarrollo de estas, centrando la atención en la mortalidad infantil —una de las variables de la dimensión social— y en el orden económico, en el índice de ocupación y en la productividad del trabajo. Resulta incuestionable la importancia que tiene este análisis para el desarrollo territorial, pero, sin lugar a duda, este enfoque del desarrollo local no tiene en cuenta la sostenibilidad ambiental del desarrollo (Elier Méndez Delgado, 2003, p.43).

En el resto del territorio, el proceso de desarrollo local que se ejecuta en el ámbito municipal resulta insuficiente, por cuanto los aspectos relacionados con esta esfera se tratan de forma parcial, sin lograr una integración de los procesos clave de la gestión económica, social y ambiental; se requiere, entonces, un perfeccionamiento de la orientación hacia la sostenibilidad, que permita su integración y mejoramiento en el ámbito del municipio.

La infotecnología es hoy, una fuente de búsqueda que debe ser muy bien aprovechada.El modelo de desarrollo local sostenible es una alternativa para enfrentar la crisis global que afecta a la humanidad y que amenaza con hacerla desaparecer producto del sistema capitalista.Entre los retos que tiene el  desarrollo local sostenible en Cuba está transformar la mentalidad de cuadros de dirección, profesionales y toda la sociedad en general, para asumir las responsabilidades desde las estructuras de base, resolver los problemas del desarrollo, desde la dimensión local.

El desarrollo local es un proceso: territorial, humano, multidimensional, integrado, sistémico, sustentable, institucionalizado, participativo, planificado e innovador.

El desarrollo local puede constituir una respuesta alternativa para la economía por ser un proceso activador de la misma y dinamizador de la sociedad local, que entre sus objetivos principales tiene: aprovechar recursos endógenos, lograr crecimiento económico, crear empleo, generar riquezas, mejorar la calidad de vida y conservar la tradición cultural.Para lograr ese cambio de mentalidad es necesaria una aceptada cultura infotecnológica en las universidades, que posibilite capacitar a todos los estudiantes y profesores.

Bibliografía

Albuerquerque, F. (2011). Desarrollo económico local y cooperación

descentralizada para el desarrollo: Desarrollar lo local para una globalización

alternativa. Consultado en:

http://www.monografias.com/trabajos62/desarrollo-local- administracionpublica/desarrollo-local- administracion-publica 2 . sh tml

Iñiguez, L. (2006). Heterogeneidad territorial y desarrollo local.

Vázquez Barquero, A. (1999). Desarrollo, redes e innovación. Madrid: Ed.

Pirámide.-- S.A.

González, A. (2006). Iniciativa municipal para el desarrollo local: una propuesta

novedosa. En Desarrollo local en Cuba: Retos y Perspectivas.-- La

Habana: Ed. Academia.

Fernández, A. (2007). Metodología para gestionar el progreso del potencial

humano de las SUM en La Habana. Tesis en opción al grado de Doctor en

Ciencias de la Educación. Universidad de La Habana. Cuba.

Boiser, S. (1996). Modernidad y Territorio.-- Cuadernos del ILPES. Santiago de Chile.

García, C. (2008). Desarrollo local y la infotecnología. En Desarrollo

local en Cuba: Retos y Perspectivas.-- La Habana: Ed. Academia.

Tejeda, H.N. (1996). El Desarrollo Local y la La infotecnología.

Reflexiones.- La Habana: Universidad Agraria de La Habana: Ed. Fructuoso

Rodríguez Pérez.

Guzón, A. (2006). Estrategias municipales para el desarrollo.-- En Desarrollo

local en Cuba: Retos y Perspectivas.-- La Habana: Ed. Academia.

Núñez, J. (2008). Universidad conocimiento y desarrollo local.-- En Desarrollo

local en Cuba: Retos y Perspectivas.-- La Habana:Ed. Academia.

"Desarrollo local sostenible" en www. puc.cl, p. 1.

Romeo Cotorruelo Menta. (2008). Aspectos estratégicos del desarrollo local, p. 2.

Pérez, L. (2009) Impacto de la educación de postgrado en la pedagogización  de la sociedad cubana [versión electrónica]. Recuperado el 10 de noviembre de en http://www.unah.edu.cu.

Vázquez Barquero. (2006). Desarrollo Económico local": aproximación a un

marco conceptual, p. 6.

Méndez Delgado, Elier. (2003). Una vía para medir el desarrollo

económico local en Cuba, en Revista Economía y Desarrollo, No. 2, p.43.

 

 

Autor:

Lic. Aleisis Mirabal González

MsC. Norka Elvira Roca Ducasse

Lic. Yaremis Blanco González

[1] www.ecured.cu

[2] Profesora asistente. Licenciada en educación Especialidad Informática, UCP “Juan Marinello”, Matanzas.

[3] Norka Elvira Roca Ducasse Máster en Ciencias de la Educación, UCP “Juan Marinello”, Matanzas.

[4] Licenciada en Educación. Secretaria General Facultad Ciencias Técnicas.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Otros

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda