Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Cómo hacer un ensayo

Enviado por Isabel Carrod



Monografía destacada
  1. Acerca del Ensayo
  2. Características del Ensayo
  3. Tipos de Ensayos
  4. Reglas previas para escribir un ensayo
  5. Elección del tema
  6. El rigor en el Ensayo
  7. Cómo escribir un ensayo
  8. El pensamiento critico
  9. Escritores Ensayistas
  10. Ejemplos de ensayos

Acerca del Ensayo

El ensayo es un género relativamente moderno; pueden rastrearse sus orígenes desde épocas remotas. Sólo en la edad contemporánea ha llegado a alcanzar, una posición central. Es muy probable que en su desarrollo y hegemonía, haya tenido gran influencia el pensamiento liberal y el periodismo.

En la actualidad está definido como género literario, pero en realidad, el ensayo se reduce a una serie de divagaciones, la mayoría de las veces de aspecto crítico, en las cuales el autor expresa sus reflexiones acerca de un tema determinado, o incluso, sin tema alguno.

Lo que deslinda el ensayo de otros géneros literarios es un rasgo propio: lo sugiere la palabra misma, la palabra ensayo proviene del latín tardío: exagium, es decir, el acto de pesar algo. Está, además, relacionado con el "ensaye" prueba o examen de la calidad y bondad de los metales. Ensayar, es pesar, probar, reconocer y examinar. Por lo tanto, el ensayo es un escrito generalmente breve, sobre temas muy diversos.

No lo define el objeto sobre el cual se escribe sino la actitud del escritor ante el mismo; en el fondo, podría ser una hipótesis, una idea que se ensaya. El ensayo es un producto de largas meditaciones y reflexiones, lo esencial es su sentido de exploración, su audacia y originalidad, es efecto de la aventura del pensamiento.

Un ensayo es un escrito en prosa, generalmente breve, que expone con hondura, madurez y sensibilidad, una interpretación personal sobre cualquier tema, sea filosófico, científico, histórico, literario, etc.

En la manera con que se expone y enjuicia un tema colinda con el trabajo científico, con la didáctica y la crítica. No sigue un orden riguroso y sistemático de exposición. El punto de vista que asume el autor al tratar el tema adquiere primacía en el ensayo. La nota individual, los sentimientos del autor, gustos o aversiones es lo que lo caracteriza, acercándose a la poesía lírica. Lo que los separa es el lenguaje, más conceptual y expositivo en el ensayo; más intuitivo y lírico en la poesía.

Características del Ensayo

Sus características son:

  • estructura libre

  • de forma sintética y de extensión relativamente breve

  • variedad temática

  • estilo cuidadoso y elegante

  • tono variado, que corresponde a la manera particular conque el autor ve e interpreta al mundo.

El tono puede ser profundo, poético didáctico, satírico, etc., la amenidad en la exposición, que sobresale sobre el rigor sistemático de ésta.

Se clasifica en: Uno de carácter personal, en el que el escritor habla sobre sí mismo y de sus opiniones sobre hechos dentro de un estilo ligero y natural. Otro, más ambicioso o extenso, de carácter formal o que se aproxima más al trabajo científico, aunque siempre interesa el punto de vista del autor.

El verdadero ensayista debe poseer un perfecto dominio de la materia y buena dosis de cultura general para desarrollar un tema artísticamente a la manera de un motivo musical que se desenvuelve a través de ricas y variadas relaciones tonales. El ensayo es también una especie de divulgación y un juego brillante por el mundo de las ideas.

Tipos de Ensayos

Ensayo literario: El término "ensayo" aplicado a un género literario fue escogido por el escritor francés Miguel de Montaigne (1533-1592) para denominar sus libros: Essais. Algunas de las condiciones que debe satisfacer el ensayo literario son la variedad y libertad temática. El tema literario corresponde más a un problema de forma que de fondo.

Los ensayos de Montaigne establecieron la autonomía del género, parten en muchos casos de citas, de lecturas y de obras literarias, pero hay en ellos muchos otros temas motivados por la observación de las costumbres, el trato humano y la experiencia vital.

El ensayo literario se puede definir a partir de las ideas en juego que abarcan diversas disciplinas como la moral, la ciencia, la filosofía, la historia y la política, las cuales crean un misceláneo dinámico y libre. En el ensayo, el autor plasma sus impresiones y reflexiones acerca de la vida; es y debe ser personal, subjetivo: una visión particular del escritor.

El ensayo por definición, es un concepto incitante que invita a transgredir las normas estéticas y morales. Los periodistas argumentan que todos los días se ensaya a manera de nota informativa sobre la realidad. El ensayo es un producto crítico por excelencia.

Por otra parte, los filósofos defienden el ensayo como una forma de expresión real de las manifestaciones filosóficas, llámese tratado, discurso o réplica. Por tanto, el ensayo no puede ser definido en un solo concepto, las diferentes disciplinas lo adecuan a sus necesidades, y se valen de artilugios para defender su género.

Ensayo científico: Una de las fronteras entre ciencia y poesía está en el ensayo. Se le ha llamado género "literario-científico" porque parte del razonamiento científico y de la imaginación artística. La creación científica arraiga, como la poética, en la capacidad imaginativa, ésta no se puede ignorar totalmente; sin embargo no se aparta de la naturaleza o de la lógica.

El ensayo comparte con la ciencia uno de sus propósitos esenciales: explorar más a fondo la realidad, aproximarse a la "verdad" de las cosas. Comparte con el arte la originalidad, la intensidad y la belleza expresiva.

En el ensayo no hay en realidad un estilo definido, sino muchos según el carácter del autor. Pero sí existe una condición esencial que todos debemos cumplir: la claridad de expresión, esta transparencia que puede dar al lector una mayor comprensión de la autenticidad del pensamiento plasmado por el ensayista.

Reglas previas para escribir un ensayo

  • Ensayar significa comprobar, por medio de este género el autor comprueba lo que piensa y lo manifiesta de manera informal, a modo de una conversación escrita entre él y el lector, con la complicidad de la pluma y el papel.

  • El ensayo es una construcción abierta, se caracteriza porque se apoya en el punto de vista de quien escribe; implica la responsabilidad de exponer las propias ideas y opiniones y respaldarlas con el compromiso de la firma personal.

  • Es un género subjetivo, incluso puede ser parcial; por lo general, el propósito del autor será el de persuadir al lector.

  • Es una forma libre, se rebela contra todas las reglas, en él caben las dudas, los comentarios e incluso las anécdotas y experiencias de quien lo elabora.

  • En el ensayo el autor no se propone agotar el tema que trata, sino exponer su pensamiento; es una reflexión.

  • El autor escribe de algo tan familiar para él que es ya parte suya.

  • Todas estas alternativas engloba el ensayo, pero además el ensayo te exige rigor.

Elección del tema

Si tu tutor o tutora te solicita que escribas un trabajo sobre los valores éticos y la impartición de justicia, te está pidiendo que realices una investigación sobre este tema porque es muy probable que no estés familiarizado con los contenidos del Derecho, pero si te solicita que escribas sobre los niños payasitos que actúan en las calles de nuestras ciudades, frente a los automóviles durante los altos, entonces es muy probable que te esté solicitando que escribas un ensayo; porque desgraciadamente, como latinoamericanos, estamos muy familiarizados con estas experiencias.

El ensayo requiere de tu propia experiencia.

Al escribir sobre los niños payasitos, seguramente podrás exponer tu propia opinión sobre estos niños, tendrás la libertad de escribir a favor o en contra, expresando que son las víctimas de una sociedad y de un Estado injustos o podrás decir que se arriesgan a cientos de peligros en un cometido poco digno con tal de no trabajar.

Quizá quieras narrar alguna anécdota sucedida mientras representaban su breve acto; incluso podrás exponer tus sentimientos y escribir que no comprendes por qué, pero al verlos se te hace un nudo en la garganta y, sin embargo, no sabes en qué forma puedes ayudar a resolver los problemas de los derechos más inminentes del ser humano en nuestro país.

Todas estas alternativas caben en el ensayo, pero además el ensayo te exige rigor.

El rigor en el Ensayo

Escribir bien.

  • 1) Sustentar la validez de tu opinión:

  • Confrontar tu texto con otros textos sobre el mismo tema.

  • Aportar un análisis que requiere de la fundamentación de una hipótesis central.

  • 2) Sea cual fuera tu opinión, por ejemplo, los niños de las calles, tendrás que explicar las causas que motivaron la aparición de estos niños en las calles.

  • Por lo tanto tendrás que realizar una investigación, de recopilación de datos y de conjunción de opiniones.

Cómo escribir un ensayo

Tú puedes escribir un ensayo sobre cualquier tema y disciplina siempre y cuando cumplas con los criterios que requiere.

Para elaborar correctamente tu trabajo escrito utiliza la mayoría de tus habilidades de razonamiento. Aplica las estrategias del pensamiento crítico toma en cuenta que el proceso de pensar no es lineal, a veces podrás sentirte confundido, pero hazte preguntas que te guíen para elaborar correctamente un trabajo escrito, aunque este proceso no se evidencie en el producto final.

En otras palabras, para escribir un ensayo tendrás que responderte a ti mismo algunas preguntas relacionadas con el pensamiento crítico, estas preguntas no aparecerán en el ensayo, pero es posible que sí aparezcan varias de tus respuestas.

El pensamiento critico

En la educación universitaria es absolutamente necesario utilizar el pensamiento crítico.

Al escribir un ensayo, deberás plantearlo desde el pensamiento crítico, a continuación se presentan algunas estrategias que te apoyarán.

Utilízalas como guía y no como un patrón inflexible, emplea las que te ayuden a lograr tu propio objetivo de trabajo, te apoyarán para aclarar tus propias metas y desarrollarán tus habilidades de razonamiento, que correspondan al pensamiento crítico.

Evalúa (Estimar el valor de una cosa)

  • 1. Establece el uso, la meta, el modelo desde donde te puedas apoyar para juzgar el valor de la cosa.

  • 2. Realiza juicios de valor. (Discernimientos sobre la cosa).

  • 3. Elabora una lista de las razones en las que bases tus juicios.

  • 4. Especifica ejemplos, evidencias, contrastes, detalles que apoyen tus juicios, clarifica tus razonamientos.

Discute o dialoga (Dar pros y contras sobre las aseveraciones, cotizaciones, políticas, etc.)

  • 5. Elabora una lista con los principios que debas comparar y contrastar.

  • 6. Juzga las similitudes y las diferencias de cada uno.

  • 7. Aporta detalles, ejemplos, etc. que apoyen y aclaren tus juicios.

  • 8. Considera sobre todo las similitudes o las diferencias.

  • 9. Define la importancia de las similitudes y las diferencias en relación con la finalidad de los principios que compares.

  • 10. Analiza (Dividir en partes)

  • 11. Divide el objetivo de la cosa (ensayo, proceso, procedimiento, objeto, etc.) entre sus partes principales.

  • 12. Escribe y relaciona estas secciones con las que tú debas de realizar:

  • 13. describir, explicar, etc.

  • 14. Crítica (Juzgar los aspectos buenos y malos de una cosa)

  • 15. Elabora una lista con los aspectos buenos y malos.

  • 16. Desarrolla detalles, ejemplos, contrastes, etc. que apoyen los juicios.

  • 17. Considera sobre todo los juicios de calidad.

  • 18. Explica (Demostrar las causas o las razones de una cosa)

  • 19. En la ciencias, por lo general, se señalan cuidadosamente los pasos que llevan a que algo produzca algo (causa-efecto).

  • 20. En las materias humanistas y en las ciencias sociales, se elabora una lista de los factores que influyen en el desarrollo de la evidencia y la influencia potencial de cada factor.

  • 21. Describe (Dar las característica principales de una cosa)

  • 22. Elige los aspectos que más destacan o son los más importantes de la cosa.

  • 23. Desarrolla detalles, aclaraciones que ilustren y ofrezcan un retrato claro de la cosa.

Argumenta (Dar razones sobre la toma de una posición contra otra, en cuanto a una cosa)

  • 1. Elabora una lista de las razones para tomar una posición en cuanto a una cosa.

  • 2. Elabora una lista de razones contra la posición opuesta.

  • 3. Refuta las objeciones contra tus razones y defiende tus razones contra las objeciones.

  • 4. Amplía tus razones, objeciones y respuestas con detalles, ejemplos, consecuencias, etc.

Demuestra (Mostrar algo)

Cómo muestres la cosa depende de la naturaleza de la materia o disciplina. Para mostrar algo debes suministrar evidencia, clarificar sus fundamentos lógicos, apelar a sus principios o a sus leyes y ofrecer extensas opiniones y ejemplos.

Escritores Ensayistas

Para adentrase en el mundo del Ensayo, se sugiere encuentres un buen ensayo como modelo y lo analices, es más fácil comprender los criterios en que se basa a través de un ejemplo que en forma abstracta.

Te proponemos que leas, por ejemplo, un excelente ensayo muy breve, "Antología del pan", escrito por Salvador Novo, uno de los ensayistas más importantes de la literatura mexicana. Por su calidad este ensayo es literario.

Uno de los mejores ensayistas mexicanos fue Octavio Paz, la mayoría de sus libros son ensayos, uno de los más conocidos es "El laberinto de la soledad", el libro entero es un ensayo dividido en varios ensayos, cada uno de los capítulos son ensayos, como por ejemplo, "El pachuco y otros extremos".

Notarás la magnífica prosa y la gran erudición de su autor, para escribir sobre los temas que trata utiliza su propia experiencia, cultura y seguramente investiga para respaldar su hipótesis central, que en el caso del ensayo es la opinión del autor, su punto de vista subjetivo, pero no por eso menos documentado.

Los ensayos, por lo general, son literarios debido a que su principal objetivo es que el autor exprese su opinión sobre un determinado tema, y las otras disciplinas, incluso en las de ciencias sociales, como la Historia, se exigen objetividad, es decir, que la hipótesis central se sustente con hechos y no con opiniones.

Con seguridad en la biblioteca encontrarás estos textos:

Salvador Novo, "Antología del pan", en José Luis Martínez, El ensayo mexicano moderno II, Fondo de Cultura Económica, México, 1984.

Datos del autor:

Salvador Novo (México 1904-1974), perteneció al grupo de Contemporáneos, en 1925 interviene en la preparación de Lecturas clásicas para niños, por los mismos años realiza antologías de cuentos mexicanos e hispanoamericanos y de la poesía norteamericana y francesa modernas y de Lecturas hispanoamericanas modernas.

En 1927 dirige con Xavier Villaurrutia la revista Ulises, que iniciaba en México la modernidad literaria, fue profesor de literatura en la Escuela de Verano, jefe del Departamento Editorial de la Secretaría de Educación Pública.

Posteriormente se destaca en el periodismo, especialmente como ensayista. De 1946 a 1952 fue jefe del Departamento de teatro del INBA, autor, director, traductor y empresario teatral. En 1952 ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua y en 1967 recibe el Premio Nacional de Letras.

Octavio Paz

El laberinto de la soledad, Ediciones Cuadernos Americanos, México, 1950.

Libertad bajo palabra, FCE, México, 1949.

El mono gramático, Seix Barral, Barcelona, 1976.

Datos del autor:

Octavio Paz, poeta y ensayista mexicano (1914-1998) Recibió el premio Nobel de Literatura en 1990.En el ensayo Paz destaca las paradojas de la historia, en su prosa aparecen las siguientes constantes: Una fascinación por las máscaras, las defensas psíquicas, probable influencia de Freud, una sostenida reflexión sobre los poderes y fallas del Estado moderno.

Ejemplos de ensayos

ENSAYO 1:

ANTOLOGIA DEL PAN DE SALVADOR NOVO

El Pan, según la Biblia, resulta ser tan antiguo como el hombre mismo. Adán, vegetariano, al ser echado de su huerta, no sólo fue condenado a ganarlo con el sudor de su frente, sino que iba en lo sucesivo a alimentarse de carnes –caza y pesca- para tragar, las cuales necesitaban acompañarse de pan, tal como nosotros. Las frutas y las legumbres pasan sin él. Más para aquellas constantes excursiones de nuestros abuelos prehistóricos, como para las nuestras, era bueno llevar sándwiches. Toda pena es buena con pan. Y el que tiene hambre, piensa en él. Lo comen las personas que son como él de buenas. Calma el llanto. ¿A quién le dan pan que llore? Y las personas sinceras le llaman por su nombre, y al vino, vino.El pan es sagrado. Manhá "¿qué es esto?" "El pan que se cuaje en torno de nosotros, mejor que en los trigales:" Antes, Lot (Génesis, III) hizo una fiesta "e hizo pan". Y Abraham, cuando recibió a los ángeles, ordenó a la diligente Sara (Génesis XVIII) que preparara panecillos.

El pan no armoniza con ciertos guisos ni con determinados líquidos. Por eso a las personas inarmónicas se les llama "pan con atole" y es preferible comer tortillas con los frijoles y piloncillo con el atole. Tal hacían los indios y todavía o aceptan el pan. Es sagrado, he dicho, y es católico. Conformándolo con diversas maneras se celebran fechas notables: las roscas de reyes, el pan de muerto, y desde luego las torrijas y la capirotada y los chongos.

El pan es inseparable de la leche. Si incompatible con el atole, es indispensable con el chocolate o con el café con leche. Niños y viejos lo bendicen porque se reblandece mojándolo en "sopas". No es menor su interés literario. ¿En qué novela con calabozos no aparece, con el jarro de agua, un pan duro? ¿En qué novela con altruismo no se habla de los mendrugos o de las migajas y no se dice: "nos arrebatan el pan."? ¿Y el amargo pan del destierro?

En nuestros pueblos, coloniales aún, el pan se vende en las plazas, en grandes canastos. Todavía las familias, en las "colonias", tienen un panadero predilecto, aquel que constituye en flirt decorativo que llega a las cinco de la tarde, cuando ellos vuelven del colegio, con su gran bandeja de chilindrinas, hojaldras, violines, huesos, cocoles, monjas, empanadas, roscas de canela, cuernos, chamucos…Las teleras –bolillos y virote, según la región- que consumimos usualmente en la mesa son adecuadamente grandes; parecen encerrar, además, en su forma de puño cerrado, una sorpresa. El pan rebanado, americano –el pan que usted comerá- ya se sabe que nada encierra. (¡Oh, razas blondas que procedéis por partes, por pisos, por años, por capítulos, por tajadas, por estados!)

La telera y el bolillo son aristocráticos, totales e individualistas. Nadie que se respete comerá delante de la gente una sobra de bolillo como se come una rebanada de pan. Y decid, francamente, ¿no halláis preferibles las tortas compuestas a los sándwiches, aun los pambazos compuestos?Mas, ya aparecen casas americanas que reparten pan en automóvil: tostado y de pasas -¡poca imaginación nórdica!-, para todos los usos. Aquellos grandes surtidos de bizcochos para la merienda van desapareciendo. En los cumpleaños ya se parte el birth-day-cakes. El té substituye al chocolate y se toma con pan tostado o con pan de pasas. Los bolillos, grandes trigos, ceden su puesto a las monótonas rebanadas. México se desmejicaniza. "Con su pan se lo coma."

ENSAYO 2:

LA IMPORTANCIA DEL COLOR EN LA VIDA DEL HOMBRE

Es indudable que desde que los animales aparecieron en la tierra dotados de órganos de los sentidos; es la vista uno de más relevantes ya que gracias a él establecieron una relación con el mundo exterior que les permitió conocer el terreno, distinguir el peligro, avizorar su caza y por ende su alimento; más es difícil saber cuáles animales distinguieron el colorido del medio ambiente y no es hasta que el más racional de los animales aparece que podemos tener la convicción que los colores influyeran en su vida y decisiones. Este animal es el hombre.

El color es luz, belleza, armonía y delicia de la vista, pero es sobre todo, equilibrio psíquico, confort y educación. Podemos imaginar cómo los hombres más antiguos aprendieron por la vista de los colores, muchos de los fenómenos naturales, conocieron el azul del cielo y la oscuridad de la noche, el verde de los campos, el árido amarrillo de los desiertos, el blanco gélido de los glaciares  y el rojo de la sangre. También estos colores debieron avisarles las estaciones del año y hasta los cambios de clima según se percibía.Así los colores de la naturaleza deben haber influido directamente en su desarrollo, naciendo el gusto y predilección por algunos. La misma naturaleza prodiga en elementos, fue la que brindo la materia prima para que los colores fueran manipulados por los hombres, provocando se pintaran, posteriormente la necesidad de abrigo los motivo a utilizar los colores de su preferencia en las vestimentas y al paso del tiempo; del conocimiento y perfeccionamiento de esta práctica establecieron que determinadas vestimentas de color fueran utilizadas en galas, festejos, tristezas y guerras.

El hogar de nuestros días no solo requiere color para embellecer y animar, sino color que resuelva las necesidades psicológicas de quienes vivan con él. La elección del color está basada en factores estáticos y también en los psíquicos, culturales, sociales y económicos.

Es así como a través de la historia los colores han influido, en la moda, en los gustos, en las celebraciones más siempre, se han vinculado al estado de ánimo.

Hoy en día se conoce que los colores despiertan sensaciones y sentimientos, así los hay tranquilizadores como el azul, de limpieza y pureza como el blanco, pasionales como el rojo, etc.

El color en las artes es el medio más valioso para que una obra transmita las mismas sensaciones que el artista experimento frente a la escena o motivo original; usando el color con buen conocimiento de su naturaleza y efectos y adecuadamente será posible expresar lo alegre o triste, lo luminoso o sombrío, lo tranquilo o lo exaltado, etc.

Nada puede decir tanto ni tan bien de la personalidad de un artista, del carácter y cualidades de su mente creadora como el uso y distribución de sus colores, las tendencias de estos y sus contrastes y la música que en ellos se contiene.

El color en la arquitectura y decoración se desenvuelve de la misma manera que en el arte de la pintura, aunque en su actuación va mucho más allá porque su fin es especifico, puede servir para favorecer, destacar, disimular y aun ocultar, para crear una sensación excitante o tranquila, para significar temperatura, tamaño, profundidad o peso y como la música, puede ser utilizada deliberadamente para despertar un sentimiento. El color es la magia que transforma, altera y lo embellece todo o que, cuando es mal utilizado, puede trastornar, desacomodar y hasta anular la bella cualidad de los materiales más ricos.El color, como cualquier otra técnica, tiene también la suya, y está sometido a ciertas leyes, que conociéndolas será posible dominar el arte de la armonía, conocer los medios útiles que sirven para evitar la monotonía en un combinación cromática, estimular la facultad del gusto selectivo y afirmar la sensibilidad.El nivel intelectual, el gusto de la comunidad, la localización y el clima también influyen en la elección del esquema y asimismo la finalidad o propósito de cada pieza. Pero entre todos estos factores del color, quizás sea el más importante el psicológico, ¿por qué nos alegra, inquieta, tranquiliza o deprime un determinado conjunto o combinación cromática?

Los colores del interior deben ser específicamente psicológicos, reposados o estimulantes porque el color influye sobre el espíritu y el cuerpo, sobre el carácter y el ánimo e incluso sobre los actos de nuestra vida; el cambio de un esquema de color afecta simultáneamente a nuestro temperamento y en consecuencia a nuestro comportamiento.

Debido a que los colores nos afectan psíquicamente es importante mencionar que uno de los factores importantes en la aplicación de la psicología del color es la personalidad, ya que cada color refleja características del comportamiento, carácter, personalidad y temperamento.

 Cada individuo como la palabra lo índica es único y diferente a los demás, podemos tener características en común, más nunca podremos ser idénticos uno del otro, lo que marca la diferencia son los rasgos particulares de cada persona, que se forman por diferentes factores como el sexo, edad, cultura, etc. dando pie a la formación de un carácter, influyendo en este el temperamento, que son las reacciones innatas que cada persona presenta ante las diferentes situaciones. Los factores anteriores concluyen en la personalidad, siendo esta irrepetible e inigualable para cada individuo.

Los colores forman parte de nuestra vida cotidiana desde que nacemos hasta que morimos, encontrándolos en los edificios y decoraciones de estos, en la naturaleza, en las cosas que utilizamos, en las personas, la moda e incluso en las expresiones coloquiales. Es tal la importancia que tienen en nuestra vida que se han dedicado años de estudio a la explicación coherente y justificada del efecto que tienen sobre las personas, aprovechándose en ocasiones de estas cualidades del color, para casos como la publicidad, el diseño y el arte.

ENSAYO 3:

ENSAYO SOBRE EL AMOR.

El amor es la puerta más grande por donde se puede buscar lo que siempre se ha ansiado y donde se puede depositar lo que nunca se ha dado –porque nunca se pensó tener- el que ama sabe que no siempre encontrará un abrazo y un corazón abierto y el que nunca ha amado, sabe tarde o temprano puede aprender sin lastimarse. Sin embargo el que ya ha amado sabe que nada es seguro.El amor es una especie de sueño, que puede durar un día, un mes un año o un cuerpo. Pero así mismo el que ama sabe que en el proceso podrá llorar de amor, de locura, de desesperación, de capricho o de otras cosas necesarias para el carácter y que la esencia del amor no es dar ni recibir, sino creer.Así mismo, el que ama sabe que nunca recibirá lo que da, porque sabe que aquella persona a quien ha elegido, es eso: una elección, no más que una simple y relativa elección, pero que el amor no está en elegir, ni poseer, no está en nada propio, sino por todo lo contrario, está en lo que no se elige, está en lo que no se ve, en lo que no se escucha, en lo que no se idolatra, está en lo común, en lo diario, en lo cotidiano, en lo mundano.

Así mismo, el que ama está dispuesto a odiar, sabe que en el mismo cuerpo están Dios y Satanás, sabe que en el mismo corazón está la maldad y la bondad, sabe que las sonrisas caminan de la mano de las lágrimas, y que un acto provocador las puede despertar y ponerlas a medir fuerza.

El ama podrá esperar ansioso los resultados de lo que ha sembrado, puede pasar toda una vida, pero el amor no es un árbol que dará frutos, es una semilla seca que no se debe abonar, porque no da frutos, porque el amor se representa con felicidad y la felicidad no es una meta, es una forma de vivir.En cambio el que sabe amar, no espera frutos, sabe que cualquiera puede morir en el intento por vivir, y que cada amante es libre de corresponder, y, pese a todo jamás creerá que la persona a la que ama hace lo que se supone que debe, porque en realidad siempre va a sentir que hace lo que se esperaría que haga, pero no hace lo que desea hacer.

El que ama no usa atrapa sueños, porque el amor no es superstición, es una entrega simple, en donde lo que se sueña no es anormal, sino vivible. El que de verdad ama, no espera recompensas, en realidad el que ama, solamente ama porque todo lo que entrega es en una vía, y quizás ha creído ver reciprocidad, pero en realidad solo ve con los ojos de lo que da, y no siente con la intención de lo que recibe.El que ama cree en los fantasmas, porque aunque no sabe si existen, siempre está pendiente de lo que desconoce, confía en su instinto lo suficiente como para no lamentar haber perdido el camino, lo suficiente como para no entregarse más de lo que está dispuesto a sufrir, porque sabe que podrá ser feliz toda la vida, pero nadie más se lo asegura.

ENSAYO 4:

DE LOS EXTRATERRESTRES DE MAUSÁN A LA DISERTACIÓN DE SIR ARTHUR C. CLARKE

Muchos de nosotros, por no decir todos, hemos escuchado o visto en alguna ocasión al periodista (en algún tiempo lo fue), Jaime Mausán, hablar de ovnis y extraterrestres. En muchas de sus presentaciones en televisión o en sus conferencias, nos presenta evidencias que tratan de convencernos de la existencia no solo de naves extraterrestres sino de seres provenientes de otros mundos tan lejanos que ni siquiera sospechamos donde pudieran localizarse. Así, nos ha mostrado fotografías de supuestos extraterrestres de formas humanoides que han sido fotografiados o más aún, que han quedado atrapados (como el de la película de Spilberg E. T.) en nuestro planeta. Es más se habla de la mítica Área 51 de las fuerzas armadas norteamericanas donde supuestamente se conserva por lo menos un cuerpo de estos supuestos seres. Sin embargo, sus evidencias solo generan discusiones entre la gente común y prácticamente son desdeñadas por la comunidad científica por ser evidencias vagas, poco claras y sobretodo de un origen que nos invita a pensar que nos están viendo la cara.

Sin embargo, pocas disertaciones en ese tema han sido consistentes y sobretodo fundamentadas con conocimiento de causa como la que nos ofrece Arthur C. Clarke en el libro 2001 UNA ODISEA ESPACIAL. Para él, el problema de los viajes espaciales a través del Universo no solo es el único punto a considerar. ¿Qué seres vivos e inteligentes tendrían, no solo el conocimiento, sino la ciencia y la tecnología para hacer esto posible? No solo por el lado que los problemas de la física representan para hacerlos realidad, sino también el cómo superar los problemas que la vida, como la conocemos y concebimos, que nos permita tender un puente entre esos enormes abismos espaciales. Clarke nos plantea una disertación breve pero sustanciosa del aspecto de los extraterrestres inteligentes. 

Para él existen dos corrientes opuestas, los que creen en la apariencia humanoide y los que piensan en que no tienen por qué parecerse en nada a la nuestra. Los primeros abogan por el diseño bilateral de dos brazos, dos piernas y principales órganos sensoriales de superior calidad que al ser básico y simple es difícil de superar. Además este diseño ha sido producto de millones de años de evolución y ha resistido las pruebas de ensayo y error que la naturaleza ha exigido. Las diferencias, pequeñas con respecto a nosotros no representan obstáculo alguno, además esta apariencia les da la ventaja de confundirse fácilmente con nosotros. 

Otros tienen una visión más avanzada. Estiman que seres verdaderamente avanzados carecen de cuerpo orgánico. Con el progreso del conocimiento científico, poco a poco lo harían a un lado, pues los órganos son propensos a las dolencias, enfermedades y mal funcionamiento lo que inevitablemente llevaría a su muerte. Conforme estos órganos se desgastasen serían reemplazados por accesorios que sustituirían su función, los haría más duraderos y sobre todo más resistentes al desgaste. Todo bajo el control del último órgano útil, el cerebro, que continuaría siendo el centro de operaciones de este organismo simbiótico, potencializando los sentidos, haciéndolos más finos y sutiles que lo que el proceso evolutivo hubiera podido lograr. Todo esto está relativamente cerca. Miles de seres humanos usan hoy en día prótesis mecánicas que sustituyen no solo sus extremidades. También hay máquinas que suplen la función de algunos órganos importantes como el riñón, el corazón, ojos electrónicos que permiten ver a los ciegos y aparatos auditivos que permiten oír a los sordos.

El cerebro como ente orgánico también tiene fecha de caducidad y tarde que temprano los procesos degenerativos minarían su función, pero sin lugar a dudas sería el último resto del cuerpo orgánico y que haría factible el control y funcionamiento de todos estos accesorios mecánicos. Sin embargo, hasta el cerebro podría finalmente ser desplazado y el desarrollo de la inteligencia electrónica nos demuestra que no es indispensable e insustituible para ser el reservorio de la conciencia. Finalmente la mente sería capaz de librarse de la materia y poner fin a esta simbiosis mente-máquina, la cual solo constituiría un peldaño hacia lo que los hombres han llamado espíritu. Y si más allá de esto existe algo, nos dice Clarke, solo puede ser llamado dios. 

Esta breve disertación nos lleva a pensar hacia dónde vamos con el desarrollo tecnológico de nuestra era. Gracias a la creación del Internet, ha sido posible crear una realidad paralela al hombre. Una realidad a la que podemos acceder prácticamente desde cualquier parte y que en cierta forma nos da el don de la ubicuidad, el ciberespacio. Una realidad en la que además podemos omitir nuestros defectos y ensalzar nuestras virtudes, donde podemos ser lo que aspiramos, aun y cuando nuestra personalidad sea una gran limitante. ¿Y si a algo más allá de la mente se le puede llamar dios, a esta realidad virtual se le puede llamar el cielo, o el paraíso? Un lugar donde a pesar de nuestra muerte física podemos existir más allá de ésta y quizá en un futuro, eternamente o por lo menos hasta el fin de los días del hombre.

Como toda buena literatura puede dar lugar a una buena película, las historias de Arthur C. Clarke han inspirado buena música. 

Preguntas.

  • 1. ¿Cuál es el tema del primer ensayo?

  • 2. ¿Cuál es el tema del segundo ensayo?

  • 3. ¿Cuál es el tema del tercer ensayo?

  • 4. ¿Cuál de los cuatro ensayos te ha gustado más? ¿Por qué?

  • 5. Ahora, tú escribirás un ensayo. Selecciona uno de los siguientes temas y desarrolla.

Recomendación:

  • 1. Utiliza un diccionario para evitar repetir palabras.

  • 2. No frecuentes una y otra vez la misma idea.

  • 3. Debe ser claro, entendible por todos.

  • 4. Pídele a un amigo que lea tu borrador sin que tú le expliques nada sobre lo escrito. Si lo ha entendido, vas por buen camino.

  • El Odio genera odio.

  • La tecnología.

  • La amistad.

  • El honor.

  • La Internet. ¿Realidad a medias?

  • Mente versus cuerpo.

  • Espíritu humano.

  • Clonación. ¿Clonar la misma conciencia?

  • ¿Dios o ciencia?

  • ¿Cómo resolver los conflictos?

  • ¿Cómo olvidar?

  • La simpleza de la vida.

  • Una vida complicada.

  • Vivir con miedo.

  • Dinero y felicidad.

 

 

Autor:

Isabel Carrod

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda