Analisis del poema Dios de Cesar Vallejo

656 palabras 3 páginas
E incluso en el poema “Dios” en que se dirige al Creador con ternura, se compadece de Él porque lo ve impotente, humanamente torpe, autor de un mundo en apariencia perfecto pero deleznable:
Oh, Dios mío, recién a ti me llego, hoy que amo tanto en esta tarde; hoy que en la falsa balanza de unos senos, mido y lloro una frágil Creación
Es al parecer contradictorio que el bardo se haya aferrado con tanta fe a un dios al que no considera omnipotente, al que incluso ve como a un ser débil y sufriente:
Como un hospitalario, es bueno y triste; mustia un dulce desdén de enamorado: debe dolerle mucho el corazón.
Pero esto no hace más que confirmar lo dicho líneas arriba: que la enorme sensibilidad del poeta lo mantuvo ligado a la religión
…ver más…
Y manifiesta que es Él quien le da vitalidad para continuar (color). Además lo describe como un Ente que cobija, a quien le da una connotación altamente humana, que siente lo mismo que su creación (imagen y semejanza): «Pero yo siento a Dios. Y hasta parece / que él me dicta no sé qué buen color. / Como un hospitalario, es bueno y triste; / mustia un dulce desdén de enamorado: / debe dolerle mucho el corazón.»
El poeta reconoce la presencia de Dios a partir de una actitud de amor. Un amor capaz de ser cuantificado y sentido; y que es, en esencia, algo posible de ser destruido: «Oh, Dios mío, recién a ti me llego / hoy que amo tanto en esta tarde; hoy / que en la falsa balanza de unos senos, / mido y lloro una frágil Creación.»
Ante todo, lo que el poeta ve, como hombre perceptivo, es a un Dios que sufre por lo que ha creado sin poder hacer más que contemplar su obra a través del poeta. Sus planetas (tanto seno girador) son los espacios que Dios ama como parte de Su creación. Y concluye el poeta haciendo algo muy ligado a los rituales cristianos: consagrar. CV bendice a Dios, pues, como ser vital, como Hombre, también tiene un acto de reciprocidad: reconoce en Dios la energía sufriente y viva, como su divina creación: el Hombre: «Y tú, cuál llorarás…, tú, enamorado / de tanto enorme seno girador…/ Yo te consagro Dios, porque amas tanto; / porque jamás sonríes; porque siempre / debe dolerte mucho el corazón.»
Dios es el Hombre

Documentos relacionados

  • Comentario poema XVIII de Trilce de César Vallejo
    2502 palabras | 10 páginas
  • ANALISIS DE LAS OBRAS DE CESAR VALLEJO
    871 palabras | 4 páginas
  • Analisis del poema Dios de Cesar Vallejo
    656 palabras | 3 páginas
  • Trilce, Poema Iii - César Vallejo
    683 palabras | 3 páginas
  • Monografia De Cesar Vallejo
    2873 palabras | 12 páginas
  • Analises Poema 28 Cesar Vallejo
    943 palabras | 4 páginas
  • Aportes de cesar vallejo
    919 palabras | 4 páginas
  • Análisis Del Poema Trilce Ii De César Vallejo
    796 palabras | 4 páginas
  • Analisis de poema - los heraldos negros (cesar vallejo)
    710 palabras | 3 páginas
  • Análisis del poema masa de cesar vallejo
    830 palabras | 4 páginas