Apollinaire Guillaume El Poeta Asesinado Pdf

24094 palabras 97 páginas
E L P O E T A
A S E S I N A D O
G U I L L A U M E
A P O L L I N A I R E

Ediciones elaleph.com

Editado por elaleph.com  1999 – Copyright www.elaleph.com
Todos los Derechos Reservados

EL POETA ASESINADO

I
FAMA
Universal es hoy la fama de Croniamantal.
Ciento veintitrés ciudades en siete países de los cuatro continentes dispútanse el honor de haber visto nacer a ese héroe insigne. Más adelante probaré a dilucidar este importante punto.
Todos esos pueblos han modificado más o menos el nombre de Croniamantal. Los árabes, turcos y demás pueblos que leen de derecha a izquierda, lo pronuncian Latmamainorc. Pero los turcos lo llaman también por raro antojo Pata, lo que en su lengua quiere decir ganso u órgano viril, según os plazca. Los
…ver más…
Luego montó Macarea en su bicicleta, y desapareció. Y triste hasta la muerte, Viersélin Tigoboth maldijo al instrumento de la velocidad que corría hasta perderse al otro lado de la redondez terráquea, en el momento en que el músico se ponía a mear, tarareando una tonadilla...

7

GUILLAUME APOLLINAIRE

III
GESTACION
No tardó Macarea en advertir que Viersélin
Tigoboth habíala dejado preñada.
-Es una gaita -pensó al pronto-; pero la Medicina ha adelantado mucho. ¡Ah! ¡Ese valón! Me parece que todo su trabajo va a resultar inútil. ¿Cómo podría Macarea criar al hijo de un murgante? No, no. Desde ahora condeno a muerte a este embrión.
Ni siquiera me avengo a conservar en espíritu devino a este feto de mala casta. Pero tú, ¡oh vientre mío, sí supieras cuánto cariño te tengo desde que conozco tu bondad! ¿Tan condescendiente eres que accedes a cargar con los bultos que encuentras por los caminos? ¡Vientre harto inocente, eres indigno de mi alma egoísta! Pero, ¿qué digo?, ¡Oh vientre mío! Tú eres cruel, puesto que separas a los hijo de
8

EL POETA ASESINADO

sus padres. No; ya no te quiero. No eres ya sino un saco repleto, ¡oh vientre mio que sonreías con el ombligo? ¡Oh mi vientre elástico, barbudo, terso, combado, doloroso, redondo y sedeño, que ennobleces! Porque tú

Documentos relacionados