Bienvenido al mardi gras de la vida

2997 palabras 12 páginas
Bienvenido al Mardi Gras de la vida
Bienvenido a la fiesta… tome su máscara y entre en la sala, le abriremos la puerta. Coma, beba, baile, disfrute de los placeres que le ofrecemos. Coma hasta saciarse, beba hasta embriagarse, baile hasta cansarse… bienvenido a la vida. No se olvide de ponerse su antifaz, la necesitará. ¿Cuál color prefiere? ¿Verde riqueza? ¿Rojo poder? ¿Azul última tendencia? ¿Amarillo aceptación? ¿Desea ponerle adornos? Tenemos plumas para todos los gustos. Plumas amarillas del ave de la mentira, plumas azules del ave de la moda, plumas verdes del ave de la vanidad, plumas rojas del ave del engaño, y plumas negras, largas y brillantes del ave de la hipocresía… puede tomar el que quiera. Bienvenido a la fiesta, mi Lord.
…ver más…
Él volteó también, para no ser atrapado con “la vista en la masa”. Unos pasos más adelante estaba un mesero de pie con una bandeja en su mano derecha, llevaba copas de vino y champagne. Lord Barxton tomó su copa y se sentó en una de las sillas vacías que estaban junto a las grandes mesas, abarrotadas de comida. Veía aburrido con una expresión de hipnotizado al líquido púrpura dando vueltas en su copa, antes de tomar su primer trago. Pensó en qué iba a poder hacer en esa fiesta, si no reconocía a nadie y nadie lo reconocía a él. En un momento iba a quitarse su antifaz, pero recapacitó: “Es una fiesta de Mardi Gras, no es apropiado andar sin ella”. Así que se la dejó puesta y tomó su segundo trago. Mientras miraba a las demás personas bailando, una tímida adolescente con un antifaz amarillo y una pluma larga de color amarillento (de tal vez 17 años) se le sentó al lado, y tímidamente le saludó. Buenas noches, señor. Buenas noches, señorita – dijo el Lord con dulzura. Esto hizo que la joven se sonrojara tras su máscara. Permítame decirle que esta noche se ve muy galante – dijo la chica tartamudeando un poco. Ahora estaba más sonrojada. Lo mismo puedo decir de usted, señorita – respondió el Lord. No podía ver su rostro completo, pero sus suaves y rosadas mejillas le decían que tenía un rostro angelical. Esta fiesta está increíble. ¿Disfruta de la fiesta? Realmente no mucho – dijo Lord Barxton recordándose del joven de antifaz azul.

-

-

-

Documentos relacionados