Caballos de media noche

2101 palabras 9 páginas
CABALLOS DE MEDIANOCHE

Había vivido y trabajado solo con la Soledad, mi amiga, y en las tinieblas, en las noches y en el silencio durmiente de la tierra había contemplado un millar de veces el sonido de sus oscuros caballos arribando. Y había velado la muerte de mi hermano y de mi padre en las oscuras vigilias de la noche y, cuando, a su hora llegó la figura de la muerte orgullosa, yo la había reconocido y amado.
Thomas Wolfe, From death to morning

- No me gusta el agua - dijo ella, y dibujó un mohín con los labios -. No me gusta nada.
-¿Cómo que no te gusta? -repuso él, mientras la sostenía al borde de la tina-. A las niñas buenas les gusta el agua y se bañan todos los
…ver más…
-Lo dejaste junto a la tina.
-Sí, claro. Qué memoria. No me acuerdo de nada.
El hombre se dirigió al baño.
-Será mejor que duermas -dijo, volviendo al cuarto.
-No tengo sueño.
Él agitó el vaso, haciendo tintinear los cubos de hielo.
-No me gusta eso que tomas -dijo ella.
-¿Cómo lo sabes? ¿Acaso lo has probado?
Ella encogió la nariz.
-Es amargo, horrible, peor que mi jarabe. Casi vomito.
-Bien hecho. Eso te pasa por curiosear donde no debes. Ahora, señorita, voy a apagar la luz.
-Ya pues, no me digas señorita.
-Se acabó la charla. Es hora de dormir.
-¿Te duele la cabeza, papi?
El hombre había cerrado con fuerza los ojos.
-No es nada -dijo, haciendo un gesto de poca importancia-. Me duele un poquito la cabeza. Ya pasará. Hasta mañana.
-Papi.
-¿Qué?
-No te vayas.
Él se acercó y se sentó en el borde de la cama.
-Es tarde, jovencita -le dijo mientras le revolvía la suave madeja de su cabellera negra-. Tienes que dormir.
-¿Y tú?
-Yo también. Ya me voy a acostar.
-Mentira.
-¿Le llamas mentiroso a tu padre?
-Anoche no te acostaste.
-¿Anoche?
-Sí. Tenía sed y me levanté para tomar agua y entonces te vi despierto en la sala. Estabas junto a la ventana, con tu vaso, mirando la oscuridad. Y esta mañana cuando me levanté para ir al colegio todavía seguías ahí.
-Seguramente me había levantado temprano.
-No, porque estabas despeinado y olías feo cuando fui a darte un beso. No te habías lavado los dientes…
-Caray, por lo visto no se te

Documentos relacionados

  • Reseña de la pelicula expreso de media noche
    1381 palabras | 6 páginas
  • Informe De Caballo
    1886 palabras | 8 páginas
  • Caballo de troya 1
    1704 palabras | 7 páginas
  • Metodologia De Investigacion Caballos
    1659 palabras | 7 páginas
  • el caballo de coral
    3392 palabras | 14 páginas
  • Caballos de media noche
    2101 palabras | 9 páginas
  • RESUMEN MORDISCO DE MEDIA NOCHE (capitulo 8-16)
    1432 palabras | 6 páginas
  • RESEÑA CRÍTICA EL MORDISCO DE LA MEDIA NOCHE
    1166 palabras | 5 páginas
  • Resumen De Sol De Media Noche
    1166 palabras | 5 páginas
  • Resumen Caballo De Guerra
    813 palabras | 4 páginas