Cronica De Una Muerte Anunciada

1052 palabras 5 páginas
Capitulo IV

La autopsia es realizada por Carmen Amador, ya que el doctor Dionisio Iguarán estaba ausente.

Heridas en el cuerpo de Santiago Nasar:
Siete heridas eran mortales.El hígado estaba casi seccionado por dos perforaciones profundas en la cara anterior. Tenía cuatro incisiones en el estómago,y una de ellas le destruyó el páncreas. Tenía otras seis perforaciones menores en el colon trasverso, y múltiples heridas en el intestino delgado. tenía en el dorso, a la altura de la tercera vértebra lumbar, le había perforado el riñón derecho. La cavidad abdominal estaba ocupada por grandes témpanos de sangre, La cavidad torácica mostraba dos perforaciones: una en el segundo espacio intercostal derecho que le alcanzó a interesar el
…ver más…
No tuvo que mirar para saber quién era. Estaba gordo y se le empezaba a caer el pelo, y ya necesitaba espejuelos para ver de cerca Bayardo San Román dio un paso adelante, sin ocuparse de las otras bordadoras atónitas, llevaba la maleta de la ropa para quedarse, y otra maleta igual con casi dos mil cartas que ella le había escrito.

Capitulo V

1

la mayoría de quienes pudieron hacer algo por impedir el crimen y sin embargo no lo hicieron, se justifican con el pretexto de que los asuntos de honor son estancos sagrados a los cuales sólo tienen acceso los dueños del drama.

El crimen afecto a varios personajes de la siguiente forma: • Hortensia Baute, se sintió tan afectada por la alucinación que cayó en • una crisis de penitencia, y un día no pudo soportarla más y se echó desnuda a las calles. • Flora Miguel, la novia de Santiago Nasar, se fugó por despecho con un teniente de fronteras que la prostituyó entre los caucheros de Vichada. • Aura Villeros, sufrió un espasmo de la vejiga cuando conoció la noticia, y hasta el día de su muerte necesitó una sonda para orinar. • Don Rogelio de la Flor, el buen marido de Clotilde Armenta, que era un prodigio de vitalidad a los 86 años, se levantó por última vez para ver cómo desguazaban a Santiago Nasar contra la puerta cerrada de su propia casa, y no sobrevivió a la conmoción. • Plácida Linero, nunca se perdonó el haber

Documentos relacionados

  • Cronica De Una Muerte Anunciada
    4201 palabras | 17 páginas
  • Crónica de una muerte anunciada
    2103 palabras | 9 páginas
  • Crónica de una muerte anunciada
    1349 palabras | 6 páginas
  • Crónica de una muerte anunciada
    4096 palabras | 17 páginas
  • Cronica de una muerte anunciada
    1170 palabras | 5 páginas
  • Cronica de una muerte anunciada
    1574 palabras | 7 páginas
  • Crónica De Una Muerte Anunciada
    4214 palabras | 17 páginas
  • cronica de una muerte anunciada
    1705 palabras | 7 páginas
  • Crónica de una muerte anunciada
    1341 palabras | 6 páginas
  • Cronica De Una Muerte Anunciada
    668 palabras | 3 páginas