Cuando me gustaba el futbol

1548 palabras 7 páginas
Cuando me gustaba el fútbol
Raúl Pérez Torres
Yo bajaba con Oswaldo por la Avenida América, rodando la pelota con pases largos de vereda a vereda, cuando mamá salió a la ventana de la casa y me llamó a gritos. Me paré en seco mirando cómo la pelota se iba solita, sin nadie que la detuviera, que la acariciara, como lo hacía yo con mis zapatos de caucho ennegrecido y roto. Oswaldo estupefacto por un momento, corrió luego tras ella y yo regresé donde mamá, limpiándome las manos en el pantalón. Mi vieja, enfadada y marchita, llena de grandes surcos sus mejillas, me habló de la misma manera que hablan todas las madres pobres, me recriminó mi suciedad, mi vagancia y ese juego maldito que destruía mis zapatos y dejaba mi ropa "hecho sendales".
…ver más…
Don Carlos pasaba el dedo por los apóstoles y mascullaba algo entre dientes, luego prendió un foco y se iluminó el cuarto con miles de reflejos dorados que por simple coincidencia venían a estrellarse contra mis ojos, al rato dijo: "cuánto", yo respondí:"cien, mamá lo sacará a fin de mes". Don Carlos lanzó una risotada y gritó: "ni comprado, ni que estuvieran vivos". Tragué saliva y respondí:
"cuánto ofrece" y me sentí como esas mujeres que vendían verduras en el mercado del barrio. Don Carlos fue a su escritorio y sacó dos billetes de a veinte, diciéndome: "toma esto condenado para que no te vayas con las manos vacías, firma aquí" y me señaló el libro azul con la pasta rota . Firmé y recogí los dos papeles y sentí un profundo resentimiento con mamá, con Oswaldo, con don Carlos y con esos viejos plateados de la Divina Cena. Cuando me retiraba, don Carlos me gritó: "espera la contraseña" y me lanzó un recibo que lo doblé y guardé en el bolsillo de la camisa junto con los billetes, pensando en que ya teníamos para otro día de comida. Antes de salir pedí a Oswaldo que saliera primero y me avisara si Gabriela estaba en la ventana. Oswaldo salió alegre, pateando la pelota y luego me hizo unas señas que yo no entendí bien. Cuando salí, la voz inconfundible de Gabriela me gritó r''Chino", pero yo acalambrado hasta los talones me lancé contra Oswaldo, le quité la pelota y corrí con todas mis

Documentos relacionados

  • Lo que debas ser
    963 palabras | 4 páginas
  • Tato Y Carmela Amores Y Morrales
    596 palabras | 3 páginas
  • La Niña Que Me Robo El Corazon
    668 palabras | 3 páginas
  • AUTOBIOGRAFIA ANALISIS FINAL
    2320 palabras | 10 páginas
  • Analisis De Templado
    1021 palabras | 5 páginas
  • cupido es un murcielago
    681 palabras | 3 páginas
  • Historia de vida
    1284 palabras | 6 páginas
  • Prueba Libro La Abuela
    868 palabras | 4 páginas
  • Los ojos del perro siberiano resumen
    895 palabras | 4 páginas
  • Las historias de las cucharas cap por cap
    2935 palabras | 12 páginas